Política internacional, pero no lejana: Roma y Moscú

tasacion-antiguedades-icono-ruso

Como saben, insisto en el blog que, de vez en cuando, desviemos (los argentinos) la atención de nuestras fascinantes internas y contemplemos lo que pasa en el mundo. Aprovecho el feriado largo para subir algunas cosas que me parecen interesantes. Tres al hilo. Empiezo con esta.

De la reunión entre el Papa Francisco y el Patriarca de Moscú Kirill, se escribió mucho y se va a escribir más. Por sí misma y también por lo que ellos, a la cabeza de dos organizaciones con mucha experiencia en el tema, se han ocupado en cargarla de símbolos. Reunirse en Cuba, por ejemplo!

Esta, de Eduardo Febbro en Pág. 12, me pareció la crónica más útil, porque detalla las dificultades geopolíticas que hubo que vencer. No es cuestión, nunca lo es, de “Júntense los buenos!”.

Una semana antes de pisar suelo mexicano el papa Francisco le agregó un capítulo suplementario a esa reescritura del mundo que viene protagonizando desde que fue electo en 2013 y pronunció, en la Plaza San Pedro, la palabra casi prohibida: “pueblo”. La agenda mexicana del sumo pontífice ya era una exquisitez de inclusión en las fracturas de un país. Lejos de plegarse a los cánticos y rutas del conservadurismo eclesiástico oficial y a los consensos que sugieren los gobiernos, Francisco decidió poner un pie en la fractura, la exclusión indígena, el narcotráfico, el feminicidio y la corrupción. Pero antes, tal como lo había adelantado en la entrevista del 31 de enero de 2016 con la vaticanista francesa Constance Colonna-Cesari, el Papa abrió el libro de la historia para protagonizar una cumbre inédita con el patriarca Kirill, el primado de la Iglesia ortodoxa rusa.

Ambos se entrevistarán el próximo 12 de febrero en terreno neutro, es decir en Cuba. El acontecimiento no tiene precedentes en la historia de las religiones. Se trata de la primera reunión de los máximos líderes de las dos iglesias luego que, a partir de los antagonismos que las dividieron en el siglo IV después de Cristo, un cisma en el año 1054 las separara para siempre. Ese “siempre” conocerá el 12 de febrero una interrupción por demás trascendente. Francisco y Kirill se encontrarán en el aeropuerto de la capital cubana y firmarán una declaración conjunta pactada, al igual que la cumbre, en un tercer país y en el más absoluto de los secretos desde hace varios meses.

El peso de ambas iglesias difiere en mucho, aunque no su importancia geopolítica en un momento donde la confrontación entre Rusia y Occidente a raíz del conflicto en el Este de Ucrania es muy tensa. Esa confrontación pasa igualmente a través del terreno religioso. La Iglesia ortodoxa rusa mantiene relaciones conflictivas con la Iglesia greco-católica de Ucrania, la cual obedece a Roma. Las vicisitudes del destino han puesto a Francisco en la encrucijada de este conflicto de dos maneras: primero, porque los greco-católicos de Ucrania tomaron partido por la revuelta del Maidan.

Con ello pusieron al Papa en una posición delicada: si los defendía, se distanciaba de los ortodoxos de Moscú, si los atacaba, abandonaba a una Iglesia de su orbe. Segundo, porque el actual arzobispo mayor de Kiev, Sviatoslav Schevchuk, habla el español con acento argentino: cursó estudios en el seminario de Don Bosco, en Buenos Aires, y en 2009 Benedicto XVI lo nombró obispo auxiliar de Santa María del Patrocinio, siempre en Buenos Aires. Sviatoslav Schevchuk fue además un ferviente partidario de los revolucionarios ucranios. Francisco caminó por una delgada cuerda floja durante varios meses. Kirill reconoció en un momento la posición “equilibrada” de la Santa Sede frente al perfil “extremadamente politizado” de la Iglesia greco-católica, a la que el patriarca de Moscú y de todas las Rusias llegó a calificar de “rusofóbica”. El acercamiento entre él y el patriarca ortodoxo de Moscú representa el segundo gran éxito de la diplomacia vaticana desde que Bergoglio llegó al trono de Pedro. Gracias a su mediación, en 2014, Cuba y Estados Unidos destrabaron el largo contencioso que los dividía. El Muro del Caribe cayó con la acción del Papa como es posible que caiga ahora el otro muro de las religiones.

Es muy probable además que esta cumbre sea el preámbulo a la realización de algo que ningún papa pudo realizar hasta hoy: visitar Moscú. La Iglesia Ortodoxa Rusa reivindica unos 130 millones de fieles en el mundo, contra 1200 millones para la que representa Francisco. Según adelanta el comunicado conjunto de la Santa Sede y del patriarcado, la entrevista entre el Papa y Kirill durará una dos horas al cabo de las cuales ambos dirigentes firmarán una declaración común que, al igual que la cumbre, “marcará una etapa importante en las relaciones entre las dos iglesias”. Es lícito reconocer que el papa argentino está animado de una sólida estrategia ecuménica y de una fuerte convicción en lo que atañe el acercamiento entre las religiones. El Estado Islámico y su expansión en Irak han, de hecho, acelerado esta decisión. La defensa de los cristianos de Oriente ante la amenaza de los jihadistas del EI estrechó los vínculos entre católicos y ortodoxos y hasta modificó la línea no intervencionista del Vaticano. En 2014, el papa Francisco interpeló a la comunidad internacional para que interviniera en Irak y “detenga una agresión injusta”. El responsable de las relaciones exteriores de la Iglesia ortodoxa, el metropolita IIiarion, explicó precisamente que el eje de esta etapa de relaciones renovadas es la situación de los cristianos en Medio Oriente.

Francisco se apresta a darle cuerpo a un sueño que Juan Pablo II jamás pudo plasmar. Alejo II, es decir, el anterior patriarca de Moscú y de todas las Rusias, se opuso con vehemencia a que el papa polaco viajara a Moscú. La alfombra roja parece hoy desplegada para el papa argentino, tanto más cuanto que el territorio del encuentro, o sea, América y Cuba, responde al deseo de Kirill de no verse con el Papa en Europa, una zona geográfica a la que, a raíz de la posición de la Unión Europea con respecto a las aspiraciones de Ucrania, Kirill juzga como responsable del conflicto“.

Anuncios

6 Responses to Política internacional, pero no lejana: Roma y Moscú

  1. Rogelio dice:

    Estimado Abel:

    Quizás sea oportuno añadir al post un hecho que tiene afinidad.

    Con motivo del Año Nuevo Chino del Mono, que se celebró por esos días, el día 28 de enero pasado el Papa Francisco concedió una extensa entrevista al diario on-line Asia Times de Hong Kong.

    Durante la entrevista Francisco expresó al presidente Xi Jinping, al pueblo Chino y a su milenaria cultura su alta estima y su confianza en que sus aportes al diálogo entre los pueblos contribuirán a la paz y al desarrollo integral de la familia humana.

    Francisco respondió a la serie de preguntas que siguen:

    – ¿ Qué es de China para usted? ¿Cómo se imaginaba que era China cuando siendo usted un hombre joven, dado que China, desde Argentina, no es el Oriente, sino el Lejano Oeste? ¿Qué significa Matteo Ricci para usted?

    – China, por primera vez en sus miles de años de historia, está emergiendo de su propio entorno y se está abriendo al mundo, creando retos sin precedentes para sí misma y para el mundo.Usted ha hablado de una tercera guerra mundial que está avanzando furtivamente: ¿Qué desafíos se presentan en la búsqueda de la paz?

    – China ha experimentado en las últimas décadas tragedias sin comparación. Desde 1980 los chinos han sacrificado lo que siempre ha sido más querido para ellos, sus hijos. Para los chinos son heridas muy graves. Entre otras cosas, esto ha dejado un enorme vacío en su conciencia y de alguna manera una necesidad muy profunda de reconciliarse consigo mismos y perdonarse a sí mismos. En el Año de la Misericordia qué mensaje puede ofrecer al pueblo chino?

    – ¿Cómo se deben abordar estos desafíos a las familias en China, ya que se encuentran en un proceso de cambio profundo y ya no se corresponden con el modelo tradicional chino de familia?

    -El crecimiento económico del país continuó a un ritmo abrumador, pero esto también ha traído consigo desastres humanos y ambientales que Pekín está luchando para enfrentar y resolver. Al mismo tiempo, la búsqueda de la eficiencia en el trabajo está imponiendo cargas a las familias con nuevos costos: a veces los niños y los padres se separan debido a las exigencias del trabajo. ¿Qué mensaje les podemos dar?

    El reportaje completo:
    – en italiano => https://goo.gl/Nz0vVz
    – original en inglés => http://goo.gl/EFF7Ew

    Saludos

  2. Cine Braille dice:

    Espero que no suena a pedantería: Kirill suele traducirse como Cirilo. Lo señalo por si alguien lee Cirilo en alguna otra nota. BTW San Cirilo y su hermano Metodio son figuras muy importantes para las iglesias eslavas.
    Saludos

    • Rogelio dice:

      Interesante su comentario CineB.
      Porque justamente Kiril Lakota es el nombre del personaje central de “Las sandalias del pescador” publicada por Morris West en 1963 y que 5 años después protagonizó Anthony Quinn en el cine => https://goo.gl/5T8MWa
      En esa obra, Kiril Lakota es un obispo ucraniano elegido como primer papa eslavo. La historia tuvo cierto cumplimiento en 1979 cuando Karol Wojtyla fue elegido como papa Juan Pablo II.
      Fue justamente Wojtyla quien proclamó a Cirilo y Metodio patronos de Europa Oriental así como Benito de Nursia (s.VI) lo había sido de Europa Occiental algunos años antes.
      A su vez, también se reconoce a 3 mujeres como Patronas de Europa: Catalina de Siena, Brígida de Suecia y Teresa de la Cruz [en el siglo Edith Stein] => https://goo.gl/Am6jVr

      Saludos

  3. […] a leer esta muy bien escrita crónica de Claudio Mario Aliscioni, en Clarín. (Con esto equilibro la anterior, de Página 12, sobre Roma y Moscú. Y calculo que los que habían leído una, si son verdaderos creyentes, no han leído la […]

  4. marcelo arndt dice:

    La unidad de los católicos romanos y ortodoxos es prioritaria a la union de los cristianos.. Si bien la Iglesia católica más conocida y que se proclama universal es la romana dirigida por el Papa, existen 300 millones de católicos no romanos de rito oriental que conocemos como iglesias ortodoxas. El Papa va por ellos porque necesita el colegio de Patriarcas y porque alli si la unidad con anglicanos primero, coptos y episcopales sera posible.

  5. Rogelio dice:

    Abel, tiene sentido relacionar otro hecho que suma al cuadro general del post.

    … fusionar nuestros futuros…
    Henry Kissinger, además de entrevistarse con el presidente ruso Putin, pronuncíó el 4 de febrero la Conferencia Yevgeny Primakov realizada en Moscú en la Fundación Gorbachov.

    Rescato de su intervención el siguiente párrafo:
    “Estoy aquí para discutir la posibilidad de un diálogo que busque fusionar nuestros futuros en lugar de elaborar nuestros conflictos. Esto requiere por ambos lados respeto de los valores vitales y los intereses del otro”.

    El discurso completo, en inglés, en la página de la Fundación Gorbachov => http://goo.gl/5uIfwC
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: