Los CEOs que vinieron

presidente-Mauricio-Macri

Néstor Restivo publicó este lúcido artículo en Página 12 el 13 de este mes. Confieso que lo pasé por alto, y si no lo subía hoy Artemio López (y la fiesta no me dejaba con tiempo libre para repasar blogs) me hubiera perdido este análisis.

Ustedes se preguntarán porqué lo copio aquí, si ya está en el muy visitado Ramble, nave insignia de la blogosfera K. Pueden imaginarlo fácil: quiero hacer algunas observaciones.

Y aunque es largo, vale la pena. Tienen sábado y domingo para leer.

Neo gerencialismo

Shell, General Motors, Lan, Wall Mart, Eki, Freddo, Farmacity, Telecom, JP Morgan, Citibank, Correo Argentino, Grupo Macri o Corporación Puerto Madero son algunas de las empresas locales o extranjeras, sólo las más conocidas, entre las cuales los gobiernos de Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta reclutaron a sus ministros y otras máximas autoridades. Pocas veces, si es que alguna, un gobierno argentino (en este caso el nacional y el de los dos principales distritos poblacionales) o incluso uno latinoamericano (se pudo ver algo con Sebastián Piñera en Chile, Vicente Fox en México o Alvaro Uribe en Colombia, pero en menor grado) tuvo tanto CEO, gerente o hasta algún propietario de empresa en el gabinete.

Más allá de las derivaciones y comentarios obvios que pueden surgir de ese cuadro de situación, y que ha motivado numerosas notas periodísticas, un libro que acaba de publicarse en nuestro país da cuenta de un marco teórico más abarcador y explicativo al respecto. Nos referimos a “La gran bifurcación”, de los franceses Gérard Duménil y Dominique Lévy, que lanzó la editorial Capital Intelectual.

Los autores, de origen marxista, sostienen que en el siglo XIX no existía separación entre la propiedad y la gestión de las empresas; sus grandes y algunos famosos dueños de las primeras fábricas o bancos en los países donde el capitalismo más había avanzado eran a la vez los administradores. Se cuentan apellidos de magnates de esa época muy famosos. Pero eso cambió a fines del siglo siguiente, al punto que, en opinión de Duménil y Lévy, hoy los “cuadros” gerenciales o directores que mandan en las empresas “son algo más que una simple categoría social: son una ‘clase social’ en el sentido más amplio del término”.

Esas personas, que tempranamente ya había advertido James Burnham en la década de 1940 cuando escribió La revolución de los directores, forman un lugar intermedio entre propietarios y proletarios, y no estuvieron al alcance analítico de los padres del pensamiento revolucionario de izquierda. Un lugar, sobre todo, creciente, cuya centralidad en el proceso actual lo da, informan los autores, el siguiente dato para Estados Unidos: los ingresos que recibe el 5 por ciento de los hogares más ricos se divide en 71 % que va hacia los bolsillos de los CEO, gerentes y directores de grandes empresas a través de salarios y bonos, y apenas 29 % que reciben los verdaderos dueños del capital, con sus activos patrimoniales, dividendos y rentas.

Nunca se había llegado a una distribución semejante, ya que antes eran los patrones quienes se llevaban la mejor tajada. Porcentajes similares estaría ocurriendo en el resto de los países capitalistas. Los cuadros por tanto ya no serían un estamento auxiliar, sino un “actor con pleno derecho en la lucha de clases”.

“La gran bifurcación” plantea que desde el fin de la Segunda Guerra Mundial hasta el auge del neoliberalismo, esa nueva clase social se había aliado a los sectores populares, lo que contribuyó al período “de oro” del capitalismo: más inclusivo, con mejor reparto del ingreso y avances sociales. Hubo varios casos nacionales (en Europa, en Estados Unidos y en América latina) donde las alianzas gobernantes que llevaron adelante tal proceso expresaban esa unión de intereses: frentes populares, gobiernos de la socialdemocracia (no la actual caricatura) o gobiernos “populistas”. Lo que ocurrió desde el último tramo del siglo XX acá fue lo contrario, es decir una alianza de los gerentes y directores con las clases propietarias, que derivó en el proceso inverso y en la formación de coaliciones gobernantes también de signo opuesto al período anterior. Los nuevos gobiernos del PRO, como pocas veces, dan carnadura a ese marco teórico planteado.

Estudios como los realizados por Ana Castellani y Gastón Beltrán, entre otros, han trabajado sobre el fenómeno, en base a caracterización de las élites argentinas, el concepto de “puerta giratoria” entre el sector público y el sector privado o las diferencias salariales. Argentina, en ese punto, se distingue algo de otros casos por el hecho de que en general las élites económica y política, hasta ahora, funcionaban por cuerdas separadas. Es más, muchos dueños de empresas o referentes de las clases altas gustaban de jugar sin ser vistos, sin exposición pública. También esa característica ha cambiado en la nueva etapa.

Volviendo a Duménil y Lévy, ambos plantean que los cambios en la relación propietarios/gestión en el neoliberalismo operó bajo el efecto de la acción de instituciones financieras muy concentradas en sus capitales accionarios, primero con fondos mutuales, de pensión y compañías de seguros y luego con los fondos super especulativos, como los buitres. El nivel de concentración de riqueza (y por tanto, poder económico) que expresa ese sector dominante en el capital actual es pavoroso. Hay apenas 147 firmas, con lazos cruzados, que controlan 40 por ciento del valor total de las sociedades transnacionales del mundo, con un predominio notable de las que tienen origen en Estados Unidos y se vinculan al mercado financiero.

El fenómeno de los gobiernos macristas se enlazaría entonces con una perspectiva global, en esa transición que Duménil y Lévy caracterizan del neoliberalismo al neogerencialismo y en donde el predominio de grupos ultraconcentrados y millonarios con eje en la especulación financiera, las redes en posesión de acciones que enlazan a propietarios y cuadros, y un formato de clases tripolar –los dueños del capital, sus gestores y los sectores populares– constituirían el escenario de la lucha en curso“.

Lo que plantea el libro de Duménil y Lévy, tiene mucho discutible en el plano teórico. Ese esfuerzo por encajar a los cuadros gerenciales en la concepción marxista de las clases sociales…

Me parece menos sólido todavía afirmar que “al fin de la Segunda Guerra Mundial  esa nueva clase social se había aliado a los sectores populares, lo que contribuyó al período “de oro” del capitalismo: más inclusivo, con mejor reparto del ingreso y avances sociales“. El Estado de Bienestar fue el fruto de Estados nacionales con un intervencionismo decidido.

(Sospecho que, como ex marxistas, caen en la tentación de armar una teoría explicadora de toda la dinámica social. James Burnham, también de ese palo, quiso hacer lo mismo con “The Managerial Revolution“. Orwell, que venía de ahí pero no comía vidrio, lo demolió; “1984” es una parodia de la “utopía” de Burnham).

Igual, es una descripción acertada del poder de esa nueva clase y de su mentalidad, y Restivo hace bien en señalar sus vínculos con nuestra situación actual. Pero… son autores europeos, y pasan por alto un aspecto que en nuestro caso marca un cambio decisivo con etapas anteriores.

Los cuadros gerenciales de las empresas realmente grandes forman parte, y se reclutan, en el sector más globalizado de nuestra sociedad. Atención: todos estamos inmersos en la globalización cultural; Internet, los smartphones, son sólo pasos recientes en ese camino. Entre los sectores populares, aún los más humildes, es frecuente que algún miembro de la familia trabaje en el exterior, así que tienen claro lo que se gana afuera, lo que cuesta vivir ahí,…

La diferencia fundamental es que, para alguien que aspira a llegar a los cargos bien remunerados en una gran empresa -no hablemos de los más altos- es necesario haber estudiado en el extranjero, en alguna escuela de negocios prestigiosa del Atlántico Norte. Y, una vez que se llega al nivel gerencial, resulta imprescindible habituarse a vivir y trabajar por largos períodos en el extranjero.

Nada malo en cuanto a experiencias. La globalización es un camino de ida -empezó hace 600 años, con Enrique el Navegante, y en los últimos tiempos se ha acelerado mucho. Necesitamos gente que se maneje en términos globales. Pero es fatal para una nación entregar su gobierno a aquellos cuyos intereses, emociones y destino personal no están ligados al de su país.

Porque, más allá del patriotismo -eso se siente o no se siente- no hay otra barrera entre las personas individuales y las fuerzas anónimas y crueles desatadas en el mundo moderno que los Estados nacionales. Sus gobiernos pueden ser buenos o malos, eficientes o torpes, pero son lo que hay.

42 respuestas a Los CEOs que vinieron

  1. Mariano T. dice:

    Es un ´prejuicio más, como hay tantos, que por ser gerente de una empresa global la persona no se siente vinculada emocionalmente con su país. O que no puede representar sus intereses (obviamente no a la vez)
    Pero los prejuicios forman parte del bagaje intelectual y cultural de las personas,así que no hay que menospreciarlos.

    • ricardo j.m. dice:

      la causistica da para todo

    • Silenoz dice:

      Ja ja..

      Y pensar que vos criticabas nuestra obsecuencia oficialista… digo ¿qué deberíamos decir sobre tu “militontancia” por cada una y toda critica que se hace en el 2.0 al CEOfascismo tilingo a cargo de un inútil pelafustán?

  2. julio dice:

    Primero te encadenan
    luego te roban el fruto de tu trabajo
    y no conforme con eso
    quieren el fuego sagrado.
    ..el dinero es un invento de la desconfianza y el temor;
    la humanidad es una larga cadena de extorsionares y
    el hombre es un gran predicador en contra del amor.
    J D Perón.

    El capitalismo te da un mayor porcentaje remunerativo
    por tu trabajo (sin promocionar al Hombre) ;
    por eso triunfó por sobre la teoría del
    abuelito carl marx, que,
    viendo como sus nietos se sumergían en la misiadura,
    eligió seguir escribiendo El Capital y NO agarrar una pala.
    saber + saber = gris mental.
    Saber + Hacer = sabiduría.

    saludos muchachos, desde la tierra Justicialista
    de Rafaela santa fe.

  3. Norberto dice:

    La mejor respuesta sobre como piensan , y que no es prejuicio, sino como se los ve formateados, está en el blog de Sentís



    http://joserubensentis.blogspot.com.ar/2015/12/estado-ong-partido-y-empresas.html

    Es una Vice a cargo de la Presidencia, porque el Sr Presidente está muy cansado por la actividad desplegada en estos quince días en la Presidencia y como es su costumbre se ha tomado vacaciones, pero ella en lugar de arbitrar los medios estatales a través del Ministerio de Bienestar Social, se le ocurre esto, que no estaría mal con todo lo demás desarrollado y con el decoro de no involucrarse en razón de su investidura.
    Nunca menos y abrazos

    • Raúl C. dice:

      No solo que no actúa a través del Estado.
      Las empresas que auspician orgullosamente la ONG podrían reemplazar con creces y de manera más eficiente las donaciones de las personas individuales. Y no se ve que lo hagan.

    • David (idu) dice:

      Muy populista esto de las “donaciones”

      Vamos mal, PRO…

    • Norberto dice:

      Que nosotros sepamos que son zorros en el gallinero es hasta diría natural, pero esto no deja de asombrar

      “La Corte Suprema confirmó a Tiempo Argentino la investigación por los presuntos delitos económicos por el denominado “Megacanje”, que involucra –entre otros- al actual presidente del Banco Central, Federico Adolfo Sturzenegger. El fallo significa, en los hechos, que Sturzenegger vuelve a estar procesado como “partícipe necesario del delito de negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública”. Así lo había resuelto el juez federal de primera instancia Sebastián Ramos a fines de diciembre de 2013. Esa resolución, que ahora vuelve al centro de la escena, disponía además un “embargo sobre sus bienes hasta cubrir la suma de 5 millones de pesos”.”

      http://tiempo.infonews.com/nota/200311/megacanje-la-corte-volvio-a-procesar-a-federico-sturzenegger

      Parece que hay disidencias en la coalición de gobierno, y por lo tanto pase de facturas, no creí que fuese tan pronto.
      Nunca menos y abrazos

  4. Politico Aficionado dice:

    Me hace acordar aBernardo Neustadt, que presentaba a sus sponsors diciendo : “ESTAS EMPRESAS A LAS QUE LES INTERESA EL PAÍS…”

  5. David (idu) dice:

    De todos modos, que la meritocracia de gestión reemplace a los ideólogos del siglo pasado, sin profesión conocida, podría llegar a significar un avance nada desdeñable…

    “Podría”. Modo potencial…

    • Raúl C. dice:

      Meritocracia de gestión:
      – Aguad no tiene experiencia en comunicaciones (salvo ser un militante de Clarín).
      – Bergman no tiene experiencia en medio ambiente (ni en gestión).
      – Arribas es un vendedor de jugadores de fútbol sin antecedentes en ‘inteligencia’.
      – Pusieron en un cargo universitario a Ávila, que no tenía idea. Ahí tuvieron que recalcular.
      – Jorge Macri no tiene experiencia bancaria.
      – Hay multitudes de ‘hijos y sobrinos de’.
      – En la UIF pusieron… a los abogados defensores de las empresas acusadas por la UIF de fuga de divisas, evasión impositiva, etc.
      ¿Eso es meritocracia? Es obvio que todas las actuaciones anteriores van a quedar en la nada. Política pro-corrupción.

      Y otras joyitas, que aquí pueden verse:
      http://www.mariajuliaolivan.com.ar/2015/12/07/ranking-de-los-nombramientos-mas-controversiales-del-macrismo-en-nacion-ciudad-y-provincia/

      Definición: se llama ‘meritocracia’ a que nombren a gente que piensa como yo.

      • Mariano T. dice:

        Se va a terminar pareciendo a la Campora. Con la diferencia de que éstos tecnocratas tienen bastante mas formación, y no estan pasando de profesores (o alumnos) de facultad, a gerentes, directores o subsecretarios.

      • Norberto dice:

        ¿Formación?, justamente a esa formación, o mas bien formateo, le tenemos miedo, un curso de Administración de Empresas en alguna de esas Universidades con título pago y un curso para latinoaméricanos en alguna Universidad yankee con Maestrías pagas como Yale, Harvard o alguna otra de Ivy League, bastante conocidas por los académicos por ese aspecto, pero que le acerca los fondos necesarios para mantener su prestigio en otras cátedras, si querés tenés el claro ejemplo de la de Cavallo, un tipo que quebró a un país y dejó otro atado de pies y manos, dando clases en la segunda de ellas, y a su hijo relevando precios en el famoso y prestigioso “emayty”, MIT, con un índice basado en los reclamos de Lopez Aufranc, es decir la venta electrónica de los Super, con un sesgo mas que evidente y sin las objeciones académicas que merece y que yo conozca.
        Si eso no es recompensar servicios prestados, no tengo otras palabras para llamarlo, es pagar el Megarcage que permitió la salida de los fondos, golondrina o no, que no alcanzaron a escapar con el Blindaje.
        Formatear boludos para ejecutar las políticas diseñadas por los titiriteros sel ámbito financiero global sin la menor duda, buscando las migajas de recompensa que los diferencien de los de a pie, que después son CEO para ejecutar las ordenes de los directorios, ni siquiera son emprendedores exitosos, solo ejecutivos con un nuevo y vistoso nombre.
        Nunca menos y abrazos

    • Raúl C. dice:

      La ideología del neoliberalismo y del Consenso de Washington es del siglo pasado.
      La ideología de Ayn Rand es del siglo pasado.
      La ideología de la mano invisible del mercado es de hace 3 siglos.

    • Raúl C. dice:

      Más datos:
      – Garzón, interventor en AFSCA, es un militante PRO muy entusiasta. De esta manera se ‘corrige’ el hecho de que antes había un militante… se entiende ¿no?
      Además, no tiene antecedentes en el tema. No hay mucho mérito-crático allí.
      – Miguel del Sel va de embajador a Panamá. Me pregunto, intrigado, qué nos habrá hecho Panamá… No importa: algún mérito debe tener.

      • David (idu) dice:

        Es verdad, muchas cosas son del siglo pasado.

        Pero algunos se amoldaron al Siglo XXI (o al menos lo intentan), otros no.

        Pero lo peor es enorgullecerse de lo arcaico.

        Ya lo dije antes: 7 de cada 10 chicos que HOY cursan la primaria en el MUNDO, trabajarán de adultos en trabajos que aún NO existen.

        ¡Un CEO ahí!

      • Esther dice:

        «Me pregunto, intrigado, qué nos habrá hecho Panamá…»
        No sé, Raúl ☺☺☺. Pero es una buena pregunta…
        Abrazo,
        Esther
        PD: gracias por el enlace.

      • Raúl C. dice:

        Esther:
        Otra cosa muy graciosa sobre el tema la leí en las redes sociales: alguien dijo que si nombran a Del Sel embajador, Avelluto debería declarar el país en emergencia cultural…
        Saludos.

    • David (idu) dice:

      Desde que asumió el nuevo gobierno se habla de los “CEO´s” que casualmente es el tema del posteo…

      Y resulta que ahora nadie es ejecutivo de nada…

      Un poco de coherencia, amigo Raul!!!

    • Raúl C. dice:

      – ‘Amoldarse al siglo XXI’ es una frase hueca. No quiere decir nada.
      Salvo que quiera decir: ‘arrimarse al poderoso del momento’.

      Preferí no hablar de los que son CEOs, porque:
      – Por una cuestión de delicadeza no pusieron a cada uno en ‘su área’, es decir al de LAN no lo pusieron en Aerolíneas, al de Farmacity no lo pusieron en Salud, etc. Es decir que van a estar ubicados en su ‘nivel de incompetencia’.
      – A otros los pusieron como zorro a cuidar gallinas, como a Aranguren en Energía.

      Unas reflexiones:
      1)
      No tengo ninguna duda -pero ninguna- de que van a favorecer a las respectivas empresas privadas en las que desarrollaron su carrera.
      Si alguien cree que eso favorece al país y a su población… me remito a lo que pasó en los 90’s.
      2)
      La leyenda urbana de que para dirigir el país gente hace falta gente que no sean políticos es una de las estupideces más grandes.
      Me hace acordar a los años setenta, cuando Neustadt, Grondona y compañía nos vendían que las personas más aptas para conducir bien el país eran los militares. Estaban adornados de una serie de virtudes, y no tenían ninguno de los defectos de los políticos.
      Eran honrados, serios, capaces, eficientes… ya se vio.
      Ahora la misma canción, pero con los CEOs. Llenos de virtudes y carentes de defectos. ‘Si alguien llegó hasta allí es porque es bueno’. Otra leyenda urbana.
      Debe haber por lo menos veinte razones para llegar allí. Razones de todo tipo. Parentesco, herencia y relaciones pican en punta. Más allá del mérito.
      3)
      El otro pequeño detalle es que un CEO (bueno, regular o malo), apenas se sienta en su sillón… es un político.
      Y va a ser bueno, regular o malo como político.
      Lo mismo daría si fuera ingeniero, kinesiólogo, cardiocirujano o repartidor de pizzas.
      Eso del ‘nivel de incompetencia’ es altamente probable.
      Que gente de varias profesiones llegue a cargos importantes es bueno en cuanto a la diversidad (rompen con la uniformidad de los abogados) tanto como la diversidad de sexo, etnia, religión, etc. en esos cargos.
      Pero que sean mejores políticos… no hay casos que lo demuestren.
      La eclosión de los noventas: Palito, Reutemann, Scioli… no dejó a nadie de mayor nivel que los ‘políticos profesionales’.
      Tampoco se destacaron demasiado Piñera, Fox, etc.

      • David (idu) dice:

        Estimado Raúl:

        “Amoldarse al Siglo XXI” significa muchas cosas.

        Por ejemplo el mismo Abel con la frase que destaqué en otro lugar del posteo, pone en cuestión el mismo concepto de “plusvalía”, que ya no sería de los dueños del capital, sino de sus gerentes, o sea ¡de sus empleados!.

        ¿Frase hueca?

        Sobre la incompetencia de los meritocráticos, debo señalarte que gran parte del Boureau dirigente de China, son ingenieros, y no abogados.

        Deberían aprender de “nosotlos”, como diría “Clistina”

        Y obvio, todos se convierten en políticos. Ingenieros, abogados, rabinos, tullidos…

  6. victorlustig dice:

    pero che, si el gobierno anterior puso un sociologo como subsecretario de combustibles, no escuche nada, ah, era Clarin
    pah favo
    cierto es que Sabatella tiene mucha experiencia en Comunicaciones
    en fin ahora parece que esta mal

    • David (idu) dice:

      Bueno, Victor:

      Después de todo, no está mal el razonamiento de nuestros amigos K:

      Cuando gobiernan los populistas autoritarios, hay que ser funcionario “militante”

      Cuando gobiernan los desarrollistas republicanos, hay que ser idóneo.

      Para los amigos que no gustan del término

      “desarrollistas republicanos”

      podríamos reemplazarlo por:

      “conchetos del Consenso de Washington”

      o bien:

      “empobrecedores compulsivos de crédulos argentinos que votaron como idiotas”

    • Raúl C. dice:

      Qué peronista bárbaro que es… también quiere CEOs.
      Para usted todo lo que haga el macrismo está fenómeno. Debe ser un Ritondo-peronista.

      No sé cómo no capta la diferencia. O simula no hacerlo.

      El kirchnerismo/peronismo ***NO alardea de meritocracia***.
      Se asume que los funcionarios políticos son funcionarios políticos, tengan o no formación técnica.
      Si no la tienen, se asesoran.

      Aquí le estamos contestando a David (que *pretende* que hay una real meritocracia de gestión en los nombramientos) con un montonazo de nombramientos que nada que ver: militantes, amigos personales, familiares, gente sin formación.

      Del mismo modo, se cuestiona todo lo antirrepublicano que están haciendo. Porque ***llegaron al poder levantando la bandera de la República***, y lo que hacen es una estafa a sus mismos votantes.
      El P./K. tampoco levantaba la bandera de la República. Sin perjuicio de eso, fue bastante más respetuoso.

    • Raúl C. dice:

      David, no falsee lo que digo.

      Yo NO digo que ‘hay’ que ser idóneo ni especialista.

      Un funcionario POLÍTICO es buen político o mal político. Si no tiene el conocimiento técnico, lo consigue de los técnicos asesores.
      Por otra parte, aunque tenga el conocimiento técnico, no tiene tiempo para estudios profundos. Eso lo hacen los asesores.

      Lo que digo es que es mentira que los de ahora sean idóneos.
      Esa ‘meritocracia’ es solo propaganda.
      Pusieron a los amigos, a la gente de confianza y a quienes se les deben favores (mundo financiero, exportadores de cereales, etc.). Y también a los talibanes ideológicos.

      Si alguno tiene saber especializado en algo, es secundario. No es por eso que lo pusieron.

      • victorlustig dice:

        y asi nos fue
        ponele explicarle a un sociologo que el gas en un caño puede ir para los dos lados, o, que es cetanos y octanos, o porque cobran la nafta premiun mas cara
        seguro, es secundario, ponele, en economia ponemos arquitectos, total, es secundario, en educacion ponemos un analfabeto, total, es secundario
        pah favo
        te quejaste del nieto de Mirtha para lo audiovisual y ahora, es secundario
        la verdad, no les entiendo la logica

      • Raúl C. dice:

        Usted siempre retuerce la lógica, pero la lógica es más fuerte…

        La única lógica es que:

        – Pretenden ser meritocráticos y nombraron a los ‘de confianza’.

        – Pretenden ser republicanos y ponen a dedo gente en la CSJ (uno de ellos de Clarín, además).

        Habría que repetir: los anteriores no presumían de ninguna de las dos cosas.
        Para usar un acrónimo antiguo, eran WYSIWYG.

        Estos son y hacen lo contrario de lo que antes proclamaron para engrupir giles.

        Aparte: estaba discutiendo con David.
        ¿Siempre tiene que contestar otro diferente?
        Qué cosa, ¿no tendría yo que sacar alguna conclusión de estas conductas?

      • David (idu) dice:

        Si, Raúl:

        Una conspiración destituyente… Ah, no!

      • Raúl C. dice:

        La conclusión la sabe usted mejor que yo.

  7. Capitán Yáñez dice:

    Los marxistas más o menos razonables (que los hay) hace rato que consideran a los CEOS como parte de la “burguesía”.
    En cualquier caso, el PROblema es hacia dónde pretenden llevarnos… Los ejecutores hoy están… mañana no… Son sólo eso: ejecutores.

  8. Politico Aficionado dice:

    Compañeros, no estoy pudiendo entrar al sitio oficial de Víctor Hugo. ¿Es un problema de mi compu, o es algo general?

  9. David (idu) dice:

    Abel:

    Muy interesante tu mención:

    ————————–
    los ingresos que recibe el 5 por ciento de los hogares más ricos se divide en 71 % que va hacia los bolsillos de los CEO, gerentes y directores de grandes empresas a través de salarios y bonos, y apenas 29 % que reciben los verdaderos dueños del capital, con sus activos patrimoniales, dividendos y rentas.
    ————————–

    Se parece bastante a la realidad de las PYMES nacionales, que pagan a su personal clave, sumas elevadas que los dueños (a veces sí, y a veces no) pueden llegar a percibir.

    Es que el “riesgo empresario” es un riesgo de verdad, DE VERDAD, en economías muy inestables y/o mal gestionadas, y/o muy corruptas.

    • Raúl C. dice:

      Está diciendo que la economía de EE. UU. es inestable y/o mal gestionada y/o corrupta.

    • Norberto dice:

      Cuando afirme algo por el estilo, por favor, la fuente, porque lo que dice contradice el avance imparable de la participación del 1% más rico sobre la riqueza, mundial y yankee, hoy cercana al 50% si no es mayor a esa cifra, y los CEO están dentro del 99% restante, salvo algunos pocos pertenecientes a grandes corporaciones que en algún momento recibieron grandes bonus.
      Nunca menos y abrazos

  10. Esther dice:

    Gracias, Abel, por este post. Me resultó más que interesante para pensar un poquito, cosa que, debo confesar, aún estoy haciendo, jeje.

    Un abrazo,
    Esther

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: