Algo sobre religión y política

no-popery-banner-lewes-cliffe-bonfire-society

El Papa Francisco acaba de dar un discurso ante el pleno de las dos Cámaras del Congreso de Estados Unidos. Es el primer Papa en la historia que es invitado a hablar en el corazón simbólico de una república fundada sobre los dos pilares del protestantismo antipapista y el racionalismo laico. Que hoy es la Gran Potencia donde la religión – diversas religiones, vertientes del cristianismo en su mayoría – tiene una vigencia muy grande en la mayoría de su población. En contraste con la postcristiana Europa, y – curioso – en paralelo con su tradicional rival, Rusia, donde la Iglesia Ortodoxa vuelve a tener influencia y poder.

Este dato sólo podría validar la insistencia del Vaticano, que es una visita pastoral. Pero este blog se siente en la obligación de señalar que, en todo caso, también es política. Vaya si lo es. Les recomiendo escuchar el video o leer el texto que la Agencia Católica Internacional ya subió aquí.

Para los que ahora no tienen tiempo, o son comecuras incurables, les adelanto que habló sobre la inmigración, el tráfico de armas, la pena de muerte, el cambio climático y “una economía incluyente y sustentable”, temas que ponen nerviosos a los republicanos “moderados” (y también a los demócratas ídem), y directamente histéricos a los del Tea Party y otros adherentes a la Revolución Conservadora.

Para entender la importancia política del hecho, hay que tener presente que la Nueva Derecha, que había comenzado en los EE.UU. en los ´50 como la moda intelectual de ex troskistas, se convirtió a partir de la presidencia de Reagan (’80-88) en el “sentido común” de la sociedad norteamericana. Apoyada en la tradición individualista, con profundas raíces allí, y también – como en otros lugares – en el apoyo de los que se beneficiaron con la globalización financiera. Que son una minoría, cierto, pero numerosa y con muchos recursos.

Aún los presidentes demócratas, Clinton, Obama – hasta hace un año – debieron limitarse a darle un barniz “progre” a esas políticas, en el interior de EE.UU., claro. Ahora es evidente que Obama, un César en retirada, pero por eso mismo libre de preocupaciones electorales, ha decidido apoyarse en Francisco para plantear temas claves, que estaban fuera de la discusión aceptada en la política norteamericana.

Creo necesario destacar que, a pesar de las Legiones y de la burocracia del Imperio, ahí el socio más fuerte es el Papa argentino. No está sujeto a un calendario electoral, y tendrá más influencia en determinar el curso de la institución que dirige. Esto es una evaluación personal y falible, pero me parece que vale la pena marcar algo: el que lo invitó a hablar ante el Congreso, y el artífice de la decisión, fue John Boehner, Presidente de la Cámara de Representantes (segundo en la línea de sucesión), republicano conservador, que apoyó la guerra en Irak y a la administración Bush. Ah, y católico. Pero no sectario: fue también el que invitó a Netanhayu. Así que amigo de Obama no es.

Reitero lo que afirmé ayer, a la llegada de Francisco: “Esta visita no va a producir en lo inmediato hechos que cambien las relaciones de poder, o las políticas económicas“. Pero en la batalla cultural, que a la larga es la decisiva… El que viva, lo verá.

11 respuestas a Algo sobre religión y política

  1. José dice:

    Dijo algo así cómo que no se puede revisar el pasado con los ojos del presente ¿no suena a olvido y perdón?

    • el carlo dice:

      Suena a sentido comun, cosa ausente en estas tierras desde hace mucho tiempo.

      Mas o menos como la gente que critica el libro del Genesis en La Biblia por su descripcion del origen del mundo, la vida, etc.
      Seguramente ellos lo hubieran hecho mejor en el S VIII A.C.

      • Mariano T. dice:

        Obvio, los juzgamientos póstumos anacrónicos son una peste de los malos historiadores.
        El horror de los contemporáneos es el que vale, no el de 200 años después. Cuando yo nací, el año de sputnik, faltaban unos cuantos años para el centenario de la abolición de la esclavitud en EEUU o en Brasil.
        La esclavitud era algo natural en el siglo 15. Solo en Europa les hacia algo de ruido para usarla allá, porque venían del feudalismo y los siervos, pero en ultramar les parecía perfecta. En América fueron los curas los que hicieron imponer un sistema de servidumbre sin esclavitud, para los nativos. Eso hizo promover la llegada de esclavos de Africa que no gozaban de esa “protección “. Hasta el siglo 18 no hubo verdadera resistencia a esas prácticas, y hasta principios del 19 no fueron vistss por la opinión pública de muchos paises como una aberración.
        Podemos hacer el mismo recorrido con la pena de muerte, por ejemplo, que a nuestros tatarabuelos les parecía natural y justa.

  2. Norberto dice:

    Coincido bastante, porque vi y escuché el discurso, y creo que entendí mas de el que los congresistas, digo por lo pausado y el fuerte acento.
    Pero respecto a la batalla cultural, en mi opinión es un disparo bajo la linea de flotación de Fox News y su engendro, porque esas palabras que son pronunciadas por quien tiene una imagen positiva muy grande, alrededor del 75% creo, en abierta contradicción con el pensamiento neocon del Tea Party y su agencia de propaganda, la Fox y sus medios, tales como The Wall Street Journal, tienen un peso mayor que las de cualquiera de sus voceros, que en algo son mejores que nuestros representantes de esas ideas, ademas de sus intereses económicos, creen en ellas y en su propio “destino manifiesto”.
    Cabe agregar que mas que confesional, los fundadores de esa República creían ser los mas racionales mortales de esos lares por pertenecer a logias masónicas, que tuvieron la voz cantante, y muy potente, durante ese período, alcanza con ver el endiosamiento de George W……ashington cuyas aptitudes militares no fueron muy brillantes, y de no ser por la intervención francesa con Lafayette a la cabeza, y su flota combatiendo la británica, no parece que tuvieran mucha oportunidad de ser independientes.
    Nunca menos y abrazos

  3. casiopea dice:

    Me parece que el Papa dijo cosas para entusiasmar y para enojar a ambos lados de la batalla cultural si es que uno quiere entender sus dichos desde ese punto de vista y nada más, olvidando que su posición lo pone por encima de esas trenzas. En lo personal, me parece totalmente coherente que quien está en contra del aborto debería también estar contra la pena de muerte. Puedo estar o no de acuerdo con lo que dice pero no dejo de ver la cohesión interna que tiene su pensamiento aunque obligue a algunos republicanos a hacer contorsiones para tomar lo que les gusta y desestimar lo que no les gusta. Y viceversa. El Papa visitó a las monjas que pidieron la excepción por razones de consciencia a la obligatoriedad de cubrir abortos que está en la nueva ley de salud. Esa fue una “victoria” de los conservadores y una “derrota” para los liberales, mirado desde el punto de vista de la ‘batalla cultural’. Para mí, todo lo que dijo en el discurso demuestra que Francisco no está para dejar contento a nadie sino para decir exactamente lo que piensa y lo que propone la Iglesia para sus fieles, y al que le guste o no es problema suyo. Pero él habla (ahora en inglés) y muchísimos millones lo escuchan. Y esos millones votan y viven día a día en cada uno de sus países. Los que lo oyen pueden decidir que van a hacer algo por el medio ambiente, o la familia, o los inmigrantes según los lineamientos que propuso el Papa, y eso va a tener consecuencias. No en lo inmediato, quizá, pero sí en el tiempo.

  4. […] breve aporte sobre religión y política en el discurso de Francisco en el Capitolio no fue tomado por Google para las blogrolls de su sistema aún, a ocho horas de subirlo (por eso […]

  5. ABEL: Te diré que aquí es claro, en general, que a nosotros el Papa nos cae bien y a los republicanos les cae de la patada, como se dice en México. Y me llamó la atención la queja de Ben Domenech, un tipo que publica The Federalist, un website ultraconservador. Se queja, claro, de lo que ve como ideas de izquierda del Papa (sanata previsible). Pero más se queja de que todo el mundo le da bola. Dice que cuando vinieron Juan Pablo y Benedicto los periodistas no le andaban preguntando a todo el mundo que pensaba de ellos. Y no entiende porque con Francisco la cosa es diferente. ¿Sabés que recordé? La famosa pregunta de Stalin: ¿Y cuantas divisiones tiene el Papa? Por lo que se ve hoy en Estados Unidos, parece que tiene muchas. Pero no del tipo de las que Stalin tenía en mente.
    Eddie

  6. No podía esperarse otro discurso. El Papa, como teólogo político, sabe muy bien que de acuerdo a la tradición bíblica, la salvación a que se refiere la esperanza de la fe cristiana no es una salvación privada. El sitio de la cruz no es el privatissimum del ámbito individual-personal ni tampoco el sanctissimum de lo puramente religioso, se encuentra más allá del umbral de lo privado metido en su refugio o de lo puramente religioso amparado en lo seguro; su sitio está “fuera”, como dice la teología de la carta a los Hebreos. El velo del templó se rasgó para siempre. El mensaje de Jesús está dirigido al mundo, no en un sentido naturalista-cosmológico, sino en un sentido social y político: como elemento críticamente liberador de ese mundo social y de su proceso histórico.

  7. Lucas dice:

    Interesantes reflexiones en The New Yorker:
    “And yet this Pope is no more a “liberal” Pope than he is a secret Muslim Pope—he’s the Pope. His historic role, which he is playing, is to be a very well-dressed critic of the liberal state in all its forms.
    (…)
    one of the things that can make liberalism, and liberal cities, well, morally strong is that we really do believe that you can learn from people from a fundamentally different or even unsympathetic framework. So welcome, Francis. May much good come of the encounter of a liberal city and a popular Pope.” [1]

    Recomiendo leer también a William Saletan en Slate [2]

    1- http://www.newyorker.com/news/daily-comment/the-pope-and-the-labels-of-liberalism
    2- http://www.slate.com/articles/news_and_politics/politics/2015/09/pope_francis_in_the_united_states_why_he_isn_t_the_liberal_rock_star_american.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: