Política internacional, pero no lejana: Acá

América del Sur desde-el-espacio

Completo el trío prometido de posteos sobre política internacional con el que nos toca más de cerca. Porque trata de lo que está ocurriendo en nuestra región, lo que pasa también aquí. Y porque lo tomo del blog del licenciado Baleno. Como de costumbre, lúcido y breve. Me deja sin nada que agregar, salvo “Firmo abajo”.

Las pruebas se acumulan sobre la mesa. El kirchnerismo perdió las elecciones. La oposición venezolana le ganó al chavismo por 16 puntos. Una joven opositora a Evo, Soledad Chapetón, le arrebató la prefectura nada menos que de El Alto, algo así como el conurbano de La Paz pero más peronista, más indio y más pobre. Rafael Correa anunció que no será candidato a la reelección, en 2017. Y Dilma Rousseff esta en un pésimo momento económico y político.

No todas las derrotas pueden explicarse por dos o tres traiciones. Necesariamente debe estar pasando algo más.

“Fin de ciclo” nos susurran al oído. Si. Fin de un ciclo. No es casualidad que todos esos gobiernos hayan surgido de crisis terminales. Chávez es hijo del Caracazo del ´89, Correa de la rebelión de los forajidos en 2005, Evo protagonizó la insurgencia en Bolivia desde el 2000. Lula ya se había presentado a elecciones tres veces antes que Brasil se desmoronara en 1997. De la Argentina de 2001 hemos hablado mucho ya.

No hay nada que llorar. Esa etapa se terminó precisamente por el éxito de los Lula, Chávez, Evo, Correa y Kirchner y no por su fracaso. Por todos esos gobiernos no se daba un centavo y atravesaron dos décadas. Sus éxitos forjaron estas sociedades donde se expresan fuerzas ambivalentes y antagónicas. De ahí sale la frase “que fácil era ser progre en los 90”.

El salto cualitativo estuvo. Entramos en otra etapa donde el discurso místico y el voluntarismo ya no sirven para nada. Para nada. La derecha, para entendernos rápido, cosecha lo que los gobiernos populistas no han podido sostener. Hay una composición social, económica y cultural distinta en todo el subcontinente y con ese material (y no otro, porque es el que existe) hay que trabajar“.

Anuncios

15 respuestas a Política internacional, pero no lejana: Acá

  1. Si, estoy de acuerdo el pan se hace con la harina que se tiene hoy, esa es la harina que hoy tenemos los recuerdos del pasado son buenos como recuerdos pero no se puede hacer nada con ellos salvo tango y melancolía, no nos queda más que inventar con esta harina nueva que tenemos, acaso ¿quedaría de otra?

    • Norberto dice:

      Lo que Ud dice es resignarse a esto

      “La cifra de personas que no cubren sus necesidades mínimas aumentó a 2 millones en los dos primeros años del Gobierno del presidente de México, Enrique Peña Nieto, lo cual mermó la fe tradicional de los mexicanos en la Iglesia católica, según los expertos.

      Las personas debajo de la línea de pobreza pasaron de 53,3 millones en 2012 a 55,3 millones en 2014, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), un organismo independiente pero que brinda asesoría al Gobierno.”

      http://www.ambito.com/diario/noticia.asp?id=826716

      Es decir un 20% de indigentes en un país rico al que se le destruyó la riqueza, por rara casualidad lo que pregonaba Melconian, 20% de desocupados para que cierre el modelo, y lo que acepta la oposición constructiva del Employee que aprovechando el Carnaval se disfraza de “peronista” que juega por fuera del PJ, y sus cómplices dentro del mismo con la misma posición.
      Si al Sr Presidente le va bien, ese es el país que tendremos, como lo demuestran las políticas de austeridad brasileñas de Dilma, entonces, yo no quiero que al Sr. Presidente le vaya bien con sus políticas, que se implementaron, en su último intento, desde el ’76 en adelante, pero con antecedentes claros de querer lo mismo que Ud dice desde el ’55, conduciéndonos a la explosión del 2001 y la amarga tristeza del 2002,
      De eso nos sacaron las políticas que ahora se quieren borrar con la oposición ligth, esa que votará con el culo levantando la mano y hablando en contra pero dando quorum para volver al país normal para cinco millones de personas y sus sirvientes de confianza, tal como fueron y son la gran mayoría de estos explotados países la América al sur del Grande.
      Nunca menos y abrazos

      • Norberto dice:

        Corrección; donde dice 200% de indigentes debe decir el doble, 40%, dado que la población de los EEUU de México es de 126 millones de habitantes.
        Nunca menos y abrazos

  2. Politico Aficionado dice:

    No estoy tan convencido de que tengamos que inventar.
    Creo que estamos armados con sólidas verdades las que tenemos que expresar con claridad a nuestro pueblo, ponerlas a su consideración y aceptar su veredicto.
    Seremos mas convincentes si nos desprendemos de personajes como Venegas, Barrionuevo, Moyano, Massa y otros que no comparten nuestro ideario o se venden al mejor postor.

    • Claudiad dice:

      Pero es que el autor del post no menciona la alternativa de inventar, Político. Sino la de trabajar con la realidad bruta que tenemos delante. Y es ese contingente de personas – absolutamente real – que evaporó un proceso político abriendo esta instancia de retroceso, el que está operando sobre el futuro. Mal futuro, coincido. Diapositivas viejas y escalofriantes, también.
      Independientemente del poder de fuego de los medios, una proporción cuantiosa de votantes no solo expresó una ideología que, por vocación fantástica grupal, pensamos extinta; sino que se largaron a operar sobre la realidad, claramente. No se trata de que no “entendieran”: quisieron algo bien diferente, y punto.
      No son desideologizados títeres de los medios (ésa es una simplificación que encubre nuestra dificultad en digerir los componentes de derecha inequívocos de gran parte del electorado). Y por Dios que no pondría las manos sobre el fuego sobre la ideología igualitarista de al menos una parte del 49% que nos acompañó. Como dice el poco simpático Oxímoron en su blog, volvamos a los porcentajes del 25/10 que son los fidedignos.
      Porque los medios no pueden introducir nada que no tenga previa entidad interior. Debe preexistir, subjetivamente, algo que amalgame con el discurso anti-igualitarista. Y ése es el dato duro de aceptar.
      Lo real es que una proporción de pueblo argentino dijo tajantemente no necesitar lo que representamos. Y también los peores exponentes políticos y sindicalistas que hoy abusan de las fotos con Macri, expresaron anticipadamente no necesitarnos, antes de permitirnos el rechazarlos. Quede claro, entonces, que la potestad de desmarcarse nos fue robada tempranamente. Y ése, es otro dato intragable de la realidad.
      No queda sino revisar la noción de pueblo argentino que hemos estado sosteniendo. Estudiar su real anatomía y acercarnos al tejido más próximo que no nos rechace. Y no será un tejido de dimensión masiva, me temo. ¿Como siempre ha sido, tal vez?
      Por nuestro bien, olvidémonos de grandes porcentajes. No volverán a darse.
      Y, siguiendo la genuina queja del compañero mendocino, vaya que hay que actualizar las radiografías propias y no dar por hecho composiciones óseas internas definitivas (e igual de fantásticas que las imaginadas para ese esquivo pueblo que se decidió interrumpir su acceso a las libertades).
      Creo que de eso habla el post: de trabajar con lo real, no con lo ideal.

      • Politico Aficionado dice:

        Claudiad, estaba haciendo un comentario al de Alberto Sladogna, que nos invitaba a inventar. Allí fue donde me vinieron a la memoria las palabras de ese general del ejército paraguayo que nos advertía que no había nuevos rótulos para nuestra doctrina.

      • Voces dice:

        Muy buena su apreciación Claudiad.

      • Claudiad dice:

        Político: entiendo tu aclaración como respuesta a Alberto. En otro orden, habrás visto que me despaché con otros temas de mi obsesión, aprovechando las puntas de ovillo que dejaste por ahí y que me sirven para abordar una posición respecto de otros tantos comentarios leídos en el último mes . No tomes como personal el escrito más largo pues incluye mi parecer sobre muchos temas que exceden lo que aquí has escrito. Y como siempre sostengo, si no considerara valiosas las personas que por aquí circulan, no me molestaría en intercambiar y comentar siquiera. Mi saludo cordial.

    • Claudiad dice:

      Estimados:

      Deliberadamente me llamé a lectura silenciosa por un mes pero la reflexión de Político Aficionado – a quien respeto – repitió un leitmotiv que sí me convocó esta vez. Nociones como “nuestro pueblo”, “comunicación” y “espera de veredicto popular”, por citar algunas, me chirriaron en los oídos. Por eso me sumé a discutirlas, desde mis limitaciones pero también desde mi honestidad.

      a) El dichoso 49%:
      Sabemos que aproximadamente un 12% de desesperados por el advenimiento conservador se sumaron en ocasión del balotaje. Creer que ese porcentaje acompaña y acompañará el devenir del Kirschnerismo próximo es una expresión voluntarista, realmente. De donde si hacemos una resta honesta de éste, quedamos en los números de la elección presidencial pasada. Y si restamos a su vez a los díscolos del PJ que tramitan reuniones sediciosas variopintas en el verano que está terminando, el número de adeptos a un planteo como el oficialista pasado, merma, indefectiblemente. Entonces ese 49% que tanto mentamos a diario, se reduce a realidad dura y pura. Y es bueno trabajar sobre realidades y no sobre idealidades.

      b) La intemperancia y la falta de autocrítica:
      Peleas ridículas por despachos, sectarismos y secretismos en circunstancia de inocultable pérdida de poder oficial, muy poca piel para lograr alianzas y por el contrario, la supervivencia de un vicio inconveniente: el de solicitar sumisión sin ambages a otras corrientes, a falta de un espejo próximo que revele que estamos en pelotas. Aparte, la constatación imposible de obviar de desprolijidades contractuales que acompañan el ominoso presente de despidos, el descubrimiento de dinastías familiares como la Liuzzi minando puestos, desmanejos en contrataciones infraestructurales pasadas, y muchos buracos más, que dan cuenta de que no todo fueron rosas en la administración saliente.
      Es sabido que es demasiado pronto para autocríticas sinceras, la experiencia menemista llevó décadas para ser metabolizada y comprendida y nos llevó también otra década comprender la implosión aliancista; qué esperar a tan corto plazo de estos últimos doce años…
      Pero justamente en un marco de llamamiento a afiliaciones, se debería tener más cuidado, pienso. Más allá de que yo sospeche que tales afiliaciones tengan por objetivo el engrosamiento de las diversas corrientes a efectos de medir soldaditos para luego consensuar hipotéticas listas de consenso, donde los Generales y Lugartenientes serán siempre los mismos. Porque dudo, personalmente, de que haya vocación de sumar cuadros que puedan mover el avispero interno, disculpen esta percepción herética.
      Se escucha todo el tiempo que los trapitos sucios deben lavarse en casa. Pero lavar en casa es, también, una forma de invisibilizar las necesidades de respuesta del votante que acompañó con los huesos y de los militantes de base, a las pruebas me remito, todavía me resuenan los legítimos cuasi gritos del compañero mendocino, entendidos todos nosotros, al parecer, como tristes números “puestos” y ciegos. Pues, lamento decir que quienes acompañamos este período saliente, no aceptamos ese destino ciego. Quien quiera oír, que oiga. Y quien no, que se contente con felicitar a la Izquierda cuando se lleve militantes a carradas.

      a) El concepto de igualdad:
      Hace poco un post de Abel trajo ese importante tema a colación. Y se sucedieron discusiones del sexo de los ángeles sobre el asunto. Que si la igualdad de resultados o la de origen. Pero ni una expresión acerca de qué se piensa de la propiedad privada, por ejemplo, como parte de esa igualdad menguada mundialmente en los últimos 30 años (casualmente, por estas pampas, la duración de las democracias renacidas, algo inquietante si trazamos paralelos urticantes).
      Como si los sectores populares estuviesen condenados – de serles posible, claro – a la obtención de la casita suburbana por el Procrear y la moto Gilera o el autito usado, como fines últimos. Claro, se habló mucho de educación (es bienpensante hacerlo) dejando en claro la inviabilidad de obtenerla en este perro mundo capitalista, pero propuestas alternativas, de barricada, para paliar en algo esa deficiencia aparentemente imparable, sabiendo que ya no se contará mayormente con caja oficial… CERO.
      Y ni hablar de ese retrato remanido cultural de lo popular que les asigna a los carenciados sitial preferencial en pintorescas murgas barriales o los conmina a solazarse por siempre con la cumbia villera. Porque se nos rompe el cuadrito cuando aparece en Mar del Plata un pibe tocando a la gorra un violín usado, ya que nos destroza el tranquilo horizonte cultural que parece les hemos predestinado.
      Yo me pregunto seriamente que piensa el Peronismo, sus corrientes todas, sobre el horizonte máximo y mínimo de las apetencias de los sectores populares.
      Si realmente prima un criterio igualitarista (y si es algo distinto de la mera ascensión o superación de clase típico de la “comunidad organizada”) o por el contrario, se da por sentada la aceptación de un destino de asistencialismo para esos sectores… y punto.
      ¿Cuántos de nosotros estamos dispuestos a percibir menos para que los demás perciban más? Hablo desde mi experiencia, claro, la de una mina que pagó alquileres de compañeros de lucha que iban a ser desalojados, que puso la jeta visitando a gente desahuciada tras un despido y se bancó las puteadas de quienes la acompañaron en una huelga y quedaron en la vía; alguien que siempre dio lo que tenía (no lo que le sobraba, conste, por ello no ha acumulado un joraca). Sí, ya sé, existe el Trotkskismo para dar la bienvenida a peronistas como yo. Lo consideraré, lo prometo.

      b) El Pueblo: bonita palabra.
      Lo mentamos tanto. Pero…¿es el que acompaña fielmente al Peronismo, o es una fantasmagoría cinematográfica y muda a lo Eisenstein cuando parloteamos por aquí, o es todo el pueblo, conformado por esos seres que incluso nos disgustan y que hasta atentan contra sí mismos y ni hablar contra los agentes que pretenden movilidades sociales?

      c) Veredicto del Pueblo:
      ¿es posible que el pueblo sea juez? Pues yo lo veo como parte, embarrado hasta las verijas en la realidad y la contradicción que a todos nos cerca, de donde… jamás podrá ser ecuánime y menos que menos un juez. Y si persistimos en verlo como Juez, ¿se trata de un sujeto fantasiosamente pasivo? ¿Cuán conveniente es un Juez distante del barro político, a los efectos también políticos? Una inviabilidad, por otra parte, porque a ese pueblo le están perforando carnalidades en este momento. Por lo tanto, no es una cariátide fija en un frontón sino gentes a las que les duele y dolerá todavía más el cuerpo con este gobierno conservador. ¿Cuán contradictorio es llamarlo a proximidad y alejarlo, luego, con conceptos rimbombantes de ajenidad?

      d) Las fuentes:
      Sé que muchos compañeros tienen lecturas equivalentes a cien años de sapiencia. Hurra por ellos. Pero yo me fijo en el habla cotidiana que revela intencionalidades. Y en esa cancha de tierra se ven realmente los pingos. En esa cancha se patentizan, también, los defectos como el elitismo. Porque por la calle no van los personajes de Farenheit 451 declamando contenidos secretos. Y esa calle nos rompió el tujes recientemente porque no estábamos barreando demasiado. ¿Qué tal si nos hacemos más audibles y menos legibles?

      En fin, discúlpenme estas herejías, que prometo serán las últimas que habrán de padecer de mi parte. Pero es que cuando el impresentable victorlustig nos llama charlatanes de la Rive Gauche, ciertamente, a mí me da cierta vergüencita… porque cuando el río suena, agua trae.

      Mis saludos siempre incorrectos.

      • Norberto dice:

        Me parece Claudia que quienes se van, no se llevan votos, solo su padrón legislativo y por algún motivo, y de todas maneras, quien nos acompañó en el ballotage no está con las ahora realidades ordenadas por el Círculo Rojo e instrumentadas por el Sr Presidente, sus cómplices, sicarios y ahora deberíamos agregar tránsfugas.
        Por otra parte, el valor neto a considerar es el 39% de las PASO, si se quiere descontando algún que otro voto, pero sumando aquellos a quien asustó el tren fantasma del equipo ministerial que mostró DOS, más aquellos que creyeron que el famoso cambio mejoraría sus vidas y hoy encuentran que los está enterrando.
        ¿Cuántos de clase media en riesgo pasaron a pobres en estos dos meses, cuantos de pobres a indigentes, cuantos con capacidad de ahorro a llegar galgueando a fin de mes?
        ¿No van a mirar atrás?
        Ya la procesión se empieza a manifestar, en Santa Fe ganó el Sr Presidente, pero no pudo ir a festejar el Combate de San Lorenzo, ¿por el clima o por esto?

        http://joserubensentis.blogspot.com.ar/2016/02/una-ausencia-de-macri-y-los-abucheos.html

        Nunca menos y abrazos

      • Mariano T. dice:

        A esos los echó el público

      • Claudiad dice:

        Norberto: tus números siempre serán más correctos que los míos. Y tu fe inquebrantable, un bien que no detento en tal abundancia. Pero te pido recuerdes la fascinación del argentino por el voto-capricho en legislativas, siempre ajeno a la lógica de gobernabilidades y tentado al látigo por probables fantasías de circo.
        De los créditos en dólares por llegar y la pirotecnia estructural y demagógica a la cual confluyan, dependerán muchas percepciones votantes, a su vez. Pero no subestimes la proverbial negación de las capas medias a comprender sus yerros.
        Por otra parte, la Izquierda, importa. De la visibilidad que adquiera en los venideros conflictos sindicales, crecerá o mermará su sex-appeal.
        Pero ese número vago de acompañantes a nuestro proyecto – que vos me corregís en un 10% por sobre las PASO y acepto convencida – , es volátil. Y no nos votó para presidenciales. ¿Qué le impediría un voto romántico-testimonial a la Izquierda? Peor aún, ¿qué impediría que confluya este contingente ayer aterrado (cuyo arco va desde el culto al consumo a los coqueteos anarco-sabatinos) hacia Massa? Muchos no pueden discernir similitudes, tan simbiótica es esta dupla, pero tendrán sí el recuerdo fresco del rostro que los jorobó. Es Massa y sus varias mutaciones provinciales – salteña, cordobesa y la lista de avatares sigue – nuestro principal oponente. Me temo que siempre lo fue. Sin descontar que en dos años, la suerte judicial de Cristina podría tensar aún más las preferencias (ya dijo Durán Barba respecto de la inconveniencia publicitaria de judicializarla pero… con esta camada de lobeznos ávidos, nada puede asegurarse). Ni hablar de la interna peronista en mayo: un huevo Kinder del que puede salir un tiranonsaurio. En fin, surfearemos la ola sobre cajones de manzana, lo único permitido en nuestro actual presupuesto deportivo.
        Mis saludos cordiales.

      • Mariano T. dice:

        Los guarismos del 25/10 los sacaron con Scioli, que en imagen no es Larroque, ni Kicilof, ni Recalde

  3. ruben dice:

    iA la velocidad que MM esta generando pobres no habra pronto ningun nuevo colectivo social sino volveremos a los historicos ya vividos. Aqui el unico que genero un nuevo colectivo fue el k que hizo ascender a mucha gente a la clase media. Ahora volveran a su colectivo original.

  4. Sole dice:

    Curiosa ecuación, según la cual, sólo en países latinoamericanos, un Estado de bienestar social es “genéticamente” imposible a largo plazo. Especie de ley de Murphy que nos dicta que “es así nomás, no hay otra.” No para nosotros.
    Me da mucha mala espina tamaña resginación al martirio regional. Casi diría que se parece a la famosa resignación cristiana. Y, oh, casualmente recuerdo al Papa argentino que justo llegó a tiempo para auxilio espiritual del pueblo de la Patria Grande. Y me vuelven a la mente las variadas reacciones y sospechas que despertó su arribo a la cabeza del Vaticano en su momento. They did it again, dude!

    Saludos y amén!
    (Disculpas la intromisión, retorno a mi lugar de lectora)
    Sole.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: