El peronismo y un asado en Pinamar

massa-urtubey-bossio

Ignacio Zuleta, de quien hace una semana comenté su alejamiento de Ámbito y anuncié que ingresaba a la blogosfera con Zuleta sin techo, es uno de los periodistas políticos mejor informados. Además, como muy pocos, tiene la confianza de varios dirigentes de primerísima línea. Sin embargo, encuentro necesario señalar algo obvio: información no es análisis. Y el periodismo no es la política (por más que influya, cómo no).

Digo eso porque en ese mismo posteo que enlazo arriba, Zuleta informaba de la negociación en curso para que Scioli acompañase a Macri a Davos. La información era correcta y la tenía de muy buena fuente. La copié y dije que mi consejo era que DOS no lo hiciera. Bueno, como ustedes saben, no lo hizo. Y mi consejo no tuvo nada que ver. Fue la lectura -de ambos, estimo- que sus respectivos públicos no los quieren cerca del otro (Tal vez la mayoría de los que apoyan/prefieren a Macri no tiene tanta inquina con Scioli como con Cristina. Pero el ex gobernador no se alejará notoriamente de ella).

Debo decir que a continuación I. Z. subió un análisis -no es un mero cronista- Territoriales vs Milicianos, que tuvo repercusión en otros blogs, Ramble, por ejemplo, y en Twitter. Tengo ganas de discutir su tesis, pero voy a dejarlo para cuando tenga más tiempo.

Porque recién acaba de subir un posteo sobre el asado de este viernes en Pinamar que reunió a Massa, Urtubey y Bossio, con información que no he leído en ningún otro sitio. Para los que todavía no lo siguen, les copio lo central abajo. Y agrego, claro, un comentario al final.

La mirada filosa de Felipe Solá le puso límite al entusiasmo de algunos en la noche de Pinamar: “Estás anunciando la unión de las dos Coreas, pero no podemos mostrar ni un puto asiático”, le dijo a Sergio Massa sobre la cena de la noche del viernes en el quincho de La Herradura, al que asistieron una treintena de dirigentes del peronismo de todo el país que boyan entre la oposición rabiosa y el colaboracionismo. Los unió su diferenciación del kirchnerismo y del camporismo, de la cual cada uno debió dar explicaciones a los demás.

El armador original pareció ser Diego Bossio quien a la hora de los discursos quiso marcar distancia con el dueño de casa: “Soy claro opositor al gobierno de Macri”. Massa se adueñó de una iniciativa, de la cual informó este sitio por primera vez, como una reunión de Daniel Scioli y Juan Manuel Urtubey promovida por el ex director del Ansés para este fin de semana también en Pinamar.

El llamado se amplió cuando Bossio le dio la gerencia de la convocatoria a Mauricio Mazzón, con quien maneja el sello Gestar que tiene como bastonero mayor a José Luis Gioja y que hasta el 10 de diciembre fue una marca oficial del kirchnerismo. Era la única agrupación interna del PJ creada expresamente por Néstor Kirchner para agrupar peronistas del todo el país y es la que recibe los fondos del Estado para el auspicio de las actividades de formación política del PJ.

Fue una jugada audaz ésta de Bossio de usar el llamador de Gestar, pero nadie le iba a regalar el cetro de convertirse, en un instante, del “enfant gâté” de Cristina, al árbitro del peronismo del siglo XXI. Los que fueron usaron el llamado en beneficio propio pero quedó todo en un encuentro de semblanteo más que de reparto de baraja. Fue también hábil Massa en apurar su presencia en esa cita porque fumigó la posibilidad que estuvieran otros dirigentes del peronismo de primera línea como Scioli o José Manuel de la Sota, que lo último que querrían es subirse a una convocatoria del tigrense.

Toda la carrera de Massa se ha montado en fotografías oportunas pero esta vez había otra razón para ponerse en el centro de la cita: su cercanía a Mauricio Macri como el “opositor constructivo” lo pone en la mira de sus compañeros que lo ven cerca del colaboracionismo. “De Vichy”, le dijo uno de los asistentes a Massa en la noche de la Herradura. “¿De qué?”, preguntó el diputado. “Nada, dejalo, de Villa del Sur”, le respondió al entender que Massa no sabía de esa referencia al colaboracionismo y al agua mineral.

Massa es autor de gestos como habilitarle a María Eugenia Vidal un control negociado de la legislatura de La Plata a través del massista Jorge Sarghini. También de aceptarle a Macri la invitación al viaje a Davos que rechazó Scioli.

La respuesta que da a sus compañeros cuando le piden explicaciones, dice que es porque él viene del desierto y no puede exponer a su fuerza al desamparo del poder que ha tenido el año pasado, y que esa cercanía al neo oficialismo le provee de armas y bagajes para seguir existiendo.

La reunión consistió en una larga serie de exposiciones sobre el futuro del peronismo que transitó por casi una veintena de oradores que ensayaron propuestas para enfrentar el futuro del peronismo como oposición. No hubo casi menciones a Scioli, como tampoco nadie se ensañó con la figura de Cristina de Kirchner, como si dieran por sentado que el futuro de ellos está en la otra vereda de esos dos dirigentes a quienes todos miran ya como los candidatos estrella a senadurías en 2017. Lo más que hubo fue una crítica al llamado patagónico a José Ottavis para voltear el acuerdo para sancionar el presupuesto provincial: “Ella, recordó alguno, había dicho que nunca iba a dejar a un gobierno sin presupuesto”.

Ese silencio sobre los protagonistas principales de la última elección lo ilustró con saña uno de los asistentes: acá dividimos el mundo entre quienes le tienen miedo a Cristina y los que no. Nosotros estamos de este lado; muchos de los que no quisieron venir, todavía le tienen miedo a Cristina.

Como todo intento de sacar a una organización del estado gaseoso, la cita planteó convivencias forzadas bajo el mismo techo entre dirigentes de procedencias cruzadas como el salteño Gustavo Saénz (compañero de fórmula de Massa y adversario de Urtubey), el senador Carlos Caserio, los diputados Héctor Daer,  Alejandro Grandinetti, Juan Amondarain y Carlos Selva, los intendentes Germán di Césare (Miramar), Emir Félix (San Rafael, Mendoza) y  Joaquín de la Torre (San Miguel), Malena Galmarini, Mauricio Mazzón, el operador Guillermo Piuma. Cada cual sacó del encuentro conclusiones positivas. Por eso se fueron todos contentos hasta la nueva reunión de este grupo, que será en febrero en Villa Carlos Paz.

El rosario de exposiciones abundó mucho en lo metodológico y ahí estuvieron las diferencias:

  • Sobre el PJ. Urtubey sostuvo la idea de pelear la conducción del PJ nacional en las internas que habrá antes de junio. El mismo criterio sostuvo el enviado de De la Sota, Carlos Caserio. Este peronismo disidente delasotista gobierna Córdoba y conserva la marca PJ. Massa, en cambio, insistió en que el PJ es un sello muerto y que hay que avanzar hacia otras referencias como la que él sostiene en el Frente Renovador.
  • Solá, el más experimentado de la mesa, salió por arriba del laberinto y dijo que hay que trabajar pensando en el mediano y largo plazo, no en lo inmediato, con espíritu movimientista y que después se sabrá qué hacer con los partidos. “Acá no se trata de irse a pelear con Landau, y mucho menos de arreglar con él”. Despistó a todos con algunas citas de Francisco: hay que trabajar siguiendo lo que quiere hacer este Papa y recomendó leer lo que escribió en la exhortación Evangelii Gaudium y en la encíclica ecológica Laudato Si. Ya que de pontífice se habla, Solá mencionó al llorado Juan Carlos Mazzón – quien esa noche del viernes hubiera cumplido 72 años – como constructor de política a largo plazo, sin apresuramientos“.  (completo aquí)

Zuleta agrega anécdotas, en el estilo de las famosas “Charlas de quincho”, pero lo más jugoso lo sube aparte:

Daniel Scioli tomó distancia con dureza ante zuletasintecho.net de la cumbre del viernes en Pinamar entre referentes del massismo y el gobernador Juan Manuel Urtubey. Esa cita, que en un principio era una invitación de Diego Bossio a que el ex candidato presidencial conversase con el salteño, viró en pocas horas a un retablo del antikirchnerismo más firme. Scioli nunca iba a concurrir a esa cita a la cual no estaba invitado.

“… Esperaba que hubiera alguna declaración de los asistentes sobre lo que está haciendo el gobierno Macri…

P.: ¿A qué se refiere?

D.S.: A una declaración que condene la represión del viernes a los empleados públicos en La Plata, o a la caída de designaciones de empleados sin examinar con cuidado de qué se trataba y qué tareas desempeñaban. Pero no he visto ninguna declaración de ese tipo“.  (completo aquí)

Mi opinión: Detrás de estas reuniones, de las conversaciones entre peronistas con muy distintas posiciones, hay una convicción muy extendida (que comparto): El peronismo necesita darse una estrategia de unidad. No para tener chances de triunfar en 2017 o 2019, todavía lejanos. Simplemente para tener la posibilidad de ejercer este año que comienza alguna influencia en la marcha de los acontecimientos. Porque la estrategia -evidente y además inevitable de Macri- apunta a la división de los cuerpos legislativos del peronismo, a través de la presión sobre sus gobernadores e intendentes.

Pero… no por nada Zuleta menciona un par de veces la veteranía de Solá. Felipe sabe, y lo da a entender en ese asado, que un encuentro como ese no  tiene la menor posibilidad de alumbrar una nueva identidad, ni acuerdos perdurables. Le sirve a Massa para mantenerse en la luz pública, pero su estrategia de ir por afuera le permitió conservar más de 5 millones de votos hasta el 25 de octubre. No la va a abandonar, hasta y si las encuestas le muestren que los ha perdido.

A Urtubey le sirve para hacerse conocido fuera de su Salta. Al resto… no compartirán la fe de los kirchneristas más puros, que dice que “los votos” son de Cristina, pero saben que un porcentaje tan alto de los votantes del 22/11, y del 25/10 se referencia en ella, que cualquier estrategia de unidad que no la contemple es un delirio.

14 respuestas a El peronismo y un asado en Pinamar

  1. claudio Maxl dice:

    Con beneplacito leo q ya se esta perfilando el dream team Cristina-Scioli senadores 2017, si se actua con inteligencia dejando d lado pase d facturas y despechos tenemos la combinacion perfecta para arrasar en PBA y definir la eleccion nacional perforando los 40 puntos: Cristina-Scioli senadores; Randazzo, Karina, Berni, Dominguez, Espinosa diputados. Se potencia las legislativas 2017 xq el duelo PBA sera Cristina-Massita (no lo creo tan gil a este ultimo como para acoplarse a la Alianza macrista y ser su candidato), ese duelo se llevara un piso del 75-80% d votos, relegando al contrabandista PRO a arañar los 2 digitos PBA con lo cual el helicoptero no deberia descartarse en diciembre 2017, je. Espero prime la inteligencia y no las pasiones y en 2019: Cristina presi-Scioli vice; Randazzo gobernador PBA.

  2. Mariano T. dice:

    “Colaboracionismo”, “Vichy”, es evidente que el espíritu democrático no campea en una parte importante del peronismo. Ven el hecho de no estar en el gobierno como una anomalía del sistema, una aberración.

    • ricardo j.m. dice:

      se ve lo que ven todos, un gobierno de tecnocratas fachos gobernando por arriba de la constitucion.

      todos los que no son obsecuentes soldaditos tontos del rey

    • Ricardo dice:

      Para que “estar en el gobierno” sea una expresión demócrata es condición necesaria que el gobierno sea (en su ejercicio y no sólo en su origen) democrático. Es harto evidente que eso no es así y más aún, parece que el gobierno hace un gran esfuerzo en demostrar que no se somete ni someterá a las “debilidades” de la democracia.

    • Mariano T. dice:

      Yo lo veo, hasta ahora, bastante más democrático en ejercicio que el gobierno de Cristina..
      Por eso esas expresiones chocan tanto. Pero queda claro, un gobierno no PJ que pretende gobernar, no puede ser considerado democrático. No por ejercicio, por su origen impuro

  3. Javier dice:

    Desde 1983, no hubo líder radical con mas poder de arrastre mas allá de sus correligionarios que Alfonsín. Alfonsín fue líder y árbitro del radicalismo tras irse? No.

    Desde 1983, no hubo lider peronista con más poder de arrastre fuera de sus correligionarios que Menem. Fue líder y arbitro del peronismo tras irse? No.

    Si el kirchnerismo representa algo importante y duradero dentro de la política argentina, yo diría que se busquen cuanto antes un líder nuevo, con mas poder de convocatoria fuera de los convencidos que CK, menos repelente para quienes no se enamoraron de ella, y sin el lastre de un gobierno fracasado en lo económico al grado de su segunda presidencia. Hasta hace poco estaban felices con Randazzo, debe haber otro si no lo quieren de vuelta.

    Si quieren ayudar a Macri, sigan con Scioli.

    • ricardo j.m. dice:

      vos eras el que no daba consejos hace dos post atras.

      preocupate por tu amo macri gorilon

    • Juan el Bautismo dice:

      Bergoglio mero-mero nuevo te copa guey? Cristina-Bergoglio 2019 te cabe carnalito?

    • Ricardo dice:

      Todo puede ser….la diferencia es que lo de Alfonsín y lo de Menem está históricamente comprobado. Cosa que aún no está probada en el caso de Cristina. Que yo recuerde ni Alfonsín ni Menem tuvieron el acompañamiente que tuvo Cristina hasta el último momento de su presidencia.
      No sé cómo medís el fracaso económico, creo que en esa materia vamos a ser víctimas de un verdadero fracaso en los próximos tiempos (claro, si hablamos de los laburantes)

  4. ricardo j.m. dice:

    sola no los despisto, solo un imbecil politico creeria que estos figurantes tienen votos para sacar como no sea de la mitad que voto al rey

  5. GUI dice:

    Me gustó lo de Vichy, y me sorprendió (no se si debiera…) que el interpelado no lo cace al vuelo. De todos modos, parece que se va perfilando La Urquiza.

  6. Norberto dice:

    Y no GUI, no caza una como dirían los muchachos, sin instrucciones de La Embajada el Employee es poco más que un puntero, su conocimiento es equiparable al que demuestra el Sr Presidente, solo que este último tiene más medios como para asesorarse mejor.
    Y como siempre que no se embandera Zuleta demuestra ser un gorila lúcido, su post es muy interesante, pero son sus conclusiones Big Chief, y sobre todo su último párrafo, lo importante de este post, el resto indica que aún solo don Ignacio está mucho mejor informado que, por ejemplo, Pablo Ibáñez, o que de última éste es un operador del tren fantasma entornista.
    Nunca menos y abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: