Narcotráfico, derribo de aviones y EE.UU.

maxresdefault

Un tuit que vi hoy por casualidad -lo siento, amigos de Twitter; no me queda tiempo para seguirlos como se merecen- me hizo recordar esta nota de J. G. Tokatlian del 25/11/13, hace más de dos años. Y me parece oportuno rescatarla y reproducirla. Mi preocupación principal no es la “ley de derribo” (no veo a la Fuerza Aérea con ganas o recursos para ser un peligro para la aviación comercial), sino porque el actual romance del gobierno de Macri con los EE.UU. puede -a una administración con tan poca prudencia y experiencia como la actual- llevarla a adoptar una de las políticas más idiotas y peligrosas que el Gran Vecino del norte promueve entre nosotros: involucrar a las Fuerzas Armadas en un área donde no tienen entrenamiento apropiado y las expone a la corrupción. Tenemos a la vista el caso de México y otros países centroamericanos.

Tokatlian es uno de los que han estudiado el tema del narcotráfico seriamente, tomando en cuenta las políticas de seguridad y los intereses argentinos. Y, al no venir del palo “nac&pop”, su prestigio intelectual hace que sea difícil ignorarlo aún para este gobierno.

Existe un dato elocuente e innegable: la Argentina dejó de ser un actor marginal en la geopolítica de las drogas. Hay suficiente evidencia acumulada que indica el creciente lugar del país en el lucrativo negocio transnacional de los narcóticos, así como el avance de una criminalidad organizada que cuenta con el contubernio activo de ciertos policías y políticos. Eso puede prenunciar el  encumbramiento de una pax mafiosa en diferentes espacios geográficos; es decir, la eventual consolidación de una nueva clase social criminal, con capacidad hegemónica en su territorio ante el debilitamiento del Estado, la desorientación de las elites dirigentes y el desdén de la sociedad civil.

Frente al tamaño del desafío, una parte de la dirigencia política viene sugiriendo que la solución está en aprobar y aplicar una ley de derribo de aviones civiles . Aunque las voces que están a favor no comulgan ideológicamente con los gobiernos “bolivarianos” de la región, invocan que Venezuela ya tiene legislación en la materia y que Bolivia avanza en una ley de interceptación de aeronaves civiles ilícitas u hostiles. Además, aducen que otros países de América del Sur ya tienen, desde hace años, leyes de derribo. No se toma en consideración la inexistencia de ese tipo de medidas en democracias avanzadas.

Instalado el tema, lo importante es propender por una deliberación razonada sobre el derribo de aviones. Hay varios asuntos por tener en cuenta. En primer lugar, desde el punto de vista del derecho internacional no hay acuerdos o tratados que legitimen aquella práctica, tal como lo indican el Convenio Internacional sobre Aviación Civil de 1944, el Convenio para la Represión de Actos Ilícitos contra la Seguridad de la Aviación Civil de 1971 y el protocolo relativo a una enmienda al Convenio Internacional sobre Aviación Civil de 1984. Distintos incidentes de derribo -entre otros, el de la Unión Soviética a un avión de Korean Airlines, el de Israel a un avión de Libyan Airlines y el de Estados Unidos a un avión de Iranian Airlines- motivaron mayores restricciones al uso de la fuerza contra aeronaves civiles. Aún en el marco actual de la llamada “guerra contra el terrorismo”, no existe un instrumento que habilite y le otorgue legalidad internacional al abatimiento de aviones no militares.

En segundo lugar, la experiencia regional en este tema debe ser evaluada con detenimiento. Los primeros países sudamericanos en recurrir a esa táctica en el contexto de la “guerra contra las drogas” fueron Perú y Colombia. Las “victorias” proclamadas, en parte invocando el uso del derribo de aviones, han sido pírricas. Por ejemplo, por algunos años se argumentó el “triunfo” peruano de principios de los años 90. Fue evidente que por un tiempo se redujo el plantío de coca en Perú y se interrumpió el envío de pasta de coca a Colombia, donde usualmente era procesada y convertida en cocaína. Ello derivó en que Colombia aumentara su propia superficie de siembra de hoja de coca y desarrollara toda la cadena productiva -cultivo, procesamiento y tráfico- en su territorio. Los más recientes incrementos de erradicación de coca en Colombia llevaron a que, en los últimos años, el área cultivada de coca y su procesamiento creciera, otra vez, en Perú y Bolivia. Esto es lo que los especialistas llaman “efecto globo”: se aprieta mucho al narcotráfico en un país, hay logros transitorios, el negocio aumenta en otro país y tiempo después retorna o se expande en nuevos ámbitos. El fenómeno de la coca no se entiende en el mundo andino si no se comprende la lógica del “efecto globo”.

En tercer lugar, al tratar el tema del derribo de aviones escasamente se analiza el comportamiento de los barones de las drogas y sus organizaciones. Usualmente, suceden dos cosas: adaptan el transporte de las drogas y optan, temporalmente, por vías fluviales o terrestres y elevan su disposición a corromper e infiltrar a los cuerpos de seguridad. El crimen organizado es más flexible, innovador y sofisticado de lo que las autoridades suelen reconocer. Apuntar a un medio -una avioneta- en vez de a los protagonistas -los capos del narcotráfico- es una táctica casi pueril.

En cuarto lugar, derribar aviones no implica que no haya errores funestos. Algunos pueden ser, incluso inducidos por el propio narcotráfico: por ejemplo, saturar con desinformación para que el Estado termine abatiendo aviones que transportan personas y no mercancías ilegales. En otros casos, los pésimos protocolos de derribo llevan a tumbar aviones equivocados.

En quinto lugar, es importante examinar las políticas de derribo de aviones civiles de pares cercanos y de países que no tienen cultivo de sustancias ilegales, tales como coca o amapola. Es relevante destacar que esa táctica en nada ha cambiado la situación de consumo, violencia y tráfico en naciones como Brasil. Si el núcleo más crítico del asunto de los narcóticos y el avance del crimen organizado en ese país está en las favelas, el abatimiento de aviones es inútil como mecanismo para enfrentar ambos retos.

En sexto lugar, adoptar la táctica de derribo lleva, más temprano que tarde, a depender de Estados Unidos. La CIA, la DEA, el Comando Sur y el Pentágono pasan a ser actores clave en la política antidrogas de un país, y con ello se va perdiendo la diferencia y separación entre seguridad y defensa.

Finalmente, el derribo de aviones hace parte del arsenal represivo en la lucha contra las drogas; arsenal que ya ha probado ser ineficaz. Un muy reciente estudio muestra que a pesar de los ingentes recursos destinados al control de la oferta de drogas ilícitas, éstas tienen hoy precios más bajos y una pureza superior en comparación a la década de los años 90.

En síntesis, ¿tiene la Argentina un problema serio de drogas? Sí. Entonces, ¿es el derribo de aviones civiles una buena alternativa para ir superando ese problema? No“.

A veces pienso que hay aquí una regularidad que podemos descubrir: El gobierno anterior -al que nadie podría acusar de pasivo- dejó de lado algunos problemas que fueron apareciendo en algún momento: el aumento del narcotráfico (quizás no tan notorio como afirma J.G.T., pero percibido con preocupación y angustia por nuestra sociedad), la delincuencia violenta, la inflación, la escasez de divisas, otros. En lugar de reconocerlos y prometer solucionarlos, o explicarlos como costos inevitables para evitar males mayores, generalmente quiso comunicar que no existían / que eran culpa de intereses malvados y antipatrióticos / que no le importaría a nadie si Clarín no los pusiera en la tapa.

Una parte suficiente del electorado decidió elegir a un gobierno que prometió encararlos. Y lo hace, con medidas que los empeoran. Medidas que habían sido anticipadas tiempo antes que eso es lo que iban a hacer.

Si estuviera influido por creencias de origen hindú, como el actual Presidente, pensaría qué habremos hecho los argentinos en nuestras vidas pasadas para acumular tanto mal karma.

6 respuestas a Narcotráfico, derribo de aviones y EE.UU.

  1. Norberto dice:

    Ya que hablamos de drogas y derribos, esto es una deriva sin relación pero pertinente

    “El virus oncolítico que se usó en este caso tiene un tamaño cien veces menor al de la célula y ejecuta sus acciones al mejor estilo “caballo de Troya”, ya que le modificaron proteínas que están en su superficie (llamadas fibra) que funcionan como llaves que reconocen receptores, especie de cerraduras presentes en la superficie de las células malignas. Además, el virus UIO-512 es capaz de sensar las condiciones del microambiente del tumor tales como inflamación e hipoxia, que es la baja tensión de oxigeno. Y voilá: he aquí un nuevo horizonte de posibilidades en la lucha contra el cáncer.”

    http://www.cofa.org.ar/?p=15340

    Estamos hablando del derribo de un avance argento en la lucha contra el mal, patentado por el Conicet que cede derechos a un Hedge Fund, fondo de cobertura o buitre, en este caso de la salud mundial, cuyo accionar ya experimentó el mercado de medicamentos hace muy poco cuando de la noche a la mañana

    “The drug, called Daraprim, was acquired in August by Turing Pharmaceuticals, a start-up run by a former hedge fund manager. Turing immediately raised the price to $750 a tablet from $13.50, bringing the annual cost of treatment for some patients to hundreds of thousands of dollars”

    http://www.nytimes.com/2015/09/21/business/a-huge-overnight-increase-in-a-drugs-price-raises-protests.html?_r=0

    Que el esfuerzo de nuestros científicos con el dinero aportado por nuestro pueblo sea dedicado a operaciones de este tipo, por más justificativos que se pongan en el hecho de su necesaria certificación ante la FDA, es solo una muestra para saber quienes son los que se han apoderado por una circunstancial mayoría del poder político en el país y de su catadura moral, por qué la noticia es

    http://www.ieco.clarin.com/economia/fondos-virus_inteligente_0_1526847749.html

    Nunca menos y abrazos

  2. David (idu) dice:

    Es obvio que el derribo de aviones va a salir mal.

    Como va a salir mal el protocolo de desactivación de piquetes.

    Como va a salir mal evitar que el poder narco se apodere de ciertas zonas pobladas.

    Como no va a dejar de aumentar la delincuencia. y la violencia de bandas narcos.

    Y no creo que sea por un karma hindú.

    Antes bien, es porque todos esos males están enquistados en lo más alto del poder político y de la clase política,y de las fuerzas de seguridad..

    Que como todo el mundo sabe, es una sola, aunque se disfracen de opositores.

    Unos más prolijos que otros, claro.

  3. Raúl C. dice:

    “En lugar de reconocerlos y prometer solucionarlos, o explicarlos como costos inevitables para evitar males mayores, generalmente quiso comunicar que no existían / que eran culpa de intereses malvados y antipatrióticos / que no le importaría a nadie si Clarín no los pusiera en la tapa.”

    Eso dolió… como una inyección de antibiótico. ¡Ugh!
    Aprendizaje para la próxima, si la hay…

    • Norberto dice:

      Si, como hace el Sr Presidente, en los 10 primeros días de gestión fusilar en plaza pública a todo aquel que tenga una concentración de mercado superior al 35%, empezando por Magnetto y sus cómplices y sicarios, junto a los Rocca y Pagani.
      Nunca menos y abrazos

      • David (idu) dice:

        Norberto:

        Tu idioma es violento y amenazante.

        Lo de “sicario” implica personal armado con firme decisión de matar.

        Lo de “fusilar en plaza pública”… ni hablar…

        ¿Llegó el ISIS?

        ¿Cuál religión hay que adoptar para salvar la vida?

  4. julia dice:

    También se derriban controles ya de por si bastantes escasos, ¿no es vía libre para una guarida fiscal de proporciones?
    Ganó la banca: Alfredo Zaiat
    http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-293084-2016-02-23.html

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: