ARSAT-2: Para la autoestima argentina (y la campaña de Scioli)

Arsat2

Como ya saben casi todos los que se interesan en el tema, está previsto que el ARSAT-2 sea puesto en órbita el próximo miércoles. Esta semana el NASASpaceFlight.com, un sitio estadounidense de noticias dedicado a la actividad espacial, publicó un artículo de Alejandro G. Belluscio, alguien muy informado sobre los desarrollos tecnológicos en Argentina.

Nos lo acercó el comentarista Julio, y los traduzco para ustedes, recortando la mayor parte de los párrafos que describen características técnicas – los que los pueden apreciar seguramente dominan el inglés – y ampliando la parte histórica con datos de un artículo anterior del mismo autor.

Por supuesto, y a eso aludo en el título, esta hazaña – si tiene éxito, es el riesgo de toda empresa que vale la pena – sumará a la campaña del candidato oficialista. Y la oposición mascullará, como es inevitable. Pero creo que su mayor valor es que forma parte de un esfuerzo argentino en el campo de la ciencia y la técnica del que debemos sentirnos orgullosos. Hoy leía una nota de un emprendimiento mucho menos espectacular, pero igualmente grávido de futuro.

ARSAT-2: Argentina se consolida como líder latinoamericano en satélites

Cuando el Ariane 5 sea lanzado el 30 de septiembre, la posición orbital geoestacionaria 81° Oeste finalmente tendrá el ocupante estable que se le ha prometido desde hace más de 17 años. Puesto en órbita junto al satélite Sky Muster, ARSAT-2 es el segundo satélite geoestacionario diseñado y fabricado en la Argentina, y en toda América Latina.

ARSAT-2 es el gemelo más joven de ARSAT-1. Es una copia cercana del primer satélite argentino en órbita geosincrónica, diferenciado sólo en la carga útil y las estructuras asociadas.

La historia comenzó con la decisión argentina de aferrarse a las dos posiciones orbitales asignadas al país – en 71,8 y 81 grados oeste –  por la UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones).

El punto de inflexión para estos esfuerzos espaciales fue la cancelación del Programa Cóndor en 1993. Desde sus inicios, la investigación espacial se había hecho por, o con el apoyo de las fuerzas armadas. La presión internacional (N.T.: léase EE.UU.) para poner fin al programa de misiles balísticos de medio alcance también significó la extinción de la mayoría de las investigaciones relacionadas con el espacio en el país.

En 1998, Argentina adquirió los derechos para la posición orbital 81 Oeste, a cambio de permitir a la empresa DirecTV operar en el país. Se le asignaron para su explotación a Nahuelsat S. A. – formada por Daimler Benz-Aerospace de Alemania, Aerospatiale de Francia y Alenia Spazio de Italia.

Lamentablemente la empresa nunca puso un nuevo satélite allí – lo que se suponía iba a hacer – y sólo arrendó satélites viejos para aferrarse a los derechos orbitales. Para colmo de males, los satélites alquilados no emitían en todas las frecuencias asignadas, con el riesgo de perder los derechos.

Por eso – y dado que el Nahuel 1A estaba cerca del fin de su vida útil sin un reemplazo previsto – los accionistas de Nahuelsat SA aceptaron transferir la empresa y los activos a la estatal ArSat S.A. en 2007, a cambio que el gobierno se hiciera cargo de todas las deudas y obligaciones de los accionistas de la compañía.

ArSat podría haber ordenado inmediatamente un par de satélites para ocupar ambas posiciones de los numerosos y confiables fabricantes internacionales. O, como exploró la posibilidad y Bolivia haría después, negociar con el gobierno chino el alquiler de satélites y servicios de lanzamiento.

Finalmente, Argentina decidió seguir un camino muy diferente. Así, ArSat tenía que transformarse, de un operador de satélites pequeños, a una empresa de comunicación que abarcase todos los aspectos, bajo el nombre genérico de Argentina Conectada. Esto implicaba hacerse cargo de la instalación de una red de fibra óptica para cubrir todo el territorio, instalar y operar el servicio digital de televisión abierta que alcanzaría más del 90 por ciento de la población del país, ofrecer servicios de telefonía móvil 4G en todo el país, proveer la mayoría de los servicios de centros de datos gubernamentales y operar una flota de satélites argentinos que llegaran a todo el país en múltiples bandas, así como ofrecer servicios en todo el continente.

El contratista principal – opción inevitable – fue la empresa espacial y de tecnología nuclear INVAP S.E., que había actuado como contratista y fabricante principal para toda la serie SAC de satélites científicos, incluyendo el SAC-D / misión conjunta Acuarius con la NASA. La distinción entre el proveedor de las partes y la especificación, validación e integración de componentes y desarrollo de software en un sistema entero es muy importante. Por eso, se puede considerar al Ar-Sat un producto 100 por ciento INVAP.

La decisión vinculada al segmento espacial fue particularmente audaz, porque la CONAE (la agencia espacial nacional) se había centrado en la observación de la Tierra y el apoyo directo a las aplicaciones económicas y productivas. Como tal, todos los desarrollos espaciales habían sido para las naves espaciales de observación LEO (órbitas bajas) y su infraestructura de apoyo. Por lo tanto, no había experiencia en la fabricación de satélites de comunicación geoestacionarios. De hecho, un proyecto GEO está más cerca de una misión interplanetaria que una misión LEO desde muchos puntos de vista, como el termal, la radiación y la navegación espacial.

Como parte del plan de desarrollo de las capacidades locales, también se decidió construir toda la infraestructura de pruebas necesarias en el país. Algunas pruebas de la misión SAC-D, por ejemplo, hubo que hacerlas en Brasil, ya que Argentina carecía de la infraestructura, en ese momento. Así nació CEATSA.

La posición orbital que ocupará el ARSAT-2 – 81° Oeste en el Ecuador – es lo que en la jerga inmobiliaria se llama “una ubicación de privilegio”.

No sólo incluye derechos a la Banda-C y a la –Ku. Además de permitir el envío de señales a Argentina y los países vecinos, alcanza a todo el continente americano, desde Alaska hasta la Patagonia. Dado que Argentina es el mayor exportador de contenidos de los medios en español en el continente, es una posición particularmente atractiva para el país.

Además, dado que ese meridiano pasa a través del centro del territorio continental de EE.UU. – y que fue adquirida a cambio de permitir que DirecTV entrara en el mercado de la televisión en Argentina – potencialmente podría permitirle acceder al mercado de la TV en español en los EE.UU.

Más allá de su utilización en comunicaciones, desde su misma concepción, el objetivo del programa ARSAT fue llevar la base industrial del país al frente del desarrollo de satélites. Mientras que dependía de proveedores extranjeros para elementos como los motores de propulsión, paneles solares y en el hardware de computación a bordo, más del 50 por ciento de las partes, y todo el diseño, calificación y pruebas se hizo en el nivel local.

Además, cada pieza de software fue escrita desde cero por proveedores argentinos, al igual que el segmento de control en tierra.

Módulos sofisticados como el ACE (Attitude Control Electronics) y TCE (Thruster Control Electronics), el conjunto de estructuras, y todo el software y los algoritmos fueron hechos por INVAP.

Como el satélite anterior, el ARSAT-2 es una nave de tres toneladas, con una capacidad propulsora de 1.500 litros. Cuenta con un motor principal Astrium S400, y dieciséis S10 propulsores. Mide 2.2m x 2.4m x 4,4 m plegado para el lanzamiento. Sus paneles solares abarcan 16,4M cuando se despliegan y generan 4.2kW, de los cuales 3,5 kW están disponibles para la carga útil. (Y este es el único párrafo que traduciré de las especificaciones técnicas. Para el resto, vayan al original).

Ser el líder indiscutible en el diseño y fabricación de satélites en América Latina fue un gran esfuerzo nacional, y Argentina claramente cree en pujar hasta la vanguardia de la tecnología espacial“.

Anuncios

27 Responses to ARSAT-2: Para la autoestima argentina (y la campaña de Scioli)

  1. Raúl R. dice:

    ¿Esta es una nueva edición de lo que el preclaro estadista Mauricio Macri llamó lavarropas?

    • Raúl C. dice:

      Otra versión dice que el preclaro era Massa y lo llamó ‘heladera’.

      No importa quién fue, los dos muestran su estatura para estadistas (más bien escasa).

      Massa por lo menos tiene un atenuante: es un cuasi-abogado. En Macri es más imperonable por ser un cuasi-ingeniero.

      • Raúl C. dice:

        ‘Imperdonable’ (fe de erratas).

      • Raúl R. dice:

        Como fuere, en ambos casos orbitaron alrededor del concepto de electrodoméstico. Cualquier referencia a un objeto mas lejano les resulta, parece, demasiado ardua.
        Massa quizás fuera cuasi-abogado cuando emitió tal reflexión, pues logró recibirse hace poco. Pero en el caso del benefactor de la radiofonía de provincias, el título de ingeniero hacía rato que ornaba su currícula.

      • Chiclana dice:

        Las vecinas de mi barrio también eran así, cuando no tenían algo para chusmear, inventaban. ¿el batón floreado te queda como a la Tota o a la Porota?

      • Raúl C. dice:

        Lo de ‘cuasi’ no era cronológico, era irónico.
        Debería haber dicho mejor ‘abogado clase B’ e ‘ingeniero clase B’.

      • Esther dice:

        Macri es el único ingeniero civil que conozco que es capaz de encabezar un gobierno local (digo local porque debería ser imposible que no se entere de ciertas cuestiones, sobre todo cuando casi en cadena nacional los canales de televisión muestran, durante horas, una brutal represión como fue la del Borda) que instala un taller de carpintería, maquinarias incluídas, en un primer o segundo piso (no recuerdo bien) de un edificio de oficinas. Y que, además, lo promociona delante de los micrófonos y en su sitio web.
        Todavía no me enteré qué sabe Macri de ingeniería, si es que sabe algo, pero sí me llama la atención su ineficiencia. He tratado y trabajado con ingenieros durante años y años, y si algo se puede decir de un ingeniero es que es eficiente. Desde que ingresan a la facultad les formatean el cerebro para ser eficientes; planifican, no pierden el tiempo en hablar, identifican con precisión los objetivos, están entrenados para seleccionar o diseñar respuestas a los problemas y evaluar resultados, son concretos y su pensamiento se articula en una lógica matemática.
        Macri es uno de los dos (2) únicos ingenieros de los muchos que conocí que es ineficiente.
        No es fácil superar el formateo de varios años de estudio, ¿eh?

      • Raúl C. dice:

        Bueno, yo siempre tuve dudas sobre cómo dos personas obtuvieron sus títulos: Menem y Macri.

  2. La idea es subirlo a Scioli, y que orbite durante 4 años. Es probable que se cumpla, acá en la tierra como en el cielo.

  3. victorlustig dice:

    Abel

    este parrafo merecio ser incluido en la traduccion

    While some commodity components like the thrusters, main composite cylinder or the main computer board were supplied by foreign contractors, over 50 percent of parts were manufactured in Argentina, as well as the whole design, integration and software.

    Mientras que algunos coomodities, como los propulsores, el cilindro principal de material compuesto o la placa principal del ordenador fueron suministrados por contratistas extranjeros, más del 50 por ciento de las piezas se fabricaron en la Argentina, así como el diseño de conjunto, la integración y el software.

    • ricardo j.m. dice:

      Mientras que dependía de proveedores extranjeros para elementos como los motores de propulsión, paneles solares y en el hardware de computación a bordo, más del 50 por ciento de las partes, y todo el diseño, calificación y pruebas se hizo en el nivel local.

      Además, cada pieza de software fue escrita desde cero por proveedores argentinos, al igual que el segmento de control en tierra.

      Módulos sofisticados como el ACE (Attitude Control Electronics) y TCE (Thruster Control Electronics), el conjunto de estructuras, y todo el software y los algoritmos fueron hechos por INVAP.

      el post dice eso

  4. Leandro dice:

    Usan la plata de los jubilados para mandar heladeras al espacio en lugar de darsela a Niembro para que la reparta equitativamente en publicidad del glorioso gobierno de la CABA, o usarla como corresponderia para la construcción de countries de ultralujo para resolver los problemas habitacionales de los empresarios de precursores quimicos en Tigre. Imperdonable. Montoneros estalinistas nazi fascistas bergoblistas negros cabezas peronistas!

  5. Scioli se ha comprometido a incrementar fuertemente (40%) el presupuesto de ciencia y tecnología . Según parece la venta de productos y proyectos de avanzada puede convertirse en un muy buen negocio para nuestro país.

    Lo que hay que impedir es que aparezca un Cavallo, Broda, Melconián o Espert y manden nuevamente a nuestros técnicos y científicos a lavar los platos.

  6. BTW, ¿alguno sabe que son esa suerte de curvas de nivel (38, 39, 40) en el mapa de las Américas del artículo citado?

  7. Alcides Acevedo dice:

    Sólo quería aclarar algo: como sucedió la vez pasada resulta que la nota de NasaSpacecraf (un sitio para aficionados de temas espaciales) fue escrita por un AFICIONADO argentino llamado Alejandro G. Belluscio que escribe en base de información recabada EXLUSIVAMENTE navegando por internet.

    El flaco (que tiene un familiar trabajando en INVAP) no ha podido acceder a información de primera mano porque se la niegan, por lo menos es lo que dice en los foros donde escribe con regularidad.

    • ALCIDES: Si lo que querés decir es que la fuente no es seria (digo, porque vos siempre tratás de escupir el asado) te aclaro que NASAspaceflight.com (y no nasaSpacecraf, como escribiste) no es “(un sitio para aficionados de temas espaciales)”, como decís, sino una agencia de noticias aeroespaciales, que no es lo mismo, ¿viste?
      Eddie

  8. Esther dice:

    No estoy en condiciones de analizar las precisiones técnicas.

    Así que hago una acotación de otra naturaleza: ARSAT significa pensar en grande. Ser capaz de no quedarse pegado al suelo y mirar más allá del horizonte. Una apuesta audaz, como dice el artículo, porque el problema podría haberse solucionado de otras formas, más sencillas, seguras y cómodas.
    Las apuestas audaces cuando salen mal, salen muy mal. Cuando salen bien, salen muy bien porque abren ventanas. En cualquiera de los casos se requiere una cierta mirada creativa, una mirada innovadora. Y fe, por supuesto.

    El programa resultó porque tenemos los recursos humanos necesarios. Los que saben, y si no saben, son capaces de aprender rápidamente aquello que no saben y es necesario saber. Los tenemos en todas las áreas. Y generan avances continuamente, sólo que son avances menos espectaculares porque no trabajan en un megaproyecto como es este. ARSAT me hace soñar con la posibilidad de otras ideas y decisiones audaces.

    Abrazo,
    Esther

  9. […] subí la historia de este satélite hace pocos días. Y si ponen en el Buscador del blog (en la columna de la derecha) las palabras ARSAT, INVAP, […]

  10. […] lectores del blog recordarán – fue hace mes y medio – que cuando informé sobre el lanzamiento del segundo satélite geoestacionario argentino, el ARSAT-2, en el detallado artículo que subí se decía que el cohete que lo puso en órbita llevaba […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: