Habla Zaffaroni

zaffaroni

Siento que debo dejar claro que no comparto la doctrina penal del Dr. Eugenio Zaffaroni. Es cierto que es un pensador del derecho reconocido en el mundo, que ha sido miembro de nuestra Corte Suprema de Justicia (designación que en su momento la Dra. Elisa Carrió calificó como “un sueño hecho realidad”), y lo es actualmente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Sin duda, su producción es de alto nivel intelectual -y tiene un estilo literario lúcido, al contrario de muchos de sus colegas- pero un pensamiento que considera -sintetizando- que más peligroso para la sociedad que el delito es la reacción estatal para combatirlo… me parece de un anarquismo romántico e idiota. Que termina favoreciendo a demagogos que se montan en la reacción popular, que exige combatirlo.

Ustedes se preguntarán a qué viene esta reflexión jurídica, que nadie me ha pedido. Sucede que el Dr. Zaffaroni ha publicado en la Agencia Paco Urondo un artículo donde, a pesar que insiste en que no es la persona indicada para dar directivas políticas, el hecho es que las hace.

Y son las directivas necesarias para orientar a la militancia inorgánica y masiva de estos días. Directivas que deberían estar dando las dirigencias medias del peronismo y de sus aliados frentistas, en lugar de estar discutiendo sobre liderazgos “indiscutibles” y quiénes los expresan mejor (Tarea que es necesaria -es la política- pero de la que se harán cargo los que aspiran a conducir. Y los que los van a votar, o no). Por eso, quiero copiarlo aquí, y aplaudirlo. Agregando un pequeño comentario al final.

“La situación del país es insólita, pero en modo alguno desesperante: el campo popular superó momentos mucho peores. Además, toda Latinoamérica sufre esta etapa avanzada del colonialismo corporativo. Por suerte, frente a las horribles tragedias de nuestros hermanos, hasta el presente no llevamos la peor parte ni mucho menos.

No obstante, no dramatizar no significa subestimar el panorama argentino actual, que es de caos institucional (gobierno por decretos-leyes, incluso en materia penal y tributaria; despidos masivos e indiscriminados de funcionarios; distribución centralizante de la coparticipación federal; designación de jueces supremos por decreto; clarísima usurpación de competencias del Congreso; amenaza a la autonomía del Ministerio Público; desbaratamiento del AFSCA;  supresión de toda disidencia en los medios de comunicación; endeudamiento e inflación; devaluación acelerada del salario real; extorsión manifiesta al sindicalismo; y un largo etcétera).

El Poder Judicial complica más las cosas: los jueces cercanos al campo popular son estigmatizados como militantes ; los que consienten y legitiman el caos institucional, son los imparciales o políticamente impolutos. En poco tiempo se acentuará el desprestigio del Poder Judicial, cuyo grueso lo compone una masa silenciosa que, dentro de todo, hace bastante bien las cosas. Es muy posible que en el futuro sea el chivo expiatorio, sobre el que recaiga la totalidad de la responsabilidad de este caos institucional.

Si bien las cuestiones institucionales no provocan movilizaciones masivas, las tropelías institucionales preanuncian siempre atropellos de otro orden que, por otra parte, se advierten discursivamente sin tapujos.

A este caos institucional se suma la torpeza política, con una tónica general que no puede menos que recordar la prepotencia de la revolución fusiladora.

La prisión de Milagro Sala es ordenada por una justicia manipulada impúdicamente con tal grado de descaro, que ni siquiera al recordado Menem se le pudo achacar. No se trata sino de una clarísima muestra de grosería política revanchista. Al escándalo de pretender que la protesta configura sedición, se suma el injustificado requerimiento previo de fuerzas federales que ha costado 43 vidas. (En perspectiva regional no es descabellado calcular 43 + 43 = 86, pues tanto a los normalistas de Ayotzinapa como a nuestros gendarmes los podemos poner a la cuenta de los virreinatos del colonialismo avanzado). El papelón internacional de la Argentina con este caso es considerable y nos afecta a todos los ciudadanos.

La exigencia transnacional de intervención de Fuerzas Armadas con pretexto de combate al narcotráfico, conforme a la experiencia regional, pone en riesgo la Defensa Nacional, pero implica también una intimidación pública, de la que forma parte el renacimiento de procedimientos policiales archivados hace años.

Torpeza política, control de medios, movilización de fuerzas federales, riesgo para las Fuerzas Armadas de la Nación, intimidación pública, manipulación judicial y caos institucional generalizado, forman un cocktail de alto y peligroso poder embriagante, debilitante de frenos inhibitorios.

Frente a esto, muchos ciudadanos –y en particular los más jóvenes- preguntan: ¿Qué podemos hacer? ¿Qué debemos hacer?

No soy la persona indicada para proporcionar esa respuesta, dado que no es jurídica ni institucional, sino política y, por ende,  esa naturaleza indica que deben proporcionarla los políticos.

Pero los políticos del campo popular aún están shockeados. No saben bien qué hicieron mal. Creo que no han hecho nada demasiado mal; quizá no admitieron que algunas tazas molestas se podían reacomodar en el armario.

No contaron con la versión local de monopolio mediático propio de nuestra región (no tolerado por ninguna de las democracias del mundo desarrollado) y que, como parte de las corporaciones transnacionales, aprovecharía ese flanco para estafar a alguna gente, haciéndole creer que el cambio se limitaría a remover algunas tazas de una posición que les resultaba antipática. El error táctico fue no moverse con la rapidez necesaria para mostrar que no venían a cambiar de posición las tacitas, sino a romper el armario.

Pero nuestros políticos parece que comienzan a reaccionar, como crecientemente se les reclama; la reunión de gobernadores es prometedora. En breve volverán a ser protagónicos si dejan de pasarse facturas y postergan el internismo, que es el cáncer de los partidos del campo popular, como lo demuestra el espejo del radicalismo.

Sería suicida distraerse con el internismo y alejarse del Pueblo, pues pelearían por un armazón vacío: toda estrategia y táctica popular debe priorizar la respuesta al Pueblo. Pero en tanto terminen de salir del estupor y asuman la función natural de conducción y orientación, debe primar la prudencia.

Nuestro Pueblo no está indefenso. La pretensión de una construcción mediática de realidad única, está condenada al fracaso. La tecnología comunicacional actual no es la de 1955 ni la de 1976. Además, no faltará en el propio campo mediático empresarial quien aproveche la demanda de al menos el 50% del mercado: si medio mercado (con perspectivas de aumentar) demanda galletitas, alguien las ofrece.

Las plazas no cesarán; en este caso no es verdad que la gente se cansa. Las cesantías masivas en la administración de miles de funcionarios, los convierte mecánicamente en militantes. Y dentro de escasos meses se sumarán las otras víctimas de este descalabro de concentración de riqueza y de crecimiento de lo único que harán crecer: el coeficiente de Gini, o sea la desigualdad social.

Esa militancia necesita conducción, orientación y también contención de los políticos, ante todo porque debemos cuidar la vida de nuestra gente. Deben conducir porque debe contenerse a cualquiera que se descontrole y detectar a los provocadores. Ni la menor violencia debe salir del campo popular, porque la están esperando para reprimir, y para la represión son todavía más torpes que en lo político, que es decir.

No debe olvidarse que la violencia nunca fue propia del campo popular, sino de sus enemigos : los sucesivos virreinatos  destrozaron la modesta vivienda de Yrigoyen, anularon la elecciones de Pueyrredón-Guido, fusilaron en las dictaduras de 1930 y 1955, derogaron una Constitución por bando militar, convocaron a una Constituyente sin Congreso, bombardearon la Ciudad de Buenos Aires y ametrallaron a los trabajadores, destituyeron jueces masivamente, sancionaron el decreto 4161, proscribieron partidos mayoritarios, impusieron penas validas del estado de sitio, anularon las elecciones de 1962, encarcelaron a presidentes electos por voto popular, sometieron civiles a juicios militares, asesinaron y desaparecieron a decenas de miles de personas, robaron bebés, se autoamnistiaron, y hoy provocan el caos institucional.

A toda costa se debe impedir cualquier pretexto que permita legitimar la represión. La protesta debe canalizarse orgánicamente, con conducción y contención, agotando todas las medidas legales, ocupando todos los espacios de libertad que tenemos por ley y Constitución.

La lucha no violenta es de valientes, no de timoratos ni medrosos, porque no evita la violencia de los otros, sino que la deja en descubierto y los deslegitima y debilita. Se trata de la vieja técnica oriental: la defensa consiste en usar la fuerza del contrincante para debilitarlo.

Los defensores de la violencia suelen ironizar respecto de Gandhi, recordando que los ingleses victimizaron a miles de personas en la India, que luchaban pacíficamente. La idealización de la violencia, en la que se nos educa desde niños, les impide calcular el tiempo que hubiese durado y los millones que hubiesen perecido si la lucha por la independencia de la India hubiese sido violenta. ¿O se olvidan que los colonialismos son impiedosos?

Pero la lucha contra el caos requiere orden y organización: La organización vence al tiempo, decía Perón. Es menester conducción y organización, para que todo ciudadano, dentro de sus posibilidades, se convierta en creativo, en pensador, en jurista, en difusor, en síntesis, en político. En breve serán pocos los que digan Yo no entiendo ni quiero saber de política.

La política es el gobierno de la polis, y a poco andar -y por el camino que adopta este virreinato- todo ciudadano se dará cuenta de que quienes fomentan la antipolítica y se proclaman apolíticos, en realidad quieren ejercer el monopolio de la política, o sea, del gobierno; más que nunca su torpeza va mostrando una opción bien férrea : o nos gobernamos nosotros o nos gobiernan otros.  

Insisto en que no soy la persona indicada, pero de momento me permito sugerir: (a) Nada de violencia. (b) Ocupación de todos los espacios legales y constitucionales para reclamar, denunciar y protestar. (c) No asumir ningún riesgo inútil. (d) Reclamar de los políticos que despierten de su schock. (e) Contención de quien se descontrole y separación urgente de los provocadores. (f) Utilización de todos los espacios de comunicación. (g) Postergación de todo internismo. (h) Privilegio de la función de conducción y orientación popular. (i) Generosidad con los errores ajenos y corrección de los propios. (j) La fuerza se vence usando las neuronas, o sea, lo que a la fuerza le falta: la razón.

Hace muchos años, había un busto de Evita en la columnata de entrada al Cementerio de la Chacarita. La dictadura de 1955 lo retiró. El día de difuntos, la gente pasaba y cada uno dejaba una flor en el lugar en que había estado el busto, hasta que se formó una montaña de flores. Aprendamos la lección popular: enterremos la prepotencia del caos institucional bajo una montaña de flores”.

Hay una observación inevitable (que se ha hecho muchas veces, también por mí, a los discursos K): esta de Zaffaroni es una reflexión dirigida a los que ya están convencidos. Es así. Está dirigida a los militantes y los politizados que pueden serlo. Pero aunque son una minoría -otra cosa que he repetido en el blog- son la minoría en torno a la cual se articulan las demandas populares. Los más entusiastas tienden siempre a adelantarse. Pero no importa: cuando los reclamos de una sociedad están en fuerza, nadie puede ignorarlos.

Anuncios

52 respuestas a Habla Zaffaroni

  1. ¿”anarquismo romántico e IDIOTA”? Epa, compañero… Se podrá no estar 100% de acuerdo con Zaffaroni, se podrá pensar que es “tibio”… Y algunas cosas más. ¿Pero de ahí a IDIOTA?

    • Abel B. dice:

      Mi recomendación de siempre, R.M.: leer con atención. Digo que es UN PENSAMIENTO idiota. Mi valoración, que puede estar equivocada.

      Pero el que esté libre de pensamientos idiotas, que tire la primera piedra.

      • julia dice:

        (sostener) que más peligroso para la sociedad que el delito es la reacción estatal para combatirlo… me parece de un anarquismo romántico e idiota.
        yo que ud revisaría mi opinion … ni romantico, ni idiota, ambas cualidades de muy amplia definicion
        y a la luz del culebrón de los prófugos, con heridos propios interpares y poli-ojotas,
        la “prevencion” de posibles saqueos in pectore de la tupac amaru con 43 gendarmes MUERTOS, por enviarlos “urgentemente” en un vehículo defectuoso
        e innumerables falencias institucionales de aquí, pero también el resto del mundo, mas que avalan la acersion de juez zaffaroni, (no me gusta decir ex- …)
        y aceptemos que alguien nos merece respeto y admiracion, por dios, lo ismo se afirmaba, por si acaso, del anterior gobierno, … a si muy bueno , aunque discrepo en muchas cosas, cosas que pocas veces se especificaban

      • Mariano T. dice:

        La teoría de esta escuela de pensamiento es que el derecho penal es parte de la lucha de clases. Y que la acción del Estado hacia el delincuente es peor que la acción del delincuente o el criminal hacia sus víctimas. Mas que idiota, es siniestra. Una teoría que ya ha cobrado muchas vidas mediante los asesinatos cometidos por criminales liberados prematuramente

      • Raúl C. dice:

        A Zaffaroni habría que leerlo. No dice lo que el aparato mediático le atribuye.

      • Raúl C. dice:

        Mariano T. copia al ‘personaje’ Zaffaroni que inventó el aparato mediático.

        Es cierto que ejerce una fuerte crítica del punitivismo.

        Pero hay que aclarar que, por lo menos por la lectura del material que se comenta en el link, NO dice que sea un tema de lucha de clases, NO dice que la acción del Estado hacia el delincuente sea peor que la del delincuente hacia sus víctimas, etc.

        http://www.cuspide.com/9789504928249/La+Cuestion+Criminal/

        http://www.derechopenalonline.com/derecho.php?id=15,807,0,0,1,0

        Eso que Mariano T. le atribuye a Zaffaroni lo dicen algunos trasnochados de la izquierda, ninguno de ellos tan célebre como él.

        Del mismo modo, circula por Internet -repetido ‘ad nauseam’- un fallo HdeP, supuestamente de él, en un caso de abuso de una menor. Que cuando se lee en detalle se ve que NO es un fallo de Zaffaroni sino de otro juez. (No sé si casualmente o no, NADIE insulta a ese otro juez, ni siquiera lo mencionan… seguramente tiene una ideología más afín con la familia judicial).

        Con Zaffaroni pasa ahora como en las décadas del 60 y el 70 con Borges: los que hablaban en contra de él no lo habían leído.

      • David (idu) dice:

        Mirá, Raul:

        No tengo idea de si lo de Zaffaroni es verdad o no, ya que depende de quién lo dice y de las fuentes consultadas.

        No soy (ni quiero ser) abogado, así que tampoco voy a leer el expediente judicial.

        Ahora, que el dictamen lo avaló, lo avaló.

        http://www.adoptar.org.ar/2011/08/zaffaroni-si-hay-oscuridad-no-hay-abuso-sexual/

        Igualmente Zaffaroni será un ídolo para los “del palo” aunque hubiese sido juez del Proceso… ¡Oia!

      • Mariano T. dice:

        Lo escuché en entrevistas “amigas”. Hay una serie de personajes en la justicia penal (el fiscal de Luca, el juez Slokar) que realmente no parecen estar del lado de la sociedad, sinó de los delincuentes.

      • Raúl C. dice:

        ¿David, usted es o se hace? Hace tiempo usted puso ese link y yo lo refuté con información real.
        Siempre el goebbelsismo… Repetí, vos repetí…
        ¿Por qué nadie dice nada contra el juez que SÍ hizo ese fallo?

      • David (idu) dice:

        Hola Raúl:

        No sé si soy o me hago.

        1) Ese link no lo puse nunca (lo digo luego de haber buscado en mis registros). Lo cual por otra parte no era necesario, ya que hay miles de links que dicen lo mismo.

        2) Tu refutación es muy respetable, y lo aclaré pertinentemente: “No tengo idea de si lo de Zaffaroni es verdad o no, ya que depende de quién lo dice y de las fuentes consultadas.”

        3) Si el juez que escribió ese fallo, formó parte de la tríada de jueces que firmaron el dictamen, no me parece relevante. Lo relevante es que Zaffaroni lo firmó y avaló.

        4) Y ese juez me parece tan deleznable como Zaffaroni, solo que Zaffaroni es el inspirador ideológico del abolicionismo, y el otro juez seguramente es su alumno. O no, pero no cambia nada: la Justicia hoy estigmatiza al ciudadano común y víctima y eleva a condición de santos varones a los delincuentes. Lo cual puede ser bueno, y debiéramos todos ser delincuentes. Lo voy a pensar.

      • Raúl C. dice:

        En realidad, lo que importa aquí es lo que Zaffaroni dice como análisis de la actualidad.
        Lamento haber traído ese otro tema. No quería irme por las ramas.
        De todos modos, y para terminar este tema, por si leen esto personas honestas que creen que ese fallo ‘es de Zaffaroni’ y están asqueadas por el caso, aquí está el link donde se dice la verdad.

        http://www.taringa.net/posts/info/18286032/Desmintiendo-con-la-luz-apagada-no-hay-violacion.html

        Esto no ‘depende de quién lo dice y de las fuentes consultadas’, como dice con toda la mala intención David.
        Depende de LEER EL FALLO.

        El que hizo las consideraciones más discutibles es uno de los jueces, el Dr. Elbert.

        Zaffaroni terció entre la pena de 3 años que pedía Elbert y la de 4 años (máxima para ‘Abuso deshonesto’) que pedía el otro juez, el Dr. Donna.

        Lo que escribió Zaffaroni:
        “Coincido con los votos anteriores en cuanto a la tipicidad de la conducta del procesado, al igual que respecto de su antijuricidad y culpabilidad. En cuanto a la pena, entiendo que se ajustan a derecho las consideraciones y pena propuesta por el Dr. Elbert, a cuyo voto no adheriré a este respecto. Considero que en el caso, conforme a las características del mismo, es conveniente y necesaria la imposición de una pena de efectivo cumplimiento que pueda servir de suficiente contramotivación en el comportamiento futuro del procesado. En cuanto a la pena de 4 años que propone el Dr. Donna, entiendo que no se adecúa a derecho, puesto que es el máximo de la escala prevista para el delito. No comparto el criterio conforme el cual el contenido injusto del hecho no podría ser mayor en otra hipótesis típica. Es obvio que puede haber una hipótesis violenta, susceptible de causar mayor lesión al bien jurídico o de poner en peligro otros bienes jurídicos: el consentimiento es irrelevante a los efectos típicos, pero no lo es en cuanto a la evaluación del contenido injusto del hecho, en función de lo dispuesto por el art. 41 CPen. Es obvio que una acción violenta es más traumática psíquicamente, que puede causar lesiones leves que conforme a pacífica doctrina quedan subsumidas en la violencia típica como hechos so-penados. Además, la prolongación a mayor continuidad de la acción es imaginable, lo que también aumentaría en algún caso el contenido injusto en forma mayor que en el presente. Es verdad que el presente caso se aproxima al máximo y, justamente por ello, entiendo que es adecuada la pena de 3 años, que es aproximada al máximo de la escala prevista, lo que pone de manifiesto un desvalor del acto, que es de 3, en una escala que va desde 6 meses hasta 4 años. (…)”

        En el mismo link se explica que la calificación penal (‘abuso deshonesto’, y no ‘abuso con acceso carnal’ ni ‘violación’) era la que permitía el Código Penal en ese momento (1987).

        Así que todo juicio ‘moral’ sobre los jueces es casi abstracto en este caso. Ellos trataron el caso jurídicamente, de acuerdo con el Código que regía en ese momento.

        Otra cita textual del link:
        “Aclaración: Actualmente la doctrina mayoritaria encuadra a la fellatio en una figura incorporada a partir de 1999 llamada “abuso sexual gravemente ultrajante” cuya pena va de 4 a 10 años de prisión, otros (la minoría) siguen entendiendo que se trata de abuso sexual con acceso carnal cuya pena va de 6 a 15 años de prisión.”

        Esto lo publico no para David, por cierto, porque o no se va a gastar en leerlo o va a seguir con la técnica goebbelsiana. Repetir una mentira incansablemente.

        Ahora bien: ¿qué se debería haber hecho?
        Para los Davides es simple: al tipo lo linchan. O, mejor, se la cortan y lo dejan morir desangrado. En la plaza pública.

        Bueno, es un punto de vista.
        El problema es que los jueces sacaron un fallo… ‘jurídico’.

      • David (idu) dice:

        Es obvio, amigo Raúl que aún releyendo 100 veces el dictamen, no tendré opinión válida sobre la sentencia.

        Es que no entiendo, ¿vió? Por eso puse claramente que desconozco la verdad jurídica.

        No obstante, leyendo tu link, me pareció muy simpática la frase:

        Zaffaroni, hizo referencia a lo de la luz apagada simplemente queriendo significar que el hecho de que el acto se perpetrara a oscuras disminuyó (aunque sea un poco) el contenido traumático del evento vivenciado por la menor, cosa que a mi criterio me parece absolutamente razonable y sensato.

        ¿Algo así como “medio virgen”, pero “razonable y sensato”?

        Dios mío…

      • Raúl C. dice:

        Ahí hubo un error del que escribió el post.
        Simplemente LEYENDO el dictamen de Zaffaroni se ve que ni menciona lo de la luz apagada.

  2. Raúl C. dice:

    Más allá de que uno ‘esté convencido’, es una reflexión muy sabia e inspiradora.
    El análisis de la situación es impecable.
    Y al no provenir de un ‘militante’ propiamente dicho, tiene una ligera toma de distancia que lo mejora más todavía.
    El primer punto, ‘Nada de violencia’, es fundamental.
    Aquí lo hemos comentado desde el primer día de Macri, cuando ya estaba claro que venían a romper todo.
    No hay que ‘regalar’ cortes de calles ni cosas por el estilo. Y hay que evitar sistemáticamente todo tipo de provocación.
    El pasito que falta para que los epítetos de ‘ñoquis’ y ‘militantes’ se transformen en ‘subversivos’ es cortísimo. Y las consecuencias las podemos imaginar.

    Un punto muy intrigante es el ‘shock’ de los políticos.
    Yo me pregunto a qué se debe.
    Y a veces pienso: ¿no será que unos cuantos, empezando por Scioli, piensan en el fondo que el ajuste era inevitable, y que si ganaban lo hubieran hecho también (aunque no tan a lo bestia)? ¿Que no tienen cara para protestar contra esas medidas que de algún modo compartían? ¿Que solamente con el correr del tiempo y el aumento del descontento popular se animarían a ser oposición en serio, antes de que ese papel quede en otras manos?
    Dudas, nomás.

    • Silenoz dice:

      Mmmm.. si puede ser pero insisto con la época de formación política del trasvasamiento operado y que comenté en un posteo anterior.

      Por ej. ayer vi un cachito del Gato Sylvestre y estaba Giustozzi, el tipo hablaba de atraso cambiario poniendo como ejemplo la forma que lo afectaba en su emprendimiento familiar de…… arándanos….

      Y ni te cuento De Mendiguren (que también estaba en el panel) parecía la reencarnación de lord Keynes defendiendo el mercado interno…

      Ojo, me preocupa más el político que el “empresario” ehhh… En fin…. falta bastante “densidad nacional” entuavía

    • claudio Maxl dice:

      Yo no tengo dudas: el grueso del PJotismo es ideologicamente menemista, y con firmes convicciones, sera xq el grueso del PJotismo son empresarios con testaferros?. Tampoco tengo dudas q el plan A d Scioli era el ajuste, se cebo tras su cuasi 40% en las PASO y mando a sus laderos a bajar linea d arreglos con buitres, elimimacion d subsidios, fin d la distribucion para instalar la teoria del derrame….., y asi le llego su octubre en sintonia con su campaña post PASO, 37%. En el filo del abismo camino a balotaje viro su campaña a defender el modelo K y sus conkistas, se movilizaron las bases K en sintonia con un candidato q pregonaba el proyecto y se llego al 49%. Y aun me kedan dudas si en su eventual gobierno respetaria sus promesas K. Lo q no tengo dudas es q mas temprano q tarde se dara el kiebre entre los PJotistas neomenemistas, 4 d copas q no mueven el amperimetro electoral y el kirchnerismo. El incendio economico q estamoos atravesando y las explosivas consecuencias sociales q se avecinan no freezara a los dirigentes K haciendo seguidismo del PJotismo. Es lo mejor q puede pasar.

  3. ricardo j.m. dice:

    todos recordamos los falcon de moralidad paseando la noche

  4. marcelo ignacio dice:

    No sólo estoy de acuerdo en tu calificación de la doctrina Zaffaroni, sino que, en mi opinión, la mayor parte de las cosas que ha escrito en los últimos años han sido confusas, demasiado teóricas o nubedepedistas.
    Pero este no es el caso. Todo lo contrario: concreto, bien clarito y dirigido a un público muy específico. Brillante Zaffaroni esta vez.
    Gracias Abel por la cita.

  5. Silenoz dice:

    ¿Qué hacemos?¿Lo metemos en Carta Abierta al “Dotor”?

  6. Voces dice:

    Mas allá de las valoraciones sobre el pensamiento “penal” de Zaffaroni, creo que el planteo político es impecable.

  7. Mariano T. dice:

    Se hizo parte de la histeria en que vive ultimamente la minoría intensa, fogoneada por los primos que pierden el laburo.
    Pero lo ayudan desde arriba. Meter presa a Milagros Sala puede ser muy popular en Jujuy, pero a nivel nacional es un error político enorme. Le deberían haber avisado a Morales, o al juez

    • No, Mariano, cómo le iban a “avisar” al juez antes, eso implicaría que había políticos deseando/ ordenando la detención. El juez es impoluto, actuó solo, no sigue instrucciones de nadie, la Justicia jujeña es independiente, empezando por el Supremo Tribunal de Justicia, que el Gobernador se ocupó de conformar de manera limpia, sin legisladores suyos como miembros. Ah, no, pará…

    • Raúl C. dice:

      Precisamente por episodios como estos yo digo, por más que usted patalee, que no se comportan como políticos sino como los golpistas del pasado, o como Bordaberry o Fujimori en sus respectivos autogolpes.
      Esto es nefasto porque es el estilo general que están llevando adelante.

      • Mariano T. dice:

        Yo lo compararía más con Maduro, pero más suave.
        Maduro habría mandado a la policía, la parapolicía y los servicios a reprimir a bala limpia, matado 4 o 5, y luego habría detenido a Milagro Sala acusándola de las muertes

      • Raúl C. dice:

        Con retrucar con Maduro… no desmiente nada de lo que estamos diciendo. Muy infantil lo suyo.

  8. “Pero los políticos del campo popular aún están shockeados. No saben bien qué hicieron mal. Creo que no han hecho nada demasiado mal; quizá no admitieron que algunas tazas molestas se podían reacomodar en el armario.”

    Jaaaa. Es cierto que escribe bien, y es divertido.

    • julia dice:

      lástima que no dice qué tazas él creía que no estaban bien ubicadas … esas prevenciones ,¿ no?, cambiemos lo que esta mal, hay cosas que no se hicieron bien ¿?
      para concreto, obama, el tipo va y te dice, no vamos a permitir que china nos organice o coopte clientes, tenemos con que doblarle el brazo a quien se retove, bien clarito

      entre nosotros ya es hora de blanquear
      hasta con los diputados, y senadores, ex funcionarios
      y dentro de lo posible ¿porque?
      bossio, ¿que paso? la jefa lo hacia trabajar demasiado? ¿no se lució con toda la guita que manejaba’
      los urutubey ¿quieren ser cola de raton del pro? ¿les dio + guita x las tretenciones?
      y todo así, al pan pan que los amarillos estan a derrumbe limpio, no se, si les interesa un poco la noción peronista de patria…

      • Politico Aficionado dice:

        Ciertamente hay que blanquear, Julia. Pero no en un sitio público como este, con una nube de gorilas revoloteando.

        Leemos en las Escrituras “Por sus frutos los conoceréis”.

    • COMANDANTE: Le diré que me permito disentir parcialmente con el doctor Zaffaroni. Creo que “los políticos del campo popular” estaban “shockeados” desde ANTES de las elecciones.
      Eddie

  9. Luis dice:

    Tengo dudas sobre el estado de “shock” de los políticos del campo popular, quizás algunos si. Otros están esperando el inicio de sesiones en el Congreso y creo que la gran mayoría es de la idea “Si ves a tu enemigo equivocarse, no lo entretengas.”

  10. victorlustig dice:

    Zaffaroni es un excelente catedratico, que, tiene una posicion ideologica muy definida.
    Ahora, hablando de peronismo y resistencia? deberiamos si es cierto la foto de su jura en el proceso, y si es asi creo Herminio Iglesias tiene mejores pergaminos, raro los kirchneristas, pero bueno ellos sabran

    • Voces dice:

      Ojalá que gane Scioli.

      • victorlustig dice:

        Claudio hizo una excelente descripcion, ahora, que tiene que ver eso con Zaffaroni, su supuesta jura al Proceso y mi opinion de sus dotes como catedratico.

        Al pasar, lo que dice, que seria aplicable quizas en Noruega o Dinamarca, ya esta demodee, con el asunto ese de los refugiados, los daneses, y son los primeros, ya no son tan humanitarios, solo realpolitik

  11. Norberto dice:

    Se hace necesario contrastar este escrito con la absurda visión de Daniel Santoro en la contratapa de Tiempo, que además podríamos decir se corresponde con una visión idílica del pobre y del trabajador, que como todo aquel que recibió los dones del sultanato se convirtió en individualista y egoísta, y aunque está en lo que el BM denomina clase media en riesgo, es tan aspiracional a la media alta como Mariano lo es a la clase alta, un ejemplo típico, maestros y componentes del gremio de camioneros, tales como auxiliares de carga y descarga, aún de basura, que creen que su buen pasar se lo deben a su conductor y no al progreso de una sociedad por las políticas implementadas desde el Gobierno K.
    Muy pronto verán a una masa de desocupados, anticipada en conferencias e informes por Melconian disputarse sus puestos de trabajo, incentivados además por el “trabajo joven”, es decir despedir al viejo y contratar al hijo con mucho menor salario y menores cargas sociales.
    Hasta que eso no esté en carne viva, la idílica visión del innegable artista solo será el adjetivo, el sustantivo no existe cuando las dificultades son culpa del Gobierno y los logros, mis méritos.
    Nunca menos y abrazos

  12. vale dice:

    A mi me parece acertada la propuesta del Dr. Zaffaroni, evitar la violencia es fundamental, ( máxime cuando se acciona contra quien tiene el poder concentrado desde el autoritarismo más salvaje), porque las pérdidas serian siempre las mismas ( los ciudadanos milicianos) y lo que se rechaza es esta cofradía de corte fescistoide -oligárquico-plutocrático jamás visto en la argentina….ante la que cabría, en todo caso una guerra “zapeña” siglo XXI…sin violencia….
    Por otra parte , orgánico no significa siempre tener dirigentes del stablishment político a cargo, que a la larga con los años sobreviven y cambian de bando según su conveniencia, lo orgánico también surge del pueblo ….a veces….no se olviden que eso que llamamos “kirchnerismo”, excede las filas del peronismo, no se pueden contar los kirchneristas, únicamente por la cantidad de militantes peronistas, hoy por hoy ( esto sería un error) , creo que son mayoría indiscutiblemente dentro del campo popular, solo basta con bajar un poco y conversar con los ciudadanos “de a pie” que nutren las diversas manifestaciones, no se debería subestimar esto.
    Lo que une hoy, no es una bandera política determinada, sino una situación inesperada vivida como injusticia absoluta que intenta apagar la voz de la ciudadanía desde todos los ángulos posibles….me pregunto si esto será posible o si es exactamente lo que los conduce al fracaso. Lo que mató a las poblaciones primitivas, no fue la ignorancia sino la ingenuidad frente a la avidez.
    Creo que hoy el protagonismo político, lo tendrá finalmente el pueblo , no la dirigencia en la que cada vez menos cree, no por decisión propia, sino por evidencia empírica incontrastable.
    La ciudadanía ha madurado políticamente, sabe que la violencia no es el camino, sin nada mas que perder está dispuesta a dar batalla, desde la política y sin armas creativamente. Estamos en el siglo XXI.
    En una palabra, hartazgo.
    saludos

    • victorlustig dice:

      los ciudadanos milicianos, que Guadarrama suena eso, recorda que la Guerra Civil la perdieron por votar a que trinchera iban, ponele.
      los otros, los de Sierra Maestra, se hicieron su nomenklatura y ahora son amigos de USA, en cualquier momento le pagan el Havanna Hilton.

      Tu ultima palabra define todo, hartazgo

  13. […] Letra P, para la dirigencia del peronismo. Se me ocurre que es con un espíritu similar al del llamamiento a la militancia que copié hace dos días, para un auditorio muy distinto. Muestra entonces una preocupación […]

  14. David (idu) dice:

    Ya el reaccionario y procesista “La Nación” se mostraba contrario al nombramiento de Zaffaroni para la CSJ allá por Julio de 2003

    http://www.lanacion.com.ar/510967-zaffaroni-y-la-funcion-de-la-corte

    Ni bola que le dí por esos días. Zaffaroni me parecía de lo mejorcito, y las acciones de Néstor venían en subida irrefrenable.

    Yo también había comprado el consejo de Carrió que “entre Menem y Kirchner, mejor Kirchner”.

    A cual mejor, vea…

    • Raúl C. dice:

      Esto demuestra fehacientemente que el problema con Zaffaroni no tenía nada que ver con el kirchnerismo.
      Dicho sea de paso: La Nación, nada menos que en un editorial, MIENTE también con lo de la luz apagada.

      • David (idu) dice:

        Nunca dije que Zaffaroni fuera un producto kirchnerista.

        De hecho fue un juez del Proceso

        Pero solo llegó a Ministro de la CSJ gracias a Kirchner.

        Sobre si La Nación miente con lo de la luz apagada, puede ser, aunque me hubiese dado lo mismo con la luz prendida. O a media luz. O con fuegos artificiales. O con la luz de la luna.

        Chupar una pija es chupar una pija. Simple.

      • Raúl C. dice:

        Divague lo que quiera: La Nación mintió porque le atribuyó a Zaffaroni algo que él NO ESCRIBIÓ.

      • David (idu) dice:

        Es cierto:

        Dios no escribió las Tablas de la Ley, como maliciosamente nos quiere vender la Biblia.

        De buena fuente te digo: las escribió Moisés.

      • Raúl C. dice:

        Otra vez contestando cualquier pavada que no tiene nada que ver.

        ‘Juez del Proceso’ (observar la partícula DEL) es el juez que no daba bola a ninguna acción de los familiares de gente que desaparecía, que participaba en interrogatorios a gente torturada en los centros clandestinos de detención, que dictaba fallos falsos para encubrir delitos de los represores (incluso delitos patrimoniales del ‘botín de guerra’), etc.
        A eso se le llama ‘Juez DEL Proceso’.
        Zaffaroni, como otros miles, fue ‘Juez DURANTE el Proceso’.

        Es como decir que un ingeniero que trabajó en esos años en la CNEA en radioisótopos, por ejemplo, es un ‘Ingeniero del Proceso’…

      • David (idu) dice:

        Bien ahí, Raúl:

        No fue juez “del” Proceso. Solo lo fue “en”.

        Y como tal, nunca presentó ni admitió un hábeas corpus.

        Y yo como ingeniero “en” el Proceso, tampoco presenté ningún hábeas corpus.

        Zaffaroni y yo respiramos aliviados…

      • Raúl C. dice:

        Los jueces no ‘presentan’ hábeas corpus.
        Los hábeas corpus los presentaban abogados vinculados con los ‘subversivos’ y abogados de los incipientes organismos de DD. HH. (esos abogados desaparecieron, salvo los que se pudieron escapar al extranjero) o familiares/amigos de gente chupada (esos abogados tal vez se salvaron).
        Zaffaroni no entraba en ninguna de esas categorías. ¿Y?
        Es mejor la gente que en algún momento tomó conciencia del tema de los DD. HH. y del terrorismo de Estado, que la gente que nunca jamás lo hizo. Como unos cuantos funcionarios de este gobierno.

    • Voces dice:

      No deberían analizar el mensaje? en vez del mensajero?

  15. […] el número de visitas es revelador. Me impresionó, por ejemplo, la cantidad de los interesados en las declaraciones de Zaffaroni: entre tres y cuatro veces la habitual en los posteos […]

  16. entré a ver x lo del aumento exponencial de comentarios; ladran, compañeros.

    para lustig: otro ladran… (de raúl castro); maduro y chávez sólo mandan un: escuálido!

    me olvidaba: leé la historia de potencia colonialista (sí, a pesar del tamaño, se apropió desde alaska hasta el oriente) y nazicolaboracionista, y mentidamente ambientalista, y esclavista en la costa de oro, y ahora lavadora de dinero en las vírgenes e intervencionista (la última en siria) de dinamarca, antes de decir pavadas como que “ya no son más” humanitarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: