Para evitar inundaciones

Cuenca-del-Río-Luján-3_658x400

Hace cinco meses subí en el blog de Abel un informe de la Universidad Nacional de Córdoba que explicaba las causas de las inundaciones de febrero de este año. Ahora subo estas propuestas que elaboró la Cátedra Libre de Ingeniería Comunitaria de la Universidad de Buenos Aires (CLIC), junto a una serie de organizaciones sociales, barriales y ambientales (Le podo el palaberío políticamente correcto que Página 12 encuentra necesario agregar a todos los informes técnicos).

La CLIC las presentó como un Plan Maestro Integral para la Cuenca del Río Luján, porque es la zona más afectada. Es una geografía muy distinta a la cordobesa, pero el esfuerzo por poner racionalidad es similar. Les copio el resumen, y agrego mis observaciones al final:

– Detener los proyectos de urbanizaciones en humedales y planicies de inundación de la cuenca media y baja con miras a reforestar con especies nativas las zonas impactadas.

– Para llevar adelante este proceso consideraron central evaluar y desarrollar reservorios temporales en la Cuenca Alta.

– Evitar obras de infraestructura que generen estrangulamientos en las secciones transversales de los cursos.

– Eliminar los canales clandestinos.

– Proyectar y ejecutar un aliviador para el curso principal en la cuenca media que desvíe parte de los caudales de crecida.

– Llevar adelante un plan sistemático de limpieza de zanjas y eliminación de endicamientos formados por ramas y basura a cargo de cooperativas vecinales.

– En cuanto a las poblaciones de zonas urbanas, desarrollar un sistema de alerta temprana para anticipar este tipo de eventos e informar responsablemente a la población.

– Desarrollar e implementar de manera consensuada con la sociedad civil un Plan de Contingencia, haciendo uso de modelos que simulen el comportamiento del escurrimiento en función de posibles escenarios futuros.

– Hasta que se apruebe el plan de gestión integral y se realice el ordenamiento territorial ambiental, debería suspenderse el otorgamiento de los permisos y revocarse aquellos que autorizan la construcción de urbanizaciones cerradas en la Cuenca.

– Realizar una evaluación de impacto ambiental estratégica y acumulativa de las urbanizaciones cerradas existentes, construidas en el área en las últimas décadas“.

Creo importante que estas propuestas se conozcan lo más posible, y discutan, porque la Dirección Provincial de Saneamiento y Obras Hidráulicas, como los otros organismos provinciales y el nacional, parecen tener un estilo demasiado tímido para la comunicación.

Está bien que podemos confiar en que Scioli, recuperado de su tropezón italiano, haga lo que mejor sabe: transmitir que está preocupado y solidario con el problema. Pero la responsabilidad de prever, aliviar y, en lo posible, evitar, es del Estado, y una parte necesaria es interactuar con la comunidad.

Eso sí, quiero subrayar lo de responsabilidad del Estado. Porque la mayoría de esas propuestas ya están en las leyes. El punto es hacerlas cumplir. Ahí es donde fallan los organismos de control, y sus responsables políticos.

Es el problema de la “corrección política”. Los autores de las propuestas mencionan la “avaricia inmobiliaria“. Pero la avaricia ya estaba entre los pecados desde hace mucho. Es el Estado el que da, o no, los permisos de construcción, y el que con la vigilancia satelital que tan útil es para la recaudación impositiva, puede detectar los canales clandestinos.

También hay que observar que no sólo existen en esa cuenca “desarrollos inmobiliarios suntuosos (barrios privados y countries)”. Los inundados son, en su mayoría, los más pobres, que se asientan en las zonas más proclives a anegarse, y la tierra vale poco o nada. Aunque las organizaciones barriales, obvio, no van a hacer hincapié en eso, planes de relocación a largo plazo, que contemplen sus derechos, son necesarios.

Anuncios

14 respuestas a Para evitar inundaciones

  1. victorlustig dice:

    Disculpe Abel, no encontre el Plan, espero que no sea enunciacion solamente, eso, es solo una enunciacion.
    Lo busque bastante y llegue a lo del parrafo que sigue.

    http://www.hidroensc.com.ar/PLIEGO%20LUJAN.doc que, es del 2011 y obviamente duraba 1 año el estudio

  2. David (idu) dice:

    Lo fáctico:

    Se joden los pobres.

    Las obras no se hacen.

    Las leyes son opcionales, o inconducentes, o ambas cosas a la vez

    Las culpas se reparten democráticamente.

    Delicias populistas.

  3. Mariano T. dice:

    Tipico plan ideologizado, asi que el problema son los barrios cerrados y los canales.
    Como toda propuesta ideologizada, para tirarla al tacho de basura.
    Consideremos las zonas semirurales(no el Matanza o Reconquista que tienen otra problemática)
    En urbanizacion, de lejos lo mas importante es congelar todo asentamiento legal o ilegal en los valles de inundación de los ríos.
    Eso es el 80% del problema.
    Hay ciudades como Lujan o San Antonio de Areco, fundadas sin duda por castellanos, extremeños o andaluces(zonas resecas de España), con la idea de que estar al borde de un río es una ventaja. Gran error para una planicie húmeda de poca pendiente, pero tarde para corregirlo.
    Ahí hay que trabajar, para empezar, en aumentar la velocidad de evacuación de excedentes hídricos, porque vemos que el problema es una inundación aguda, de 2 a 7 días, al toque de las lluvias torrenciales.Profundizacion de cauces por dragado, rectificación del curso, canales aliviadores antes de las ciudades, ampliación de puentes en las rutas(la 8 es un dique en Areco).
    Los humedales(antes les decíamos bañados) estan de moda porque a los ecologistas les gustan los patos, pero es un tema a estudiar caso por caso. Un humedal es muy util en la cuenca alta, mas o menos en la media, y no tiene ningun valor en la baja. La causa es simple, los humedales frenan el agua. En la cuenca baja, y cerca de las desembocaduras, hay que lograr que el agua pase mas rapido, asi que lo negativo es una urbanización que aumente la cota del río, sino no hay problema. Si son un obstáculo para ensanchar y profundizar la salida, hay que arrasarlas, sino, es puro resentimiento social.
    Despues tenemos los problemas, a mi juicio igual de importantes aunque haya pocos evacuados, de la cuenca del Salado, las Encadenadas, la zona sin drenaje del oeste, el rio Quinto, etc.

    • Marcelo, el gaucho dice:

      Lo que siempre supe: cuando no estás insultando a los K y a los demás comentaristas, la tenés bastante clara. Lástima que tu deporte favorito sea joder en las discusiones.

      De acuerdo en casi todo. Pero, contra lo que yo creía, la acusación sobre los countries es verdad. Aguas abajo de Luján hay más de quince countries (aparecen con nombre propio en Wikimapia) que ocupan los valles de inundación, de las dos márgenes. Hay algunas angosturas que dejan veinte metros entre un country y otro para que pase el río. En su mayor parte (pero no todos) lo que hay dentro del área inundable son campos de golf. Pero lo usual, incluso para los campos de golf, es rodearlos de terraplenes de hasta dos metros de altura; suficiente para hacer un desastre.

      Otro punto: lo de la forestación con especies nativas es pura masturbación ecológica. Los árboles obstruyen el paso del agua.

      Los canales clandestinos apuran un poco el agua, pero no la generan; el agua detenida por la falta de canales tarda unos días más, pero finalmente llega. E inunda. Mientras tanto, un tipo que pagó dos palos verdes por un campo no puede hacer un canal para que no se inunde cuando llueven 50 mm. Se tiene que bancar el agua inundando su campo, todo lo que sembró y la comida para sus vacas porque los hijos de puta de Hidráulica no hicieron una miserable obra en 50 o 70 años, según el lugar.

      Marcelo

      • el carlo dice:

        “…porque los hijos de puta de Hidráulica no hicieron una miserable obra en 50 o 70 años, según el lugar.”

        50 años de los cuales en los ultimos 32, desde el regreso a la democracia, salvo el breve interregno radical, fueron todos gobernados por los peronistas.

        Como tambien lo seran segun parece los proximos 4 donde probablemente tampoco haran nada para solucionar el problema dado que el candidato a presidente en el mismo que esta gobernando la provincia inundada.

      • Mariano T. dice:

        Como dije antes, todo emprendimiento que haga subir la cota del agua cerca de la desembocadura, por obstrucciones a la salida del agua, es inaceptable.
        Con lo de los canales estoy de acuerdo en que muchos fueron hechos en forma privada porque el gobierno provincial no los hacía, y cuando se pedía autorización no contestaban.
        Empezaron después de la inundación del 57, y la gran racha de apertura de canales fue después de la inundación del 80, por lejos la mas grave hasta ahora.
        Han permitido recuperar para la producción muchos millones de ha, pienso que mas de 20, para la producción agrícola y ganadera.
        El problema es que hubo diseños buenos y malos, aunque también hubo diseños malos en los hechos por el Estado.
        Su responsabilidad en estas inundaciones es marginal, y solo en la velocidad. El agua excesiva busca la salida con o sin canal, y pasa canales, lomas, caminos, etc por arriba los primeros días. Recien después de la primer semana, empiezan a hacer la diferencia los canales, pero para entonces los problemas en ciudades ya desaparecieron.
        Otra referencia a los humedales tan de moda con los verdes, la saqué de cuando viví en Holanda. Ese pais era hace 1000 años el humedal mas grande de Europa, y gracias a que lo desecaron existe ese país. “dutch, not ducks”
        Finalmente, el uso agricola tiene que ver con el consumo de agua.
        Un cultivo de soja consume 600 mm en los 5 meses que dura. Un cultivo de maíz consume 750 en 7 meses. Finalmente un doble cultivo trigo-soja consume 900 mm y ocupa 11 meses el suelo. Lástima que inventaron los roes para trigo y maíz, sino se sembrarían el doble. Todo esto no tiene mucha importancia cuando caen 300 mm de golpe, pero en inundaciones moderadas tien su impoacto.

      • victorlustig dice:

        mas me preocupa la proxima seca sin haber guardado el agua, si Mariano, Dutch not ducks, pero ellos estan en la desembocadura del Rin, y, muchos de los polders son sobre agua salada, aca NO es lo mismo.
        En la proxima seca recordaremos esto

      • Mariano T. dice:

        Guardar el agua es algo muy complejo, ni hablar de usarla, más complejo todavía.
        Los polders son algo relativamente nuevo y no me refería a ellos, sinó al país en si mismo, ubicado sobre un enorme humedal, el más grande de Europa antes de que empezaran a modificarlo.Gran parte bajo el nivel del mar, con canales, rellenos, bombas, etc que permiten los cultivos, las ciudades y pueblos para que vivan 15 millones de habitantes en un ex-bañado del tamaño de Tucumán

  4. Nando Bonatto dice:

    Estimado, a confesión de partes relevo de pruebas,vea Ud la nota a Jorge O Reilly que transcribo en el blog…saludos cordiales

    http://poesiayramosgenerales.blogspot.com.ar/2015/08/jorge-o-reilly-inundador-serial.html

  5. hector dice:

    Estimados las inudaciones no las vamos a poder evitar con obras de ingenieria, si no se plantea un plan integral de gestion del riesgo de inundacion con una fuerte determinacion y conduccion politica, solo quedaremos en un repertorio de buenas intenciones, ya que la multicausalidad, hacen necesario trabajar conjuntamente en reducir las diversas vulnerabilidades que se presentan. Los tecnicos y cientificos planteamos muchas veces propuestas que no pueden materializarse en la practica, las soluciones y propuestas deben ser locales ya que todas las cuencas presentan distintas problematicas, si bien el lugar comun es la ocupación del valle de inundacion en casi todos los casos.
    Satanizar los cambios de modo de produccion parece ser el lugar comun, pero puede nuestro pais dejar de lado la produccion agricola?, con que se compensaria a esos productores para que modifiquen sus practicas agrarias?.
    Nuestros decisores parecen desorientados, en sus explicaciones

    • victorlustig dice:

      Es que nuestros decisores descreen de todo aquello que los tecnicos les dicen, por eso dicen primero la culpa es de la directa, luego, desburrados, se callan sobre eso, despues pasamos a los countries, que, estan todos con factibilidad, sino, no se hacian.

      Por que descreen? buena pregunta, quizas por que el word soporta todo pero el excel, no tanto
      Hay excepciones como todo, pero, al menos los que aparecen en el noticiero debieran decir otras cosas tambien.

  6. guillermo dice:

    Eso sí, quiero subrayar lo de responsabilidad del Estado. Porque la mayoría de esas propuestas ya están en las leyes. El punto es hacerlas cumplir. Ahí es donde fallan los organismos de control, y sus responsables políticos.

    El gobierno proyecta obra pública. Si es necesaria, pero no la lleva a cabo, es una falla de gobierno. Si la lleva a cabo, esa obra pública es propiedad del Estado. El Estado ni gestiona ni ejecuta, el gobierno sí. Las decisiones de gobierno están a cargo del liderazgo partidario ganador en elecciones, creador del programa de gobierno.
    Sorprende la confusión entre liderazgo partidario, gobierno y Estado, tan característica de movimientos de la primera mitad del siglo XX en Europa y Latinoamerica, pero presumiblemente corregida hoy.

    • David (idu) dice:

      Tenemos más leyes (muchas más) que los EEUU.

      Siendo más jóvenes y con mucha menor población, ni qué hablar de desarrollo.

      Legislamos todo, para finalmente no cumplir, o cumplir mal, o establecer leyes contradictorias enrtre sí.

      Señores: construir y mejorar calidad de vida es gestión, no (solo) leyes.

  7. David (idu) dice:

    Y como las inundaciones son finalmente, políticas (incluso cuando Dios toma partido), quiero proponer un buen ejercicio intelectual utilizando este interesante artículo de un destacado (a mi juicio) periodista mendocino: Carlos Salvador La Rosa:

    ¿Qué relación hay entre Herminio Iglesias y Anibal Fernández?

    ———————————–

    CIUDAD DE MENDOZA (Los Andes). La hegemonía del kirchnerismo durante la última década no se debió a que haya convertido políticamente al país en kirchnerista, sino a que supo aprovechar las ventajas de un poder centralizado en un país desestructurado, atomizado, en particular desde la crisis de fines de 2001. En ese entonces la Argentina entró en una implosión de la que aún no sólo no se recupera, sino que corre el riesgo de convertirse en sistema estructural.

    Eso se debe a que el gobierno de los K recuperó la autoridad política perdida durante la anarquía, pero no superó la disgregación partidaria e incrementó a niveles superlativos la disgregación institucional.

    Por eso hoy la Argentina es una nación invertebrada, un cuerpo sin esqueleto, compuesto por órganos con dificultades para relacionarse entre sí y sin ningún eje directriz para ninguno de ellos. Las PASO han sido una interesante radiografía de este nuevo país que contiene más cosas viejas que nuevas.

    Un país nuevo no cabe en odres viejos. La mayoría de los debates políticos que hoy vivimos expresan una discusión acerca de cual es la contradicción principal: si entre oficialismo versus oposición, o si entre peronismo versus no peronismo. Algo muy difícil, si no imposible, de dilucidar porque la oposición sacó -dividida- el 60% de los votos, pero el peronismo también sacó -dividido- el 60% de los votos.

    Tal vez quien sea más capaz de unir lo dividido será el que a la postre se quede con la corona. Sin embargo eso no nos dice mucho porque esas dos contradicciones parecen tan antiguas como el país en el que aún seguimos pensando, el de los viejos partidos y sus viejas divisiones. Quizá la gente piense con otras categorías que la política no sabe aún representar, por eso nadie entusiasma a nadie.

    ¿Qué es el peronismo? El peronismo hoy es una estructura política de tipo medieval con sus monarcas, sus cortes, sus señores feudales, sus vasallajes, e incluso sus disidentes. Hace ya mucho tiempo que se ha transformado en un enorme cuerpo sin cerebro propio, porque ha incorporado sin ningún filtro ideas que provenían de otras tradiciones, aunque conservara su modo populista de gobernar.

    El menemismo plagió literalmente al neoliberalismo en boga de aquellos tiempos y el kirchnerismo se transformó en un progresismo viudo del viejo izquierdismo previo a la caída del Muro.

    Por eso, aunque el menemismo haya sido hegemónico y hoy lo sea el kirchnerismo, no dejan herederos, porque nadie en el peronismo piensa como ellos. O, mejor dicho, el peronismo ya se acostumbró a retener el poder sin pensar, dejando esa tarea en un monarca que tiene todo el poder mientras reina pero que muerto el rey viva el rey.

    Por debajo hay una corte (pero no como las versallescas sino más parecida a un sínodo de obispos vaticanos) que es el nexo entre el poder monárquico y el feudal. No de casualidad Scioli en su discurso post PASO rindió homenaje al “Chueco” Mazzón, el más preclaro de los obispos que siempre dicen lo que dice la corona pero defienden los intereses de los señores feudales.

    Scioli es un emergente de ellos, educado en la camaleónica habilidad de estar siempre inmediatamente debajo del monarca de turno sin decirle jamás que no, pero no diciendo sí, sino no diciendo nada. Obispos capaces de defender con igual ardua convicción a líderes tipo Reagan que tipo Stalin, siempre que les respeten su lugar en la estructura de poder.

    Los señores feudales son reyes absolutos en sus comarcas siendo amos y señores de sus vasallos clientelares, pero más allá de su tierra local no tienen problemas en bajar la cabeza ante el monarca, excepto cuando peligran sus territorios por alguna arbitrariedad real y entonces ponen su espada al servicio de otro caballero con vocación de rey. Y se pasan de bando.

    Por eso también siempre es necesario un disidente por si el César deviene Calígula o Nerón. Entonces, alguien, por fuera, viene a cumplir el papel herético que Lutero cumplió frente a la Iglesia, pero con la diferencia absolutamente fundamental de que no se trata de debilitar al catolicismo como quería Lutero sino de fortalecer (imitando a Giuseppe Tomasi di Lampedusa, autor de El Gatopardo) a la Iglesia peronista para que cambiando todo, todo siga igual.

    ¿Qué es el radicalismo? A diferencia del peronismo, que es un cuerpo sin cerebro propio, el radicalismo ha quedado convertido en un cuerpo sin cabeza, porque cada vez más seguido se ve obligado a alquilar presidenciables ya que de sus filas no aparece ninguno con probabilidades de éxito (y si aparece son los mismos radicales los que lo destrozan). Por eso alquilaron la cabeza de Lavagna en 2007 y la de Macri en 2015, así como estos dos alquilaron el cuerpo radical. En una alianza más carnal que espiritual, porque si se pierde se disuelve.

    Así, en los hechos, hoy el peronismo es una liga de gobernadores que pueden obedecer indistintamente a Menem o Kirchner, o a Scioli o Massa, al que gane, pero que les interesa mucho más la defensa de su territorio que el tan mentado proyecto o modelo nacional. Mientras que el radicalismo es una liga de intendentes cuya Meca es Mendoza, la única provincia que sigue sobreviviendo con esa identidad. También esos intendentes son mucho más territoriales que radicales, confirmando la disgregación partidaria al extremo que hoy se vive.

    Como en el 83, pero sin Alfonsín. Fuera del poder central y de las provincias del interior federal, existe un territorio que es otro país en sí mismo, llamado Buenos Aires, donde se suelen librar las madres de todas las batallas por la desproporcionada magnitud de su población: un 40% del total nacional. Y hoy allí, aparte de librarse una batalla entre buenos candidatos de la oposición (Vidal y Solá), hay un gran combate que adelanta las lides internas del peronismo si el Frente para la Victoria llega a ganar el país y esa monumental provincia.

    El primer turno lo acaba de ganar Cristina Fernández al imponer a su candidato Aníbal Fernández por sobre el candidato de Scioli y los barones del conurbano.

    Todo esto trae reminiscencias del peronismo de 1983, cuando este partido presentó como candidato a presidente al atildado y prolijo Ítalo Luder pero como gobernador de la provincia al bizarro caudillo Herminio Iglesias. Los tramos finales de la lid fueron entre Alfonsín y Herminio, mientras que Luder fue desapareciendo de escena. Los peronistas creían que con un peronista bien peronista podrían ganar las elecciones. Pero los radicales lo convirtieron en un bárbaro que venía a incendiar Roma. Ganó Alfonsín.

    A más de treinta años, el peronismo viene en busca de la revancha, tratando de ver si esta vez la barbarie puede imponerse por sobre los buenos modos, ya que le temen más a la traición de los Scioli que a los histrionismos de un impresentable que, viniendo del peronismo derechista heredero del herminismo, se hizo ultraK sin pudor alguno.

    A su vez, los opositores querrán que Aníbal sea visto como lo fue Herminio en el 83. El problema es que frente a él aún no se vislumbra nadie con la fuerza renovadora de Alfonsín que pueda identificar la barbarie de Aníbal con la política de esta década. Y Cristina, provocadora, a falta de alguien del palo, apuesta al nuevo bárbaro más que a Scioli para con él poder limitar a éste, a los obispos y a los señores feudales, deviniendo ella una especie de jefa de una vanguardia activa minoritaria pero ideológicamente bien armada con centro en el Congreso, desde donde pueda seguir manteniendo el máximo poder posible.

    El peronismo, otra vez como en el 83, apuesta a la seducción por la barbarie, quizá con la secreta convicción de que lo que no pudo lograr en el 83, lo pueda obtener en 2015, porque a pesar de más de treinta años de democracia, lo cierto es que desde el punto de vista institucional la Argentina ha perdido todo lo que reconquistó en los primeros años luego de la dictadura.

    Por lo cual nadie cree hoy -como creyeron casi todos con Alfonsín- que la república democrática le pueda mejorar la vida y entonces no encuentran alternativa frente a este caudillismo conservador clientelar con ideología populista que domina la Argentina y que tan bien expresa Aníbal, como Herminio expresaba en el 83 al peronismo que quedó trunco en 1976.

    En síntesis, escenas de un país disgregado donde todos buscan ponerse al frente de este cuerpo sin esqueleto pero nadie propone la reconstrucción o quizá la invención de una Argentina definitivamente vertebrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: