La autocrítica de los otros

musetta y mimí

En estos días se pueden encontrar en blogs de sesgo K algunos textos donde se hacen lúcidas o angustiadas reflexiones sobre lo que se hizo mal. En la campaña, en los últimos cuatro años, en… Vale la pena leerlos (he subido al blog un par de ellos y hoy aparecieron más). Son muy preferibles, como reacción humana y para el aprendizaje político, a las protestas rencorosas contra un electorado que en un 51 y pico % no entendió la maravilloso que es el gobierno actual.

Igual, tengo algunas reservas sobre el asunto, que pienso desarrollar más tarde o mañana. Ahora, para equilibrar un poco el asunto, quiero copiar un posteo del blog de Luis Pico Estrada, al que se puede incluir en el antikirchnerismo elegante. El autor es Carlos Fara, uno de los encuestadores serios, que colaboró con la campaña de Sergio Massa, y que estaba convencido -él mismo lo señala- que la sociedad argentina se había decidido por el “cambio” -definido como cerrar la experiencia kirchnerista- bastante antes que empezara la campaña electoral.

Lo que Fara advierte aquí es que ese “cambio” no será tan terminante como el antikirchnerismo quería y, después del 22/11, espera.

La mayoría quería el cambio desde hace al menos 3 años, cuando luego de los primeros meses del segundo mandato de CFK el electorado tomó nota de que la cosa no iba para el lado deseado. Por lo tanto, las campañas electorales opositoras debían responder a dos preguntas: 1) ¿cuánto cambio se deseaba? Y 2) ¿quién garantizaba mejor ese cambio?

Quizá fue un lapsus, o la expresión de una gran coincidencia nacional, el domingo a la noche la propia Gabriela Michetti -flamante vicepresidente electa- usó casi textual una frase clave que enarbolaba Scioli en su campaña: “construir sobre lo construido”.

Obviamente la campaña de Macri tuvo muchos aciertos, pero uno fundamental fue haberse corrido de ser el cambio profundo, radical, hacia un cambio moderado, lugar originalmente ocupado por Sergio Massa. Ese proceso -como corresponde estratégicamente- no fue realizado de un día para el otro, y como manotazo de ahogado. Esa mutación comenzó en el segundo semestre de 2014, y se vio claramente reflejado en la comunicación del gobierno de la CABA. El slogan “En todo estas vos” no es más que una variación del “Con todos los argentinos siempre” que viene usando la ANSES desde hace varios años.

Nuestros diagnósticos desde 2012 indicaban que la demanda mayoritaria era que hubiese una etapa post kirchnerista, y no anti kirchnerista. Eso fue correctamente leído por la conducción del PRO, tratando de mostrar al Macri más cercano posible. Ese objetivo fue logrado, al menos en parte. Porque si el recuento definitivo confirma la exigua diferencia del 2,8 % está claro que los miedos previos al balotaje, o los generados por la campaña de Scioli, no se desarmaron lo suficiente.

La opinión pública no son los resultados electorales y viceversa. Son dos registros distintos que muchas veces tienen claras superposiciones, pero no son lo mismo. Algo así como el mapa y el territorio respectivamente. Solo que esta época de virtualidades y “amor líquido” -Bauman dixit- ambos son importantes y “reales”. O algo así como: con el mapa se navega cotidianamente y con el territorio se concretiza el proceso de acumulación de poder.

Lo cierto es que era una lectura errónea pensar que la continuidad era sólo el 37 % (que obtuvo Scioli en la primera vuelta) y el 63 % restante era el cambio. Sobre todo en este año electoral tan atípico en donde se desorientan las encuestas pre electorales y los mismos bocas de urna. Es porque el mapa y el territorio tuvieron fuertes desfasajes.

2,8 significa que había más continuidad (o temor al cambio) de lo imaginado, y menos seguridad de cambio. Es decir: post kirchnerismo, construir sobre lo construido, continuidad con cambio, o cambio con continuidad. O “mezcla rara de Museta y de Mimí”.

13 respuestas a La autocrítica de los otros

  1. Raúl C. dice:

    Con Prat Gay, Sturzenegger, Melconian, Buryaile… parece Museta pura (o Mimí pura) (cuestión de gustos). No veo la menor mezcla ahí.

  2. Ana Lía Pujato dice:

    es sólo lucha de clases; con un porcentaje de clase engañada claro, que después de sufrir a lo perro tal vez cambie de dirección en la próxima.

  3. Norberto dice:

    Coincido con Raul y refuerzo lo de Ana Lia, con esa banda con prontuario a cargo de los destinos de la Patria y sobre todo de sus habitantes, “volver con la frente marchita” no solo será el inicio de una hermosa canción, y lo de Carlos Fara es el lamento de quien ve deshacerse la esperanza que el Employee, que solo pudo impedir un nuevo triunfo, se convierta en el defenestrador de los K.
    Nunca menos y abrazos

  4. José dice:

    Maravillosa ironía: “un 51 y pico % no entendió la maravilloso que es el gobierno actual”

  5. Esther dice:

    Mmm…

    Me parece que el autor del articulo hace una mirada reduccionista: las elecciones leídas como el producto de campañas electorales, como si los electores fuéramos consumidores de publicidades y nada más. Digo, este párrafo es bastante claro:

    «Nuestros diagnósticos desde 2012 indicaban que la demanda mayoritaria era que hubiese una etapa post kirchnerista, y no anti kirchnerista. Eso fue correctamente leído por la conducción del PRO, tratando de mostrar al Macri más cercano posible. Ese objetivo fue logrado, al menos en parte. Porque si el recuento definitivo confirma la exigua diferencia de los 2.8 puntos está claro que los miedos previos al balotaje, o los generados por la campaña de Scioli, no se desarmaron lo suficiente».

    Parecería que el resultado electoral es el producto de un balance entre a) los logros publicitarios del PRO en mostrar un Macri cercano y b) el no haber logrado desarmar lo suficiente el miedo, en parte generados por la publicidad contraria, la de Scioli.

    Mapa, territorio, cambio, continuidad, poskirchnerismo y anti kirchnerismo terminan siendo una mezcolanza porque no hay, en todo eso, una sola referencia política o ideológica concreta: el mundo real no aparece.

    Digamos, si la conducción del PRO hubiera sido más eficiente en desarmar miedos, ¿me hubieran mostrado que Macri nunca estuvo procesado o que sus economistas nunca dijeron lo que dijeron y convencido de que eso es la realidad?

    Abrazo,
    Esther

    • Claudiad dice:

      Derechito al blanco, Esther, como siempre.
      El otro actor de la Historia “desaparece” -contradiciendo el principio básico de relación que presupone más de un término – y así, todo resultado político aparecería como mera obra de estrategia PRO, invisibilizando el mundo real que se expresó, aún entre contradicciones.
      Sí me parece un acierto del autor datar con anticipación la aparición del reclamo social de un Pos-Kirschnerismo.
      Pos- Kirschnerismo que contenía dentro de sí mismo, un mito muy caro a los argentinos: el de la linealidad histórica (la creencia en la necesaria superación virtuosa de modelos). Cuando sabemos que en procesos sucesivos se pueden verificar involuciones, aunque los opere una fuerza original.
      La expresión “continuidad” que intentó anclar en el imaginario social la campaña del FPV, resultó guardar más honestidad interna con la lógica de los procesos, que las pretensiones de cambio del otro conjunto social que se decidió por él.
      Sigo sosteniendo que el rupturismo despatarrado está sobrevaluado y que esta imposibilidad por sedimentar experiencias y continuarlas desde mejor reformulación, es uno de los peores defectos del pensamiento argentino.
      En fin, la Historia se expresará al respecto, no tengo dudas.

  6. Mariano T. dice:

    Si le llega a ir mas o menos bien a este gobierno, por ejemplo dominar la inflación, mantener la desocupación, que crezcamos más que en 2011-2015, que se generen algunas empresas nuevas, que se pueda impedir el boicot que prevee el kirchnerismo derrotado sin derramamiento de sangre, y algunas cosas más. De qué se van a disfrazar algunos? De Broda?

    • Raúl C. dice:

      ¿Con los protagonistas del 2001 lo van a lograr? No cuente cuentitos.
      En los años anteriores ustedes podían agitar la idea de que ‘con los altos precios de la soja, se podía volver al esquema de los 90 y esta vez iba a ser sustentable’.
      Pero la soja bajó de nuevo. No hay una perspectiva diferente a la de los 90.

    • eduardo dice:

      Por supuesto esta dentro de las posibilidades , es más si eso sucede vuelvo a sacar los zapatos los 5 de enero por la noche.

    • Claudiad dice:

      Tal vez hay quien busque disfraz para el futuro, pero otros, en cambio, no podrían hallarlo nunca. Mirá tus propios dichos que alternan furcios y brutos contenidos del inconsciente profundo :
      “mantener al desocupación”
      “impedir el boicot (…) (d)el kirschnerismo (…) sin derramamiento de sangre”.
      ¿Por qué me suenan conocidas estas palabras, ya oídas en mi remota infancia? Sencillo: porque no son nuevas, son muy , muy antiguas.

  7. Capitán Yáñez dice:

    La… ejem… inocencia -digamos- de algunos sabios es por lo menos llamativa.
    Debemos suponer, por ejemplo, que Cara’e caballo Alonso no se va dedicar a perseguir ex-funcionarios -como hace suponer su carácter de talibán del caceroleo PRO- sino a vigilar concienzudamente a los funcionarios de “Mauricio”.
    O que la Bullshit no estará donde estará para anunciar rebajas salariales, que es su especialidad, sino sustanciales aumentos.
    Podríamos seguir ad-infinitum… pero contentemonos, por ahora, en alertar a los tovarich que denunciaban “represiones salvajes”… que a partir del 11/12 las tendrán.
    En fin… ¿”construir sobre”?
    Nada de eso. Mauricio es Macri, y se afeito el bigote porque con bigote daba muy Videla.

  8. […] Ojo: creo que es un paso necesario para los que se plantean seguir haciendo política. Como escribí hace unas horas,  es muy preferible a las protestas rencorosas contra un electorado que en un 51 y pico % no […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: