Debemos 199.000.000.000.000 dólares

willy

Así es amigos. 199 Billones en verdes (los yanquis dicen 199 Trillones, pero es su estilo exagerado. Para ser precisos, digamos que la deuda asciende a 199 x 10 elevado a la 12° potencia = 12 ceros). Y se me ocurrió que podía recordarles esto, aún en medio de cierres de campaña (de eso escribiré mañana) y el partido de River-Tigres (de eso no).

Esa es la deuda global, de Estados, empresas, y particulares a 2014 (ahora que lo pienso, ya debemos haber pasado los 200) según el Instituto McKinsey. Que de esto sabe. Agrega “Siete años después del estallido de una burbuja crediticia global que provocó la peor crisis financiera desde la Gran Depresión, la deuda continúa creciendo…

Me puse a buscar estos datos porque leí unas declaraciones de Olivier Blanchard, que fue hasta el mes pasado el economista jefe del F.M.I. y ahora se retira (¿o huye?).

Pregunto eso porque lo que dice, para Los Ángeles Times, es un poco tremendista “No es sólo Grecia, Puerto Rico, China … Los líderes mundiales están en una trampa. Más deuda, en la forma de gasto público y privado, es necesaria para estimular las economías estancadas de hoy … Pero el mundo de la post crisis (ya) es un mundo de alto endeudamiento. Sólo se necesitaría un shock negativo para que la dinámica de la deuda lleve a un desastre“.

Aunque se supone que la auditoría financiera es lo mío, no tengo certeza sobre el asunto. Sospecho que nadie la tiene. Pero hago una pequeña cuenta, y me da que cada habitante del planeta debe U$S 27.500.-, que no parece tanto, pero considerando que ahí están los bebés, los ancianos y los indigentes… me parece difícil que alguna vez se pague.

Subo esto para distraernos un rato de los spots de campaña. Pero también para aconsejar al ministro de economía, y a los candidatos presidenciales que están en el tema, que no hay apuro en arreglar con los holdouts. El último gran deudor en regularizar su situación quedaría como un tonto.

10 respuestas a Debemos 199.000.000.000.000 dólares

  1. Silenoz dice:

    Seee.. un tema colateral importante es saber entonces a quién le debemos (¿debemos?) los 27.500 x zabiola

    Saludos

  2. David (idu) dice:

    En la Argentina estamos bárbaro:

    Según mis cálculos, cada habitante “solo” debe 10.000 dólares.

    Incluyendo bebés, ancianos, indigentes.

    El mundo nos envidia…

  3. Capitán Yáñez dice:

    Ni más ni menos, mi siempe muy estimado blogger en jefe.
    Es así nomás.
    Y eso no es nada: el equivalente a 4 (cuatro) PBI mundial está encanutado (no por mí, por cierto) en los “paraísos fiscales”.
    Un reverendo hijo de p… de apellido Lucas (al que, huelga decirlo, le dieron un pseudoNobel de “economía”) atribuyó todas estas maravillas a “las espectativas racionales”.
    A ese mercenario de la Fundación Rockefeller -que financia más que generosamente a los Chicago Boys- le preguntaría… ya ni hablemos de mí… a quién le debe cada uno de mis tres hijos u$s 27.500… y porqué.
    Y encima… deben ser más, porque seguramente los hijos de ese grandísimo hijo de mil p… (de Robert Lucas hablo) no le deben nada a nadie.
    En fin: delicias del mercado perfecto. Y racional.

  4. Politico Aficionado dice:

    Clemente seguramente lo arreglaría con un pagadios.

  5. Rogelio dice:

    Estimado Abel:

    Shylock
    ¿ Quiénes son los acreedores en un sistema histórico basado en el funcionamiento de la “máquina de la deuda infinita” ? [Deleuze].
    ¿ Cuáles son las características de esta relación social desequilibrante entre acreedores y deudores ?
    ¿ Cómo es el sistema de poder de tipo Shylock fundado en la desigualdad de la relación acreedor-deudor a partir de la posesión de títulos y bonos ?

    Rescate
    Quizás sea oportuno recordar que en el centro de nuestra cultura histórica subsiste la “buena noticia” de un “Dios Creador” que continúa haciéndose humano para liberarnos de los endeudamientos, a todos y a cada uno.

    Saludos

  6. Esther dice:

    No me parece tremendista la evaluación, al contrario. Aporto esta página, que tiene la cualidad de dar la información bien organizada y, haciendo clic en el nombre del país, se puede acceder a otros datos, como ser la evolución en el tiempo de la deuda externa:

    http://www.datosmacro.com/deuda

    (Eso sí, no tengo idea de la veracidad de los datos que aparecen, llegué a ella por el blog de Artemio López y supuse que debía ser más o menos confiable.)

    Es bueno repasar qué sucede con los países del primer mundo. Ahí está la clave, evidentemente. Altísima deuda externa y en ascenso durante años.

    Todos debemos. Todos. Dado que todos los países deben, y los más ricos deben por lo menos el 80% de su PBI, eso quiere decir dos cosas: a) el acreedor no es un país; b) ese dinero adeudado no existe, ya que, ¿cómo puede existir tanta riqueza sin que pertenezca a un país, en un mundo dividido en países? ¿Qué clase de riqueza es? Bienes y servicios no puede ser. Suelo, aire, agua, ¿de dónde y cuánto, por fuera de los países, para asegurar semejante friolera de billetes?
    ¿Seis mil millones de personas? Ah, eso sí puede ser. Seis mil millones de esclavos que no sabemos que lo somos y estamos refelices porque nos compramos un autito, sin darnos cuenta que debemos hasta la ropa que tenemos encima.

    Será porque vengo de las ciencias duras, pero a mí, eso de que exista riqueza material que no existe y que viene de la nada me parece un poco absurdo. Lo suficiente como para esperar que, o bien el globo seguirá con pequeñas pinchaduras llamadas “crisis” (cada vez más grandes o más extensas en el tiempo, eso sí) o bien reventará de una y quedaremos todos comiendo raíces para sobrevivir un día más en el mundo de Mad Max.

    La deuda externa, en forma global, es de verdad impagable. En el futuro (si tenemos futuro, aclaro) habrá una estatua en honor a Argentina en las capitales de cada país. Digo, por haber pateado el avispero con los fondos buitres y obligado a legislar internacionalmente con respecto a ellos. Porque, en el futuro, no quedará país que no necesite reestructurar su deuda para bajarla a niveles aceptables.

    Si es que tenemos futuro, aclaro. Futuro como planeta habitado por nos, los estúpidos Homo sapiens sapiens.

    Abrazo,
    Esther

    • David (idu) dice:

      Hola Esther:

      El dinero… siempre el dinero…

      Quiero transcribir parte de un texto que escribí en otro medio, que lleva como título:

      “TIRAME BILLETES DESDE UN AVIÓN”

      ————————————-
      El papel moneda es el invento falso más admirable producido por el género humano.

      Ha logrado que la gente piense que ese pedazo de papel significa “valor”.

      Nada más alejado de esto, por supuesto.

      El motivo de la aparición del dinero es la facilitación de las transacciones, y hasta la posibilidad de guardarlo como ahorro.

      Lo que nunca debemos olvidar es que se trata de una ficción: “Alguien” nos garantiza que “eso” tiene valor.

      Normalmente ese “alguien” es un Estado, o más precisamente un “Banco Central”, lo cual tiene el mismo origen: una superestructura con derecho de emitirlo y valorizarlo.

      Bueno, a pesar de su falacia intrínseca, todos queremos tener la mayor cantidad posible de ese papel de colores.


      ¿Vino alguien a tocarnos el timbre, nos dio un fajo de plata y nos dijo: “Ahora comienza el juego”?

      ¿O nos tiraron billetes desde un avión?


      O sea, que permanentemente hablamos de plata, y no tenemos la menor idea de cómo es que esta aparece en nuestras manos.

      Pero discutimos acaloradamente sobre la inflación, la compra de dólares (legales o no), los “corralitos”, la baja denominación de los billetes, el interés de las tarjetas de crédito, los impuestos…


      La inflación SOLO puede generarla la Autoridad Monetaria, o sea, los gobiernos (a menos que el Banco Central sea independiente, cosa que solo ocurre en países desarrollados, o al menos “serios”).

      Cuando se nos habla de la “puja distributiva” entre “empresaros” y “trabajadores”, que obviamente existe, es solo una consecuencia de esa “pelea” por quedarse con el excedente de moneda que genera el Gobierno.

      ¿Por qué genera inflación el gobierno? Básicamente para reducir los ingresos reales de las personas ¡sin bajarles el sueldo! Es un engaño, pero funciona.

      A veces también se produce un poquitito de inflación para estimular el consumo, que en algunas ocasiones tiene efectos benéficos. Pero poquito, ¿eh?

      Entonces, cuando los funcionarios comiencen a hablar en términos difíciles para explicar que estamos en el mejor de los mundos, y por ende somos unos estúpidos que no sabemos manejar nuestro dinero, no les crean. Lean lo anterior, y tómense un licorcito.
      ———————

      Saludos

  7. […] subí un posteo breve: Debemos 199.000.000.000.000 dólares. Me motivaron las declaraciones de quien fue hasta hace poco el economista jefe del Fondo Monetario […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: