Mendoza: sol, buen vino y Scioli

cuevas

Para entender lo que nos dijeron las Primarias del domingo, ya dije que tenemos que encarar las distintas realidades provinciales. Argentina puede ser unitaria en las relaciones de poder, desequilibrada en lo económico y demográfico, pero es bien federal en su sociedad.

Y es sabido que la principal coalición opositora tiene su fuerza en la Región Centro (no significa necesariamente que gana ahí, eh; es más básico: ahí suma la porción decisiva de sus votos): el interior de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza, más la C.A.B.A. La Argentina moderna y competitiva, la llama Héctor Huergo; o del modelo agroexportador, elitista y conservador, como apunta mi socia Flor Benson. Como Messi y yo somos pechos fríos 🙂 digo que ahí hay más votantes prósperos.

Ahora, un dato fundamental de este turno es que en Santa Fe y en Mendoza el FpV hizo una muy buena elección. El oficialismo nacional debe tomarlo muy en cuenta, para mejorar donde estuvo flojo. De la conservadora Mendoza, nuestro amigo Marcelo Padilla nos da una de sus pinturas impresionistas:

Lo de Sanz es un papelón por donde se lo vea. Porque si vos haces el trabajo sucio y te sale joya, pues bien, a comerla -lo hizo Cornejo con la Unión Democrática local y le dio beneficios, a tal punto que es el gobernador electo que asumirá el 10 de diciembre en Mendoza-. Sin embargo, a nivel nacional, el radicalismo oficialista con Sanz a la cabeza, vendió a la madre, a los abuelos, nietos y sobrinos. Vendió en definitiva a la misma UCR; la entregó a los pies de un plan macabro y oligárquico: jugar al golf a lo Macri, comer a lo Macri, vestirse a lo Macri. El escuálido 3,7 de Sanz frente a los 25 puntos de Macri no hace más que confirmarlo. Desideologizó al radicalismo de sus históricas banderas que sí mantuvo con relativa autonomía Margarita Stolbizer que le pega el aliento en la nuca con el 3, 4 % sin aparato.

Cornejo, ojo, tuvo que ver en esta aplastante derrota interna nacional para lograr su victoria local, a tal punto que le sirvió el enroque de Cobos por Sanz para hacerse con la gobernación menduka, sacándoselo del medio en Mendoza y en la nacional. Y mandó a Sanz -un rabioso antiperonista, seco de carisma, despectivo de los logros sociales del kirchnerismo- a perder por choreo con Macri y encima quedar colorado por los votos obtenidos por Stolbizer. Sanz, y todos los que lo cimentaron, fundieron al radicalismo; por lo menos al oficial. Y, los propios radicales de base (a los que le brotaban las burbujas de rabia de sus bocas), no comieron vidrio, no se bancaron la derechización neoliberal -por momentos nazi- que asumió el partido (partido más que nunca en mil pedazos).

Cobos se relame con su triunfo a Senador Nacional y florea sus 40 puntos. Y, por lo dicho, hará valer a través de Laura Montero (la vice) en la legislatura mendocina, su poder para joderle el jueguito al Alfredo que ayer se sentía todopoderoso. Hasta Jaliff salió a pasar factura diciendo que “Cobos debería haber ocupado el lugar de Sanz”. Y como para ponerle el moño de regalo a Sanz, Macri en la propia provincia de Sanz ¡¡¡le sacó 50 puntos!!!Pasmoso.

Ahora se le viene la verdadera noche a los radicales partidos en partiditos. La repartija de los ministerios, las segundas líneas, las terceras, las leyes a priorizar a pesar de tener mayoría simple, etc. Lo dijo el Vampiro de Purmamarca en ese libro secreto que le robé a un amigo al cual le había llegado por azar. Sanz terminó, ideológicamente hablando, más cerca de Susana Balbo que de Cobos: como un garca que se la pasó hablando pestes de la Presidenta como lo ha hecho la señora de las viñas. Ni los sanrafaelinos lo pusieron arriba de Macri. En fin. Sus despreciables dichos contra los derechos adquiridos por los más débiles en los últimos doce años se fueron por la cloaca del juego…. y de las palabras.

Por el lado del peronismo, Scioli ratificó lo que se olía en las calles. Revivió al peronismo dolido por las derrota en varias provincias y fidelizó el voto del proyecto nacional del oficialismo. Las diferencia de 13 puntos sobre Macri a nivel nacional, alienta al FPV una vez más para quedarse con el cuarto periodo presidencial el 25 de octubre, constituyendo(de darse) una etapa inédita en la argentina: cuatro gobiernos peronistas seguidos en Casa Rosada -algo que no se dio nunca en la historia nacional- lo cual demostraría que estos años no han sido en vano para la gente, fundamentalmente para los sectores populares que han defendido sus conquistas y derechos con el voto y la memoria. Histórico y sin precedentes.

En Mendoza, si bien triunfó Cambiemos, fue solo por 5 puntos de diferencia. Si consideramos el rejunte contra Scioli, es poco, poquísimo lo que le faltó al bonaerense. Scioli se hizo fuerte aquí y allá y las cosas ya no son como parecían ser. Scioli hace pata ancha en Mendoza dándole respiro a un peronismo local a la deriva sin líder ni conductor claro. Se verá a partir de ahora, y especialmente a partir del 25 de octubre, quiénes del peronismo mendocino podrán conducir el barco recuperado de la tormenta, que, como buena navegador, arrimó Scioli. De más está decir que el que ganó en Mendoza es Cobos (hacia adentro del radicalismo) y Macri (hacia adentro de Cambiemos), es decir, perdió Cornejo, si se lee bien la finita en la interna de la interna. Con lo cual el peronismo se verá frente a dos caras del radicalismo mendocino: la que gobierne el ejecutivo y la que conduzca la legislatura. De darse, siempre reitero de darse el resultado nacional proyectado, el peronismo local tendrá su chance de purgarse y salir a flote a partir de una profunda discusión interna a puertas abiertas. Hacia arriba y hacia abajo, pero sobre todo desde abajo. La chipica noble y estoica siempre crece desde abajo“.

Anuncios

2 Responses to Mendoza: sol, buen vino y Scioli

  1. Alcides Acevedo dice:

    La verdad es que me aburre terriblemente toda la mentira electoral y el impresionante fraude que desembozadamente hacen los peronistas cada vez que hay una elección (cosa que llevan en la sangre y heredan de los conservadores de la época de Barceló)… pero escucho hablar del radicalismo….. Mendoza…. y Santa Fe…. y me veo obligado a decir algo.

    Es notable la cantidad de energía que gastan compadeciéndose de la “equivocada” estrategia electoral del radicalismo… mamita, dejen de hacer el ridículo ¿tanto les preocupa?, lo mismo cuando hablan de Santa Fe: claramente hubo una colusión entre los socialistas y peronistas para robarle a Macri…. es notable el misterio en el crecimiento del voto peronista a medida que pasan las elecciones (y los ¿socialistas? tienen segura la gobernación), está claro por donde viene la mano, dejen de hablar de los resultados electorales como si fueran producto de la voluntad popular cuando todos sabemos que son un terrible robo, insisto…. no es para dramatizar, pero ya no dimos cuenta (de hecho hasta en Estados Unidos se roban elecciones, por si no se enteraron).

    Esto es peronismo…. hasta Ishi incrementó su “caudal” electoral con el 80% de su partido inundado…. le llovieron los votos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: