Perdona nuestras encuestas

bruja-con-bola-de-cristal

Los medios han convertido el publicar encuestas en domingo en un rito (Hay precedentes en la antigua Roma: los augures). Como sea, ya les avisé que tengo poco tiempo: este domingo tengo una reunión familiar. Así que voy a tomar una que aquí tengo a mano, la de Carlos Fara, y se las copio (Ya les había comentado que C. F. está vinculado a la campaña de Massa. Bueno, ustedes no creen que alguien encarga encuestas serias, que son caras, por pura curiosidad, no?).

Estos números, de todos modos, no se apartan mucho de lo que la mayoría de ellas está reflejando: Y muestran algo aparte de las “intenciones de voto” que se declaran por alguno de los tres primeros candidatos: las opiniones de muchos argentinos sobre la realidad, que otros compatriotas – del “otro lado” – no pueden creer. Porque “¿cómo pueden pensar tan distinto que yo?“. Y sí; que hay gente que piensa tan distinto es una lección necesaria

Seguimos sin saber si habrá o no segunda vuelta. Según nuestros números más frescos de la zona metropolitana AMBA, Massa sube un par de puntos, Macri baja 1 punto y Scioli algunas décimas. Todo dentro del margen de error, lo cual no hace aconsejable arriesgar pronósticos.

Más allá de eso, veamos cómo evolucionan algunos indicadores claves:

  • La gestión presidencial vuelve a repuntar: pasa del 50 al 55 % de aprobación entre el mes pasado y ahora.
    El nivel de optimismo personal y sobre el nivel país vuelve a subir, ubicándose entre los puntos más altos del segundo mandato de CFK.
    El interés en la política baja del 55 al 44 % entre septiembre y ahora.
    El 48 % cree que CFK deja al país con una situación muy o bastante complicada, mientras que el 49 % piensa lo contrario.
    El 55 % estima que el próximo presidente deberá efectuar un fuerte ajuste en la economía.
    El 76 % está de acuerdo con que las FF.AA. intervengan en la lucha contra el narcotráfico.
    Vuelve a subir la demanda de continuidad: pasó del 44 al 48 % en los últimos 30 días. La tendencia de cambio bajó del 55 al 52 %.
    El 69 % cree que Scioli será el próximo presidente: en septiembre pensaba así el 65 % y en agosto (pre PASO) el 62 %.
    El 59 % estima que si gana Scioli será “Scioli al gobierno, Cristina al poder”. La tendencia es muy estable desde principios de julio.
    El 54 % opina que esta vez sí habrá balotaje. En los 2 meses previos lo afirmaba el 56 %. El cambio no es significativo.
    Scioli es el candidato a presidente de los 3 principales que más optimismo genera respecto a cómo estará la situación del país si gana.
    Macri vuelve a ser el más rechazado de los 3 principales cuando se consulta “quién no le gustaría que sea el próximo presidente”.
    El 32 % señala que Scioli es el candidato que ha hecho más propuestas (lo sostenía el 33 % en septiembre), el 30 % apunta a Massa (era el 21 % un mes atrás) y el 19 % cree que es Macri (26 % 30 días atrás).

El contexto ha mejorado algo para el gobierno respecto a 30 días atrás, y luce mucho más auspicioso para Massa, aunque no todo se refleje en la intención de voto. Las perspectivas no son tan alentadoras para Macri, quien ha desmejorado en varios de los indicadores.

La atención de la sociedad sobre las campañas ha bajado, lo cual lleva a pensar que le será más difícil a los candidatos poder modificar las tendencias previas. No ha habido grandes novedades en materia estratégica, lo cual coadyuva para que veamos más un freezer que un catalizador. En ese marco, una eventual polarización entre los 2 primeros va perdiendo en las apuestas.

Con estas perspectivas será muy difícil que podamos responder a la pregunta del millón sobre si habrá o no segunda vuelta. Habrá que seguir esperando y contando hasta el último voto.

Más allá de eso, Scioli le sigue ganando a Macri en balotaje, y la recuperación de Massa hace que efectivamente le lleva una luz de ventaja al gobernador bonaerense si llegase a competir por la final del campeonato.

Pero la pregunta debe ser: si el electorado no ve que pase nada nuevo o conmovedor en las últimas 2 semanas de campaña ¿por qué habría de confiar en que eso puede suceder en las 4 semanas entre el 25 de octubre y el 22 de noviembre?

Este análisis de Fara, menos favorable a Scioli que los de otras encuestadoras, indica con bastante claridad a los que tenemos experiencia en política y en elecciones que el escenario más probable, de lejos, es una victoria de DOS en primera vuelta. Y eso es lo que leen los políticos territoriales que se adaptan más o menos abiertamente a ese escenario.

Por su parte los políticos del FpV que aspiran a conseguir o mantener cargos en el Estado, en el Ejecutivo o en el Legislativo, ya toman en cuenta los deseos del candidato presidencial.

Ahora, el punto que me parece importante destacar es uno que tanto los que miran con esperanza y los que rechazan de entrada un futuro gobierno de Scioli parecen ignorar: Ese gobierno, o cualquier otro, va a estar condicionado en lo que pueda hacer desde el comienzo, sobre todo al comienzo, por lo que los gobernados creen que es posible y deseable hacer. Pocos políticos argentinos tienen tan claro esto como Scioli.

19 respuestas a Perdona nuestras encuestas

  1. David (idu) dice:

    Las elecciones nacionales son, como es habitual, una interna peronista.

    Quienes no lo somos, tenemos una oferta paupérrima: Stolbizer o Del Caño.

    Algunos amigos me dicen que para contrarrestar a Scioli hay que votar a Macri.

    Inocentes criaturitas de Dios…

  2. Jose dice:

    “… así cómo nosotros perdonamos a nuestros encuestadores”

  3. Hay razonables indicios de que Scioli resultará electo en la primera vuelta, y creo que sería bueno que así sea. Porque es muy degastante para todos los militantes esta campaña.

    Mal que le pese a los amigos de la oposición pienso que también triunfaríamos en un eventual balotage, pero al costo de un abroquelamiento de la oposición antiperonista.

    De las ecuestas que se conocen surge que no está en duda la diferencia de más de 10 puntos con la segunda minoría. Mi temor radica en la posibilidad de que si el FPV supera el 40% por muy poco, al grito de “¡fraude!”, la oposición intente judicializar la cosa, o forzar el balotage como mal menor.

    • David (idu) dice:

      Con todo respeto, Político:

      “… abroquelamiento de la oposición antiperonista”.

      Creo que quisiste decir “antikirchnerista”

      Ya que Massa es peronista de Tigre, y Macri también, pero de Barrio Parque.

      • David:
        Debías haber comenzado por ser menemista, luego ya es más fácil que te incluyan en la pureza ideológica peronista. Al 75% de los menemistas reciclados como kirchneristas, no se les hacen reproches, menos en tiempos electorales en que los porotos se cuentan de a uno.

      • David (idu) dice:

        En realidad, Daio, todo el que se autotitule peronista será bien recibido por la mayoría popular.

        Sabiendo que el peronismo es la forma de gobierno de la Argentina, digamos “Democracia de Baja Intensidad” como la denominó Santiago O`Donell. Ocupando todo el arco ideológico.

        Dicho de otro modo: los tres candidatos en danza con alguna probabilidad de gobernar, haría más o menos lo mismo.

        El nuevo Macho Alfa. Solo que ahí lo veo algo flojito a Macri.

        Por supuesto que Massa no va a poner al ejército en las villas, una vez logrados algunos votos de los (pocos) que le temen a los carteles de la droga, y que por ahora no parecen mover el amperímetro.

        O bien, si la cosa se pone “brasileñamente” o “mexicanamente” mal, lo harían los tres.

        Igual ya estamos jugados…

    • Con todo respeto, David:

      Massa y Macri son tan peronistas como Ud.

      • Raúl C. dice:

        Y quizá un poquito menos.

      • David (idu) dice:

        Entonces tendríamos que descartar del peronismo también a Scioli (hijo putativo de Menem, que no lo era, ya que promovía las malditas relaciones carnales con el Demonio del Norte).

        Y por si quedaran dudas, mis amigos K provenientes del viejo Partido Comunista aseguran que los K no son peronistas, sino que se apropiaron del PJ, trauendo la Revolución Socialista del Siglo XXI.

        Con lo que tenemos que el único peronista sería Rodriguez Saa

        O sea, que el 98,5% de la oferta electoral sería no peronista.

        Interesante el enfoque…

        ¡Un politólogo ahí!

      • Para su tranquilidad, pienso votar a Scioli, pero sin extenderle un cheque en blanco.

  4. […] la encuesta que subí en el posteo anterior, hay un dato que me dejó pensando “El 76 % está de acuerdo con que las FF.AA. intervengan […]

    • PC dice:

      La pregunta es tendensiosa. Si me hubiesen hecho esta encuesta:

      -Está de acuerdo con que las FF.AA intervengan…?

      -Si

      -Cómo?

      -En la frontera, donde corresponde.

      Entro en el 76%, no entro en tu dejar pensando.

      Si la encuesta es pedida por Massa, las preguntas también son para justificar sus propuestas.

      No hay que olvidar: la estadística es la voz científica de la discriminación.

  5. guillermo dice:

    Ese gobierno, o cualquier otro, va a estar condicionado en lo que pueda hacer desde el comienzo, sobre todo al comienzo, por lo que los gobernados creen que es posible y deseable hacer…

    Indudablemente cierto en muchos países. Lo que los votantes creen posible y deseable hacer es por lo que votan. Pero en Argentina Menem subió, hizo exactamente lo opuesto de lo que dijo iba a hacer, arrastró al partido en el volte-face, y fue re-elegido.
    Si los argentinos aceptaron eso entonces, porque no lo aceptarían ahora?

    • Así es, guillermo, el General solía decir que la Política es el Arte de lo Posible.

      En cuanto a lo que va a pasar, no tenemos la bola de cristal. Mi impresión es que hoy nuestro Pueblo tiene mas en claro que cosas quiere y cuales no. No creo que tolere otra estafa. El que viva lo verá.

  6. Pablo P. dice:

    David: no es Santiago sino Guillermo O’Donnell, y no es democracia de baja intensidad sino ciudadanía de baja intensidad.

    • David (idu) dice:

      Muchas gracias Pablo P.

      Efectivamente es Guillermo O’Donnell,

      Con referencia a “ciudadanía de baja intensidad” y “democracia de baja intensidad”, se ven ambas frases según la búsqueda que se haga, y quién lo repita.

      Parece que la frase de Guillermo O’ Donell fue:

      Conceptos como democracia delegativa, ciudadanía de baja intensidad y un Estado que combina elementos democráticos y autoritarios pueden introducirse en función del
      análisis de tales fenómenos.

      Combinando “democracia delegativa” con “ciudadanía de baja intensidad”, queda la frase que puse en mi comment.

      Incluso es una terminología que fue adaptada por editorialistas de otros países y realidades complejas, por ejemplo España.

      • David (idu) dice:

        La frase textual “democracia de baja intensidad” corresponde al sociólogo de FLACSO, guatemalteco residente en Costa Rica Edelberto Torres Rivas.

    • Acudiendo a los servicios de un médium entrevistamos a Guillermo O’Donnell, quien nos hizo estos comentarios sobre la situación actual de nuestra sociedad:
      “Las democracias no sólo sufren muertes rápidas, como un terremoto. También pueden sufrir, y más insidiosamente, una muerte lenta, como una casa carcomida por las termitas. Nuestra clase política se está portando como un caso de manual para la muerte lenta. Esto es particularmente grave, ya que han quedado en pie tantos y tan poderosos reductos autoritarios. Advierto una suerte de conformismo, tanto en quienes están satisfechos con esta democracia truncada como en sus críticos, como si dieran por sentado que al menos seguiremos teniendo esta pobre democracia. Esta es una estupidez digna de María Antonieta, e ignora que no hay punto de equilibrio para esto que tenemos”. “La muerte lenta es un proceso largo en el que se produce una creciente corrosión, frente a la que nadie hace nada porque no hay episodios muy espectaculares. Pero en tres o diez años uno se despierta y se da cuenta de que esa democracia se acabó. Me la imagino como una casa con los cimientos corroídos por las termitas. Hasta anoche parecía perfecta y a la mañana siguiente un pequeño viento la derrumba”, Un día uno se despierta y se da cuenta de que las libertades políticas básicas de la democracia política han sido abolidas de hecho, no necesariamente de derecho. Empiezan a pasar cosas que son casi moleculares, el sistema legal funciona sesgadamente, los jueces miran para un solo lado, se condona la violencia sobre gente que no merece consideración, ya sea Rosa Luxembugo o algún villero. Los actores políticos y los liderazgos sociales miran para otro lado, como si fuera algo que no les atañe. Algunas asociaciones son perseguidas y reprimidas, la libertad de prensa padece un sistema de censura de hecho, se piensa que las próximas elecciones van a ser fraudulentas y ese pequeño pero importante espacio de libertades que define a la democracia política en lugar de haber sido suprimido por un alzamiento militar se fue perdiendo en un proceso más o menos largo. Pero las consecuencias no son menos perversas. Algunos trazos falseados de la democracia se pueden conservar, como las elecciones fraudulentas o una pseudo libertad de prensa.”
      Ja. No se asusten. Es parte de un reportaje efectuado en el 2001, poco antes de la renuncia del Chacho, y nadie va a comparar el 2001 con el 2015 ¿o sí?.

      • David (idu) dice:

        La perfecta calesita.

        Consuelo: es una sana diversión para los párvulos.

        Incluso algunos, se sacan la sortija.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: