Brasil y el fantasma de las navidades futuras

scrooge

Escribí mucho en el blog sobre Brasil, y también – o especialmente – sobre su relación con Argentina (Pongan el nombre de nuestro vecino en el Buscador, en la columna de la derecha, y verán). La última vez fue hace una semana ¿¡Puede ser que vuelva con el tema en mis vacaciones!?

Y sí. Un bombardeo de tuits de valiosos amigos digitales     @Ricardo_blogger    me obligó a enterarme que en estos días aparecieron tres miradas distintas. Quiero compartirlas con ustedes. Y luego, hacer una pregunta.

Marcelo Falak publicó en Ámbito una fascinante nota donde cuenta los entretelones del caso judicial, la Operación Lava Jato, que está poniendo en jaque las instituciones brasileñas, buena parte de su clase empresaria, y la Presidente Dilma Rousseff. De eso ya hablamos aquí, pero Falak rastrea un texto, de 2004, del juez hoy a cargo de la investigación, donde muestra su interés en la “Mani Pulite” italiana, y detalla las condiciones necesarias para el éxito que tuvo (descabezar la clase política italiana).

Los interesados en golpes judiciales, a favor y en contra, deben leerlo para darse cuenta de las condiciones necesarias.

Mi amigo Ricardo, que este domingo tiene elecciones, compara los procesos del PT y de la experiencia kirchnerista del peronismo. No voy a hacerle la injusticia de extraer párrafos. Léanlo. Es un excelente análisis (aunque no estoy de acuerdo en que un balotaje “atomizaría el poder político” de un futuro gobierno argentino).

Ahora, un elemento clave, que confirma lo que afirmé en el blog, que “en el Atlántico Norte le bajaron el pulgar a Brasil, es este artículo del Financial Times, que reproduce entre nosotros El Cronista.

Copio algunos fragmentos del brulote de Joe Leahy, corresponsal de siempre para el Cono Sur:

Una vez fue el motor de la economía mundial, ahora es el país enfermo de los mercados emergentes..

… Alguna vez campeón del mundo corporativo brasileño con tasas de crecimiento de dos dígitos, la industria de los camiones, al igual que el equipo nacional de fútbol aplastado por Alemania en el Mundial del año pasado, se derrumbó.

En el primer semestre de este año, la producción de camiones y autobuses cayó 45% en comparación con el año pasado. Es un desastre que se espera que se repita en toda la economía más grande de América Latina este año.

“En mi vida profesional, ya pasé por 17 crisis [económicas]”, afirma Roberto Cortes, CEO de MAN Latin America, propiedad de Volkswagen, enumerando varios episodios de caos financiero, desde la “crisis del tequila” de México en 1994 hasta la de Lehman Brothers en 2008. “Esta es nueva. Y es específica de Brasil”.

El país dejó de ser un motor de la economía mundial como una de las naciones del BRIC de crecimiento más acelerado para convertirse en el país enfermo de los mercados emergentes. El desempleo aumenta, la confianza empresarial se hunde. Standard & Poor’s, la agencia de calificaciones, está considerando rebajar su capacidad crediticia a basura. El país está batiendo todos los récords no deseados. “Creemos que la actual recesión será la peor de la historia reciente de Brasil, al menos desde que se comenzaron a recoger datos trimestrales en 1996”, según el BNP Paribas, que predice una reducción del producto bruto interno del 2,5% para este año, en comparación con el 0,1% positivo registrado el año anterior.

A solo seis meses del inicio de su segundo mandato de cuatro años, Dilma Rousseff tiene la popularidad más baja que cualquier presidente de la historia democrática reciente de Brasil. Peor aún, la economía débil está poniendo en riesgo el apreciado logro de su Partido de los Trabajadores, o PT, durante sus 13 años en el poder: la creación de una nueva y vasta clase media-baja. La frágil percepción de prosperidad de este grupo peligra… a la par del control del poder de la presidente“.

Notas de esta dureza sólo se han dedicado, en América del Sur, a Argentina, cuando fue necesario justificar que se dejó caer al “mejor alumno”.

Por supuesto, el periodista se esfuerza en acompañar el “relato ortodoxo”, del que sin duda se harán eco los discípulos locales:

“… Al igual que muchos otros mercados emergentes, Brasil está padeciendo el final del superciclo de las commodities en medio de una demanda en retroceso de China, así como el final de un auge crediticio interno. Pero la profundidad de la resaca se atribuye a intentos de Rousseff -durante su primer mandato- de prolongar el auge mediante controles de precios y un programa de incentivos poco eficaz. Brasil registró su primer déficit fiscal -el saldo presupuestario antes del pago de intereses- en una década en 2014. Su generosidad fiscal ha llevado a una situación tóxica de bajo crecimiento y alta inflación“.

Pero aún Joe Leahy y el Financial Times se ven obligados a tomar en cuenta algunos hechos:
.
Para lograr dar vuelta las cosas, a fines del año pasado, Rousseff nombró un ministro de Economía de línea dura, Joaquim Levy, formado en Chicago … La combinación de políticas fiscales y monetarias más restrictivas intensificó la caída. El nivel de desempleo alcanzó el 6,9% en junio, en comparación con el 4,8% registrado el año pasado. La desaceleración del crecimiento aplastó los ingresos fiscales“.
.
…En el modelo económico estatista de Brasil, frenar al gobierno a menudo también significa perjudicar los negocios, así de estrecho es el vínculo entre ambos”. Y vuelve a citar al CEO de la automotriz con quien comenzó la diatriba: “Cortés, de MAN, afirma que la industria no sólo está sufriendo a causa de una economía débil, sino que está siendo perjudicada por el programa de austeridad del gobierno“.   (completo aquí).

¿Se dan cuenta porque hablo en el título del fantasma de las navidades futuras? Esperemos que, como en el cuento de Dickens, podamos evitarlo.

7 respuestas a Brasil y el fantasma de las navidades futuras

  1. Daniel E. Arias dice:

    Creo que algún sector menos estúpido de la versátil burguesía industrial brasileña empieza a darse cuenta de que se han estado disparando en los propios pies.

    Hoy un sector de académicos, bogas, empresarios y jueces empezó a hablar desesperadamente, en aras de la gobernabilidad, de “blindar” a Dilma Roussef de la tentativa de golpe blando motorizada por Cunha desde el parlamento.

    Y también hoy la noticia del día es que, vaya la casualidad, resulta que el “lavajatista” Cunha, reserva moral de la derecha en toda esta tentativa de “impeachment”, acaba de ser vinculado al “Petroleao”.

    Si la investigación ulterior deja a Cunha fuera de combate, Dilma tiene asegurada la terminación de su mandato, aunque con los económicos, sociales y politicos en descenso. Desgraciadamente, el bando del impeachment tiene un reemplazo potente y es el ex-presidente Fernando Enrique Cardoso, y ése tipo es de teflón: no se le pega ninguna porquería que le tiren.

    Mi poco informada opinión es que si antes de que Dilma termine su mandato alguien no saca a Levy a patadas del Ministerio de Hacienda y pone a un elenco más compatible con los planes de la industria paulista, el PT saldrá muy malherido por haber abandonado sus moderadas banderas desarrollistas, cosa que viene haciendo aún desde épocas de Lula.

    ¿Alguien puede creer que el mismo país que logró posicionarse entre los ’80, ’90 y la actualidad como el tercer fabricante aeronáutico mundial, con Embraer, haya dejado totalmente parado su programa espacial desde 2003? Desde que tras una cadena ininterrumpida de éxitos tecnológicos en materia de lanzadores a los primos les explotó un cohete en plataforma en Alcántara (23 muertos), pararon todo desarrollo en esa dirección, la de tener un acceso propio al espacio. En contraste, aquí y con fondos mucho menores, el Gran Petiso Franco Varotto sigue desarrollando el Tronador II, contra viento y marea.

    El papel de Brasil en la construcción de satélites se limita a comprarle aparatos a China y terminar de armarlos y testearlos en los laboratorios de prueba del INPE, que debieron ampliarse para poder evaluar aparatos de hasta 6 toneladas. Muy impresionantes frente a nuestros ARSAT, de sólo 3 toneladas y modesta potencia eléctrica y ancho de banda. Pero los de Brasil no tienen un centavo de diseño nacional, y los nuestros son 100% especificados, diseñados, construidos y testeados aquí.

    ¿Alguien recuerda siquiera que promediando los años ’80 Brasil era, con marcas propias en hardware y software, el 6to mercado informático del planeta? Los americanos les bolearon las patas con facilidad: si Brasil no abandonaba su “proteccionismo computacional” y su política de “compre nacional” en la materia, Estados Unidos dejaba de comprarles zapatos y jugos de naranja. ¿Adivinan quién ganó?

    ¿Alguien entiende como el que pintaba como el mayor programa nuclear de Sudamérica de los años ’80, con la intención de construir rápidamente 6 centrales de potencia, fue detenido por una banda de ecologistas finos de Angra que no quieren tener una planta vista del balneario en que viven?

    A fines del siglo XX, los biotecnólogos de la Universidad de Sao Paulo se habían vuelto ídolos populares, salían en la TV casi como los jugadores de football. Estaban logrando avances fabulosos en genómica ligada a control de plagas en la industria de cítricos. Brasil parecía condenada a volverse un monstruo en la industria high-tech de mayor potencia transformativa para un país de agricultura: el patentamiento de especies recombinantes. Les faltó una pata para estabilizar ese banquito al cual subirse y ser altísimo: el mercado farmacológico local es de dominio pleno de las multis. Y si no tenés una pata farmacológica y tu único apoyo económico son dos o tres iluminados del campo…

    Hace tiempo que Brasil no trata de repetir el milagro Embraer en otros campos de la tecnología.

    Y desde la adopción de políticas monetaristas, que ya empezó en épocas de Lula, es seguro que pasará décadas vagando en el Néguev por haber adorado al becerro de oro del establishment financiero.

    Lamento que el Chief Abel esté estropeando sus vacaciones con estos temas, pero siempre es útil tener esta columna a mano en momentos de tormenta perfecta.

    Porque la verdad, damas y caballeros abelianos, es que estamos en medio del peor intento de restauración conservadora de Sudamérica desde los ’70 y los ’90; con Brasil en Terapia Intensiva y entregado a médicos peores que cualquier enfermedad, y Venezuela en caída libre tras una suma de décadas de errores económicos asombrosos, no se puede decir que la batalla la estén ganando los buenos, si los hay.

    El problema es cuando los buenos son o actúan como estúpidos o suicidas, o adoptan el discurso y la práctica de los malos. Me falta suficiente sociología como para entenderlo.

  2. Silenoz dice:

    Como nota realmente es a la altura de lo más selecto de los tiramierdas locales:

    Macartear por lo que se perdió (que se obtuvo por NO hacer todo lo que esta gente supone que se debe hacer), mechar dichos de un empresario lamentándose por la falta de estado (que se supone que eso es precisamente lo que NO quieren) y enunciar todas las calamidades consecuentes por profundizar las políticas económicas que estos ven como correctas…. is tu mach… jugadores de toda la cancha e impunes… me llama la atención que este “medio” sea de consulta para miembros de la city

    Por supuesto, no se priva de mentiras:
    ” Pero la profundidad de la resaca se atribuye a intentos de Rousseff -durante su primer mandato- de prolongar el partido mediante controles de precios y un programa de incentivos poco eficaz. Brasil registró su primer déficit fiscal -el saldo presupuestario antes del pago de intereses- en una década en 2014.
    Su generosidad fiscal ha llevado a una situación tóxica de bajo crecimiento y alta inflación

    Esto es completamente falso, los problemas que ellos tienen son por pegarse tiros en las patas por NO desviarse de su política económica

    Sin atravesar problemas graves en al cta. cte y con la cantidad de reservas (que son monumentales teniendo en cuenta los ratios entre estas y deuda externa o importaciones) más allá de la caída de los términos de intercambio y fuga Brasil no tiene ninguna necesidad de pasar esta situación. La espalda que tiene para aplicar políticas anti cíclicas es fenomenal, encima tampoco tienen restricción externa…

    Y sigue:
    ” Su generosidad fiscal (….) que obligó al banco central a subir su tasa de interés de referencia a 14,25% la semana pasada: más alta que en cualquier otra economía grande”

    Falso de falsedad absoluta, las tasas se elevaron para evitar la fuga, que consiguieron parcialmente pero a costa del 7% /PBI en concepto de servicios como apuntaba Contradicto (creo en un posteo anterior)

    Precisamente la devaluación trajo aparejado la inflación, te invierten la causalidad tomando como dogma universal que financiar el déficit fiscal obliga a aumentar la tasa y que dicho aumento frena la inversión y el consumo, lo cual puede ser cierto, pero en economías como la nuestra y a diferencia de la yanqui por ej., altas tasas de interés NO necesariamente afectan el consumo y la inversión (ver ejemplo de créditos para camiones o el Ahora 12 o hace unos años con planes de hasta 24 cuotas mensuales)

    Y Caio Megale miente “El problema es que el ciclo económico se está intensificando por las políticas exageradas del pasado… y por la operación Lava Jato”.

    No, el problema se agrava por cambiar el tímido rumbo inicial y encima sufre de frepasismo al aseverar que la corrupción genera problemas económicos, aunque en rigor todo este despelote de malas decisiones fundadas en miradas ortodoxas viene desde el 2012 cuando no se a quién se le ocurrió que los ratios de deudas de las familias eran peligrosos y que se “decidió” que el privado debería tomar, a partir de ese momento, la iniciativa del crecimiento debilitando el rol de la política fiscal expansiva del estado, cuando ésta fue una de las responsables principales de dicho crecimiento en lo años anteriores y que, al igual que el nuestro, se fundó en la expansión del mercado interno

    Y más abajo José Augusto Coelho Fernández da en el clavo: ”La combinación de políticas fiscales y monetarias más restrictivas intensificó la caída. El nivel de desempleo alcanzó el 6,9% en junio, en comparación con el 4,8% registrado el año pasado. La desaceleración del crecimiento aplastó los ingresos fiscales, con lo cual la semana pasada Levy debió retroceder con los objetivos del gobierno de superávit fiscal primario”

    Una vez más para el que NO entiende que el manejo económico de un país NO es asimilable al de una casa de familia, medidas contractivas agravan los déficits que suponen como origen de todos los problemas, pero bueno en el fondo pasa por conseguir los objetivos económicos base buscadas a partir de las benditas “metas de inflación”

    En fin, es importante por que argumentos similares se presentarán con mucha fuerza en nuestro país a partir del Diciembre, tanto de ciertos empresarios o el gobierno si el diagnóstico para resolver nuestros problemas coincide con el de los primeros.

    Tenemos Fimbulvetr para rato…

    Saludos

    • Silenoz dice:

      Ahhh…… me había olvidado pero maso por las misma fecha del posteo de don ricardo, también salió este otro en lo de los cros. Nestornautas que me parece también interesante respecto a la problemática de Brasil con alguna moraleja para nosotros también (bahhh porái ya lo vio)

      Saludos

    • guillermo dice:

      “Por supuesto, no se priva de mentiras:
      ” Pero la profundidad de la resaca se atribuye a intentos de Rousseff -durante su primer mandato- de prolongar el partido mediante controles de precios y un programa de incentivos poco eficaz. Brasil registró su primer déficit fiscal -el saldo presupuestario antes del pago de intereses- en una década en 2014.
      Su generosidad fiscal ha llevado a una situación tóxica de bajo crecimiento y alta inflación”

      Esto es completamente falso, los problemas que ellos tienen son por pegarse tiros en las patas por NO desviarse de su política económica…”

      Si el periodista dice que la causa de los problemas es la insistencia en politicas económicas en uso, y Silenoz dice que se pegaron tiros en las patas por NO desviarse de su politica economica, no se entiende cual es la completa falsedad del periodista.

  3. victorlustig dice:

    me parece que mezclamos peras con manzanas
    las manzanas
    para ser breve, si, fue asi el tema del desarrollo de informatica, reserva de mercado y todo, ESLAI, convenios Sarney-Alfonsin, pero, recuerden que venian de proteger industria 40 años, y, de pisar a los de abajo mas tiempo aun. Y si, si seguis fabricando pcs olvidates de las naranjas, (mechado con Florida y sus votos tambien),.
    las peras
    que tiene que ver el camino elegido de sobrevaluar y tomar guita afuera para subir a los de abajo rapidamente? ese y no otro fue lo elegido por el cro Lula, mientras la tasa era baja, buenismo, ahora llego el momento de pagar (cualquier semejanza con nuestra historia se las dejo)
    El problema es el socio, y, ahora que somos tan dependientes del socio, tenemos problemas graves.

    Por suerte, no nos presta nadie y espero que los buitres sigan con buena salud mucho tiempo, eso va a obligar a quien gane a algo de sanidad fiscal al menos

    • Silenoz dice:

      “el camino elegido de sobrevaluar y tomar guita afuera para subir a los de abajo rapidamente? ese y no otro fue lo elegido por el cro Lula”

      Estimado Ud. no tiene la más p…. idea sobre cómo creo clase media el cro. Lula y, por extensión, cómo se aumento la nuestra… en fin… ¡¡¡encontraste la cuadratura del círculo!!! ja ja…

  4. […] en el blog sobre Brasil (Pongan su nombre en el Buscador, en la columna de la derecha, y verán). Una visión de conjunto, que abarcaba distintos aspectos, la ensayé hace 7 meses. Ahí incluí un artículo del Financial […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: