La deuda externa y otras bombas

atomicbomb

Ayer subí un posteo breve: Debemos 199.000.000.000.000 dólares. Me motivaron las declaraciones de quien fue hasta hace poco el economista jefe del Fondo Monetario Internacional, que advierte que el endeudamiento global, de países, empresas, individuos, crece sin pausa. Y que – resumo – una Crisis como la que empezó en 2007/08, también provocada por una burbuja crediticia, puede estar incubándose.

Dije que eran afirmaciones tremendistas – a veces, los que dejan un cargo importante suelen hacerlas… pero que apuntaban a un hecho posible. Y que los tienen o tendrán a su cargo las finanzas argentinas deben tomar en cuenta ese escenario, entre otros.

Pasa que me metí en un tema muy discutido. El endeudamiento no es un hecho nuevo, por supuesto. Y su dinámica tampoco. Fue un aspecto fundamental de la lucha de clases en la República Romana – los Graco fueron asesinados por favorecer demasiado a los deudores – hasta que César, famoso por sus deudas, se hizo del poder. Solón y Licurgo cancelaron en distintas oportunidades las deudas de los ciudadanos en Atenas, y en el Viejo Testamento se instituye un jubileo cada 7 veces 7 años.

Eran sociedades más simples. La nuestra es mucho más compleja, y los economistas actuales, en general, se dedican a problemas específicos o se refugian en modelos matemáticos sofisticados y bastante inútiles. Hay poca visión del conjunto de la economía, y la que hay normalmente consiste en reelaboraciones rituales de los postulados del marxismo o de la Escuela Austríaca.

Entonces, el hecho que la “riqueza” nominal, los activos financieros de acreedores e inversores, es muchas veces mayor a la suma de todos los bienes reales que existen, da lugar al cualunquismo explicador, que lo atribuye – en su versión de “izquierda” – a que los capitalistas son codiciosos y practican la usura, y – en su versión de “derecha” – a que los gobiernos son irresponsables y emiten.

Gente seria, como mi comentarista Esther, se preocupa y escribe “Todos debemos. Todos. Dado que todos los países deben, y los más ricos deben por lo menos el 80% de su PBI, eso quiere decir dos cosas: a) el acreedor no es un país; b) ese dinero adeudado no existe, ya que, ¿cómo puede existir tanta riqueza sin que pertenezca a un país, en un mundo dividido en países?

… Que exista riqueza material que viene de la nada me parece un poco absurdo. Lo suficiente como para esperar que, o bien el globo seguirá con pequeñas pinchaduras llamadas “crisis” (cada vez más grandes o más extensas en el tiempo, eso sí) o bien reventará de una y quedaremos todos comiendo raíces para sobrevivir un día más en el mundo de Mad Max“.

Como no soy economista, me siento en condiciones de darle a Esther, y al resto de los amables lectores que tampoco lo son, una explicación breve y cualunquista. Con un poquito más de seriedad, porque he leído algunos de los clásicos y he tenido experiencia en el mundo financiero.

La “creación de riqueza” a través de créditos impagables es tan ficticia, y tan real, como la que se hace a través de la emisión monetaria. Para algunos efectos, son indistinguibles.

Para los individuos, son reales. Si Ud. tiene un pagaré firmado por un insolvente, y un banco se lo descuenta, tiene el dinero en su bolsillo y puede gastarlo en bienes o servicios muy reales, ya sea que el banco consiga cobrar ese pagaré o lo refinancie (que es lo que se hace con las deudas de los Estados). Si pasa por la Casa de la Moneda y le regalan dinero, o la ANSES le aumenta su jubilación, también puede gastarlo.

Decir que ese dinero tiene un valor “ficticio”, es un concepto ideológico sin relación con su realidad personal. Los que afirman esas cosas no van al supermercado llevando artesanías hechas con sus propias manos. Llevan papel moneda, o una tarjeta de crédito (otro ejemplo más claro todavía de “creación de riqueza” en el plano individual).

En todos los casos, cuando un gobierno emite dinero, o el banco otorga créditos, ese hecho no aumenta en sí mismo la cantidad de bienes producidos. Pero tiene efectos en la economía real: financia al empresario, que puede comprar recursos, maquinaria, insumos para producir (el elemento fundamental del capitalismo, incluso el capitalismo con dirección estatal, como se practica en China, y de formas sofisticadas de socialismo). O pone dinero en los bolsillos de los individuos, creando/ampliando el mercado para el productor (el plan Ahora 12, les suena?).

Lo que antecede, reitero, es una simplificación berretísima del debate económico del siglo pasado. Que todavía no tiene certezas en ésta. Pero se pueden decir algunas cosas con seguridad:

Una es que el análisis necesario de los mecanismos está sepultado por un debate político: Desde hace varias décadas, hay una ofensiva gramsciana que ha instalado un “sentido común” hegemónico: Si la creación de medios de pago la hacen los bancos y favorece a los más ricos, es – por definición – sensata y prudente. Si la hacen los gobiernos y – horror – va a los pobres, es una irresponsabilidad que lleva al desastre.

La otra cosa que sabemos es que ambos mecanismos engloban muchas variantes diferentes, pero todas tienden a retroalimentarse. Es decir, a crear burbujas.

Ahora, bombas y burbujas estallan, pero sus efectos son diferentes. Es posible, Esther, que destruyamos al planeta y a nosotros mismos. Pero si sucede, será a través de guerras o catástrofes ambientales. Las crisis financieras… ha habido muchas y habrá otras tantas. Los gobiernos y los ministros de economía prudentes pueden preverlas y aminorar sus efectos, en tanto no se enamoren de sus propios discursos.

Y en cuanto a los bombas… hoy se cumplen 70 años de la primera bomba atómica, en Hiroshima. Dos días después, volvió a usarse, en Nagasaki. Y en esas siete décadas desde entonces, no se volvió a usar en guerra una sola vez. Claro, antes y después hubo masacres más grandes que esas dos. Pero parece que se decidió, tácitamente, que eran armas demasiado peligrosas para ser usadas ligeramente, peligrosas aún para los que las poseen. El ser humano no da muchas garantías de sabiduría o compasión. Pero confiemos en su instinto de supervivencia.

38 respuestas a La deuda externa y otras bombas

  1. Memo Rioso dice:

    mientras exista tasa de interés mayor que cero y los banqueros cobren interes en vez de cobrar honorarios el problema seguirá. Tarde temprano explota. No hay cosa en este universo que banque el crecimienro exponencial. El dinero menos que menos.

    Leer “Quiero toda la tierra mas el 5%” esta muy claro como funciona.

  2. victorlustig dice:

    no es un problema de interes y honorarios, en las palabras de Adam
    “The propensity to truck, barter and exchange one thing for another is common to all men, and to be found in no other race of animals.”
    y, dado que no se puede hacer cuantas gallinas vale un boleto de colectivo y cuantos boletos un churrasco, aparece el dinero
    y el interes no es mas que los pollitos de la gallina, te doy una gallina, me devolves una gallina y los pollitos que tuvo, o, algunos.el resto quedatelos vos por cuidarla y el riesgo
    despues se complico, pero, es para otro dia el fiat money, el problema es cuando se exagera vio (bueno, de eso sabemos un poco nosotros), ah, cierto, no hay problema

    • Silenoz dice:

      “no se puede hacer cuantas gallinas vale un boleto de colectivo y cuantos boletos un churrasco”

      Sí que se puede, la noción proveniente de los clásicos y cuya demostración matemática (al sólo efecto de darle rigor nada más) la dio Sraffa, el dinero -como resultante de una convención social- tan sólo facilita el intercambio

      De hecho precisamente eso definen los precios internos que no son homogeneos ni siquiera dentro de un mismo país

  3. Jorge dice:

    En realidad el jubileo de deudas es cada 50 años, maso

    Contarás además siete semanas de años, es decir, siete veces siete años, de modo que las siete semanas de años den un total de cuarenta y nueve años.

    • Abel B. dice:

      Gracias, Jorge. Ya lo corregí.

    • Leo dice:

      “… Entonces contarás hasta tres, ni más ni menos.
      Tres será el número hasta el que contarás,
      y el número de la cuenta deberá ser tres.
      Cuatro no deberás contar, como tampoco dos,
      a menos que luego sigas hasta el tres.
      Cinco está fuera de la cuestión.
      Una vez que el número tres, siendo éste el tercer número alcances,
      lanzarás la sagrada granada de mano de Antioquía hacia tu enemigo,
      quien, siendo desagradable a mi vista, la palmará.”

  4. Silenoz dice:

    El tema es que los “jubileo[s] cada 7 años.” no se pueden practicar y no sólo por los buitres (ver Grecia).

    Esa acumulación ficticia es reconocida como tal por sus tenedores en toda y cada una de las reestructuraciones permitiéndose cambiar de mazo o dados yrecomenzar el juego y así….

    De todas formas todo esto se agrava mucho más a partir de la creciente desregulación financiera, éste es el punto del debate que NO se quiere dar

  5. David (idu) dice:

    En épocas en que hasta los economistas del Establishment estaban contentos por los “superavit gemelos”, algunos insensatos “mala onda”, como un servidor, enunció sus primeras dos leyes:

    1) Todo sistema financiero colapsa.
    2) Los efectos del colapso serán más problemáticos cuanto más se demore en producir dicho colapso.

    Obviamente, para llegar a estas conclusiones, bastaba algo de aritmética de las secundaria, llamada “interés compuesto”.

    Una deuda al 13% anual (tasa que la Argentina paga alegremente), el capital se CUADRUPLICA cada 10 años.

    Más las jugosas comisiones que los bancos “intervinientes”, o “gestores” devengan.

    O sea, que quienes prestan, YA DESCUENTAN un default, aunque lloren lágrimas de cocodrilo.

    Default que se producirá indefectiblemente también con tasas mucho más civilizadas, digamos del 5%. Solo que más tarde.

    El dinero es una ficción, como dijimos en el posteo anterior.

    Finanzas aparte, hay una realidad: se genera riqueza (material y tecnológica) año tras año.

    Y con una tasa de interés mundial cercana a cero, el sistema financiero podría ser de gran utilidad.

    Sin necesidad de crisis periódicas.

    Pero la codicia humana puede más.

    ¡A bancar las explosiones de burbujas, pues!

    • Norberto dice:

      ES interesante como de un problema mudial pasa uno argento inexitente, por empezar el país no paga el 13%, y si lo hiciera entiendo porque a Ud le van mal los negocios, el resultado interés compuesto sin devolución de capital es 3,39, pero ademas en ese caso lo haría por valoresabsolutos muy pequeños y para saldar algunos cuellos de botella, swaps lo llaman, y no pagan ese interés. Lo suyo sería cierto solo si hay rollover permanente y con algo mas que el 13%.
      En realidad el gran jefe se refería a esto

      y no tendría que ver mucho con nosotros, mas allá de su deseo de arreglar con los buitres y precipitar el reclamo del 92,4% por el mismo arreglo, hoy el total de la suma de las deudas empresarias, familiares, financieras y del gobierno no alcanza al 100% del PBI argento, con la particularidad que del aproximado del 40% PBI correspondiente al últimom el 70%, es decir 28% PBI es intraestado nacional, y puede ver que el caso de UK estamos hablando del 899% PBI, Japón con el 600% PBI, la CE con mas del 450% PBI, o USA con mas del 300% PBI.
      Nunca menos y abrazos

    • David (idu) dice:

      Precisamente, Norberto:

      El Mundo está aprendiendo de nosotros a no temerle a los buitres, como leímos en el posteo anterior.

      Somos, nuevamente, los campeones morales.

      Solo que Kicilioff dejó de hablar de “buitres” para hablar de “holdouts”

      Lo cual significa:

      ¡Poniendo estaba la gansa! (como ya hicimos con Repsol, Ciadi, FMI, Club de París…)

      PD1: Si, hermano. Es el 13%, o más. Tome ese número no por yeta, sino por lo que nos cobró el Hermano Bolivariano Lamentablemente Ya Fallecido.

      PD2: Una de mis leyes (publicadas en un medio periodístico) dice: “Cuando te empiezan a hablar en difícil, (“swaps”, “rollover”, “cuellos de botella”) hay dos y solo dos posibilidades: a) No saben de qué te están hablando b) Te están vendiendo un buzón.

      • Politico Aficionado dice:

        Lamento interrumpir sus sueños húmedos, David (idu), pero no será este gobierno el que ponga. En cuanto al próximo, parece arriesgado opinar antes de diciembre.

        De todos modos le recuerdo otra ley económica argenta, que señala que: “Si debo dos lucas, tengo un problema. Pero si debo dos palos el problema es del acreedor.”

        Por esto, como señalé en otro post, el filósofo argentino (y por cierto peronista), Caloi proponía, por boca de su personaje Clemente, arreglar la cuestión con un pagadios.

      • Norberto dice:

        Tiene razón, lamentablemente fallecido, como los bonos de esa operación, las últimas emisiones de Argentina y de YPF estuvieron por debajo del 9%, y dependerá de las decisiones del Tribunal de Apelación del Segundo Circuito si esa tasa baja o no.
        Por otra parte, y de manera indirecta, Ud me da la razón David, si debo U$S150000/200000 millones, tomar deuda adicional por poco monto, en estos casos cifras bastante inferiores a U$S3000 millones necesarias para algún pago cuando se tiene poco en líquido, hace que el interés sea un poco mayor, centésimas o décimas, cuando hablo de la deuda total. Si quiere le hago el ejemplo, aún tomando el suyo si el interés de los bonos del canje fuese del 5% pasaría a ser de 5,157% con la salvedad que el rescate de esa “pequeña” cifra, los U$S3000, se puede acomodar para un momento de alivio en los pagos, y hacerlo con relativa rapidez.
        Nunca menos y abrazos

      • David (idu) dice:

        Tengo otro sueño húmedo mucho mejor, Político:

        El Primer Candidato a Presidente Negro de la Argentina, Omar Obaca, propone penetrar directamente en la Reserva Federal de los EEUU y llevarnos todo.

        ¡Yo lo voto!

        http://www.clarin.com/medios/Obaca-insolito-candidato-quiere-presidente_0_1351665276.html

      • David (idu) dice:

        ¡Cosas veredes, Sancho!:

        Estoy de acuerdo contigo esta vez contigo, Norberto.

        Poca plata, poca (casi) tasa, todo OK.

        Solo tomaba el “relato” vigente contra el:

        “Perverso Sistema Financiero Internacional Del Cual Nos Desendeudamos Para Felicidad Del Pueblo”.

        Y me resultaba otro discurso…

        Que podemos cambiarlo, obviamente.

        Amén.

      • Mariano T. dice:

        Ese 9% se compara con el 0,5% con el que colocan deuda los países centrales, o el modesto 4% que pagan los bolivianos

      • Raúl C. dice:

        No comento sobre la tasa que pagan los países centrales, los que cortan el bacalao.

        Pero sí me permito dudar del famosísimo 4% de Bolivia, que como siempre en estas campañas psicológicas, se repite como un mantra sin ninguna prueba que lo acredite.

        Me permito dudar (y lo bien que hago) hasta que haya PRUEBAS.

        Y ojo, además de las pruebas de que ese número tenga *algo* de cierto, necesito saber:

        a) Si la tasa es fija. O variable hacia arriba.
        b) El costo financiero TOTAL (CFT).
        c) Las garantías ofrecidas por Bolivia.

        Hasta ese momento… la cosa es puro humo.

      • guillermo dice:

        Bonos bolivianos 2012 4.8%. Segun informacion oficial del gobierno boliviano, no de Magnetto http://www.economiayfinanzas.gob.bo/index.php?id_idioma=2&opcion=com_prensa&ver=prensa&id=2642&seccion=306&categoria=5

      • Raúl C. dice:

        Unas pocas precisiones sobre los bonos de Bolivia.

        1)
        Me equivoqué en los 3 puntos que puse cuando dije ‘… necesito saber’. Estaba confundiendo emisión de bonos con préstamos.
        ¡Perdón!

        Lo que ‘necesito saber’ es:

        – Si la tasa es fija o variable.
        – Comisiones que se pagaron.
        – Legislación aplicable.
        – Garantías reales ofrecidas por Bolivia (si las hubiera).

        2)
        La tasa no fue el ‘cuatro por ciento’ que salió en todos lados.

        Fue el 4,875%. Es decir, casi el 5%. Hay que redondear correctamente.

        No digo que la diferencia entre 4 y 5% signifique nada. Es solamente para ser exactos.

        3)
        Eso ocurrió en 2012. (¡Y lo dan como una novedad!).

        4)
        Como la emisión la manejaron 10 de los principales bancos mundiales, seguramente se pagaron unas buenas comisiones. Eso hay que ***sumarlo*** a la tasa nominal.

        5)
        Legislación: adivinen quién tendrá jurisdicción… ¡Sí, acertaron! Griesa.

        http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/economia/20130816/gobierno-hace-segunda-colocaci%C3%B3n-de-bonos-soberanos-por-us-500_224772_485270.html

        6)
        http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2013081601

        – En 2013 se volvió a hacer una emisión. Según el link de arriba, el interés fue 5,95% y el rendimiento 6,25%. (Ya nos vamos pareciendo más entre los países populistas…).

        7)
        En 2014 se iba a hacer una nueva emisión, pero se suspendió por ser año electoral.

        http://www.la-razon.com/index.php?_url=/economia/Gobierno-descarta-soberanos-electoral-comentarios_0_1979802084.html

        El ministro comentó lo ventajoso que fue emitir los bonos a tasa fija (cosa que comparto), porque las tasas internacionales estaban subiendo.

        O sea que si hacían la emisión iban a estar otra vez algún puntito más arriba que el año anterior, tipo 7% o algo así…

        8)
        También se suspendió la emisión prevista para 2015.
        Fue por la subida del dólar y de las tasas.

        http://www.eldeber.com.bo/economia/bolivia-pone-suspenso-emision-bonos.html

        Digamos que hubieran llegado al 8% o algo por el estilo…

        9)
        Comparemos con ‘el paria de las finanzas internacionales’. No, Zimbabwe no es… ¡es Argentina!

        Argentina colocó en abril pasado deuda al 8,75% de interés (rendimiento real 8,9%, es decir casi el 9%), y -lo que no dice La Nación- SIN PAGO DE COMISIONES y BAJO LEGISLACIÓN ARGENTINA.

        http://www.lanacion.com.ar/1786470-economia-coloco-bonos-por-us-1415-millones-y-los-buitres-amenazaron-con-mas-acciones

        Además, YPF colocó deuda con una tasa un poquito menor.

        Con esto, ya tenemos datos para comparar entre Bolivia y Argentina en el tema de deuda pública.

        Dos conclusiones finales:

        – Sin perjuicio de lo anterior, soy muy ‘evomoralesbolivianista’. Si lo hicieron ellos, casi seguro que está bien.
        – Pero… lo que no me trago y nadie debería, son esas fábulas de la exquisita finura y ética de los bancos e inversores, que con la tasa premian a países buenos y castigan a países malos…
        Un punto más o un punto menos de tasa pueden obedecer a montones de razones, y no significan NADA importante sobre lo bien o mal que ande un país.

  6. El comentario excelente de Esther (imperdible, en serio) sobre que todos debemos TODO, ¿pero a qué o a quién?, y el gráfico de endeudamiento/PBI de los “Big Ten” de Norberto se complementan.

    Los grandes acreedores de TODO son quienes más deben, pero tienen la ventaja de ser acreedores, además de deudores.

    Sí, claro, no es imposible que les sobrevenga un lunes, martes, miércoles, you name it, negro, y descubran que no se pueden pagar a sí mismos. This is called “una burbuja”, y nuestro castizo y sagaz Abel lo llama un pagadiós, y no necesita siquiera del concurso de países pobres e implotantes. Los deudores de TODO, que son también acreedores de TODO y dueños de TODO generan más burbujas que la Coca Cola, shaken, not stirred.

    En ese caso, como dichos estados/nación tienen pobres, lo que hacen es tirarlos a la calle, estilo USA 2008, y luego exportar la crisis de deuda a los países de 2da que tengan a mano y agarrados de los que te dije, estilo Merkel/Völker con Grecia.

    El problema argento es deber casi 200.000 palos verdes, y no ser un Gran Acreedor, No importa que nuestro PBI supere nuestra deuda. Si sos un Gran Acreedor podés estar endeudado en 8 o 9 PBIs, como muestra Norberto, y entre burbuja y burbuja, ser feliz aunque, como los USA, condenes a 1/5 de tu propia población a vivir en un Tercer Mundo interno.

    He observado que cada burbuja que estalla comporta un desplazamiento inexplicable de recursos hacia arriba. Deja en bolainas a los pobres y pequebús, y hace riquísimos a los ya ricos, de modo que debo entender que describir esto como “crisis” es un error. Sería creer que con crisis las explosiones de un motor a explosión interna. No sir, son lo que lo hace andar. Cuando el motor acelera, la explosiones dejan de percibirse por separado y se transforman en un alegre rugido, si no se usa silenciador mediático, pero desgraciadamente lo que quema el motor es gente de a pie, como quien suscribe, y sus recursos vitales y sus derechos, tal vez imaginarios, al trabajo y a un medio ambiente digno.

    Ahora que me vengan a decir que esto es “destrucción creativa”, porque cada vez más huevones pierden el día twitteando o sumidos en similares masturbaciones telemáticas… Trato y trato de entender el capitalismo actual, con la pretensión de saber de adónde corno saca su viabilidad y por qué no estamos todavía en un escenario Mad Max (otro homenaje a Esther, ahí), pero las poces veces que logro manotear algún número en un kiosko, veo que la valiente muchachada de The Economist anda más perdida que yo. Escriben lindo, en el mismo sentido en que tocaban genial los de la orquesta del Titanic.

    Tengo el feeling de que si la Argentina triplicara o cuadruplicara su PBI exportando lo mismo de siempre, es decir materia prima, seguiría siendo un deudor horrible al que se le cobra el 13%, porque el sistema mundial necesita de algunos deudores horribles, “pour encourager les autres”. Disciplinamiento del sistema. Alguien a quien degollar todos los días ante las cámaras, como hace el ISIS.

    En suma, el problema está en seguir exportando naturaleza, y tal vez desaparecería si fuéramos grandes exportadores de fierros complejos como me gustan a mí, o de inmaterialidades caras como el software. “Alguien” (esa entidad innombrable como país o institución a que se refiere Esther) decidió que ya era suficiente de dejar flotar el precio de las materias primas. Y las hundió, pufff.

    Vuelve a ser real lo de siempre: es mejor vender locomotoras, supercomputadoras o satélites que forrajes.

    Sustitución de exportaciones, bah. We’ve been there, siempre al borde de. Pocos gobiernos han apostado al valor agregado tecnológico como éste, pero no es verdad que quien lo hace esté condenado al éxito si no tiene 4 o 5 grandes proyectos en los que concentrar ese esfuerzo, -algo que no ha sucedido- y como éste esfuerzo concentrado sólo paga -si lo hace- en el curso de una o dos generaciones (ver Corea -¡¡del Sur!!- y otros tigres no tan tristes), gente, se requiere de continuidad.

    Y también de un empresariado menos chanta, por supuesto. Pero el único empresariado regional que yo creía capaz de defender sus intereses tecnológicos -el brasileño- parece haber comprado una versión 2.0 del Consenso de Washington.

    Y necesitaríamos de un relanzamiento educativo que no ha sucedido, pese a que parte del PBI dedicada a ello se multiplicó como no se veía desde tiempos de la gran inmigración.

    No veo en PJ ni en la oposición a locos de la educación, la ciencia y la tecnología, como han sido los Kirchner.

    • Silenoz dice:

      Lo que hay que tener en cuenta es que el gráfico del cumpa Norberto muestra economías que tienen la capacidad de endeudarse “arafue” en su propia moneda y la participación de dichas monedas tienen relevancia en el comercia mundial (si bien lejos de la participación yanqui).

      Entonces, a esas deudas hay que netearlas de la emitida en su propia moneda, a eso sumale que entuavía ningún país quebró por deuda en la misma moneda que emite

      • Norberto dice:

        Y tenés razón Erkekjetter, por eso es tan importante el endeudamiento interno que hoy tenemos intraestado, una cosa es pelear con un buitre y otra muy distinta que aquel vencimiento te lo refinancie el Nación, el Central o la ANSES, pero anda hacerlo entender a los obnubilados de siempre.
        Nunca menos y abrazos

      • David (idu) dice:

        El endeudamiento interno es un “pagadiós” sin consecuencias para los políticos tramposos, ya que cae en las espaldas del pueblo engañado y empobrecido.

        Hacer un “pagadiós” a los buitres (¡Perdón, quise decir “holdouts”!) es otro cantar.

        Lo dicho: “Poniendo estaba la gansa”.

      • Raúl C. dice:

        Alguna vez, alguna única vez, dé alguna prueba de lo que dice del endeudamiento interno.

        Los que denigran el endeudamiento interno, qué casualidad, son los que muestran un gran respeto por los acreedores de los países centrales y los fondos buitres.

      • David (idu) dice:

        Hola Raúl:

        Parece que los que debemos dar explicaciones somos los que denunciamos el latrocinio al pueblo, no los que roban.

        Y bueno, es así:

        Cuando se utilizan fondos de los contribuyentes, (deuda interna) sean impositivos, de la seguridad social, o de reservas del BCRA, o fondos de tantos tontos depositantes del Banco Nación, etc.) para tapar agujeros, hacer negociados, e “ir tirando para adelante” para que la bomba le explote al otro, son lisa y llanamente delincuentes.

        De esos delincuentes que nunca van en cana, ya que el “Partido Judicial”, en última instancia, también trabaja para ellos. Aunque les maten algún fiscal, o remuevan con prácticas ilegales y/o mafiosas a algunos jueces o fiscales de causas incómodas, o simplemente algo levantiscos.

        Dado que los contribuyentes, en especial los pobres, y los clasemedieros que “confían” sus depósitos en los bancos, no tienen el poder de lobby de los “buitres” internacionales, bueno, hacerles “pagadiós” es una obviedad básica por estas latitudes.

        En cambio a los poderosos del mundo se les termina pagando.

        No escapará a tu fina sensibilidad que la crisis financiera mundial, al igual que la que tuvimos allá por el 2001, los únicos que se salvaron fueron los pibes del Sistema Financiero y otros pocos amigos del Poder.

        A partir de la crisis del 2008 del Mundo Civilizado, cayeron poderosas instituciones de EEUU, las más famosas de las cuales fueron las hipotecarias Freddie Mac y Fannie Mae, y el pasivo fue a cuenta de la gilada.

        Ajo y agua, aquí y allá.

        ¿Tan difícil de entender es esto?

        PD: Sobre tu referencia a mis respetos, le tengo tanto aprecio al buitre Singer como a los ministros y presidentes que roban de entrecasa.

      • Raúl C. dice:

        David:
        Pruebas: CERO.
        Lo que hizo es repetir su declamación, con mayor énfasis y más larga.

        1) Fondos de seguridad social.
        Vea las cifras del Fondo de ANSES. A ver si creció o no.
        Y repitamos por enésima vez que
        ***casi la mitad de lo que el Estado paga como jubilaciones y pensiones viene de impuestos generales.***
        Es decir, el Estado, con lo que pagamos de impuestos, pone todos los meses la mitad de lo que se paga por jubilaciones y pensiones, más otras prestaciones sociales.
        El Estado NO SACA: PONE.
        Eso no es por ningún latrocinio previo, sino porque con la relación entre trabajadores activos y pasivos, los aportes jubilatorios que se recaudan mes a mes no alcanzan.
        Y menos alcanzan porque aumentó la cantidad de personas cubiertas por los beneficios previsionales, y aumentó el valor real de lo que se paga a causa de la movilidad jubilatoria.

        – El 94% de la gente de 3ª edad está cubierto previsionalmente, y la movilidad jubilatoria mantiene y aumenta su poder adquisitivo.

        ¿Eso significa ‘saquear los fondos previsionales’? ¡Si es así, que sigan ‘saqueando’ y que haya más jubilados y pensionados con ingresos crecientes!

        2) Reservas del Banco Central.
        Si hay alguna cuenta en la que no pueden decir que se haya afanado, es la de las divisas.
        Lo que entra (exportaciones) está cuantificado (salvo por lo que evadan algunos patrióticos sojarcas) y es conocido por los agentes económicos privados.
        Lo que sale legalmente está cuantificado y es conocido: pagos de la deuda externa de gobiernos anteriores, pago de deudas de empresas, remisión de ganancias de multinacionales, importaciones (principalmente de empresas privadas), viajes al exterior (de particulares), compra para ahorro (de particulares).
        También hay salidas de circuito de fondos no declarados (por particulares).
        El afano no se ve.
        Si tiene una prueba, dígala.
        Si piensa declamar un poco más, mejor ahórrenoslo.

      • Silenoz dice:

        Ja ja..

        Don Raúl déjelo a Davidenko… recuerde que cuando escribe esta practicando su tratamiento para las dolencias que lo aquejan…

        Además, el PyME neoliberal que te corre por izquierda y alaba inconscientemente las políticas que lo fundieron (según dichos de él mismo) nunca va entender que los impuestos NO SON para financiar los gastos del gobierno…

        Es ridículo pensar que en un marco de fiat money el estado necesite cobrar un dinero -vía impuestos- para su manutención cuando tiene el poder monopólico de emitir ese mismo dinero…

        Pero buehhh recuerde que “libre-bien-piensan” algunos “repúblicos liberales de izquierda” (aka neoliberales NO conscientes, con fascismo poco reprimido y, algunos, con superyó procesista)

        Tampoco va a entender que los déficits fiscales con crecimiento -y más aún con poca inflación- SE PAGAN SOLOS (Diamand decía que financiar la producción es gratis)

        Y si hay crecimiento no hay ninguna razón para que haya pagadio’

        Tampoco entiende que el pagadio’ se lo hicieron aquellos a los cuales votará mañana y que ese pagadio’ supuestamente eran en rúcula

        Pero bueno, mi humilde consejo es que encanute todo lo que tenga en el colchón o en un pozo en el fondo de la casa. Y si cobra jubilación que ruegue por que no vuelva alguna Patio Bullshit

        Saludetes desde Durban

    • Norberto dice:

      Me parece que esta muy Lilo David, por supuesto que si denuncia debe sustentar las denuncias, sino es difamar, que también es delito, pecado y falta de etica, que Ud no entienda los principios de mantener la actividad económica inyectando dinero abajo y no arriba, no significa que esas políticas sean delictivas, aunque Ud por formación garca así lo crea, que nosotros no permitamos que varios vivos se lleven la riqueza que todos, incluso Ud generamos, y que tratemos que parte de ella llegue a subsanar las fallas generadas por aquellos a los que Ud admira en quienes menos protección tienen no significa que estemos tirando la plata, estamos alimentando la rueda del consumo.
      Las políticas que Ud desea, por ejemplo metas de inflación y apertura de capitales, ya las ensayamos con todas las formas políticas previas al 2003, y hoy Ud tiene un exponente de las consecuencias con solo cruzar la frontera en Paso de los Libres, ni siquiera pudieron cubrir las famosas metas y hoy están en la deflación, que desde hace años Uds vienen pronosticando para Argentina, por supuesto que sin éxito porque hay políticas económicas consistentes..
      Nunca menos y abrazos

      • David (idu) dice:

        Siempre tan agudo, Norberto:

        Efectivamente, no corresponde que yo haya utilizado la palabra “denuncia”, ya que no he hecho ninguna, ni había razón para hacerlo:

        Basta ver el Programa Monetario del Banco Central, las licitaciones de letras, información pública si la hay, más los anuncios sobre destinos de fondos de ANSES y Banco Nación para establecer cómo evoluciona la deuda interna.

        Así que solicito humildemente el siguiente cambio a mi texto ut supra:

        Donde dice:

        “Parece que los que debemos dar explicaciones somos los que denunciamos el latrocinio al pueblo, no los que roban.”

        Debería decir:

        “Parece que los que debemos dar explicaciones somos los que leemos las informaciones financieras oficiales, que evidencian el latrocinio al pueblo, no los que roban.”

        Sigamos:

        Inyectar plata “por abajo” puede hacerse con mesura e inteligencia, o a lo “topadora”, con los resultados inflacionarios y de propagación de la pobreza esperables en cada caso.

        Mi formación “garca” proviene de la Universidad Pública, más la lectura de diarios (destituyentes y de los otros, aunque en mis años jóvenes admiré a La Opinión de las denuncias contra Lopez Rega, y a Página 12, el de las denuncias diarias – gratuitas – sobre las desapariciones de personas)..

        Respecto de “…que Ud. admira…” mirá, pichón: admiro a muuuuuy poca gente, tipo Illia, Trotsky, Sarmiento.

        Lo de la “rueda del consumo” bien puede remitir a mi texto de un post anterior: “Tirame billetes desde un avión”, cuya lectura te recomiendo.

        Nunca hablé de “metas de inflación” ni de “apertura de capitales”, en todo caso preguntame.

        Sobre los desaguisados de Dilma, no voy a opinar, aunque tengo alguna idea formada para debatir en otro momento.

        Abrazos

        (Nunca más “Nunca IGJ”, como lo prometí hace poco, entre otras cosas por el fin de ciclo)

      • Norberto dice:

        Illía, Trosky, Sarmiento, y desaguisados de Dilma, muy interesante Dr. Watson.
        Por supuesto que la sumisión de Dilma al sistema. o Poder Real, es un desaguisado, pero el culpables es precisamente ese tipo de sistema, el capitalismo financiero sustentado por la ideología neoliberal.
        En cuanto a Sarmiento y su República de la CABA, ideal sarmientino si los hay, y si…., tal vez pudiera ser gobernado por un Trosky, porque Stalin mal o bien gobernó un país, pero ni el camarada de Kronstadt o sus seguidores tuvieron la suerte de estar al frente de un país.
        De Illía prefiero no hablar mas allá de su escasa y ensalzada condición democrática, porque sufrí su economía, con lo cual no justifico su derrocamiento, solo digo que critiqué y critico su Gobierno, muy Radical eso si, como lo demostró luego De La Rua que lo perfeccionó (y tampoco estoy de acuerdo con su expulsión, como con ninguna otra expulsión de un Gobierno por mas críticas que haga a sus medidas).
        Nunca menos y abrazos

    • Esther dice:

      Daniel, gracias por tus palabras ☺☺☺.

      Creo que en este fragmento de tu comentario:

      «En ese caso, como dichos estados/nación tienen pobres, lo que hacen es tirarlos a la calle, estilo USA 2008, y luego exportar la crisis de deuda a los países de 2da que tengan a mano y agarrados de los que te dije, estilo Merkel/Völker con Grecia.
      El problema argento es deber casi 200.000 palos verdes, y no ser un Gran Acreedor, No importa que nuestro PBI supere nuestra deuda. Si sos un Gran Acreedor podés estar endeudado en 8 o 9 PBIs, como muestra Norberto, y entre burbuja y burbuja, ser feliz aunque, como los USA, condenes a 1/5 de tu propia población a vivir en un Tercer Mundo interno.
      He observado que cada burbuja que estalla comporta un desplazamiento inexplicable de recursos hacia arriba.»

      está dicho buena parte de lo más importante que se puede decir sobre este tema sin entrar en cuestiones técnicas económicas.

      Coincido totalmente con vos en cuanto a la defensa cerrada de la educación, ciencia y tecnología como factores sustanciales a cualquier proyecto de país viable económicamente. En estos últimos doce años se hizo mucho más que en décadas y décadas. Y en ese “mucho más” hay toda una definición no sólo política sino también ideológica.

      Abrazo,
      Esther

  7. mandramas dice:

    Sin saber nada de economia, me parece que las deudas son mucho mayores que los bienes reales porque existe el interes real es positivo, que nos determina que el dinero mas tiempo es mas dinero. En un mundo con mas inflación y tasas de intereses mas bajas, es probable que la resultante sea que los bienes materiales en total sean mas valuados que las deudas, desapareciendo el negocio de los bancos.
    Me pregunto si esa es la razón por la cual los bancos siempre parecen estar interesados en reducir la inflación.

    • David (idu) dice:

      Los recursos financieros actuales se estiman en 10 veces TODOS los bienes y servicios disponibles a nivel global.

      O sea el capitalismo ha evolucionado hacia una enorme acromegalia financiera.

      Eso lo saben todos los que manyan alguito del tema, pero mientras tanto, los negocios financieros son fastuosos y en manos de pocos, generalmente bancos y accionistas de los idem.

      Entonces, no les importa demasiado el tema inflación ya que sus tasas activas están siempre bien por encima de la misma.

      Una PYME paga hoy tasas superiores al 40% y los consumidores con tarjeta, del 80 al 100%

      La inflación es un gran negocio para los bancos.

  8. Politico Aficionado dice:

    El problema ha sido descripto en los Evangelios. Son los adoradores del becerro de oro y otras desviaciones Para esto tenemos un remedio de probada eficacia.

  9. Esther dice:

    Hola, Abel, lamento llegar tan tarde a este post justo cuando me mencionás en él… ¡Cosas que pasan en la vida real! ☺☺☺

    Gracias por los datos históricos; la verdad es que mi conocimiento sobre endeundamientos no llegaba hasta el Imperio Romano y menos aún más hacia atrás (apenas llegaba al Renacimiento o por ahí). Reflexionando un poco, es lógico que venga de muy antiguo, y aquí reuniré dos hilos en la trama: dinero y guerras. ¿Ha habido, en la historia de la Humanidad, algún otro factor que más deuda haya generado a los gobiernos (sean de la naturaleza que sean) que las guerras? Sospecho que no, que la guerra es la constante de endeudamiento, una constante que puede ser seguida como tal a través de imperios, reinos, democracias, lo que fuese. O por lo menos en la línea histórica que conduce a nuestros estados modernos occidentales. Cuestan caras. Y, sospecho, se puede agregar otro hilo a la trama, el que menciona David Arias: las clases sociales, sus disputas por el poder y el que siempre son los de más abajo los que terminan pagando los platos rotos. O sea, yo, entre otros…

    (Tendré que averiguar sobre los Gracos y César, jeje, por ahí estoy inventando demasiado…)

    Entiendo lo que decís sobre la realidad que representa la virtualidad del dinero inexistente. De hecho, si coloco 100 pesos en un plazo fijo y al cabo de cierto tiempo recupero 110 pesos, ¿de dónde salieron esos 10 pesos de más? Salvo que mis 100 pesos hayan sido utilizados para promover la producción de bienes o servicios, y sea de esa nueva riqueza que se extraigan mis 100 pesos más otros 10 más, esos 10 pesos son ficticios. Sin embargo, en cualquiera de los casos los gasto comprando algo, un algo bien tangible y real.

    Eso no quita que, si el sistema no está bajo control estricto, tarde o temprano estalle.

    Me gustan las ideas expresadas en:

    «Una es que el análisis necesario de los mecanismos está sepultado por un debate político: Desde hace varias décadas, hay una ofensiva gramsciana que ha instalado un “sentido común” hegemónico: Si la creación de medios de pago la hacen los bancos y favorece a los más ricos, es – por definición – sensata y prudente. Si la hacen los gobiernos y – horror – va a los pobres, es una irresponsabilidad que lleva al desastre.
    La otra cosa que sabemos es que ambos mecanismos engloban muchas variantes diferentes, pero todas tienden a retroalimentarse. Es decir, a crear burbujas».

    La complejidad de la economía global actual es enorme y, sinceramente, no creo que se desenvuelva bajo control estricto de nadie; a lo sumo, se desenvuelve bajo el principio de que quienes tienen mayor riqueza o poder acumulen más riqueza o poder.

    Justo hoy en el blog Indie Politik:

    http://indiepolitik.blogspot.com.ar/2015/08/argentina-libre-del-yugo-de-la-deuda.html

    Se cita un artículo que me evitó el tener que armar mi propio párrafo, jaja:

    «Siete de los 15 países con mayor deuda total son europeos. Juntos, con exclusión de Rusia, el continente europeo tiene más del 26% de la deuda total del mundo. La combinación de la deuda de Estados Unidos, Japón y Europa juntos constituye el 75% de la deuda total mundial».

    Esto es justamente lo que más me preocupa. Cuando nos explotan las burbujas a los países periféricos… Bueno, se sabe, ¿qué otro papel tenemos que no sea el ser pobres? Pero cuando la deuda externa se centraliza en el Primer Mundo y las burbujas explotan una tras otra allí mismo, eso, eso es otra cosa.
    Endeundamiento, guerra, crisis sociales: el gran combo. Se alimentan entre sí.

    No creo que tengamos una crisis ambiental de carácter final a la vuelta de la esquina. Aunque es bueno recordar que los ecólogos saben que en todo ecosistema existe un punto crítico que, cuando es superado, implica que el ecosistema no podrá recuperarse (o no lo hará en un tiempo razonablemente corto); lo que no saben es cómo predecir cuándo y por qué sucedería si seguimos jorobando al planeta. No sé si realmente se llegaría o no a una guerra termonuclear; pero sí sospecho que en los próximos años aumentará el nivel y/o intensidad de los conflictos bélicos.

    También creo en el instinto de supervivencia; lo que no sé es si ese instinto también se aplica a la civilización que hemos logrado obtener. El instinto de supervivencia hará que comamos raíces si es lo único que encontramos para comer, por ejemplo. Pero ¿será una muralla eficaz para impedirnos regresar a la era de las piedras y palos? Lo dudo.

    Abrazo,
    Esther

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: