Política en América del Sur

macri venezuela

Uno de los primerísimos gestos políticos del Presidente electo tuvo que ver con Venezuela: Subió a la esposa del líder opositor encarcelado Leopoldo López, Lilian Tintori, al escenario en la noche de su victoria (Es la bonita rubia que aparece en la foto de arriba. Las venezolanas son muy lindas, pero eso ya lo sabíamos por Cathy Fulop). Como el tema del posteo anterior son las elecciones del domingo allí, me parece adecuado explorar el asunto.

La oposición pública de Macri al gobierno chavista viene de mucho antes, por supuesto, pero cuando uno es elegido Presidente debe evaluar cuidadosamente las señales que emite (¿no es así, Cristina?). Que ésta no fue un impulso, lo demuestra su anuncio también inmediato: anticipó que pedirá en la cumbre de Mercosur – el 20 y 21 de este mes, donde asistirá ya como mandatario argentino- que “se aplique la Cláusula Democrática a Venezuela por la persecución a opositores”.

No tuvo eco favorable en el resto de los países suramericanos. Maduro reaccionó, mal, como seguramente estaba previsto. Correa, de Ecuador, señaló una “interferencia” en los asuntos internos de Venezuela. Uruguay anunció que duda que proceda la expulsión de Venezuela del Mercosur; su ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori (no progre él), dijo que ve muy “pocas posibilidades” que se pueda aplicar la Cláusula Democrática.

Y el Planalto e Itamaraty fueron terminantes (según el Nuevo Herald, que sigue de cerca el tema desde Miami): “Si el presidente electo de Argentina persiste en su propuesta, no tendrá el apoyo del gobierno de Brasil. Para Brasil, los socios del Mercosur necesitan trabajar para robustecer el bloque“.

Esto no significa que la actitud de Macri no tenga adhesiones. El gobierno de los EE.UU. sólo ha emitido las vaguedades diplomáticas correspondientes, y me animo a apostar que seguirá en ese tono. Pero hay sectores de la “derecha” latinoamericana que añoran con desesperación la Guerra Fría, una amenaza externa que estimule represiones internas, con la bendición discreta o no tanto del Gran Vecino del Norte. Cuba ya no cumple ese rol, ahora que Raúl charla con Obama; Irán, se espera que colabore en la eliminación del yihadismo sunnita. Queda Venezuela: Maduro al menos es bocón.

Y esos sectores no están solos ni aislados. Cuentan con influyentes apoyos en alguna derecha yanqui, también nostálgica de los buenos viejos tiempos, y en las diásporas cubana y venezolana en Florida. Y, se dice, el financiamiento de algunas oficinas del gobierno de Washington, que nunca descartan herramientas que puedan ser útiles.

De todos modos, son aliados peligrosos de un gobernante argentino, porque son extremistas e irresponsables. Tienen presencia periodística, pero ninguno está hoy a la cabeza de un país importante en la región. El famoso memorándum con Irán -que nunca despertó mi entusiasmo; pueden consultar el blog- podía plantear al menos la necesidad de avanzar en una investigación detenida. Y la República Islámica es un país importante, se crea o no en la enseñanza del duodécimo imán.

¿Qué podemos hacer los argentinos de a pie, si el gobierno insiste en actitudes imprudentes, y hostiles en la práctica, a la necesaria unidad suramericana? Mi amigo Humberto Podettí me avisó en estos días de algo que puede servir como un ejemplo interesante: en las III Jornadas Académicas Alberto Methol Ferré (si cliquean en la página la Patria Americana, en el encabezamiento del blog, accederán a una muestra del pensamiento de este patriarca argentino oriental) se planteó el proyecto de Ciudadanía suramericana “que permita que todo aquel que sea ciudadano de uno de nuestros países, pueda vivir, trabajar y ejercer sus derechos en cualquiera de las otras naciones suramericanas” (el año pasado les comenté la propuesta).

Este viernes, a las 18, se presenta el libro con las ponencias, en la Universidad Católica Argentina. Esas jornadas las impulsó la Cátedra de Integración Latinoamericana de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNLZ, de Humberto. Las universidades del conurbano son peronistas (Macri dixit), pero a la UCA no se le puede hacer esa denigrante acusación. Y entre los que van a presentar el libro están varios amigos de Francisco, y el embajador de Brasil. Subiré la invitación formal al blog, pero sobre todo espero que sirva de estímulo para otros.

 

Anuncios

21 Responses to Política en América del Sur

  1. ricardo j.m. dice:

    imaginate que le puede importar lo academico que sea nada a un gobierno que pone un productor de tv a cargo.

    estafadores en economia, gerentes en energia e inutiles en todo lo demas.

    algun opo agitador de titulos y/o moralidad dijo algo…

    cuando les conviene la discusion prontuario o curriculum es semantica.

    pero que mejor para el fin de ciclo de el pavadismo opositor que una ultima semana a todo trapo con el mercado demostrando que la inflacion es ganancia con una ultima expoliacion al bolsillo de los giles esperando la habilitacion para la fuga

    • Mariano T. dice:

      Para lidiar con los rectores que firmaron por Scioli, yo hubiera dejado la subsecretaría vacante un año. Total, las Universidades son autónomas, y si tienen un problema, que vayan a la La Ñata.
      El que pusieron tiene como función rehacer el Clinicas, nada más. Los rectores pueden pedir audiencia con Bullrich.

  2. Silenoz dice:

    anticipó que pedirá en la cumbre de Mercosur – el 20 y 21 de este mes, donde asistirá ya como mandatario argentino- que “se aplique la Cláusula Democrática a Venezuela por la persecución a opositores”.
    No tuvo eco favorable en el resto de los países suramericanos”

    Ahorá sí, no hay dudas que “afuera se nos cagan de risa”

  3. Mariano T. dice:

    El idílico sindicato de presidentes que era Unasur hace 3 o 4 años se esta agrietando.

  4. Mariano T. dice:

    La union sudamericana se debería basar en 2 principios opuestos a los actuales.
    Respeto irrestricto a los derechos humanos y civiles
    Respeto a la ideología de los gobernantes

  5. O. Positor dice:

    La pregunta es: ¿nos ha servido para algo seguir a los brasucas a todas partes, en nombre de la supuesta ‘Patria Grande’? El negocio argentino es redescubrir -y no sólo en relación a Estados UNidos, Israel, Rusia o China- que un aliado no es otra cosa que alguien con quien se coincide en objetivos y prácticas comunes, a corto, mediano y largo plazo, pero cuyos intereses no deben subordinar a los nuestros.

    De paso, alguna gente podría aprender que no tiene el monopoliio de la Patria ni de los derechos humanos, y que a los que ganan elecciones no se los resiste: se les hace oposición, tarea de la que los K parecen menos capaces aún que estos que tardaron entre cuatro y ocho años en organizarse apropiadamente para ganarles.

    En Venezuela días atrás mataron a un tipo en campaña. No es la primera vez que pasa. Hubo hasta insgnificantes titulares de cuentas de twitter presos en cárceles no del todo oficiales, por ejemplo instalaciones de servicios de inteligencia. Todo parecido con el “Proceso” será casualidad. Y ojo: es cierto que poderes internacionales intentaron derrocar a Chávez hace unos cuantos años, y hubo un contragolpe. Si no yerro, el militar que lo salvó de la conspiración, a la larga, terminó opositando, y en cana. Brasil apoya eso. Espero el oriundo de Barrio Parque, por quien no tengo demasiado aprecio, no les dé bola, y haga lo que le parezca pertinente. Al Brasil si nosotros reventamos le importa un pito. Y a los demás ‘gobiernos hermanos’ le diría que también.

    Lilian Tintori, dicho sea de paso, es hija un exiliado argentino de la última dictadura, oriundo del Tigre. Y esposa de un tipo al que le armaron una causa judicial para meterlo en cana.

    • Mariano T. dice:

      De acuerdo con lo de Venezuela, no estoy de acuerdo con lo otro.
      Argentina tiene que negociar tratados de apertura con todos los países interesantes del mundo. Pero sola no es objeto de mucho interés.
      Tiene que negociar de la mano con Brasil, si nos hacen gamba.
      Hasta ahora, el que frena el tratado Mercosur-Europa es Argentina. Brasil es el que le quiere dar impulso. Es esa política la que hay que revertir 180° Mercosur-Europa, Mercosur-Pacífico, etc

      • O. Positor dice:

        ¿Y adónde dije yo, Sr. mariano T., que Argentina negocie ‘sola’? Pero subordinada a Brasil, Bolivia, venezuela etcetera, como actualmente, ni siquiera sabemos qué es lo que se negocia. ¿O usted sabe qué dicen los protocolos firmados con China o con la multinacional Chevron? El que frena los acuerdos no es Argentina. Es Brasil. Como casi siempre. Más abajo veo que ‘Cine Braille’ la tiene un poco más clara.
        El problema de los nac&pop es que su regionalismo es anticuado. Atrasa décadas y se basa en un vago antiimperialismo de los años treinta del pasado siglo. Repito: el negocio argentino es redescubrir -y no sólo en relación a Estados Unidos, Israel, Rusia o China, y ahora agrego hasta a Irán y la República Intergaláctica, si pintare, porque no me gusta que mi Estado nacional se case con nadie que no sea buen partido- que un aliado no es otra cosa que alguien con quien se coincide en objetivos y prácticas comunes, a corto, mediano y largo plazo, pero cuyos intereses no deben subordinar a los nuestros. Jamás. Parte de un bloque regional, sí. Furgón de cola de vivos extranjeros, tratemos que no.
        Saludos.

      • Mariano T. dice:

        No me diga nacional y popular que se va a ligar un juicio por injurias.

      • O. Positor dice:

        Lejos de mí la intención de infamarlo. Me refería genéricamente a los autodenominados nac&pop (se puede ser nacional sin ser nacionalista, y popular sin ser populista, pero no sé si todos captan semejante sutileza). Sin incluirlo a usted en dicha enunciación. Comprendo que el clima cultural impuesto por los tales desde una década a esta parte haga que nos esté costando intercambiar opiniones sin buscarle la quinta pata al gato. Fíjese que es simple: O. Positor dice (como el gran Confucio o el pequeño Mao, amigo de Zannini y Sarlo, perdóneseme los ingratos ejemplos in fine) “A +B”, y es válido responderle “Sí a A pero no a B”, o bien “No a A pero sí a B”, y también “Ni a ni B”, y aun “Sí a A y a B”. Lo que no es pertinente es leer una C y una D que no constan en mis textos. Eso, según la Logica y la Psiquiatría, habla más del interlocutor que de O. Positor. Y me consta que el interlocutor intenta dialogar con O. Positor. Pero de tanto hablar con los nac&pop tiene demasiado ligeros los reflejos defensivos. Usted no tiene por qué atajarse justificando nada. Ni yo. Son ellos los retorcidos. Y los ligeramente inútiles, si se me permite la grosería.

    • David (idu) dice:

      Estimado O Positor:

      Parece que sos nuevo de por aquí.

      Aclaro por las dudas, que estoy en completo acuerdo contigo.

      Aunque quiero agregar:

      “Redescubrir relaciones” podría tal vez ser tolerado por la progresía nac & pop, aunque sea de mala gana.

      Pero incluir en esas relaciones a “Israel” les va a sonar a “too much”.

      Lo que más recuerdo como resultado de la experiencia de la “Patria Grande” fue la expulsión (y posterior desaparición) del monumento de Colón del patio trasero de la Casa Rosada, con la complicidad del futuro Presidente de los Argentinos.

      Poca cosa pragmática, pero muy simbólica, ¿no?

      • Cine Braille dice:

        El gobierno de Brasil tampoco tiene tanto interés en el acuerdo Mercosur-UE, en realidad se esconde atrás de los peros de Argentina para no pasar por el malo. Vamos a ver ahora que eso se corta.
        Saludos

  6. Claudiad dice:

    Más que agradecida por los post de los tres discursos. Buscaremos bibliografía al respecto, también.
    En verdad, reverencio siempre la sagacidad de Perón y también, su oratoria despiadada – muy cómico el párrafo del baile del cretinismo, infelizmente, creo que ya hay gente ensayando coreografías – .
    Y sí, habría que revisitar sus escritos y discursos, desde óptica actual. Servirá,entonces, el estímulo dado por Methol Ferré para tal asunto. Ahora bien, qué opinaría hoy este intelectual del suicidio geopolítico que Argentina emprenderá. Revelador el testimonio de Madelaine Albright ante el Senado de su país, respecto de la constitución del Mercosur… “nos descuidamos”.
    Y SI ESTADOS UNIDOS DICE CON RESPECTO AL MERCOSUR… “NOS DESCUIDAMOS” …ES PORQUE EL TEMA ERA VERDADERAMENTE CAPITAL (esto, para los que aplauden como focas de circo la involución diplomática que emprenderemos).
    Pero algo bueno ha salido de tu post, una leve esperanza y lo agradezco… Y es que tal vez el Mercosur y la Unasur tendrán la capacidad de sobrevivir dignamente hasta nuestro regreso de este viaje en el tiempo hacia el Estado-Ciudad Antigua. Me temo que varios países sudamericanos podrían acompañarnos en ese tour antediluviano. Pero habrá que entregarse a la Dialéctica. Algo mejor, seguramente, estará refundándose en este preciso momento en los subsuelos de la Historia.
    Saludos.

    • David (idu) dice:

      Muy interesante lo del “suicidio geopolítico que Argentina emprenderá”

      Debo deducir, esforzando mis agotadas neuronas, que dicho “suicidio” sería algo así como alejarnos del eje Caracas – Teheran.

      Más que suicido sería una “petit mort”, que es como los franceses llaman al orgasmo.

      Saludos, mi admirada Claudia.

      • Claudiad dice:

        Estimado David:
        Le recomiendo que lea los discursos referenciados por Abel porque por ahí viene mi comentario – el de Methol Ferré se lo recomiendo, es una lección de historia magistral – y se equivoca de medio a medio atribuyéndome haber pensado el eje Caracas-Teherán. Voy mucho más allá de esa coyuntura: recuerde, yo pienso en estructuras.
        Lo dicho, permítase el placer de leer a Methol Ferré y desde allí, hacerse de más bibliografía pertinente a efectos de que nos enriquezcamos intercambiando comentarios.
        Mi anterior apreciación respecto de otros energúmenos de este blog, no lo contiene a Ud., porque no me ha prodigado groserías de bajofondo y lo agradezco. Y si bien sobreentiendo que no llegaremos a demasiados acuerdos – a Ud. le divierten las leyendas urbanas según mi óptica y a mí la futurología social, según la suya – , puedo diferenciar imberbes tontitos sojeros de hombres con respetable historia personal. Así que no me decepcione sumándose al coro de gansos agropecuarios. Ud. da para más.

      • David (idu) dice:

        Gracias Claudia:

        Lejos está en mí decepcionarte.

        No puedo asegurar que leeré de inmediato a Methol Ferre, entre otras cosas porque es la primera vez que veo su nombre.

        Nunca digas “no llegaremos a demasiados acuerdos”, eso es “futurología social” (ja!).

        A veces pienso que ser un “imberbe tontito y sojero” sería mejor que ser un veterano algo leido y alejado del campo (básicamente por el calor y los mosquitos, sin olvidarnos de las virtudes viriles).

        Y si yo fuera sojero, sería un protagonista social de importancia… mientras que soy apenas un inventor con una modesta PYME a la cual nadie le dio ni le dará demasiada bola como actor económico.

        Saludos

      • Mariano T. dice:

        Por un tema de convivencia, se da cuenta que usted no ha recibido ningún insulto de bajo fondo, ni mucho menos los infantiles tipo “ganso” o”tontito”? Cuál es el sentido de escala la agresión? Recibir respuestas en el mismo tono y después salir a quejarse dramática y cínicamente como damisela injuriada?
        Por favor, son solo gestos pátéticos.

      • Claudiad dice:

        El discurso de Methol Ferré está en este mismo blog, etiqueta Patria Americana. Este historiador – que yo tampoco conocía – hace un paneo interpretativo muy original sobre las condiciones de surgimiento de los Estados-Nación-Industriales (Inglaterra,Alemania,Francia,Italia,Japón) y luego de los Estados-Continentales-Industriales (USA/URSS).
        Imperdible su apreciación sobre Estados Unidos y las teorizaciones tempranas sobre quién se le opondrá en calidad igualmente continental. Hay anécdotas entrañables sobre nuestros próceres, también. El texto abre tangentes bibliográficas interesantísimas para bucear. Y sorprende que en 1900 hubiera literatos e ideólogos tan clarividentes. O entristece, si lo pienso de otro modo, que hayamos involucionado tanto los que les sucedimos.
        Si quiere saber en qué clase de continente está parado, le recomiendo esa lectura que Abel tuvo a bien facilitarnos.
        Ahora, si tiene miedo de saberlo, lo comprenderé.

  7. guido dice:

    Sucede que en DDHH son pocos los países de la región (independientemente de la ubicación ideológica de sus gobiernos) que están en condiciones de pontificar sobre los demás. En Chile hay varias decenas de presos políticos, con leyes draconianas que permiten que menores de edad tengan condenas larguísimas por hechos ocurridos a miles de kiilómetros de donde se encontraban, el record de Colombia es difícil de igualar pero Perú también tiene lo suyo. Paraguay, Brasil, Bolivia, bueno, centroamérica (excepto quizás Costa Rica), México…la mayoría de estos países tienen hechos o eventos que concierten a Venezuela, en el peor de los casos, en uno más de la lista. La sobreinformada situación de migrantes colombianos en Venezuela es el paraíso versus sus equivalentes centroamericanos en México, por menciona un caso. La brutal condena a López no difiere de lo que se ve en Colombia, Perú y Chile frente a activismos políticos que, como mínimo y por decirlo suavemente, no rechazan el recurso a protestas violentas. Si pensamos el escándalo que aquí generó un gendarme medio payaso tirándose sobre el capó de un trosco nos puede alcanzar para ver lo excepcional de nuestra situación en la materia (acompañados por Uruguay y no se si hay otro). Y así y todo tenemos cárceles que son campos de concentración, prácticas ilegales pero endémicas como la tortura, violencia institucionalizada con sesgo étnico en algunas provincias, etc.

    En ese contexto, la supuesta desciplencia frente a presuntos abusos en Venezuela es una cuestión fundamentalmente pragmática: ningún gobierno de la región desea (ni está en condiciones de recibir sin costos) que venga un contador derechohumanista a hacerle una auditoría sobre el respeto irrestricto a las libertades y derechos fundamentales. Nadie le va a dar pelota a Macri en los foros regionales, es un discurso mercadointernista y, como dice el post, una sobada a las extremas derechas de los países centrales.

  8. […] toqué el tema hace muy poco en el blog, sólo quiero agregar -para los amigos que se aferran a la vieja y provinciana rivalidad con […]

  9. […] Una nace de la realidad geopolítica que es la América del Sur y de otra realidad, más imprecisa pero evidente a quienes no se encierren en negarla, la “civilización latinoamericana” (el nombre es de alguien que no nos quería, el profesor Huntington). El hecho es que todos los proyectos políticos con alguna vocación de autonomía que han surgido en el nuevo siglo, el chavismo, el peronismo kirchnerista, el del PT en Brasil, los que encabezan Correa en Ecuador y Evo Morales en Bolivia, hasta los muy moderados en Chile y Uruguay, y los conservadores lúcidos en Colombia, son hostigados por un sector político minoritario pero con recursos y apoyos externos poderosos. Comenté el asunto en un posteo reciente. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: