Alguien que se queda con Scioli

scioli

Marcelo Padilla, mi amigo cuyano, en envía su columna Yo me quedo con Scioli. Estoy de acuerdo con su pensamiento, pero aclaro de entrada de quién es, y al mismo tiempo se las recomiendo a los compañeros de Konfluencia Popular, porque la comunicación digital le enseña a uno algo básico (Y no es arreglar primero el contrato, como dirían los malpensados. Este blog es gratuito): las audiencias están segmentadas. Ésto es para los militantes.

La situación política nacional tiene dos mundos. Claramente delimitados, con las fronteras precisas, zonas donde se pagan peajes, policías diferentes, medios de comunicación en batalla cultural y política, periodistas de uno y otro bando. Playones para que estacionen sus coches, sus veleros. Puede que se mezclen entre los dirigentes, en algún cantri o zona residencial. Pero los mundos exceden en este caso a los dirigentes. Hemos llegado a un punto cristalino como una gota de un salar virgen. No hay intermedios, –no jodamos, todos juegan – los diarios y la tele deciden dónde apuntar y apuntalar. Crean escenarios para uno y para el otro. Son dos mundos metidos en un país. El mundo del proyecto nacional y popular con Scioli a la cabeza frente al mundo del proyecto neoliberal y antipopular con Macri de mascarón de proa. Veamos.

El mundo del proyecto nacional y popular es el mundo de las conquistas de los sectores populares, del restablecimiento de derechos. Pero también el que construyó a una nueva clase media antes desahuciada. Y también a empresarios y emprendedores antes en bancarrota. Es transversal. Atiende al de más abajo y le permite que gane mucha guita al de más arriba (¡las pelotas con el esfuerzo individual! acá te va bien si las condiciones te lo permiten) Este mundo es resistido por el otro. Y por sectores sociales que, desagradecidos, adoptan la típica actitud miserable del que crece un poco y no quiere que crezcan los de más abajo. El ciclo del capitalismo benefactor neo keynesiano de la periferia de los países centrales. Ya la vivimos. Clases medias que acceden al auto nuevo, a las vacaciones, a un PROCREAR, o a comprar una vivienda, tecnología, toma aviones, anda en taxi …y se queja en las colas de los supermercados o en las del banco.

La clase pendular que mira su ombligo cuando se da cuenta que lo tiene. La clase ombligo. Los negros de mierda resultan ahora su enemigo interno porque se los cruzan en shoppings o en las playas en verano y les dan miedo porque creen que potencialmente son todos chorros. Esto permite también el mundo del proyecto nacional y popular, que esa movilidad social lejos de ser una representación de la solidaridad termine en el racismo de clase. Los neofascismos culturales, los micronazismos sociales están instalados en las escuelas privadas y algunas públicas de “excelencia”. Lo permite no porque lo promueva sino por consecuencia ideológica a partir del mejoramiento material de las condiciones de vida de aquella clase media de los noventa empobrecida que hoy saca pecho y quiere la cabeza de todos. Una limitación del proyecto nacional y popular. Hay que decirlo. Tanto que hasta muchos sectores de las clases bajas también caen en “la trampa ideológica del ascenso”. ¿Cómo sostener un proyecto en base al consumo de bienes y al acceso a las tecnologías? No dicen “tomo y obligo”, toman y se la llevan y luego putean. La globalización del turismo ha hecho que muchos recorran Latinoamérica, se pongan un poncho y luego vengan y voten a Macri o a los radicales, que es lo mismo en estos tiempos. Es como si el propio proyecto nacional y popular hubiera construido a un monstruo, se hubiera embarazado de un alien. Por eso habría que revisar un poco. Hay que gobernar, eso es claro, y mejorar, pero algo falló. No puede ser que la clase media o una gran mayoría de ella se vea empujada a decidir sus vidas por el bolsillo y sus cuotas. No puede ser que el frikismo juvenil se trostkice porque Scioli sea el representante de esta hora.

¿Qué carajo quieren, me pregunto, ser diferentes con Del Caño o Altamira? Bien, pues sean diferentes. Ese ímpetu y caprichosismo de los jóvenes rebeldes. Yo los mandaría a formar parte de una milicia popular para que aprendan a usar armas y escuchen discursos de Milagros Sala todo el día. Perdón, esto es Mendoza, Argentina. For export. Me saqué. Pero esto es también un producto de aquello. Está lleno de colectivos en defensa de microorganismos. Es la expresión de la diversidad, dicen. La diversidad que después, a la hora de los bifes, vota a la Unión Democrática, o a los pibes troskos que se creen que la revolución es mostrar las tetas en las calles. Los troskos necesitan que gane Macri, porque el millonario vago de Mauricio les garantiza mayor conflictividad. Ahí es donde los troskos comen. En fin. Los jóvenes. Les da vergüenza Scioli. Se creen europeos. La misma de siempre.

El mundo del proyecto nacional se pone en juego en pocos meses. Por supuesto, dejan mucho que desear dirigentes peronistas y también kirchneristas por adopción. Porque el peronismo adopta. Es un movimiento de adopción permanente y, como es generoso, adopta de todo: sanos, insanos, buena leche, mala leche, de izquierda, de derecha. Y por más que nos quejemos a todos nos protege, en mayor o menor medida y en distintos sentidos. Algunos con cargos y a otros con beneficios sociales. Corta. Pero algunos igual no dejan el carácter sectario que los trajo al mundo. El sectarismo ilustrado, la vanguardia, los intelectuales, los exquisitos. Este proyecto nacional y popular está llenos de exquisitos. Y de garcas. Pero es el proyecto que tenemos hoy, aquí, el que llegamos a ver. Y es nuestro y debemos mejorarlo, profundizarlo, discutirlo, y, claramente, votarlo.

Sí, Karina Rabolini vende perfumes y cremas. Sí, Scioli fue un motonauta que entró a la política de la mano de Menem. ¿Y qué, les da vergüenza? Vergüenza es discursear por izquierda y cobrar por derecha. Vergüenza da el mundo Macri. Que nació en cuna de oro y si saluda a un pobre le da escarlatina por hipocondríaco social. Porque Macri no va a cambiar, pero sí ha hecho cambiar a los radicales y los ha metido en la trampa de creer que a través de él van a resurgir como radicales. Los radicales ya se murieron hace rato, al menos los de ley. Sanz es Macri por asco al peronismo. Y así. Susana Balbo, Cobos, la Carrió. Variantes del mazo de cartas del poder. Se cagan en los derechos sociales y en los derechos humanos. Se cagan en la ley de medios, en las conquistas populares. Para ellos las conquistas populares representan “gastos”, y este gobierno nacional ha “gastado” mucho en los pobres. Al mundo del proyecto neoliberal le parece mejor que de los pobres se ocupen las fundaciones privadas de los empresarios. Eva, las sacó cagando cuando las viejas emperifolladas “ayudaban” sus culpas. Por eso la odiaron. Porque ese rol es del Estado y es inversión y no gasto.

La letra al mundo Macri la ponen los poderes concentrados nacionales e internacionales. Y los radicales, para diferenciarse un poquito, se hacen los chilenos, babean con el modelo chileno porque “allá si hay calidad institucional”. ¡¡Qué gesto chileno el de Cornejo invitar al gobernador a tomar un desayuno!! Eso es verso. Puro verso y humo. Pero la sociedad decidirá. Y si quieren mierda comerán mierda. Al fin y al cabo, ya la conocen y parece que les gusta. Después van a tener que pechar el auto cuando se queden sin nafta. Mientras tanto el peronismo se las irá arreglando, porque tiene más vidas que veinte gatos juntos. Puros por aquí, puros por allá, la vida siempre será difícil. Yo me quedo con Scioli“.

Ahora quiero aclararles que lo de audiencias segmentadas no hay que interpretarlo básicamente en términos de peronistas, radicales, troskistas, oficialistas, opositores,… Eso existe, claro, pero es un “segmento”. Otra audiencia, mayoritaria, son los que miran la política desde afuera. Con desdén, con temor, con indiferencia (otros tres “sub segmentos”). Y no les suena eso de los dos mundos, aunque sean, por supuesto, parte de uno de los dos. Si Scioli es el candidato presidencial del FpV, el motivo fundamental es que es el oficialista que mejor entendió como dirigirse a los del lado de afuera de la política. Esos votan, también.

Anuncios

42 respuestas a Alguien que se queda con Scioli

  1. Diego dice:

    Qué mal que está ese muchacho que escribió la carta… ¿Se da cuenta “el kirchnerismo” (las comillas son porque no sé exactamente dónde estaría el centro de dicho sujeto) que esa visión del mundo es un yunque con el que vienen corriendo todas las carreras al menos desde 2008 a esta parte? Con Bielsa, Pepe Nun, Kicillof, Recalde y tantos otros kirchneristas perfectamente podría sentarme en una mesa a discutir porotitos para un lado o para el otro, esa esa militancia de la carta está caída del mapa. Es un lastre que tiene la estructura que a la hora de ir a buscar los votos tiene que poner, al igual que el resto de las opciones con chances, a un amigo de Tinelli con esposa fina y elegante. Creo que no tienen idea aún en el terreno más pragmático la cantidad de votos que les resta ese lastre cultural.

  2. Juan el Bautismo dice:

    Scioli si.
    Pero como comente en otros blogs opos aunque no aprobaran los comentarios, los peronistas deberia votar en conjunto a Carrio en las PASO, para que en octubre ganemos facil con un 94.5 o 95%.
    Seria una victoria a tantos niveles, a tantas capas de lectura, con tantas implicancias, que reite del “Vertigo” de Hitchcock

  3. victorlustig dice:

    lo de siempre, rascas un progre, aparece un comisario politico destinado a dirigir a la masa que no sabe que tiene que votar, en fin

  4. Abel B. dice:

    Diego, Víctor, me tientan a contestarles. Porque indudablemente son politizados, pero sospecho que no tienen mucha experiencia en la pelea política cotidiana.

    M.P. y los que piensan como él no aportan muchos votos al FpV. Pero sin ellos, el kirchnerismo no sería siquiera un sector en el peronismo.

    Abrazos

    • Diego dice:

      Supuse que así era. Durmiendo con el enemigo debiera llamarse la película. Más allá de los chistes malos, ¿son conscientes que el desafío real y posible (why not?) es tirar ese pañal sucio por la borda para que el transatlántico pueda seguir navegando? Porque tarde o temprano te termina hundiendo, porque a Delía lo tenés que compensar con consumo galopante y sabemos que el capitalismo tiene ciclos de alza y de baja, y no está bueno que te terminen llevando puesto por culpa de un discurso troglodita que ni siquiera representa las líneas principales de lo que fácticamente hace a la gestión de gobierno (aunque no deja de estar ahí y de meter sus semillitas a cada rato). ¿Y quién paga los platos rotos? Estos muchachos como el cuyano de la carta seguro que no.

      Es un típico problema de estructuras. Lo mismo aunque con otras características salientes le pasa al radicalismo. “Invotables” manejan la estructura y los más votables tienen que ser amigos de Tinelli. Ahí estuvo Lousteau, un gran tipo, pero con la Franja Morada ya crecidita e impresentable ni siquiera en los centro de estudiantes que supo conducir, al frente. En el medio, mucha buena gente y también de la otra (como Julio De Vido para dar un caso). Entonces, estamos ante una realidad política en donde sin la estructura no se puede ni empezar a repartir panfletos en una esquina y sin la carita sonriente buena onda con estilo de vida aspiracional por la muchedumbre que oblitere a esa estructura que lo sostiene, perdés. Ese es el problema.

      • Raúl C. dice:

        Es evidente que pierde, pierde y pierde. ‘Ganamo, perdemo, siempre perdemo’… Doce años de kirchnerismo fueron nada más que un espejismo.
        Deje Clarín por un rato y búsquese una idea.

      • Diego dice:

        Vaya y lea los recientes libros de Martín Sivak a ver si así consigue quitar de su boca el panfleto de Clarín antes de que se vaya Cristina.

      • Raúl C. dice:

        Compré Clarín todos los santos días durante varias décadas, así como sus suplementos culturales, fascículos, etc. Así que a mí nadie me la puede contar, lo conozco muy bien.
        También leí ‘Pecado original’ de Graciela Mochkofsky.

        Lo que me llama la atención es la elocuencia con la que usted pontifica que el FPV está destinado indefectiblemente a perder -igual que innumerables titulares de Clarín- mientras que, en el campo de la realidad, el FPV lleva 12 años en el poder, fue reelegido ampliamente dos veces, y Cristina se va después de 8 años de ‘desgaste’ con más del 50% de imagen positiva.
        Mi alusión a Clarín era por eso.
        Quizá lo que pasa es que usted no quiere dejar que la realidad le arruine sus elocuentes parrafadas.

      • Diego dice:

        Raúl, lo que yo veo es que discursos como el de la carta hablan en nombre del kirchnerismo con la potestad con la que se habla del jardincito del frente de la casa. Pero que esa gente, que tan a boca de jarro proclama en nombre del movimiento, no se la banca en la urnas. A la hora de ir a buscar los votitos van con aire y sol, Mirtha Legrand y Tinelli, ahí no hay moral que aguante, empezando por la propia. Es lo que veo de la política actual, llevado al paroxismo por el kirchnerismo. ¿Por qué armaron una fórmula Guillermo Moreno – Carlos Zaninni? Porque no los vota ni su madre. Entonces -y esto no arrancó ahora con la elección presidencial sino que es un doble standar que hizo posible a que el kirchnerismo como tal existiera (buscar los votos como sea, gobernadores feudales, patotas sindicales, ex (¿ex o vueltos al closet?) menemistas, etc. etc., pero con la condición que el micrófono lo siguiera cargando ese tonito que aparece en la carta. Entonces lo que yo me preguntaba era, ¿por qué se los fuman? ¿Dónde está el cuello de botella que consiguió que esa gran masa antipática para con el discurso emergente se mantenga bajo cuerda? ¿Es sólo económico o es que les han abrochado un chaleco de fuerza cultural sin que se dieran cuenta?

        Si no le gusta Clarín, deje de comprarlo, que no se pierde nada. Fantasmas que han inventado para justificar que la propia prédica no encarna en la vida social de la patria. Así como no es fácil entender el cerrojo del discurso K, también es complejo entender los movimientos culturales de una sociedad, no es algo que se explique con un torpe positivisimo que plantee un reflejo entre medio de comunicación y cultura.

      • Raúl C. dice:

        A Clarín, obviamente, lo dejé de comprar hace varios años.
        Lo que usted llama ‘fantasmas’ -la participación del Grupo en las luchas por/del poder- está documentado, escrito en libros de diversas tendencias, y hasta contado por gente como Macri y Massa…
        Mientras, el kirchnerismo que ‘no pega una’ estuvo 12 años reelegido, y su magnífico Grupo mediático ‘que interpreta a toda la gente’ vende la mitad de diarios que antes y no consigue imponer ningún candidato fuerte ni mucho menos ‘unir a la oposición’. Es cuestión de realidad, nomás.

      • Diego dice:

        No es mi grupo querido, por mí que se funda mañana. Tiene una potencia acotada, no mueve amperímetros 180° en una semana. Tiene su tendencia como todos los medios del mundo, el craso error fue la forma de entender ese poder por parte del kirchnerismo y peor aún, la inútil guerra que desataron desde los poderes del estado contra un medio que, tendrán que reconocer, puso su granito de arena para que aquel muchacho desgarbado que venía del Sur con 22% de los votos se sostuviera en pie. Por supuesto que no fue ni lo único ni lo determinante porque no le da la poronga para eso ni a Clarín ni a nadie, pero que fue uno de los que pasó por aquella kermés de 2003 y se quedó hasta 2008.

        Así que dejate de joder con Clarín y asumí el hueso duro que es el histórico conflicto entre estructura partidaria invotable y sociedad, porque sino ya ves, van a tener que seguir poniendo a amigos de Tinelli al frente de la boleta. Date cuenta que ahí hay algo que no fluye.

      • Raúl C. dice:

        Si la orientación es más poder de decisión nacional y trabajo, consumo, inclusión y más derechos para la inmensa mayoría… lo único que se le pediría al gobernante y su equipo es talento y decisión para ir en esa dirección.
        Del otro lado tenemos ajuste (a aplicar siempre sobre las mismas clases sociales), exclusión, endeudamiento y pérdida de poder de decisión nacional.
        La opción es clara y va más allá de las personas.

    • victorlustig dice:

      Abel, gracias por su hospitalidad

      Una cosa, que, como Ud bien dice desconozco (quizas me hubiera ido mejor si la conociera) es la lucha cotidiana, soy solo un tecnico.

      Otra cosa, y cito

      ¿Qué carajo quieren, me pregunto, ser diferentes con Del Caño o Altamira? Bien, pues sean diferentes.

      Si el kirchnerismo es centrifugo (eso es claro en ese parrafo) no es peronismo, que, es inclusivo (casi como la iglesia) que se yo, la definicion de zampolit es de alguna forma aquel que cuida que nadie se aparte de la doctrina del momento basicamente, y, el sean diferentes es un avance, antes los mandaban al gulag, hoy se conforman con menos.

      PD No me considero politizado, pero, es solo mi parecer

      • Politico Aficionado dice:

        “Si quieren mierda comerán mierda. Yo me quedo con Scioli”, sostiene el autor.

  5. guido dice:

    Aprovechando que, como dice Abel, ningún lector de comentarios en blog cambia su voto por un idem digo que, todo bien, Marcelo refuta un montón de tonterías sobre Scioli. Pero el problema con Daniel es otro: fue/es un pésimo gobernador desde el punto de vista administrativo más básico. ¿Se va a volver eficiente, ejecutivo e imaginativo al mudarse a la rosada? Yo espero con fe, esperanza, optimismo, deporte y dos brazos que si, peeeero…

    • Ooops, Guido might be bloody well right. Como gobernador, ha sido la peste.

      Pero bueno, supongamos que el señor DOS sea capaz de una transformación al estilo de Bergoglio, que de ser un palo en la rueda para el gobierno de Cristina se volvió, SHAZAM, el Superpapa mundial de los pobres.

      Quién te dice. Ocurren milagros todo el tiempo.

      • Raúl C. dice:

        Pero ojo, hay una cuestión tecnológica de por medio. Bergoglio domina la tecnología del milagro y Scioli no…

  6. luiskon dice:

    Entre los electores, hay un 70 % aprox. que no tiene un interés permanente y sistemático por la información política y que toma por varios motivos su decisión de voto en los últimos días. En las condiciones de desarrollo del proceso y como va el mundo, Scioli resultò ser la mejor carta para seducir a la mayoría de ese segmente y lo que apunta el artículo me parece muy criterioso.

  7. Silenoz dice:

    Ja ja..

    Mirá…. cada día que pasa miro a la oposición y sus adláteres que mezclan ciclos económicos con Delia, a la nueva pedorrada blanca de moda: el niño Lustó con azafrán, más los héroes de 5′ de vida y sus delivery cautelar…

    A pesar de los caveats de guido y….. todos los caminos conducen a Roma, alvearizándonos avanzamos …

    Yo creo que es un buen momento para el “voto calificado”, en fin

    Tiene razón Locatti: ¡CORTÁ BOLETA Diegooooo! ja ja…

  8. Alfre dice:

    Buenas Abel,

    Aunque mi opinión en definitiva es distinta a la de ayj, tengo que reconocer que en esa apreciación tan vacía por lo absoluta (“todo progre es tal cosa o tal otra”, ¿”todo”?¿qué es “un progre”? ¿no es peor andar usando ese tipo de etiquetamientos absolutos sobre personas que “comisarear políticamente”?, etc.); decía, más allá de eso, aunque sólo sea por carambola, en algo le acierta.

    Lo que creo en definitiva es que puntos de vista como este de MP, comparten bastante formato general con cierto nucleo de la militancia afín al (hoy) kirchnerismo. En resumidas cuentas, lo que tienen en común es esto: creen resolver una disputa en torno a problemas concretos, simplemente por voluntad: decidiendo patear afuera una de las opciones contrapuestas (incluso cuando las contradicciones nacen dentro del mismo kirchnerismo).

    El texto lo pone en evidencia literalmente: reconoce como deuda del propio proyecto “nacional y popular” (uso sus propias palabras), esto es, de SU proyecto, el hecho de sostenerse básicamente sobre la reproducción de un modo de vida consumista. Para luego, echar el fardo sobre otras opciones políticas, sobre la base de que son el resultado de…. ¡el modo de vida consumista!

    ¡Las culpa es ser el resultado de las políticas de SU propio proyecto!

    ¿No contempla ni como remota la posibilidad de que por lo menos algunos de esos que patea para el lado de afuera, hayan echo su opción política como respuesta, entre otras cosas, a la misma inquietud que la suya: cómo cambiar la economía/política basada en el puro consumo?

    De hecho: ¿no sería mínimamente razonable esperar que esa crítica sí tienda a hacerse en términos generales, desde afuera del proyecto político que mejor impulsó ese tipo de economía/política?

    Siendo que, en definitiva, no parece tampoco probable que en el corto o mediano plazo, ese proyecto político tenga otra perspectiva (ni posibilidad, tal vez) de desarrollo diferente; ni que, encima, sea capaz de recibir ese tipo de críticas desde adentro.

    Es decir, con la actitud que reprocuce esta columna, seguramente esas críticas tendrán lugar solo “afuera”. Si hasta el mismo acto de reconocer la misma crítica adentro, echa el fardo afuera: es decir, dice: “tienen razón, pero por tiempo indefinido, no les vamos a dar bola y les vamos a echar la culpa a Uds. Mientras tanto: ¡Voten Scioli!”

    • victorlustig dice:

      toda definicion breve, es por lo menos, incorrecta al pretender abarcar todo el espectro en dos palabras
      Que es un progre? es como definir que es un peronista, pero, y es un gran pero, quizas debieramos preguntar a los progre que se autodenominan asi, yo solo tomo el nombre, y su, digamos accionar.

      La pelea entre Parodi y La Campora, que es de publico conocimiento me exime de mayores comentarios.

      • ricardo j.m. dice:

        o sea lo comisareas al progre, pero como como sos comisario facilongo de los dueños del sentido de las cosas le llamas de otra manera, no te preocupes te conocemos bien.

        y la pelea entre parodi y la campora te exime de comentarios por los comisarios mandan a otro a buscar pruebas jajajaja

      • victorlustig dice:

        no, solo soy observador, asi de facil, los progre, cualquiera sea la definicion, como ves decis, se comisarean entre ellos, unos, con medallas, nadie puede decir que Parodi no lo era desde hace mucho, otros, parvenu

        PS Independientemente que no comulgo demasiado, pero, es divertido cuando se pelean por los mangos

      • Raúl C. dice:

        Lo interesante es que usted solamente ve esas miserias humanas en los progres. Todas las cosas similares que hagan los demás para usted no existen, o no le interesan.
        Así es la ‘propaganda de guerra’. Las cosas malas solamente se marcan cuando las hace ‘el enemigo’ y no cuando las hace ‘el amigo’ (o el enemigo del enemigo). Onda pre-muro.

      • victorlustig dice:

        no, para nada, pero el nivel de comisariato excedio los parametros habituales, y eso que conoci a los de la JCN (Junta Coordinadora Nacional), los 90s, del lado publico y privado.

        Guerra, no, absolutamente, solo que los zelotes, ya sea que crean o se disfracen, pasaran, como pasaron todos los zelotes en toda la historia.

        En cierto sentido son como la Stasi, ya que mencionas el muro

  9. guillermo dice:

    Esto combina la curiosa pero amada teoria entre kirchneristas de atar de que el Big Bang de la historia argentina es 2003, (con NK haciendo de Dios version Capillary Sixtina, dando vida con su dedo), con teorias estilo Sra Merceditas circa 1948 sobre negros en la playa. Have mucho que a los que afecta esetema van aUruguay, Kicillof incluido.

  10. Politico Aficionado dice:

    El problema de Kicillof es que los patricios indignados lo patotean en el Buquebus.

    Y ya que estamos con nuestros indignados biempensantes, creo que no advirtieron algo que señala Abel en la introducción: Ésto es para los militantes.

    • guillermo dice:

      Si te pasas la vida vociferando sobre la maldad, errores, mezquindades e hijoputeces de la clase media, seria menos arriesgado cruzar pot el puente que en la jaula clase media del Buquebus.

      • Politico Aficionado dice:

        A. K. dista bastante de ser un tipo agresivo. A diferencia de Ud, que justifica a los agresores.

      • guillermo dice:

        Politico, El problema de los gobiernos unipersonales es que las figuras secundarias dejan de existir como individuos con personalidad y opiniones propias. Para la mayoria, Kicillof no existe por si mismo, es una proyeccion de CK, con las caracteristicas de CK. El problema de Scioli ahora, tratando de parecer CK2 para satisfacer las reglas pero distinto para no perder votos.

  11. ariel dice:

    Voy aclarar una estupidez central que afecta al Trotskismo en lo que leí de la nota. Escribo como ex militante del PTS y que tiene simpatía por ese partido , quiero aclarar que si hay algo que siempre se repitió dentro del partido , es que la recuperación económica que afecto a toda Latinoamérica y en Argentina en particular, produjo una recuperación de puestos de trabajo y como en este caso el PTS parte de que la clase obrera ocupada es la que tiene que tiene que acaudillar a los otros sectores empobrecidos de la sociedad , y a la clase media para que no se vaya a la derecha, lo toma como algo positivo para su estrategia , no como algo negativo, no opina que cuanto peor mejor. Tener miles de desocupados en las calles no nos va a llevar a tener la revolución a la vuelta de la esquina, todo lo contrario. Ya se demostró eso en el 2001 y las corrientes de izquierda que dirigían clientelarmente a los desocupados, no sacaron nada positivo de esa experiencia.
    Vino la recuperación económica y esos desocupados ingresaron al sistema productivo y se olvidaron del Polo Obrero, de la CCC , de los Mtd , Mtr y demás etc.
    En definitiva mientras PEOR no es mejor

    • Juan el Bautismo dice:

      solo se lo escuche a Jack Celliers, mirando a sus compañeros. De alli se puede generalizar injustamente que era punto de vista minoritario, pero bueno sigue siendo injusto, mal fundado, arbitrario

    • Ariel la bate claro. Sólo un subnormal piensa que cuanto más desocupados, más cerca está la revolución. Por lo mismo que la represión no genera militancia.

      Creo que el menduco de visión bipolar (Scioli o Barbarie) teoriza y lanza anatemas sobre los troskos sin haber visto ninguno. Bueno, ya va a tener tiempo de verlos.

  12. ricardo j.m. dice:

    si, solo se pudo construir un candidato espejo de las necesidades del sentido del adversario.

    por eso fue un error vaciar las paso y dejar tanto afuera.

    yo se que se tienen que esconder para justificarse , pero ese 5×100 de caba con paso nacionales reales te votaba al rulo.

    porque señores el voto en blanco si significa, significa la posibilidad de bajarse hasta que aclare.

    o sea, si el comino caminando lleva a la derecha porque todos los condidatos lo son , no lo seran en poder con el 30×100 de voto en blanco.

    esto le da miedo a los que parasitan la militancia y hablan y votan por sus necesidades en la confus-cion vivida por la incapacidad de entenderse herramientas de una doctrina y no la doctrina en si ni su sujeto.

    esto es viejo como el peronismo en el peronismo , pero ahora su triunfo es total si nisiquiera podemos discutir a quien le vamos a cortar la cabeza despues. se parece mucho a que pase lo que pase va ser culpa de otro onda republico.

    hoy , no hay ningun candidato que exprese la forma en que yo entiendo las necesidades que vienen , o sea voto en blanco.

    cuando los compañeros me necesiten voy a estar ahi en el ballotage. cuando si sea el peronismo que vaya a elecciones y por la incapacidad de sus dirigentes.

    el sciolismo no me necesita ya giles tiene

  13. Politico Aficionado dice:

    It`s a free country.

  14. Esther dice:

    Evidentemente Padilla está enojado. Mucho. Ta bien, Mendoza parece ser un lugar difícil; no vivo allí así que no conozco por qué está tan enojado.

    Ahora bien, aunque aclares, Abel, que es artículo para militantes, fue publicado en un medio digital, así que está para ser leído por cualquiera que lea español y tenga interés. Eso no se puede perder de vista.

    No me queda claro cuál es su objetivo, ¿para qué lo escribió? ¿Qué pretendió lograr? Porque casi no deja títere con cabeza. Tampoco logré identicar un eje discursivo; leí varias veces el artículo y en todas esas veces me quedé confusa; a estas alturas de mi vida lectora, cuando me sucede eso (y no se trata de una lectura técnica en un área que no domino) no creo que estoy leyendo mal sino que la confusión está en el texto.

    Hay tres primeros extensos párrafos en los que se relatan cuestiones generales, que incluso superan no sólo esta época sino incluso este país (no hay nada de nuevo en que la mejoría económica suele asociarse con una derechización del pensamiento, así como no son nada nuevos los “piojos resucitados”). Incluye una frase que me dejó pasmada:
    «Los neofascismos culturales, los micronazismos sociales están instalados en las escuelas privadas y algunas públicas de excelencia».
    No sé cómo son las cosas en Mendoza, pero me pregunto: ¿no es un poco mucho hablar de neofacismos o micronazismos? Me parece que son épocas en las que es bueno ser cauteloso en la utilización de ciertas etiquetas.

    Al término del tercer párrafo dice que:
    «Es como si el propio proyecto nacional y popular hubiera construido a un monstruo, se hubiera embarazado de un alien. Por eso habría que revisar un poco. Hay que gobernar, eso es claro, y mejorar, pero algo falló. No puede ser que la clase media o una gran mayoría de ella se vea empujada a decidir sus vidas por el bolsillo y sus cuotas. No puede ser que el frikismo juvenil se trostkice porque Scioli sea el representante de esta hora».

    Ahí se me queman todos los papeles. ¿Qué tiene que ver todo el texto previo con Scioli candidato a presidente y si hay quienes se trostkizan o no?

    ¿Cuál es el eje que atraviesa todo el artículo? No lo sé.

    Tampoco comprendo cómo puede ser que, simultáneamente:
    «No puede ser que la clase media o una gran mayoría de ella se vea empujada a decidir sus vidas por el bolsillo y sus cuotas».
    «Pero la sociedad decidirá. Y si quieren mierda comerán mierda. Al fin y al cabo, ya la conocen y parece que les gusta».
    ¿La clase media está obligada(por algún agente externo) a elegir por el bolsillo y sus cuotas o bien le gusta comer mierda?

    Eso de levantar el dedo acusador y decidir que “los otros” quieren comer mierda y que parece que les gusta… Perdónenme, pero me parece un poco excesivo. Un poco mucho. Y tratar de comemierda a la sociedad a una semana de las elecciones es, también, bastante poco inteligente, ¿no? A mí, que formo parte de la “sociedad”, ¿qué ganas me quedarán de votar a Scioli, si sus defensores me tienen en tan baja estima?

    De hecho, todo el artículo está impregnado de lo mismo que el autor critica: sectarismo. Deja traslucir un peronismo que define como una patria de adopción… pero en el que el hijo adoptado no es igual al hijo propio y hay que señalarle que es adoptado, sobre todo si es joven, rebelde o intelectual. Enviarlo a las milicias populares, al troskismo, a algún otro lado.

    Y eso también es el discurso de la pureza.

    Otra pureza, pero pureza al fin.

    Abrazo,
    Esther

    • victorlustig dice:

      Esther, lo suyo, mucho mejor redactado, es asi

    • guillermo dice:

      Raramente coincidimos, pero esta vez aplaudo lo suyo, Esther. No voy a llorar al respecto, pero exaltados de ESE porte deben quitar mas votos que traerlos.

    • e dice:

      Sabes que pasa Esther? Ya sufrimos demasiado los argentinos cuando se nos condeno a políticas que generaron POBREZA, MISERIA (algo que creo vos conoces muy bien), DESEMPLEO, VIOLENCIA y EXCLUSION. Y nadie gana cuando se abandonan políticas inclusivas y se sumerge al país en en el atraso. No puedo extenderme más porque tengo que devolver el iPad, que tengas suerte.

  15. Politico Aficionado dice:

    Me parece que el cro. Padilla intenta señalar como, en su opinion, muchos compatriotas se van a equivocar a la hora de votar.

    Coincido en que con esa forma de expresarlo no va a convencer a muchos.

  16. Politico Aficionado dice:

    Esther no deje de visitar Mendoza. Es una de las provincias mas hermosas de nuestra Patria. Pero políticamente es un lugar un tanto extraño.

    Hasta los troskos parecen de derecha en la tierra del sol y del buen vino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: