De comentarios

tablas500

Este posteo, les aviso, sólo podría ser de interés a los que comentan en los blogs y a los que leen los comentarios. El resto, no pierde nada si lo saltea.

Ya otras veces aporté reflexiones sobre el tema, mías y de otros, en el blog, aquí y aquí. Si vuelvo ahora, es por un coment. – que no aprobé – de “guillermo”, visitante asiduo en los últimos tiempos “Abel, si vas a censurar comentarios que lo único que hacen es descalificar a otro comentarista, que tal si sacas lo de … aqui arriba? O si la personalizacion sin ningún otro propósito que basurear viene de un animal de tu bando hacia un adversario politico es aceptable?” Me da para introducir algunos enfoque nuevos.

En un mundo ideal, los comentaristas ídem aportan en los blogs ideas nuevas y un mayor conocimiento en algunos temas, y estimulan debates interesantes. Tengo que reconocer que, en el mundo real, yo he tenido mucha suerte: tengo colaboradores voluntarios que mejoran en mucho el nivel de los posteos. Si no los menciono aquí, es porque en estos 8 años han sido legión. Pero creo que todos conocen a los más recientes.

Eso sí, la mayoría de los que comentan – como en los foros online – son pequeñas almitas frustradas que se desahogan insultando desde el anonimato a los que sospechan tienen vidas más interesantes. Eso los clasifico como spam y Akismet, muy eficaz, se encarga de ellos. Luego, la categoría más numerosa, de lejos, son los anti kirchneristas / anti peronistas que entran sólo para denigrar a una o ambas de esas dos pesadillas, y pelearse con los K. Más, por supuesto, los K que entran sólo para pelearse con los anteriores.

En este conjunto, o dos subconjuntos, uno sabe que hay un mínimo sector rentado. Pero es una tarea profesional como otras, y, entre todos, ayudan al posicionamiento del blog en los buscadores y en los índices que interesan. El trabajo del bloguero incluye el evitar que lo hagan ilegible. No es que sea un gran esfuerzo: con poner moderación en los comentarios y no autorizar…

También en esto tengo suerte. Casi todos – hasta los anti anti K más termocéfalos – han aprendido cómo son las reglas para que les autoricen los comentarios en el blog de Abel – uno de ellos me acusa de “perdonavidas”, pero le aseguro que WordPress no me da herramientas para ejecutar adversarios políticos 🙂 .

Eso daría para reflexionar en la dificultad de no pocos para distinguir entre la “guerra” en los teclados de PCs y celulares inteligentes, y la guerra en serio. Pero este comentario censurado de guillermo me lleva a dos cosas.

Una, informarle a él y al resto que no me crea problemas que se ataque a otros comentaristas (Hasta pueden atacarme a mí, algo menos). No admito insultos bajos o viciosos, y prefiero que sean ingeniosos; suprimo las repeticiones; pero son criterios subjetivos, y hasta varían con mi humor. Lo que a guillermo y a algunos otros parece que les cuesta intender que no sólo se insulta a personas. También a países, a autoridades, a fuerzas políticas, a historias… El límite no pasa por usar “malas palabras” (¿existe todavía el concepto?). Tratar de prostibulos, ladrones, etc., etc. no me escandaliza, pero pongo límites. Muy personales, claro.

El otro punto es que esta intervención tuvo lugar en Un cierre de campaña. En cuya columna de coments., para mi sorpresa, el motivo de furia principal de la hinchada anti K es que la Presidente habría hecho un discurso proselitista durante la veda electoral. Por supuesto, la indignación siempre es muy subjetiva: el mismo atentado terrorista despertará emociones muy distintas en muy distintos espectadores lejanos si ocurre en París, en Teherán, en Tel Aviv o en Nigeria. Pero leyendo cualquier diario, cualquier día, uno encuentra en el mundo hechos más graves que un discurso.

No me extraña en guillermo, eh. Su antiperonismo visceral, el dolor por el país serio que Beresford y Whitelocke perdieron, lo domina y cualquier cosa despierta su ira. Y – parece – su necesidad de comentar aquí. Pero Mariano T, por ejemplo, es un vocero racional de intereses racionales. Enfrentados al kirchnerismo, pero no – hasta ahora – enloquecidos.

Uno sabe que los consultores de la oposición consideran que los discursos en cadena nacional de CFK les son funcionales. Son un refuerzo de identidad para los votantes hostiles, y permiten sumarlos aunque sus candidatos no sean muy atractivos, ni afines entre sí. También es cierto que, para una parte importante, no politizada, de las posibles audiencias, es un mensaje “descontado”. No despierta interés, salvo algún anuncio puntual del que se enterarán luego, porque “ya saben lo que va a decir”.

La furia de estos antikirchneristas resulta un reconocimiento que los discursos de Cristina Fernández tienen, en el octavo año de su gobierno, una audiencia motivada y que es influida por sus conceptos. Eso se llama liderazgo, y es un concepto incómodo. Sobre todo, como diría Andreotti, para los que no lo tienen.

Anuncios

55 Responses to De comentarios

  1. voces dice:

    “el dolor por el país serio que Beresford y Whitelocke perdieron”, ja,
    su verbo parece una navaja.

  2. Diego dice:

    ¿Dijiste “audiencia motivada”? ¿”Influida por los conceptos”? Se podrían aportar números de audiencia televisiva y radial de las cadenas nacionales en relación a la programación que se venía escuchando, datos bastante objetivos y esquemas que serían bastante simples de armar para lo que es la investigación social. Pero no sería lo más interesante, lo más interesante es esa falta que el kirchnerismo motivado siente respecto de este gobierno al que tanto alaba y al que le sostiene con énfasis el letrero de “nacional y popular”. ¿Cómo se es nacional y popular si el poder lo sostenés a fuerza de pactar con un aparato que antes ha sostenido más allá de las realidades concretas que serían más difíciles de catalogar, discursos antinómicos a este que obsesionado por inaugurar la estación K tres paradas después de la terminal Juan Manual de Rosas? Qué no sólo te entreguen todo sino que además te digan que te aman, y que además realmente lo sientan allá adentro donde todavía nadie pudo entrar. Es una de las formas de angustia que engendra el poder.

  3. victorlustig dice:

    Es un mito eso de Beresford etc, nuestro destino iba a ser la India o Sudafrica, no se por que la intelligentzia sigue pensandolo.
    Para dar solo un dato de como eramos en los 20s, la trocha ferroviaria es igual que aca en la India, y, se llama, Indian gauge

    Esto aclara el lugar en el mundo donde estabamos basicamente

    de los comentarios, somos de todo y, en lo personal, escribo mis pavadas tambien, con mis disculpas

    suerte mañana

    • Norberto dice:

      Es extraño que no haya recordado los beneficios que los civilizados ingleses llevaron a Irlanda, pero bueno, si se acordó de los boers, que por supuesto necesitaban de la expansión de la colonia de Capetown para recibir esos beneficios, no hablemos de los africanos, zulúes y otras etnias a las que resisto llamar bantúes que solo vieron el traslado de domino.
      Nunca menos y abrazos

  4. Silenoz dice:

    Hubo lágrimas en el Parque de los Príncipes en el 2007 con una paliza fenomenal, precisamente a los anfitriones y que nos dejó un histórico 3er. puesto en un mundial

    Y hoy hubo casi las mismas lágrimas pero en Durban…. y con la presencia de aquellos precursores de los Pumas por el ’65

    Springboks 25 – Pumas 37 en el marco del Rugby Championship… con hat trick de Ihmoff y to’o… locura total y tristeza boer

    La guinda ….. tampoco se mancha

    Saludos

    PD: estaba por citar off topic pero la verdad queee el posteo no me orienta hacia qué y ya que de escribir pavadas vive (algún) hombre.. lo mandé…
    Si hay que macartear me avisa ehhh… siempre presto ja ja…

  5. Capitán Yáñez dice:

    Mi siempre muy estimado blogger no más en jefe… ¿qué puede agregarse?
    En “canchallena” (suplemento deportivo de La Nación) hay sambolotudos que tratan a Messi de… ¡”fracasado”!.
    Grandes triunfadores de la vida, seguramente, todos ellos.
    La “furia antikirchnernista” tiene raíces que exceden al “kirchnerismo”.
    Odio en estado puro.
    Allá ellos.
    ¿El porqué del odio?

  6. Politico Aficionado dice:

    Invito a los compañeros que no lo han visto a disfrutar <a href="

    ” rel=”nofollow”> de este simpático video

  7. David (idu) dice:

    Me cuento entre los anti K que tratan de aprender la técnica de “decir” sin ser sujeto de borratina profiláctica.

    Reconozco que ese sano rigor que ejercés, Abel, exige a mi intlelecto hasta niveles de absoluta obsesividad. Un flor de laburo, che.

    A veces trato de traer ideas nuevas, otras me esfuerzo por no repetirme,

    Pero lo que no logro conciliar es cuando los amigos K más conspicuos, como Raúl C, Silenoz, Norberto, se ponen a psicoanalizarme, a poner en mis textos palabras que jamás dije, a descalificar mi denodado esfuerzo por mantener mi PYME robando la menor cantidad posible de plusvalía (no hacerlo sería un oxímoron capitalista, aunque en 40 años solo crucé el charco dos veces).

    ¡Qué garrón conocer París en plena andropausia avanzada, y encima ser degradado a “empresario” por estos amigos, que en el fondo son buenos! ¡Igual, para un anarco – samientista es un horror, vea!

    Pero mi PYME tiene el doble de servidores de última generación que de personas trabajando. Una rareza argenta: empresa rica, con “empresario” maso.

    Así que he decidido no quitar demasiado tiempo a mis trencitos y mi piano para reiterarme en argumentos para intentar satisfacer a los insaciables K que nombré más arriba, tarea por demás destinada al fracaso.

    Gracias Abel por la paciencia, espero que el blog se vaya superando a sí mismo (con la participación que yo pueda aportar, obviamente), a pesar de que las Tablas de la Ley que pusiste arriba no dice ni una palabra de las que figuran en las de verdad.

    ¡Tu hebreo es pésimo, o bien tus fuentes bíblicas te han engañado lastimosamente, hermano!

    • Politico Aficionado dice:

      Ilústrenos, ¿que dice en la portada?

    • victorlustig dice:

      Off Topic
      No es una rareza, pasa en todo el mundo, eso si, lea a Sraffa, que tiene la posta diria Silenoz, en fin. Nos acercamos al viejo paradigma del guardia y el perro, en los aviones ya es casi asi no Norberto?

      No tanto off topic, Norberto, son tantos los civilizados que era larga la lista de los civilizados…..

  8. Mariano T. dice:

    La furia es que se usa la cadena nacional para propaganda política 3 dias antes de las elecciones. No es una “audiencia motivada”, sino una audiencia obligada, sobre todo los que no tienen cable o FM.
    Parece mentira que no se de cuenta de la diferencia. Otro que se lleva Formacion Civica a Marzo.
    Puede borrar este mensaje si quiere.

    • Raúl C. dice:

      Macri está en campaña permanente.
      El amarillo es el color de Pro, y ‘casualmente’ es el color de todas las obras de la ciudad.
      Me imagino que Mariano T. y los demás republicanos habrán protestado agriamente contra eso, pero ahora no puedo recordar cuándo fue… ¿Alguien que me refresque la memoria?

      • Raúl C. dice:

        Rectifico: el amarillo es el color ***del gobierno de la ciudad***.

      • David (idu) dice:

        Macri es un peronista que hizo un desastre con la línea B del subte.

        Ni De Vido lo hubiese hecho peor, ni más caro.

        Amarillo, naranja, guárdense el arco iris completo.

      • Mariano T. dice:

        Macri no usa la cadena nacional, que no es otra cosa que obligar a todas las emisoras del país a transmitir su propaganda electoral durante una hora seguida en forma continuada.

      • Cierto, Mariano. Y usted y yo tampoco (tenemos las mismas posibilidades que Macri para hacerlo, no siendo presidentes). Gran mérito nuestro.

      • Raúl C. dice:

        Los miles de carteles amarillos de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad son una cadena (no puede ser nacional, es municipal) ‘perpetua’ de propaganda del PRO en toda la ciudad.

      • Raúl C. dice:

        Y tampoco permite ‘cambiar de canal’ (dejar de ver).

      • Mariano T. dice:

        Nos pasamos 4 años pintados de naranja acá.
        Es incomparable con la cadena nacional, que ya es medio aberrante en si misma, cuando encima la usamos como cierre de campaña.
        Seria como repartir las boletas de Scioli a domicilio con la policía y el ejército (espero que no tomen la idea)

      • David (idu) dice:

        Es cierto, Raúl:

        Todas las obras de Macri tienen el amarillo.

        Y no se pueden dejar de ver, a menos que alguna señorita agraciada nos desvíe la mirada de tan atractivo color de los letreros.

        Aunque mirar esos carteles amarillos no está prohibido por la Ley de Medios (ni ninguna otra), como sí lo están las cadenas oficiales cuando no son convocadas por razones de trascendencia institucional.

        De todos modos, el amarillo se inventó bastante antes que el PRO.

        Tanto antes, que ya la bandera de la Iglesia utiliza ese color…

      • Raúl C. dice:

        Sí, entiendo: hace como que habla mal de Macri, pero mientras vota a R. Larreta y disculpa los carteles amarillos ‘porque lo otro es peor’.

        Otra más de las suyas, David, y ya van varias: no está a favor de Macri, solamente está en contra de los enemigos de Macri…

        Yo NO me puse a decir si es mejor o peor la cadena nacional que los carteles amarillos. Lo que pongo en evidencia es el cinismo ‘republicano’, que tiene un robusto doble estándar. ‘Si lo hacen ellos está mal, si lo hacen los nuestros, bue…’.

      • David (idu) dice:

        En realidad hablo mal de Macri porque me gusta.

        Una especie de auto-masoquismo.

        ¿Cómo sabés que voté a Larreta? ¿Porque hizo el peor subte B de la Historia, junto con su jefecito de Barrio Parque?

        Claro que los enemigos de Macri son peores, pero eso hace a la esencia de nuestra Historia desde hace 70 años… ajo y agua.

        Felizmente estamos de acuerdo que los letreros amarillos son menos ilegales que las cadenas ilegales, algo es algo.

        Así que podríamos sugerirle carteles de colores a la Presidenta, en lugar de sus insufribles cadenas…

        ¡Afirmativo!

      • Raúl C. dice:

        Usted dijo que votaría a R. Larreta… ¿ya no se acuerda? Revise sus ‘records’.

      • David (idu) dice:

        Nunca le creas a un voto cantado…

      • Raúl C. dice:

        La cadena ‘ilegal’: eso, como tantas otras cosas, hay que demostrarlo. Hasta ahora hubo una presentación judicial que fue desestimada.

      • David (idu) dice:

        No es para sorprenderse:

        En la Argentina el cumplimiento de la ley es opcional (para los más “iguales”).

        31 (treinta y una) situaciones de transcendencia institucional en este año.

        Y, todo puede ser…

  9. ricardo j.m. dice:

    gracias, gracias uno hace lo que puede jajajaja

  10. Sorry to see you go, David (idu). Una voz inteligente siempre es apreciada en este pago, que tampoco es mi pago pero junta algunos observadores agudos, y a veces -algo que sé que sobrevaloro- de buena y clara pluma.

    Abel, un hallazgo lo de “termocéfalo”. No sé si es tuyo, pero si lo es de aquí en más considerate robado. Lo adopto.

    Lo de Beresford y Whitelocke y nuestros distintos posibles destinos dentro del Commonwealth, al que terminamos adhiriendo en 1931 con el pacto Roca-Runciman cuando -por suerte para nosotros- Inglaterra, ya noqueada por la crisis del 29, empezaba a entrar en implosión imperial de pre-guerra, merecería un análisis “per se”.

    Siempre sugiero una investigación muy oblicua e interesante de Jorge Terragno (sí, ya sé, estuvo en la Alianza, “ego te absolvo”) llamado “Maitland y San Martín”. Es una revelación interesante sobre cómo, más allá de su fracaso en llevar adelante por sí misma el “programa Maitland” de Whitehall, Inglaterra tuvo suficiente cintura como para hacerlo ejecutar a través de un indudable padre de nuestra nación, don José de San Martín.

    El programa Maitland, cuyo nombre viene de un viejo canciller escocés que dejó doctrina en Whitehall, ya muy viejo o muerto cuando San Martín hizo lo que hizo, proponía este programa para liquidar el imperio español. Primero apropiarse del Río de la Plata, desde allí cruzar el Cono Sur con un ejército capaz de atravesar los Andes, atacar Chile (llena de puertos fortificados) por su retaguardia andina, capturar los puertos, llegar a ellos con una oportuna flota inglesa, embarcar al ejército y atacar y destruir el centro mismo del poder imperial español, Perú.

    Después de eso, irse apoderando del control directo o indirecto de las regiones y regionalidades (que no países) sudacas sería coser y cantar, para los de His Majesty.

    Cuando entre 1806 y 1807 vieron de que prepo y con tropa propia y posible virrey la cosa les iba a salir mal, porque más allá del ancho de trocha ferroviario ESTO NO ES LA INDIA (ni lo fue jamás), los ingleses se tomaron un tiempo para repensar sus planes y luego se dedicaron a ejecutarlos “by proxies” locales, casi todos hermanos masones nacidos en estos pagos.

    Por supuesto, la historia posterior reveló que un americanista de pe a pa como San Martín resultaba -además de militarmente invencible- políticamente incontrolable, pero no así un hiperfuncional al Imperio, como Alvear.

    Recomiendo el libro, sobre todo para quienes vayan a estar en desacuerdo con él por denominación de autor. Es una mirada oblicua sobre nuestra historia, y muy reveladora de cómo a veces los Imperios inteligentes logran sus objetivos con el equivalente de carambolas a tres o cuatro bandas usando las fuerzas políticas locales, y aunque aspiren al control total (ver 1847), también saben contentarse con resultados intermedios.

    • Abel B. dice:

      Estimado, Rodolfo Terragno es, sin dudas, muy inteligente, y habría sido un excelente proveedor de ideas… para un gobierno capaz de implementarlas.

      Pero como historiador… tiene los sesgos del periodista (con el debido respeto, Daniel): sobreestima las “ideas”. Así que a un político escocés se le ocurrió en el siglo XVIII que se podía conquistar Lima (en ese entonces la capital de casi toda la América del Sur), desembarcando en Buenos Aires, cruzando a Chile, y desde sus puertos invadir Perú?

      Se me ocurre que a cualquiera que mire un mapa se le podría haber ocurrido, desde el siglo XVI en adelante. Hasta a mí. En cambio, formar y conducir un ejército, organizar una invasión a través de los Andes, ganar esa guerra en Chile y luego organizar la expedición al Perú… no. De eso no me siento capaz.

      Sobre las fantasías tejidas en torno del “Plan Maitland”, de San Martín como el “simple ejecutor” de una inteligentísima estrategia inglesa de un siglo atrás, tengo ganas de postear en el blog. En algún momento más tranquilo de la política.

      Abrazo

      • Norberto dice:

        Eso sin contar que a quien se sindica como agente británico es al propio Terragno, que con dicha teoría parecería justificar lo suyo, sin tener en cuenta que el Libertador desobedeció en ese entonces las ordenes de aquellos que respondían a los designios del imperio que gobernaba los mares en ese entonces, para quienes Artigas se interponía y necesitaban de el ejército recientemente formado para reprimir a los Pueblos Libres, a tal punto que se acusó de robarse ese ejército.
        Nunca menos y abrazos

      • Abel:
        Bueno, esperaremos el post sobre San Martín, advirtiendo solo que:
        1.- En los últimos años San Martín fue acusado de:
        a) Plagiario.
        b) Espía inglés.
        c) Corrupto.
        2.- Que los Austrias, antes que el escocés, se habían dado cuenta que la zona del Río de la Plata era era el talón de Aquiles del virreinato del Perú, por lo que cerraron el puerto de Buenos Aires.

    • Politico Aficionado dice:

      No se ilusione Daniel E. Arias, David isn’t going anywhere, no es eso lo que plantea, solo dice que va a esmerarse para evitar la censura del malvado Abel Fernandez.

      Como Ud señala el tipo es inteligente, bastante mas que los otros dos integrantes de su bandita (guillermo y Daio), todos ellos insanablemente gorilas.

      Lo que no entiendo es que vienen a hacer a un sitio como este, que básicamente no tiene interés en perder el tiempo en discutir la opereta diaria de Magnetto y sus secuaces.

      • Politico Aficionado:
        Su visión de lo político, en lo que brilla por su ausencia la posibilidad de disentir, le impide entender lo que hacemos los que somos críticos de esta administración.
        Paciencia, puede que a partir de diciembre usted se convierta en visitante.

      • David (idu) dice:

        ¡Epa, Político!

        Me quiero “ralentizar” pero te leo y no puedo…

        ¡Wait one second please, Chopin!

        No sé por qué no entendés que hace un gorila como yo aquí:

        Ya lo dije: estoy perfeccionando mi castellano, y haciendo terapia.

        En esto soy una empresa unipersonal. No me paga nadie, lamentablemente.

        Si voy a Magnetto con mis textos, ¿creés que podría reemplazar a Lanata cuando se vaya a vivir a Miami?

      • Politico Aficionado dice:

        Pues no vi que a ninguno de los tres se les moviera un pelo (ni un dedo) cuando Quintín me puso en el Index de LLP.

      • Politico Aficionado dice:

        Lo cual no les impide poner el grito en el cielo cuando Abel les borra alguno de sus brulotes.

      • David (idu) dice:

        No conozco ni a Quntín ni a Abel.

        La diferencia que veo es que Quintín te borra enojado, y definitivamente, en cambio Abel lo hace con amabilidad, y con posibilidad de ballotage.

        ¡Haya paz, hermanos!

      • Político Aficionado:
        El derecho que le reconozco a Abel, como titular de este blog, para eliminar comentarios, también se lo reconozco a Quintin.

      • Raúl C. dice:

        La gran diferencia es que aquí Abel borra brulotes.

        En cambio, yo seguí la trayectoria de Político en LLP y puedo dar fe de que era sumamente considerado y respetuoso (cosa que no es Quintín y sus camaradas de secta, claro). Jamás contestaba a los insultos a repetición que le caían.
        Yo también tuve un brevísimo paso por LLP. Al tercer insulto supe que estaba perdiendo el tiempo y no aparecí más por ahí.
        Un caso parecido es el de ‘el bosnio’. Una vez intentó un ejercicio de racionalidad y paciencia de varios meses con Gargarella and his gang, que invariablemente respondieron a sus moderados comentarios con modos de barra brava tipo ‘no esistís’.

        Es muy diferente una cosa de la otra.
        En la blogósfera, la barbarie es clarísimamente republicana. O la ‘república’ es bárbara, no sé.

      • Politico Aficionado dice:

        Gracias Raúl C. por sus conceptos. Nunca me pronuncié contra el derecho al disenso, evidentemente Daio no leyó bien lo que dije.

        Curiosamente al poco andar es el mismo Daio quien reconoce el derecho del dueño del espacio de borrar lo que se le cante.

      • Mariano T. dice:

        Raul basicamente acusa a cualquiera que no piensa como él, de ser complice de Videla(hasta a los nacidos despues del 83).
        En algunos lugares ese tipo de improperios ofende.

      • Raúl C:
        A diferencia de usted, yo no se qué es lo que borra Abel, salvo los comentarios que me fueron eliminados.

      • Raúl C. dice:

        Cuando murió Videla (y antes también), analicé algunos comentarios.

        – Gente que dijo que lo peor de Videla era ser un ‘burócrata gris’.
        – Gente que dijo que desde 1983 el país es un puterío.
        – Gente que dijo que lo malo de Massera no fue lo de la ESMA ni tirar gente desde los aviones, sino negociar con Montoneros y matar a Elena Holmberg (agente de Videla).
        – Gente que dijo que los militares, por no saber nada de economía, buscaron ‘un técnico, cualquiera’ y ‘encontraron’ a Martínez de Hoz (qué técnico bárbaro: era abogado).
        – Gente que dijo que el terrorismo de Estado es un invento peronista. Disculpando al ‘Proceso’.
        – Gente que denigra a los organismos de DD. HH. con una virulencia tal que casi, casi están del lado de los pro-dictadura.

        Es decir: entre el videlismo y el negacionismo, que es casi lo mismo (con rima y todo).

        Lo mío no son improperios: es análisis de discurso. Cuando no apareció ese tipo de frases a analizar, no dije nada sobre el tema.

      • Mariano T. dice:

        Algunos de sus “postulados” son obvios, pero otros son caprichosos. Como si yo dijera que cualquiera que postule la “tercera posición ” es nazifascista escondido.

      • Raúl C. dice:

        Lo que pueden hacer es cuidar mucho las frases que se les escapan, para evitar mis análisis de discurso.
        A veces me hacen acordar al Dr. Strangelove y su brazo derecho incontrolable…

      • Raúl C. dice:

        Daio:
        Es obvio que no es real lo que dice: no tengo la más mínima idea de qué es lo que borra Abel. (Dicho sea de paso: yo también fui borrado una vez junto con el que discutía conmigo).

      • Raúl C:
        ¿Entonces cómo sabes esto?
        Raúl C. dice:
        agosto 10, 2015 en 17:22
        La gran diferencia es que aquí Abel borra brulotes.

      • Raúl C. dice:

        Bueno, Abel ha declarado que borra brulotes. Y algunos ‘borrados’ se lo han reconocido (a lo sumo le endilgaron no borrar ‘otros’ brulotes). No tengo elementos para decir que no es así.

    • David (idu) dice:

      No me voy del todo, Daniel, solo que ralentizaré un poco.

      Chopin me requiere. No le puedo fallar.

      • Raúl C. dice:

        No le falle, que Chopin nunca falla…

        Eso lo puede decir nuestra genia, la Super Martha:


        Además de la Polonesa, un espectáculo aparte es cómo lo vive la joven Martha: sus caras (y su cara). En especial, la de 5:31.

        Lo buena que es… y que estaba…

      • David (idu) dice:

        Gracias Raúl:

        Después de esto, “Ego te absolvo a peccatis tuis KIRCHNERUM in nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti”.

        Te cuento que Marta Argerich es íntima amiga (no sé hasta qué niveles) de las últimas décadas, de mi actual profesor de piano.

        Me cuenta no solo lo buena que estaba, sino también lo sencilla y bella de alma que es hasta hoy en día.

        El otro día estuvimos comiendo galletitas (en la casa del profe), que sobraron de la estadía de ella en la suite del Hotel Panamericano.

        Gracias nuevamente.

    • El habla popular no tiene copyright, pero el término “termocefalia” tuvo difusión masiva a partir de un tuit de Roberto Carlés dedicado a Feinmann (el malo), Daniel.

    • victorlustig dice:

      Daniel

      Si, no es la India, no, se le parecia mucho en cuanto a los beneficios que se obtenian de aca, los metodos de control etc.

      Es otro tema, pero, tal cual le recomende a guillermo, el malo y/o alter ego de Alcides le recomiendo (permitaseme) leer a H.S.Ferns y esto http://ebooks.cambridge.org/ebook.jsf?bid=CBO9780511635526

      Recuerde que los trenes y los barcos eran la alta tecnologia de fines del siglo 19

      PS No solo ese, Kennedy tambien habla de overstrecht y ucho, pero, que Argentina era una de las joyas de la Corona pre 1ra guerra, sin duda lo era, no al nivel del Raj, pero, en un pie de igualdad con Canada y mas que Australia, bastante mas.

      Como anecdota, alguna vez anduve por Banff. y, es la Bariloche del norte, la misma concepcion vea

  11. ElBosnio dice:

    No tenemos que perder la conciencia, como lectores, que los comentarios son parte del producto. Son el producto del autor/editor. Asi como las citas, las reflexiones, etc…

    Como autor a uno le gusta creer que “transmite” la opinion de la gente, con excepcion de los malos. Es humano. Lo que hay que cuidarse es que como lector, de creer que el autor transmite la opinion de la gente. Todo el texto es una obra ficcional del autor. Como tal la tenemos que juzgar. Y por supuesto, gozar y aprovechar.

    La pluralidad no pasa porque un autor cite a todos los textos por igual, ni que publique todos los comentarios por igual. La pluralidad consiste en que todos los autores tengan iguales oportunidades para dar a conocer su propia combinacion de textos+Citas+comentarios+etc, su propia obra ficcional, y que los lectores vayan eligiendo, comparando, criticando.

    Las únicas reglas que creo inviolables en estas ficciones son que las citas sean de quien se dice que son y que los comentarios tambien. “Se puede omitir, pero no inventar” acerca de las firmas de terceros.

    Luego aparecen las preferencias, si quiero leer comentarios antiK en este blog o prefiero leerlos en un blog antiK, si prefiero debate entre comentaristas o no, si me aprecio links a textos que se mencionan, etc..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: