Las encuestas, los árboles y el bosque

enc2

 

Esta encuesta de CEOP no tiene nada de especial. La elegí porque los resultados en “Imagen positiva/negativa” coinciden, aproximadamente, con los que percibimos desde las redes sociales en #BASAT, pero eso irá en otro posteo. El dato fundamental en este caso es justamente que la encuesta no es especial. Sus resultados en lo que hace a intención de voto no son diferentes – si uno toma en cuenta la imprecisión inevitable de todas – de los que informan las otras 12 consultoras que aquí reúne el colega bloguero J.R.Sentis.

Y no creo que sean los definitivos. Faltan 23 días para la elección, y mi expectativa es que a medida que el electorado piense en elegir al Presidente y no se preocupe tanto en expresar su opinión, sus gustos y disgustos, los números de los dos primeros empezarán a subir. Es posible, claro, que esté equivocado y que la polarización no se produzca. Pero lo que estoy seguro es que estos números van a variar.

Mi intención es resaltar que esos números de “intención de voto” para los tres primeros candidatos (los pronósticos para los otros son mucho más inciertos, por la sencilla razón que es un universo más pequeño) – números que se mantienen con poca variación desde fines del año pasado, y – con esa imprecisión inevitable de las encuestas – congelados desde las P.A.S.O. del 9/8 – nos están diciendo algo importante sobre los humores políticos actuales de la sociedad argentina.

Y, como las sociedades no cambian tan rápido, de aquellos que enfrentará el próximo gobierno, dentro de dos meses. Las “lunas de miel” políticas en Argentina son cortas.

Por eso en el título menciono los árboles y el bosque. Estas encuestas, y las generalidades que voy a decir ahora, no son válidas para cada elección concreta, en cada provincia, en cada municipio. Ahí, si uno quiere hacer política, debe conocer su geografía física y social. Y el resultado de la elección nacional es la suma de todas ellas. Pero… no podemos pasar por alto esos números de arriba, que reflejan los “me gusta“, “lo tolero“, “no lo aguanto” que declaran los distintos sectores que forman el conjunto de los argentinos.

Lo primero que marco es algo muy poco original: las definiciones políticas en nuestra sociedad más permanentes y consistentes a lo largo del tiempo son el peronismo y el anti peronismo. No digo “las identidades”, eh: ahí estoy de acuerdo con Eduardo Fidanza y otros que afirman que – salvo entre los militantes – se han ido desvaneciendo a lo largo de las décadas. Pero no importa: el caudal de votos nacional del peronismo nunca ha bajado en 32 años – en circunstancias muy diversas, en la oposición o en el gobierno, con Luder, Menem, Duhalde, Kirchner, Cristina, del 35 %. Y las expresiones políticas que se definen por su rechazo a la versión vigente en ese momento del peronismo – tradicionalmente el radicalismo, pero a partir de mediados de los ’90 empieza a ser reemplazado por otras – nunca han bajado del 30 %.

Esto que digo puede comprobarse fácilmente con las estadísticas electorales si uno no se limita a las etiquetas circunstanciales y examina las campañas y las actitudes de las diversas fuerzas, incluyendo los partidos provinciales. Tampoco hay que confundirse con la distinción entre “kirchnerismo” y “peronismo tradicional”. Tiene vigencia en la militancia, y ha sido promovida en la conciencia colectiva por los medios a partir que Néstor Kirchner empezó a forjar su alianza con el progresismo y con los sectores de origen peronista que por rechazo a Menem se fueron con el Frepaso en los ´90. Pero no tiene sentido en la experiencia popular: los votantes peronistas de Formosa, de Tucumán, de Buenos Aires, cuyos peronismos gobernantes son tan diferentes entre sí como lo son esas provincias, votan al mismo candidato peronista en las elecciones nacionales. Y apoyan su gestión.

San Luis, tal vez Córdoba, son las excepciones… hasta cierto punto. Y eso nos lleva al dato más interesante que nos dan los números que puse al comienzo del posteo: ese aproximado 20 % de intención de voto para UNA. De la que la mayoría de sus votantes no son cordobeses. Hay que considerar que deja bien atrás a los progresistas que rechazan al peronismo y al rejuvenecido troskismo.

Atención: esta persistencia no indica nada sobre su supervivencia – muy dudosa – después del 25 de este mes. Pero eso no es lo relevante. Como tampoco importa, para lo que me interesa señalar, si el PRO o su alianza con el radicalismo sobreviven a una derrota de Mauricio Macri (aún más dudoso). Pero el rechazo/la desconfianza al peronismo encontrarán otras vías para expresarse.

Lo que creo que indica la irrupción del Frente Renovador y la persistencia de UNA en las encuestas – después que la “burbuja” inicial de Massa se pinchara y de las distintas olas de deserciones de dirigentes que sufre – es que hay un voto significativo que no rechaza al peronismo como cultura política, que sí rechaza a Mauricio Macri y a un partido cuya dirigencia es porteña de Barrio Parque, Recoleta y Palermo (eso ya lo había señalado en el blog), y que también rechaza la experiencia kirchnerista, por lo menos en la etapa de CFK.

No me parece adecuado hablar del “peronismo tradicional”. Su referente actual viene de la Ucedé, pasando por el kirchnerismo. Sobre todo, como dije antes, la categoría de “peronismo tradicional” tiene sentido (algo) solamente en la militancia (Y aún ahí, dudo que haya muchos “peronistas tradicionales” menores de 60 años).

Esto no quiere decir que – como hacen algunos con aparente ingenuidad – puedan sumarse los votos de UNA y del FpV en una categoría “peronista”. Los proyectos, las alianzas y los sistemas de poder son demasiado diferentes para que esa suma tenga sentido. En la primera vuelta o en un eventual balotaje, si Massa como aparece casi inevitable queda fuera del balotaje, esos votos migrarán algunos a Scioli y otros a Macri (Varias encuestas, y nuestras propias evaluaciones, indican que los primeros serán mayoría. Pero no la totalidad).

La incógnita es lo que sucederá con ese espacio político, como tal, con una envergadura suficiente para ser el fiel de la balanza en elecciones futuras. ¿Será incorporado en el “pan peronismo” que aspira a reunir Daniel Scioli? ¿O servirá de base para un proyecto político diferenciado?

Anuncios

13 respuestas a Las encuestas, los árboles y el bosque

  1. Raúl C. dice:

    A ese espacio no se lo puede llamar ‘peronismo tradicional’. ¿No podría llamárselo ‘conservadorismo popular’?

    • Abel B. dice:

      Lo pensé, porque como dije en el post no son “peronistas tradicionales” ni la mayor parte de los votantes de Massa ni buena parte de los de DLS (el “per. trad.” no era cordobés).

      Pero “conservadorismo popular” tampoco define ese espacio. Hay MUCHO de eso en el FpV (aunque no escriba en Página 12)

      • Raúl C. dice:

        ‘Hay mucho de eso en el FpV’.

        Me parece muy cierto. Pensando rápido y sin reflexionar, podríamos decir que el ‘ambiente’ con el Papa lo demostraría.

        Otro ejemplo, este sí de peronismo tradicional en el FPV, es Guillermo Moreno.

  2. José dice:

    Lo verdaderamente interesante del “colega bloguero” de Tandil es la última columna. Quién pagó cada encuesta.

  3. Capitán Medibacha dice:

    Lo más notable en esta campaña electoral es la desaparición del radicalismo como alternativa electoral.- Desde que surgió el peronismo como fuerza mayoritaria el radicalismo siempre cumplió el rol de “esperanza blanca”, los únicos capaces de ganarle al peronismo en elecciones democráticas.- De hecho lo lograron dos veces, en 1983 y en 1999.- Es más, en 1983 entre radicales y peronistas juntaron algo así como el 95% de los votos.-

    La brutal defección del radicalismo ha dejado un enorme vacío, y por una elemental ley de la física, los vacíos tienden inmediatamente a ser llenados.- Obviamente son muchos los que quieren ocupar ese lugar y convertirse en la alternativa opositora al peronismo.- Desde ya, Macri y Massa, pero también el radicalismo aspira a recuperar su lugar y hasta al propio peronismo le encantaría generar su propia oposición (el juego Menem-Duhalde que al final también falló).-

    Los tiempos del Señor son inescrutables, pero tengo para mí que luego de perder en octubre Macri desaparece de la política argentina.- Es un amateur de la política a quien Néstor y Cristina se dedicaron con astucia a hacer crecer porque lo vieron como el mejor candidato que podían tener en contra.- El mejor para el FPV obviamente.- Tampoco me parece que Massa pueda convertirse en el líder de ese 30% de opositores que, como señala Abel, son una constante en nuestra política.- ¿Acaso pueda el radicalismo dar una nueva sorpresa y volver a resurgir? ¿Aparecerá algún Alfonsin (Raúl) que borre de un plumazo a la paupérrima dirigencia que hoy tienen los boinas blancas?

    Lo paradójico de la cuestión es que en el fondo todo continuará dependiendo del peronismo.- Si Scioli se vuelca a la derecha neoliberal en su gobierno, los radicales podrán criticarlo desde posiciones más de izquierda y se les hará más fácil.- En cambio, si D.O.S. mantiene la línea más progresista de Néstor y Cristina, la lógica indica que la batuta de la oposición continúe en el PRO o en alguna nueva alternativa neoliberal que aparezca.-

    El tiempo dirá.- Saludos

  4. Leandro dice:

    Tan dificil es escribir “peronismo de derecha”?
    ES ESO, conceptualmente hablando. TODITOS los que se fueron o ni siquiera se sumaron nunca porque el kirchnerismo “esta lleno de zurditos” estan ahi!! Es más, los que vuelven a garrochazo limpio como la monica mas reciente, lo hacen solo y exclusivamente bajo la hipotesis de que Scioli va a rajar a la campora y a todo zurdito, y va a hacer un gobierno con lugar para gente con vision de derecha, digamos peronista del tercer gobierno, peronista de lopez rega les llamo yo.
    Por mas que declaren muerto el clivaje derecha-izquierda, existe y esta ahi! El peronismo SIEMPRE tuvo ambas ramas, cuando la conduccion la toma alguien mas identificado con, o que se inclina mas hacia, una de ellas (ej, menem en los 90) los de la otra huyen, y viceversa, es asín, cada conduccion trata de hacer equilibrio manteniendolas unidas pero nunca logran retener a todos. Bueno, el kirchnerismo sumó mucha gente al peronismo (ahi estoy yo) desde la izquierda, lo cual de a poco hizo espantar a los mas intolerantes del otro lado. Cuando (si) scioli de un giro hacia la derecha, muchos de esos espantados volveran, y como contrapartida muchos del otro extremo se (nos) iremos. Es asi, siempre ha sido asi. Los que se espantan cuando se le toca el bolsillo a los pobres se van como con menem en los 90. Los que se espantan cuando se le toca el bolsillo a los de arriba se van como en el kirchnerismo. Peronistas somos todos!

    Aclaro, la faccion de “derecha” esta caracterizada por ser liberales en lo economico, conservadores en lo social, y tolerar la distribucion de la riqueza si y solo si, el bolsillo que pone la plata es el del 1% mas rico. Cualquier intento de que la plata para la redistribución salga de un rango mas amplio de ricos (ponele el 10% como tenemos ahora, que los incluye a ellos) los hace ponerse histericos, pararseles los pelos y salir corriendo. Digamos, levantan las tres banderas, siempre y cuando la guita que cuesta implementarlas no la pongan ellos. “Peronista pero no con mi guita” seria el slogan.

    • claudio Maxl dice:

      “….va a hacer un gobierno con lugar para gente con vision de derecha, digamos peronista del tercer gobierno, peronista de lopez rega les llamo yo”.
      En junio de 1975 asumió el cargo Celestino Rodrigo, y de inmediato lanzó un ajustazo que aumentó entre 50 y 180 por ciento el tipo de cambio, las tarifas de servicios públicos y el transporte, los combustibles y desató una remarcación de precios que arruinó a miles de industriales y redujo a una tercera parte el poder adquisitivo de los salarios. El segundo de Rodrigo era Ricardo Zinn, verdadero mentor del plan y luego asesor de Martínez de Hoz ya en la dictadura, posteriormente director del Banco de Italia y Río de la Plata (ligado al grupo Fiat) y presidente de Sevel, en la que aparecían vinculados la automotriz de Turín y el grupo Macri.
      http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-70532-2006-07-27.html

  5. victorlustig dice:

    Leandro
    digamos asi, somos todos peronistas

    La gran diferencia entre la rama progre aka izquierda y la rama conservadora, por nominarlas de alguna forma es que la primera, una vez que ve alguna amenaza se transforma en comisario politico, la otra, no.

    Podra ser un problema de apparatchick, quizas, pero, en general los mas desfavorecidos son de la rama derecha o por ahi, en La Matanza a pocos les importa la ley de medios, ponele, les importa mas la Universidad, que, no hizo la rama izquierda, ponele.

    Para mas datos, fijate quien aprovecha el subsidio de viajar al exterior con dolar a 9 y pico, el dolar ahorro, etc, los barrios desfavorecidos? no

    y, volviendo a un tema que siempre menciono, el Arbus, creacion de la rama progre, sale de Palermo y llega a Ezeiza, Liniers? bien gracias.

    Entonces, tu caracterizacion es falsa, podes decir que te preocupas por los pobres, pero, hay cosas que pareceria que no, digo…..

    digamos, por usurpar un lenguaje que no es mio, que la rama izquierda cree que pegandole a las papas crecen mas rapido, la derecha, empiria pura

    Te podria citar mas ejemplos, seria largo

  6. […] de la política argentina y del peronismo hoy, y responde a algunos de los comentarios que provocó mi último análisis político. La abrevio un poco para ustedes y la copio abajo. Mi comentario, muy breve, al […]

  7. […] el viernes me dejé llevar por la adicción mediática a las encuestas y subí una con la intención de voto de los candidatos, dije “Esta encuesta de CEOP no tiene nada de especial. La elegí porque los resultados en […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: