Macri-Massa: sacrificio de peones en Buenos Aires

Colorados en Lujan 2

El comentarista Político Aficionado preguntó en el posteo anterior¿Se sabe algo de un acuerdo cooperativo entre Sergio y Mauricio … bajar uno de los candidatos a intendente y apoyar al otro en varios municipios de la PBA, para así derrotar al del Frente para la Victoria?” Esos acuerdos, P.A., no se registran ante escribano, y dependen de delicadas ingenierías en cada municipio. Pero hoy Ezequiel Rudman, hombre informado, publica una nota en la que precisa nombres y localidades. En pocos días podremos verificar dónde llegan a buen (mal) puerto:

El PRO y el Frente Renovador exploran un acuerdo político-electoral con beneficios y sacrificios mutuos. El “affectio societatis” entre Sergio Massa y Mauricio Macri surge a partir de urgencias recíprocas: reforzar la custodia de la boleta de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, y a la vez alambrar las intendencias del Frente Renovador donde el Frente para la Victoria amenaza con chances de dar un zarpazo a partir de los resultados de las PASO de agosto.

Las negociaciones se dan, por ahora, en las segundas líneas. Los referentes del PRO y del FR están analizando los escenarios de posibles acuerdos de cara a las presidenciales del 25 de octubre y al eventual balotaje. Los intendentes massistas repartirían y cuidarían la boleta de Macri Presidente a cambio que la estructura amarilla disuelva el armado de sus candidatos locales para garantizar la continuidad de los alcaldes del FR que sacaron más votos que los postulantes PRO a las intendencias.

Los principales perjudicados de esta estrategia electoral podrían ser algunos referentes del Frente Renovador que deberán bajarse para dejar su lugar a los candidatos del PRO. Por ejemplo, el massista Nicolas Russo en Lanús, tercera sección electoral de la provincia de Buenos Aires, salió tercero. Allí el acuerdo apunta a priorizar la candidatura del ministro porteño de Hacienda, Néstor Grindetti, quien se ubicó segundo detrás del actual secretario de Justicia de la Nación, el kirchnerista Julián Álvarez. El massismo también estaría dispuesto a sacrificar a Walter Queijeiro en Quilmes para lograr que el mediático cocinero del PRO, Martiniano Molina, el opositor más votado del distrito, le arrebate la intendencia al peronista Francisco “Barba” Gutiérrez.
.
El interés mutuo entre el PRO y el Frente Renovador es no dividir el voto opositor en los distritos del conurbano bonaerense para revertir las victorias del Frente para la Victoria en las PASO. No sólo el “Barba” Gutiérrez podría perder Quilmes. También Álvarez, uno de los casos de éxito de La Cámpora en las urnas, quedaría expuesto ante esta unión transitoria de empresas de Massa y Macri.

.
En otros distritos, la “affectio societatis” opera de manera inversa. Allí donde el candidato massista a intendente sacó más votos en las PASO que el postulante macrista, se mantendría a flote el aspirante del Frente Renovador. En San Miguel, el macrista Octavio Frigerio, padre del jefe del Banco Ciudad, Rogelio Frigerio, debería estar dispuesto a ceder para que el actual intendente massista, Joaquín de la Torre, no pase sobresaltos ante el candidato del Frente para la Victoria, Franco Laporta. Algo similar ocurriría en Malvinas Argentinas, donde Jesús Cariglino avanza sobre el candidato PRO, Alberto Czerni, para retener el distrito frente al kirchnerista, Leonardo Nardini, ganador de las PASO en el FpV“.

Anuncios

4 Responses to Macri-Massa: sacrificio de peones en Buenos Aires

  1. Esther dice:

    En síntesis, estarían viendo cómo hacer de cuenta que en las PASO jugaron en una interna dentro de un mismo espacio y no como partidos distintos y diferenciados: el precandidato que sacó más votos quedaría como candidato único en octubre. Eso tendría, seguro, impacto a nivel de municipios aunque ¿lo tendría a nivel de gobernador o presidente?

    Por ejemplo:
    «Los intendentes massistas repartirían y cuidarían la boleta de Macri Presidente a cambio que la estructura amarilla disuelva el armado de sus candidatos locales para garantizar la continuidad de los alcaldes del FR que sacaron más votos que los postulantes PRO a las intendencias».
    ¿Significa que en esos distritos NO habría boleta de Solá para gobernador de la PBA o de Massa para Presidente? ¿O sólo que el massismo haría doble trabajo, repartiendo boletas de ambos y haciendo de fiscales de ambos en las mesas? ¿También harían campaña para ambos?

    Menos me cierra el qué pasaría en los distritos en el que se bajaría el candidato a intendente macrista. En este caso, el macrismo, ¿repartiría las boletas de Solá y de Massa y pondría fiscales para el massismo?

    Por cierto, ¿Lilita y Sánz qué dicen al respecto? ¿Estos acuerdos también incluyen a los radicales?

    Me superan estos arreglos transitorios empresariales no-políticos.

    Aunque, claro, pueden poner obstáculos importantes al FPV. Que no sé cómo se desarmarían de otra forma que no sea con más militancia en la calle y en los barrios.

    Abrazo,
    Esther

  2. Lo que queda implícito es el apoyo al candidato presidencial que sobreviva en caso de balotage.

  3. ESTHER: Por lo que he leído, entiendo que proponen hacer un “ballottage” de entre casa sólo para favorecer al candidato municipal que quedó en mejor posición. No olvide que para los cargos electivos de la provincia de Buenos Aires (gobernador, intendentes) no hay “ballottage”: el que quede primero gana aunque no llegue al 50% (o cualquier otro porcentaje).
    Eddie
    PS: L’ Shaná Tová (aunque usted no sea judía).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: