Las farmacéuticas, el capitalismo y el Estado

grafico_farmaceuticas

En estos días se desarrolló en las columnas de comentarios del blog una discusión sobre empresarios, márgenes de ganancia y regulaciones estatales. Otra vez. Por un lado la hinchada K y por el otro algún liberal económico – todavía quedan – más la hinchada cualunquista, que enarbola la efigie de José Pyme, empresario y mártir. Consideren este posteo un aporte a esa discusión.

El disparador fue una noticia en La Nación, sobre Martin Shkreli, director ejecutivo de la farmacéutica Turing, que podría ser el hombre más odiado en estos momentos en Estados Unidos.

Todo empezó cuando Turing Pharmaceuticals adquirió los derechos de Daraprim. Ese fármaco, desarrollado en los años 50, es el mejor tratamiento para una infección parasítica relativamente rara conocida como toxoplasmosis.

Personas con sistemas inmunes debilitados, como los pacientes con sida, dependen del medicamento que, hasta hace poco costaba alrededor de $ 13.50 la dosis. Pero Shkreli, el joven director ejecutivo de 32 años, anunció que iba a cobrar US$ 750 por pastilla. 5.000 % de aumento es como mucho, aún para la cultura pro empresaria yanqui, y se ha ganado el odio en las redes sociales. Es el hijito de puta del mes.

Ahora, no conviene hacer juicios generales basándose en casos extremos. Por eso busqué un informe más o menos reciente – de fines del año pasado – sobre la industria farmacéutica, preparado por la muy británica y nada zurda BBC. Lo comparto con ustedes y después acerco una noticia y alguna reflexión.

Imagine una industria que genera el margen de utilidad más alto y a la que no es extraño que multen por malas prácticas. Agregue acusaciones de colusión y sobreprecios e inevitablemente pensará en la industria bancaria.

Pero la industria en cuestión es responsable del desarrollo de medicinas que salvan vidas y alivian el sufrimiento.

Las compañías farmacéuticas han desarrollado una amplia gama de medicinas conocidas por toda la humanidad, pero han lucrado enormemente al hacerlo y no siempre bajo parámetros legítimos.

El año pasado, el gigante estadounidense Pfizer, la compañía de drogas farmacéuticas más grande del mundo por sus ingresos, alcanzó un 42% de ganancias.

En Gran Bretaña, por ejemplo, hubo un escándalo cuando el regulador de la industria predijo un aumento del margen de beneficio de las compañías de energía de 4% a 8% este año.

El año pasado, cinco farmacéuticas obtuvieron una ganancia de 20% o más: Pfizer, Hoffmann-La Roche, AbbVie, GlaxoSmithKline (GSK) y Eli Lilly.

Con algunos remedios a más de US$ 100.000 por tratamiento completo, y cuyo costo apenas alcanza una mínima fracción de ésto, no es difícil darse cuenta del porqué.

El año pasado, cien destacados oncólogos de todo el mundo escribieron una carta abierta para disminuir el precio de los medicamentos contra el cáncer.

Brian Druker, director del Instituto Knight y uno de los firmantes, pregunta: “Si ganas US$ 3.000 millones al año con (la droga para el cáncer) Gleevec, ¿no podrías ganar US$ 2.000 millones? ¿Cuándo se cruza la línea de ganancias excesivas?”

Y no pasa sólo con estas drogas. Entre abril y junio pasado, la firma Gilead vendió US$ 3.500 millones por Sovaldi, una nueva medicina contra la hepatitis C.

Las farmacéuticas justifican sus altos precios argumentando que sus costos en investigación y desarrollo (I&D) son altísimos. En promedio, sólo tres de diez drogas lanzadas al mercado son rentables, y una de ellas se convierte en éxito de ventas. Muchas otras ni siquiera salen al mercado.

Pero las farmacéuticas gastan mucho más en el mercadeo de sus remedios -en algunos casos, incluso el doble- que en desarrollarlos. Además, el margen de utilidad ya toma en cuenta los costos de I&D.

La industria argumenta que el valor de las medicinas también debe ser considerado. “Las drogas ahorran dinero a largo plazo”, dice Stephen Whitehead, director ejecutivo de la Asociación de Industrias Farmacéuticas Británicas.

“Ejemplo: la hepatitis C, un virus que requiere trasplante de hígado”, explica. “Con un tratamiento a unos US$ 55.500 por 12 semanas, 90% de los pacientes están curados, nunca necesitaron cirugía y pueden seguir sosteniendo a sus familias. Es un ahorro gigantesco”.

Poder cobrar un precio alto no necesariamente significa deber hacerlo, especialmente cuando tiene que ver con la salud, dicen los críticos. A los accionistas de las grandes farmacéuticas no les preocupa demasiado ese argumento.

Las grandes farmacéuticas también dicen que cuentan con tiempo limitado para generar utilidades. Las patentes generalmente son otorgadas por 20 años, pero entre 10 y 12 de ellos se gastan en desarrollar la droga a costos de entre US$ 1.500 millones y US$ 2.500 millones.

Esto deja entre ocho y diez años para hacer dinero antes de que la fórmula pueda ser utilizada por compañías de medicinas genéricas, que las venden por una fracción del precio.

Un éxito de ventas puede recuperar en unos meses los costos de desarrollo.

Cuando se termina la exclusividad, las ventas caen un 90%. “A diferencia de otros sectores, la lealtad a una marca se esfuma cuando la patente expira”, explica Joshya Owide, director del área de salud de GlobalData.

El gobierno británico podría ahorrar más de US$ 1.500 millones anuales si sus doctores recetaran genéricos, según un estudio.

Por eso las firmas farmacéuticas hacen esfuerzos extraordinarios para extender la duración de sus patentes, con “pisos completos de abogados” dedicados a este propósito, cuenta un ejecutivo de la industria. Para una medicina que provee US$ 3.000 millones trimestrales, incluso un mes extra vale la inversión.

Algunas compañías, incluida la británica GSK, han sido acusadas de tácticas menos honestas, como pagar a los genéricos para que atrasen sus lanzamientos. Como la pérdida en ventas de una farmacéutica es mucho mayor a las ganancias de los genéricos, puede ser un buen arreglo para ambas partes.

Pero las farmacéuticas han sido acusadas de cosas mucho peores… y lo han admitido. Hasta hace poco, pagar comisiones a los doctores por prescribir sus remedios era algo aceptado y común para las grandes farmacéuticas, pese a que la práctica no es bien vista e incluso es ilegal en muchos lugares.

GSK fue multada por soborno en US$ 490 millones en China en septiembre y ha sido acusada de prácticas similares en Polonia y Medio Oriente.

Las reglas respecto de regalos, becas educativas y auspicio de charlas, por ejemplo, son menos claras, pero representan prácticas comunes en EE.UU.

Un estudio reciente mostró que los doctores que recibían pagos de compañías farmacéuticas eran dos veces más proclives a recetar sus drogas. Y esto puede ser una de las causas del gasto excesivo de los gobiernos en remedios. Un estudio reciente de Prescribing Analytics sugiere que el Servicio Nacional de Salud británico podría ahorrar hasta US$ 1.585 millones anuales si los doctores recetaran la versión genérica de ciertas medicinas.

También se acusa a las farmacéuticas de complicidad con las farmacias para cobrar más por sus remedios y publicar datos que destacan más lo positivo que lo negativo. Y se les ha encontrado culpables de etiquetar mal y promover erróneamente varios medicamentos, con multas millonarias como resultado.

Parece que las recompensas son tan grandes, que las farmacéuticas siguen empujando los límites de la legalidad.

No sorprende que la Organización Mundial de la Salud hable del “conflicto intrínseco” entre las metas empresariales legítimas de las farmacéuticas y las necesidades médicas y sociales del público“.  (completo aquí)

Creo que, más allá de la indignación moral, los términos del problema están claros. Los laboratorios de las grandes farmacéuticas producen drogas valiosas – además de muchas variaciones que sólo sirven para aumentar los gastos médicos. Y cada “consumidor” sabe que el precio de no conseguir la droga que necesita puede ser infinito: su vida.

Como en el negocio de las otras drogas, las ilegales, hay demasiado dinero en juego. La ética de muchos médicos no se ha probado inmune (como tampoco la de muchos reguladores estatales, si vamos al caso).

Algún Estado – aún con pocos recursos – como Cuba, ha conseguido hacer una industria médica interesante, y exportar con beneficios. Pero su producción, y su investigación, es una fracción mínima de la de un gran laboratorio. Ningún sistema de salud, en el mundo, puede apoyarse en un solo proveedor, más allá de sus simpatías o antipatías ideológicas.

Por eso me parece un camino correcto el que apunta esta noticia:

12 de setiembre 2015. Los ministros de Salud de Unasur acordaron la creación de un comité internacional para negociar de manera conjunta los precios que los Estados pagan a los grandes laboratorios por medicamentos de alto costo y garantizar, así, el acceso de la población a los tratamientos. El ministro de Salud argentino, Daniel Gollan, calificó la decisión de “histórica”. “Veníamos trabajando en la resolución, con los equipos de los distintos países, desde hace dos meses y medio, y además con una coincidencia del 100 por ciento entre los equipos de la región. Eso es algo llamativo, porque estamos hablando de distintas políticas, y sin embargo la coincidencia en esto es absoluta porque el problema es muy grave para todos. Hemos decidido actuar fuertemente con unidad de acción histórica. Nunca antes se había dado en reuniones del Consejo Unasur tanta unanimidad y ejecutividad”.

Anuncios

38 Responses to Las farmacéuticas, el capitalismo y el Estado

  1. victorlustig dice:

    Estimado Abel

    Como en toda nota del otro lado del Ecuador, y me extraña que no fuera mencionado en UNASUR hay dos experiencias que son importantes en esto de lo que recuerdo

    a) Brasil y los genericos, eso fue una amenaza, que, aparentemente termino con silencio
    b) India idem https://en.wikipedia.org/wiki/Pharmaceutical_industry_in_India

    menos aun que no mencione TRIPS

    https://en.wikipedia.org/wiki/TRIPS_Agreement

    de todas formas, en la industria, en algun lado encontrare un reporte de eso, temen, y mucho, que el ritmo de innovacion este agotandose, muchos consideran a la industria como madura, con todo lo que ello conlleva en cuanto a capitalizacion, etc etc. sin contar China

    No vamos a entrar aca en los pagos a nuestros medicos, del negocio infinito de los visitadores medicos, de las experiencias de testing de medicamentos, de la “etica” medica con respecto a los tests y la corpo medica, que, riase de la politica y lo que era la militar.

    PS: Espero nome haya incluido en la categoria de cualunquismo, pero, me parece que fuera del ambito PYME hay un desconocimiento atroz de las cosas, y, las conozco yo , que nunca tuve una, es raro

    PS2 Jose PYME no es un heroe, ni aca ni en Italia ni el mito del eterno renacer yanqui, que, empieza con una PYME, muchas veces es, y conozco algunos, tipos que tienen una empresita y viven con lo que se llama suelvendos, una sueldo asignado y los dividendos, que, estos ultimos le alcanzan a completar el ingreso, con 10 tipos pongale, hay otros que dicen, para yo viva bien tengo que pagar poco, hay de todo vea

  2. Mariano T. dice:

    Off topic, pero habla sobre la importancia de la acción estatal.
    http://www.bcr.com.ar/Pages/Publicaciones/infoboletinsemanal.aspx?IdArticulo=1421

  3. Mariano T. dice:

    Se me ocurre que hay medicamentos en los cuales ya hay un previo tratamiento que funciona razonablemente la cosa no es tan truculenta.
    Lo que se podría negociar es una protección de patente 5 años mas larga, a cambio de precios bastante menores. Digamos una amortización mas prolongada, en los casos en que el Estado este interesado.
    Los genéricos en patentes vencidas son una solución que funciona en general bien, no deben ser tantos los casos en que el nuevo medicamento es taaaanto mejor que el anterior en temas de vida o muerte.No va a costar tanto esperasr unos añitos para usarlo.
    Eso las farmacéuticas lo contrarrestan con todo el aparato de visitadores médicos, que convencen al profesional que es un homicida si no usa la última droga que salió.

    • guido dice:

      ¿Cuántos años dura una patente?

    • casiopea dice:

      Algo para agregar. Mucho de lo que se gasta en marketing no es solamente en convencer a médicos sino en pasar por arriba de los médicos para convencer al paciente de que la droga nueva (más cara) es mejor, aunque eso no es necesariamente cierto en todos los casos. Hay montones de drogas nuevas para la úlcera, por ejemplo, pero para la gran mayoría de los pacientes alcanza con drogas de primera o segunda generación que son más baratas. Se gastan millones innecesariamente porque el paciente insiste en que quiere la “pastillita violeta” que la farmacéutica promociona. Es raro ver una publicidad de aspirina ¿no? Como en todo, cuando no es cuestión de vida o muerte hay que educar al consumidor, reforzar la ética médica con “firewalls” dentro de lo posible, y asegurarse que los grandes compradores, los seguros y el estado, no paguen de más y negocien buenos precios. Tanto el estado como los seguros son vulnerables a la corrupción. No solamente los médicos.
      Respecto de las drogas nuevas, tomando el sistema como es y valorando sus enormes avances (no veo que el sistema chino o el ruso hayan generado tantas curas como el sistema de EEEUU), lo que hay que promover es la competencia entre distintas farmacéuticas. La mayor función del estado, además de hacer valer su peso como comprador, es controlar la limpieza del mercado, y no creo que en EEUU estén haciendo un trabajo perfecto. La droga de la hepatitis C empezó con un laboratorio más chico, que luego fue “fagocitado” por Gilead, cuya droga no era tan buena entonces recurrió al viejo truco de comprar la competencia. Por suerte, ahora está surgiendo la competencia de Sovaldi y parece que los resultados son comparables. Es la mejor receta para que baje el precio, pero en el camino se cura mucha gente y no hay que perder de vista eso.
      Mientras sigan trayendo tanta innovación, creo que la cuenta cierra al final (considerando lo que se deja de gastar en transplantes, cirrosis, internaciones, complicaciones, etc.). Pero si dejan de innovar, como señala Víctor, habrá que repensar las cosas.

      • Lo que dice Casiopea es exacto y la industria farmacéutica gasta millonadas en tratar de convencer a los pacientes con la fórmula “pregúntele a su doctor si (aquí el nombre) es para usted”. No hay medio que no usen para su publicidad: periódicos, revistas, Internet, televisión, you name it. Y hace poco comenzaron a hacerlo con las drogas para hepatitis C más caras que, efectivamente, enfermos en estadíos iniciales no necesitan porque se benefician igualmente con medicamentos que ya están en el mercado y cuestan menos.
        Eddie

  4. guido dice:

    Me parece que con esta industria estamos en un lugar similar al que estamos con respecto a los agronegocios. Por un lado, son actividades que hay que manejar con cuidado y racionalidad por cuestiones ambientales, alimentarias, etc. Pero por otro lado son cosas que producimos, y bien y mucho, lo que no pone en un lugar bastante diferente frente a ellas que otros países emergentes y/o pobres.

    En ese sentido, la iniciativa del Mercosur, así como otras (fabricación de genéricos por el estado, etc.) están muy bien. Pero yo no perdería de vista que un objetivo razonable y beneficioso para nuestro país es dominar el mercado sudamericano de medicamentos, lo que supone asociación con las empresas que producen en el país, nacionales y multis.

    • Silenoz dice:

      Ja…

      Precisamente, meter mano en una industria con un grado de dinamismo (muy) importante, con valor agregado y, hasta donde tengo entendido, con un grado de competencia importante en nuestro país

  5. David (idu) dice:

    Lo mío será (casi, porque vos lo mencionaste) totalmente off topic.

    Empecemos por una descripción de “cualunquismo” que googleé por ahí:

    —————————
    El cualunquismo es el elogio del hombre común que trabaja, tiene familia, defiende la propiedad privada, que en épocas de violencia considera la posibilidad de la pena de muerte, ama el deporte, el aire libre, el sol, la ley, el orden y la eficacia policial.

    Esta corriente de pensamiento nació en Italia hacia 1945 y tuvo su expresión en la revista L’uomo qualunque. Pero no piensen que es cosa del pasado. Para algunos que intentan dirigir el cotarro (ambiente de confusión – nota de yo) está más de actualidad que nunca.

    El hombre común es el hombre sencillo, el del fútbol, la bandera, la familia, al que le pasa la vida por delante casi sin darse cuenta. El hombre que vota casi sin darse cuenta.

    A ese hombre común hacen sus apuestas las élites económicas y políticas. Contra ese hombre común lanzan su mayor arma: el miedo. Ese hombre común que todos somos en algún momento y que los poderosos de verdad, no los políticos, quieren que seamos todo el tiempo.
    ———————————

    Dado que vos, amigo Abel decís: “… más la hinchada cualunquista, que enarbola la efigie de José Pyme, empresario y mártir”

    Me pongo el sayo, obviamente como “José Pyme, empresario y mártir”.

    Para caber por completo en tu definición, noto que me falta:

    – “El fútbol”

    – “La bandera” (“Imagine there is no countries”, le espeta Shakira en la cara al Papa… ¡Ja!

    – “La pena de muerte”

    – “El orden” (como todo obsesivo, amo el orden, pero no el que su sugiere aquí, que es político, o sea sujeto a interpretaciones que nos pueden llevar a las peores dictaduras
    .
    – “El miedo” (A esta altura del partido…)

    – “Vota sin darse cuenta”

    – “Elites económicas y políticas”

    – “La eficacia policial” (¡Horror!)

    – Pasar la vida por delante sin darse cuenta (¿y mis trencitos?)

    O sea, pareciera que no soy demasiado cualunquista (apenas hombre que trabaja, tiene familia y anda en bici… ), y entonces solo me quedaría lo de “José Pyme, empresario y mártir”.

    “Mártir”: Efectivamente: soy un sufridor inexorable: el Banco (¿se me caerá el acuerdo de sobregiro?, los colaboradores (¿me miró torcido? ¿Se querrá ir a una gran empresa?), los clientes ¿Me seguirán teniendo como proveedor? ¿Soy el mejor en lo mío?, la AFIP (¿Me mandarán otra fiscalización electrónica…), la conectividad (¿Se me cayó Arnet?), mis proveedores (¿me seguirán rompiendo el toor con los aumentos de precios en dólares “oficiales y únicos”…

    Puro sufrimiento vea. Más mi ascendencia de madre judía (“mejor me mato y listo”)

    Terapia de por vida (se me va “casi” toda la plusvalía, vea).

    Saludos.

    • David (idu) dice:

      Errata:

      donde dice:

      “Imagine there is no countries”

      Deberá leerse:

      “and no religion too”

    • Pídale a su terapeuta que lo ayude a superar su aversión fóbica al peronismo. Se va a sentir mucho mejor. De buena onda se lo digo.

      • David (idu) dice:

        Gracias, Político.

        Lo tendré presente.

        Y eso tendría un efecto de sanación: me parecería a la mayoría de mis connacionales, y compartir creencias siempre es bueno.

        Ya Freud decía que los creyentes son más felices.

        Saludos.

  6. Esther dice:

    Estoy escasa de tiempo; acerco un par de links:

    Enero de 2015, ley 27.113 que crea la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos, organismo que permitirá el apoyo a la producción pública de medicamentos a través de incentivos económicos, compras comunes de principios activos y articulación de la demanda, entre otras acciones.
    http://www.agepeba.org/Lectura.asp?id=16368

    Medicamentos y UNASUR, publicada hace un par de semanas:
    http://www.grupogestionpoliticas.blogspot.com.ar/2015/09/unasur-medicamentos-gollan-reflexiones.html

    Este artículo, de principios de 2009 (ojo con la fecha…), publicado en la que era la revista de la facultad de Cs. Exactas de la UNLP:
    http://revistamateriapendiente.blogspot.com.ar/2009/03/un-camino-necesario-produccion-publica.html
    me parece interesante de leer, ya que, además de ciertos datos precisos (qué pasa con las patentes, la diferencia entre medicamentos genéricos y por nombre genérico, qué son los medicamentos huérfanos, por ejemplo), cuenta un poco la historia previa, el impacto producido por la crisis del 2001 y cómo surgió la Red de Laboratorios de Producción Pública de Medicamentos, tras la sorpresa de descubrir que en todo el país había laboratorios públicos que fabricaban medicamentos, pero en forma local, sin ninguna articulación (ni conocimiento por otros laboratorios). El artículo termina con una fuerte exigencia a la responsabilidad del gobierno nacional, que, espero, haya sido escuchada en la ley sancionada este año (y otra sancionada en 2011).

    Me gusta, particularmente, la idea de alcanzar la soberanía en medicamentos.

    Abrazo,
    Esther

    • Esther dice:

      Uy, estar apurado no es buena cosa, me olvidé de esta aclaración: en el segundo enlace que dejé, la primera parte del artículo es el publicado en Página, que Abel linkeó en su post (o, sea, es redundante…); pero más abajo aparecen una reflexiones que, creo, aportan un poco más.

  7. Silenoz dice:

    ”el ritmo de innovacion este agotandose, muchos consideran a la industria como madura, con todo lo que ello con lleva en cuanto a capitalizacion, etc etc. sin contar China”

    ”se podría negociar es una protección de patente 5 años mas larga, a cambio de precios bastante menores”

    Mamita… hablando de cualunquismo….. Y heidi-economics agrego….

    Apreciad los umbrales de pensamiento:

    -la “madurez” sin contar China (¿?) seguramente estos contraen enfermedades viejas y los curan con medicamentos ya desarrollados pero que los chinos no saben que ya existen… o si saben prefieren tardar tiempo en “crearlos” ellos o… algo así

    -los “5 años” con un rigor a lo Sanz y su adlátere corredor de guanacos cuando piden dividir la PBA en 4, 11, 23 o 58 partes

    Saludetes cualunques

  8. Marcelo Foti dice:

    Hola a todos habiendo trabajado en un laboratorio farmaceútico durante casi 21 años (Bio Sidus SA) puedo decirte que acá y allá (por Europa y EEUU) impera el verso de lo que cuesta el I&D, acá hay más bien ínfima inversión en eso, allá la mayoría se sigue haciendo en la academía y despues las big pharma les compran el desarrollo o bien le pagan la licencia, así que eso es más bien un mito que una realidad. Las patentes duran 20 años (es una cuestion convencional de la OMPI) en la realidad hasta que te la dan pasan aproximadamente 3 años, asi que netos son 17. En EEUU han conseguido, que si convences a la USPTO te den 5 años más changüi.

    Slds

    Marcelo Foti

    • casiopea dice:

      Es cierto que la mayoría de las innovaciones se cocinan en el ámbito académico, pero no te olvides que cuando le venden la licencia a una farmacéutica la universidad se queda con una buena tajada. Las universidades, hospitales (públicos y privados), reciben muchos ingresos provenientes de patentes que licenciaron o vendieron, y desde ya que los usan para seguir investigando. Es así como se retroalimenta el sistema. Me ha tocado leer la letra fina de algunos de esos contratos y no se puede creer la complejidad, pero es básicamente un sistema de reparto proporcional. No lo digo para justificar la bonificación de mil palos a un ejecutivo, te aclaro, pero eso es otro tema que se ve en todo el espectro del sistema empresario capitalista actual (peores son los bancos).

  9. victorlustig dice:

    ay Sile, cuantas veces te dije actualiza la bibliografia, cuando una industria tarda cada vez mas para introducir un producto nuevo al mercado, y, encima es marginal muchas veces el impacto, sumale a eso que las patentes se vencen con lo cual pasa a dominio publico, como la definis?

    a ver

    http://www.investopedia.com/articles/06/drugmarket.asp, esto quizas te ayude en lenguaje lay man

    http://www.rolandberger.com/press_releases/Pharmaceutical_industry_in_a_strategic_crisis.html

    http://www.strategyand.pwc.com/media/file/Strategyand_Pharma-Emerging-Markets-2.0.pdf

    lee un rato, no hace mal, capaz que podes actualizarte un poco

    de paso, China es famosa por copiar todo lo que puede sin darle bola a las patentes, y vender medicamentos, reales o truchos, a todo el mundo, las patentes? bien gracias discutile, como por ejemplo los rusos que no quieren venderles determinadas tecnologias militares para que no se las copien sin permiso (y pago)

    de nuevo, actualizate un poco

    PS: sabes, el haber sido victima hace que tenga mucho pero mucho tiempo libre para leer, capaz que vos no, te ayudo a actualizarte si queres

    PS2 y, busca sobre la India, los genericos, etc

    PS3 TRIPS, por eso patentes y por eso se cae Doha

    • Silenoz dice:

      Ja ja…

      El problema que tenés con tus lecturas es que crees siegamente si lo dice “…….” complete según que medio lo diga y sobre todo si lo dice un privado….

      Y si acá dicen que pasa en la India comparado con Malasia

      Por otro lado aportando lo que bien dice arriba Marcelo Foti, los que hunden la guita como siempre ¿quienes son? por ej. en el gran país del norte: National Institutes of Health. (“$30 billion a year”)

      Es más, hasta se sugiere gastar el doble o el triple reemplazando the patent supported research

      Aprovechando que por “haber sido victima hace que tenga mucho pero mucho tiempo libre para leer” ya que ‘sta leelo….

      Ahhh ya que tenés tanto tiempo libre (pero para pensar además de leer) probame de una buena vez las cosas que te pedí que pruebes, si querés te las recuerdo.

      Saludetes más cualunques entuavía ja ja…

      • victorlustig dice:

        ay Silenoz

        partamos de una base, esta probado en economias agrarias que hacer debasing, o sea, el incremento de la impresion de monedas con menor contenido de metal noble, genera inflacion, Diocleciano mediante, Felipe II de francias y algunos mas, sino crees en eso, volve a los libros de historia, Diocleciano fue uno de os primeros que puso los precios maximos
        Los chinos le dieron a la maquinita de papel, asi fue.
        En economias modernas (y, la nuestra lo es ma non troppo, exportamos soja, importamos bienes intermedios y finales, junto con servicios, las industriales que exportamos son acuerdos compensados en su mayoria, ah, el biodiesel cierto, muy industrial eso, podes imprimir un limite mas, pero eso limite es como definir la inflacion natural o el desempelo natural, cuanto?
        Podes decir algun numero? yo te dije siempre que si no genera inflacion, hagamos a todo el mundo feliz, ponele.

        De todas formas hay 2 factores que saldran, uno, la realidad, por mas cepo, el vlechuga se les escapa a los cultores del Excel, y Bein, Bein te esta anticipando en Pag 12, nada menos, el futuro, con lo cual el festival de bonos que estan haciendo, y, de paso pisandose los pies conobjetivos contrapuestos es inflacion, que, sera parada con una recesion el año que viene, mal que nos pese.

        La otra, cada vez necesitas menos empleo calificado, pero, bueno, vos seguis con Sraffa, dale, el sr sabe ams que yo, sin duda, pero, esta atrasado, ponele

  10. casiopea dice:

    Otra aclaración. La hepatitis C es un buen ejemplo en el sentido de que es la ‘novedad’, pero la realidad es que sólo califican para tomar la droga los que están en un determinado estadío más avanzado de la enfermedad. Es decir, si bien es un problema enorme y hay más enfermos de hepatitis C que de sida, no es una enfermedad que ‘corre’ a los médicos como fue el sida en su momento (ese es un ejemplo de drogas que se han abaratado mucho, gracias a la competencia de la India). Un paciente normal con hepatitis C no se va a morir por no poder tomar la droga en los próximos seis meses, o incluso en los próximos seis años. En EEUU, los seguros han acotado el costo porque cubren el tratamiento solamente a los pacientes que tienen un determinado nivel de fibrosis.

    http://www.avert.org/antiretroviral-drug-prices.htm

  11. ABEL: Aquí, asi como se llama Big Oil a las petroleras, se llama Big Pharma a la industria farmacéutica. Y Big Pharma está de parabienes estos días: al suscitarse tamaño escándalo con el señor Shkreli, la asociación de grandes laboratorios, la Pharmaceutical Research and Manufacturers of America (PhRMA) salió encantadísima a despegarse de él, aprovechando la oportunidad de mostrarse como los buenos de la película (nadie les cree, por supuesto):https://www.washingtonpost.com/news/to-your-health/wp/2015/09/24/why-big-pharma-hates-martin-shkreli-too/
    Y siempre dan las pretextos más increíbles y exasperantes para justificar sus precios exorbitantes como cuando dijeron que tenían que compensar en otra parte las pérdidas que le ocasionaban países como Canada, por ejemplo, que fija precios máximos para los medicamentos.
    Eddie

  12. Esther dice:

    Creo que llevar adelante políticas públicas como la de coordinar y apoyar económicamente a una red de laboratorios públicos con capacidad de producir medicamentos, o los acuerdos en UNASUR, son vitales. No reemplazarán a las compañías farmacéuticas privadas, pero sí pueden aportar soluciones en ciertos casos.
    Y acá se necesita sí o sí de políticas públicas sólidas. El Estado, que le dicen. La unidad productora de alimentos de Ciencias Exactas de La Plata, mencionada en los links que dejé antes, es un caso interesante. Pionera en las UPMs, surgió hará unos veintipico de años, un proyecto pensado por un grupo de estudiantes y docentes chiflados, que creían que era posible lo imposible. La lógica decía que iban al fracaso; la realidad demostró que la lógica era errada, pero se trata de una realidad de años y años de batallar, avanzando dos pasos para retroceder uno, a pura tracción humana. Hoy las cosas son muy diferentes, pero hoy hay otro pensamiento acerca de las responsabilidades del Estado que el que había en los noventa.
    Hay dos cuestiones asociadas con esta UPM que vale la pena destacar. Una de ellas es que fue posible porque pre-existía una institución académica con extensa trayectoria en investigación. No hablo de investigación aplicable específicamente a los fármacos producidos, sino más bien de ese ambiente peculiar que genera una historia de desarrollo científico, un ambiente donde a las personas (incluso a los estudiantes, que fueron el gran motor del proyecto) les parece natural “hacer cosas con el conocimiento”. La otra cosa a destacar que fue, desde el inicio, un proyecto asentado en fuertes convicciones políticas acerca del rol social que debe cumplir la universidad; de allí surge que en este proyecto (como en otros) siempre se consideró que los estudiantes debían trabajar en él. Que debían tener un espacio de trabajo que les permitiera apreciar las problemáticas sociales y contribuir a su solución.

    Abrazos,
    Esther

  13. Esther dice:

    Algunas consideraciones:

    a) Efectivamente, el desarrollo de un medicamento puede ser un proceso muy costoso. Efectivamente, la industria farmacéutica gasta mucho menos en I + D de lo que afirma gastar.
    Sería intersante comparar con los costos/duración del producto en el área de informática o comunicación digital. ¿La patente dura veinte años? ¿Recuerdan cómo eran las computadoras en 1995, la comunicación telefónica, la Internet? Aquí estamos hablando de desarrollar productos que pierden vigencia en un par de años. Claro, los costos pueden ser menores (aunque no sé si es así), pero el desarrollo de fármacos no es el ámbito de más velocidad de cambio.

    b) Por otro lado, no todos los casos son iguales. Hay fármacos que surgen como variación de los ya utilizados. Hay otros que son verdaderas innovaciones. La medicina desarrolla conocimiento a velocidades supersónicas, y aún así está en pañales, así que también se da el caso de que un nuevo conocimiento médico tire por tierra con las prácticas pre-existentes. El caso de la úlcera péptica es paradigmático. A principios de los años setenta una compañía farmacéutica puso en el mercado la primera generación de fármacos inhibidores de la producción de ácido estomacal: fue tan impresionante el éxito que en poquitos años la práctica habitual de la cirugía se redujo en forma increíble. La compañía debe haber levantado con pala sus ganancias. A principios de los ochenta un par de investigadores (muy tozudos ellos) descubrieron que la causa de muchas úlceras pépticas no era la que se suponía y eso cambió drásticamente el tratamiento farmacológico.

    c) El mercadeo de las compañías farmacéuticas es impresionante . Basta hacer un pequeño muestreo con respecto a los congresos médicos; por mi parte, no conozco ningún médico que esté por fuera del sistema de investigación público que no asista a congresos sin ser becado por alguna compañía farmacéutica. Es la norma. Les pagan todo.
    En muchos casos el éxito de los visitadores médicos no requiere de coimas al médico: simplemente este último no alcanza a estar al tanto de todas las innovaciones en su área (sobre todo si es médico clínico) y menos en cuestiones finas a nivel molecular. Acepta.

    d) Afirmar que “vendemos caro el fármaco pero no es caro porque evita que la enfermedad avance y cause intervenciones que son más caras todavía” es un argumento inverosímil. Con esa clase de pensamiento, véndase el pan a 3 millones de pesos el kilo, porque a mediano plazo sigue siendo más barato comprar cara la comida que la consecuencia de no comer, esto es, morir por inanición.

    e) La angurria de las compañías farmacéuticas apoya cierto pensamiento mágico bastante dañino: como todos los medicamentos son parte de una conspiración médico-farmacéutico para vender, entonces hay que dejarlos de lado y sólo ser saludable con “opciones naturales”. Todo bien cuando se trata de actividad física o comer brócoli; nada bien cuando se cree en la imposibilidad de desarrollar un cáncer si no se comen alimentos ácidos o se cree que una úlcera se cura tomando alcohol en ayunas.

    f) El problema no está únicamente en el costo de los medicamentos; hay otro problema serio que es el de los medicamentos huérfanos, los que no se producen porque el número de enfermos es muy bajo o porque la enfermedad afecta únicamente a una región alejada de los intereses del primer mundo (nuestro mal de Chagas, por ejemplo).

    Abrazos,
    Esther

  14. Lucas dice:

    Por el lado de la oferta, soy de los que piensa que hay que repensar el sistema de incentivos que premia la innovación y la toma de riesgos [1] El sistema actual de patentes y propiedad intelectual favorece más la generación de rentas que la innovación genuina [2, 3] y parece ser una de las fuerzas que estarían generando el aumento en la desigualdad del que todos hablan [4]

    Por el lado de la demanda, existen herramientas [5] para evaluar la conveniencia o no de subsidiar ciertas terapias y medicamentos.

    1- http://www.amazon.com/Launching-The-Innovation-Renaissance-Market-ebook/dp/B006C1HX24
    2- http://nadaesgratis.es/fernandez-villaverde/cuando-las-patentes-atacan
    3- http://nadaesgratis.es/fernandez-villaverde/las-falacias-de-los-defensores-de-la-propiedad-intelectual
    4- http://www.nationalreview.com/article/419442/whats-driving-inequality
    5- https://en.wikipedia.org/wiki/Pharmacoeconomics

  15. Daniel E. Arias dice:

    Abel, la toxoplasmosis no es rara. De hecho, con variaciones geográficas por país, es portadora sana del Toxoplasma gondii entre el 50 y el 80% de la población humana. No se adquiere de gatos, como cree el 99% de los médicos, sino de la ingesta de verdura cruda contaminada con heces de animales infectados, frecuentemente gatos. Por eso es tan alta la prevalencia en Francia (“les crudités, mes amis”).

    El toxoplasma es benigno con casi todo el mundo… salvo con inmundodeprimidos, inmnunosuprimidos y fetos en desarrollo. En esas tres instancias de la vida que todos atravesamos (confieso haber estado inmunodeprimido e incluso haber sido un feto), el toxoplasma te puede dejar el cerebro y las vías nerviosas visuales hechos un queso gruyere.

    El Daraprim, como vos decís bien, es viejísimo y nació como droga oncológica. No servía de gran cosa, pero resultó un buen antiparasitario para matar el toxoplasma en embarazadas con títulos muy altos de infección. Es un delicado equilibrio, el tratar embarazadas con Daraprim, porque su toxicidad no es baja, y frecuentemente es cerebral.

    Pero el patentamiento o repatentamiento del Daraprim para toxoplasmosis en embarazadas ya era viejo en 1989, cuando se gestaba mi primera hija (que ligó toxoplasma y Daraprim como para tener y guardar). No entiendo como el hijo de puta del mes, Martin Shkreli, puede haber comprado una patente que ya estaba más muerta que los faraones. No digo que no lo haya hecho, digo que no me lo explico.

    Como bien acotan otros foristas, las patentes duran 17 años efectivos, de las cuales 3 son de trámites. Y el Daraprim no es una molécula difícil de copiar. Tratar de monopolizar a nivel mundial el Daraprim es tan “nonsensical” como ponerle precio de un palo verde al litro de agua.

    Marcelo Foti, a quien he conocido en Bio-Sidus, la empresa tecnológicamente “hot” del grupo farmoquímico Sidus, dice la verdad: la Big Pharma mundial ya no gasta un mango en I&D. Compra PyMES (“start-ups”) con desarrollos importantes y, de acuerdo a experimentos sobre animales, buena prospectiva de pasar las fases I, II y III de un licenciamiento ante la FDA con pacientes humanos. A su vez, para pasar este testeo caro cuenta con la capacidad de hacerlo a muy bajo precio tercerizando parte del mismo en hospitales y sanatorios de buena reputación en el Tercer Mundo.

    Los precios de locura que pide Gilead por Sovaldi, la nueva esperanza contra la hepatitis C, se curan comprando el genérico en cuanto China o la India lo produzcan sin pedirle permiso a Gilead o al gobierno estadounidense. Es cierto que los anticuerpos monoclonales pueden dar más dificultades a la hora de la copia que una molécula menos compleja hecha por síntesis, pero todo se puede.

    De hecho, el trabajo principal de Bio-Sidus es producir genéricos hechos por ingeniería genética que después son revendidos, con otro nombre y otra presentación, a precios demenciales por sus compradores, los muchachos de la Big Pharma mundial. Piénselo de nuevo, estimados lector: nuestra farmacológica más avanzada, la INVAP de la farmacología argenta, produce genéricos para beneficio de las multis porque “nuestra marca país” tira el precio para atrás.

    De modo que si el estado aquí se propone dejar al país libre de hepatitis C, y a los accionistas de Gilead muy enojados, tiene los recursos humanos y materiales como para hacerlo. Y el Unasur podría aprovechar la instancia para demostrar que no es sólo otra sigla más en este rincón del planeta donde se acumulan las siglas y las enfermedades curables que no se curan, porque cuesta una moneda o se ofende Novartis.

    La ley de genéricos de Ginés González García fue un gran paso adelante. El problema es que poco antes de que se promulgara, las Big Pharma locales se compraron casi todos los pequeños laboratorios de genéricos, de modo de controlar el precio mínimo. Desde entonces te venden la misma droga cara, carísima o cuesta un ojo, siempre hay opciones.

    • David (idu) dice:

      Otro off topic, esta vez para Daniel Arias:

      ¿Hay algún tema de ciencia y/o tecnología en la que no seas un experto?

      Entonces te voy a aprovechar:

      ¿Es habitual que un avión aterrice SIN poner en reversa los motores?

      Si, ya sé que están certificados para aterrizar solo con los frenos, pero el que lo hace, ¿está loco, es común, o está Vicky Xipolitakys al mando?

      Tu respuesta me puede hacer ganar (o perder) una apuesta por una cena con salmón ahumado y otras delicias…

      Gracias desde ya.

      • No soy un experto en nada, David (idu), sólo un humilde periodista científico alejado del hogar. Los temas sobre los que tiro opinión no son muchos, y me apasionan o alguna vez me han apasionado, y por eso los estudié en plan autodidacta. Pero si buscás un área en la que soy totalmente bruto e inepto, rumbeá para el lado de la computación en primer lugar. Me declaro nabo al cubo. Soy también una bestia en matemática, aunque algunos teoremas y definiciones me causan cierta admiración estética.

      • Daniel E. Arias dice:

        David, dejé sin contestar tu pregunta.

        Un jet comercial por diseño puede aterrizar bien sin poner motores en reversa, incluso muy cargado, si la pista es suficientemente larga y la entrada a la misma se hace en un ángulo convenientemente chato, porque no hay edificios, árboles o montañas demasiado cercanas a la cabecera de entrada. Los motores en reversa se usan para no sobrecalentar los frenos, porque los de los aviones no son muy efectivos. También se evitan los grandes frenazos para no contaminar la pista con goma de los neumáticos (la vuelven más resbaladiza), y de yapa, para preservar dichos neumáticos, que valen una fortuna. Tanto, que normalmente se recapan y usan varias veces.

        Pero la respuesta es esa: pista larga y unos toquecitos de freno y buen viento de frente, y el avión se detiene sin salirse por la cabecera opuesta.

        Los motores en reversa ayudan también a disminuir las distancias y tiempos de carreteo desde donde el avión se detuvo hasta el punto de desembarque. En aeropuertos muy congestionados, hay embotellamientos en las pistas de rodaje, de modo que si podés acortar distancias de frenado sin contaminar la pista con goma quemada, los operadores te lo agradecen.

        Obviamente, la pista de Aeroparque, donde se usa la reversa hasta que a los pasajeros se les sale la dentadura postiza, no cumple con esas condiciones. Y no hablemos de la vieja pista de Ushuaia.

      • David (idu) dice:

        Gracias Daniel, y a Abel por permitir estos desvíos temáticos.

        Excelente explicación.

        No solo de política se aprende en este sitio.

  16. No Abel. Algunos venden menos, y han sobrevivido a múltiples ataques, otros nunca vendieron, y han subsistido haya hoy al calor del Estado.
    Lo que me preocupa son este decreto, y la insólita circular que habilita la entrada al país de precursores que no se utilizan para nada (salvo lo que ya sabemos), como lo aclara la misma:
    http://www.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/245000-249999/246846/norma.htm
    http://www.anmat.gov.ar/legislacion/Circulares/2015/CIRCULAR_0006-15.pdf

  17. Silenoz dice:

    ”partamos de una base, esta probado en economias agrarias que hacer debasing, o sea, el incremento de la impresion de monedas con menor contenido de metal noble, genera inflación”

    Ja ja ja…

    ¿qué base? ¿quién sabe? ¿qué está probado? ¿quién lo dice… Tu Sam? Se acabó la emisión sin respaldo ehhhh! Holaaaaa…. Toc Toc Toc….. Enibady deer? Ja ja…

    ”yo te dije siempre que si no genera inflacion, hagamos a todo el mundo feliz, ponele.”

    ¿Otra vez escribiendo absurdos intentando demostrar por el absurdo?

    Ud. victor es un mero supersticioso como los “progres” opos..

    ¡Y los qom!
    ¡Y el glifosato!
    ¡Y la minería a cielo abierto!
    ¡Y Arbus!
    ¡Y la ballena franca!
    ¡Y el oso panda!
    ….

    Ahhh ¡Y Nextel! Ja ja…

    Brainstorming victor…. con el clu’ que me siguen debiendo respuestas, pedile ayuda al tiramierda #yesuiCohan

  18. victorlustig dice:

    si, la verdad que si, sino preguntale a Diocleciano, o, mas cerca fijate el valor de los asignados de la revolucion francesa

    el resto, por tu cuenta

    saluti

    Absurdo? no, la verdad es que en logica enseñan como demostrar por el absurdo,
    de lo otro, dudo que me hayas escuchado algo

    PS che, la deva para cuando?

  19. Se le suele atribuir a la Pompadour la frase “après nous le déluge”.

    Es previsible que ese sea el caso si gana Macri.Pero aún así, podría estar precedido por algún período de felicidad intensa, como la primavera menemista, si vuelve a rematar el país.

    Con Scioli existe el compromiso de preservar las conquistas alcanzadas. Los que vivan lo verán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: