“Argentina vuelve al mundo” Veamos como está

tormenta

Esa (estúpida) frase que pongo entre comillas en el título no la tomé de algún forista de los medios masivos, nostálgico de la “Argentina saudita” de las vacas y el trigo para el mercado inglés, ni tampoco de algún comentarista del blog peleándose con la hinchada K. Aunque podría haberlo hecho. No. Es el título de un editorial de El País, que continúa “El acuerdo entre el Gobierno de Macri y los fondos de inversión permite el regreso de Argentina a los mercados“. Queda claro el sentido, entonces: nuestro país acepta nuevamente las reglas de juego, el “sentido común” del sistema financiero internacional. Bajo el cual le ha ido tan bien a España y al anterior presidente Rajoy, podrían agregar en ese editorial.

Creo que una parte muy considerable, mayoritaria, de los votantes de Macri no lo piensa en ese sentido. Tienen la idea, difusa y en muchos sentidos más ingenua, pero no despreciable, de los “países serios”, donde las leyes se cumplen y los servicios públicos funcionan con eficiencia. Podemos, debemos, levantar las banderas de la independencia nacional y de la Patria Grande, pero no hay que olvidar que la mayoría del electorado va a exigir, tarde o temprano, esas cosas. Cristina Kirchner lo tenía claro cuando en la campaña de 2007 dijo que quería tener un país como Alemania. Se refería a eso.

Pero lo que los votantes querían en octubre y noviembre es historia. Lo votaron a Macri para Presidente, y lo que van (vamos) a tener estos cuatro años es un esfuerzo por reinsertar a Argentina en ese sistema financiero, a partir del endeudamiento. Hace un mes subí al blog dos posteos, aquí y aquí. donde analizaba el estado de la economía global, que determina las posibilidades de esa reinserción.

En el segundo, me apoyé en el análisis de la economista Paula Bach, del PTS, que publica en La Izquierda Diario. Ella continuó ahí con el tema, y recurre a su vez a las opiniones de alguien del keynesianismo respetable, Joseph Stiglitz, y del editor del Financial Times, Martín Wolf. No comparto ninguna de las recetas de estas tres ideologías tan distintas, pero que se trata de gente seria e informada, no cabe duda. Los invito a leer a Paula:

“Recesión global: ¿segunda temporada?

“¿Por qué sería conveniente prepararse para la próxima recesión?”, se pregunta retóricamente Martin Wolf. “¿Qué está frenando a la economía mundial?”, indaga Joseph Stiglitz. Janet Yellen advirtió que “la turbulencia mundial podría golpear el crecimiento”, sugiriendo la intención de la Fed de postergar un nuevo incremento de tasas de interés.

Hechos, dichos y anuncios se retroalimentan. Ocho de las últimas nueve sesiones bursátiles europeas cerraron en rojo conduciendo a las plazas del viejo continente a su nivel más bajo en los últimos dos años y medio (El País, 11-2-16). Las dudas sobre la capacidad de pago del Deutsche Bank primero y de Société Général de Francia luego, se sumaron a una banca italiana atrapada en un mar de activos tóxicos, actuando como propulsores claves de las últimas caídas.

Tokio cerró esa semana con su peor racha desde 2008. A principios de año el Banco de Japón –como síntoma de escasa inflación y debilidad económica- anunció la implementación de una tasa de interés negativa para los bancos que quieran ahorrar en la entidad (o sea, quien quiera dejar allí su dinero, tendrá que pagar). Luego de que Yellen exteriorizara sus temores, el Banco de Suecia volvió a bajar las tasas de interés dejándolas en un nivel más negativo aún (-0,5%), con el fin de debilitar su moneda y combatir las tendencias deflacionarias. Suiza, Suecia, Dinamarca y el Banco Central Europeo, hace rato que sostienen tasas de interés negativas.

La propia Yanet Yellen sugirió ahora que no las descarta, precipitando, como era de esperar, una nueva caída de Wall Street. Michael Roberts está en lo cierto: las tasas negativas son resultado de la incapacidad de los tipos de interés cero de cumplir los objetivos de crecimiento e inflación durante los años posteriores a la caída de Lehman. Pero además, las tasas negativas afectan las ganancias de los bancos y contribuyen a explicar el foco bancario de la actual convulsión. Mientras tanto y como también pone de relieve Roberts, Brad DeLong auguraba hace no mucho que “Los economistas del futuro probablemente denominen a esta época como “La más larga Depresión”. El profesor de Berkeley recuerda que antes de la crisis de 2008 solía enseñar a sus estudiantes que durante una perturbación en el ciclo económico, se estaría a un 40% del retorno a la normalidad en un año. Y que la tendencia de largo plazo apenas se vería afectada por las alteraciones del ciclo de corto plazo.

Siempre habría burbujas, pánicos, inflaciones y recesiones que presionarían a la producción y al empleo fuera de su tendencia de largo plazo, pero serían transitorias. Sin embargo recuerda también que en el contexto de las secuelas de 2008, Stiglitz fue uno de los que advirtió que él y los economistas que pensaban como él, estaban equivocados. Y que sin políticas extraordinarias, sostenidas y agresivas, nunca volveríamos a lo que antes de 2008 “pensábamos” como normal. Ahora reconoce DeLong que él estaba equivocado, mientras Stiglitz era quién tenía la razón. ¿Qué hay detrás de tanto escepticismo?

Nueve de las últimas cinco recesiones (o ficciones y realidades)

Las políticas monetarias flexibles y el incremento extraordinario de las deudas –incluyendo el apalancamiento bancario y la continuadavulnerabilidad de la banca europea-, constituyen fenómenos que acompañaron como la sombra al cuerpo el débil desempeño de la economía mundial durante los últimos años. Dicho con mayor precisión y como se manifestó en múltiples oportunidades, estos mecanismos junto con la vigorosa recuperación de China a partir de 2010, fueron responsables de que la economía mundial –aún a costa de un magro crecimiento- evitara una depresión como aquella de la década del ’30 superando en términos técnicos la recesión de 2008/9.

Es cierto que un mundo inundado de dinero barato no estuvo exento de episodios de riesgo financiero –tener en cuenta la crisis europea de 2010/13 y posteriormente Grecia. Pero vale la pena recordar la ironía de Paul Samuelson cuando hace 50 años lanzó que “el mercado de valores había anticipado nueve de las últimas 5 recesiones”. Summers advierte que allende el sarcasmo, las señales deben ser tomadas en serio cuando son de larga duración y provienen de muchos mercados a la vez. La actual, parecería ser una de las cinco “buenas”.

¿Por qué los problemas de la deuda –incluyendo tanto las recientes caídas bursátiles chinas, como las de Wall Street, Japón y las derivadas del apalancamiento de los bancos europeos- se ponen de manifiesto ahora con tanta exaltación? ¿Qué explica el actual consenso de gran parte del ala de los economistas neokeynesianos con respecto a la insuficiencia o ineficiencia –incluso casi exagerada- de las políticas monetarias y la exigencia de políticas fiscales destinadas a reactivar la economía real? ¿Por qué razón la perspectiva de una nueva recesión mundial se dibuja en un horizonte más cercano o más lejano de los economistas de las tendencias ideológicas más diversas? Es evidente que un escenario nuevo se está delineando y una explicación sensata exige volver la vista hacia la correlación entre el mundo de las finanzas y el mundo de la economía real. Para decirlo gráficamente y en pocas palabras, China utilizó más cemento en los últimos tres años que Estados Unidos durante todo el siglo XX. Y como también se expresó desde esta columna -aún independientemente del destino inmediato del gigante asiático- lo que parece seguro es que su economía ya no está creciendo lo suficiente como para continuar atrayendo el capital de los países centrales que no tiene lugar para ser invertido en “casa”. Tampoco parece posible la continuidad de China como el gran motor de la demanda mundial cuestión que a su vez golpea a Alemania que la emplea como destino alternativo de los productos invendibles en la Eurozona.

El crecimiento de China a “tasas chinas” actuó como el “costado real” de masas de dinero barato enviadas al mundo por los países centrales. Y la comunión de ambos aspectos –el real y el financiero- garantizaron el ascenso vertiginoso de los precios de las materias primas y con él, el crecimiento de los llamados mercados “emergentes” y otros exportadores de materias primas que a su vez alojaron grandes masas de capital sin destino en los países centrales. Este proceso se está revirtiendo y en su curso parece estar poniendo de relieve el costado “ineficaz” de las políticas monetarias de los países centrales. Algo de esto parece verificarse en el incremento de la Reserva Federal norteamericana de las tasas de interés en “mal momento” y en los riesgos que ostenta en primer lugar el Deutsche Bank, o Société Général o los bancos italianos. Otros destinos “reales” del capital resultan aún insuficientes, como México, o poco probables –al menos por ahora- como India.

Algo más que una nueva fase

Más allá de los tiempos –impredecibles- y las formas, la conjunción de estos factores parecería estar augurando algo más que un nuevo episodio de la crisis. Si bien hasta cierto punto el proceso que comenzó en 2008 puede periodizarse en fases, dicha periodización debería evitar una operación sumatoria en la que cada episodio resulte la expresión fenoménica de un contenido idéntico. Sobre todo si se tiene en cuenta la definición del apartado anterior relativo a la sinergia entre lo “ficticio” y lo “real”, deben definirse -al menos en retrospectiva- dos grandes momentos.

El primero aquel que se corresponde técnicamente con la Gran Recesión internacional de 2008/9. El segundo está enmarcado por el concurso entre las medidas monetarias y el despegue chino. Es el momento en el que se espanta el fantasma de la Gran Depresión y la recesión se contiene. Por supuesto y como ya se mencionó, este momento se caracterizó por una debilidad endémica y no estuvo libre de diversos episodios incluyendo la conmoción de la banca europea o la inconclusa crisis griega.

Pero si estamos en lo correcto y lo que se está agotando es aquella sinergia, es muy poco probable que nuevas medidas monetarias sin la concurrencia de algún nuevo sector de la economía real, permitan retornar a las condiciones del momento precedente. Lo que aparentemente se está modificando es el sustrato –por llamarlo de algún modo- sobre el que se desarrollaron los acontecimientos desde 2010 a esta parte. Motivo por el cual, más allá de los tiempos y las formas que adquiera –insistimos-, parecería ser que estamos presenciando el inicio de un nuevo momento de la crisis económica mundial“.

Anuncios

31 respuestas a “Argentina vuelve al mundo” Veamos como está

  1. MAGAM dice:

    Ya que estuvo en boca de muchos Einstein y las ondas gravitacionales, cito una frase que se le atribuye:

    “Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro.”

  2. Abel disculpa la grosería, escribe un simple, será posible hacer una foto de ese mundo atado con muchas alambres que muestra la economía mundial, una fotografía que muestre qué implica no lo que implicará en la economía cotidiana de un simple ciudadano de a pie. Desde ya gracias

    • Abel B. dice:

      Para Argentina, en el mejor de los casos: estancamiento con inflación. En el peor: recesión con desempleo. Y no hay mucha distancia entre ambos extremos. En el marco actual, tendremos algo de los dos.

  3. Capitán Yáñez dice:

    Está fenómeno (el mundo, digo).
    La última reunión del G20 fue la cabal demostración. Buena parte de los banqueros centrales del grupo fueron con la nueva panacea: tasas de interés negativas para castigar a los bancos que se devoraron las “expansiones cuantitativas” (emisión desaforada, bah) sin dar un dólar, yen, yuang, sope, o lo que gusten, a la “economía real” en forma de crédito sino que las “invirtieron” (y lo siguen haciendo, huelga decirlo) en jugosas bicicletas financieras. Pues no, no va a andar les dijeron.
    El secretario del tesoro yanqui, un tal Lew, dice que hay incertidumbre pero no crisis (más o menos lo mismo que dijo el secretario del tesoro yanqui en 2007). Los alemanes dicen que se necesita más austeridad. Tercos los germanos.
    En otras palabras: la última reunión del G20 tuvo el mismo efecto… que si no hubiera existido.
    Los economistas, entretanto, siguen discutiendo si el problema es la oferta o la demanda, el ahorro o la inversión, y los más están abocados fanáticamente a la recomendación de Stiglitz (si, ése mismo) “necesitamos modelos más sofisticados, que incluyan las crisis”. O sea: nuestro problema son los modelos, no las crisis. Los más audaces recomiendan el helicóptero. No el de De la Rúa, por cierto, sino el del que (ellos) llaman Gran Milton.
    En fin, que el monetarismo non funca y el fiscalismo tampoco. ¿Y entonces? Entonces, el comercio mundial sigue varado, todos quieren vender mucho y comprar poco.
    ¿Habrá que releer a Marx, sus “plétora de capitales”, “capital ficticio”, “tasas de rentabilidad” y “valor trabajo” (pues que lo que está empantanado no es el volumen del comercio mundial sino… su “valor”)?
    Es muy posible.
    ¡Qué horror, Felicitas!
    Pues señores agarrensé porque como “el mundo nos espera” (“nos espera para rompernos el c…” dice mi amigo el viejo Semilla de Maldad… que es un viejo canalla, se sabe) ¡allá vamos nosotros, con Videlita a la cabeza!.
    Y esto si que es un horror.

  4. Nancy dice:

    No tiene que ver con la excelente nota esta, pero sí con la fecha. A ver qué le parece al dueño de este blog y a quién la lea: http://laika.com.ar/niunamenos-y-el-falso-empoderamiento-femenino/

    • vale dice:

      Hola nancy, es cierto que no hay que insultar a los varones que apoyan las marchas, eso no tiene que ver con reivindicar un derecho, a mi me encantaría particularmente que nuestra justicia, tan machista ella, se ocupara un poco más del asunto, aunque creo que en estos momentos es imposible.
      Nuestro presi, marchó presto por nisman porque esta fue una “buena intención” que le permitió voltear a cristina para allanarse el camino, marchaba en las fotos mientras su mujer adorada le sostenía el paraguas….todo un símbolo.
      Nuestra cultura “occidental y cristiana” es absolutamente machista , por eso estamos invadidos por los falos piramidales, obeliscoides, que le permiten a nuestro “canchero” presidente decirle a una mujer “qué lindo culo tenés” por la calle a manera de halago(S.I.C), sin siquiera ponerse colorado, donde reducir un cuerpo y un sujeto social a un culo es todo un símbolo fálico también.
      Podríamos debatir horas acerca de esto, es un tema complejo y hoy es el día de la mujer….sigamos luchando por nuestro lugar en el mundo…qué le vamos a hacer, mientras la justicia mira para otro lado…y el poder “ejecutivo” no ejecuta….Argentina es mujer.):
      besos Nancy

      • David (idu) dice:

        Vale:

        Somos machistas, evidentemente.

        Los machos, digo. Nos gustan los cuerpos femeninos, su movimiento.

        A algunos también nos gusta la expresión de sus rostros, el mensaje de sus ojos, sus sonrisas, su empatía.

        Pero nuestras féminas también son machistas.

        1) Aprueban (y consumen) “Míster Músculo”

        2) Aprueban (y consumen) que la limpieza y la cocina de la publicidad televisiva es feudo exclusivo de mujeres.

        3) Ni hablar sobre la educación de los chicos.

        4) Aprueban y aceptan que exista algo tan retrógrado y machista como el “Día de la Mujer”. Y la historia de la fábrica incendiada de EEUU debiera ser un recuerdo, no una excusa para regalar flores y bombones, y cenas, y otros agasajos frívolos.

        5) Les gusta aceptar las galanterías de sus hombres, caminar del lado de pared, que este sea el que lleva el paraguas, que pasen primero al bondi, al ascensor, a una casa,

        6) Y mucho del movimiento feminista, más que una reivindicación de la mujer, parece ser un “machismo” a la inversa. O la búsqueda de una igualdad ficticia, ya que los géneros son por naturaleza, diferentes.

        7) Les gusta arreglarse, vestirse atractivamente para gustar al hombre. Ser “receptivas”. Y está claro que la respuesta del hombre tiene que ver con su naturaleza de “penetrador”, Al fin y al cabo uno de los géneros es cóncavo, el otro, convexo.

        Esto último habla de la naturaleza biológica de los sexos.

        Pero todo lo demás tiene más que ver con la cultura.

        Un camino larguísimo por recorrer.

      • vale dice:

        Estimado David, lamentablemente debería decirte “no aclares que oscurece” pero como soy respetuosa decidí no decirte eso….
        Uno jamás termina de revisar sus arquetipos, es más , concluir esa tarea en una sola vida es imposible.
        Adán y Eva son en si mismos arquetipos con pretensiones de ordenamiento universal, así las cosas acabamos indigestándonos con manzanas a raíz de la gran caída por morder el fruto prohibido….en fin, el mundo es un viejo relato, una historia sin fin, donde todas las historias comienzan y acaban en aquella, justificando lo aberrante y ninguneando lo poco de humano que queda en nosotros.
        Iba a esto, pero me gustan los prólogos: la mujer y el hombre no son opuestos, sino complementarios y la mujer no es la médula del hueso; de todos modos , no creo que una mujer se sienta halagada por cinco timbrazos de una bicicleta, eso la cosifica.( sos igualito a macri):(.
        El génesis es el relato de la ausencia, la pre-creación ( que no pro-creación) anticipada de un futuro deseable, algo que resta y no suma que minimiza y no sujeta….una historia propia contada por otro.
        Como veo que me estoy yendo a la m….voy a dejarlo así.
        Saludos

      • David (idu) dice:

        Vale:

        No tengo nada que aclarar, está todo dicho… claramente.

        Igualmente, agradezco tu respeto.

        Mi referencia bíblica es por la fama que ha tenido ese librito en la vida de la humanidad, digamos de Occidente.

        MIs creencias son otras, pero también esto es respeto por otras miradas.

        No creo en la inmaculda concepción, ni en la canastita flotante de Moises, ni en el pajarito de Maduro.

        Los “timbrazos” no “cosifican”. A lo sumo son un medio de comunicacion privado, que no entienden las féminas involucradas en ese intercambio.

        De todos modos, los inocentes timbrazos admirativos son menos machistas que el de las mismas damas que aceptan que solo a ella les compete lidiar con artículos de limpieza, o pasar primero al ascensor.

        El que decía “lo dejamos ahí” era Neustadt.

    • Nancy dice:

      Vale, yo tomo a Evita como referente central en lo concerniente a la temática femenina en nuestro país, pero entiendo que para muchas militantes actuales del feminismo, sus principios resultan obsoletos. No así para mí, yo creo que lo dicho y hecho por ella en todos los campos no ha perdido vigencia. Quizás esté desactualizada, pero hay tantas cosas del presente a las que no adhiero que estar desactaulizada me parece un valor. En síntesis, como mujer argentina simpatizante del peronismo, laburante y madre, “niunamenos” no me representa. Creo que no dio los frutos esperados porque sus ejes discursivos son pobrísimos y sus planteos dejan problemas sustanciales de lado. Es como vos decís: ¡el tema da para mucho más!
      ¡Besos!

      • vale dice:

        Estimado David : si te sentís herido….yo no tengo la culpa, deberías revisar en tus propios arquetipos a ver si encontrás algo interesante y que valga la pena.cualquier cosita chiflame y te sugiero alguien que te ayude porque suele ser un laburito dificultoso, recordá, la mujer es “el otro”, el espejo donde se reflejan con más nitidez las taras masculinas.
        Suelo pensar al varón como víctima de mandatos sociales arcaicos con grandes dificultades defensivas para traerlos a la superficie, aunque no les tengo lástima.
        Claro que Evita es bandera, no se detuvo en chiquiteces intrascendentes Nancy y coincido también con vos en que las marchas son inútiles si no van acompañadas de actitudes consecuentes de manera cotidiana., no hace falta caminar a los gritos para que otros u otras se den cuenta que somos mujeres, de todos modos entiendo que es una forma de visibilizar ciertos andamiajes ancestrales entonces respeto las marchas y las acompaño, aunque no sea la manera más adecuada, en eso nuevamente coincido con vos.
        Esto no es una competencia ni una puja de poderes, muchas mujeres, cada vez más, se visten como se sienten cómodas David, el tema pasa , me parece a mi , por el ojo que mira con un insuperable fondo de autorreferencia, es decir creen que todo lo hacemos por ustedes, pero en realidad no es así….¿ dónde está el problema entonces? en el ojo que eligió un atuendo o en el ojo que ve a través de su catarata? quién te dijo que tu mujer se viste para vos sino tu propio egofalistoideo?? jaja
        saludos a los dos (“David en el mundo de los espejos”)

      • David (idu) dice:

        Hola, Vale:

        Ni me siento herido, ni tenés la culpa de nada.

        Diríamos entonces que no se a qué te referís.

        No obstante, me parece interesante el resto de tu comentario.

        Mis arquetipos los reviso permanentemente, claro, soy occidental, republicano, anarquista y judio, “ma non troppo”

        La mujer no es un espejo.

        Según la Biblia, mal traducida del griego como “Eva salió de la costilla de Adan”, tengo la precisa, traducida del hebreo original:

        “Eva salió de la esencia de Adán, para oponérsele”.

        Esa “esencia” vendría a ser como el “caracú” del hueso.

        Es extraño cómo cambió el sentido en las sucesivas traducciones teológicamente interesadas, debo aclarar que la frase encomillada es una traducción del sentido de una sola palabra “LENEKDO” que en hebreo significa “en contra de él”.

        Tratuttore tradittore…

        ¿Cómo no tendremos “taras masculinas” con semejante revelación?

        Somos víctimas de los mandatos sociales, ¿qué duda cabe?

        Las féminas también, con la diferencia que ellas pueden procrear y hacer todo lo demás. Nosotros los varones, solamente podemos hacer “todo lo demás”. Un fracaso como género.

        Igualmente, no me (nos) tengas lástima: salvo las tareas domésticas que mi mujer logró de mi (una domesticación larga y dolorosa), en todo lo demás me llevo muy bien con tu género.

        Mientras dure el sexo, obviamente. Luego, Dios dirá…

        Miramos a las mujeres, claro. Con mis amigos ciclistas tenemos un código: 5 timbres = minón. Luego, cada uno responde a los timbrazos con su propia calificación.

        A medida que bajan los timbres, vamos empeorando. Por supuesto nunca tocamos menos de 3 timbres… no vale la pena.

        En realidad, confieso, mentí cuando dije que ellas lo hacen TODO por nosotros. Mi mujer se arregla más cuando va a haber otras mujeres que cuando salimos solos…

        Así que mi “egofalistoideo” (que no se lo que sifnifica) debe andar mal de verdad.

        ¡Las amo, niñas!

        Saludos.

  5. Cine Braille dice:

    Puede que el festival de endeudamiento macrista no dure demasiado, no por decisión nuestra sino por imposición de la realidad mundial. No vamos a encontrar demasiada gente con la chequera fácil. ¿Qué alternativas conoce el macrismo al endeudamiento externo? Cric cric cric.
    Saludos

    • Raúl C. dice:

      El macrismo dice (amenaza): endeudamiento externo o ajuste salvaje. (No debería decir ‘o’ sino ‘y/o’).

      ¿Cómo fue que durante 12 años no se hizo ninguna de las dos cosas y se vivió de manera bastante aceptable?

      • Chiclana dice:

        Soja y maquinita.
        30 % de pobreza ¿es bastante aceptable?

      • Raúl C. dice:

        La pobreza de 30% venía de haber empezado con una pobreza del 60%.
        El desempleo de 7% venía de haber empezado con un desempleo de 25%.
        Más que aceptables ambas cosas.

        Ahora se va a ‘volver a la normalidad’: más desempleo, pobreza e indigencia.
        Me pregunto qué números van a inventar para que usted los copie.

      • Chiclana dice:

        No.
        La pobreza del 30% viene después de la década ganada, del crecimiento a tasas chinas.
        No es aceptable.
        Dejaron deudas por donde pudieron y despilfarraron a manos llenas.

      • Raúl C. dice:

        Del 60% al 30%.
        ¿Quién logró algo así antes?
        Deme la lista.

        La deuda externa es mínima en términos históricos.

    • David (idu) dice:

      Muy fácil:

      En un contexto de tasas negativas, prestarle al pavote de siempre a tasas positivas, atraerá a multitud de especuladores.

      Como es habitual, bah…

      • Raúl C. dice:

        Usted los votó para que hicieran exactamente esto.

      • David (idu) dice:

        No sé si los voté (en el balotaje) para que hicieran “exactamente” eso.

        Tal vez los voté por una razón de estética republicana.

        Personalmente no me gustaría tomar plata a tontas y a locas

        Lo que sí sé, es que Scioli también podría haberlo hecho.

        Y también Cristina, si hubiese seguido gobernando.

        Hoy en La Nación, el artículo de Morales Solá es bastante revelador:
        ———————————–
        El ex presidente del Banco Central Juan Carlos Fábrega estuvo asesorando a algunos senadores peronistas, a quienes les contó la negociación con los fondos buitre de una delegación de bancos nacionales en junio de 2014.

        Esa delegación contaba con el beneplácito de Fábrega y de la entonces presidenta Kirchner. Se había llegado a un acuerdo con una quita del 20 por ciento, pero Cristina (¿o Kicillof?) lo dinamitó en el momento agónico.

        El gobierno de Macri consiguió una quita del 25 por ciento.

        “¿Por qué se lo vamos a rechazar a Macri?”, pregunta, insinuante, un importante senador peronista.
        ————————————

        Los argentinos seguimos siéndolo, antes y después de cada cambio de gobierno…

      • Raúl C. dice:

        Tiene que dar alguna prueba del supuesto arreglo de Cristina. Con chimentos no nos enteramos de nada.

        Lo que hubieran hecho Cristina o Scioli… eso también es hablar al gas.

        Y tomar como autoridad a Morales Solá propalando chimentos… en fin.

        Lo que es seguro es que se hubiera pagado con bonos.

        Lo que ‘logró’ Macri es una pequeña reducción de intereses y punitorios, pero no hay reducción alguna del ‘capital’ que exigen los buitres, se paga al contado para lo cual se pedirán préstamos caros, se paga a los abogados de Singer, se pagan comisiones…

        Todo eso lo oculta (y lo miente) Morales Solá.

        Este es el resultado de la ‘brillante estrategia’ de gritar a los cuatro vientos ‘¡queremos arreglar rápido!’. ¿Eso es negociar?

        Espero que los que organizaron esto algún día tengan el juicio que se merecen.

      • David (idu) dice:

        Querés pruebas?

        No las vas a tener de mi.

        Preguntale a Morales Sola, o a Milagro Sala

        Se parecen los nombres y tendrías dos respuestas diferentes.

        ¿Y por casa cómo andamos? ¿Tenés “pruebas” de todo?

        ¡Genio!

      • Raúl C. dice:

        Siempre pongo los links que prueban las cosas.

        Usted ignora las demostraciones y vuelve con la gran Goebbels, una y otra vez. O reclama lo que publiqué varias veces.
        Es SU problema, no mío. Y no soy el único que lo dice.

        Milagro Sala no tiene nada que ver.
        Yo no vengo a divagar aquí.

      • David (idu) dice:

        Raúl,

        No eras de escribir incoherencias…

        Así que los “links” prueban algo?

        Entonces el caso Nisman está resuelto!!!

        Más aún: Al gusto de cada consumidor!!!

        Andaaaaaaa….

      • Raúl C. dice:

        Me refiero a los links con datos duros, ante los que se hace el distraído…

      • David (idu) dice:

        Según describe Zygmount Bauman la “modernidad líquida”, ya no quedan datos demasiado duros.

        Lo lamento.

        Saludos.

      • Raúl C. dice:

        En relación con la anécdota de Fábregas, hoy salió una nota en Página 12 que me hizo recordar ese momento.

        Álvarez Agis (ex-viceministro de Kicillof) explica qué es lo que pasó.

        http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-294204-2016-03-10.html

        La propuesta de los bancos privados era del tipo OPM: ‘Otro pone la guita’.
        Consistía en ***usar el dinero del FGD (Fondo de Garantía de Depósitos)***.
        El ‘problemita’ es que por un lado era dinero de los ahorristas, y por otro lado que quedaban totalmente involucrados el Estado Nacional y el Banco Central.
        Esto ACTIVABA LA RUFO y nuestra deuda terminaría siendo de unos 500.000 millones de dólares.
        Como dije en su momento, era una perfecta ‘Trampa 22’ (como en la novela y la película).

        Esa es la verdad del asunto. Fábregas y Morales Solá no dicen la verdad
        Cualquiera que lea archivos de este blog de esa época verá que se habla de eso.

        Eso refirma mi convencimiento de que la jugada buitre no apunta al dinero que puedan cobrar, sino a la caída total de la reestructuración como escarmiento a lo que ‘osó’ hacer la Argentina.
        Y el peligro de la Catch 22 está plenamente vigente.

      • Raúl C. dice:

        Perdón por el error. OPM quiere decir ‘Otro pone la mosca’.

  6. vale dice:

    El caso nisman es el génesis posmoderno que permite tus sueños de laureles en la patagonia ARGENTINA rodeando templos bendecidos por el monje negro que nos desgobierna ,seres mitológicos y rituales místicos….el portal sagrado que señala el final del arcoiris donde se esconde el arcón de monedas de oro….mare mia, qué ensalada osho es un poroto al lado de esto….Perrault te envidiaría david….si querés vos escribílo y yo te hago las imágenes, (eso sí, los sanguchitos los cotizo yo.).
    Respecto a los timbrazos, públicos o privados, no dejan de ser una cosificación, más allá de que el otro ni se de cuenta; los problemas del mundo no están en los objetos o sujetos del mundo, sino que empiezan en los ojos que los miran y de alguna manera los definen.
    Quiero decir, el problema está en vos no en el minón entendés?…en “miradas” que resultan contagiosas y hasta a veces “contaminantes” si se propagan demasiado, más o menos esto te quise decir, más allá de que el minón ni se de cuenta siquiera que fue observado cachai?. El problema está en tu falovisión , donde el más afectado sos vos con ese velo de maya nublando tu visión, es tan linda la realidad! no te imaginás!
    saludos

  7. […] en la que el actual gobierno nos zambulle sin red, ya subí artículos, como aquí, aquí y aquí. En dos de ellos recurrí a trabajos de la economista Paula Bach. Ahora tomo éste de Paula, que […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: