Militares y narcotráfico

el patrón del mal

De la encuesta que subí en el posteo anterior, hay un dato que me dejó pensando “El 76 % está de acuerdo con que las FF.AA. intervengan en la lucha contra el narcotráfico“. Atención: no es que crea que ese porcentaje es un dato preciso y definitivo. No más que los otros que aparecen ahí, o aún en la síntesis de todas las encuestas que hacen los de El Destape.

Las encuestas no leen el futuro. Si están bien hechas, nos dan una idea de lo que los encuestados están pensando ahora. Este resultado en particular es comprensible. La sociedad argentina, en especial los que son padres, están preocupados por las adicciones. Y es natural buscar responsables en una actividad delictiva que crece, gana mucho dinero y emplea sicarios, antes que preocuparse por los que consumen. Pasar por alto, es humano, que los mercados donde el narcotráfico gana más dinero no son los barrios pobres de Rosario sino Palermo, Recoleta y Puerto Madero.

Bueno, sobre adicciones ya hablé bastante en el blog (Hola, Elsa). En este caso lo que interesa es la propuesta de Sergio Massa. Entiendo que en campaña se dice cualquier cosa para ocupar espacio (no es el único). Y tengo claro que el “cualunquismo punitivo”, como lo llamó alguien es una forma de disputarle votos a Macri. Fernández Díaz, que cada vez está más macrista, dice que “Massa promete bajar la imputabilidad a los 14 años, meter las Fuerzas Armadas en las villas, levantar 240 cárceles, repartir perpetuas para todos y todas, apretar a los docentes con el presentismo y regular la protesta social“.

Uno puede pensar que el esmerilamiento del Mauricio que hace S. M. sirve para asegurar el triunfo de DOS en la primera vuelta y acabar con esta interminable campaña. Pero no todas las propuestas de campaña son iguales. Ésta es peligrosa, como se ha demostrado en México y en Colombia, donde las bandas más sanguinarias se formaron con cuadros del Ejército.

Por eso quiero subir este texto de uno que ha estudiado el tema en profundidad, Juan Gabriel Tokatlian (Si quieren algo más breve, los remito a la monja Martha Pelloni en la mesa de Mirtha Legrand).

En la contienda electoral, bajo la noción de “seguridad ampliada” y con el fin de “declararle la guerra al narcotráfico”, Sergio Massa propuso involucrar a las fuerzas armadas en labores antidrogas. La idea no es original, lo novedoso es que ahora el Frente Renovador anuncia un plan en la materia.

La propuesta es temeraria y equívoca y parece ser producto de la impaciencia y la ignorancia. Por un lado, esa iniciativa viola la legislación existente que separa nítidamente las cuestiones de defensa externa, que corresponden a las fuerzas armadas, de las de seguridad interna que corresponden a la policía y otros cuerpos de seguridad. Por el otro, desconoce los resultados de cuantiosos casos de militarización de la “guerra contra las drogas”.

Es indudable que el problema de las drogas en la Argentina creció. Es evidente que la opinión pública identifica al narcotráfico como una fuente de inseguridad. Es usual que en época de campaña algunos candidatos recurran a la promesa de “mano dura” para lograr adhesiones que de otro modo no obtendrían. Sin embargo, es irresponsable que un líder político proponga una serie de políticas públicas que han sido, en la región y más allá de Latinoamérica, improductivas en sus objetivos y desastrosas por sus consecuencias.

Hay datos al respecto que un aspirante a la presidencia no puede omitir. Por ejemplo, y de acuerdo a informes de Naciones Unidas, se sabe que en 2001 el total de hectáreas cultivadas de amapola en Afganistán fue de 8.000 y el total de heroína producida alcanzó a 185 toneladas. En 2014, con los soldados y las bases de la OTAN esparcidas en el país y con un incremento notable de las fuerzas armadas afganas, hubo 224.000 hectáreas cultivadas y la producción llegó a 6.400 toneladas. En Colombia, el caso presuntamente exitoso por una prolongada y masiva participación de los militares en el combate antidrogas las cifras no son tan promisorias. De acuerdo a la Casa Blanca, en 2013 el área cultivada de coca fue de 85.000 hectáreas y la producción de cocaína fue de 185 toneladas; en 2014 los números respectivos fueron 122.000 y 245. En México, y a los fines de frenar al crimen organizado, se optó por elevar la participación del ejército en el combate al narcotráfico. Según el International Crisis Group, entre 2004 y 2014 se produjeron unos 85.000 asesinatos como parte de la “guerra contra las drogas”.

En estos ejemplos, como en todos los que ya se han estudiado con evidencia empírica, el papel de los militares para resolver la cuestión de las drogas ha sido un fracaso y ha resultado peligroso. La militarización de la lucha antinarcóticos ha sido fallida en cuanto a revertir el fenómeno. Pero, a su vez, se han generado graves dificultades institucionales. Más temprano que tarde sucede que: a) aumentan las violaciones de derechos humanos cometidas por las fuerzas armadas; b) se desequilibra la relación cívico-militar en desmedro de los civiles; c) se eleva la corrupción entre soldados y generales; d) se generan grupos paraestatales que se asocian a miembros de las fuerzas armadas en una degradada lucha contra el narcotráfico; e) se incrementa la desmoralización de los militares; f) se debilita la defensa del país; y g) se vulnera la capacidad de inteligencia del Estado. En breve, la propuesta de Massa es ilegal, inadecuada, inútil e inquietante“.

Anuncios

11 Responses to Militares y narcotráfico

  1. victorlustig dice:

    exacto, el ultimo parrafo resume todo

  2. Jose dice:

    Hay que hacer una separación, una cosa es el narcotráfico y otra las drogas ilegales.
    Cuando en Estados Unidos el alcohol (bebible) se transformó en ilegal, por obra de la piadosa “liga de la temperancia”, surgió la mafia. Luego, cuando se legalizó la venta de bebidas alcoholicas ¿surgió el caos?

  3. Nuestra triste experiencia nos hace rechazar terminantemente la posibilidad de ampliar el rol de las fuerzas armadas en nuestra sociedad. El último párrafo del texto, no solo en lo que hace a la inteligencia militar y que muy bien puede aplicarse a la experiencia Milani, corrobora esa oposición y explica los motivos por los cuales se levantaron voces de advertencia en su momento, las que fueron ignoradas por el gobierno, y nos dan la idea de que las críticas oficialistas al plan de Massa, pueden muy bien responder a otros intereses.

  4. Villerito dice:

    Temible , se da lugar a una nueva guerra contra la “subversión “, un nuevo enemigo interno , refugiados económicos , migraciones, tráfico humano . Mis hermanos y hermanas cruzando de Tigre a Carmelo .

  5. Villerito dice:

    Leamos para más, a Nilda Garre en página 12 hoy

  6. Abel. Esas políticas, implementadas en diferentes etapas y escalas desde hace más de dos décadas, han sido exitosas. Tan sólo se trata de saber quiénes se han beneficiado con ellas y ver sus resultados económicos y financieros (como sector) en la economía mundial. No es casual que la UE a incorporado las actividades ilícitas a sus mediciones de PBI.
    Éste no ha sido más que un sistemático plan con resultados visibles y palpables: altísimos, pornográficos!, niveles de violencia en todo Centroamérica, México y muchas regiones de Colombia (no todas). Riesgo de que en algún momento, producto de su debilidad institucional, también Brasil adopte políticas de este tipo (o profundice las que está desarrollando)…
    Sugieran sus propios escenarios, sumen, resten, y ya.

  7. ram dice:

    Bueno, a partir de la genial idea del genio de nordelta, mister tajaí, es ridículo pensar que el tipo habla en serio; por más que alguien quiera ponerle una pizca de buena voluntad, el tipo no tiene idea de lo que propone…. sólo basta ver el aviso, el avión con el que se supone va a liderar la “guerra a las villas” es un Shukloi Su-27 (ó 30 ó 35, se ven similares) – que además de rusos son caros y completamente inadecuados para atacar villas “infectadas de narcos” y de gentes, montones de gentes que no lo son.
    No se puede y porbablemente no se deba tomar en serio, una pésima y disparatada propuesta de un oportunista de mala fe, además de confirmador del teorema de baglini.
    Un aviso más y va a proponer submarinos nucleares y una ley para “derribar” barcazas narcos o areneras, se’gual….

    • Joselo dice:

      Lo que pasa es que este gobierno desarmo las FFAA en una actitud total de revanchismo estupido……claro q los milicos fueron turros…pero por esa generacion vas a dejar al pais desarmado????no tenemos municion ni para un dia, los barcos se hunden solos……un estado que se precie de ser serio tiene FFAA equipadas, adiestradas y subordinadas al poder politico..es decir un pais en serio………que van a decir???que no tenemos hipotesis????y si no hay hipotesis..porque nuestros vecinos se arman?????o ellos son muy estúpidos y nosotros muy vivos o viceversa…..muestra un Shukloi Su-27..porque ya ni Fuerza aerea tenemos…….una verguenza……..cristi y la nilda..lo hicieron..y ahora el inutil de Rossi

  8. Daniel E. Arias dice:

    No conozco a Joselo, pero creo que mezcla manzanas con rulemanes. Que no ha sido correcto dejar a las FFAA en estado de incapacidad técnica, OK. Que se está revirtiendo esa política de un modo inteligente a través de INVAP, FAdeA, CITEDEF y tal vez FM, es innegable, incluso para alguien aparentemente desinformado como Joselo. Que habría que ponerle más pata a ese proceso de “rearme nacional”, sin duda, porque fierro que fabriquemos y salga bueno, es exportable. Lo que está sucediendo, no con la escala ni la velocidad suficiente, estoy de acuerdo, es algo que no sucedía desde los ’70: se vuelve a tratar de tener “compre nacional” en armamento sofisticado.

    Idea por cierto muy superior al despilfarro a tontas y a locas que hacen nuestros vecinos transandinos cuando se gastan 4600 palos verdes anuales en chiches caros -cazas yanquis F16, destructores ingleses tipo 45- que no saben fabricar, y que se volverán inviables cuando se dejen de producir afuera y empiece a faltarles repuestería.

    ¿Pero qué corno tiene que ver todo eso con la estúpida y loca idea de meter a los milicos en otra guerra interior? Hay una desproporción brutal de plata entre “los buenos” (supuestamente, las FFAA) y “los malos” (sin duda, los narcos).

    ¿Pero vos pensás que los narcos son una hipótesis de conflicto? En este tipo de guerras, los malos se compran a los buenos en minutos. Tienen demasiada guita.

    Joselo, el peor y más violento cartel de México son “Los Z”, y está dirigido por ex-generales del Ejército Mexicano. Y “la guerra contra el narco” desatada allí desde 2006, con 85.000 muertos y contando, la están ganando los narcos por goleada. Y si querés charlar de Colombia, tenemos para rato. En Brasil, para más datos, la militarización de las favelas sencillamente no está funcionando.

    El país de Mafalda, con los pibes jugando en las plazas, tal vez resucite con 50 años de esfuerzo educativo y crecimiento industrial. No ametrallando villeros y después mostrándole los cadáveres a la TV mientras algún imbécil dice: “Eran narcos”.

    Por si te interesa, la superficie sembrada de amapola y las exportaciones de opio de Aghanistán se multiplicaron por diez… DURANTE LA OCUPACIÓN DE LAS FFAA YANQUIS. Los narcos pueden comprarse milicos mucho más caros y equipados que los sudacas, como ves.

    Pero justamente porque creo que las FFAA son necesarias en cualquier democracia para defenderla de coacciones o agresiones externas, prefiero preservar a la nuestras lo más lejos posible de asuntos narcos.

    A nuestros soldados los quiero en sus cuarteles. o custodiando activos valiosos (represas, centrales nucleares) o en las fronteras, no en las calles. Salvo en caso de desastres naturales. Punto.

    • guillermo dice:

      – De acuerdo que es mala idea que el Ejercito esté a cargo de controles que no son específicos a su función. Pero entonces hay que enfrentar el problema de fuerzas policiales corruptas, y como se las limpia. Que solo puede venir de una acción fuerte del gobierno.Supongo que las provincias fronterizas del NE y NO son cruciales a esto. Todas tienen gobernadores peronistas, con un gobierno nacional y sucesor idem. No se oye mucho sobre el tema por parte de Scioli, pero por ahi estoy desconectado de la información.

      Amapola en Afghanistan: es un pais acéfalo en gran parte de su territorio desde los 1990s, con war lords varios, Talibanes, etc, en control de la gran parte del país rural, y el gobierno/los americanos en las ciudades grandes y regiones vecinas. La explosión del cultivo de amapola ha sido justamente en las areas en que los americanos o el gobierno tienen poco o nada de control. Se que es dificil de creer, pero los americanos no son culpables de absolutamente todos los desastres del mundo. Ya basta con los que realmente son su culpa.

  9. Villerito dice:

    Una nota al pie para Joselo . No hay que leer Wikileaks ( aunque Wikileaks lo confirma) para saber porqué nuestros vecinos se arman . La embajada de USA hace lobby permanente en cada país para que les compren y en cada país generan el ” cuco” del vecino que se está armando para continuar fomentando sus ventas y fortalecer las suspicacias . Si el ejército de San Martin pudo cruzar los Andes para ayudar a la Capitanía de Chile, y hoy tenemos misiones conjuntas como Cruz del Sur o la MINUSTAH , no creo que necesitemos competir furiosamente y menos abrigar hipótesis de conflicto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: