Las condenas por la tragedia de Once

reclamo por Lucas

Sobre lo que pasó el 22 de febrero de 2012 en la estación Once del ferrocarril Sarmiento -murieron 51 personas a bordo de un tren que impactó en el andén- escribí varias veces en el blog. Natural. Además de una tragedia, fue un hecho político que provocó el primer desgaste importante al segundo gobierno de Cristina Kirchner, que había sido plebiscitado hacía pocos meses con el 54 % de los votos.

Recuerdo que en uno de mis posteos -publicado dos días después- dije, sin ningún conocimiento o agudeza especial, “sigo pensando que se debió haber renunciado a Schiavi, suspendido la concesión al Grupo Plaza (si el Estado ya controla todo el negocio y hasta paga los sueldos, intervenirlo es un paso obvio), y anunciado, al menos, un plan de reestructuración ferroviaria“.

Lo significativo es que el gobierno hizo todo eso, algunos meses después. Y la última parte con un visible éxito, en la gestión Randazzo. Pero en algunos campos el kirchnerismo no mostró los reflejos rápidos que le sobraron en otros…

Como sea, casi cuatro años después el tema ya no son esas muertes, por las que se hizo lo que la imperfecta justicia humana puede hacer. Lo que merece reflexiones son los fallos: Dos ex secretarios de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime,  fueron condenados a 8 y 6 años de prisión por administración fraudulenta de los bienes del Estado, al igual que el empresario Sergio Cirigliano; al motorman, como responsable del choque, le correspondieron tres años y medio.

En general, las penas más duras fueron para los que tenían más responsabilidades, por los cargos públicos que cumplieron o por las posiciones dentro de Trenes de Buenos Aires o Cometrans, las empresas que gestionaban el funcionamiento del tren Sarmiento. Marcelo Calderón (ex presidente de TBA) y Jorge Álvarez (ex vicepresidente de TBA) recibieron la misma pena que Schiavi: ocho años de prisión. Mientras que a Sergio Tempone (ex gerente operativo de TBA) le correspondieron siete años, y Carlos Michele Ferrari (ex presidente de TBA), Jorge Alberto de los Reyes (ex vicepresidente de TBA) y Carlos Pont Vergés (ex director de TBA) fueron penados con seis años de prisión.

Se puede decir, con la vieja y cruel lógica militar francesa, que sirve “pour encourager les autres“. Puede ser que esto haga más prudentes a funcionarios y concesionarios de servicios públicos. Creo, sin embargo, que merece una reflexión más detenida.

Copio a continuación dos, de un politólogo y un jurista, con miradas diferentes. Aparecieron en Página 12 con una tercera, que es el aval profesional de otra jurista a la seriedad de estos jueces. Valioso, porque viene de alguien que simpatiza con el anterior gobierno. Pero no hace al fondo de la cuestión.

(Advierto a mis esforzados comentaristas que, en este tema, no tendré mi habitual paciencia con los que vengan a volcar sus pequeños odios o sus egos).

“Una nueva lógica”

“El fallo, aun esperando que existan apelaciones y ver qué se resuelve en otras instancias, tiene características muy importantes, no sé si darle la entidad de históricas, pero son muy relevantes si miramos hacia atrás. Esas características están dadas por las condenas a varios miembros de la empresa con capacidad decisoria en el funcionamiento de la misma y a dos ex funcionarios, con capacidad de control y regulación. En ese sentido, aquí ha sucedido algo que frente a otras tragedias (LAPA, Austral, Fábrica Militar de Río Cuarto, AMIA, Embajada de Israel, etc.) el Poder Judicial no había actuado y es probable que el Poder Ejecutivo no haya facilitado, e incluso entorpecido la acción del primero. Aquí sucedió otra cosa. Se explica por un proceso de años en donde el Poder Judicial ha debido dar algún tipo de respuesta, y a su vez un Poder Ejecutivo que no entorpeció la investigación. Decir ‘la corrupción mata’ es una presentación muy simplificada de una trayectoria extensa de tragedias sucedidas en nuestro país, y es también el modo de señalar a ‘la política’ como la responsable sin ver las tramas que explican lo sucedido. La conducción política del Estado tiene un rol central, y dos condenas van en esa dirección, pero cuando en estos días volvemos a leer que ‘el ferrocarril le genera mucho gasto al Estado’ es también parte de la trama que destruye la construcción de un transporte seguro y de calidad. La idea es que las condenas cumplen esa doble función: castigar a quien delinque y ejemplificar al resto para desalentarlo a llevar adelante prácticas similares. Pero esto es solo una pequeña parte de lo que implica evitar nuevas tragedias de este tipo; que el gobierno anterior, y es de esperar que el actual la continúe, haya reformulado su política ferroviaria, es el marco necesario para evitar de modo estructural (y no poniendo por delante el derecho penal como disciplinador) que este tipo de tragedias vuelvan a suceder. Llegamos a una instancia en donde la sociedad dejó de aceptar que los accidentes son una ‘desgracia inevitable’. Hace 30, 40 años, era muy poco probable pensar así. Nació una nueva lógica de la responsabilidad que aún estamos procesando. Cromañón expresó algo de esto; este fallo avanza sobre esta perspectiva.”

Por Sergio De Piero – Politólogo, investigador de Flacso Argentina.

“Sienta un precedente”

“La sensación, sin los fundamentos y con las condenas, es que el fallo responde más a la presión social y mediática que a la causa en sí. El tribunal no tenía espacio social, político ni mediático para resolver alguna absolución. Hasta tanto no se den a conocer los fundamentos será difícil establecer si el fallo se sustenta en responsabilidades concretas o si responde a un clamor que exige que paguen ciertos funcionarios. El fallo condensa la idea que se construyó mediáticamente (con parte de verdad) acerca de las falencias del sistema ferroviario, que inevitablemente iban a terminar en tragedia. Pero que, en principio, se desentiende de las causas concretas de este accidente concreto. Si se mira en lo fino, han sido condenados dos secretarios de transporte de dos períodos diferentes, por determinación de organización. Lo cual claramente sienta un precedente: los funcionarios políticos con responsabilidad sobre ciertas áreas tienen incluso una responsabilidad mediata sobre deficiencias en los controles y en la gestión, lo cual es muy interesante. En abstracto, es positivo; en la práctica es una herramienta peligrosa en manos de los jueces. El monto de las penas es un tema complejo, pero si se tiene en cuenta que la pena máxima para los genocidas es de 25 años, siempre la graduación tiene que ir para abajo. En principio las penas son duras, no hay muchos antecedentes en que se condene funcionarios con nueve años de prisión efectiva. No es habitual este grado de dureza. Sobre todo cuando a ninguno de ellos se los acusó de haber sido los autores materiales, sino de haber tenido responsabilidad indirecta. Es esperable que el fallo esté inscripto en un clamor que exigía condenas ejemplificadoras. Si se compara por ejemplo con la tragedia de LAPA, las penas resultan esta vez mucho más duras. En el juicio por Lapa, las penas fueron muy blandas con las responsabilidades indirectas, que pesaron sobre empresarios, lo que también es una muestra de cómo el poder judicial tiene distinta vara respecto de distintos sectores sociales. A los imputados en las empresas privadas se les da penas fuertes, pero con los funcionarios políticos con los que el poder judicial ha tenido enfrentamientos durante estos doce años se le han dado las penas mas ejemplificadoras que se recuerden. Y tampoco es casualidad que hayan absuelto al presidente Mauricio Macri en la causa por las escuchas ilegales. Claramente el poder judicial ha tomado partido y lo está demostrando con sus fallos”.

Por Lisandro Teszkiewicz  – Consejero directivo de la Facultad de Derecho y miembro de Abogados por la Justicia Social.

40 respuestas a Las condenas por la tragedia de Once

  1. Coincido en todo con el 2do; para colmo la condena sale en medio de la impunidad legalizada de la justicia macrista.
    Ya tuité que el dolor enloquece pero no (tendría que )idiotiza(r), cdo leí lo que dijo meneghini de q el poder desde sta cruz mira…
    Pero la angustia me corroyó el alma con lo de que el ferrocarril le genera mucho gasto al estado…, perderemos también lo avanzado ahí?!

  2. Norberto dice:

    Como corresponde a un Ingeniero, de jueces y otras yerbas del Poder Judicial mucho no conozco, pero este fallo me hace recordar a que en determinado momento la pena por robar un auto era mayor que si en el intento se asesinaba al dueño.
    Como aparecerán los mismos de siempre, y ya lo dije en su oportunidad, todo accidente, si este lo fue, es una alineación de múltiples ventanas distribuidas al azar en muchos tabiques, pero las responsabilidades son por acción y por omisión, y que las penas de responsabilidades por omisión tengan penas mayores que las que requirieron acción, deja muchas dudas, y están en juego de espejos con el sobreseimiento del Sr. Presidente, con su evidente contradicción.
    Quien quiera leer que lea.
    Nunca menos y abrazos

  3. Desde Cromagnon, parece regir “la ley de la turba enardecida”. En ese entonces, pensé “Es como si un automovilista borracho, violando luz roja, atropella y mata gente, y resulta “culpable” el Comisario de la zona por no haberlo “prevenido”.
    Aquí se condena funcionarios por un hecho concreto, basándose en supuestas faltas “difusas” como “administración fraudulenta”, etc.

    Subyace una idea tan equivocada como peligrosa: que el Estado debe tener todo bajo “CONTROL”. Esto no sólo es imposible —no se puede tener a todos y todo controlado todo el tiempo—, sino que es muy indeseable: es el ideal nazi-fascista.

    No fue uno, sino DOS los trenes —recordar el de Castelar— cuyos conductores no frenaron, a pesar de que según lo que se supo de los peritajes, en ambos casos los frenos sí funcionaban.
    Y en ambos casos, “curiosamente”, dichos conductores salieron indemnes a pesar de que la lógica indicaría que son los más expuestos, al frente de la formación.
    Da que pensar…

    • victorlustig dice:

      Ricardo

      si en 2015 la seguridad depende del maquinista unicamente, a pesar de la tecnologia, indica que no se puso un peso en eso desde 1980 al menos.

      Y si, el estado en los servicios publicos DEBE y PUEDE tener todo bajo control, te gusta con 3 mueves, ok.

      Asimilarlo a nazifacismo es, disculpame, una pavada. la seguridad no es democratica (antes que salgan los inimputables me refiero a la seguridad de transporte, la laboral etc etc, ahorrense)

      Te ahorro los controles de hombre muerto con ladrillos, etc etc.

      • No dije que la seguridad dependa del maquinista “únicamente”.

        Y NO, nunca se puede controlar TODO. Y Sí, ESO es “el ideal” nazi-fascista. ¿No se entiende el correcto castellano?
        Y te corrijo, el deterioro de los ferrocarriles no viene del ’80, sino al menos de los ’60 —con la frutilla del postre en “ramal que para, ramal que cierra”—. Entonces, ¿Es razonable condenar funcionarios que estuvieron demasiado poco tiempo como para solucionar semejante y COSTOSO deterioro histórico?

      • Leandro dice:

        El mismisimo conductor CONFESO durante le juicio que ÉL MISMO desactivo el sistema de emergencia del “hombre muerto” para, segun sus palabras, “descansar la mano”.

        Es una burla siniestra que a un tipo que acelero en vez de frenar, con tren con frenos perfectamente funcionales, y que desactivó personalmente el sistema de frenos de emergencia automático, le hayan dado un tercio de la pena que al funcionario que “no lo controló”.

        Para poner un ejemplo muy claro.
        Imaginate que salis de tu casa una noche, vas caminando por la calle, y en una zona donde hay una luz publica apagada, viene un chorro, te roba y te mata.
        En la investigacion surje que el foco estaba apagado porque el lider de la cuadrilla encargado de reemplazarlos se robaba la plata.
        Como el lider de la cuadrilla responde a un jefe, y este a un secretario de iluminacion de la ciudad, acusan a este ultimo que debia controlarlo, por tu muerte.
        Es mas, como los focos se los afanaba desde hacia 10 años, el brillante fiscal acusa tambien al anterior secretario de iluminacion.
        Tan brillante es el fiscal, que acusa de tu muerte sólo a los funcionarios (no asi al jefe de cuaderilla que se robaba los focos), y pide la absolucion del que te asesinó.
        Pero no esta sólo, tu viuda como querella lo acompaña, y pide solo la condena de los funcionarios de iluminacion, y no del ladron que te mato.
        Solo la otra querella encabezada por tu madre, se muestra racional y sostiene que el unico culpable de tu muestre fue el chorro que te mato. Los demas actores del juicio piden absolver al asesino y condenar a los funcionarios que no pusieron el foco. Eso si acompañado de una fuerte presion mediatica destinada amartillar 24/8 durante meses que la razon de tu muerte fue el foco quemado, y no el delincuente asesino.
        Los jueces, como saben de leyes y tienen claro que no pueden dejar libre al asesino, lo condenan. PERO, condenan con una pena triple a los funcionarios que no cambiaron el foco.

        Suena ridiculo, asi contado, cambiado de contexto, si uno le dice a alguien que paso algo asi, lo miraria como extrañado, se cagaria de risa y no podria creer que haya pasado algo asi. Pero eso es exactamente lo que paso ayer: El tipo que fue directo responsable, por accion u omision, de la muerte de 51 personas, fue condenado a un tercio de pena que los funcionarios con responsabilidad en controlarlo. Lo importante no es que un tipo a proposito desactive los frenos de emergencia y acelere, causando la muerte de 51 personas, lo importante realmente seria que, muy difusamente, los funcionarios fueron “corruptos”. La hipotesis seria que sin la corrupcion, el chofer por algun hecho magico NO HABRIA DESACTIVADO el freno de emergencia, y NO HABRIA ACELERADO en lugar de frenar al entrar al anden. Es decir, el conductor actuo en forma contraria a todo lo que se supone que aprendio en su formacion como conductor, porque habia algun funcionario corrupto, no por algun otro motivo (que a los jueces no les importo indagar, dicho sea de paso, habiendo bastante evidencia a posteriori, como la muerte asesinado por la espalda del chofer que le entrego la formacion, luego de declarar que el tren andaba perfectamente, o el hecho de que se produzcan en muy corto tiempo otros dos “accidentes” de trenes donde todo apunta nuevamente a los choferes, evidencia de que “podria” haber habido algun factor intencional o de dolo en los hechos).

        Es realmente aberrante el fallo de ayer. No por los condenados por corrupcion, que si fueron corruptos que vayan 1000 años presos, sino porque de alguna manera esa supuesta corrupcion se uso para EXCULPAR al tipo que fue artifice directo y principal causa de la muerte de 51 personas. Es realmente una aberracion que no resiste la menor lógica.

      • eduardo dice:

        no hay forma de evitar un atentado o accidente cuando se trata de un conductor suicida, irresponsable o adrede, el accidente del AVE en Santiago de compostela , el Avion de Lufthansa o el desaparecido de Malaysian airways lo demuestran

      • victorlustig dice:

        De nuevo
        en 1980/5 se electrifico y señalizo parte del Roca, asi que, no, no es cierto lo que decis.
        desde ahi, nada.

        Y no, la culpa es de todos los que cerraron los ojos, por accion u omision. Todo accidente es multicausal y los medios tecnicos para prevenir esto existen desde 1920, que nadie los haya puesto, es otra cosa.
        Que el maquinista es culpable, sin duda, pero no el unico, lo es quine libero el tren a servicio sin todo ok, lo es quien fugo la guita de mtto (acordate del paragolpe de once roto) y asi siguiendo.
        podran hacer, com Leandro, mil volteretas, pero, si no se mantuvo, el culpable es el que no puso la guita, el que apretado libera los trenes, el sindicato que no defiende a los choferes si no quieren salir o negocia aumentos por salir, y asi siguiendo

        Y no, el del AVE de Compostela es una mezcla de chofer y de infraestructura, pocos km antes cambiaba la señalizacion, pero no estaba indicado.

        No traten de exculpar a los ladris de los Jaimes, poco tiempo? 8 años? 5? esos tipos lucraron, como los anteriores contratistas con la seguridad

        Y si, se puede controlar todo, con 3 nueves si queres, pasas un amarillo, te frena, y no te dejo una llave arriba para anular, anulaste, no podes pasar de 20 por hora por ejemplo, es solo inversion, repito, existe desde 1920

      • victorlustig dice:

        Ah el avion fue por no cumplir mejores practicas, Norberto te lo puede decir, en muchas lineas SIEMPRE debe haber 2 personas en cabinas, lo de Malaysian, no se sabe.
        No traten de exculpar ladris asi de simple

  4. victorlustig dice:

    Abel
    La justicia condena un hecho, y, sus responsables, sin embargo creo que faltaron actores ahi.

    Un accidente no es unicausal, es multicausal, y, en el caso de los trenes, la genesis es de larga data. En el estado de los trenes estan los empresarios (operadores, obras, etc), el gobierno, y los sindicalistas, y a esos ni los mencionan.

    Pero, hay muertos, tengamos respeto, y si en algun otro post pensamos/discutimos sobre transporte, sacaremos nuestros pequeños odios a relucir

    • Leandro dice:

      Que al responsable directo, por no accionar los frenos y anular los de emergencia, le den una pena menor que a los funcionarios, es una aberracion juridica de magnitudes siderales. La corrupcion de los funcionarios debe ser penada, como que no, pero eso en todo caso lo que puede haber causado es un agravamiento de las consecuencias, de algo que NO HUBIERA PASADO si, por ejemplo, el conductor no DESCONECTABA EL SISTEMA DE FRENO AUTOMATICO, como lo hizo, confesado por el mismo en su declaracion en el juicio.
      Mas sorprendente es la actitud del fiscal y sobre todo de la querella de los menghini, que directamente pidieron la ABSOLUCION DEL CONDUCTOR. Es decir, consideraron que si el conductor no actuaba como actuo, su hijo se moria igual. Aberracion total, porque con el solo hecho de que el maquinista no desconectar el freno del “hombre muerto”, como confesó, el accidente NO PASABA. Pero bueno, cada tribuna cree lo que quiere, y los odios pesan mas que la razon, evidentemente.

  5. ricardo j.m. dice:

    hace ” tribunismo ” la justicia en esta, esperemos que en iron mountain sea igual y los responsables politicos pro paguen igual .

  6. ram dice:

    Afanar no es lo mismo que estrellar un tren y matar, herir y aterrorizar personas.
    Que por afanar, los trenes sean una porquería no significa que los trenes vayan a estrellarse . iríamos contra la lógica del corrupto, el afano sigue sólo si los trenes, aunque sean una porquería, llevan y traen a las personas sin mayores problemas, como la mismísima mierda pero sin estrellarse, claro.
    Si, casualmente parece, esos trenes que se estrellan implican maquinista ileso en tren hecho moco, maquinista que pudiendo frenar NO frena sino que acelera… no hay accidente ni tren hecho una porquería que valga, hay intención de chocar, hay sabotaje, la corrupción es otra cosa y en ese caso no tiene nada que ver, es OTRO el delito, hay muertos, heridos y sobrevivientes con la vida futura averiada. Es otro el “costo”, la corrupción solo cuesta guita, cuestión secundaria frente a las vidas – irrecuperables – de tantos.
    ¿Un solo juicio para varias causas? – Es joda, y es joda siniestra si vemos que al maquinista-saboteador lo “condenaron” a la pena que lo condenaron, 3 años y chirolas por 51 muertos? – maravilloso – una pena terrible, 3 semanas por difunto, castigo ejemplar, claro. Capaz que si morían unos cuantos menos lo absolvían. Si éso es justicia, yo soy Perry Mason…
    Después está lo otra historieta correlativa a este asunto, centrar lo cosa en el tren chocado a propósito es “defender” a jaime y las otras virgencitas…. y no, es una truchada de mala fe en sintonía con un fallo absolutamente objetable.
    “La Corrupción” no mató a nadie, el tren hecho una porquería tampoco; el tipo, el maquinista que lo estrelló deliberadamente es el asesino, además de condenarlo, el juicio debía implicar el saber por qué, si está chiflado o es parte de una maniobra, a cuenta de quién o de qué intereses, quién mató al otro maquinista y así sucesivamente….. con los corruptos hagan lo que quieran pero en el ámbito, el juicio que corresponda, en el de la guita, no bajándole el precio a un crimen asqueroso. Y diluído en manipulaciones surtidas.

  7. Daniel E. Arias dice:

    Sentimientos confusos ante los fallos: que a Marcos Córdoba, motorman de la formación Chapa 16 le haya caído una tercera parte de los años a la sombra que recibió Claudio Cirigliano es una barrabasada judicial. Otra más, y van…

    Córdoba, como otros tantos laburantes del Sarmiento, vivía en el brete de manejar trenes sin frenos o ser echado por TBA. Cirigliano, su patrón y amo, se hizo de una una fortuna en subsidios estatales a cambio de ir haciendo cada vez más riesgoso el servicio tanto para laburantes como usuarios.

    De hecho, poco antes de la tragedia de Once (51 muertos vivos más una criatura sin nacer) sucedió la de la barrera de Flores, el 14 de septiembre de 2011 (11 muertos), y nuestra progresía hizo la misma manganeta: vista gorda para el contubernio gobierno-TBA y echarle la culpa a un laburante, el chofer del micro. Que cruzó una barrera que estaba baja 50 minutos por hora entre el amanecer y el anochecer. Lo hacían todos los colectiveros todos los malditos días, para no ser multados: después de todo, a los peones les pagan por cantidad de recorridos/día.

    Lo que mi amigo Abel perdona livianamente como “falta de reflejos” de CFK para encarar esta tragedia yo lo miro con más severidad. Néstor Kirchner, en su campaña de 2003, propuso nacionalizar los trenes. Una vez en la presidencia, se limitó a rescindir la concesión más maloliente (la del Roca) para otogársela a una UTE de empresarios gomías, y dejar todo el negocio ferroviario metropolitano, una fantástica caja de subsidios, en su estado de menemismo original, que a lo largo de su mandato se agravó por el deterioro y los años acumulados de desinversión. Su viuda dejó el sistema en el mismo estado de menemismo explícito, y los deterioros técnicos se multiplicaron exponencialmente.

    No sin rebelión de los usuarios. En hechos inéditos en la historia argentina, en 2005 miles de viajeros desesperados por el maltrato diario del Sarmiento quemaron vagones y apedrearon a la policía en Haedo. En 2008 en Merlo y Castelar a las víctimas cotidianas del Sarmiento les volvió a saltar la térmica y reventaron las boleterías. En 2011, más de lo mismo en Haedo, Ramos Mejía, Ciudadela y Liniers, con el agravante del incendio de 14 vagones. La gente empezaba a enloquecer de impotencia. La conducta del gobierno fue echarle la culpa a los laburantes, acusar al Partido Obrero de sabotaje, y cocinarle una causa al delegado más ruidoso de la línea, el Pollo Sobrero, que se cayó por su total falta de pruebas.

    Desde su concesión y su empleo masivo de empresas tercerizadoras, la red ferroviaria de pasajeros de Baires y Conurbano viene matando rutinariamente a 450 personas/año, mayormente en pequeños accidentes individuales, todo bajo grueso blindaje judicial y mediático. Nadie se entera del número de peatones y automovilistas atropellados. No son noticia. Un sistema así, librado de todo control y escrutinio, evoluciona rápido no sólo hacia las rebeliones populares, sino fundamentalmente a los megadesastres.

    La satisfacción que me da ver ir presos al ex secretario de transporte, Ricardo Jaime, al emblemático empresario Cirigliano y a sus laderos es limitada. Por una parte, por el carácter oportunista del fallo: ¿tuvo que perder las elecciones nacionales el kirchnerismo para que seis instancias del Poder Judicial finalmente se alinearan contra los mencionados, que de todos modos seguirán libres? ¿Y el motorman Córdoba tiene una tercera parte de la responsabilidad en la tragedia de Once que la que tuvo su patrón, Cirigliano?

    Y finalmente, la pregunta romana: “Qui custodet custodes”, ¿quién vigila a los que vigilan? La cadena de responsabilidades de este fallo se corta por el medio, pero no va hasta arriba. ¿Por qué la costosísima tuneladora que iba a soterrar la línea del Sarmiento hace 5 años que duerme en un túnel, sin haber trabajado jamás un día? ¿Cuánto costó ese enorme artefacto, y cuánto cuesta tenerlo ocioso?

    No admiro la insensibilidad de CFK hacia los familiares de la tragedia de Once. Admiro menos que Abel la rapidez con que una vez que CFK se convenció del terrible costo político que estaba pagando por el tema de los trenes, puso a Florencio Randazzo a comprar material ferroviario chino.

    De don Florencio, admito la importación de locomotoras: aquí habrían tardado más en fabricarse. ¿Pero también vagones? ¿En un país que los fabrica desde hace un siglo? ¿Y que exportaba vagones de construcción liviana a sitios como Turquía, donde las vías también están en mal estado por descalce de durmientes? ¿Y también había que importar los rieles? ¡Epa! ¿Y también los durmientes de cemento?

    Abel me conoce personalmente. Apoyé todo lo que el gobierno de los K hizo de bueno en asuntos como derechos humanos y políticas de ciencia, tecnología e infraestructura, que fue mucho más que lo que esperaba ver en mi vida. Pero me amarga muchísimo cómo los tres gobiernos K emporcaron y pusieron en peligro esas movidas tan venturosas con negocios sucios que terminaron con muertos, heridos, discapacitados permanentes y personas que no logran superar el síndrome de estrés post-traumático.

    ¿Soy una fluctuación estadística, o un caso representativo? El día que triunfó Macri en las presidenciales yo estaba en el velorio de una chica de 30 atropellada por el poco objetable tren Mitre mientras cruzaba a pie un paso a nivel en La Lucila que en su corta vida debe haber usado miles de veces. La campanilla del cruce no tiene volumen, el ruido de fondo urbano se ha incrementado y la piba -lo que quedó de ella- tenía los auriculares puestos. Escuchaba música. Quizás logró escuchar los bocinazos del tren, pero no lo sabemos. De yapa, soy amigo personal de una sobreviviente de Once, que estuvo medio día encajada en un Tetris de cuerpos humanos vivos, muertos o muriéndose, y en el choque perdió sus dientes y el sueño. Desde 2012 tiene pesadillas recurrentes.

    Si Carlitos Menem carga aún con los 160 muertos de la Embajada de Israel y la Amia, si Aníbal Ibarra murió políticamente con los 200 pibes calcinados en Cromagnon, si Fernando de la Rúa se fue en helicóptero tras hacer asesinar a tiros a 31 ñatos, si Daniel Scioli duerme tranquilo sin hacerse cargo de las entre 50 y 150 personas que murieron en las inundaciones de La Plata en 2013, este fallo judicial de ayer -con todas las críticas que me merece- tiene el mérito extra-judicial, es decir político, de dejarle a CFK los 52 muertos de Once. Los 11 de Castelar deberán esperar para tener dueño.

    La antes opo corpo, hoy gobierno, celebra ruidosamente el fallo, porque probablemente transforma a CFK en un Lázaro que no resucitará. Lo merece ampliamente, pero también me duele en el alma, porque el kirchnerismo es lo mejor que pasó en el peronismo en décadas, y el peronismo, con sus luces y sus sombras, fue lo mejor que pasó en la Argentina de posguerra en la que me tocó nacer.

    • Norberto dice:

      No Daniel, si conoces Once tendrías que saber que si estás sin frenos, no podés entrar con una velocidad de 40 Km/hora en punta de anden, sobre todo después de la subida que significa llegar a esos andenes, ese maquinista aceleró y no frenó, y en su oportunidad se hizo un detallado análisis del ¿accidente?, por mi especialidad, Ingeniero Aeronáutico, y mi experiencia profesional de volar por mas de 25 años como tripulante de cockpit, este señor que vos honestamente defendés fue cuando menos responsable de no actuar como correspondía. Te recomiendo veas las discusiones que provocó este accidente, que además se da en un contexto de tres accidentes en poquísimo tiempo de características muy similares aunque de menores consecuencias, que hacen pensar en un ataque instrumentado y coordinado.
      Las formaciones belgas del subte A tenían mas de cien años y nunca tuvieron algo semejante, si se cumplen los protocolos de mantenimiento, la edad no es causal, si lo puede ser que el despacho técnico de la formación, pero es muy raro que solo en esa linea, Sarmiento, y en poco tiempo haya sucedido eso.
      Es a la inversa, sin rebajar la pena de los probables corruptos, la del maquinista debió ser mucho mayor que la de ellos.
      Nunca menos y abrazos

  8. Alejandro dice:

    Comenté sobre el tema en otro lugar, y lo reproduzco acá:

    “El fallo parece inspirado en Blumberg, y en el fascismo de pizzería (bueno, Blumberg representaba eso) que dice “hay que matarlos a todos” refiriéndose a trapitos maleducados, a chorritos de celulares, a forros que te arruinan el frente con un aerosol, etcétera.

    Algo les tenia que tocar a los que hicieron mierda el sistema ferroviario, pero… en un crimen hay que ver quién apretó el gatillo o clavó el puñal, y obviamente a quién le pagó, o quién lo apretó para que lo haga, quién le dio la pistola o el lazo para estrangular. El funcionario que no ilumina bien la calle y entonces es más jodido andar por ahí (y te pueden sorprender los asesinos en la oscuridad), es responsable pero secundario. La culpa del crimen no la tiene el que no prendió las luces, el que no salió de su casa al escuchar un grito, el patrullero que en ese momento estaba en la otra punta de la ronda. El culpable es el criminal.”

    Agregado ahora:
    Los funcionarios del Estado que en su momento permitieron (y por desgracia parece que volverá a suceder) que 18000 niños menores de 5 años murieran anualmente por causas evitables, ¿nunca serán procesados por nada? ¿Las multinacionales y sus lacayos “nacionales” que los sostuvieron, tampoco?

    Vuelvo al textual:
    “¿Cuántos meses o semanas va a cumplir el tipo que no frenó?
    ¿Quién carajo le dio órdenes al mótorman?
    ¿Pensó que entrando a 20 km/h se caerían los pasajeros y putearían un rato, y nada más que eso y un bollo en las chapas?
    ¿Quién asesinó al motorman que ya había dicho públicamente que el tren andaba bien, cuando se lo entregó al que lo chocó?
    ¿Quién mandó a ese asesino, que a esta altura ya debe haber sido silenciado?

    Seguro hay muchas preguntas más.

    Espero que sepamos las respuestas, no “alguna vez”, sino pronto.

    Saludos cordiales.-”

    Y agrego, ¿a alguien le importan esas últimas preguntas?

    Nuevamente, saludos cordiales.-

  9. Claudiad dice:

    Coincido con muchos comentarios. Entiendo la necesidad social de fallos ejemplarizadores. Son un recurso de emergencia para sociedades donde la norma ha sido vulnerada a repetición. Y sin duda la penalización se extenderá a De Vido porque la estrategia legal de Schiavi está impulsando esa extensión, atinente según el cariz de estos fallos.
    Sin embargo resalta, por comparación con otros ilícitos, un criterio judicial de mano única que evade replicar esos mismos parámetros sobre los procesos internos del Poder Judicial y sobre los delitos de sus tutelados políticos. Y por eso se advierte como justicia inequívocamente política.
    En otro orden, debería preocupar que mediáticamente se exacerben vocaciones vindicativas de orden diverso. Pues esa clase de sentimientos no son gobernables. Y despertarlos, siempre es un riesgo, hasta para quien los convoca.

  10. ari_peruca dice:

    Sobre el choque: Entre el motorman y jaime\schiavi debe haber no menos de 10 escalafones, entre responsables supervisores jefes etc etc, etc. Entre Ciro James y Macri 2 o 3. Quien puede creer en una justicia que condena a uno y libera al otro?

  11. Miguel Strogoff dice:

    Hay momentos en la historia de los hombres, donde las palabras empiezan a sobrar. No es éste un llamado a la violencia física, ni simbólica, sino a abandonar por imperio de las circunstancias que no hemos impuesto casualmente los que aquí escribimos, las diplomacias del lenguaje, y las posturas cómodamente ambivalentes. Expresiones como “creer o no en la justicia” carecen absolutamente de valor en estos tiempos. Máxime teniendo en cuenta la deriva del gobierno del alegre ingeniero y sus socios de togas llevar. El fallo en el caso Once es impresentable por donde se lo mire y una absoluta ofrenda del partido judicial a los hambrientos de revancha y venganza que piden carne de funcionarios k para calmar su odio. Alguien lo dijo antes, pero vale la pena reiterarlo: que se le otorguen penas mayores a los que habrían actuado por omisión (funcionarios públicos y concesionarios del servicio) que al que provocó la tragedia por acción (el motorman Córdoba) ya que todas las pericias demostraron que los frenos funcionaban, no resiste ni justifica gastar más tiempo, saliva ni presión sobre las teclas…

  12. Carpe Diem dice:

    Creo que para dar una opinión definitiva habría que leer la sentencia completa, fundamentos incluidos.
    Prima facie parece un fallo tribunero, difícil de ensamblar con la jursprudencia previa (y con la posterior, me temo). Claro, no todos los días se sienta en el banquillo de los acusados un Ricardo Jaime, y en mal momento para colmo.
    Uds. saben que es al progresismo al que se imputa habitualmente por poner sus ojos en las condiciones sociales y económicas en las que se produce el delito, sin prestar atención, o por lo menos no la suficiente, al hecho concreto, que tiene un autor concreto y produce efectos dañosos concretos en la víctima.
    En este caso el tribunal se torna “progre”, y decide extender su mirada mas allá del hecho juzgado, llendo en busca de antecedentes inmediatos y mediatos. Ya no importa tanto si el conductor del tren, verdadero autor material del infausto suceso, ha conducido con una desaprensión absoluta, omitiendo básicas reglas de su oficio, ocasionando por ello trágicas consecuencias.
    A la hora de merituar culpas se prefiere castigar mucho mas severamente a funcionarios de mala gestión, y a empresarios de igual demérito. Me resulta difícil sacar conclusiones jurídicas extrapolables a otros casos similares. No los habrá en el actual escenario, pues debería repetirse la instancia de ser los funcionarios juzgados pertenecientes al gobierno que finalizó hace unos días, en un hecho de alta repercusión mediática, y condimentado por la presencia de un personaje largamente condenado por la sociedad. No ocurrirá así en el mentado caso Iron Mountain, ni en ningún otro actualmente conocido.
    Tengo para mi que es un largo e inútil ejercicio cuasimasturbatorio el análisis a cargo de especialistas que adornan páginas de medios jurídicos, cuando lo que se observa son simples actos de poder, revestidos de formatos leguleyos.
    Pero, como dije al comienzo habrá que leer el falló completo. Por ahí, las conclusiones son un poco mas desalentadoras…

  13. Leandro dice:

    Lo relamente importante de ayer no es solo este fallo aislado, sino el contexto.

    EL sistema judicial es una porqueria. En gran medida eso es porque los jueces tienen todo el poder de la investigacion. Esto genera su mas importante negocio, que es el de direccionar las causas segun sus intereses. Por ejemplo, si afecta a un empresario amigo (o que puede hacerse amigo con el $$ adecuado), determinadas lineas no se investigan nunca. O el expediente duerme en cajones por años, hasta que la causa prescriba (razon por la que, por ejemplo, se pedia el juicio politico a Bonadio, por dormir una causa contra grnades laboratorios que produjeron el contagio de sida a mas de 1000 hemofilicos).
    Eso, y no otra cosa, es lo que genero la mafia judicial que tenemos. Les da uyna herramienta economica (para ganar dinero vendiendo fallos) y politica (para apretar funcionarios con acelerar o frenar sus causas a conveniencia) descomunal, que es evidente usan a discrecion y sin ningun tapujo.

    Ahora bien, que se puede hacer para reducir el problema? simple: sacarles poder absoluto sobre las causas. Que la investigacion la haga otro, con un plazo de tiempo limitado bajo pena de sanciones, y que el juez se limite a evaluar la prueba a la luz de la ley, decidir sobre culpabilidad o inocencia, y defina la pena. Es decir, 90% lo mismo que hacen ahora, solo que la investigacion la hace otro, y no pueden dormir la causa para manejar los timepos.
    De hecho no es nada nuevo, es el método que vemos que usan en todas las peliculas yanquis.

    EXACTAMENTE ESO es la reforma del codigo procesal penal. Lleva el sistema a uno acusatorio donde el fiscal con el auxilio de la policia recaba pruebaas, y el juez juzga la prueba, dictamina y condena.
    LES CAGA EL NEGOCIO A LOS JUECES FEDERALES!

    En ese contxto, ayer pasan tres cosas:
    – De madrugada, por DNU, macri suspende el codigo procesal penal.
    – A la mañana, el juez que hace apenas dos meses consideró que habia prueba suficiente para mantener a macri procesado y que faltaba tiempo para recibir algunas medidas que encargo y que todavia no estaban resueltas, decidio que ahora si era suficiente para desvincularlo. Y uso un argumento muy relevante: que es muy distinta la responsabilidad politica a la responsabilidad penal. Es decir, segun el juez, que sus subordinados casi directos hayan montado una organizacion usando los bienes del estado para espiar ciudadanos (entre ellos el cuñado de macri, que los tipos seguro tenian motivos importantisimos para espiar sin el conocimiento de su jefe, seguro!), no tiene importancia porque él no encontro prueba directa de que el SUPIERA lo que estaban haciendo, por mas que era su responsabilidad controlarlos.
    – A la tarde otros jueces sacan un fallo bastante extraño donde por matar 51 personas por entre otras cosas desactivar (por su voluntad y concientemente) el freno de emergencia, al responsable directo le dan un tercio de la pena que al politico acargo del area donde trabajaba, como dice un comentarista anterior, entre los cuales habia como 15 niveles en el organigrama. Es decir, para estos jueces los responsables POLITICOS del asunto, tienen responsabilidad penal EL TRIPLE DE IMPORTANTE que la del que ejecuto la accion, aunque este este como 15 niveles mas abajo que el (e incluso, le asigno responsabilidad penal al ex-responsable politico que hacia cierto tiempo antes del hecho ya no estaba a cargo).

    De estos tres hechos hay cosas muy evidentes, que cualqueira que no se deje cegar por el odio puede ver.
    – Claramente hubo un pacto entre el poder judicial y macri: sacarle fallos favorables a cambio de que voltee la reforma del codigo procesal que les saca poder. Es evidente, explicito y pornografico el pacto en accion como se vio ayer.
    – Claramente los dos fallos usan fundamentos completamente contradictorios: en el del accidente de once los responsables politicos son culpables aunque los separen como 15 niveles de organigrama, y haya pasado tiempo desde que ya no estan en esa función. Y esa responsabilidad es PENAL, no politica. Mientras que para el caso de las escuchas, la responsabilidad sobre actos de funcionarios que DIRECTAMENTE dependen de él, que fueron nombrados por el, y que usaron recursos del estado para espiar a ciudadanos (incluidos PARIENTES del imputado) es politica y nunca penal.
    – Las mismas personas que aplauden el fallo del accidente de trenes, donde consideran obvio que la responsabilidad de los funcionarios es clara (con lo que estoy de acuerdo, aunque me parece descabellado que al responsable directo le toque una pena de sólo un tercio de la de aquellos), consideran que en el caso de las escuchas, es evidente que el funcionario implicado NO TIENE NINGUNA responsabilidad PENAL. Salvo casos claros de esquizofrenia ( que es evidente que los hay), quisiera que alguno me explique como puede estar de acuerdo a la vez en ambas cosas.

    En fin, creo que lo mas obvio de ayer fue la puesta en evidencia (mas aun despues de los actos claramente coordinados entre macri y lorenzetti) del pacto entre macri y el poder judicial. Es muy obsceno, y realmente sorprende que tanto “republicano” que se canso de rasgarse las vestiduras por cosas infinitamente menores al lado de los atropellos que se esta mandando el presidente, ahora avalen o se callen la boca. Estamos viendo un actiuar desvergonzado, explicito, de connivencia entre el ejecutivo y el judicial, violando sistematicamente las leyes y la constitucion a un nivel que hace ver a Cristina como la mas democrata del universo. Si la presidenta anterior hubiera hecho el 10% de lo que hizo el presidente en estos dias, hubieran prendido fuego el pais. Y ahora se callan la boca y lo avalan.

  14. David (idu) dice:

    No puedo creer lo que estoy leyendo:

    Hace 50 años que se instalan los sistemas de freno automático (a prueba de idiotas), cuando se sobrepasan señales de advertencia.

    Hace más de 100 años se utilizan paragolpes hidráutlicos (si es que alguien les puso aceite en ese tiempo)

    ¿Nadie va a decir una puta palabra sobre este contubernio criminal en que participan gobernantes corruptos, empresarios-amigos corruptos, sindicatos corruptos y empleados ignorantes?

    Y en medio de tanta tragedia rasgarse las vestiduras sobre “el mejor gobierno que tuvimos”

    No. Me niego a creerlo.

    • eduardo dice:

      no hay forma de evitar un atentado o accidente cuando se trata de un conductor suicida, irresponsable o adrede, el accidente del AVE en Santiago de compostela , el Avion de Lufthansa o el desaparecido de Malaysian airways lo demuestran.

      • David (idu) dice:

        No es verdad, Eduardo:

        El piloto de avión es COMANDANTE y tiene la última palabra, justamente por razones de decisiones dramáticas que puedan ocurrir en emergencias.

        Por supuesto no estaba en los protocolos internacionales (ahora parece que sí) la posibilidad de quedar un solo piloto al mando que pueda trabar la puerta cuando se va el copiloto al baño y entonces decida chocar el avión, que es lo que pasó con el de Germanwings.

        El conductor de tren no es “comandante” y NO PUEDE desactivar los frenos de emergencia, ya que estos interactúan automáticamente con señales externas al tren. Solo dispone de acelerador y freno. Por eso no requieren “copiloto” ni de años de entrenamiento.

        Obviamente la linea Sarmiento carece de ese sistema (ignoro si se lo está instalando, y cuáles líneas lo tienen, si es que lo tienen).

        Aunque parezca increible también carecía de sistema automático de reducción de velocidad en curvas el AVE que mencionás.

        Dicho de otro modo; el error humano en trenes es casi nulo. Excepto en sistemas groseramente abandonados y destruidos (Argentina) o aún no instalados en trenes modernos y de alta tecnología (España).

      • Norberto dice:

        No me gusta responderle David, pero ante tanta ignorancia, no me queda mas remedio, y lo medité mucho antes de hacerlo. en el viejo Sarmiento se estaban implementando ese tipo de upgrades, pero no llegaron a tiempo, o mas bien los muchachos llegaron antes, baste recordar la cantidad de accidentes en esa linea regenteada por troskos con plaza fija en los programas políticos del multimierdos, sus cómplices y sus sicarios, de los cuales cumplida su misión de robar algún voto por izquierda, sugestívamente han desaparecido.
        En ese entonces desde Ituzaingo hasta Once entre formaciones chocadas,, accidentadas e incendiadas que se veían en las playas al costado de la vía principal podíamos hablar de mas de una decena, y quedaban en servicio una cifra similar, y todo el mundo sabía que estábamos ante un concesionario de mierda con empleados de mierda, como lo demostraron a la vista de todos con decarrilamientos e incidentes varios con el material rodante nuevo sobre vías nuevas,
        Hoy esa linea y supongo tanto la Mitre, con perdón de la palabra, como la Roca que también tuvieron esa renovación, tienen ese tipo de sistemas de detención automática, no estoy seguro que el mismo se pueda implementar en los demás, que son de potencia eléctrica, aunque si en el Urquiza, que tuvo y tiene durante los últimos cincuenta años el mismo material rodante que el Sarmiento, y si bien no he viajado hace poco, tenían hasta los asientos originales, y no es que no hayan tenido accidentes, pero no recuerdo ni siquiera algo semejante a Castelar u Once II.
        Por sus conocimientos de este tema y otros, y su propensión a opinar compartiendo las opiniones rentadas del multimierdos, ¿no será que su emprendimiento sea un call center caribeño?
        Nunca menos y abrazos

      • David (idu) dice:

        Gracias Norberto por tu comentario.

        No te persignes nombrando a Mitre.

        Los nombres de las lineas ferroviarias, fueron puestos por Perón.

        Feliz 2016

        PD: No entendí lo del call center caribeño, pero si hay una semanita disponible en Playa del Carmen para un servidor, desde ya, cuenten conmigo.

    • Raúl C. dice:

      Claro…

      ¿Y por qué será que con los mismos funcionarios y empresarios y maquinaria y frenos y paragolpes (y sin Córdoba al mando) los trenes entraron *millones de veces* a Once sin accidentes?

      Millones de veces.

      [Funcionarios y empresarios que -obvio- si es por mí que vayan a la sombra por todos los delitos que hayan cometido. Pero por los que hayan cometido, claro].

      Se inventa cualquier cosa.

      Cromagnon fue la corrupción, Once fue la corrupción, los derrumbes seriales e inundaciones de CABA con Macri NO fueron la corrupción, y así sucesivamente.

      En Once, a los funcionarios de niveles jerárquicos se les asignó no solo responsabilidad política, sino también penal.

      A Macri se lo liberó de toda responsabilidad penal. Solo quedaron pegados Palacios y James. (Palacios, dos escalones debajo de Macri).

      Cosas del partido judicial, claro.

      Por eso, le pido que no siga insultando nuestra inteligencia, David. Y le aviso: ese exhibicionismo de ‘santa indignación’ no es creíble. Porque nos conocemos.

      • Diego dice:

        Raúl, esto de los trenes era robo para la corono hecho de manera sistemática y con el OK explícito de las más altas autoridades del Estado.

        De lo que se lo acusaba a Macri era una pavada, amén de que quedó absuelto, en todo caso hubiese sido espiar al cuñado. ¿Desde el kirchnerismo se puede acusar a alguien de espiar a particulares desde los servicios de inteligencia? Ya lo te lo dije a razón de otro tema: la Hiena Barrios no se puede quejar de que estacioné el auto frente a un garage.

      • David (idu) dice:

        Justamente, Raúl: estamos en la Argentina.

        Eso significa el “hombre muerto” anulado con alambres desde tiempos inmemoriales.

        Como es sabido, si hay protocolos de seguridad no les ha interesado aplicarlos NUNCA a nadie.

        “Lo atamo`con alambre” también define nuestro ADN nacional.

        Y ¿sabés qué?

        Podés andar MILLONES de veces con el “hombre muerto” y demás sistemas de seguridad anulados, confiando en que Dios es argentino, y todo bien.

        Hasta que un día…

        También podés recorrer todas las rutas en auto sin el cinturón de seguridad, y llegar a viejo.

        Algunos no llegan…

        Y hablando del “Partido Judicial”, tenemos felizmente excepciones estimulantes como Oyarbide, ejemplo de rectitud extrema.

        También eso hace al ADN argentino…

        Como bien decís: “nos conocemos”

        No tengo ni “indignación” ni “santa”. Ya estoy resignado.

      • David (idu) dice:

        Otrosí digo:

        Para llevar el índice de seguridad de los aviones a 10 elevado a la (-9) las normas piden que las 3 (tres) computadoras de a bordo hayan salido de 3 (tres) plantas de montaje diferentes, para evitar fallas sistemáticas, convirtiéndolas en aleatorias.

        Y no basta UN solo evento de falla para un real accidente aéreo

        Los eventos desafortunados requeridos, se estiman en 13 (trece).

        Por eso pueden haber en el mundo 50 mil aviones diarios volando, sin tener decenas de accidentes todos los días.

        La seguridad existe.

        No en el Sarmiento ni en LAPA.

    • Diego dice:

      Todo el mundo sabía de los curros de la Secretaría de Transporte con los concesionarios de los Cirigliano. Además, eran servicios públicos que atravezaban la ciudad más grande del país y la vida diaria de millones de personas. 54 muertos y millones de horas viajando a la intemperie. La lógica de estirar la inversión en infraestructura hasta que el deterioro del servicio llegue a tocar las especulaciones electorales del partido gobernante. Y con los muertos en este país se hace ruido, ahí apareció Randazzo a las apuradas a dar la vuelta una vuelta de timón para mostrarnos cómo trenes pueden ser lindos y frenar solamente en las estaciones.

      Falta Julio DeVido, el padrino de esta lógica del deterioro de los servicios públicos bajo el manto de la corrupción sistematizada.

    • Raúl C. dice:

      Otro detalle sobre este fallo tan político:
      La Nación pone en letras grandes las condenas a los funcionarios.
      Hay que ir abajo a las letras chicas para encontrar a los empresarios y al conductor del tren.
      A pesar de que al empresario le dieron una de las penas mayores.

      • Carpe Diem dice:

        Supongo que luego de una larga, larguísima cadena de apelaciones y recursos varios, las condenas penales a los funcionarios y empresarios se revertirán. La otra, la social, de gran oportunidad temporal, se mantendrá firme.
        En otro contexto, celebraría la condena política a Jaime, Schiavi, Cirigliano y otros. Porque su desempeño como funcionarios y administradores de bienes concesionados fue pésima. Además Jaime delinquió, como se probó en otros juicios.
        Pero no es jurídicamente apropiado hacer lo que se hizo en este juicio.
        Insisto con que el fallo aplica una lógica no utilizada en otros casos. Es un traje (a rayas) a medida para Jaime y Schiavi, y tiene un antecedente único en Cromagnon en la extensa prolongación de responsabilidades, confundiendo la responsabilidad penal con la civil y con la política.
        El clamoroso caso de las escuchas de Macri es ejemplificador. Ya se lo ha citado aquí. El repentinamente ingenuo que lo califica de “pavada”, y que olvida que no solo escuchaba a su cuñado sino a los familiares de las víctimas del atentado de la AMIA-DAIA, no aprecia la magnitud del operativo, que incluso podría haberse utilizado mas veces, y con otros fines. Una oganización criminal para delinquir, y no por omisión, sino por acción.
        A poco de la asunción de Macri ocurrió un triste suceso que pasó desapercibido, pero que, de haberse aplicado la “lógica Cromagnon” debería haber implicado su desplazamiento, juzgamiento y condena. Unos jóvenes, entre ellos un sobrino de un jerarca eclesiástico murieron al estrellarse su automóvil contra un volquete para juntar residuos ilegalmente colocado (o abandonado) en una calle. Su presencia allí obedecía al accionar negligente del concesionario de tal actividad, que no fue controlado por el área respectiva del gobierno de la CABA. De ahí a la responsabilidad de Macri, solo algunos pasos. ¿Absurdo? Si, pero pleno de “lógica Cromagnon” o ahora de “lógica Once”. Faltan tres elementos en este caso, que preservaron a funcioarios y asociados: 1. El número relativamente pequeño de víctimas que facilitó: 2. La ausencia de fogoneo mediático y por lo tanto de exigencia social en la condena a los funcionarios. 3. Intervención del partido judicial, que en este caso se limitó a administrar justicia ordinaria.

      • Raúl C. dice:

        Carpe Diem:

        De acuerdo con lo que dice.
        Agrego otros casos:
        – Los múltiples derrumbes en construcciones en CABA, que mostraron negligencia y/o corrupción en las inspecciones, no tuvieron castigo mediático ni judicial.
        – La inundación del 2 de abril de 2013 tampoco tuvo castigo de ningún tipo, a pesar de que se intentó perseguir judicialmente a los responsables.
        https://es.wikipedia.org/wiki/Inundaci%C3%B3n_en_Buenos_Aires_de_2013
        En ese caso se anegaron barrios en los que jamás ocurría algo así. Ni siquiera había ocurrido en la mega-inundación del 31 de mayo de 1985. Hubo gruesas fallas, que se ‘taparon’ mediáticamente.
        El pretexto de Macri fue lamentable: que era la mayor lluvia histórica “en un mes de abril”.
        Pero NO era la mayor lluvia histórica.
        Que en otros abriles las lluvias hubieran sido menores ¿qué tenía que ver? (cosas como esas hacen que uno se pregunte de dónde sacó el título de ingeniero).

      • Mariano T. dice:

        En el caso de las escuchas, no hay pruebas de que Macri conociera la actividad o que hubiera ordenado intervenciones.

      • Raúl C. dice:

        Responsabilidad política. Por lo menos.
        Las escuchas las hizo un hombre de su absoluta confianza: Palacios.
        Si en su momento se la cargaron a Aníbal Ibarra, con muchos más niveles intermedios ¿por qué no a Macri?

      • Mariano T. dice:

        Ibarra fue absuelto. No hay castigo penal para la responsabilidad política porque no figura en el código

      • Raúl C. dice:

        Hablo de responsabilidad política, por la que hubo un ‘clamor’ (encabezado por Macri) para echar a Ibarra.
        La responsabilidad política de Macri por lo del Fino Palacios no era menor.

  15. Mariano T. dice:

    Porqué estaba Jaime en ese puesto?
    Había sido Ministro de Educación de Santa Cruz, de transporte no sabía una pepa.
    El tipo estaba ahí para recaudar para la corona. Y lo hizo con dedicación y eficiencia, a pesar de que se le escapó el tren bala en 2008, que era el santo grial de la coima(hasta Cristina lo defendiô por cadena y con maquetas)
    Los mecanismos para recaudar con los Cirigliano se los puede imaginar cualquiera. La compra de la chatarra española también tuvo esa finalidad.
    Hasta Once. Ahi recién el ferrocarril pasó a ser una preocupación y no una caja recaudadora. Se invirtio, lo pusieron a Randazzo, etc.
    Que Jaime y Cirigliano hayan sido condenados, y tal vez caiga hasta Devido, es el mayor acto de justicia desde el juicio a las juntas.
    Por supuesto se pueden consolar con otro juez, Arias.

    • Norberto dice:

      No me vas a decir que después que lo echaron, les pasaron los pagos de “errores de carga”, de Niembro, de Amadeo y de Majul a la CABA, y Laurita Alonso tuvo que recurrir por eso a Singer, Pato Bulrich a la CIA y Massa a La Embajada, Uds al contrabando y la triangulación, solo por citar algunos casos muy conocidos también por todos.
      Justo es reconocer que el Contador de la calle Tacuarí no solo emplea dinero, se ha visto a varios funcionarios de los tres poderes darse vuelta como medias ante sus “delicadas sugerencias”, así que esperemos, ya que la banda todavía está tocando, aunque desafina mucho y se nota.
      Nunca menos y abrazos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: