Prácticas electorales cuestionables

tucu2

Hace 24 días, tres semanas y media, hubo elecciones en Tucumán. Es un dato revelador del escenario político actual que durante todo ese tiempo uno de los “temas” importantes de la campaña electoral en curso – el que ocupó más espacio en los medios, por cierto – fueron las acusaciones de fraude que lanzó la oposición. Lo demuestra, si hiciera falta, el hecho que ayer, el día que concluyó el escrutinio definitivo, la Presidente de la Nación consideró necesario pedir que  “se respete el resultado de las elecciones”.

Digo que es revelador porque, en lo que hace a la elección de gobernador, que es lo que la oposición cuestionaba, la acusación fue desde el comienzo una tontería. Ya lo había señalado en el blog hace quince días. El triunfo del FpV, de su candidato Manzur, había sido anticipado en las recientes P.A.S.O., que no fueron cuestionadas por nadie, y en todas las encuestas provinciales.

¿Qué sucedió entonces? Porque irregularidades, para ponerlo suavemente, hubo (La Nación y el colega bloguero J.R.Sentis hacen un detalle acá). La causa eficiente fue el “sistema de acoples”, vigente en Tucumán y en otras provincias, que permite listas múltiples en la categoría legisladores, apoyando al mismo candidato a gobernador. Ese sistema lo aprovecharon el oficialismo y la oposición, para aumentar sus votos. Es un procedimiento legal… e irresponsable. Centenares, miles de candidatos, oficialistas, opositores e inverosímiles; para muchos de ellos conseguir sus pequeñas ambiciones en sus pequeños pueblos les cambiaría la vida más que a Manzur, o a Cano. Y esos tipos y sus amigos no están bajo los reflectores… hasta que queman urnas, por ejemplo.

Esos sistemas electorales, así como la perduración de las policías bravas, rápidas para reprimir pero sin profesionalidad, pueden y deben ser cuestionados. Pero no son una particularidad de Tucumán.

El hecho fundamental, que también reiteré en el blog, es que en Argentina, en los 69 años transcurridos desde las elecciones de febrero de 1946, no hubo un solo caso en que se haya demostrado que maniobras fraudulentas – que ocurrieron, of course – hayan logrado cambiar el resultado de una elección provincial. No hablemos de las nacionales (Sí cambiaron los resultados las proscripciones del peronismo, pero los celosos republicanos no hacen énfasis en eso).

¿Se entiende lo que digo? Lo remarco porque algún comentarista insistió que “fraude electoral hay en todos lados, hasta (?) en EE.UU.”. Seguro. Aquí también practicamos toda clase de trampas, cómo no. Peronistas, radicales, provinciales (como el PRO); el troskismo todavía no: no ha tenido la oportunidad. Lo que señalo es que los casos descubiertos y los que se suponen con fundamento no alcanzan para cambiar el resultado en elecciones donde votan cientos de miles. El sistema vigente de boleta de papel, primitivo y engorroso para el escrutinio como es, dificulta demasiado los fraudes exitosos. Testigos: los gobernadores e intendentes que perdieron en sus pagos. (Eso sí, hay pocos casos en que un intendente en ejercicio haya perdido por una diferencia menor al 5 % con el segundo. Ese margen de “ventaja” parece entonces que el sistema lo admite).

Otra corrección: se habla del “fraude” que le permitió ganar la Presidencia de los EE.UU. a Bush jr, “habiendo sacado menos votos que su rival, Gore”. No fue así. Hubo irregularidades en la elección en Florida (y en algún otro estado). Pero la decisión de la Corte estuvo basada en una legalidad (discutible). En los Estados Unidos no se elige a pluralidad de votos sino de electores, como en Argentina antes de la reforma del ´94.

Paro aquí. Estos argumentos deben desarrollarlos los abogados especialistas en derecho electoral, como mi amigo el Dr. Landau. El punto importante aquí, me parece, es que esta fue una batalla mediática. Y que el sistema de medios opositor logró – ayudado por errores del oficialismo – una victoria, al imponer el tema. Es necesario reconocer que, en este plano, la Ley de Medios Audiovisuales, una pieza de legislación llena de buenas intenciones y en la que el gobierno nacional invirtió mucho esfuerzo, ha resultado inútil para lo que la oposición temía (y probablemente algunos oficialistas esperaban): influir en la opinión “publicada”.

Ahora, también es parte del escenario político en que estamos insertos entender los límites de esa “victoria mediática”. Amigos míos en la blogosfera me han cuestionado que no le di importancia a lo que veían – a lo que era – un intento de restar legitimidad al sistema democrático. Percibían el fantasma del “golpe blando”, como, por ejemplo, el que amenaza a Dilma en Brasil.

Debo decirles que mantengo mi evaluación. El “fraude en Tucumán” ha sido una típica operación periodística. Eficaz en dar un discurso común a los que ya estaban en contra del oficialismo, pero acotada en el tiempo, y superficial en sus efectos. Las encuestas – con diversos números – no han registrado un cambio de la opinión pública que merezca citarse. Un principio muy básico de la política es que para movilizar a sectores sociales numerosos, hay que tocar sus bolsillos o sus temores. La situación económica no es floreciente, pero no ha empeorado mucho para ningún segmento apreciable de la población. Y – más allá de la leyenda, alentada por los medios, de una cuasi dictadura avasalladora de las instituciones – es imposible, para los que no están dominados por la histeria, no darse cuenta que se habla de un gobierno que se va en menos de tres meses y que no consigue ni siquiera nombrar jueces, prerrogativa habitual de cualquier Poder Ejecutivo.

Digamos que Scioli debe estar más preocupado que Cristina por amenazas desestabilizadoras… si perdiera el control de las variables económicas que, hasta ahora, el gobierno actual ha mantenido.

También debo reconocer que la amenaza existe, para cualquier gobierno que intente políticas modestamente redistributivas. Es innegable que las acusaciones de fraude provocaron importantes movilizaciones opositoras en Tucumán. Y consolidaron, en el numeroso “núcleo duro” opositor la conciencia, que ya tenían, que el voto al kirchnerismo, al peronismo, es un voto “de baja calidad”, que sólo se explica por el clientelismo. Se deslegitima el voto de los pobres, porque está motivado en ventajas materiales (Si un candidato promete bajar los impuestos, eso es sana política económica 🙂 Nada tienen que ver los meros beneficios personales).

Lo que es cierto es que esta maniobra dio un nuevo discurso a la oposición, enconada, que ya existía. Y forma, al mismo tiempo, conciencia en los que apoyan al oficialismo, con mayor o menor entusiasmo. La imagen que encabeza este posteo es de la manifestación que en Tucumán ayer respaldó a Manzur, a Alperovich y lo que habían votado.

No le conviene al país, en el largo plazo, que la “grieta” entre estos dos sectores se mantenga tan profunda. Pero es lo que hay. No habrá “unidad nacional” – aunque disminuya la confrontación pública – hasta que ambos sectores acepten la legitimidad del otro.

La intención de este posteo es describir, como indica el título, “prácticas electorales cuestionables” justificadas por los medios. En formas menos evidentes que la deslegitimación. Pero ya es muy tarde. Se los sigo mañana

(Continuará)

Anuncios

34 respuestas a Prácticas electorales cuestionables

  1. Claudio Dunovits dice:

    Me parece a mi que es muy acertado lo que señaló la Presi acerca del beneficio que obtienen los pequeños grupos poderosos que crecen en su poder cuando se quiebra el poder político instutucional. en este sentido cobra significancia la “grieta” en la unidad nacional

  2. Dijo ayer la presidenta:
    Por eso, fortalezcámonos entre todos los partidos políticos democráticos de origen nacional y popular aceptando el resultado de las elecciones y no promoviendo acciones de violencia ni de enfrentamiento entre compatriotas. ¿Saben por qué? Porque los argentinos nos merecemos vivir en paz, hemos tenido demasiadas tragedias y además, tenemos un mundo que nos rodea bastante complicado y bastante complejo.”
    http://www.casarosada.gob.ar/informacion/discursos/29050-palabras-de-la-presidenta-en-un-acto-de-anuncios-en-el-salon-de-las-mujeres-argentinas-del-bicentenario-en-casa-rosada
    De acuerdo, pero para poder aceptar los resultados de las elecciones, primero hay que dejar de hacer fraude, entendiendo que fraude no son solamente las picardías del día de la votación, también lo es la cotidiana utilización de las estructuras del Estado para perpetuarse en el poder, que ponen en situación de inferioridad a las fuerzas políticas que no tienen acceso a las mismas.

    • Raúl C. dice:

      Ah, entonces el oficialismo nunca puede perder elecciones… ¿Necesita ejemplos de casos en los que eso ocurrió? Son decenas, en el ámbito nacional (radicalismo en 1989, peronismo en 1999, muchos casos provinciales y municipales).
      Y le recuerdo lo que pasa en el campo republicano: las ‘estructuras del Estado’ de la Ciudad de Buenos Aires anuncian permanentemente con el color amarillo ***partidario*** del PRO.

      • Raúl C:
        Ganar o perder elecciones está dentro del ámbito de la democracia, el tema no pasa por ahí, se da cuando se utilizan las estructuras del Estado para asegurar continuidades a toda costa, en estos días a costa de un manejo irracional de la economía, entre otras cosas. No importa quién acude a los resortes que da el poder, aunque yo no compararía a un intendente con un presidente.

      • Raúl C. dice:

        – El ‘manejo irracional de la economía’ es un slogan más. Lo dicen personas que tienen una determinada ideología -rígida y extremista, por otra parte- pero no pasa de ‘media biblioteca’ la cosa, ya que hay muchas otras voces muy autorizadas que dicen que el manejo en realidad es racional.
        Depende de los objetivos, claro.
        – Este ‘manejo’ es prácticamente igual -en sus objetivos- al que se llevó adelante durante todos estos años, con mayoría de períodos NO preelectorales.
        – No puede llamarse ‘irracional’ a pretender un esquema de empleo y consumo. Es una orientación entre otras.
        Tampoco llamar ‘irracional’ a que se haya concretado en la realidad (ver cifras de empleo y consumo, precisamente).
        – Desendeudarse y dejar al próximo gobierno una deuda externa reducida al mínimo ¿es irracional?

        – Resulta que se ha seguido una política económica que aumentó el nivel general de (relativo) bienestar, razón por la cual hubo 2 reelecciones y está por haber una tercera… y para unos ‘iluminados’ eso es MALO (o irracional).
        Es malo porque no pueden conseguir el poder.

        – Es como si dijeran ‘eh, hacen que haya más trabajo, más poder adquisitivo, más obras… así cualquiera, eso es jugar sucio’…

        – ¿Sabe cuál es el problema?
        Que lo que usted dice no es más que una de las eternas ‘razones’ por las que en Argentina se han dado los golpes de Estado: gobierno demagógico, manejo irracional de la economía, autoritarismo, populismo, caos, inseguridad, inflación…
        Y por esas ‘razones’ se llega a la ‘conclusión’ de que el pronunciamiento eleccionario de la ciudadanía NO VALE. (Que no es ‘conclusión’: es el punto de partida).
        No tiene más que revisar las proclamas de 1955, 1962, 1966 y 1976.
        Ahora no están los ‘fierros’, pero los argumentos son los mismos.

      • Lucas dice:

        @Rául C,
        “Desendeudarse y dejar al próximo gobierno una deuda externa reducida al mínimo ¿es irracional?”
        Este año van a emitir deuda nueva por más de 120.000 millones de pesos y todavía siguen con la cantinela del desendeudamiento? En qué universo paralelo viven?

        “No tiene más que revisar las proclamas de 1955, 1962, 1966 y 1976.
        Ahora no están los ‘fierros’, pero los argumentos son los mismos.”
        Otro argumento no tienen, no? Uds son los dueños de la voluntad popular y hacen todo ajustado a derecho. Administran la cosa pública con transparencia e idoneidad inusitadas.

      • Raúl C. dice:

        El desendeudamiento se define por la relación entre deuda y PBI, o deuda y exportaciones, o deuda y reservas, o lo que sea que permita comparar.
        No hay ninguna voz autorizada, sea ortodoxa o no, ni ninguna estadística mundial que desmienta la disminución de la deuda argentina (comparada con alguna de esas variables) hasta uno de los valores mundiales más bajos.
        Aún sumando esa posible emisión (sólo posible por ahora), seguimos en un valor muy bajo. Mucho más bajo que el que dejó cualquier gobierno desde 1983 hasta 2003.
        Un consejo de buena onda: puede ser válido cuestionar todo lo que sea del modelo económico en relación con los problemas actuales, su sustentabilidad o no, su futura evolución, etc. Pero negar los hechos de la realidad de estos 12 años es otra cosa muy distinta.

      • Mariano T. dice:

        Hay irregularidades cuando ganan por mucho, cuando ganana por poco, cuando pierden. La diferencia es si alcanza o no para torcer el reultado fiinal, pero un par de puntitos los roban siempre.

    • Silenoz dice:

      Decime una cosa y de onda lo pregunto….

      ¿vos te crees lo que escribís?

      Ojo d’nserio te lo pregunto ehhh… por que asombra el nivel de pavadas

  3. Daniel E. Arias dice:

    Muy buen análisis, Abel, e impecable escritura.

  4. Lucas dice:

    “Si un candidato promete bajar los impuestos, eso es sana política económica 🙂 Nada tienen que ver los meros beneficios personales”
    Claro, porque prometer proteccionismo [1], intervencionismo y más gasto público solo se hace pensando en el bienestar general.

    “También debo reconocer que la amenaza existe, para cualquier gobierno que intente políticas modestamente redistributivas.”
    O sea que el elemento unificador de la variopinta oposición al kirchnerismo es el rechazo a cualquier tipo y magnitud de política redistributiva, rechazo fundado en cuestiones de mero interés personal?
    Lindo detalle el de calificar de modesto a duplicar el gasto público como porcentaje del PBI y poner impuestos confiscatorios a ciertos sectores.

    “Y consolidaron, en el numeroso “núcleo duro” opositor la conciencia, que ya tenían, que el voto al kirchnerismo, al peronismo, es un voto “de baja calidad”, que sólo se explica por el clientelismo”
    Por qué no justifican directamente el clientelismo como lo hace Barcesat, tildándolo de asistencialismo y solidaridad [2]?
    Qué visionario Sarmiento: proponía educar al soberano.

    “No le conviene al país, en el largo plazo, que la “grieta” entre estos dos sectores se mantenga tan profunda.”
    Verdad de perogrullo.

    “Pero es lo que hay. No habrá “unidad nacional” – aunque disminuya la confrontación pública – hasta que ambos sectores acepten la legitimidad del otro”
    Por mi parte, no pienso darle un ápice de legitimidad a la barbarie en cualquiera de sus expresiones: avasallamiento institucional, picardías electorales, corrupción sin límite, desastrosa gestión, liderazgos megalómanos, discursos orwellianos, desprecio a la ley y a la libertad, pensamiento conspirativo, etc.

    1- http://www.losandes.com.ar/article/contra-la-patria-industrial
    2- http://tucumanelige2015.lagaceta.com.ar/nota/653802/politica/dos-constitucionalistas-k-acusan-sedicion-cano-amaya-juez.html

    • Silenoz dice:

      Ja ja..

      ¡¡Eso!!

      ¡NI UN ÁPICE! a los affaire Niembraa y sus (potenciales) ramificaciones verticales y horizontales avalados por su cúpula perversa que además abusa del “avasallamiento institucional, picardías electorales, corrupción sin límite, desastrosa gestión, liderazgos megalómanos, discursos orwellianos, desprecio a la ley y a la libertad, pensamiento conspirativo, etc.” mansillando las instituciones inmaculadas del republicanismo de Rosanva…. bueno… ése, ehhh… ahhh Felfort (¿así?)… ¿no?… buehhh…. lo que señaló arriba el desayunador de bronce Daiote

      1 – Superstición III

  5. Mariano T. dice:

    Lo que esta en juego es otra cosa. Es totalmente obvio que en Tucumán hubo fraude, y no se puede descartar la intervención activa de la Camara Electoral para que eso suceda.
    Distinto es decir que el fraude cambió el resultado final. Ese fraude habrá sido del 4 o 5% en vez del 1 o 2 % . Mansur ganaba igual, pero nadie se quejaba si el fraude no se hubiera desmadrado de los “límites naturales”, que no son naturales.
    Ante los que dicen que el oficialismo perdió en tal o cual elección, debemos decir que en esas elecciones también hubo ese fraude de 1 o 2 puntos, pero no alcanzó para dar vuelta el resultado.
    Algo nuevo, no solo en Tucumán sino también en PBA, es que haya diferencias considerables entre el escrutinio provisorio y el definitivo. En Tucumán fue de 3,5 puntos. En PBA tanto Vidal como Solá recuperaron más de 100.000 votos contra Fernandez en el definitivo. Para qué hacen eso?
    Por eso, y para que el resultado sea reconocido como legítimo por todos, es imprescindible que el oficialismo colabore también en promover la limpieza del acto electoral y del escrutinio, para beneficio propio,en vez de esa cantinela que tanto leímos acá de “Si no les alcanzan los fiscales merecen que se les haga fraude”.
    Así que lo que esta en juego es que no naturalicemos el fraude, y para eso es necesario que el oficialismo luche tanto como la oposición para que eso se corrija.
    En ese caso, cuando algún desubicado grite “fraude” los demás se reirán de él.
    La elección es en Octubre, estamos a tiempo, y nos merecemos un gobierno que gane legítimamente, sea quien sea.

    • Jorge dice:

      “Es totalmente obvio que en Tucumán hubo fraude”

      -Desconozco si hubo hechos de violencia graves no publicados (llegaron a decir que había muerto un gendarme). Por lo pronto, la foto de la puerta baleada -como muestra de los ataques a la oposición- resultó ser de Trujillo, Perú. Y la escuela “que habían prendido fuego” resultó ser chilena.
      -Bolsones entregaron las dos fuerzas con recursos como para hacerlo; hay fotos y videos de eso. Condeno esta práctica, pero no tengo una “indignación selectiva” al respecto. Calculo que usted tampoco, Mariano.
      -Los detenidos por la quema de urnas resultaron ser militantes del Acuerdo por el Bicentenario (incluido un tal Alarcón, no sólo militante sino candidato).
      -El ganador -por amplio margen- en esas urnas, se supone hubiese sido el FPV. Ante la duda chequee esta nota de “La Nación”: http://www.lanacion.com.ar/1822488-urnas-quemadas-como-salio-la-votacion-en-las-paso
      -El escrutinio definitivo termino confirmando al provisorio: una clara victoria de Manzur sobre Cano.

      Los que finalmente prendieron fuego la provincia fueron los opositores con el respectivo apoyo mediático, comiéndole la cabeza a los centros urbanos donde el Acuerdo por el Bicentenario había triunfado sobradamente. Claro, ante semejantes denuncias de fraude no pudieron reparar -parados en la cumbre del propio ombliguismo- que una provincia es un poco más que su capital, y que “su” elección no tiene por qué ser la mayoritaria.

      Párrafo aparte, y condena, para la brutalidad de la represión policial (acción idiota por donde se la mire y en varios sentidos, sobre todo en el político).

      “En PBA tanto Vidal como Solá recuperaron más de 100.000 votos contra Fernandez en el definitivo. ¿Para qué hacen eso?”

      El escrutinio provisorio es eso, un escrutinio provisorio (increíble: nominaciones que significan lo que significan). No tiene valor alguno más que el informativo, para los impacientes que quieren irse a dormir con un resultado puesto. Se van cargando los telegramas a medida que llegan y, ante un porcentaje alto de las mesas cargadas y la aparición de una tendencia irreversible, se deja de contar. En el definitivo, los votos no se “recuperan”, estaban ahí. Pero no se habían contado.

      Como sea, Vidal tuvo en el escrutinio final una diferencia de +170.000. Solá, que acusaba un robo de 190.000 votos, tuvo una diferencia de +88.000 (¿era para tanto, Felipe?). Y adivine usted qué, Mariano: el FPV tuvo una diferencia de +151.000. Como lo ve, hubo votos “recuperados” para todas y todos.

      Tiene razón en algo, “nos merecemos un gobierno que gane legítimamente”. Y parte de esa legitimidad nace también de las que resultan segundas fuerzas y sus votantes, al saber reconocer una derrota.

  6. Capitán Medibacha dice:

    Lo que me parece más grave del pensamiento opositor actual es su decisión de desconocer el resultado del voto, cuando pierden, contradiciendo en forma flagrante la principal regla del juego democrático.-

    Gritan “fraude” en Tucumán, elección que perdieron por casi el 12%.- Imaginemos lo que harán en octubre cuando la diferencia entre balotaje o no balotaje probablemente dependa de un 1 ó un 2% de votos.- ¿Qué piensan que pasará si Scioli gana por 41,5% de los votos al 30,5% de Macri? Van a armar un escándalo infernal desconociendo el resultado y posiblemente logrando que algún Juez amigo dicte una “medida cautelar” para desconocer el voto popular.- Es tan golpista como cuando recurrían a los cuarteles o a las proscripciones.-

    Como bien señala Abel, lo que mostraron las elecciones de Tucumán no fue fraude sino lo pésimo y kafkiano que resultó el sistema electoral de los “acoples”.- La multiplicación de candidatos (más de 25.000) produjo también la de los fiscales partidarios.- En cada mesa más de 25.- Obviamente ello complica todo, genera discusiones, demoras, errores y engorro.- Pero paradojalmente, si una ventaja tiene tener tantos fiscales, es que hace prácticamente imposible el fraude electoral.- ¿Como se hace para burlar/sobornar/engañar a 25 fiscales que están controlando todo y cada uno de ellos se lleva constancia escrita de los resultados de la elección en su mesa?

    El único fraude que hubo en Tucumán ha sido mero producto de la fértil imaginación de Cano y la oposición, adelantando su estrategia de intentar hacer trampa en octubre porque ya saben que van a perder las elecciones.- Ese propósito es el que los lleva a desmerecer el voto kirchnerista y pensar que solo tiene valor el opositor.-

    Quienes apoyamos este Gobierno somos necesariamente corruptos, fraudulentos, burros, cabecitas, víctimas del clientelismo que nos dejamos engañar por el FPV a cambio de un choripán.- Ahora, eso sí, ellos son repúblicos que se autoconsideran adalides de la democracia.- Igualito que Videla.- Saludos.-

  7. Raúl C. dice:

    Abel:
    Rescato una frase de Landau después de la reunión de la Cámara Nacional Electoral con los partidos:
    “(…) Pero en la mayoría de las propuestas estamos de acuerdo; somos los mayores interesados en que se respete la ley, porque los que ganamos las elecciones somos nosotros”, apuntó.

  8. Diego dice:

    No se preocupen, si Manzur sacó más de 10% hace menos de un mes y más o menos había sacado lo mismo en las PASO, sacará lo mismo otra vez con boleta electrónica y con los ojos del mundo puestos encima de cada voto.

    • Raúl C. dice:

      No hay problema, si la oposición vuelve a perder denuncia fraude electrónico ***como hizo en Salta***, y listo…
      Se vota de nuevo, una y otra vez. Hasta que gane la oposición. Si no gana, se interviene la provincia.
      Y se nombra como interventor a un opositor, claro.

      Voto electrónico: no confiemos en los políticos ni en la justicia electoral.
      ¡¡¡Confiemos en la empresa privada que vende e implementa el software!!!

      Ver Wikipedia:
      https://es.wikipedia.org/wiki/Voto_electr%C3%B3nico

      [Cita]
      Los sistemas de voto electrónico pueden ofrecer ventajas comparativas con relación a otras técnicas de votación. Un sistema de votación electrónico puede estar involucrado en un número de pasos en la instrumentación, distribución, emisión del voto, recolección y recuento de las papeletas, pudiendo de ese modo introducir o no ventajas en cualquiera de esos pasos. También existen desventajas potenciales, incluyendo la posibilidad de fallas o debilidades en cualquier componente electrónico. Charles Stewart, del Instituto Tecnológico de Massachusetts, estima que en 2004 se contaron 1 millón de votos más que en el 2000 porque las máquinas de votar electrónicas detectaron votos que las máquinas basadas en papel no habrían detectado.11 En mayo de 2004 la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de los Estados Unidos emitió un informe titulado “El voto electrónico Ofrece Oportunidades y Presenta Desafíos”,12 analizando tanto los beneficios como las preocupaciones creados por el voto electrónico. Un segundo informe fue emitido en septiembre de 2005 detallando algunas de las preocupaciones respecto del voto electrónico y mejoras alcanzadas, titulado” Están en Marcha Esfuerzos Federales para Mejorar la Seguridad y Confiabilidad de los Sistemas de voto Electrónico, pero se Necesita Completar Actividades Claves”.13 Se ha demostrado que a medida que los sistemas de votación se hacen más complejos e incluyen software, se hacen posibles el fraude electoral, la adulteración física de las máquinas de votar y/o diferentes métodos de fraude electoral. Otros también ponen en cuestión el uso del voto electrónico desde un punto de vista teórico, sosteniendo que los seres humanos no están equipados para verificar operaciones que suceden en el funcionamiento de una máquina electrónica y que a causa de que la gente no puede verificar estas operaciones, no se puede confiar en las mismas.

      Más aún, algunos expertos en computación han sostenido la noción más amplia de que las personas no pueden confiar en ningún programa que no haya sido hecho por ellas mismas.14

      Bajo un sistema de voto secreto, no hay ingreso conocido de datos y salida conocida de datos con las cuales comparar los resultados electorales. De allí se deduce que la exactitud, honestidad y seguridad del sistema electrónico completo no pueden ser verificados por seres humanos.15

      Críticos del voto electrónico, incluido el analista de seguridad Bruce Schneier, señalan que “los expertos en seguridad en informática son unánimes respecto de lo que hay que hacer (algunos expertos en votaciones no están de acuerdo, pero es a los expertos en seguridad informática a quienes es necesario escuchar; los problemas aquí están en la computadora, no en el hecho de que la computadora está siendo usada en una aplicación sobre elecciones)…Las máquinas DRE deben tener un registro en papel verificable por el escrutinio de los votantes… El software usado en las máquinas DRE debe estar abierto al escrutinio público”16 para asegurar la precisión del sistema de votación. Las papeletas verificables son necesarias porque las computadoras pueden fallar y fallan y porque las máquinas de votar pueden ser adulteradas.
      [Fin de la cita]

      Hay otra parte del artículo de Wikipedia: ‘Problemas documentados’. Vale la pena leerlo.

      • Diego dice:

        Raúl, lo de Salta fue un tirito al aire que duro menos que una cañita voladora. Nadie le dio bola (más allá de que seguramente en el interior de la provincia hubo tejes manejes como de costumbre) y la vida siguió. La oposición no está resumida en una única voz autorizada, tal como como ocurre con el verticalismo kirchnerista. Hay intereses, capacidades y honestidades varias dentro de lo que hoy se denomina oposición.
        Lo de Tucumán fue grosero. La gente estuvo en la plaza durante muchas jornadas. Deberías tomar como un avance de la democracia que el Poder Judicial le ponga coto a prácticas políticas que vienen desde el la Década Infame y que en algunos lugares nunca han cambiado demasiado.

        AUTOCRÍTICA: ¿Por qué pactamos con Alperovich? Pasemos a esa instancia, ¿eh?

      • Raúl C. dice:

        – Se vio que la boleta electrónica no es garantía de nada. Es poner toda la confianza en una empresa.
        Ya es hora de que abandonen ese slogan.

        – Lo de Tucumán fue un golpe institucional, en el que una Cámara (dos de sus tres jueces) comienza por ‘derogar’ la ley que no le reconoce jurisdicción. Es un golpe, aquí y en Ganimedes.

      • Diego dice:

        Lo de la Cámara de Tucumán fue uno de los pocos rasgos de dignidad que le queda a la institucionalidad de esa provincia. Así es la justicia, son tres camaristas y dos deciden que esas elecciones fueron un cachivache.

        Ya va a llegar el momento en el que el populismo de izquierda pueda desprenderse de la herencia cultural de la Década Infame. Ganar con Alperovich no es nada.

      • Raúl C. dice:

        Le tomo la palabra: ‘así es la justicia’.
        Espero que opine lo mismo respecto a las múltiples instancias que desestimaron la ‘denuncia’ de Nisman antes y después de su muerte, la CSJ que declaró la constitucionalidad de la Ley de Medios, las múltiples instancias que mantienen procesado a Macri, el rechazo a las maniobras de Arroyo Salgado, etc.
        Y espero que siga opinando lo mismo si alguna instancia superior anula este ridículo fallo basado en el programa de Lanata.
        Porque llamar ‘justicia’ a dos jueces amigos que se cagan en todo, y no llamar justicia a lo otro… bueno, es lo que ustedes hacen siempre.

      • Raúl C. dice:

        Y respecto a la Década Infame: es caraduresco lo que dice. ¿Quién es el heredero del Partido Conservador sino Macri? Y apoyado por el radicalismo ‘víctima’ de esa década.

      • Mariano T. dice:

        Oyarbide, Freiler y Ballesteros son mi límite

      • Diego dice:

        No se confunda, el peronismo es el heredero cooptador del conservadurismo argentino. Valga el retorno de la figura de Cámpora durantes estos años como símbolo esa persistencia al interior del partido. Las provincias del norte no cambiaron nunca. Ahí están quienes las administran.
        Macri es otra cosa. Es un hijo de la llamada “patria contratista” y las roscas inmobiliarias y con el juego en la CABA lo denuncian lo denuncia en tanto tal. Aún con esas mañitas, el PRO aspira a ser un partido liberal democrático. Quemas de urnas, compras de fiscales opositores y toda esos vicios de la política inaugurados por el conservadurismo son prácticas que les son ajenas. Macri sabe hablar de porcentajes de obras públicas más que de armar una red de militantes que roben boletas contrarias el día de la elección. Esos vicios se aprenden con la práctica, no de un día para el otro.

      • Raúl C. dice:

        Diego: ¿es ingenuidad lo suyo, o mala fe?
        Lo que no hace Macri, por ejemplo en la zona Sur, lo hacen Ritondo y compañía. No insulte la inteligencia.
        Ya sé que mediáticamente envuelven a Macri con una capa de teflon para mostrarlo como intocable. Él no tiene nada que ver con lo de Ritondo, ni con las escuchas del Fino Palacios y Ciro James, ni ¡Dios no lo permita! con los negocios de Niembro.
        En fin…

        Y respecto a quién es más conservador:
        El verdadero conservadorismo (Partido Demócrata) vota al PRO.
        http://www.partidodemocrata.org.ar/activ.html

      • Diego dice:

        Raúl, está viniendo malo el teflón últimamente, parece… ¿No viste el caso Niembro como el principal tema tratado por todos los programas no sólo políticos sino también de interés general? Esa realidad empírica de los medios en la Argentina vuelve a desbaratar y en lo hace en el corazón de la campaña presidencial, la burda conceptualización respecto al funcionamiento de los medios de comunicación en las sociedades democráticas que el kirchnerismo más ruidoso vino esgrimiendo durante casi una década.
        El problema que tiene el kirchnerismo con Macri a la hora de tirarle carpetazos es que no tienen autoridad moral para poner el ojo en el Fino Palacio cuando se utilizó la SIDE durante todos estos años para hacer política. Algo similar es lo que ocurre cuando le ponés el ojo a la actividad punteril de Ritondo en los barrios del sur de la Capital Federal. ¿Se le puede decir algo a Ritondo si uno cuenta la los votos de Alperovich para armar un proyecto nacional? Es joda. O sea, todos pegan patadas en este fútbol, pero dadas como están las fichas hoy, el kirchnerismo es el Estudiantes de Bilardo.

      • Raúl C. dice:

        Es evidentísimo que el teflon viene bueno: todo lo que se publica sobre Niembro en los medios de Expoagro (digo así para abreviar) protege a Macri, R. Larreta y Vidal, que ‘no tuvieron nada que ver’.
        Lea bien, no dije que el teflon fuera para Niembro.
        Precisamente, la ‘realidad empírica de los medios’, por si no me leyó bien antes, es ‘salvar a Macri’.
        Cosa que vienen haciendo desde siempre, ya se trate de derrumbes, inundaciones o negociados.
        Puede retrucar con los pecados del kirchnerismo.
        La diferencia está en que el macrismo y sus aliados proclaman su limpieza y honradez republicana, y se ve cada vez más que es mentira.

      • Diego dice:

        Raúl, ¡si los medios hubiesen querido salvar a Macri, del tema Niembro ni se hablaba! Se hubiese archivado en dos días como ocurrió con el chico de la UCR asesinado en Jujuy por las huestes de Milagro Sala! Pero no, con Niembro se hicieron un festival porque Niembro es famoso y la vida de los famosos, más aún si se trata de sus caídas, interesa mucho al público televidente y comprador de diarios y revistas. Es la lógica de los medios. Maradona se pelea con su novia y es más importante que una inundación o un derrame de cianuro en algún lugar lejano de la patria. Y con Niembro pasó eso mismo, por más que dos palos verdes que se puedo haber quedado son un vuelto para los conglomerados de medios que el kirchnerismo armó de la nada para que operaran como guardianes del Relato.
        Si Macri no llega a segunda vuelta, esos votitos que le van a faltar los habrá perdido con el tropezón de Niembro. Así que bueno, festeje, pero por favor, salga del teflón con el que se viene recubriendo de la realidad.

        P.D.: Los peores curros del macrismo los hizo en la CABA en sociedad con el kirchnerismo. Niembro es un vuelto al lado de las maquinitas de Cristobal o de los permisos para construcciones inmobiliarias aprobados en la legislatura.

  9. […] interrumpí el posteo sobre este tema, en la madrugada de ayer, lo que tenía pensado era analizar el protagonismo de los medios, y su […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: