Hoy, 20 de noviembre, no es feriado

HORACIO-CARDO_CLAIMA20141216_0014_27

El asunto de correr o no los feriados nacionales a un lunes o a un viernes para crear “fines de semana largos” ha retomado un poco de notoriedad periodística por, cómo no, la campaña electoral. Es honesto avisarles que esta reflexión que hago tiene mucho que ver con la campaña. Con algo que faltó, pienso, en la de todos, y, más imperdonable, en la del oficialismo. Es que para el pensamiento no hay veda.

El ruido se dio porque el candidato Macri dijo, o se le atribuyó, anunciar que iba a suprimir esos “feriados largos”. Sin duda, se trató -como todo- de una maniobra marketinera: una reivindicación teórica de una vieja “cultura del trabajo” que encajaba con esa prejuicio “cualunquista” tan extendido en muchos sectores de nuestra sociedad -clase media, media baja (trabajadores “en blanco”) y baja (trabajadores “en negro”)- que hay vagos que “se rascan“, mientras ellos “se rompen el lomo laburando“.

Muy ilógico, por supuesto. Los que aprovechan esos feriados largos son los que trabajan en blanco. Los ricos no los necesitan, y los trabajadores “en negro” no los tienen. Además, el candidato que lanzaba ese anuncio no es famoso por su adicción al trabajo (un chiste muy viejo es que siempre “vivió de Franco”). Pero los que estamos vinculados a la publicidad sabemos que no tiene porqué ser lógica. Basta conque sea emocional.

De todos modos, el asunto no prosperó. Era demasiado absurdo, un resabio de una época en que las horas de trabajo eran un factor mucho más importante que hoy en la producción. Hoy lo decisivo es la maquinaria conque se cuenta y la capacidad de usarla. El turismo, en cambio, crea muchos empleos en relación a la inversión necesaria, y distribuye prosperidad en lugares antes condenados a la pobreza.

(Es interesante cómo las economías modernas, que supuestamente han abandonado las políticas keynesianas, descansan en gran medida en el efecto dinamizador del “gasto improductivo”. Keynes y Veblen se deben estar riendo en el Valhalla de los economistas).

Igual, lo que escribí hasta ahora no tiene que ver con el Día de la Soberanía en particular. Este año cae en viernes, hoy, y el feriado fue corrido al próximo viernes 27 por la elección de este domingo.

Pero me hizo pensar en temas un poco fuera de moda como la soberanía, el orgullo nacional, el patriotismo. Que resuenan con el aniversario de una derrota heroica, la Vuelta de Obligado, nuestras Termópilas. Hay un sector de intelectuales en el campo opositor -no demasiado influyente, en mi estimación- que activamente se opone a esos conceptos, que los ven como “el huevo de la serpiente” populista, que no nos permite ser buenos discípulos de los “países serios” (que sí reivindican su nacionalismo, pero en ellos es distinto).

Hace algo menos de un año describí en el blog un caso particularmente alevoso de esta minusvalía, este autodesprecio. Pero, como digo, no creo que esa sea una característica del mensaje electoral de la alianza opositora. Antes bien, hay una ausencia del tema nacional en su discurso. Se habla de “reinsertar a la Argentina en el mundo” (¿habría entrado en órbita en estos años, junto al AR-SAT?) lo que se define como acercarse, humilde y respetuosamente, a los países democráticos.

La idea que países democráticos, tanto como los no democráticos, pueden tener intereses distintos u opuestos a los nuestros, ni siquiera se concibe. No se habla de intereses argentinos, como tales, salvo reducir la inflación y recibir préstamos a tasas bajas.

No es sorprendente. Tiene antecedentes en nuestra historia (Recomiendo leer “La invención de Argentina”, de Nicolás Shumway). Pero lo llamativo es que en la campaña del oficialismo, el lado que se asume como “nacional y popular”, el patriotismo no ha tenido tampoco un espacio destacado. Hablo del aspecto técnico, de la propaganda y la comunicación. Hoy es el Día de la Soberanía, y no ha tenido demasiada repercusión. No creo que sea por la veda.

En términos más generales, de estos años, es notorio que un feriado nacional que en la ley que lo instituye declara explícitamente inamovible es el 24 de Marzo, como símbolo de una política de Derechos Humanos.

No es objetable: puede servir -creo que esa es la intención- como el antifascismo en Europa: la convención asumida por todos -con mayor o menor sinceridad- en que descansa la práctica democrática común. Pero, también como el antifascismo, está lejos de las preocupaciones cotidianas. En Europa resurgen, frente a las presiones xenófobas, corrientes que no se reivindican fascistas -salvo por minúsculos grupos de delirantes- pero se parecen mucho en algunas de sus actitudes.

No sugiero abandonar la bandera de los Derechos Humanos. Es una barrera contra las peores tendencias en la política argentina. Pero la ausencia de patriotismo, de afirmación nacional, es un peligro mucho más cercano. Esperemos que no nos lo demuestren pronto.

13 respuestas a Hoy, 20 de noviembre, no es feriado

  1. victorlustig dice:

    y es una pena, siempre me extraño esa gesta, y, que hubiera pasado si los farrapos hubieran ganado

  2. victorlustig dice:

    perdon, salio sin correguir, puse extraño en el sentido de admiracion, mas despues de leer a J M Rosa

  3. Esther dice:

    Firmo al pie, Abel.

  4. Norberto dice:

    ¡¡¡¡PATRIA o COLONIA!!!!
    El 22, vaya, se me chispoteo, no se por qué puse el 22 cuando el Día de la Soberanía fue ayer 20 tiene la conmemoración de una Derrota Heroica.
    Pero esa Derrota Heroica, tal como las Termópilas que tuvieron su Salamina, de la Vuelta de Obligado tuvo a su vez la Guerra del Paraná con su culminación en Angostura del Quebracho, que desangró la flota combinada de la potencia que puso de rodillas al Celeste Imperio en la Primera Guerra del Opio y su aliada francesa, obligando a la primera a firmar el Tratado Southern Arana que elimina la posibilidad de la independencia mesopotámica y la internacionalización del río, tratado resistido en principio por la otra potencia que finalmente debe aceptarlo.
    Y si, como ayer, hoy y mañana, la disyuntiva es PATRIA o COLONIA.
    Nunca menos y abrazos

  5. Politico Aficionado dice:

    Norberto, mis profesores, liberales casi todos, le dieron muy poco espacio a la heroica defensa de de nuestra Soberanía que encaró Don J M de Rosas en la Guerra del Paraná.¿Podría sugerirme alguna bibliografía sobre el tema?

    Abel, me pareció buenísima su exposición. Comparto100x100 su consideración final.

    ¡Viva la Patria!

  6. victorlustig dice:

    supongo Norberto coincidira
    J,M; Rosa tomo 4 y 5, H.S.Ferns Argentina y G.Bretaña en el siglo 19, y, en realidad el primer trabajo, que cita Rosa, es el de Saldias, al que Mitre le dijo que no convenia hacer la historia tan exacta (cito de memoria todo, puedo tener algun error)

  7. Mariano T. dice:

    Como dije el año pasado, fue un conflicto en el que se defendió la Soberanía (y la Aduana) porteña, y qué provincia determinaba la política económica de las demás.. Desde este lado del río, suena como una gesta heroica.

    • Abel B. dice:

      La actitud de San Martín, de legarle su sable a Rosas, en homenaje a su defensa de la soberanía, sólo revela su porteñismo, entonces?

    • Marianito dice:

      ¿y desde que lado del río no? le recuerdo que por ejemplo la provincia de Entre Ríos ha sido prodiga en plumas revisionistas, Manuel Gálvez, los hermanos Julio y Rodolfo Irazusta, Fermín Chávez por decirle algunos. De Entre Ríos era el gaucho Antonio Rivero ¿le suena? ¿adivine donde murió?

      Saludos Marianito

      • Mariano T. dice:

        La caída de Rosas bien puede verse como la revancha del federalismo(con otros); que los historiadores entrerrianos no lo hayan visto es solo una cuestión de falta de lucidez.
        Rosas desde que Urquiza se convirtió en un aliado poderoso (que demostró ser más poderoso que aliado) hizo la vista gorda al pito catalán a la Aduana que le hacían los entrerrianos desde el río Uruguay. Eso nunca lo pudo hacer Lopez en el Paraná a pesar de sus amargas cartas al Restaurador de las leyes.
        El conflicto es simple: Monopolio dela Aduana de Buenos Aires o libre navegación de los ríos. Rosas tenía el poder suficiente, y lo había demostrado, como para que los litoraleños lo aceptaran.
        Rosas era además el sindicalista de los estancieros bonaerenses (en esa época se les decía porteños). También recelaba de los saladeros establecidos en otras provincias, salvo en Entre Rios donde no le convenía meterse.
        Llama la atención como historiadores que son tan suspicaces (al extremo de la invención) con respecto a intereses económicos y posiciones políticas, obvien este hecho tan obvio.

  8. “En su primer periodo como gobernador, Rosas que no quería asustar demasiado a sus enemigos, usó con prudencia sus poderes. Protegió la propiedad, “liberó” más tierras de los indios (…) Salvo los unitarios más doctrinarios, todos quedaron conformes, incluidos los ingleses. Por supuesto el orden tenía su precio. Salvo por la distribución de tierras entre ricos estancieros que prosiguió, y el incremento en el contacto comercial con los ingleses, Rosa anuló las reformas rivadavianas, restringió la libertad de prensa, se olvidó de la educación, apoyó al credo conservador, reforzó el ejército y acalló a los críticos.También concretizó la tenencia de tierras comenzada por Rivadavia, convirtiendo tierras arrendadas en propiedades individuales. (…) Aunque autoproclamado federal, Rosas apoyó solo de palabra la idea de provincias federadas en igualdad de condiciones y auténtica democracia. En los hechos, su régimen consolidó la hegemonía de Buenos Aires sobre el interior más que cualquiera de sus antecesores unitarios. Así todo, su gobierno sigue figurando en la historia argentina como la Federación, aunque en la práctica su modalidad de federalismo difería marcadamente del de los mejores caudillos provinciales.” Shumway, Nicolás. La invención de la Argentina. Historia de una idea. Emecé. Buenos Aires. 2002. Páginas 136 y siguientes.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: