Venezuela, el domingo que viene

 

venezuela

Como la mayoría de los que leen los diarios saben, este domingo hay elecciones parlamentarias en Venezuela. La mayoría de las encuestas le dan ventaja a los candidatos opositores -alguna hasta por 15 puntos. Por su parte, el oficialismo tiene estudios que lo dan como favorito, con un voto “duro” chavista del 40% (¿les suena?).

El presidente Maduro admitió que estas serán las elecciones “más difíciles” en los 16 años de chavismo. Antes había dicho que si ganaba la oposición el oficialismo seguiría gobernando bajo una “unión cívico-militar”.

Con la debida precaución que se debe tener al juzgar la política de otro país -demasiados factores que uno no conoce en profundidad- esa afirmación me parece una soberana idiotez. Las instituciones democráticas son expresiones imperfectas de la voluntad popular, y muchas veces están envueltas en hipocresías. Pero son mejor garantía para los pueblos que el ejercicio desnudo del poder. Que -como decía Mao- nace del caño de un fusil, pero los fusiles cambian de manos.

Es cierto que el chavismo -desde su origen- se basa en la movilización popular y el respaldo de unas Fuerzas Armadas politizadas. También fue así en el peronismo fundacional… hasta que las FF.AA. cambiaron de bando.

Me parecen más sensatas las afirmaciones que vuelca en un mail privado un venezolano, chavista. Se las copio:

En Venezuela se ha optado por un proceso pacífico y democrático, que incluye lo electoral.

En un proceso electoral, o se gana o se pierde (siempre hay que estar preparado para ambos escenarios).

Las elecciones fundamentales son las presidenciales, luego las de los Diputados y en tercer nivel (no siempre) las de Gobernadores y Alcaldes. Se puede tener control de la presidencia, sin contar con las otras dos instancias. Ese es el caso de, por ejemplo, USA y muchos otros países.

No es lo deseable, pero el “perder” las elecciones en esas dos instancias, aunque puede debilitar, no implica perder la presidencia. Esto es lo que han pretendido vender los opositores y el gobierno no ha sido claro en exponer esto: La eventual (improbable) pérdida de la mayoría absoluta o relativa en la Asamblea Nacional NO implica la pérdida de la presidencia. Las elecciones para presidente serán en 2019.

El proceso chavista ha contado con una minoría legislativa (1998), mayoría simple (a partir del 2000), la totalidad del Congreso (2006-cuando la oposición decidió no presentarse para deslegitimarlo) y mayoría calificada (2011).

Un resultado adverso, solo podría regresarnos a un escenario como los que ya hemos tenido. Además tenemos mayoría abrumadora de Gobernadores y Alcaldes (y en otros sectores estratégicos).

Lo expuesto, deja despejadas las dudas sobre lo que podría pasar el 6 de Diciembre. Esto no significa que la oposición no esté pensando otra cosa, pero eso no nos debe sorprender. Si trataron de desestabilizar cuando ganamos, porqué no hacerlo si perdemos. Todo ello teniendo claro que la diferencia, gane quien gane, no será por muchos puntos, tal vez tan o más cerradas que en el caso argentino.

Igualmente, superada esta instancia, los opositores seguirán actuando (cada vez más desde USA, porque ya no disimulan; la incompetencia de la oposición local es escandalosa). Y es aquí en donde hay que aprender de la experiencia argentina, entendiendo las diferencias. La eventual pérdida de la presidencia es crucial para el proceso de cambio a nivel nacional y regional.

En este sentido, mi apreciación no es de mucho optimismo. En lo político y lo internacional el avance ha sido gigantesco, en lo económico ha sido lo opuesto y esto puede afectar los avances, incluyendo en lo social. No veo claridad ni certeza en el accionar económico. Este flanco puede ser utilizado para desgastar hasta que llegue el 2019 y entonces puede aparecer el fantasma de un nuevo Macri…

Anuncios

11 respuestas a Venezuela, el domingo que viene

  1. casiopea dice:

    Me parece difícil que un gobierno que ha suscitado semejante caos económico puede esperar que el pueblo se lo agradezca votándolo. Es cierto que tienen problemas estructurales pero el paralelo vale 120 veces el oficial y eso es sólo lo que salta a la vista en lo inmediato entre otras miles variables totalmente delirantes.
    Aunque fuese el país mejor administrado no la estarían pasando fenómeno con la caída del precio del petróleo. Pero un desquicio a la Zimbabwe no es buen augurio para el oficialismo. También está el manicomio político, pero me parece que los venezolanos deben estar más preocupados por conseguir aceite.

    • La revolución venezolana tiene dos grandes y poderosos enemigos: la extremada dependencia de la industria petrolera y el descarado sabotaje de los dueños del capital.
      Contra el primero están las grandes conquistas expresadas en los resultados de las misiones. Contra el segundo la administración ha fracasado rotundamente. Ante esa agresión el gobierno debió nacionalizar el comercio exterior y hacerse cargo de todas las importaciones y no haber dilapidado los escasos dólares provenientes de la industria petrolera en beneficio de los hampones dueños del capital.

      • Mariano T. dice:

        El fracaso, solo por ineptitud, es haber impedido que se dearrollara en Venezuela las industrias alimenticias para no tener que gastar divisas en ese rubro. Hasta la agricultura se destruyó en este período.
        Son patéticos tratando de echar la culpa a terceros por su propia incompetencia.
        El famoso “comercio exterior” del que habla, consiste en las crecientes necesidades de importación de artículos de consumo para el pueblo, y la decreciente cantidad de divisas para afrontarlo.

  2. Mariano T. dice:

    Alcanzaría esa mayoría para una amnistía para los perseguidos y presos políticos? Y para quitarle a Maduro la posibilidad de “legislar”

    • guido dice:

      Seguramente no. En las repúblicas, por lo general, el parlamento no puede anular fallos judiciales y los indultos son potestades del ejecutivo.

      • Mariano T. dice:

        No así las amnistías, facultad del Congreso, al menos acá. la diferencia es que el indulto es selectivo, y la amnistía amplia.

      • guido dice:

        Entonces si, si es que tienen la mayoría. Sería un caso muy raro en que un parlamento electo dicta una amnistía amplia a presos presuntamente de conciencia en el marco de un régimen calificado de dictatorial, pero Venezuela es rara. Es como acá pero con los dos principales bloques políticos conducidos por versiones drogadas de Fernando Iglesias y luis D´elia.

      • Mariano T. dice:

        En Venezuela puede pasar cualquier cosa. Es realismo mágico, o una pelicula de los hermanos Cohen

  3. Teodorico dice:

    Entiendo del anteúltimo párrafo, que interpretan que en el caso nuestro, el regreso del neoliberalismo al cargo “honorario” de presidente, no implica necesariamente el fin del proyecto a largo plazo.

    Parar la pelota, rever algunas posiciones, sacarse de encima algunos lastres… Con el desafío de contener al oficialismo de turno, para que hagan el menor daño posible.

    Sin querer ser peyorativo, una derrota oficialista en Venezuela, puede posicionar unos candidatos para 2019, que a lado de ellos Macri va a parecer socialdemócrata.

  4. CV dice:

    Puede ser de interés. Ver minuto 58:00 en adelante:


  5. […] la foto de arriba. Las venezolanas son muy lindas, pero eso ya lo sabíamos por Cathy Fulop). Como el tema del posteo anterior son las elecciones del domingo allí, me parece adecuado explorar el […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: