A devaluar, a devaluar

roto

Vas a votar a un tipo que te devaluará los ingresos como mínimo un 40%, pero decís que no aguantás más la presión impositiva de este gobierno. Vas a votar a ese que te piensa subir un 200% los servicios porque estás harto de pagar Ganancias. Hay algo que no me cierra en la cuenta“. Estas frases las tomé del muro de Facebook de un amigo, peronista ferviente y con experiencia en comunicación, pero que entre el 25 de octubre y el 22 de noviembre, fue uno más de la multitud de argentinos de a pie que se movilizaron al ver que el triunfo de Macri era posible. Daniel Scioli, por primera vez en su carrera política, expresó en esos días ese clamor. A un poco más de la mitad de los votantes la bronca o el hartazgo con el gobierno K les hizo ignorar ese mensaje.

Esto podría hacer suponer -a un ingenuo- que el inminente gobierno de Macri tiene “plafond” para adoptar políticas económicas duras. No es así (y los políticos del PRO lo saben). “Una cosa è parlare di morte e un altro morire“. Con la pobreza y desigualdad que existen, igual los argentinos están mejor que el resto de la región. Y en las ciudades y provincias que le dieron la mayoría a la alianza Cambiemos se percibe una razonable prosperidad (lo que invita a reflexionar en las razones de la derrota del oficialismo, pero éste es un posteo sobre política económica). Como sea, resulta evidente para el que tiene una mínima experiencia de nuestra sociedad, que si se pierde esa “sensación de prosperidad”, el ejército “Yo no lo voté” reclutará millones de nuevos soldados en poquísimo tiempo.

Como su asesor estrella, Jaime Durán Barba, sería el primero en decirles a los PRO-hombres, un político cuando llega al gobierno no está obligado a cumplir sus promesas de campaña, y mucho menos las que sus opositores denunciaban en sus campañas. Y las presiones del establishment económico, el “Círculo Rojo” en serio, Macri ya las ignoró cuando le pedían que pactara con Massa. Como muestra de ello, Guillermo Dietrich, el futuro ministro de Transporte, anunció: “Vamos a mantener los subsidios, no vamos a aumentar las tarifas” (El resto tácito de la frase es “Por ahora“, pero eso es válido para todo y todos).

El valor del dólar, es decir, el tipo de cambio oficial, es una clase muy diferente de pez, como dirían los gringos. En los capítulos anteriores de este posteo, aquí y aquí, se mencionaron las razones por los que ese valor es una señal política para la tranquilidad o el temor de la mayoría de los argentinos, y cómo su aumento es el motivo, y también el pretexto, para aumentos en todos los demás bienes. La nuestra es una sociedad bimonetaria, donde la reserva de valor es el dólar. Modificar eso requeriría décadas de políticas de Estado, que no son el fuerte entre nosotros.

Pero a Macri le resultaría también caro -políticamente- mantener la política cambiaria actual de flotación administrada y minidevaluaciones (además que necesitaría un buen aporte de dólares, pero eso ya lo está buscando, de todas maneras). Para los sectores locales e internacionales que lo respaldan, un mercado de cambios “único y libre” es actualmente un dogma innegociable (salvo por razones geopolíticas que aquí no juegan). Los empresarios rurales y todo lo vinculado a ellos, el núcleo duro del voto a Cambiemos, esperan una devaluación importante y si no la hace, se sentirán traicionados (Es irónico, pero Scioli habría estado en mejores condiciones para negociar, con la misma disminución de retenciones que ofrece Macri y la eliminación de restricciones para exportar).

Hoy el que fue candidato del Frente para la Victoria puede decir “Lo advertí durante la campaña, se viene una devaluación“. Desde espacios de origen peronista que no acompañaron al FpV y hoy evalúan como jugarán en adelante, pueden recordar lo que decía Lavagna “No es lo mismo una devaluación del 20 que del 60%” o Pignanelli “El dólar no es el problema, es la consecuencia“. Nada de eso, claro, le resuelve el problema a Macri.

Hay una receta, recomendada por los técnicos de organismos internacionales, que no tienen que vivir con sus consecuencias. Incluye la palabreja “overshooting”, con la que tal vez tengan que familiarizarse. Consiste en liberar “de un golpe” el mercado de cambios -también, con algunas conversaciones previas, la remisión al exterior de utilidades- y dejar que el precio del dólar se vaya muy arriba, hasta donde la ansiedad y la codicia lo lleven. La lógica y la experiencia de los mercados indican que se iría por encima de cualquier valor razonable (“overshoot”) y, en pocos días o semanas, bajaría a lo que podría ser anunciado como su “punto de equilibrio”. Y mostraría al gobierno, luego del malestar inicial, en control de la situación.

El problema con esta receta -bah, uno de los problemas- es que ha sido probada en Argentina, una y otra vez. Durante la década del ´60, en particular, fue la política abiertamente planteada por el frigerismo: una devaluación alta y repentina, que crearía un sesgo importante en los precios internos. el que desalentaría la importación (el “complejo agro-importador” eran los Malos de esa época) y favorecería la exportación de productos industriales. También sus adversarios recurrieron a esta maniobra: el que obtuvo algún éxito, temporario, fue Krieger Vasena, que impuso a la vez fuertes retenciones a las exportaciones agrarias…

En todos los casos -el de la época de Onganía tardó más en explotar, pero con un fuerte bang- la relación de precios internos no cambió en forma importante por más de unos pocos meses. Todos los bienes aumentaban de precio más o menos en el mismo porcentaje de la devaluación; en cuanto a los salarios, los gobiernos militares apelaban a la “brillante” solución de suspender las paritarias, pero ésto se mostró insostenible a la larga. Esa historia fue una de las razones, sino la principal, por la que la moneda argentina perdió 13 ceros en menos de cincuenta años (Es decir, el valor nominal del actual Peso es de 10.000.000.000.000 de pesos moneda nacional. Creo que compra menos que entonces).

¿Se dan cuenta porqué empecé el posteo, y repetí luego, la frase “Dentro de una semana, o antes, el Presidente electo va a hacer pública una decisión clave de política económica. Que va a condicionar toda su política, y, en buena parte, la forma en que los argentinos no politizados -la mayoría- reciban al nuevo gobierno“? Imagínense que pasaría si en un año los argentinos están diciendo “Por lo menos, Kicillof no dejaba que la inflación se disparara“.

Anuncios

70 Responses to A devaluar, a devaluar

  1. Daniel Hugo Villanueva dice:

    Lo leo mientras empujo el carrito en el Wall Mart y escucho a las puteadas de mi señora
    Mi desodorante de 30 a 44,90
    Champú de 69,00 a 94 (oferta inigualable)
    Cambio

    • David (idu) dice:

      El peso es una interesante ficción econométrica.

      El carrito de supermercado ha costado históricamente un promedio de U$S 100.

      A lo largo de mi vida lo he pagado, a veces U$S 30.

      Otras U$S 300.

      Hoy estamos en este segundo escenario.

      No hay duda de cómo seguirá esta historia.

      Con o sin shock.

      No Hay inocentes en esta verdadera “Política de Estado” que es la Montaña Rusa.

      Propongo un nombre más telúrico: “Montaña Argentina”

      • Andrés dice:

        Vos vivís de un salario? Porque llamar “ficción econométrica” a lo que te queda en la mano cada mes y te permite morfar y otros gastos hace sospechar que vivís de rentas en dólares.

        Saludos,

        Andrés

      • David (idu) dice:

        Hola, Andrés:

        Fue una ironía.

        O no: en realidad TODO el dinero del mundo es una ficción.

        Fijate: un pedazo de papel, y todos creemos que eso es “valor”

        Esa creencia generalizada indica dos cosas cosas:

        1) Que puede usarse como un valor, si es respetada.
        2) Que debiera ser administrado con extrema seriedad.

        Cuando esto no se cumple (como es históricamente habitual en la Argentina), tendrás un carrito de supermercado que cuesta 30 dólares, o 300 dólares, según el momento de los ciclos económicos perversos, que constituyen, como ya dije, nuestra única “política de estado” perdurable en el tiempo..

        Vivas o no de un salario.

  2. José dice:

    Parece ser que las matemáticas no son el fuerte del peronista facebookero. Me quitarían $90 de subsidio a la energía eléctrica y no pagaría $2000 de ganancias. No me da la cuenta.

    • eduardo dice:

      $90 ? , yo vivo en un barrio cerrado, hace un par de años que no tenemos subsidios. Electricidad , consumiendo 800/900 kw $ 1500 x bimestre , Gas una casa 180 m2 caldera piso ultimo bimestre $ 3.000 , nada de calefaccionar pileta ni cosas raras. Si paga $2.000 ganancias , seguro algún viajecito al exterior hace , pasajes con dolares de $ 12 con devolución del 35 % para aplicar a bbpp o ganancias. Los $2.000 de ganancias , algo igual va a seguir pagando ( veremos cuanto ) y pongamos en la cuenta lo que se lleva el carnicero y los super/hiper mercados por la bocaza de Prat gay de hablar de la devaluación con el argumento de que en los precios ya estaba el dolar de $ 14/15 , que paso ? .

  3. Politico Aficionado dice:

    “Habrá llanto y rechinar de dientes”
    Lucas 13 : 28.

  4. ricardo j.m. dice:

    mientras todos compran oro el prat gay lo va a vender dicen hoy en infobobo.

    pedir plata al fondo, reabrir el canje para pagar los fondos de campaña , y hablar de la herencia recibida mientras construyen el marketing de una nueva convertibilidad

    esa es toda la politica economica de macri.

    al margen dejo constancia de que por fin por lo menos la retalia de frases tipo: ” es la economia estupido” o la gente vota con el bolsillo” como siempre pero mas que nunca son un sin sentido.

    vamos todos a por la vuelta de san cayetano

    • David (idu) dice:

      Hola, Ricardo:

      Retahila se escribe con hache.

      La convertibilidad ya la estuvimos viviendo durante los últimos años.

      Convertibilidad trucha, pero convertibilidad al fin: eso significa dejar semi-clavado el dolar “único y libre” con lo cual el carrito del super te cuesta U$S 300 (o quizás más), lo cual sería más caro que durante la “verdadera” convertibilidad de Menem – Cavallo.

      Mal puede el que venga hacer una “nueva convertibilidad” sin antes hacer el camino inverso: una MAGNA DEVALUTA.

      Luego sí: podremos volver a la tradicional calesita:

      Carrito del Supermercado: U$S 30 / U$S 300 ….. U$S 30 / U$S 300 ……. U$S 30 / U$S 300 … and so on.

      • ricardo j.m. dice:

        seh, la convertibilidad secreta que vivimos estos años, comprendo.

      • David (idu) dice:

        En realidad, estimado Ricardo, no es secreta para nada.

        Todo el mundo lo sabe.

        Solo falta el nene que grite: ¡El Rey está desnudo!

  5. Rogelio dice:

    Estimado Abel:

    CONTEXTO: en plena transición hacia el sistema monetario multilateral

    “La decisión de la Consejo Ejecutivo de incluir el yuan [renmimbi ] en la canasta del DEGs [Derechos Especiales de Giro FMI o SDRs] es un hito importante en la integración de la economía china al sistema financiero global.
    Es también un reconocimiento de los progresos que las autoridades chinas han hecho en los últimos años en la reforma de los sistemas monetarios y financieros de China.
    La continuación y profundización de estos esfuerzos darán lugar a un sistema monetario y financiero internacional más sólido, que a su vez favorecerá el crecimiento y la estabilidad de China y la economía mundial”
    .
    – Christine Lagarde, Directora Ejecutiva del FMI, 30/noviembre/2015


    Con los deberes aprobados por Lagarde durante G20 de Estambul, noviembre 2015

    En el futuro podemos esperar que el Banco Popular de China, continúe ampliando la banda de fluctuación del renmimbi frente al dólar.
    Esta ampliación permitirá la apreciación del renmimbi en los meses por venir.

    A medida que la Reserva Federal USA vaya desplazando nuevamente al mundo hacia un entorno de tasas de interés crecientes, el dólar estadounidense empezará un proceso de depreciación frente a las monedas de sus principales socios comerciales.
    El mercado del renminbi en expansión, permitirá que esta depreciación se lleve a cabo y al tiempo minimizará la volatilidad del sistema monetario internacional.

    Saludos cordiales

  6. Alcides Acevedo dice:

    Cada vez me convenzo más: los peronistas no entienden de economía y son capaces de dar largas parrafadas apelando a slogans (muchas veces contradictorios).

    Encima gente grande que vio toda clase de crisis y devaluaciones, deberían tener aunque sea un poco más de olfato.

    Después se enorgullecen de la paritarias, consecuencia inmediata de la inflación no debidamente registrada, y se atreven a decir altivos que los salarios en dólares (oficiales) de Argentina son los más altos de América Latina….

    ¿La productividad argentina también es la más alta de América Latina? ¿por qué un trabajador mexicano de la industria automotriz puede ganar menos de la mitad que un argentino y produce más del doble?
    Lo mismo con los trabajadores del Este de Europa.

    No sé si me explico.

    Es esta clase de singularidad la que explica el estrangulamiento externo: la poca competitividad de cualquier actividad con fuerte componente salarial.

    Encima el gobierno subsidia fuertemente el consumo de energía domiciliaria que es IMPORTADA y los precios de la comida (consecuencia de la sobrevaluación del peso y los salarios) supera a los de Europa y Estados Unidos.

    ¿Pueden explicar la paradoja? Argentina produce alimentos y son caros, importa energía y la subsidia.

    Traten de ver la realidad tal cual es.

    • Andrés dice:

      “los precios de la comida (consecuencia de la sobrevaluación del peso y los salarios) supera a los de Europa y Estados Unidos”

      Eh??

      Hoy mismo acá en Montreal, el kilo de bola de nalga, como muy barato, está a CAD 15 (USD 12) mientras que en los flyers de la página de Coto de hoy está a ARS 70 (USD 7).

      “Es esta clase de singularidad la que explica el estrangulamiento externo: la poca competitividad de cualquier actividad con fuerte componente salarial.”

      Pues no, caballero, debería considerar un poco más el asunto. El estrangulamiento externo no se debe unicamente a la productividad sino también al nivel de valor agregado al producto, el acceso a los mercados externos (incluyendo el poder de compra del momento) y a la demanda de insumos importados.

      Dicho de otro modo, aunque le pongamos un grillete al operario automotriz y lo hagamos trabajar 70 horas por semana produciendo el triple, ni Brasil comprará más, ni Canadá dejará que los vehículos argentinos entren en un mercado donde deben pasar las normas CSA. Tampoco aumentarán los dolares de las exportaciones de dichos autos debido a la contrapartida de maquinaria y/o autopartes extranjeras necesarias.

      Si el tema fuese una mera productividad, con robots solucionaríamos los problemas económicos.

      Saludos,

      Andrés

      • Diego dice:

        Andrés, con $70 en Buenos Aires comprás Osobuco. El kg de bife de ancho está $120. Y se supone que ese producto se fabrica dentro de nuestras fronteras y que sólo el 5% de lo que faena va para importación.

      • Diego dice:

        Andrés, ¡tener los robots de punta es la joda de la productividad! De lo contrario tenés que hacer como en Asia… O tecnología o bajo costo, el tipo de cambio es que influye, claro, sino no se le prestaría en todo el mundo tanta atención a si la Reserva Federal de EEUU mueve medio punto la tasa de interés, pero es de corto alcance porque te desbalancea otros partes de la economía.

      • victorlustig dice:

        Andres
        a pesar de estar convencido que el futuro de los operarios calificados cada vez es mas negro, quizas leiste algo aca en cuanto a la robotizacion, un par de caveats
        a) Es productividad Y amortizacion, son bienes de capital, la cuenta es completa, quizas lo pusiste por brevedad nomas
        b) Raro lo de la bola de nalga, no se los precios en Canada, pero, en España el litro de lecho sale lo mismo que aca, y ese es un commodity, te regalo la diferencia de poder adquisitivo.

        PS Como se llama la bola de nalga en el super canadiense?

        Al fin del dia somos todos mercantilistas en el inicio y librecambistas al final, cuando llueve, somos todos mercantilistas, ya sea explicita o implicitamente, o crees que las reglas de CSA son solo tecnicas?

      • Andrés dice:

        Yo respondo por precios publicados. Uds podrán dar ejemplos en contrario de primera mano pero me parece que, por sus mismas palabras, Argentina no tiene claramente precios más caros que USA o Europa.

        Saludos,

        Andrés

      • Mi humilde contribución a las comparaciones sobre el precio de la carne: en Atlanta el kilo de bife de chorizo (aka New York Steak) cuesta entre U$S17,50 y U$S24, según donde se compre, en Peoplesville (el nombre lo dice todo) o en Buckhead, que es un barrio bacán.
        Eddie

      • Diego dice:

        Los libros. Ese rubro se puede comprobar fácilmente, basta con ver los precios publicados en Amazon. Las ediciones pockets que en Europa se hacen para consumo masivo de estudiantes y la clase media, acá son casi bienes de lujo. Cualquier novelita que se está editando sale no menos de $250. Por 10 o 15 Euros tenés que ir a la mesa de saldos.

      • Rogelio dice:

        Magia monetaria

        Fuente: Expatistan => https://goo.gl/AxzX4X
        1. Cost of living comparison between Madrid, Spain and Buenos Aires, Argentina => https://goo.gl/0alYJs
        Tipo de cambio: 10.282 ARS / EUR *
        Madrid es 9% más barato

        2. Cost of living comparison between Madrid, Spain and Buenos Aires, Argentina (using Black Market exchange rate) =>https://goo.gl/y401h7
        Tipo de cambio: 17.036 ARSX / EUR * [después de la devaluación]
        Madrid es 50% más caro

        Saludos

      • Esther dice:

        Diego, la única forma de comparar precios de libros publicados por Amazon es si compararas los precios de Amazon.com o amazon.es o amazon.uk o la filial que sea con los de amazon-argentina. Pero como esta última no existe no hay posibilidad de hacer esa comparación.

      • Diego dice:

        Esther, los precios que marca Amazon son los mismos que tienen las librerías comunes a la calle en los países de origen de los portales de dicha librería online. Ahí podés ver cuánto sale la última novela de Martin Amis o de Michel Houellbecq en España o en cualquier lugar de Europa.

        Saludos

      • Mariano T. dice:

        A 9,70, los precios argentinos son más vale caros. A 15 estan bien o son más baratos.

      • Alcides Acevedo dice:

        Impresiona, ¿todavía discuten sobre precios? ¿cuántas veces ilustré el tema con imágenes?

        Acá hablan de cuánto cuesta un kilos de lomo en FFort Lauderdale, yo voy a comparar un litro de leche de precios cuidado contra un litro en España para la cadena Día:

        El euro oficial cuesta 10.54 pesos, por lo tanto el litro en España (envase tetra brick) cuesta 6.21

        Veamos Inglaterra:

        La libra cotiza 14.64 y el litro de leche a 6.44

        Y eso que estoy hablando de precios cuidados, sólo se consigue en grandes cadenas y no siempre hay stock

        ¿a cuanto de consigue un kilo de carne picada en Alemania?

        Para cerrar, algunas fotos de un supermercado en Italia:





        Discusiñon cerrada, como mínimo tendría que haber una devaluación del 50% sin traslado para que los precios empaten, y me quedo corto.

    • Raúl C. dice:

      ¿Así que a esta altura del partido, si una empresa tiene menor producción por trabajador que otra… es culpa de los trabajadores?
      ¿Cómo se llama eso? ¿Garkonomics?

    • Diego dice:

      Acides, impresionante lo suyo con su “comment 2.0” que incorpora material fotográfico. No imaginaba que la comida estaba tan barata en Europa.

  7. Lucas dice:

    “Vas a votar a un tipo que te devaluará los ingresos como mínimo un 40%, pero decís que no aguantás más la presión impositiva de este gobierno”
    – ¿Cuál es la relación entre presión fiscal y tipo de cambio?
    – Es hermoso verlos defender el atraso cambiario. Martínez de Hoz y el menemismo aplauden de pie.

    “Vas a votar a ese que te piensa subir un 200% los servicios porque estás harto de pagar Ganancias.”
    Suponiendo que cada peso extra que se deja de tributar es destinado al pago de servicios, el cambio en la estructura de incentivos es sumamente positivo.
    ¿Trabajás más? Más guita en tu bolsillo. ¿Ahorrás en los servicios? La suba tarifaria te impacta menos.
    Esto sin contar el ahorro de recursos de sacar plata de un bolsillo, pasarla por el Estado y que aterrice en el otro bolsillo.

    “Hay algo que no me cierra en la cuenta”
    A mi tampoco me cierra. Me gustaría saber la proporción exacta de cinismo e ignorancia en este tipo de comentarios.

    “Para los sectores locales e internacionales que lo respaldan, un mercado de cambios “único y libre” es actualmente un dogma innegociable”
    No es un dogma. Es el marco monetario/cambiario que rige en la inmensa mayoría de los países. El cepo es la excepción.

    “Hay una receta, recomendada por los técnicos de organismos internacionales, que no tienen que vivir con sus consecuencias. Incluye la palabreja “overshooting”, con la que tal vez tengan que familiarizarse.”
    “Overshooting” no es parte de ninguna receta. Es el nombre de un modelo [1] que explica por qué el tipo de cambio nominal es más volátil de lo esperado.

    “En todos los casos -el de la época de Onganía tardó más en explotar, pero con un fuerte bang- la relación de precios internos no cambió en forma importante por más de unos pocos meses.”
    O sea que el dinero no solo es neutral a largo plazo sino a cortísimo plazo. Solo una pequeña minoría del mainstream sostiene esto [2] Existe una montaña de evidencia que muestra que las variaciones en el TCN influyen en el TCR [3]
    Es lo mismo que cuando le echan la culpa de la aceleración inflacionaria de las últimas semanas a la probable política económica de Macri. Esto solo es posible si las expectativas de los agentes económicos son racionales (i.e consistentes y forward-looking), algo que Uds rechazan de forma categórica.

    “Esa historia fue una de las razones, sino la principal, por la que la moneda argentina perdió 13 ceros en menos de cincuenta años”
    La pérdida de 13 ceros y las sucesivas devaluaciones tienen una causa en común: la expansión monetaria más allá de la demanda de dinero. Las devaluaciones se producían cuando el TCN, usado como ancla nominal, quedaba atrasado luego de años de nominalidad interna creciente frente a un TCN cuasifijo. Llegado ese punto, sin términos de intercambio por las nubes o acceso al crédito, se producía la crisis de la balanza de pagos (la “restricción externa” que solo seguimos padeciendo acá) y se devaluaba para restablecer el equilibrio entre transables/no transables y demanda interna/sector externo y un nuevo ciclo volvía a comenzar.

    “La nuestra es una sociedad bimonetaria, donde la reserva de valor es el dólar. Modificar eso requeriría décadas de políticas de Estado”
    – Hay que bancarse que el peronismo haya destruido la moneda [4, 5, 6].
    – Entre 2003 y 2006 hubo una fuerte desdolarización de carteras.

    Para leer algo serio y fundamentado sobre devaluación, lean a Levy Yeyati [7]

    1- https://en.wikipedia.org/wiki/Overshooting_model
    2- https://en.wikipedia.org/wiki/Real_business-cycle_theory
    3- http://krugman.blogs.nytimes.com/2011/02/05/exchange-rates-and-price-stickiness-wonkish/
    4- http://alquimiaseconomicas.com/2014/10/28/la-moneda-de-arena-indagando-en-los-supuestos-motivos-culturales-de-la-demanda-de-dolares/
    5- http://alquimiaseconomicas.com/2014/12/23/funes-y-el-ahorro-en-argentina/
    6- http://alquimiaseconomicas.com/2014/09/30/mar-del-plata-nuestro-shadow-banking-junto-al-mar/
    7- http://focoeconomico.org/2015/11/18/de-que-hablamos-cuando-hablamos-de-dolar-e-inflacion/

    • Abel B. dice:

      Lucas: lo suyo es un mezcla (bien argumentada, reconozco) de discurso político y análisis económico. Pienso que, como el famoso sofá-cama, no termina de funcionar bien como ninguna de las dos cosas). Pero si le sirve… Está bien desarrollado y no es insultante. Se lo autorizo, como ve.

      Pero le voy a pedir que discuta las afirmaciones que hago, si va a hacerlo. No hablé de “expectativas racionales” (más allá que crea que sirven muy poco para predecir conductas).

      La de los supermercadistas la semana pasada se basó en la historia de décadas pasadas, y, SOBRE TODO, en reuniones que habían mantenido con voceros y operadores del equipo económico de Macri.

      (Como también se habían reunido con los de Scioli, obvio).

      Saludos

    • eduardo dice:

      No se puede comparar la existencia del cepo en la argentina con otros paises cuando las conductas sociales son diferentes. En Brasil no hay cepo por que no hace falta, la sociedad no corre a comprar dolares, entonces para que restringir la venta ?
      Además lo del cepo es una verdad a medias , se ha podido viajar y consumir con tarjeta a dolares oficiales sin ningún problema y de ultima si queria dolares podia comprar todos los que queria a $ 13 o a $15 si era chiquitaje y no podia acceder al c/liqui , nadie se lo impedia, lo mismo que los va a tener que pagar ahora por supuesto si tiene como justificar sus pesos.

      • David (idu) dice:

        Eduardo:

        ¿Por qué no compararlos?

        Somos marcianos nosotros o son marcianos todos los demás (Brasil incluido)?

        Las conductas sociales ¿no están definidas por una historia repetida mil veces?

        O sea que si en Marte “no hace falta el cepo” ¿por qué no hacemos algo para que ese fenómeno no se produzca aquí en la Tierra?

        Siguiendo tu razonamiento, seríamos “teráqueos” a medias, ya que se puede pero no se puede.

        Te recuerdo que el “se puede” de $ 15.- es ilegal.

        Lo de “justificar” corresponde al contribuyente al final del ejercicio fiscal, no a cada día para poder comprar fideos, chancletas… o lo que fuese.

      • Mariano T. dice:

        Lamentablemente los dólares que gastó usted se los restó a los dólares que la industria necesitaba importar.
        Pero si según usted el cepo es muy tenue, el efecto de liberarlo sería ínfimo, si todo el mundo, salvo los q la AFIP bochaba, podía comprar dólares libremente a 9 y pico?
        Lo que pasa, Eduardo, es que se acabaron losd ólares billete en el Central, así que el cepo amable ya no es posible.

      • Lucas dice:

        @eduardo,
        “No se puede comparar la existencia del cepo en la argentina con otros paises cuando las conductas sociales son diferentes. En Brasil no hay cepo por que no hace falta, la sociedad no corre a comprar dolares, entonces para que restringir la venta?”
        – El número de países con algún tipo de control de cambios es pequeño, decreciente y de importancia marginal [1] Solo Argentina y Venezuela son países de ingreso medio y cepo.
        – Eduardo, cómo surgen esas “conductas sociales”? Yo lo puedo explicar mediante el análisis económico tradicional, el que Uds desprecian o ignoran.
        – Brasil también tuvo hiperinflación hasta 1994. ¿Qué hace que los brasileños no vean al dólar billete como un instrumento de ahorro?

        “Además lo del cepo es una verdad a medias , se ha podido viajar y consumir con tarjeta a dolares oficiales sin ningún problema y de ultima si queria dolares podia comprar todos los que queria a $ 13 o a $15 si era chiquitaje y no podia acceder al c/liqui , nadie se lo impedia, lo mismo que los va a tener que pagar ahora por supuesto si tiene como justificar sus pesos.”
        – Es cierto, los que tenemos ingresos en blanco hemos podido acceder, aunque no ilimitadamente, al dólar oficial.
        Ahora bien, si Ud me dice que el precio libre es de $15 y solo los sectores de altos ingresos formales pueden acceder a un precio menor, no le parece que se trata de un subsidio regresivo?
        Si prácticamente nadie vende al precio oficial, es este un precio relevante?
        – Creer que el cepo es una medida antievasión es de una ingenuidad sorprendente.

        @Abel B,
        “Lucas: lo suyo es un mezcla (bien argumentada, reconozco) de discurso político y análisis económico.”
        Le agradezco el reconocimiento. Me sorprende que encuentre discurso político, ya que el comentario es estrictamente sobre cuestiones económicas. Ni siquiera de economía política.

        “Pero le voy a pedir que discuta las afirmaciones que hago, si va a hacerlo. No hablé de “expectativas racionales” (más allá que crea que sirven muy poco para predecir conductas).”
        Me disculpo. Hay una ambiguedad en la redacción que puede dar lugar a malos entendidos. Esta vez espero ser más claro.

        Su afirmación fue la siguiente:
        “En todos los casos -el de la época de Onganía tardó más en explotar, pero con un fuerte bang- la relación de precios internos no cambió en forma importante por más de unos pocos meses. Todos los bienes aumentaban de precio más o menos en el mismo porcentaje de la devaluación”
        En otras palabras Ud está diciendo que la devaluación es puramente nominal, ya que los precios internos se ajustan rápidamente en la misma proporción. Esta visión de las cosas implica aceptar la neutralidad del dinero [2] aún en el corto plazo, una postura defendida por una minoría de economistas mainstream y contraria a mucha evidencia -ver link a Krugman [3]-.
        Que la devaluación se traslade proporcional y rápidamente a los precios internos (i.e. el TCR apenas varía) solamente se da en situaciones especiales que explica muy bien Levy Yeyati:
        “Acá, de nuevo, cabe hacer una distinción. Cuando un economista habla de traslado de un cambio en el tipo de cambio a la inflación, piensa en el componente transable (en rigor, transado) de los bienes y servicios finales que entran en la canasta del IPC. Este componente suele ser bastante menor, aún en ítems que uno tiende a asignar a la categoría de transables, por la incidencia de gastos locales (transporte, comercialización, packaging, publicidad, marca).
        Sin embargo, el traslado a precios suele ser mayor en ambientes inflacionarios. En ausencia de un ancla nominal (un programa monetario) que oriente las expectativas de inflación, el dólar suele ser tomada al menos parcialmente como proxy, generando dolarización real (indexación implícita o explícita al dólar de los precios de bienes y servicios, independientemente de su componente transable). De ahí el uso y abuso de las anclas cambiarias: las tablitas y demás planes de estabilización basados en el tipo de cambio, de los que nuestra convertibilidad es un ejemplo extremo. De ahí, el importante traslado de la devaluación del 20% de enero 2014, que explica la mayor parte de la diferencia entre la inflación del año pasado (37%) y la de este año (estimada en 24%). De ahí, por último, que en países en los que se aplica un programa monetario creíble el componente de indexación desaparece. Así, al pasar de un ancla cambiaria a un ancla de inflación, se elimina el nexo artificial entre dólar y precios, y el traslado cae a su nivel natural, de entre 5% y 10% a juzgar por la experiencia reciente de vecinos como Chile, Colombia o Brasil.” [4]
        En otras palabras, los países con regímenes macroeconómicos racionales -básicamente banco central independiente aplicando metas de inflación y tipo de cambio flotante- pueden ver que el mercado deprecia sus monedas con mínimos impactos inflacionarios. La devaluación real -que el mercado hace automáticamente ante ciertos eventos [5]- se hace posible a un costo marginal.

        Lo interesante es observar a los críticos del mainstream adoptar posturas ultraortodoxas para defender las políticas propias y atacar las ajenas. En su caso, la neutralidad del dinero a cortísimo plazo. En el caso de Kicillof y la mayoría de kirchneristas, adjudicar la reciente aceleración de precios a la probable política de un futuro gobierno. Esto solo es posible si los agentes económicos (trabajadores, firmas, especuladores) forman sus expectativas mirando al futuro (forward-looking), tienen consistencia intertemporal y los resultados no se desvían de forma sistemática de los pronósticos [6]. Las expectativas racionales son anatema para la heterodoxia.

        1- http://www.infobae.com/2014/08/27/1590661-argentina-los-pocos-paises-tipos-cambio-multiples
        2- https://en.wikipedia.org/wiki/Neutrality_of_money
        3- http://krugman.blogs.nytimes.com/2011/02/05/exchange-rates-and-price-stickiness-wonkish/
        4- http://focoeconomico.org/2015/11/18/de-que-hablamos-cuando-hablamos-de-dolar-e-inflacion/
        5- Esos eventos son: pol. monetaria más expansiva que lo esperado, caída de los términos de intercambio, crecimiento menor al esperado, salida de capitales. Lo inverso causa apreciación.
        6- http://www.econlib.org/library/Enc/RationalExpectations.html

      • Diego dice:

        Lucas, de que el gobierno de Macri va a devaluar (aunque no quiera, porque no hay más dólares en el Banco Central) es algo que se dice todos los días por radio y televisión, incluso desde antes de que el candidato ganara la elección. Pasar de 9,5 a 14 implica río revuelto en la economía, lo sabe el chino de la otra cuadra y el pollero de acá abajo que ayer me vendió dos pechuguitas a $67; ni hablar de los laboratorios farmacéuticos y las grandes cadenas de supermercados. No se necesita ni siquiera ponerse a pensar en modelos macroeconómicos. Con una devaluación de esa magnitud, sumado al ya oficialmente avisado por Aranguren, quita de subsidios, muchos precios de la economía van a aumentar por la mera inercia del alza del dólar. Los que venden cosas bien nacionales no se quieren quedar atrás. El pollero no quiere perder su cuota parte de la economía en relación a EDENOR o a la fábrica de cuadernos Estrada que su hijo va a necesitar el año que viene para la escuela. Y si pueden aumentar porque saben que al ser sus productos de “primera necesidad” y muy inelásticos, lo van a hacer, ya lo han hecho esta semana. Y si pueden volver a meterle otro manijazo a los precios una vez que Prat-Gay anuncie la devaluación, lo van a volver a hacer. ¿O alguien se piensa que ahora sí los precios de la economía se acomodaron al dólar de $14?

        Saludos

    • voces dice:

      Lucas y Eduardo:
      Ya que hablan de “cepo cambiario” y visitan este blog, deberían leer el post relacionado https://abelfer.wordpress.com/2015/12/03/la-leyenda-del-cepo-cambiario/

    • Andrés dice:

      “¿Trabajás más? Más guita en tu bolsillo. ¿Ahorrás en los servicios? La suba tarifaria te impacta menos.”

      Relamente es automático eso de que uno gana más si trabaja más? Para un empleado, eso es muy discutible, y si el desempleo aumenta se da lo contrario: “trabajá más por menos guita, o te reemplazo por esa gente que ves ahí que hace esa larga cola para una entrevista de trabajo”.

      En cuanto a la suba tarifaria, a menos que derroches, hay un límite donde no se puede bajar. Hay un momento en que para cocinar, bañarse o ver la tele algunos m3 de gas o kW de electricidad vas a tener que consumir.

      “– Hay que bancarse que el peronismo haya destruido la moneda [4, 5, 6]”

      Cómo se explica entonces el paso del Peso Ley 18188 al Peso argentino (4 ceros) y luego al Austral (3 ceros) entre 1983 y 1987? El peronismo no controlaba el BCRA ni la presidencia en esos años.

      Saludos,

      Andrés

      • Lucas dice:

        @Andrés,
        “Relamente es automático eso de que uno gana más si trabaja más? Para un empleado, eso es muy discutible”
        La evidencia muestra [1] que cuando se reducen los impuestos al trabajo, prevalece el efecto sustitución (trabajar más, ya que aumentó el costo de oportunidad del ocio) por sobre el efecto ingreso (mantener el nivel de ingreso trabajando menos)

        “y si el desempleo aumenta”
        Mi análisis solo trata sobre la modificación de la carga impositiva al trabajo. Por supuesto que si una política X genera un fuerte desempleo, el efecto positivo de la menor presión tributaria será contrarrestado ampliamente.
        Este error en atribuir causas y efectos es muy común entre legos [2].
        Un ejemplo clásico es el de adjudicar la desindustrialización y desempleo de los 90s a la apertura comercial. En realidad, la causa fue el progresivo atraso cambiario, especialmente en la segunda mitad de la década.
        Es fácil darse cuenta que la apertura tuvo poco y nada que ver:
        – Gobierno de NK. Dólar alto y apertura similar a los 90s. Expansión del PBI, exportaciones y empleo industrial.
        – 2do gobierno de CFK. Atraso cambiario creciente y cierre progresivo de la economía. Estancamiento del PBI, exportaciones y empleo industrial.

        “En cuanto a la suba tarifaria, a menos que derroches, hay un límite donde no se puede bajar. Hay un momento en que para cocinar, bañarse o ver la tele algunos m3 de gas o kW de electricidad vas a tener que consumir.”
        – Hay incontables ejemplos de derroche energético que una tarifa adecuada eliminaría.
        – Por supuesto que hay un mínimo de consumo (diferente según nivel de ingresos y preferencias) que es imposible perforar.
        – ¿Vos realmente creés que la gente no responde a los incentivos? YPF subió a lo pavote el precio de las naftas y, mágicamente, desaparecieron las colas para cargar combustible.

        “Cómo se explica entonces el paso del Peso Ley 18188 al Peso argentino (4 ceros) y luego al Austral (3 ceros) entre 1983 y 1987? El peronismo no controlaba el BCRA ni la presidencia en esos años.”
        Me refería a la herencia de la macro populista [3]. La inflación sostenida y creciente es un fenómeno post-1946. Gómez Morales implementó el primer plan de estabilización en 1952.

        1- http://dqydj.net/substitution-vs-income-effect/
        2- https://es.wikipedia.org/wiki/Cum_hoc_ergo_propter_hoc
        3- http://papers.nber.org/books/dorn91-1

      • Andrés dice:

        Lucas,

        Esa evidencia no se observa en Argentina. De hecho, la abrumadora mayoría no paga “impuestos al trabajo”.

        Cometés un error al analizar aisladamente el efecto de los impuestos en la economía real. Lo que sucede es que, cuando los impuestos bajan, la acción estatal en la economía argentina disminuye y con eso la actividad económica (por la aversión al riesgo y el poco interés del sector privado a invertir) y por ende el desempleo aumenta.

        “Un ejemplo clásico es el de adjudicar la desindustrialización y desempleo de los 90s a la apertura comercial. En realidad, la causa fue el progresivo atraso cambiario, especialmente en la segunda mitad de la década.”

        No es un error, sobre todo si uno tieneen cuenta que había un régimen de convertibilidad y que eso hacía que los productos en dólares fueran cada vez más baratos.

        Por otro lado, la visión del “atraso cambiario” como causa principal o exclusiva es errónea. Fijate el caso de Japón en los 80, cuando era un país muy caro para vivir en dólares y que, sin embargo, aumentaba sus exportaciones por su política comercial super regulada.

        “Me refería a la herencia de la macro populista [3]. La inflación sostenida y creciente es un fenómeno post-1946.”

        Hay que referirse también a la “macro elitista”. El ejemplo que dí muestra 2 cambios de moneda bajo gobiernos no peronistas, y la mitad de la pérdida de los 13 ceros se dio entonces.

        Saludos,

        Andrés

    • Esther dice:

      Hola, Lucas

      «“Overshooting” no es parte de ninguna receta. Es el nombre de un modelo [1] que explica por qué el tipo de cambio nominal es más volátil de lo esperado.»´
      ¿De lo esperado por quién y según qué?

      «Le agradezco el reconocimiento. Me sorprende que encuentre discurso político, ya que el comentario es estrictamente sobre cuestiones económicas. Ni siquiera de economía política.»

      Eso es todo un paradigma, ¿no es cierto? La suposición de que existen cuestiones estrictamente económicas… ¿Una suerte de procesos que son independientes de toda otra consideración de naturaleza humana/social y que por lo tanto pueden interpretarse aislados de cualquier otro factor que no esté incluido en un conjunto de funciones, variables y ecuaciones “estrictamente económicas”?

      ¿De verdad creés que existe una economía política y una que no lo es?

      • Mariano T. dice:

        Overshooting no es ningún modelo. Es solo una táctica para enseñarle a la gente que así como el dolar sube, puede bajar. Deja mucha gente común, que se mete a último momento a financista, con el traste ardiendo.

      • Silenoz dice:

        Esther con el tema del overshooting se puede dar que en las devaluaciones el dólar pega un salto alcanzando un pico y a partir de allí descienda y se estabilize en un precio menor.

        Pero ese no es el problema, el tema de relevencia para nuestro bolsillo es que los precios siguen hasta ese pico o un poco más todavía -dependiendo de ciertas circunstancias sectoriales como grado de monopolio- pero NO SUELEN ACOMPAÑAR LA POSTERIOR BAJA Y ESTABILIZACIÓN QUE PUDIERA PRESENTAR el tipo de cambio.

        Los precios suben y usualmente NUNCA BAJAN. Pero bueno, como siempre la ortodoxia pavea gaseosamente en situaciones ideales que casi nunca se corresponden con la realidad.

        Ojo, la caterva de CEO encabezada por el albacea sospechado de lavandero lo saben…. pero como nos tienen acostumbrados las teorías económicas son argumentos puramente ideológicos, cuya función es defender ciertos intereses materiales. Con frecuencia, sólo son una ‟teología‟ de las clases privilegiadas propietarias y, en nuestro caso además, altamente rentistas

        Saludos

      • Esther dice:

        Claro, Sile: los precios siempre suben, cualquier gil de a pie (como uno) lo sabe por simple experiencia. ¿Los expertos en economía no lo saben? ¡Ups! (Jejeje).
        Así que si el dólar salta a 20, rebota y cae a 16, seguiremos con inflación y precios como si siguiera a 20. Salvo milagro.

        Abrazos,
        Esther

      • David (idu) dice:

        Hay una falacia económica bastante difundida.

        Tanto, que la mayoría de los gobiernos la creen (o al menos se la hacen creer a la gilada).

        Que es: “Dejo fijo el dolar y disminuyo la inflación”

        Obviamente, siempre falla.

        Porque la inflación ya venía de antes.

        Porque la inflación no depende del dolar, sino de la emisión monetaria.

        Claro, decidir detener la emisión, significa detener el déficit fiscal. (Y de paso, detener la felicidad del consumo)

        Ahí es cuando los gobierno mandan al diablo la elemental lógica económica… y tratan de perdurar: emitiendo, inflacionando, y clavando el verde… hasta que no da para más.

        La calesita.

  8. Silenoz dice:

    “O sea que el dinero no solo es neutral a largo plazo sino a cortísimo plazo”

    Ja ja.. si es así dame tu guita ahora, te contacto por el privado… increíble que todavía alguien ose dar validez a semejante pavada…

    “Esto solo es posible si las expectativas de los agentes económicos son racionales (i.e consistentes y forward-looking), algo que Uds rechazan de forma categórica.”

    Por supuesto que se rechazan de plano por que no existen las expectativas racionales, los “agentes” de hecho se manejan en un marco de incertidumbre, lo que sucede es que los tipos reaccionan ante las promesas de un tilingo jetón, bastante inútil y su caterva con investigado por lavandero

    Y aquellos reaccionan dentro de lo denominado “expectativas adaptativas” acomodarse ante una situación futura con algún grado de probabilidad de ocurrencia bastante certera

    Planteátelo vos mismo: si sos un sojero, un molinero o matarife ¿qué harías ante las promesas de devaluación de un 50 % y quita de retenciones? aumentás y/o retaceás…. esto no son “expectativas racionales”, es cubrirse ante un hecho con una probabilidad 1

    No, las causas de los 13 ceros son las continuas devaluaciones y su pasaje sin más a precios, aumento que se aceleran y propagan por los reclamos salariales para recomponer poder de compra.
    Dichas devaluaciones se deben a la limitación estructural del modelo “yuyo, timba y yoping” vía su restricción externa, modelo cuya viabilidad en la cresta del ciclo requiere de casi 2 dígitos de desocupación y en el piso 2 dígitos largos

    Y sí, somos responsables de querer superar este modelo esclerosado primario exportador y de aumentar el poder adquisitivo de la población en general. Aclaro que el nuestro NO ES UN MODELO, es un camino en el desierto para llegar al desarrollo paso previo por la industrialización

    Otro que se avivó que la política fiscal se remite a sacarle a uno para dárselo a otro aka sacarle a “vecinos” cuya propensión al consumo es cercano a 0 para dárselos a otros “vecinos” con propensión cercana o igual a 1

    El efecto recesivo que podría causar en los primeros es largamente compensado por el efecto reactivante en la economía de los segundos ya que estos son muchisimos más. Por esto el crecimiento del PBI a lo largo de la década se debió al crecimiento del mercado interno antes que las exportaciones, éstas dieron buenos precios y laburo por el lado de las industrias pero con el contrapeso del aumento de las importaciones

    Y en cuanto el dólar de equilibrio algunas cuestiones:
    1) ¿cuál ese valor? ¿quién lo decide? ¿cómo amalgamás con un solo tipo de cambio las peras con el sector automotriz?

    2) No lo dice explícitamente pero hace alusión al tipo de cambio referenciándolo a Paridad de Poder Adquisitivo (PPP por sus siglas en inglés) otra gran pavada monumental que presente tantos errores que la están recauchutando para el largo plazo como casi toda el economía vulgar ortodoxa

    3) No es volátil el dólar, volátil es la situación económica y las fugas no dependen exclusivamente del riesgo de nuestras economías ya que padecemos del “pecado original” de emitir monedo que no sirva de refugio, por eso lo único que queda es tratar de morigerar las fugas
    Y eso se hace teniendo tasas positivas, lo que se evalúa es el diferencial de tasas entre la local e internacional + prima de riesgo país + porcentaje probable de devaluación (vía futuros influyendo en las expectativas NO racionales). Antes que valor estamos hablado de rendimientos y que es muy distinto de “atesorar”

    El error es quizás tratar de canalizar todos los objetivos detrás del dólar a traves de un MULC

    4) Por otro lado confunde, el saldo de nuestra balanza comercial no será mejor o peor de acuerdo al valor del dólar por que nuestras exportaciones están atadas al ciclo de nuestros mercados destino y son inelásticas al tipo de cambio

    5) En cuanto al traslado a precios no es mayor en ambientes inflacionarios, será mayor o menor de acuerdo al poder de negociación relativo que tengan los sindicatos, en nuestra experiencia hay dos extremos: la hiperinfleta del Alfonso (donde cada devaluación intentaba ser recuperada totalmente) y la del 2002 cuyo pasaje fue de alrededor del 60% a pesar del ¼ de desocupación, 50% de informalidad y que se yo NBI e indigencia

    6) ¿ancla cambiaria? ¿por qué no funciona? por que “no ancla nada”

    7) Además la inflación en nuestro caso NO ES UN PROBLEMA DE TIPO MONETARIO, es PUJA DISTRIBUTIVA PURA Y DURA, por eso intentar solucionarlo monetariamente te trae los problemitas existenciales de los CEO cuando hablan de gradualismo o shock (el fantasma del Alfonso revolotea… preguntale a González Fraga y los 13 ceros)

    8) El problema del blue es que se transforma en una guía de la evolución futura del valor y consecuentemente condiciona en algún grado la variación de precios, que los precios aumenten menos que la devaluación del dólar no necesariamente indica ancla cambiaria, si las peras y manzanas se te están pudriendo difícilmente aumentes tus precios

    9) El pasaje a precios de una devaluación no depende del grado de apertura de la economía por que hasta nuestros bienes salarios están dolarizados debido a, precisamente nuestra inserción en el mundo, o sea la diferencia de Chile o Perú, nosotros exportamos bienes salarios, mientras que el cobre y el oro NO se morfa. Abrir la economia lo que hace es fundir a medio mundo y bueno podrás pagar el “aifon” más barato a costa de desocupación… es una elección politica

    ”– ¿Cuál es la relación entre presión fiscal y tipo de cambio?”

    Eso ¿cuál es?

  9. CV dice:

    Sobre cómo controlarán la inflación, una de las ideas que está circulando es la de establecer metas de M1:
    http://www.perfil.com/columnistas/Hacia-una-nueva–Carta-Organica-20151127-0063.html

    • Silenoz dice:

      La ciencia económica explicó que la inflación es siempre y en todo lugar un fenómeno estrictamente monetario, dejando en claro que la política monetaria es la única herramienta eficaz para bajar y luego prevenir la inflación.”

      Ja ja ja….
      Y tiramierdas es lo que sobran, pero la causalidad emisión->inflación no la pudo explicar nadie, a menos que se recurra al crucifijo de la ecuación cuantitavia del dinero, pero esto es religión

      • David (idu) dice:

        Claro, Sile,

        Hoy un café cuesta 10 veces lo que hace 10 años…

        Pero nadie sabe de donde salieron los billetes conque se pagan…

        Los fabricaron los religiosos?

      • Raúl C. dice:

        La causa viene primero, el efecto después.

      • David (idu) dice:

        O sea, Raúl, que si la causa fuese el aumento del café, el Estado (consecuencia), resignadamente deberá emitir los $ 35.-

        Paaaaaaaabre el Estado!!!!

      • Raúl C. dice:

        El ejemplo del café no es el mejor. Hay varios factores.
        Primero: el precio del café es internacional, va al compás del tipo de cambio.
        Segundo: en los últimos años hubo manejos especulativos con derivados, etc. sobre el precio de todas las materias primas. Eso trae fluctuaciones adicionales.
        Tercero, y quizá el más importante.
        Es muy sabido que en los bares y similares se cargan los costos fijos sobre el cafecito, por lo que el precio del pocillo no tiene relación lineal con el costo sino con la variación de los costos fijos y la proporción en que se cargaron (decisión del dueño del bar).

      • David (idu) dice:

        ¿No te gustó el café?

        Bueno: el queso, el escobillón, el poxipol, el calzoncillo, el flan, el arroz, los fideos, la pizza, la prepaga, el cable, los vasos, el ketchup.. bah, todo Coto, o Jumbo, o Carrefour, o Swiss Medical, o Telecentro,

        Uf. me cansé. Acabo de volver del super: $ 3.200 el carrito. O sea más que los 300 dólares que escribí ayer.

        ¡Le ganaron a Menem!

      • Mariano T. dice:

        El cafecito es 90% servicios y 10% café.
        En la convertibilidad estaba entre 1 y 2U$D, normalmente de 1,20 a 1,40.
        Cuando devaluaron en 2002, acudieron al consabido “aumento de la materia prima” y se fue a entre 2 y 3 $, o sea siempre menos que un dolar.
        Hoy, con el dolar a 9,70, esta bastante más caro que en los 90 con el 1 a 1. Esos es claro signo de que pronto se devalúa.
        Con un dolar de 15, el cafecito volverá a las épocas del 1 a 1, no más barato que eso.

  10. casiopea dice:

    Eso de que Scioli habría estado en mejores condiciones para negociar es cuando menos opinable. Para mí el tipo era como masoquista y lo único que vi de él fue que se deja vapulear y que si se pone más enérgico es porque está obedeciendo órdenes. No digo que Macri vaya a ser mejor, pero todavía ni empezaron a correr los 100 días y tiene el beneficio de la duda. Yo sé que que muchos partidarios de Scioli realmente creían que si ganaba se iba a destapar. No sé en qué se basaban pero me consta que lo creían. Igual, en vista de ocurrido hace poco en Grecia y demás, ya sabemos que ningún “estilo” define por sí sólo el éxito o fracaso de este tipo de negociaciones, porque el Sr. Tsipras, que a todos nos hipnotizó por un tiempito con sus bravatas, ha hecho gala de un “pragmatismo” que para qué te cuento y con el AVAL del pueblo griego (por ahora, claro).
    En cuanto a qué puede hacer Macri, yo ya dije muchas veces que no le veo la salida al brete actual sin una devaluación, ganara quien ganara y por razones que están requetecontra analizadas hasta por economistas del oficialismo saliente salvo Silenoz y Kicillof. La mayor culpa económica de este gobierno que sale, a mi juicio, es haber limitado tanto las opciones del que llega, aunque el que llegara fuese Scioli. Con toda la plata que entró en esta década dejan las arcas vacías y una cuenta enorme e insoslayable de importaciones energéticas que hay que pagar sí o sí (y no en yuanes). Por otro lado, también es cierto que se bajó la deuda externa, pero con el recurso de aumentar la deuda interna y la inflación hasta un punto donde ya no puede aumentar más a menos que queramos desquiciar todas las variables.
    Si Macri devalúa y logra que no se dispare demasiado la inflación mientras crea las condiciones de productividad que hagan que la economía crezca lo suficiente para pagar las deudas en dólares y que no se necesite otra devaluación en 3 años, entonces va a ser duro pero le va a salir bien. Si hace todo lo contrario, le va a salir mal y la gente lo va a sacar de una patada en cuatro años. Ya dije mil veces que no tiene la vaca atada pero sí tiene una oportunidad. Es una oportunidad mucho más modesta que la del post 2001, pero es real. No va a ser nada fácil pero él se postuló para el laburo y el pueblo se lo dio.

    • Silenoz dice:

      Ja ja..

      Bueh ya que me llama algunas aclaraciones pertinentes a mi entender:
      1) yo no soy economista
      2) lo que yo piense (incluido el Kichi) es irrelevante, ahora están otros y ellos solitos serán responsables de las medidas que tomen, que no me vengan con la pesada herencia (que lleva al menos 8 años) o los márgenes angostos.
      El año pasado con una devalueta (al soberano pedo) y con el griesafault ¿qué paso? Por supuesto, si se deja pasar el tiempo sin hacer cosas alternativas obvio que vamos a la gran devalueta
      3)lo que hubiera hecho pioli es al reverendo cuete analizarlo, yo podría decir una cosa totalmente contrapuesta a la tuya ¿quién tendría la razón?
      4)¿me puede decir que catzo tiene ver Grecia?

      Y por último, olvídese que medidas recesivas permiten un posterior crecimiento, nada asegura que así sea (la Uropa y yanquis) lo que se perdío no se recupera jamás

  11. Andrés dice:

    “Eso de que Scioli habría estado en mejores condiciones para negociar es cuando menos opinable. Para mí el tipo era como masoquista y lo único que vi de él fue que se deja vapulear y que si se pone más enérgico es porque está obedeciendo órdenes. No digo que Macri vaya a ser mejor, pero todavía ni empezaron a correr los 100 días y tiene el beneficio de la duda. ”

    Yo creo otra cosa. Scioli, de haber ganado, podía perfectamente hacer la plancha con ese tema (como lo hizo con otros tantos) hasta al menos 2017 (si no más). Macri, en cambio, habla de arreglar con los buitres como prioridad importante. Quien muestra apuro queda en posición de debilidad.

    Entre nosotros, arreglar o no con los buitres no traerá mayores inversiones genuinas. Hasta diría que traerá menos, porque da señales al mercado de que el gobierno es permeable a presiones sectoriales, y resulta entonces creible que un grupo de inversores exija al futuro gobierno la toma de bonos por > 10%.

    Eso pasó con Cavallo y las AFJP luego del Tequila.

    Saludos,

    Andrés

    • Diego dice:

      Andrés, esa tasa que le cobraban a la Argentina de Cavallo era de tal magnitud porque incorporaba el riesgo objetivo que el país tenía en esa época, que ya se veía inviable a mediano plazo. El 2001 no fue sorpresa. Además, cuando un país emite un bono al mercado internacional, salvo que creamos en complots hollywoodenses de todos contra la Argentina, la mera amplitud y variedad de los posibles inversores hace que las presiones sectoriales queden de lado.

    • Mariano T. dice:

      Andrés. Ni Scioli ni Macri tienen dólares para aguantar mucho tiempo que la política proexportaciones de sus frutos.
      Por eso los dos habrían devaluadop, y cualquiera de los dos iba a terminar arreglando con los buitres antes de Julio. Tal vez Macri tenga más changüí del que habría tenido Scioli, para patear la cosa unos meses más.

  12. victorlustig dice:

    hay cosas que no entiendo, el gobierno saliente se canso de decir que el mercado blue es marginal, lo es sin duda, ANSESS se canso de comprar y vender bonos para manejarlo, para? sicologia

    Pero, en situaciones sin dolares, es la unica referencia, y, como siempre, el valor del oficial termina en el valor del blue, por eso la insistencia de MULC.

    Si habilitan la compra de infnitos dolares al particular, es correcto que le pidan sean AFIP limpitos, recuerdo al inicio del cepo haber estado de acuerdo, los ingresos en negro, alpiste.

    Pero, el problema de eso es que nuestro pais es un pais con el 50% de economia en negro, el corralito estallo, entre otras cosas por eso, paro la economia en negro.

    Hay un stock de importaciones en espera, producto de la administracion desordenada de esto, como quien importaba no sabia ni cuanto ni cuando, se cubria, total estaba en dolares baratos, a esto los servicios, remesas de utilidades, etc. que genera presion y, por eso el MULC, nadie quiere tipos diferenciales, que, tampoco de mucho sirven.

    Hay expos esperando la devaluacion y la baja de retenciones, o, lugares que para sobrevivir necesitan la deva (regionales), unos por maximizar o empatar su negocio, otros para sobrevivir.

    Las impos de energia son taca taca, antes de las 12 millas.

    eso es una lista minima de desafios, pero, para poder sobrevivir es cierto, las devas ya se usaron antes y sin un plan creible, adentro y afuera, por todos y todas, no sirve de nada (Hola Kicillof, el excel no sirvio ni para regular items de higiene), el punto es ese quizas y, decir a o b antes de saberlo es futurologia

    Para mi al menos, lo bueno, creo, es que al menos no hay aprendices de brujo en el manejo de la economia, ni de tantas cosas, ya se van los Mickey

    • Silenoz dice:

      “Hay un stock de importaciones en espera”
      ¿para qué? ¿no estamos en recesión y/o crisis?

      ¿qué catzo es un “plan creíble”?

      ¿y candela? ja ja..

  13. Silenoz dice:

    Diseccionando a los liberalotes

    Andrés le responde al libertario
    ”Relamente es automático eso de que uno gana más si trabaja más? Para un empleado, eso es muy discutible”

    Se debe entender que no ganar más es una decisión estrictamente personal, no sólo es soberanamente ingenua para un trabajador sino también para cualquier emprendedor. Si un comerciante o fabricante no vende más se debe principalmente a que no tiene su local de venta la cantidad de horas necesarias o no fabrica la cantidad necesaria para ganar más.

    Acá hay un tufo a Ley de Say que dice que la oferta determina la demanda, idea que fuera refutada por Keynes y Kalecki más de 60 años atrás. Las cantidades producidas están determinadas por la demanda. O sea ganás más si producís más y esto sólo es posible si tenés una mayor demanda. Y una mayor demanda sobreviene a partir de mayores ingresos
    Pero bueno quizás la malaria de fines de los ’90 se debía a al poco afecto al trabajo de la mayoría de la población

    ”La evidencia muestra [1] que cuando se reducen los impuestos al trabajo, prevalece el efecto sustitución (trabajar más, ya que aumentó el costo de oportunidad del ocio) por sobre el efecto ingreso (mantener el nivel de ingreso trabajando menos)”

    El principio del efecto de sustitución
    Ja… otra gran hdputez

    En la ortodoxia utópica el funcionamiento del mecanismo oferta y demanda requiere de 2 principios:

    1) Flexibilidad de precios
    2) Efecto sustitución

    Flexibilidad de precios 1)
    El problema es que empíricamente esa flexibilidad NO SE VERIFICA en casi nada, ejemplo petróleo el año pasado. En un ámbito más local: los autos que a pesar la caída de las ventas en un 25% los precios han aumentado.

    Y desde lo teórico, para 1920 y monedas un tanito llamado Sraffa logró mostrar que la oferta y la demanda no servían para analizar los precios y las cantidades. Todas las intersecciones de las curvas en forma de tijeras se volvían lógicamente contradictorias. Como resultado de ello, resolver precios a los que se compraban y vendían los bienes no implicaba resolver las cantidades de los mismos transados a dichos precios, y viceversa. O sea el precio no está determinado por las cantidades vendidas y tampoco las cantidades determinan precios.
    Desde entonces, las cantidades quedaron separadas de los precios, de la misma forma en que resolvían el tema los clásicos (Smith, Ricardo y Marx.)

    Tiempo más tarde (en el ’60) el mismo tano con su afamado en su “Producción de mercancías por medio de mercancías” en donde el propio Samuelson finalmente tuvo que tirar la toalla y reconocer la derrota teórica. Aquí se termina de derrumbar toda la teoría neoclásica basada en el marginalismo. Sraffa demuestra que puede deducir precios sin necesidad de recurrir al pensamiento marginalista, sólo conociendo las cantidades producidas y consumidas, o excedente físico en la producción, más una variable distributiva dada (salario o ganancias).

    Efecto sustitución 1)
    Este efecto dice que:
    a) un aumento de la cantidad de un factor llevará, en el largo plazo, a un aumento de la demanda por ese factor.

    b) Una mayor disponibilidad de ese factor (en relación a su demanda) conducirá a una reducción de su precio respecto al de otros factores. Esta caída del precio relativo del factor llevará a:

    c) por un lado, a un abaratamiento de los métodos de producción que utilizan más intensivamente ese factor

    d) y por otro, a abaratar el precio final de los bienes en cuya producción ese factor es utilizado en proporción más alta

    O sea someramente la idea es que si por algún motivo un factor de producción se abarata la preferencia por este aumenta, sustituyendo a alguno anterior. Ahora bien a medida que pasa el tiempo y ante el aumento de la demanda del primero el precio de éste comienza a subir a medida que el factor reemplazado cae. Al cabo de un tiempo ambos factores por efecto del juego de la oferte demanda y su flexibilidad de precios más o menos empardan sus valores y se llega así al “equilibrio”

    Todo esto es una clara manifestación de pensamiento mágico por que además de no contar con evidencia empírica rotunda, este teoría te habilita a pensar que una industria puede revertir el progreso técnico en la producción por el sólo hecho que la técnica anterior es mucho más barata lo cual es bastante tirado de los pelos más allá de algún “reswitching” o “reverse capital deepening”

    Ahora bien, aplicar estos principios al trabajo es mucho más despoliante aún pero ejercitemos la sinapsis y veamos ¿cómo funcionarían estos principios gaseosos ortodoxas en el factor trabajo?

    1) Ante un aumento en la cantidad de trabajadores, el supuesto de flexibilidad de los precios implica que los salarios reales de los trabajadores caerán.

    2) Por el principio de sustitución, esta caída del salario real incrementará la demanda por ese tipo de trabajo o factor por una doble vía.

    3) Por un lado, llevará a que las firmas usen crecientemente métodos de producción que utilizan más intensivamente ese tipo de trabajo (sustitución en la producción).

    4) Por otro, los bienes finales que utilicen coeficientes más altos de ese tipo de trabajo serán crecientemente demandados por los consumidores (sustitución en el consumo).

    5) Luego, este mecanismo se aplica para todos los tipos de trabajo y genera una tendencia al equilibrio del mercado para el conjunto del factor trabajo.

    6) Así, en la explicación ortodoxa, sería el número de oportunidades de empleo el que se ajusta a la oferta disponible de trabajo

    Esta elucubración tiene dos problemas:
    De orden empírico:
    La inflexibilidad nominal de los salarios en el largo plazo, los salarios no tienden a caer indefinidamente a pesar del desempleo creciente

    De orden teórico:
    Y esto tiene que ver ante el hecho que la determinación de un salario considerado como mínimo u honorable está determinados por cuestiones éticas, morales, de acuerdo al poder de negociación y forma organizativa de los sindicatos y las políticas implementadas por los gobiernos.

    Estas consideraciones hacen que los salarios NO SE AJUSTEN principalmente a las leyes de oferta y demanda y por lo tanto no son “flexibles”. Por supuesto, esto no significa que ellos sean rígidos o constantes ni que sean completamente independientes de las condiciones del mercado laboral

    ”Un ejemplo clásico es el de adjudicar la desindustrialización y desempleo de los 90s a la apertura comercial. En realidad, la causa fue el progresivo atraso cambiario, especialmente en la segunda mitad de la década.”

    El atraso cambiario Y LA APERTURA COMERCIAL IRRESTRICTA fueron los que causaron la desindustrialización, una industria bastante desarticulada, no competitiva y sin protección hace imposible la competencia con los bienes importados lo que se traduce en cierres y reconversión de industrias.

    Sólo sobreviven aquellas grandes que básicamente hundieran guita en sectores donde los recursos son abundantes y de extracción relativamente barata (RRNN de aquí la primarización) o en actividades entre mono y oligopólicas (servicios y sectores altamente concentrados como acero, petroquímica, cemento)
    El creciente desempleo y estabilidad de los precios internacionales hicieron que no hubieran presiones inflacionarias

    ”– ¿Vos realmente creés que la gente no responde a los incentivos? YPF subió a lo pavote el precio de las naftas y, mágicamente, desaparecieron las colas para cargar combustible.”
    Huelga aclarar que las colas desaparecieron por que aumentó la producción y su disponibilidad. Además el caos vehicular diario y las escapadas de fin de semana largo van totalmente en contra de una supuesta idea de equiparación o equilibrio entre oferta y demanda vía una disminución del consumo por escasez y de ahi su alto precio, de acuerdo al pensamiento magico ortodoxo

    Además se ignora completamente que el gobierno hasta ahora viene pagando unos 70 dólares el barril cuando su valor de mercado es aproximadamente un 30% menos, los motivos dee sta política de subvención son de público conocimiento

    Por último es curioso cuando los libertarios te corren por izquierda con la apreciación cambiaria:

    En nuestros países con “pecado original”, las metas de inflación operan sobre las tasas a los efectos de tornarlas positivas favoreciendo así la entrada de capitales. Y esta entrada siempre aprecia la moneda las experiencias libertarias pasadas (milicos y cavallismo así lo indican) y fuera de nuestro país, descontando estos dos últimos años, toda Sudamérica “gozó” del mismo mecanismo de apreciación

    En cuanto a la explicación del fenómeno inflacionario… ya se verá… se hizo largo esto

    Saludete restauradores

    PD: victor tené cuidado de opinar sobre cosas que no sabés y/o no entendés, enterate que al tano Sraffa todavía no han podido refutarlo ojota ehhh… así que tus vaporosas opiniones al respecto califican dentro la vulgaridad “ma’ supina”, como es de esperarse de cualquier liberalote y más aún si es NO consciente

  14. Silenoz dice:

    ”A 9,70, los precios argentinos son más vale caros. A 15 estan bien o son más baratos.”

    ja ja..

    Y bueh la remanida listita del gorilón Alcides en fin… siempre lo mismo

    O sea como había comentado anteriormente se infiere atraso cambiario haciendo comparaciones bastante pelotudas del precio de la leche en Kuala Lumpur, Botswana y que se yo…. el ejemplo paradigmático es la Big Mac…

    El problema es que los precios internos NO NECESARIAMENTE indican o reflejan competitividad alguna pero como siempre grafiquito mata supersticioso, veamos qué pasa con los productos lácteos “for instans”

    Exportación de productos lácteos, para el período 1991 – 2015 expresado en toneladas y miles de dólares [1]

    Notar que el incremento de las exportaciones en 2013 se dieron en un contexto de atraso cambiario, se recordará a respecto los dichos de un ferviente kernerista a fines del año 2012:
    ”Ese día, otros directivos de Techint compartían con la jefa de Estado la cena del Día de la Industria, en Tecnópolis. Entre los principales lamentos y reclamos del empresario figuró la “pérdida de competitividad” y los “elevados costos salariales”. “Paolo Rocca se queja de los salarios que paga a los obreros en Argentina y reclama mayor competitividad

    A la vez notar que a pesar de la devaluación practicada en 2014, sin embargo las cantidades exportadas cayeron respecto al año anterior

    Principales destinos de exportación [2]

    Si existe un atraso cambiario deducido a partir de la PPP ¿cómo puede ser que las cantidades exportadas no decaigan? Es más, con atraso cambiario dio lugar a aumentos.

    ¿No será entonces que los precios internos tienen una dinámica propia que NO necesariamente responde a la competitividad externa del sector? Ojo otro tanto se podrá analizar sobre los autos.

    La respuesta probablemente al de Sraffa donde los precios se definen a partir de un ingreso exógeno a la ciclo propio del mercado, aka no sujeto a oferta y demanda y de acuerdo a un tipo de distribución del ingreso autónomo y arbitrario que se dirime en base a pujas entre empresarios, obreros y gobierno

    No cito los problemas metodológicos de dicha PPP que ya pasé alguna vez en este mismo baticanal ja ja…

    Saludete supersticiosos

    [1] Serie Anual por Productos 2000-2015

    [2] ESTADÍSTICAS – Min. de Agricultura, ganadería y Pesca

    • Alcides Acevedo dice:

      La culpa es de los supermercados…. una pregunta: ¿por qué la leche de precios cuidados del gobierno K muestra semejante nivel?
      Supongo que si la leche argentina es competitiva bien podría venderse al mismo precio que en Europa…

      Esto derriba algunos mitos, abrir la exportaciones no tendría por qué hacer que suban los precios, lo mismo con las retenciones ya que los valores pagados localmente superan con creces todo lo razonable.

      • Silenoz dice:

        Lo que pasa es que vos suponés todo mal.
        Es tu problema… igual no estás solo… tenés unos cuantos compadres que aplican teología para explicar una realidad que, en la mayoría de las veces, va a contramano de sus salmos

    • Raúl C. dice:

      Ojalá que a este despliegue de datos duros no respondan (¡una vez más, siempre sopa!) con chicanas de cuarta y burlas de quien se cree canchero.

    • Mariano T. dice:

      Estas cosas pasan cuando gente ignorante, y encima con pocas luces, trata de interpretar estadísticas sobre temas que no conoce.
      Para empezar el gráfico esta mal leído. Es innegable hasta para el kirchnerista más chicato, que las exportaciones medidas en toneladas (en dólares nos entra la distorsión del precio, que ensucia las conclusiones), estan cayendo significativamente desde 2011, y proyectando 2015 la tendencia continúa.
      2011:450.000 tn 2012:429.000 2013:430.000 2014:370.00 y 2015 tal vez no lleguemos a 300.000. Una baja de 33% en 4 años.
      De todos modos, y para disculparte un poco,l a performance de exportaciones lácteas, sobre todo de corto plazo, no es de ninguna manera indicativo del mayor o menor atraso cambiario, sino de una serie de factores, entre los cuales el TCT es solo uno de ellos.
      Hay una parte importante de la exportación de leche en polvo que es hecha por usinas que además hacen toda clase de productos para mercado interno., así que pueden exportar como polvo una parte de la leche que reciben, con solo cubrir los costos variables, es un rubro más además de leche fluída, queos, yogures, postrecitos, helados, etc. No exportar significa recibir menos leche y dejarle más leche a la competencia, y es preferible exportar al costo, sacarse la leche de encima, y no rebajar los yogures y demás derivados de alto margen. O sea que hay una inercia exportadora.
      Los precios internacionales son fundamentales al hablar de exportación, no eran malos hasta fines de 2014, pero se derrumbaron este año. eso compensaba (ya no más) bajas en el TCR
      Y finalmente esta la producción. Como el consumo interno es bastante estable, más disponibilidad de leche (por clima, por ejemplo) va a generar más exportaciones.
      En resumen, pusiste unos gráficos que dicen lo contrario a lo que querías decir, porque miraste la columna equivocada. Pero el conocimiento del mercado permiten achicar un poco el papelón al relativizar la relación entre las dos variables.
      No sos economista, y se nota.

      • Silenoz dice:

        Ja ja…

        Primero: cada cual lee como le venga, vos parece que lees con el monitor dado vuelta ¿y cuál e’? ahí está el gráfico y su fuente

        ¿qué fue lo que quise decir?

        ¿así que vos fuiste el único piola que miró otra cosa? qué cosa… me descubriste
        Tené cuidado con lo que mirás por que me parece que estás poseso además de supersticioso of cors ja ja…

  15. […] deben pensar que lo estoy apurando, por Dios! En posteos recientes, aquí y aquí, que continuaban y resumían largas discusiones sobre el tema cambiario en el blog, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: