Bernie Sanders: “socialismo” en los EE.U

bernie-sanders-banks-are-too-big-to-fail-their-ceos-are-too-big-to-jail

Sobre la campaña electoral en curso en Estados Unidos opiné a principios de mes. Y no veo motivos para cambiar mi apuesta: que Hillary Clinton tiene las mejores chances de ser la próxima Presidente.

Pero Bernie Sanders, triunfador en New Hampshire -el corazón de la Nueva Inglaterra, blanco, anglosajón, protestante y progre- merece atención como fenómeno político. Quizás, como presagio de otros desarrollos. Por eso les subo esta nota de Joaquín Harguindey, director del Observatorio Político John F. Kennedy (Una de las usinas que reúnen buena información sobre la política del grandote del norte, y también absorben muchos de sus supuestos).

Como sea, es una buena descripción del vigor y los límites del activismo joven e idealista. Creo que nos sirve también a nosotros, aunque tengamos experiencias propias más dramáticas. Y de Bernie, les dejo como tarea para el hogar traducir a nuestro idioma una de sus frases más agudas: “Banks are too big to fail. Their CEOs are too big to jail

Debido a las características de la competencia interna demócrata en los Estados Unidos, una considerable porción del público interesado le ha prestado abundante atención al desempeño del socialista Bernie Sanders como candidato competidor contra (la aún favorita) Hillary Clinton. Su inusual perfil de candidato atrae tanto la admiración de aquellos que desean implementar un Estado de bienestar robusto en los Estados Unidos como el rechazo de quienes aseguran ver en él la destrucción de todo lo que el país ha significado desde su fundación.

Aunque razonable como ejercicio hipotético y aún una posibilidad genuina, una mirada sobria al panorama político de los Estados Unidos puede encontrar dos motivos principales por los cuales la mayor parte de este entusiasmo o preocupación por un revolucionario triunfo de Sanders parecen improbables.

El primer obstáculo es el proceso de primarias que se desarrolla en estos días. Aún en los sondeos más optimistas, el senador por Vermont se encuentra segundo debajo de Clinton a nivel nacional con alrededor de diez puntos de margen a favor de la ex secretaria de Estado, que posee el apoyo de todo el partido.

En segundo lugar, en términos generales, la coalición liderada por Sanders está constituida por votantes blancos y jóvenes, que abundaron en Iowa y en New Hampshire, pero serán una porción mucho menor del electorado en la mayoría de las posteriores contiendas, reemplazados por afroamericanos y latinos. El senador socialista, incluso luego de meses de campaña, debates y el establecimiento de una gran infraestructura de activistas, no ha hecho incursión en estos bloques de votantes, que favorecen a Clinton por márgenes grandes.

La vía a través de la cual Sanders hipotéticamente podría superar los dos obstáculos es el fomento de una revolución política que cambie los aspectos fundamentales de la política estadounidense contemporánea. Esta idea, a menudo sólo utilizada como un eslogan de campaña, es esencialmente la única forma que Sanders posee para romper las reglas que podrían condenar su proyecto presidencial a una derrota. La situación es complicada.

En primer lugar, el ala moderada del partido demócrata se encuentra satisfecha con Clinton y la administración Obama. Aprueban sus logros en materia de recuperación económica, ampliación de derechos civiles y política exterior. Esto implica que las críticas a su desempeño, sobre todo aquellas relacionadas a la falta de ambición de ambos actores, no son muy efectivas. Lo son inclusive menos con aquellos que tienen en mente el control republicano de ambas cámaras del Congreso.

En segundo lugar, aunque la capacidad de Sanders para atraer nuevos votantes es buena, difícilmente podría ser definida como revolucionaria. El senador ha logrado generar entusiasmo entre muchos estadounidenses, como evidencia el vasto número de donantes pequeños a su comité de campaña, pero el efecto de ello sobre la participación no es más que aceptable.

En último lugar, una mirada a las más recientes “revoluciones políticas” en los Estados Unidos indica que la mayoría de los factores que produjeron las anteriores no se encuentran presentes en esta ocasión.

Algunas de ellas, tales como la de Kennedy en 1960 u Obama en 2008, involucraron la posibilidad de que una porción importante de la sociedad pudiera ver a uno de sus miembros como presidente por vez primera. Otro grupo de ellas, como las de Franklin Roosevelt durante la Gran Depresión o Richard Nixon en 1968, dependieron de la incorporación masiva de votantes que solían pertenecer al otro partido.

Por desgracia para él, Sanders no encabeza un movimiento de reivindicación histórica comparable a las primeras. El candidato es un senador judío-laico oriundo de Brooklyn, que representa a uno de los distritos más ricos del país y lidera un movimiento de votantes progresistas cuyo bastión son los campus universitarios.

En cuanto al segundo tipo de revolución política, es aún más inalcanzable y ni Sanders ni ningún otro demócrata se encuentran en una posición para llevarla a cabo. El grado de polarización de la sociedad estadounidense está en el pico histórico de nuestros tiempos y el tránsito de votantes entre partidos es diminuto en comparación al de eras previas.

Es aún difícil percibir a Sanders como un candidato en camino a la Casa Blanca. Su falta de una coalición ganadora, la fortaleza de su adversaria y la ausencia de condiciones genuinamente transformadoras asemejan la campaña mucho más a un limitado experimento liberal que a una revolución socialista. De ocurrir, una victoria de Sanders probablemente obedecería más a las torpezas y fracasos de Clinton o los republicanos que a una verdadera insurrección progresista en los Estados Unidos“.

10 respuestas a Bernie Sanders: “socialismo” en los EE.U

  1. claudio Maxl dice:

    Segun la ultima encuesta (d las mas confiables) a nivel nacional Bernie se encuentra solo a 4 puntos d Clinton. Es verdad q la nominacion no se define x votos como distrito unico y q Clinton arranca con una ventaja d mas d 500 superdelegados (aristocracia partidaria). Peeeero el partido recien comienza y no hay q descartar q se genere la ola Bernie, es tan distinto q puede revolucionar toda la eleccion.

  2. nadie espera una insurrección progre en eeuu, pero las torpezas y fracasos de los contrarios abundan.

    y qué paradoja, hispanos y afro con la clinton…

  3. casiopea dice:

    Me da la sensación de que tanto Sanders como Trump son emergentes de un malestar en sectores del electorado que se sienten sacrificados en el altar de los grandes intereses financieros, económicos, geopolíticos, políticos, etc. Según qué hayan sufrido los votantes se sentirán más amenazados por la desigualdad o por la inmigración, pero en definitiva es la masa de los perdedores de las políticas recientes que andan a la pesca de un intérprete. Los dos dicen ciertas verdades que los otros más moderados no se pueden permitir, y en eso reside su fortaleza, por lo menos a esta altura del proceso.
    Bernie, con su “too big to fail, too big to jail” da en el clavo. No hace falta decir más nada, porque es una gran verdad, aunque un poco sesgada porque muchos ciudadanos de a pie se beneficiaron de los salvatajes a expensas de los que tomaron deuda para salvarlos, es decir, los jóvenes y los ahorristas que no tomaron préstamos delirantes, que son los que ahora seguramente están pensando en votar a un candidato “diferente”. Y encima no funcionó porque ahora se nos presenta con una cara todavía más fiera esa crisis reciclada en el 2008 (no es por nada, pero yo lo dije acá muchas veces y el tiempo me dio la razón).
    A Trump lo escuché cerrar el último debate con algo que me asustó, porque no pude más que darle la razón más allá de lo antipático que me cae. Dijo, palabras más, palabras menos “cualquiera de estos otros va a hacer lo mismo que se hizo hasta ahora, con los mismos resultados que hasta ahora”. Desgraciadamente, otra gran verdad. Ocho años después de los salvatajes se viene otra recesión sin haberse nunca recuperado del todo de la anterior. Es la misma crisis con el ingrediente chino, japonés y petrolero para rematarla.
    Gane quien gane, va a estar muy fea la cosa. Y los votantes están enojados.

  4. claudio Maxl dice:

    Y parece q la ola Bernie esta a punto d irrumpir, je:

    http://nypost.com/2016/02/13/bernie-sanders-and-hillary-deadlocked-in-nevada-poll/

    Empatados en Nevada, estado no blanco full como Iowa o NH, gran proporcion d latinos y no subestimable cantidad d negros. Hace un par d meses la diferencia superaba los 20 puntos. Si se da un resultado ajustado en Nevada implica q Bernie esta venciendo la resistencia latina, veremos dentro d un par d semanas con un estado negro como SC si logra hacer lo mismo con la resistencia negra. 2 pruebas d fuego, si las supera: LA OLA BERNIE BARRE A CLINTON.

  5. ABEL: Para tener una idea más aproximada a la realidad 1) sobre el desarrollo de las primarias y 2) sobre los pronósticos más creíbles, ne permito recomendar dos websites: 1) el de Nate Silver, que emigró del New York Times para recalar en ESPN:
    http://www.fivethirtyeight.com y
    2) el de Larry J. Sabato, un profesor de la Universidad de Virginia que tiene un equipo dedicado full-time a temas electorales:
    http://www.centerforpolitics.org/crystalball/
    Eddie

  6. CV dice:

    Si Bernie Sanders obtiene el “endorsement” del Rev. Al Sharpton (se reunieron hace unos días), se va a poner peliaguda la cosa…

  7. Mariano T. dice:

    Lo importante es que el demócrata que gane la nominación sea el que pueda derrotar a Trump, o al otro engendro republicano.
    Vivimos en el mismo planeta que ellos, y no da lo mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: