Mientras, qué pasa con EE.UU., Rusia, Irán, Siria?

kissinger

Esta campaña electoral, a 12 días del balotaje, ya me da claustrofobia. Está bien, define como será la realidad argentina en los próximos años, y voy a volver a ella. Pero necesito respirar un poco de aire… no fresco, pero menos encerrado.

Recién leía que Irán anuncia que va a participar en una nueva ronda de diálogos sobre Siria en Viena (que ya no es la del tercer hombre). Y recordé que el mes pasado el anciano Dr. Kissinger había dicho, con su habitual claridad “Que Rusia derrote al Estado Islámico. Su destrucción es más importante que deponer a Assad” (Uno se lo imagina diciéndole a Putin “Lo que tenga que hacer, hágalo rápidamente“).

No tengo tiempo ni neuronas disponibles para analizar esto que se está desarrollando ante nuestros ojos, pero hace pocos días Emilio Cárdenas, inclinado a la escuela kissingeriana de relaciones internacionales, había publicado una nota en La Nación. En su primera parte resume bastante bien la situación actual. Queda a nosotros pensar que significa para nuestros intereses. Con tiempo. Por ahora, tenemos decisiones inmediatas que tomar.

En una nota reciente sobre las tensiones en Medio Oriente, Henry A. Kissinger enumeró los principios básicos que, en su opinión, debieran gobernar el accionar de la comunidad internacional respecto de cómo poner fin a la guerra civil siria. Para Kissinger, mientras el Estado Islámico sobreviva y controle una extensión importante de territorio, las dificultades en Medio Oriente sólo pueden aumentar y complicarse. Por esto postula que destruir al Estado Islámico es más urgente que destituir a Bashar al-Assad, quien ya ha perdido control sobre la mayor parte del territorio sirio.

Sin decirlo explícitamente, Kissinger sugiere que la guerra civil siria debe ser enfrentada conjuntamente por EE.UU. y la Federación Rusa, cuya presencia en Siria ha sido aceptada, de hecho, por EEUU. El ex Secretario de Estado norteamericano sostiene que, recuperado sea el territorio que hoy controla el Estado Islámico, el mismo debe ser gobernado por la mayoría “sunni” local y que tanto Egipto, como Jordania y Turquía pueden contribuir positivamente a esa tarea. Además, se inclina por resolver la estructura institucional futura que Siria necesitará a través de un esquema de tipo federativo, con amplia autonomía para sus componentes. Por último, Kissinger cree que Irán debe necesariamente ser parte de los esfuerzos por pacificar a Siria.

Los consejos de Kissinger parecen haber tenido eco. Los Estados Unidos y Rusia acaban de invitar formalmente a Irán a participar en las conversaciones multilaterales sobre cómo resolver la guerra civil siria que tuvieron lugar en Viena, con Arabia Saudita sentada en la misma mesa que los representantes de la teocracia iraní. Irán, por su parte, aceptó la invitación y participó en las deliberaciones. Hasta no hace mucho, esto parecía impensable.

La dinámica del conflicto parece haber cambiado y los actores principales intentarán ahora lograr un acuerdo sobre cómo pacificar a Siria. Es cierto, esto ocurrió sólo después de que Rusia e Irán apoyaran militarmente al régimen de Assad, evitando su colapso. La tarea tomará algún tiempo y la urgencia inmediata es lograr un cese el fuego, con la participación de las Naciones Unidas.

La presencia de Irán en las conversaciones sobre la paz en Siria muestra que no sólo Rusia puede estar saliendo del aislamiento, sino también la nación de los persas, lo que conforma otra significativa novedad geopolítica.

La misma ciudad donde se selló el acuerdo de la comunidad internacional con Irán sobre su peligroso programa nuclear, vuelve ahora a ser testigo de otro esfuerzo que recién comienza en dirección al mantenimiento de la paz y seguridad internacional, en este caso en Medio Oriente. El popular Canciller de Irán, Mohammed Javad Zarif, cuya relación con los demás participantes es ahora fluida, vuelve a estar en el centro del escenario“.

Anuncios

6 Responses to Mientras, qué pasa con EE.UU., Rusia, Irán, Siria?

  1. victorlustig dice:

    al final, las teorias de Mahan y Mackinder siguen vigentes

  2. En suma, que ante la marea humana que se estrella contra las fronteras de una Europa que destruyó todos sus estados de bienestar (salvo el alemán), Rusia e Irán se han vuelto necesarias para los EEUU y la OTAN. Que Rusia e Irán jueguen sus cartas en el tablero sirio ha escalado de ser una necesidad política a una urgencia demográfica.

    Me gustaría saber cuánto puede aguantar el Estado Islámico sin la evidente ayuda turca, pero nunca lo sabremos. Erdogan y el nacional-islamismo turco han llegado para quedarse. Y Turquía nunca olvida que fue dos veces cabeza de dos imperios mundiales.

  3. Claudiad dice:

    HISTORIAS DE ESPIAS

    Buena pregunta final, Abel. ¿Qué significa para nosotros lo que sucede en Medio Oriente?
    Como el tema internacional me apasiona, permítanme contarles una de espías, prometo que no será aburrida.

    Aunque genere sorpresa, lo que sucede por allá lejos, puede tener, además de alcance planetario, consecuencias para los países americanos del patio trasero de USA – aquellos que tengan reservas de petróleo -. Pero eso, lo dejaremos para el final.

    Porque lo primero a considerar es que estamos ante los efectos de un nuevo giro de la diplomacia del Petróleo, porque de eso se tratan estos cambios – según varios artículos del Dipló que consignaré más abajo para que los visite quien tenga paciencia -. Se trata de los esfuerzos de USA por pacificar el ambiente árabe para así poder retirarse. Porque estaba ya autoabasteciéndose de petróleo y exportando, incluso, con las nuevas y potentes empresas de fracking en su tierra. Las que a su vez supieron tomar ingente deuda en el sistema bancario local, dejándolo en riesgo si se caen. Y todo venía bien.
    Pero su vieja aliada, Arabia Saudita, no podía permitir esa deserción (la necesita en su propio patio cubriéndole las espaldas de su megalomaníaco plan de expansión) y decidió por propia iniciativa inundar el mercado de petróleo y así bajar su precio, para que el negocio de la autosuficiencia yankie se desplomara y para que también las extracciones en plataformas submarinas del Golfo de México, entre otras, se volvieran impracticables por su costo.
    Con un barril a 100, todo era viable. Con un barril a 40 y 50, cae la autosuficiencia. Esto obliga a comprar barato, generando dependencia geopolítica y relaciones peligrosas. Y a Arabia no le hace mella perder dinero por un año o dos o cinco, tales sus gigantescas reservas, tales sus espaldas cubiertas por uno de los más espectaculares Fondos Soberanos.
    El costo del fracking norteamericano está en los 60 U$D el barril. Al bajar los precios Arabia Saudita, que tiene grandes planes expansionistas en su península y más allá también, amén de una vieja pretensión de exterminio regional de los Chiítas, USA debe redoblar esfuerzos de paz… mientras piensa quién de su propio patio trasero puede suplantar las importaciones saudíes mientras se garantiza la vuelta al propio fracking, claro.

    Lo segundo a considerar, es que Rusia salió a regenerar los lazos árabes porque tan solo le quedaba una cabeza de playa para sus barcos en el puerto sirio de Tartus y porque EL le está pisando los talones en Eurasia – ya la definió como su enemigo – y las cosas podrían ponérsele pesadas en Chechenia y Cáucaso (regiones con mal diálogo con la centralidad rusa y peores condiciones de vida de sus pobladores), ambas ya infiltradas por agentes de EL, agrupación que ha prometido liberar esas regiones de la Federación Rusa .
    La actuación de Putin tiene por finalidad, también, mostrarse garante de los países árabes (que reciben gustosos un nuevo actor de contrapeso en la hasta ahora asfixiante dependencia de USA), volviendo a posicionarse de potencia regional, a… planetaria. Cosa que no gusta por supuesto a la inteligencia norteamericana.
    Los negocios con los árabes ya comenzaron a fluir: Egipto firmó acuerdos en agosto 2015 para compra de armamento ruso por 3.000 M de euros. Pero para el vía libre a los acuerdos de paz y a los negocios, Putin debe hacer concesiones a Occidente y está listo para realizarlas:

    – Intercambiar la liberación de Siria por Donbass (Ucrania). Tregua, retiro efectivo de armas pesadas, diferimiento de elecciones locales en aras de lograr una solución institucional concertada. No sin realizar críticas a la OTAN por su intervención solapada en esta cuestión.
    – Acordar con la UE gas a precio conveniente para ambas partes, levantando las ventas de Gazprom, alicaídas por el bloqueo europeo.

    Con estas concesiones, Rusia espera lo siguiente:

    – Restablecer las estructuras estatales de Libia
    – Apoyar al nuevo gobierno iraquí
    – Dar ayuda multilateral al nuevo y legítimo gobierno de Siria, tras el retiro consensuado de Assad (a quien no entregará enseguida para no demostrar debilidad pero quien se avino a consensuar un gobierno de tipo federativo incluyendo proporcionales expresiones sunnitas – las más plásticas y menos religiosas como el ELS, Ejército de Liberación Sirio, de origen laico y contrario a Assad -.

    Por supuesto, ni Israel ni Arabia Saudita aprueban estas estrategias pero no pueden oponerse abiertamente. Mientras, China calla pero no desaprueba, intentando no meter los pies fuera de su territorio, celo proverbial en ellos, pero también, sentido común, asolada como se encuentra por la VII Flota que pasea por sus mares y la complicada alianza establecida entre USA, Pakistán, Arabia Saudita y otros, que la cercan por tierra. Porque Obama asumió su presidencia con la intención decidida de retirarse de Oriente Medio para concentrar sus atenciones en la única potencia de riesgo en su horizonte: China. A sabiendas de que jamás podría manejar dos situaciones bélicas en paralelo y menos, si el oponente es un gigante asiático.

    ARABIA SAUDITA: historia de una pasión norteamericana. Expansionismo religios, cultural y político sunnita:

    El Wahhabismo (S.XVIII) es una de las 4 escuelas teológicas del sunnismo, es una expresión literalista, tradicionalista, conservadora del Islam, expansiva e intransigente.
    Tras la 1ra. Guerra Mundial, el rey saudí Ibn Saud, fundador de la dinastía actual en 1932, suscribe con Roosevelt el Tratado de Quincey (1945) por el cual USA y Arabia Saudita intercambiarán petróleo y armamento bélico. Desde su teocracia medieval, ya había refundado éste, previamente, el Wahhabismo como Salafismo (salaf: 3 primeras generaciones del Islam) y con ayuda de intelectuales y ulemas importantes, más su poder militar y renta extraordinaria petrolera, expande este concepto de tradición férrea, inoculándolo a través de una obra educativa de proporciones gigantes, aprovechando el hecho de haber conservado su neutralidad y fronteras durante las 2 guerras. La idea es islamizar desde abajo, colonizar toda escuela, universidad, centro religioso, de estudios, para volver preponderante la versión interpretativa y social del wahabismo de modo de tener a disposición élites debidamente serviciales y controladas para su plan de expansión territorial.
    Hacia 1960, Egipto (Pan-arabismo socialista de Nasser) y Arabia Saudita, confrontan, y los saudíes capitalizan toda la intelectualidad y religiosidad en fuga de Egipto (país socialista ya decidido por laicismo) y así se fundan en territorio saudí, innúmeras casas de estudio, religiosas, disponiéndose estratégicamente, incluso, derroteros para visita y culto en lugares santos del país.
    Los exiliados egipcios más importantes serán los Hermanos Musulmanes (gen primario del pensamiento de Al Qaeda, Frente Al Nustra y finalmente, EL), quienes plantean la creación de un estado islámico que reúna a toda la UMMA (la comunidad islámica), pero solo una vez islamizada a la manera tradicional.
    Los países árabes los instrumentarán muchas veces para frenar modernidad y libertades, en virtud de su alta religiosidad y capacidad de movilización pues se manejan en células que se reproducen por partición, recreando con velocidad nuevas unidades de transformación religiosa. Algunos estados pensaron replicar similar sistema de influencias retardatarias del cambio, tentando a los sufíes, pero la mística árabe está en retroceso desde hace décadas, no tiene la misma efectividad de los Hermanos Musulmanes.
    En cuanto a los Hermanos, llegada la hora, siempre serán perseguidos por cada país de acogida. Y, como su utopía territorial jamás llega, se conforma un tipo de mentalidad especial, en la cual el valor religioso opera como refugio y base de la constitución subjetiva. Y ésta, será la mentalidad diferencial y prototípica de todos los grupos que fungen como antecedentes directos de EL.
    Pero ¿qué sucede hoy día en Arabia Saudita?
    Pues, que está lanzada a una ofensiva contra Yemen en contra de las milicias hutíes que depusieron al títere saudí Al-Hadi (ayudadas por Irán e Irak, que desean un proceso de inclusión de esos contingentes hutíes, aceptando la tutela étnica sunnita).
    La ofensiva es llevada a cabo por una coalición coordinada y dirigida por Arabia Saudita. Son 9 países (Arabia Saudita, Pakistán, Qatar, Bahein, Egipto, Turquía, entre otros) que no tienen más remedio que secundar al matón de su propio patio.
    Mientras que USA , que cada vez se acerca más a la alianza histórica Irak-Irán y los chiítas, enfurece a los saudíes al demorarle datos estratégicos, entregando remolonamente información satelital al comando aéreo saudí (vetando con ello objetivos al eludir informarlos).
    Porque, si ya hoy los saudíes son el obstáculo para los procesos de reconstrucción y paz en la región (son los mecenas económicos de todos los foquismos y extremismos en clara voluntad de derruir estados nacionales – Irak, Líbano, Siria, Yemen y la lista sigue), a USA no le conviene un fortalecimiento de su cada vez más complicado y extorsivo aliado histórico, ése, que hizo arrodillar a su industria de fracking. Por eso también retrasa el ingreso de las tropas de la coalición aparcadas en frontera yemení (no por humanidad, sino para evitar una clara derrota marítima saudí – cuya expertisse militar no es buena) – , derrota que complicaría gratuitamente el panorama regional y su deseo de huir de esa región endiablada para ocuparse seriamente de China.
    Los aliados de la coalición tampoco se entusiasman con la operación (especialmente Egipto y Pakistán) y claramente no desean una ocupación masiva. En el caso de Pakistán porque su composición étnica incluye chiítas y la refriega de Yemen, está orientada a destruir tal comunidad, lo que sería una pesadilla regional, si, finalmente, Arabia Saudita e Irán se enfrentan como las respectivas campeonas del Sunnismo y el Chiísmo. Hace rato que el rey Saud se piensa Cruzado del Sunnismo – para ello su dinastía trabajó culturalmente tanto, para instalarse en esa cabecera étnica – y su proceder recuerda, a cercanos y lejanos, la patología expansionista del extinto Saddam Hussein, en Irak. Y nadie quiere otro Saddam, encima, monárquico.
    Paradójicamente, Irán, que tanta mala prensa ha tenido en el mundo occidental, se presenta hoy día como el pacificador, el garante regional. Recordando a todos que desde hace 250 años no invade ningún vecino, hándicap que no puede sostener ninguno de sus pares regionales. Su política exterior es de una coherencia intachable y comienza a erigirse como verdadero consejero diplomático de sus hermanos. De hecho, convenció a Turquía (Erdogán) y Pakistán, de que no secunden el bombardeo a Yemen, sino de que se mantengan en segundo plano dentro de la coalición – para furia de los saudíes, lanzados, sin ambages, a plan de exterminio chííta -.
    Irán media con Rusia, también, y ha conseguido liberar para sí, armas rusas bloqueadas años atrás por la propia Federación (baterías antiaéreas S-300) por valor de 800 MM.
    La coherencia estratégica de Irán es tal, que no solo USA desea fervientemente su asociación, sino que muchos países sunnitas, a pesar de su conformación chiítta, están viéndola como referente sagaz por su permanente carácter negociador de acuerdos ajenos a toda intervención militar.

    ESTADO ISLAMICO (DAESH): LA REVOLUCION NEGATIVA

    Tras la invasión y ocupación de Irak (2003),la consecuente guerra sectaria en ese país (2006-2008), Al Qaeda irrumpe en Irak, por primera vez. Y de su Cisma nace Estado Islámico de Irak que deviene posteriormente EL. Pero eran necesarios para su arribo, previamente, la destrucción del Estado y Ejército Bassista, la descomposición del tejido social iraquí, la doctrina Bremer y la guerra sectaria posterior a la que hacemos referencia, llevada a cabo por un gobierno corrupto controlado desde Teherán. El caos indispensable para colarse Al Qaeda a Irak, ya independizada de la franquicia original y uniéndose con Al-Zarqaui (quien morirá en bombardeo en 2006) no sin antes ser declarado Califa, ahora con el nombre de Al-Baghdadi. Al-Bagdhadi, nacido en Faluya como Awad Ibrahim, un clérigo sunnita encarcelado por el bassismo. Cárcel / cárceles, en donde realmente se cuecen los cuadros de EL.
    Cuando las primaveras árabes aparecen en escena árabe y no árabe en 2010, deponiendo 4 tiranías al grito de KARAMA – dignidad -, y derrocando a Ben Ali, Mubarak, Ali Saleh y Gadafi, la tríada operativa que destruía posibilidades democráticas (Dictaduras/ Intervenciones Extranjeras/ Jihad) queda momentáneamente en suspenso, avasallada por el empuje democrático de esos jóvenes que la desprecian.
    Pero la traición a esas primaveras (Gramsci dice: “el fascismo es siempre resultado de una revolución fallida”) será la condición de posibilidad de un renovado jihadismo, UNA CONTRARREVOLUCION, que engullirá a esos jóvenes descontentos, muchos de ellos encarcelados, que ahora abogarán por la ideología contraria a libertaria que sostuvieran; esos jóvenes laicistas, se volverán ortodoxia religiosa y combativa, convirtiéndose en soldados del EL. Porque el panorama de la región, a excepción de la democrática y debilitada Túnez, recrudecerá en dictaduras (la siria de Al Bassad, que nunca se había ido, la Saudí, la Jordana, la Marroquí, la Argelina, etc.).
    EL es una revolución negativa, sobrepasando el concepto de contrarrevolución, porque involucra a la misma gente cuyo signo ideológico cambia, mas no el actor. Y así, desde Irak, parasita a la endurecida pero débil dictadura de Siria. Y así, EL termina manejando un territorio del tamaño de Italia. Y es más peligroso ahora porque su nuevo reformateo de 2014, trajo novedades:

    – Su carácter territorial: localizó físicamente su utopía del Dar-al-Islam (la casa para los verdaderos creyentes) y logró hacer caer las fronteras coloniales de los acuerdos Sykes-Picot de 1916, hasta su irrupción, vigentes.
    – Adquirió carácter “estatal”: tiene ejército regular jerárquico bien armado; estableció instituciones en Raqqa (Siria) y Mosul (Irak); estableció policía, tribunales, reparte alimentos y edifica viviendas, hospitales, hasta un hotel; vende petróleo a Turquía, Siria y China; se autofinancia además a través de secuestro, tráfico de arte y reliquias, trata de mujeres y drogas, fidelizando a las poblaciones lejanas a Damasco pues las tutela diligentemente.
    – Su apoyo y fuente de reclutamiento se basa en un descubrimiento brillante: explota, a través de una estética fílmica dedicada, lo que nosotros entenderíamos por superhumanidad nietscheana, estructurando el nihilismo de juventudes locales que desertaron de las primaveras árabes ferozmente reprimidas tras 2010 y el de las extranjeras que no encuentran en el mundo otra causa rebelde mejor. No se trata de que sea la radicalización del Islam sino por el contrario, de la islamización de la radicalidad que anda dando vueltas por el mundo.

    Y claramente todo esto ha sido posible por tres factores:

    – La desaparición paulatina, en batalla, de las fuerzas verdaderamente musulmanas que lo combaten;
    – Las dictaduras que sucedieron a las primaveras árabes;
    – El reingreso de las intervenciones extranjeras que disuelven la potestad de los estados nacionales a los que EL combate.

    Dije al principio que todas estas marchas y contramarchas diplomáticas, tenían que ver con una rotación de la Diplomacia del Petróleo. Rotación que dejó malheridos, en el camino:

    – al orgullo francés, hinchado por el aventurerismo de Sarkozy cuando Libia y las aspiraciones de Ministro en Guerra de Hollande, amén del papelón de su inteligencia que tiene que cambiar su prescripción de qué espiar ahora;
    – al ala dura del conservadurismo militar norteamericano y sus asociados parlamentarios y cabilderos (véase artículo de Abel sobre el candidato republicano Rubio y el Tea Party);
    – al díscolo socio saudí;
    – a parte de la diplomacia norteamericana que tiene que tejer acuerdos con asociados difíciles de juntar;
    – fundamentalmente, A LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA NORTEAMERICANOS

    A pesar de la urticaria a flor de piel que Putin le produce a Obama, éste lo sabe necesario para la pacificacíón de Medio Oriente y para su propio retiro estratégico de la zona, para abocarse a contrarrestar el peligro de China como superpotencia. Como dicen en su administración: UN PLANETA, UNA SOLA SUPERPOTENCIA.
    Lejos de las críticas de los Halcones americanos, israelíes, turcos o saudíes, la política diplomática de Obama fue exitosa. Lo que los duros entienden como debilidad o situaciones de impacto perdidas, no es otra cosa que una línea muy coherente que tuvo que salir a rehacer los desastres del Principado del Terror de George W.Bush.
    Ahora bien, volviendo a las costas del sur, y trayendo a evaluación la operación anti fracking de Arabia Saudita, que por su vocación expansionista (es claro que quiere poseer toda la península arábiga y los países limítrofes – Irak, Irán – ), cae de maduro, si recordamos el artículo de Abel sobre el republicano cubano-norteamericano Rubio, que su asociación con Singer, va mucho más allá del auspicio a su campaña y los servicios de hacer lobbie por él , en el Asunto Argentino.

    Y ahí, es cuando Vaca Muerta adquiere un valor estratégico que excede su potencial económico.
    Entonces, si la diplomacia del petróleo, está jugando con guerras, pausas, alianzas, metiéndose a su anterior esquema diplomático y a todos los recientes cuadros bushianos en el bolsillo trasero del pantalón, si USA y la Opep se aguantaron y aguantan la baja del barril, sin chistar, arbitrariamente decidida por los saudíes… ES PORQUE TIENEN OTROS PLANES EN MENTE. ES PORQUE HAY UN “MEGA-TEG” EN JUEGO.
    Y los recambios gubernamentales en Venezuela, Argentina, la crisis brasileña, revisten ahora otra dimensión. Porque se podrían abrir los grifos del patio trasero, mientras se resuelve qué hacer con Arabia Saudita, el matón del patio medio-oriental. Y también esto debe alertarnos de otra cosa.
    Y es que ESTADO ISLAMICO DEL SUR, probablemente, o existe, o está en vías de existir. Yo dudaba de su existencia, debo confesarlo.
    Lo creía más un cuento al estilo “Carlos El Chacal” (¿recuerdan a ese individuo ficcional que inventaron en los 80 ciertos organismos de inteligencia, para explicar aquello que no tenía explicación? ¿Ese timo que se blanqueó en los años 2000, finalmente?).
    Pues no. No se trata de un timo. La alerta francesa tiene su fundamento.
    Y ya sabemos quién financia esos foquismos dementes… aquél que va, también, detrás del petróleo de todos sus vecinos medio-orientales con su esquema de expansión territorial y guerra anti chiíta. Vecinos que ahora se lanzan a los brazos de Irán como mediador y de Rusia, como vector de debilitamiento de una organización delirante pero inteligentísima. Organización que Irán ha denunciado como colonizada por cierto árabe cuya filiación, en realidad, no está debidamente comprobada. Porque hay buenas fotos del mismo, junto a Cheney, cuando tenía otro nombre y otro apellido.
    Y habría que preguntarse entonces, cuál sería el objetivo de Estado Islámico del Sur, en nuestros suelos.
    Alguien dirá, con inteligencia… “Pero si el potencial de Vaca Muerta también involucra fracking, y eso lo convierte en inviable por el actual costo de extracción y venta. Tan igual como el caso de USA”.
    Yo me permito pensar que, dependiendo del presidente que tengamos los argentinos, Vaca Muerta puede no sólo terminar en manos de USA (Singer, apenas un mascarón de proa de la diplomacia del petróleo y como pago de deuda inflada; obtenerlo por canje de deuda externa, ya sería una ganga).
    Y, si por el contrario, el yacimiento fuese objeto de una venta beneficiosa (cosa que dudo, teniendo los antecedentes históricos de cuán mal tasaron nuestros bienes soberanos, históricamente, nuestros gobernantes), no dudo de que USA o quien diga detentarlo, sabrá obtener algo a precio vil, lo que fuere, una YPF en marcha como red de soporte, materia intelectual argentina para el servicio de esa industria. Lo que sea. Somos el paraíso de la gratuidad. Para dentro y para afuera.
    Pero también habría que considerar otro escenario: que tengamos que comprender que en este TEG MONSTRUO, no podremos detentar la posesión de tal reserva. Que no nos dejarán administrarla. Que, pacíficamente, quizás con una buena negociación… deberemos entregarla, si la presión diplomática atrona. Lo que me repele.
    Pero, es que somos unos enanitos en este juego de dimensión planetaria. Y a veces, hay que medirse contra la pared la estatura y aceptar, que la marca, es muy chica todavía.

    Y les dejo a continuación la lista de artículos de Le Monde Diplomatique que usé para este resumen (la teoría final, por supuesto, es mía).
    – Washington perdido en Medio Oriente, por Akram Belkaid (L.M., Mayo 2015)
    – La nueva geopolítica del Petróleo, por Ignacio Ramonet (L.M., Junio 2015)
    – La apuesta siria de Putin, por Alexei Malachenko (L.M., L.M. Noviembre 2015)
    – El fracaso de la diplomacia occidental, por Olivier Zajec (L.M. Noviembre 2015)
    – Damasco bajo bombas, por Daniel Wizemberg (L.M., Noviembre 2015)
    – Islamizar desde abajo, por Nabil Mouline (L.M., Marzo 2015)
    – El Estado Islámico y la Revolución Negativa, por Santiago Alba Rico (L.M., Julio 2015)
    – Golpear en tres continentes, por Khatchik DerGhougassian (L.M., Julio, 2015)

    • Claudiad dice:

      Hago alguna corrección a mis conclusiones porque, por cansancio tras la escritura, salieron algo confusas – no quiero malas interpretaciones – y, aunque esto creo que lo leerás nadie más que vos, Abel, valga igualmente la aclaración y espero contribuya. Saludos.

      Conclusiones:
      Yo me permito pensar que, dependiendo del presidente que tengamos los argentinos, Vaca Muerta puede no sólo terminar en manos de USA (con Singer, apenas como un mascarón de proa de la diplomacia del petróleo, amén de ser entregada como pago de deuda inflada, por canje, una ganga) o puede ser vendida a precio vil o puede negociarse su explotación, buena muñeca diplomática de por medio.
      Y si el yacimiento fuese objeto de una pretendida venta beneficiosa (cosa que dudo, teniendo los antecedentes históricos de cuán mal tasaron nuestros bienes soberanos, históricamente, nuestros gobernantes), USA o quien consiga detentarlo, sabrá obtener algo a precio vil, lo que fuere, una YPF en marcha como red de soporte, materia intelectual argentina para el servicio de esa industria. Lo que sea.
      Porque solemos comportarnos como el paraíso de la gratuidad. Para dentro y para afuera.
      Pero también habría que considerar otro escenario: que tengamos que comprender que en este TEG MONSTRUO, detentar la posesión de tal reserva nos pondrá en línea de diplomacias del garrote.
      Que, o bien, no nos dejarán administrarla, o bien deberemos llegar a un acuerdo de ese mismo orden, diplomático, sobre proporcionalidades de uso del mismo.
      Que, pacíficamente, quizás con una buena negociación… deberemos coparticipar su posesión – ya no solamente otorgar ventajosa concesión – si la presión diplomática atrona.
      Lo que me repele.
      Pero, es que somos unos enanitos en este juego de dimensión planetaria. Y a veces, hay que medirse contra la pared la estatura y aceptar, que la marca en ella, es muy chica todavía.
      En cuanto a tecnologías, padecemos, culturalmente, restricciones a pensar otra clase de magnitudes que no sean las monstruo. Para dar un ejemplo: si pensamos en tecnologías limpias, se puede pensar en una mega turbina eólica para dar electricidad, una cuya aspa deba transportarse en una camión semi, tal su tamaño o se puede pensar en parques de centenas de molinos de viento de mucha menor altura en material más económico. Como verán, el tamaño, SÍ IMPORTA. Y define tiempos, en cuánto se estará listo para obtener ese resultado que se busca.
      Pensamos en fracking (destrozo de suelos con probable impacto sísmico – esto ya ocurrió en el medio oeste norteamericano cuando con esa misma tecnología se hacían por sonda, prospecciones de gas y petróleo, impactando a comunidades cercanas sin el menor historial sísmico -) …

      CUANDO BAJO NUESTROS SALARES QUE DETENTAN LITIO LIMPIO, RESIDEN TREMENDAS CAMARAS DE PETROLEO LIQUIDO. Concesiones de Litio que hemos dado lindamente, vaya saberse a qué plazo, a australianos, japoneses, franceses, norteamericanos, entre otros, TIPOS QUE SI SABEN LO QUE HAY DEBAJO.

      Si el paradigma tecnológico no se vuelve más plástico, admitiendo otra clase de soluciones de menor impacto y costo, estaremos fritos a nivel desarrollo.

      Pero sepamos que hay una diplomacia de los recursos y que nuestra vida está gobernada por esos individuos. Nuestros deseos de desarrollo TIENEN UN TOPE. Admitirlo, es tener claro dónde se está parado.

      • No solo debemos preocuparnos por el futuro de “Vaca Muerta”, sino por el presente, y en tal sentido agradecemos a nuestra Corte Suprema, cuya intervención va a permitir conocer algo de ese misterioso contrato suscrito con la simpática sociedad de beneficencia denominada “Chevrón” y otras compañías que le han hincado los dientes durante la década (bien) ganada.

  4. […] e inconvenientes de un acuerdo sobre el Medio Oriente, impulsados por las razones descriptas en las sabias palabras del Dr. Kissinger, y en un plano más inmediato, por las urgencias de Hollande, que sabe que Francia no está en […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: