El peronismo, con el viento enfrente – La crítica a Fidanza

Barco_TormentaSobre el posteo anterior con el artículo de Eduardo Fidanza El peronismo ante su propio ajuste, recibí mensajes privados de amigos personales diciendo (resumo) “¿Cómo se te ocurre subir, y decir que es interesante, una nota con evidentes falsedades!?” (varios comentaristas dicen algo parecido, con mayor cortesía).

Empiezo aclarando, entonces, que lo considero interesante por dos motivos básicos: Lo que tiene de falso. Lo que tiene de verdadero. Y también, como digo en la introducción, porque refleja el pensamiento de un opositor lúcido (E. F. es opositor, aunque tenga algunos vínculos provechosos con el oficialismo ¿Quién no, incluyendo a Macri, Magnetto y Rocca?).

El enfoque de Fidanza es relativamente original porque la gran mayoría de los opositores al peronismo por convicción (distintos de los opositores por interés, que, como los partidarios por interés, reciben sus convicciones con el sueldo) adoptan una de dos actitudes: o ven al kirchnerismo como una aberración “que no es en realidad peronista”, o piensan que el peronismo es la aberración, que impide desde hace 70 años que seamos el país maravilloso – casi europeo – que deberíamos ser. E. F. reconoce su vigencia, y lo excepcional de esa vigencia, durante siete décadas y se pregunta por los motivos. No es por cierto el único ni el primero, pero son tan pocos…

Ahora, lo falso: En su intento, E. F. toma en cuenta exclusivamente el período que va de 1989 a la actualidad (Bueno, mi amigo Barge, que hace un agudo comentario en ese posteo, toma casi todos sus ejemplos del período 1955-1988; más extenso, pero también incompleto). En cualquier caso, la falsedad se introduce de forma sutil en que compara las etapas de Menem y de ambos Kirchner, ignorando además la transición. Dice que “ambos gobiernos, con plataformas diferentes, beneficiaron a una porción considerable de la clase media y al conjunto de los sectores populares. La fórmula fue similar: recuperación del empleo y el consumo después de crisis terminales“.

Fue así… al comienzo: Las hiperinflaciones del final de Alfonsín (y de los primeros meses de Menem) habían creado una situación insoportable. La receta de la convertibilidad fue aceptada, y aplaudida, por una inmensa mayoría porque permitió una estabilidad mínima, un cálculo más o menos racional del dinero, el retorno de las tarjetas y las compras en cuotas… cosas muy básicas que habían desaparecido. Este alivio duró lo bastante para darle a Menem el respaldo de la mayoría del peronismo y la reelección.

Pero no puede decirse que el objetivo de su política haya sido beneficiar a “una porción considerable de la clase media y al conjunto de los sectores populares”. Porque había “comprado” la ideología que iniciaba su hegemonía global después de la caída del “socialismo real”: el llamado “neoliberalismo”. El beneficio a la sociedad no lo iba a dar el gobierno, sino la libre acción de las fuerzas del mercado y la iniciativa privada. Como sabemos, no funcionó así. Inclusive para sectores que hoy reivindican esa ideología, como Héctor Huergo o el comentarista Mariano T. Muchos productores rurales veían rematados sus campos al final de los ´90.

Los gobiernos K, en todas sus etapas, asumieron la concepción peronista tradicional: el gobierno es responsable por el bienestar de la sociedad, en particular de los sectores más humildes. El hecho que haya habido errores – y seguramente hechos de corrupción, imposibles de evitar en los asuntos humanos -; y que aún las mejores políticas sociales producen efectos colaterales no deseados, no cancela la diferencia entre ambas etapas.

Ni tampoco asume el hecho, también evidente, que la conclusión de la etapa menemista fue muy distinta a la actual. La recesión y el desempleo afectaban a sectores cada vez más grandes. En el plano político, el candidato del PJ entonces, Duhalde, hizo su campaña en 1999 diferenciándose de la gestión Menem.

Supongo que esta equivocación es de buena fe. Fidanza, que no es economista, asume el consenso al que se aferra el conjunto de la oposición: es necesario un ajuste, que será una “bomba” para el futuro gobierno. Por supuesto, puede ocurrir, pero no es inevitable como lo fue el estallido de la burbuja financiera (vide Grecia). Y se ignora que desde hace dos años el gobierno de CFK está haciendo un ajuste, del que se puede discutir su eficacia, pero no que no está enfocado en los sectores populares (mientras que la ortodoxia liberal consiste en afirmar siempre que es el excesivo consumo de los pobres el que provoca el desequilibrio, mientras que a los inversores debe evitarse cualquier inconveniente: son personas muy sensibles y se desalientan fácilmente, con consecuencias terribles).

Dicho todo esto, quiero señalar que no tengo datos que me hagan dudar de una afirmación muy importante de la nota, que todo político debería tomar en cuenta si es cierta (creo que lo es):

Según datos de Poliarquía de fines de 2014, sólo el 25% de los argentinos declara estar identificado con algún partido político. El 7% se inclina por el PJ y el 5% por el kirchnerismo. Eso significa que apenas el 12% del total de la población simpatiza con el peronismo, en sus dos expresiones principales. Dentro de este grupo, el kirchnerismo logra más adhesión relativa entre los jóvenes, las mujeres y la clase media, mientras que el PJ mantiene su configuración clásica: es preferido en mayor proporción por los varones, los sectores populares y los mayores de 50 años“. Otras encuestas, sólo de la provincia de Buenos Aires, que he visto, aumentan el porcentaje de los que se reconocen como peronistas al 16 %.

Esto indigna a mi amigo el Capitán Yáñez, que comentó: “Dudo que alguien haya visto alguna vez a este mercenario caminando por Solano o Berazategui … el peronismo sigue ahí, mayoritario y gozando de muy buena salud“. Por cierto que sí, y no sólo en el conurbano bonaerense. El peronismo sigue siendo un hecho primordialmente emocional y afectivo, en muchos barrios humildes en todo el país (más que en las villas y asentamientos, aunque también ahí), en las camadas jóvenes de algunos sindicatos, … hasta entre muchos ex militantes de Guardia de Hierro 🙂 . Pero eso no contradice lo que dice Fidanza.

Guido, otro comentarista más contenido (que tampoco tiene buena opinión de la nota), apunta: “El 12% de la población es más del 20% de la población adulta. No es poca gente“. Seguro que no. Una quinta parte del electorado.

Con ese dato, E. F. desmiente sus propias conclusiones: “los herederos de Perón reemplazaron el carisma por la distribución“. Tonterías. Siempre hubo una parte de “efectividades conducentes”, como decía Yrigoyen: sin los aumentos de sueldo y la protección al trabajador, el aguinaldo, las vacaciones, la voz y la sonrisa de Perón no habrían sido suficientes. Y sin el fortalecimiento de las organizaciones sindicales, no hubiera perdurado después del ´55.

Lo que ese dato significa es que sí hubo una repolitización, después del derrumbe de Menem y la ausencia de carisma de Duhalde. La historia del peronismo, más la memoria de Néstor Kirchner para los muchos que recuperaron empleo y un modesto bienestar, más el liderazgo de CFK, conforman un núcleo duro valioso para una fuerza política que se propone mantener su vigencia. Scioli deberá lograr una empatía – distinta pero igualmente sólida – con sus votantes, o su liderazgo no sobrevivirá a las inevitables dificultades.

Ese 25 % también significa algo que condiciona las campañas y las estrategias políticas actuales: tres cuartas partes de los argentinos, una comodísima mayoría del electorado, no se identifican con un partido político. Quiere decir que la sociedad tiene una relación con la política muy distinta que hace 50 años, o solamente 30. Pero ese es un tema para otro posteo. Que a lo mejor acepta encarar mi socia en #BASAT, Florencia Benson.

11 respuestas a El peronismo, con el viento enfrente – La crítica a Fidanza

  1. victorlustig dice:

    disculpe Abel

    Otras me impedian introducir mis normalmente supinos comentarios aca, y, deconstruir lo que el economista estrella puso con graficos (base Indec….)

    Dicho este introito y para no apartarme del post, hay un par de hechos, para mi al menos importantes

    a) El peronismo es el de los dias felices, cuando no hubo mas dias felices, mucha gente le dio la espalda (Capi, conozco Solano Budge y hasta Aldo Bonzi), por ejemplo, si llegaban a noviembre del 76, iba a ser complicado para el gobierno de esa epoca.
    b) El peronismo tambien es el de los capataces eficientes, (sorry), hay lio, se espera que los peronistas vengan a arreglarlo (1989, 2001)

    El problema ahora es que estamos en la superficie bien, pero probablemente abajo mal o muy mal, lo cual va a conducir al ajuste, y, para la epoca de vacas flacas no esta preparado el peronismo, para las de gordas, si ver a) para las de vacas exangues si, ver b) habra que ver como explica las flacas y, la gente, la de Aldo Bonzi es mas inteligente, no se va a comer el caramelo de la crisis internacional

    Y, el unico que hizo ajuste es Scioli, con la obra publica (de ahi el agua en alguna parte) y los impuestos de PBA (Si Guido, te parece poco, anda a Tucuman ponele a ver cuanto pagan), el nacional solo le dio a la maquina con tal de sostener el consumo desesperadamente (Ahora 12, dolar a 9 etc)

    Las obras de infraestructura, muchismas al menos vienen de hace 4 años y sirven ahora para inaugurarlas, pero, nuevas? salvo de las represas de Sta Cruz, que, dudo se hagan, pocas y el ajuste mas indoloro en principio es ese.

    • voces dice:

      Me parece que se equivoca al evaluar que el peronismo es exitoso en los días felices.
      Muchos días felices no hubo luego del 55, con el plan Conintes, etc. etc. y sin embargo, aquí estamos luego de 70 años, y por lo que se ve en el horizonte hay para 70 años mas..

      • bistiarj dice:

        Voces, lo que diga Victorlustig puede ser cierto o no, pero cuando dice “el peronismo es el de los días felices” se refiere al peronismo gobernando. Como es públicamente conocido el peronismo entre el 55 y el 73 fue un peronismo de oposición, no de gobierno. Al margen de como lograron gobernar los que lo hicieron.
        Es una aclaración, espero pertinente. Y creo que apunta al tema que en el blog Abel ha tratado de marcar, lo importante para Argentina y para el peronismo son los 4 (u 8 años) próximos, donde el viento puede que esté solo de frente (y no quiero decir que antes estuviera de popa)
        Personalmente creo que no es relevante si el menemismo se parece al kirchnerismo o no, más que nada por que el menemismo es un hecho pasado y no alienígena, sino nativo. Lo importante son las secuelas, nuestras ideas presentes (los alemanes tienen una palabra rara que no me acuerdo para decir algo así como cosmovisión) y nuestros objetivos. Como mínimo en esos tres aspectos hay dos versiones en octubre. Hay que militar la de nuestro lado nomás.
        Abrazo

      • victorlustig dice:

        gracias por la aclaracion, es asi
        no se si esta haciendo la gran turco el gobierno actual, nos daremos cuenta en algunos meses, no muchos

    • Silenoz dice:

      Pero victor… a ve’….

      Sigo la línea de pensamiento del medio de cabecera del comando mayor intelectual:

      CFK está haciendo la gran turco, cuando Duhalde, para que gane el tilingo amarillo.

      La estrategia es que el inútil haga la gran Alfonso -hipótesis de mínima- o de la Ruina -de maxima- (c/s helicóptero) y así volver el ’19 para re.inaugurar los días felices….

      La suerte y -agrego- la maldad intrínseca y perversidad del P (raro que no hizo hincapie en esto último el patricio Fidanza)

      A pesar de parafrasear a cada rato al general (antes y después de ser dictador) raro que no conozcas las tácticas del hecho maldito

  2. Silenoz dice:

    See….
    Es de resaltar que tu crítica valiosa y acertada es lo único que justifica al papelón de EF que hace rato claudicó a su pesar

    De todas maneras, si se me permite, hay un error metodológico, que es darle al “azar o suerte” una importancia relevante en la perduración del hecho maldito.

    Yo puedo maso acordar que el “azar o suerte” pueda afectar en algún grado el éxito en algún emprendimieno de algún individuo, empresa o club de fútbol (en un momento específico) pero de ahí a proyectarlo con una suerte de inducción al análisis del desempeño de un partido o movimiento político ¡¡¡durante 70 años!!! y que involucra mucho más que sus cuadros, militantes y punteros…….

    EF no es economista pero adopta concienzuda y abiertamente muchos criterios ortodoxos como explicar comportamientos generales a partir de la observación instintos individuales

    Otro “comandante” que no puede abstraerse de la miopía que sufre toda la opo opa.

  3. julio dice:

    Antonio Machado sentencia:
    No se predica al convencido.
    Hay que oxigenar nuestra Doctrina y hacerla triunfante en octubre!
    Proponer, construir, asociar, armonizar
    al equipo del compañero Scioli y nuestra militancia.

    Saludos muchachos, estamos ahí de los 70 años.

  4. Miguel Irazoqui dice:

    Estimados Compatriotas y Compañeros
    dificil hacer un balance desapasionado en tiempos de desenfrenado demoliberalismo, donde todos aceptan someterse a las reglas de juego de un sistema al que todos reconocen como lo mejor que hay, al menos hasta ahora y si no…- que queres que vuelvan los milicos!…pero a decir verdad, no hemos logrado salir de la encerrona en que nos metió el proceso, que en parte, analizado como hecho histórico y si bien a logrado muchísimos avances en el campo del castigo a los culpables de los hechos aberrantes de muertes y desapariciones, no se ha hecho nada en las consecuencias permanentes que nos han dejado, al instalar de la mano del avance del llamado neoliberalismo, en el terreno del endeudamiento compulsivo al que fue sometido, toda la región,en un doble juego: político por un lado, como consecuencia de la guerra fria que se libró siempre fuera de los paises que la promovieron y la instalación del sistema económico mundial del que hasta ahora solo unos pocos paises han logrado salir con éxito de ella…hace un par de años fuí duramente amonestado por Abel, por lo que consideró como una simplificación absurda, mi propuesta de que los argentinos, como el resto de la región tenemos un solo problema, “”del que se deriban todos los demás””, la “deuda eterna”…he leido hoy aqui que alguien habló con mas propiedad del viento de popa, que no fue sino un impulso del que se pueden registrar dos componentes principalísimos: la suspensión del pago de la deuda, Rodriguez Saa mediante y con un planteo insostenible, no el que hubiera indicado el legado juríco y político del Patriota Olmos y la sentencia del Juez Ballesteros, que le habría dado una entidad que no tuvo el desaguizado del presidente por cuatros dias…y por otro lado, suguiendo con el razonamiento, una circunstancia de la que no tuvimos sino una participación secundaria y solo de aprovechamiento de las condiciones que se generaron con el aumento de los comodities, lo que generó junto con la devaluación, el tan conocido doble superavit…no nos habían pasado ninguna de las cosas que nos habían pronosticado, no nos faltaron medicamentos, ni insumos, ni los acuerdos logrados con el canje 2005, mejoraron ninguna de las condiciones que supuestamente tendríamos luego del acuerdo, ni el desendeudamiento se puede explicar, si antes debíamos 170 mil mill de dol y ahora, solo en cabeza del estado debemos reconocido por informes oficiales, casi 200 mil mill de dol … la agenda Boudou, para el reendeudamiento, tampoco resultó y el total del resultado económico del esfuerzo nacional, o sea unos 10 o 15 mil mill de dol anuales, se van todos en el pago de una deuda ilegal e ilegítima sin que nadie, oposición ni gobierno se anime a enfrentar un problema, que nos seguirá desangrando, en un mundo tan confuso y convulsionado, que no sabemos ya, no solo que es lo que estamos debiendo, ni a quien…ni está demostrado que “portarse bien”, ser pagadores seriales den resultados…si se reconoce haber pagado en diez años 170 mil mill de dol., como se explica, que debamos aun mas de eso?..porque si esto es a todas luces el mayor y mas grave problema porque nadie lo pone en agenda electoral, es acaso una confabulación de todos, partidos, oposición, gobierno y aun de lugares como este en donde uno puede, al menos yo, apreciar que hay una discución honesta de los problemas nacionales?…según las encuestadoras internacionales, algunas de esas ong truchas a las que nos tienen acostumbrados, la corrupción se lleva entre un 5 y un 15%, en ” todo el mundo”, estimado para Argentina en el período 2010 a 2014 en unos 1500 mill d dol, o sea yuyos al lado de lo que oblamos por intereses de la deuda, lo que no permite explicar como la opo se puede agarrar de eso, que obvio no justifica, pero no explica tampoco de ninguna manera el estado de la economía, que al no tener viento de popa, se queda sin el envión que pareciera debe por una cuestíon natural empujarnos…razonamiento cercano al que nos pone en manos de Dios…ahora creo que si se puede explicar mejor lo del “viento de cola”, que alguien instaló no se sabe muy bien porque, dado que el viento de cola, es sabido es la peor condición para despegar o aterrizar…esta es la real condición actual?, o sea ahora si estamos con viento de cola?…para seguir con la metáfora se podría decir mejor, que habría que mas que hecharnos la culpa de quien y porque no logramos salir, encontrarnos en un punto en que identifiquemos el barlovento y aprovechemos de las condiciones que seguramente tendremos de aqui en mas, que nunca son el apocalipsis al que nos tienen sometidos los que nos prometen que si no tomamos la sopa, viene el cuco…es poco probable lograrlo en estos tiempos de lujurioso despliegue electoral, donde se dejan expuestas las peores cosas de la naturaleza humana en un ferozismo mas propio de otros terrenos que el que debieran tener las acciones políticas, que debieran ser un ejemplo aseguir por el pueblo…el peronismo a dejado de existir, habremos de confesarlo de una vez por todas, pero existimos los peronistas, constituímos una buena parte de la mas reflexiva conciencia nacional y heredera de un legado que deberíamos ser capaces de reencausar, armonizar con el conjunto y acompañar a un pueblo que mas allá de las vicisitudes, siempre se sabrá sobreponer como mandato histórico ineludible…solo falta volver a identificar al verdadero enemigo, a la nueva coloniliadad a la que nos empujan y volver a revisar como se puede a partir de una propuesta ordenada de moratoria, suspender el pago de la deuda hasta tanto se den las condiciones de posibilidad de pago y se revisen todos los acuerdos sujeto a que no puede haber legalidad montada en una ilegalidad inicial que el juicio del Patriota Olmos demostró y que ya hoy no puede tener sino un juicio político, si es que aun hay patriotas entre nuestros políticos.
    slds afectuosos
    Miguel

  5. No es fácil desmentirlo a Steven Levitsky cuando sostiene que en lo que hace a su organización el peronismo se sostiene en un entramado de intercambios materiales, cuya fuente principal es el Estado en sus diferentes niveles. El peronismo es un partido Estatal, y ello lo ha dotado de una enorme capacidad de adaptación que le permite adoptar cualquier tipo de políticas manteniendo la lealtad organizativa hacia aquellos líderes que aparezcan en mejores condiciones de ganar elecciones, y así asegurar el flujo de recursos. Ello trae como consecuencia que en los hechos, la política parece tener una sola esfera de pertenencia, el Estado. Surge así la idea de la política del Poder Estatal, olvidándose que la otra esfera de pertenencia de la política es la ciudadanía. Por supuesto que el Estado, con su división de poderes es el centro director de todo, y ocupa un lugar primordial en la organización de los asuntos comunes, pero no con el sentido de la tradición republicana clásica donde los ciudadanos se comprometen con la cosa pública, sino con el sentido moderno de la política-poder, y es entendida solamente como maniobra de los poderes personales, sobresaliendo la política del mero interés particular, y se desdeña, en consecuencia, como la estructura de vivir juntos.
    Entre las “capacidades” del peronismo, no puede dejarse de lado la de cooptar a dirigentes y grupos sin antecedentes peronistas, pero que saben conseguir votos y así asegurar el acceso a los recursos. El caso típico es el de la provincia de Tucumán, con su gobernador Alperovich, legislador radical que logró desplazar a toda la desprestigiada vieja guardia partidaria y hacer elegir a su mujer, con apenas un año de afiliación, como presidenta del partido, y que ahora es defendido a muerte por los “peronistas” como si fuera el fundador del movimiento.
    Por eso hablar de porcentajes de “peronistas” no deja de ser bastante nebuloso, máxime cuando el matrimonio Kirchner, ha hablado de una supuesta renovación de la política, acudiendo para ello a otra de las “virtudes” del peronismo, la habilidad de juzgar desde el presente a un pasado que el mismo construyó en función de gobierno, sin hacerse cargo de esa historia, desligándola de sus estructuras y pensamientos actuales, cuando en la realidad se “quedaron casi todos”

    • Rogelio dice:

      Estimado Daio:

      Surge así la idea de la política del Poder Estatal…”

      Al señalar el presunto sesgo “estatalista” del peronismo me parece que se está equivocando. Es como si estuviera mirando el día a día sólamente con un ojo y tapándose el otro.

      La fórmula es añeja y precisa:
      “Gobierno centralizado, Estado descentralizado y Pueblo Libre y Organizado”.

      Como ejemplo práctico le invito a que sea testigo del modo en que esa fórmula adquiere vida en un acontecimiento reciente que mencioné en un post anterior de Abel => https://goo.gl/VbNF6o
      En especial, Daio, preste atención en quiénes son los variados actores y personajes que pueblan y enriquecen con su presdencia y diversidad el escenario.

      Saludos cordiales

  6. Rogelio:
    Que como argumentación contra la idea del peronismo como partido estatal me pongas un discurso de una presidenta, profundamente identificaba con la frase atribuida a Luis XIV, no me parece feliz.
    Te invito a que recorras el correo “oficial”, el canal Encuentro, la ballena azul, etc., etc., y podrás observar como las estructuras estatales, no son del Estado y de variados actores sociales, sino de quienes forma parte de la facción kirchnerista, actualmente en el gobierno. En un sistema democrático, Estado no es igual a gobierno, pero cuando las estructuras estatales son vaciadas, para luego ser llenadas por quienes buscan satisfacer deseos personales, se termina con que el poder acomode sus propios intereses a los de la sociedad, desnaturalizando la naturaleza del Estado.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: