La batalla de la comunicación: perfil de un comandante

the newsroom

Se puede decir que la comunicación es la actividad humana por excelencia. Y es una parte fundamental de la política. Entonces, no es un tema que voy a analizar como se debe en un posteo al final de un domingo muy caluroso.

Pasa que veo que el kirchnerismo está repitiendo un discurso parecido al del alfonsinismo después de su derrota “No supimos comunicar“. Es cierto, en los dos casos. Pero no es toda la historia.

Igual, no voy a tratar de negar que -por todo el esfuerzo que los gobiernos K pusieron en ese campo, el mayor de cualquier administración peronista desde los tiempos del legendario Apold- no consiguieron un buen resultado. En “Ni a palos”, un suplemento inteligente del fallido Tiempo Argentino, publicaron hace una semana lo que podría ser una autocrítica (de otros). Se las copio:

El empresario (?) de medios

No lee diarios.

Le gusta salir en Gente.

Sueña con sábanas y sábanas de Anses con todos los ítems en cero.

Tiene sueños húmedos con moratorias impositivas.

Debe.

Siempre lo incomodó el personaje de Don Carlos en las propagandas de la AFIP.

Se hizo comprar por Mercado Libre un libro autografiado por Jacobo Timerman.

Nunca lo leyó.

En la primaria juntaba figuritas y se las revendía a sus amigos.

En el especial que se mandó hacer en una de sus revistas dijo que esa época fue “la mejor de mi vida”.

Es lo de los que dicen mucho “hay que cambiar el chip”.

Por supuesto, el chip siempre lo cambian los otros.

Le gusta Facundo Manes.

Todo lo que sabe de periodismo lo aprendió viendo El mismo amor, la misma lluvia.

Tiene personal trainner.

Fan del crossfit.

Siempre un amigo en el gobierno.

Mucho de twittear.

Vacaciones en Miami o alguna “isla paradisiaca”.

Punta del Este en épocas de ahorro.

A veces viaja solo para ir al freeshop.

Uso excesivo y polémico de musculosas en verano.

Colecciona boludeces.

Caras.

Porta reloj de cinco dígitos.

En dólares.

Fuma habanos, pipa, cigarrillo electrónico, narguille, 100’s, cualquier cosa menos un simple y convencional cigarrillo.

Al hijo le puso un nombre italiano tipo Santino o Giordano.

Mitad del año de vacaciones.

Siempre envidió la galera que se puso Gravier cuando se casó con Valeria Mazza.

Tiene una colección de moños.

Se ve a sí mismo como el personaje de Jane Fonda en The Newsroom.

En realidad su medio se parece más al Baltimore Sun de The Wire o a Hecho en Buenos Aires.

Le gusta comer en Kansas“.

No voy a decir que no hay bastante de verdad en esta caricatura.

Y lo subo porque me parece que apunta a un problema más grande y grave: creer que se puede hacer una “burguesía nacional” con atorrantes.

Pero… tampoco hay que pensar que es un problema de tipos. El Jorge Lanata que contribuyó al éxito de Página 12 en los ´90 o de PPT hace poco, no tiene un perfil muy distinto.

Creo que juega otro factor: es lo bastante astuto para darse cuenta que el periodismo oficialista aburre.

Anuncios

42 Responses to La batalla de la comunicación: perfil de un comandante

  1. “No supimos comunicar“. Es cierto, en los dos casos. Pero no es toda la historia”.
    No será TODA la historia, pero la parte principal… Especialmente, el equivocadísimo estilo de las cadenas nacionales de Cristina. Ojo, que digo el “estilo”, desconocedor de las más elementales recetas para una buena comunicación que llegue a TODOS, propios y ajenos —que es lo que se supone debe ser, precisamente, una Cadena “Nacional”— ¿No?
    Da para hablar muuucho, este tema, pero tenés razón: se acaba un domingo muy caluroso, no es momento.

    • Juan el Bautismo dice:

      Si señor totalmente. La compañera Cristina espero que lo este pasando muy bien con sus queridos, y ademas googleando y blogueando mucho mucho pero mucho en sus ratos despreocupados que le va a hacer muy bien

  2. el carlo dice:

    Y los blogs oficialistas tambien.

  3. ElBosnio dice:

    Es dificil comunicar bien cuando el otro tiene el megafono.

    Y no coincido, se pueden hacer burguesias nacionales con atorrantes. Asi como se hacen cipayas con imbeciles e incluso con patriotas inteligentes. Es solo un tema de alinear intereses (y penas).

    En cuanto a la critica a la comunicacion tambien merece el elogio.
    Cuando Lanata mostró en pantalla su caso de las valijas y los 2 financistas de la city que confesaban sus crimenes. Tipos serios, con argot adecuado, que daban la cara yo pensé “Esta vez Lanata tiene una opereta de la puta madre”. (Era pocas semanas despues de la operacion sobre twiteros K y esas huevadas).

    A los 2 dias, gracias a la estrategia de medios K, el caso se transformó en una de samantha farjat. Pasó de los programas politicos a los de chimentos de la tarde y los escandalos. No importaba la valija sino el amante.

    Eso es comunicacion. Se puede hacer con atorrantes y se hizo relativamente bien.

    Durante 8 rounds a Mick Tyson es que la estrategia del esquive no fue mala.

    El error, para mi, fue no bajar a Mick Tyson de un piedrazo o agarrarlo entre muchos en los vestuarios. Pretender ganarle en el ring a un grupo que acumulo fuera de él y por decadas es ingenuo.

    • victorlustig dice:

      No lo puedo cre er, el megafono, solo alguien que vive en capital y gba puede llegar a pensar eso.

      o sea, en un lapso temporal gradne, con milones y millones a disposicion, y, gastados, no pudieron/quisieron/supieron armar nada que contrarrestara los dos diarios de mayor tirada y el canal de mayor audiencia? o habra un factor mas ahi? capacidad? quizas, bueno repite el patron por ahi, no?

      • Norberto dice:

        Si, el factor son las trescientas licencias que hacen de repetidoras de noticias cuya formación empieza por una verdad conteniendo una mentira, y alrededor de esta última se generan decenas de entrevistas hasta convencer de la mentira, que rebota de medio en medio y es repetida por cientos de de medios que pertenecen o tienen que pertenecer, por caso para recibir papel, los diarios del interior deben adscribir a DyN, pero eso significa que la tapa la impone la agencia, y si no es así, no hay papel.
        A su vez es por definición un monopolio de la noticia tomada como mercadería, pero también es un monosopnio de la pauta apretando al emisor del mensaje mediante descuentos y premios por no hacerlo en medios competidores, y a estos para forzarlos a adoptar su forma de exponer y pensar la noticia, y el caso que salió a la luz fue el diario Perfil, cuando era eso y no un bisemanario cómplice, pero eso también sucedió con otros, como Crónica, que de triplicar la tirada del GDA a editar menos de la mitad con muchas menos páginas, mientras que todos con nuestros impuestos y la plata de los jubilados pagamos el papel del multimierdos y sus cómplices a través del costo de las devoluciones entregadas a Papel Prensa, todo convenientemente protegido por Jueces o cooptados o extorsionados, de tal forma que se le animan a un Ejecutivo elegido por el voto, pero ni siquiera durante años citan a declaración por juicios por lavado de dinero y aun peor, por delitos de lexa humanidad.
        Nunca menos y abrazos

      • El Bosnio dice:

        Lo mismo le dice el accionista de Mocoretá, la coca cola de entre rios, a su gerente de producto. ¨No me expliques que es solo por publicidad y por un par de tarados bailando en prime time. Hacé mejor el producto y desplazamos a Coca y a Pepsi en 3 semanas¨.

        Creer que los megafonos no influyen en nuestras elecciones se lo puedo tomar a un tibetano. A nadie mas.

      • victorlustig dice:

        a ver, por citar algo, Cine, Guido, le cuentan de La Capital? medio que fue opositor a Scioli por excelencia en la 5ta? ciudad del pais
        o el Tribuno de salta/jujuy de Romero, senador de ah, si
        Norberto, por favor…..
        Ni hablar de los canales de TV del interior

        Norberto, por favor……….

  4. victorlustig dice:

    El problema de los condottieri basicamente. ya que estamos en la Edad Media tambien tendremos guelfos y gibelinos? habra Canosa? habra Aviñon?
    Maquiavelo se nutrio con eso
    Quizas Botana no fue condotieri, pero eso es mitico
    lunes y nublado asi que no hay playa

    saludos

  5. vale dice:

    Un análisis bastante mediocre y antojadizo.
    El problema fundamental me parece a mi, está en la lógica de construcción de los problemas y en las catagorías de pensamiento desde las que lo analizamos.
    saludos, igual ya sé que no van a publicar esto. Gracias por leerme de todos modos.

  6. Diego dice:

    No se crea a pies juntillas eso de que el periodismo oficialista aburre. Recuerdo el surgimiento de Radio 10 sobre las cenizas de la ex radio Municipal. De allí surgió un estilo que rompía con los buenos modos de la radio AM para pasar a encarnar ese discurso que al poco tiempo se haría representante de los taxistas de la ciudad. Al periodismo kirchnerista le faltó mucho y mucho de ese mucho hace directamente a la concepción de la política que se tiene. Esa cosa muchachera en la base con una “jefa” en el altar, no va, no hay forma de maquillarla a efectos de la comunicación. Después y casi más importante es ver a quién le hablaba el kirchnerismo. Hubo un uso de la primera personal del plural por parte de los medios oficialistas (amén también de muchos dirigentes del FPV) en donde la primera persona del plural tenía una demarcación restringida, es decir, el kirchnerismo todo el tiempo se esforzaba por dividir el universo de la Argentina entre “noshotrosh” y “ellos”. Esa retórica elevada a comunicación oficial de un estado, no podía no tener destino de fracaso. Piensen que Cristina recién habló en un espacio abierto el día que se fue. Sus actos siempre eran muy cuidaditos, con los favoritos sentados de atrás para adelante en las sillas de plástico puestas para la ocasión. Pero eso sí, el evento era transmitido por Cadena Nacional para que la totalidad -esa a la que no se le hablaba -estuviese al tanto de la permanencia de ese ritual.
    En resumidas cuentas, la comunicación kirchnerista, sobre todo en la etapa de Cristina, fue un horror, pero se me hace que solucionarlo no será tan fácil como contratarse a un buen Durán Barba: hay cosas de fondo que se le juegan en esas formas que terminaron asomando desde la oficialidad del estado.

  7. ram dice:

    Suponer que se perdió simplemente por cuestiones de “comunicación”, puede ser lógico pero no por eso va a dejar de ser un argumento tan cómodo como insuficiente.
    Lo que me resulta curioso, especialmente en personas cercanas al peronismo que, siempre pero siempre recurren a un par de palabritas clave, Táctica y Estrategia y que, más allá de que quieran referenciarse ellas para justificarse como herederos de un general… o no las entienden o las practican poco o nada…
    Si a través de los años el enemigo declarado y explícito estuvo manejando la “comunicación”, no sólo de manera profesional (y eficaz) sino además masiva, permanente y en una desproporción absoluta.
    La “estrategia” frente a un enemigo así NO ES comunicacional (para empezar porque te termina ganando) sino económica, que es pegarle dónde le duela y le disminuya o anule la capacidad de sostener esa ofensiva permanente.
    Una “táctica” de ejemplo, para tener el “apoyo” de ese anciano desperdicio llamado pino solanas; se excluyó a las telefónicas del triple play y así, el mutimedios que te enfrentaba tuvo un hermoso regalito…. fuera del juego, aquellas empresas con capacidad real de complicarles el negocio y, de yapa con la bendición judicial el “permiso” para que el abono de cable se fuera desde los 20 a los 50 dólares mensuales, o sea, más y más guita para que gaste pegándote. Una táctica buenísima, no?
    Y ahora que vienen por toda la guita habida y por haber, ¿hay que seguir chamuyando de “comunicación”?

  8. Raúl C. dice:

    Sobre comunicación y otras yerbas republicanas, este hombre habló muy bien. Con metáfora papal/corleonística y todo.

    • Diego dice:

      Qué atorrante, no puedo esperar a que terminen los 7 minutos y medio del videíto para decir qué chanta ese barbeta… Es el Boca – River de la política. ¿Eso era politizar a la sociedad? Cuando la tengo yo grito y cuando la tiene el rival, puteo. Es muy berreta y lo que prima es la viveza criolla, a ver dónde puedo meter la cuña para tirar medio litrito de agua para mi molino… Ese tipo de discurso como el que encarna Rinesi es precisamente el que no entendió nada durante todos estos años y el que llevó a la “derrota comunicacional” al peronismo, en esta ocasión comandado por el FPV.
      Y a propósito de la referencia a la película El Padrino 3, ¿se dieron cuenta que toma de referencia la actividad de la Iglesia Católica en el continente europeo para hacer referencia de los 12 años de kirchnerismo dentro de la Argentina? ¿Se dan cuenta todo lo que eso implica? ¿Se dan cuenta por dónde viene la falla del modelo comunicacional aplicado en esos 12 años?

      • Raúl C. dice:

        Usted parece que recién cayó de Ganímedes.
        ¿Acaso no fue eso de Boca-River el discurso único de La Nación, Clarín, Perfil y repetidoras del interior, desde 2008 (y La Nación desde antes de que asumiera NK?
        Aparte no entendió -o se hace el que no entiende- la comparación de Rinesi.
        El tipo está comparando -exactamente- una acción de convencimiento que no puede horadar un núcleo duro. Hasta es autocrítico. No tiene NADA que ver con santificar el kirchnerismo ni nada de eso.
        Aparte, perdonen los que leen esto si me repito, NO hay explicación posible (que no sea una terrible chantada) sobre por qué se pierde ¡¡¡¡¡por 2 por ciento!!!!!
        Dicho sea de paso: hoy los prestigiosos medios que nombré al principio son el Boletín Oficial macrista. ¿Me va a decir que ellos sí acertaron con el tipo de comunicación que se debe hacer? ¿Y que eso les va a hacer conservar y ganar público de aquí a unos meses?

      • Diego dice:

        Bueno, ese es tu problema Raúl, el asumir como “esencialmente anti-kirchnerista” a todo el que no piensa como la línea oficial del partido al que adherís. Entre Clarín, La Nación y Perfil hay muchísimas diferencias, un jardín botánico de puntos de vista tenés ahí cada domingo, pero a vos no te importa porque no dicen en la editorial “cuánto mejor estábamos con Cristina”. Ahí arranca el problema comunicacional. No están todos en contra del kirchnerismo, dicen lo que no se puede dejar de decir porque el que no lo dice directamente se cae del mapa. No decir que había inflación de 2008 para acá era como no decir que había desempleo durante la década del ’90. Ahora gobierna Macri y todos esos diarios siguen diciendo que hay inflación y que hay inseguridad. No decirlo sería de necio, quebraría el pacto de lectura que tienen los medios más leídos de este país. El kirchnerismo en su obcecación con Magneto rompió ese pacto de lectura, y entonces fieles les quedaron solamente aquellos que a fin de mes de modo más o menos directo veían favorecida su situación económica personal. 678 fueron años de regodeo en esa bancarrota del pacto de lectura que tiene una determinada sociedad. Eligieron encerrarse y vituperar contra la cultura de la sociedad que estaban gobernando. Así les fue. Yo, ahora que son oposición, te invito a que te acerques al jardín de puntos de vista que tiene el periodismo argentino.

      • Raúl C. dice:

        Estos medios hacen críticas ‘de seda’ al gobierno actual mientras siguen demonizando al kirchnerismo como esencialmente anti-republicano, corrupto, incapaz, narcotraficante, pro-terrorista y asesino. Sin la más mínima prueba, por supuesto.
        Macri hace enormidades como nombrar jueces de la Corte Suprema por decreto.
        ¿Qué críticas se leen a eso?
        Que está bien mostrar autoridad, claro, además los candidatos son buenísimos (uno de ellos empleado de Clarin), y bueno, si se hiciera de otra manera quizá sería mejor.
        Esas son las ‘duras’ críticas que leemos en estos medios. No intente tapar el cielo con un dedo.

        Desde que comenzó la campaña mediática, se inventó un ente llamado La Oposición.
        Mientras los distintos partidos mantenían más o menos su identidad anterior, Clarín y La Nación los ‘unían’ de hecho llamándolos así: La Oposición.
        Lo del ‘pacto de lectura’ (y ya lo hemos discutido) no tiene en cuenta la caída vertical de la circulación de Clarín desde 2008 en adelante, caída NO explicable por Internet (que no afectó casi nada a La Nación).

        Creo que aquí se enfatiza la batalla comunicacional, cosa que es real.
        Pero no debemos olvidar que lo realmente decisivo en el resultado eleccionario fue la incansable acción política del Círculo Rojo y otros nenes de ese calibre para materializar La Oposición:
        1) Vender la estructura radical (con una buena parte del voto tradicional radical) a Macri.
        2) Poner al servicio de Macri al peronismo de derecha (Massa, De la Sota y asociados) y el porcentaje de votos peronistas tradicionales que pudieran arrastrar.
        En todo caso, la acción mediática alentó a esos votantes a votar por Macri. Pero antes se había pactado con las dirigencias.

      • Diego dice:

        Raúl, esos que vos describís como espúreas ventas fueron alianzas electorales, no más sorprendentes que aquella otra que llevó a Cobos como vicepresidente de Kirchner o esa otra todavía más resistente que supo llamarse “radicalismo K”. Es la democracia y esas alianzas entre sectores que hasta hace diez minutos se miraban con recelo suelen darse después de largos gobiernos con sesgo autocrático. Esos líderes que con el correr de los años ponen en las listas a familiares suyos y ese tipo de degeneraciones para la vida democrática hace que cuestiones como el monto de impuesto a los bienes personales quede en un segundo plano.

        No quiero terminar este comentario sin antes decir algo sobre las “críticas de seda”, de una suavidad que el sistema de medios oficialista durante el kirchnerismo no podía tolerar. Jamás en esos 12 años los medios de Spolski, Garfunkel o asimilaron críticas como ser la que se hizo por todos lados a la forma en la que Macri designó a esos dos jueces de la Corte y que gracias a esas “suaves” críticas el trámite quedó suspendido, los Srs jueces no han jurado todavía en los puestos a los que fueron asignados. Lindo hubiera sido que en 678 se discutiese el rol del estado y del federalismo cuando desde el estado nacional se fortalece una organización territorial autónoma del estado provincial en donde esta hace base. Pero no, no fue posible, ese debate hubiese sido demasiado poco suave. Es así, en la propaganda de Coca-Cola nunca le van a dedicar ni un segundo a decir que la Pepsi también es bastante rica. De crítica suave a propaganda el salto es gigante, y se nota.

      • Raúl C. dice:

        Está olvidando algunos detalles importantes.
        Durante la era K., la porción dominante de los medios era no solo opositora: en su mayor parte, el periodismo estaba reemplazado por lo que los analistas llaman ‘propaganda de guerra’.
        No había ninguna crítica suave. Todo era tendiente a la demolición (simbólica) del ‘enemigo’.
        Nunca, absolutamente nunca, el gobierno hacía nada bueno.
        Todos esos años, leer los medios de Expoagro y sus otras repetidoras hablando sobre el gobierno, era como si hubiera una guerra Francia-Alemania y uno pretendiera informarse sobre Alemania leyendo el boletín del ejército francés.
        ¿Qué iba a decir? Que los del otro lado eran perversos, corruptos, asesinos, demonios… pero además, que estaban desmoralizados, iban perdiendo, y la derrota final estaba ahí nomás.
        En ese contexto, 678, dejando de lado temas de calidad que siempre son discutibles, era un medio casi único para intentar desmontar el relato de los medios dominantes encabezados por el Grupo Clarín.
        Usted sostiene que en medio de esa ‘propaganda de guerra’, 678 debería haber hecho críticas al gobierno también…
        Es obvio que en esa guerra, 678 estaba para defender al oficialismo.
        El problema del Grupo y compañía es que lo que mostraba 678 sobre el *relato* de ellos casi nunca se podía refutar.
        Por eso la demonización (también) de 678.
        Porque (en medio de una libertar de prensa irrestricta) ‘osaba’ cuestionar el discurso monolítico del Grupo y afines.

        Ahora ¿qué tenemos?
        – Demonización del kirchnerismo y de Cristina. ***Tanto o más que antes***.
        – Festejo de cada eructo de Macri.
        – Las críticas de seda a que me referí antes. Totalmente insulsas. Todas en el estilo ‘pero qué lástima, se podría haber hecho mejor…’. Y a continuación: ¡aplausos por la postergación! (Dicho sea de paso: el trámite de la Suprema Corte está totalmente en pie. Solamente se postergó hasta febrero. Así que no cambió nada).

        Es decir: prácticamente el Boletín Oficial.
        La única duda es cuándo eso no les va a servir más.

      • Mariano T. dice:

        Mire Diego, usted no entiende. Antes o ahora, hablar todo el día de lo bueno que era el kirchnerismo, la belleza e inteligencia de Cristina, y lo perverso de la llamada “opo” era atenerse a la más estricta verdad, aunque en el 99% estuvieran pagados por ese mismo gobierno.
        Oponerse o poner en duda esas verdades indiscutibles es estar con EEUU, la Tatcher, Hitler, Videla, Camps, el alte Rojas y Bin Laden, el de la CIA.
        Por algún motivo que estan tratando de explicar, los agentes diabólicos lograron convencer al 51% del pueblo de que voten a Belcebú. Además de propaganda, gualicho

      • Diego dice:

        Raúl,

        El tema 678 y la comunicación kirchnerista, después de la derrota en el ballottage, ya está puesto en tela de juicio incluso por muchos de aquellos que vieron con simpatía la orientación ideológica del gobierno de Cristina. Ganó Macri diciendo que iba a cerrar 678 y que con él no iba a haber 876 ni nada por el estilo. Se votó en contra de esa manera de hacer política. Si a Ud le gusta que los medios oficialistas asuman esos roles dentro de la comunicación, sepa que es algo que no es compartido por los compatriotas.
        Y después, lo de siempre. Ud ve la comunicación en democracia como una noche de gatos pardos. Para otros, las diferencias entre Majul y Tenembaum es considerable; irnos ya a un Mariano Grondona o hacía el muchacho Eduardo Rinesi, en la segunda década del siglo XXI, implica romper el pacto de lectura. Es gente ya caída del mapa, son miradas que no te encontrás en la cola del Coto el día que hacen descuento a jubilados.

        Y otra vez vuelvo a repetir, al gobierno kirchnerista se lo aplaudió mientras hizo las cosas bien, cuando empezó a mandarse cagadas, como ser la intervención del INDEC o el cachivache de la 125, se lo criticó. Y cuando empezó a haber inflación, se lo dijo, ¿cómo no se lo iba a decir? Lo mismo que ahora con Macri, todo el mundo está mirando lo que da el INDEC de San Luís. Lo que implica que por eso se demonice a un gobierno elegido por el pueblo hace algo más de un mes. Del mismo modo puedo entender que mucha gente esté caliente porque el macrismo le está escupiendo el asadito propio que estuvieron armándose durante los años kirchneristas. Y sí, no se puede vivir en esa condición de empleado-rentista del estado. Esa figura, no va más. Pero de eso ya nos veníamos quejando hace años, muy histéricos nos pondríamos si ahora que alguien empieza a mover esas brazas calientes nosotros nos manifestamos en su contra.

        Saludos

      • Raúl C. dice:

        Ahora la cuestión medios está fenómena.
        Los estatales son oficialistas y los privados también.
        Diferencias entre Majul y Tenembaum… creía que estábamos hablando en serio. No vale la pena seguir.

      • Mariano T. dice:

        Y ni hablar cuando en los entretiempos del futbol haya publicidad comercial y no discursos sobre lo bueno que es el gobierno y lo mala que es la oposición, a Raul le van a venir nauseas.

      • Diego dice:

        Claro, de la situación actual de los medios de prensa se podría decir muchas cosas pero si nos fijamos de donde venimos está claro que esos niveles de bizarrismo que hacían a la esencia de programas como 678 o al hecho de que los partidos de Boca y River los transmitan “relatores militantes” que aprovechaban los segundos que tardaban los arqueros en buscar la pelota que se iba atrás del arco para bajar línea política no se han vuelto a tocar ni por asomo.

        Se complica discutir el clima de las ciudades de la pampa húmeda si siempre estamos volviendo de Helsinski.

      • Raúl C. dice:

        En realidad, no veo fútbol. Y pienso que siempre debería haber habido propaganda comercial normal en FPT. De todas maneras, no es un detalle importante.
        Por un tiempo podrán quizá darse el lujo de no poner propaganda oficial. Porque el Boletín Oficial es Expoagro y sus repetidoras.
        Y si alguna vez pusieran propaganda oficial… usted lo aplaudiría igual que lo de la Suprema Corte: “si lo hacemos nosotros, está bien”.

      • Diego dice:

        Bien, me alegro del pequeño punto de acuerdo al que hemos arribado. No es poco si tenemos en cuenta los meses que venimos remando en el océano sin ver más tierra que esta: publicidad comercial en el Fútbol para Todos.

        Conmigo tenga en cuenta una cosa, al kirchnerismo le di de changüí desde 2003 hasta la noche del voto no positivo de Cobos.

      • Raúl C. dice:

        Ahora todos dicen que fueron kirchneristas ‘antes’…
        Parecerían en sincro con Clarín… ¿no?

      • Diego dice:

        Raúl, cuando yo votaba kirchnerismo todavía no había caído a mi cosmovisión de la Argentina que un diario era algo TAN CRUCIAL Y TAN MALVADO… Me encantaría saber quién les metió ese mambito en la cabeza, ¿de dónde sacaron semejante pelotudez para pensar la política local?

        Si querés saber te hago el cuentito: Era esa larga noche en la que los senadores tenían que votar la 125 y a mi me recorrían sensaciones difusas. Pero cuando Cobos dijo que su voto no era positivo me descubrí haciendo gestualidades frente al televisor que sólo los goles en los Mundiales o en las finales habían logrado despertarme. Ahí dije, listo, esto no va más, una lástima que no supieron hacer el gobierno que votamos, una linda socialdemocracia. Y de ahí en más fue el imperio de los Guillermos Morenos y los Luisitos Delía, no se lo voy a contar a Ud cómo fue.

      • Raúl C. dice:

        Cuando ocurrió lo de la 125, yo compraba Clarín todos los días, como desde hacía tres décadas o más, hasta que ‘me dije a mí mismo’, como dicen las traducciones de las series de USA:

        “No tengo una puta hectárea, no tengo una puta vaca… ¿qué carajo hago comprando y leyendo esta basura infecta?”

        ¿Así que hacer socialdemocracia es que se enriquezcan más todavía los del agro? Tiene algunos conceptos un poco mezclados.
        Además: aclaremos una cosita.
        Usted habla de ‘un diario’. Poco falta para que me cuente el cuentito de un grupo de periodistas independientes que hace una cooperativa.
        Estamos hablando de un gran grupo mediático, *monopólico*, cuyo CEO es una de las mayores autoridades de AEA, que nuclea a las mayores empresas, bancos y grupos empresarios.

        No contemos cuentitos, por favor.

      • Raúl C. dice:

        Uuuuhhh, ¿por qué tanto lío con Clarín, que no es nada más que un simple diario?…

        http://fortunaweb.com.ar/2016-01-27-172701-magnetto-volvio-a-la-rosada-se-reunio-con-marcos-pena-y-empresarios/

      • Raúl C. dice:

        Cuando digo que el Grupo Clarín es el Boletín Oficial… no exagero nada.

        http://www.lanacion.com.ar/1866065-los-8-escalones-y-una-edicion-macrista-que-genero-polemica-en-las-redes

        Eso sí: la ‘gente’ votó contra 6, 7, 8. Pero ‘esto’ les encanta a todos…

        ‘Si lo hacen los otros está mal; si lo hacemos nosotros está bien’.

      • Diego dice:

        Raúl, a la edición N°50, más o menos, del programa “Los 8 escalones en versión macrista” va a pasar lo siguiente:

        1) Va a caer el rating, más o menos a la mitad del que tenía cuando lo animaba Sofovich.
        2) Va a convertirse en un programa bizarro.
        3) Va a merecer mis críticas en foros web como este.
        4) Mientras tanto… Compararlo con 678 es como comparar a un trapito con Ben Laden.

  9. Mariano T. dice:

    No perdieron por la comunicación. Tenían la mayoría de los medios, pero los votantes escuchaban otros.

    • Mariano T. dice:

      Y tal vez tenga que ver con la descripción del chanta de los medios que hizo Abel. Cobraban por cada medio que fundaban, por cada radio o revista que agregaban. Ya sea que los medios tuivieran consumidores o no, verdad capitalista pero que refleja que se gastaba cada vez más dinero en los mismos oyentes-lectores-televidentes. Negocio redondo para los interesados, pero ninguno de los nuevos medios parece lo suficientemente consolidado como para sobrevivir sin el Estado

      • ElBosnio dice:

        Si efectivamente fuesen los votantes, en absoluta libertad, que eligen mirar los pocos medios opositores antes que los miles de medios oficialistas que existian en la era K, igual sería exacta la afirmación que se perdió la elección por efecto de los medios.

        A menos que alguien argumente que mirar medios de una cierta ideología no induce una interpretación de la realidad mas acorde a esa ideología.

        Luego, la discusion acerca de si las posiciones dominantes son un fiel reflejo de una elección libre y plenamente soberana de los consumidores o, en cambio, que la obtención de una ventaja inicial (sea por razones de genuina apreciación o de sabotage comercial) produce una retroalimentacion en la atracción y en las barreras disuasivas a la atracción de los competidores que lleva a las posiciones ventajosas a potenciarse mas y mas, es una discusion tan vieja como el mundo.
        Por lo general quienes se benefician de las posiciones dominantes las consideran resultado del libre albedrío, al menos en su sector, quienes son desafiantes consideran que el libre albedrió no tiene nada que ver con la elección.

      • Mariano T. dice:

        Bueno, eso es lo que repetimos los que tenemos una posición minoritaria en cualquier mercado, el de comunicaciones no es muy diferente al de las semillas, diría que es más fácil incluso.
        Pero sea lo que sea, es una elección de los consumidores. Festejaban mucho que había bajado la venta de Clarin diario, así que hay mella, se les puede sacar una cuota si para algun grupo de lectores dejan de ser creíbles. A mi me asusta mucho las implicancias de asumir que es conveniente torcer las preferencias de la gente, nos acercamos a restringir libertades elementales.

  10. ricardo j.m. dice:

    basta ver como comunican hoy los medios

  11. casiopea dice:

    Anécdota: En Ezeiza hace unos meses (justo cuando ocurrió esa tormenta que lo agarró a Scioli en Italia), mi avión se demoró y tuve varias horas de espera con “Dale Morocha” como única música de fondo, en el check-in, en migraciones y en la puerta de embarque. Me tocó observar durante horas los movimientos de los empleados: cada tanto pasaba un laburante empujando un carrito de limpieza y levantando papelitos, y siempre llevaba dos escoltas detrás que no hacían nada, pero hablaban en voz muy alta del algún problema que implicaba muchos “entonces yo le dije, y entonces él me dijo…” y palabrotas varias. En todas las horas que estuve, nunca vi a los escoltas hacer nada más que deambular conversando animadamente. En el baño la misma historia. Y como banda sonora el eterno replay de la canción militante. Es de suponer que entre todos los que estábamos allí presentes habría proK, antiK y neutros, como en todos lados. Pero todos estaban perplejos.
    A lo que voy es que la comunicación no son solamente las cadenas nacionales y los medios, aunque sean muy importantes. Es también lo que se ve, y quizá más aun la relación entre lo que se oye decir y lo que se ve.

    • victorlustig dice:

      se termino el comunismo, Pravda termino en parte, otra es izquierdista y otra nacionalista, pero, ninguna es Pravda
      Casio
      ud es una oligarca que va a Ezeiza, asi de facil, no es nacional y popular como nuestros dirigentes que usan IPhone, defendiendo la industria nacional y veranean en Monte Hermoso, ah, cierto, bueno, no importa, lo importante es el relato
      en fin

  12. Mariano T. dice:

    El hecho de que los medios no son tan determinantes lo marca el hecho de que no tiraron la toalla. La situación del mercado de medios para 2017 o 2019 va a ser más adversa para ustedes que en 2015. Los medios K van a tener que sobrevivir en base a su audiencia, o en base a los medios propiedad de empresarios k. O esperar que medios hoy filooficialistas se den vuelta. A pesar de eso tienen mucha confianza en que van a revertir las tendencias electorales, en forma casi inevitable.
    Repito que me asusta un poco esta tendencia de culparlos de la derrota. Me dijeron que ayer a Maxi Montenegro(que no es macrista) le gritó ayer un tipo en Ezeiza “Ya vas a ver como te va a ir cuando volvamos!”

  13. Raúl C. dice:

    La observación del siempre genial Daniel Paz:

    http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/19-11179-2016-01-03.html

    ‘Los pandas y los delfines fueron más razonables’…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: