Un vistazo a la realidad

Medusa

El título que tenía en mente para este posteo era “Una pausa en la campaña, para mirar la realidad“. Pero se me ocurrió que era arrogante y poco realista. La campaña electoral, las primarias y su culminación, las elecciones en octubre son una pieza fundamental de nuestra realidad: la forma en que se elige al que va a tomar las decisiones en el Estado nacional y que va a elegir a quienes las lleven adelante. También, van a decidir el mayor o menor peso – ocupación de cargos legislativos y ejecutivos locales – de las fuerzas políticas que, hasta cierto punto, van a condicionar esas decisiones.

(Muchos dirán, rápido, que las decisiones más importantes, las que afectan a fondo nuestro destino, no las tomará el que resulte elegido a la cabeza del Estado. Es probable. Pero eso no cambia el hecho que el Estado es la herramiente que tenemos los argentino para defender nuestros intereses. Que no siempre – bah, que pocas veces – se usa así, puede ser cierto. Pero es la que tenemos).

Vuelvo al punto: Hay partes de la realidad que son, obvio, muy resistentes a la política, es decir, a la voluntad de los pueblos y de los gobiernos que se dan. La demografía, la geografía, hasta la geología se pueden modificar (véase el fracking, por ejemplo), pero es a través de procesos muy lentos, que exceden la duración de cualquier gobierno, con o sin reelecciones. La economía… es un caso complejo, porque toca todas las actividades humanas. Que son complejas y diversas, cómo no.

Entonces, dejo de lado por un rato algunos borradores interesantes – el pos-macrismo, el sciolismo en formación,… – y proponerles pensar en desafíos económicos que no dependen de la voluntad más o menos firme de un gobernante – o de un electorado – sino de elaborar políticas que no están en la valija de herramientas de los ministros del ramo. Es a eso a lo que me refiero como la “realidad”, porque es la cara que convierte en piedra a los que no saben cómo mirarla.

Les confieso que me puso a pensar en esto este artículo de Santiago Costa, que alguien – no recuerdo quién – acercó al blog. Lo recomiendo: enfrenta los problemas, y dice cosas valiosas. Pero es algo largo y muy “relato”: cae en la tentación frecuente en los economistas no aferrados a la síntesis ortodoxa y quiere dar una sola explicación para todo el proceso de nuestra economía. Si me animo, voy a encararlo más adelante, por partes.

Pasa que hay un análisis más concreto, reciente, enfocado en el problema clave para los que pretendemos una Argentina desarrollada, y – lo sorprendente – ha sido hecho por alguien con altas responsabilidades en este gobierno, en el reportaje que le hace un periodista oficialista. Me refiero, claro, a la entrevista que Horacio Verbitsky le hizo a Axel Kicillof.

Es probable que la mayoría de ustedes lo haya leído. Es muy divulgado, hasta por TV. Pero la primera parte, la más larga, trata sobre los fondos buitres. Un tema importante, por cierto, pero en alguna forma simple, depende mucho de la voluntad política del gobernante y de los costos que la mayoría del pueblo esté dispuesta a asumir.

En la última parte, Kicillof habla de la industria. Les sugiero que lo lean con atención. Me parece que da para discusiones interesantes. Después, seguimos con la campaña.

–Producir cualquier cosa en la Argentina requiere de importación, muchas veces de insumos, de maquinaria. A medida que la economía crece, se produce más, se sustituyen importaciones y la gente está mejor y puede comprar más, pero también se manifiesta la necesidad de divisas.

–Esto quedó disimulado durante los años de altísimos precios del complejo agroexportador. La restricción externa reaparece, entre otras cosas pero no sólo, por la baja del precio de las oleaginosas y entonces se ve una industria automotriz que ha generado actividad y creado empleo pero tiene un nivel de integración de piezas locales que no pasa del 17 por ciento.

–Esos son dos temas centrales. Del lado de la industrialización llamémosla liviana, han nacido montones de nuevas empresas, muchas de ellas pequeñas, medianas, algunas que ya son grandes y han recorrido ese camino que incluso les permite exportar. Ese camino de reindustrialización tiene que hacerse con el liderazgo del estado, porque el libre mercado, el liberalismo no nos lleva a la reindustrialización del país.

–En ningún país del mundo fue distinto, ni en Alemania ni en Estados Unidos ni más recientemente en Corea.

–O en China. Se necesita un liderazgo del Estado para reindustrializar pero tiene que ser un liderazgo inteligente y acompañado por un sector privado que tenga esa voluntad de sustituir algunas importaciones, que invierta más y con sentido nacional.

–Esto se vincula con el otro tema. Porque las clases dominantes argentinas no han reducido su nivel de consumo, con la dolarización lo que fugan es la inversión.

–Necesitamos más dólares porque buena parte de la inversión industrial requiere máquinas y algunos insumos que se producen afuera. Necesitamos que esas máquinas se empiecen a producir en la Argentina. Hay máquinas de ciertos sectores que sólo se producen en uno o dos países del mundo. Hay que adquirir esas máquinas, avanzar en la tecnificación y seguir sustituyendo. Y por el lado de los insumos hay que ir para atrás y para adelante en la cadena productiva para poder sustituirlos. Ciertas ramas industriales como la automotriz o la electrónica liviana son muy difíciles de sustituir porque se han concentrado a escala internacional. No es un problema de la Argentina, es un problema mundial. Las cajas de cambio, las computadoras de los nuevos autos, las nuevas tecnologías de embrague, de conducción, se producen en pocos países y muchas veces las casas matrices retienen la parte más tecnificada de los componentes de los autos para que se produzcan en sus sedes centrales. La Argentina tiene once terminales pero esto no quiere decir que produzcamos autos, esto quiere decir que montamos los coches, lo cual también pone mucha presión porque nos piden que tengamos salarios bajos en dólares.

–Esa intervención inteligente del Estado debería girar sobre dos ejes. Uno, aumentar todo lo que se pueda el nivel de integración de la industria automotriz, que en vez de 17 % sea el 30. Dos, orientar la inversión hacia aquellos sectores que satisfagan necesidades populares con sus productos y que no sean deficitarios en el balance de pagos. Al revés de los telefonitos, donde la integración no pasa de la cajita y el folleto.

–El problema de la industria automotriz en cierta manera está resuelto con algunas líneas nuevas. Por ejemplo, las nuevas camionetas 4×4 enormes que se fabrican ahora en la Argentina permiten trabajar con las empresas y condicionarlas para que haya mayor integración. En los modelos viejos las cartas están echadas, parte se produce en Brasil, parte en la Argentina y es un trabajo de todos los días obligar a que traigan más producción nacional…

–Y definir qué tipo de producción nacional, porque no es lo mismo el asiento que el motor.

–Obviamente tenemos que volver a producir motores y en los últimos tiempos hemos tenido un avance muy fuerte en estos condicionamientos a los inversores extranjeros. De las once automotrices que hay en la Argentina ninguna es nacional, se llaman Ford, Fiat, Volkswagen, empresas extranjeras que se han venido a instalar al país porque vendemos autos caros. Los autos tienen que ser más baratos y con más integración nacional. Pero éste es un trabajo que tienen que hacer todos los países del mundo, porque en el extremo hay países muy cercanos, como Chile o Uruguay, que no producen, importan el ciento por ciento. O sea que ese 17 por ciento es malo pero es mejor porque nuestra industria autopartista todavía subsiste pese a la ola de transnacionalización de la producción automotriz.

–El mundo cambió y hoy no es posible tener el 90 por ciento de integración que había en la industria automotriz hace medio siglo, pero de ahí al 17 por ciento actual…

–Este es un fenómeno internacional. La cuna de la industria automotriz en Estados Unidos hoy no produce más autos. Detroit se desindustrializó completamente. Esta es una pelea que requiere muchísimas agallas, decisión y condicionamiento a las empresas. Es un tema central. Cuando han venido a radicarse nuevos modelos, hemos podido trabajar mejor pero es una tarea permanente. En los modelos nuevos la integración llega al 30 por ciento y apuntamos al 40. Además tenemos que impedir que nos roben con los precios de transferencia. Por la computadora y los componentes electrónicos te cobran cualquier cosa. ¿Cuánto sale hacer la computadora que va en determinado auto? Estamos trabajando muy fuerte para que no nos estafen, para que cobren acá por ese componente lo mismo que cobran en otros países. A veces eso lo mantienen como secreto. Hemos avanzado mucho con la Aduana y con los convenios de intercambio de información que ha firmado la AFIP, para que el mismo componente nos lo cobren lo más barato posible. De otro modo están traficando ganancias y te cobran muy caro algo que no tiene precio porque es una transacción adentro de la firma. Le vende tal vez la empresa matriz a la empresa local a un precio interno, se llama precio de transferencia. Esto también distorsiona el dato de integración nacional, porque te cobran muy caros ciertos componentes. Todos los países del mundo lo han sufrido. Hoy los celulares son más importantes que el DNI, que la billetera…

–Eso lo dice porque Randazzo ya no es candidato.

–Hay un cambio cultural, y los celulares se producen en uno o dos países del mundo. Entonces todo el mundo está sometido a comprar celulares que se producen en el extranjero. Si te ponés a producir un modelo, mientras lo estas diseñando ya es viejo, cambió la tecnología y es más chiquito y más veloz. Hay que sustituirlos cada vez más rápido y este dinamismo en las marcas pasa también con los televisores. Es una fiebre de consumo vinculada a un cambio cultural y tecnológico que hace más vulnerable la economía del país. La Argentina tiene unos 60 millones de celulares, es una cosa de locos, y los compramos en el extranjero. Una parte se fabrica en el país pero es la menos tecnológica, no llega al 1 por ciento. Y además el kit para armar el celular suele ser más caro que el celular ya armado. De forma tal que si vos querés industrializar una parte del proceso te lo cobran más caro y necesitás más divisas. Quieren forzarte a importar todo. Y si importás la balanza comercial en ese sector es absolutamente deficitaria. Y la escala de la Argentina no alcanza para producir porque nosotros somos un mercadito para estos productos. Entonces tendríamos que convertirnos en una plataforma para exportar por lo menos a toda la región. Estas son las discusiones que hemos tenido con los productores de celulares y con los países productores“.

Anuncios

78 Responses to Un vistazo a la realidad

  1. jose dice:

    Respecto de la tecnología, específicamente computadoras, deberíamos recordar el Programa CoBra. COmputadoraBRAsilera. La gran pulseada que dío Brasil por la transferencia tecnológica. En su momento logro que las fábricas comenzasen a instalarse en el país, dejando de ser importadores de paquetes cerrados.

  2. ElBosnio dice:

    En el tema celulares un buen comienzo sería impedir a los prestadores a subsidiar equipos. Eso acelera la obsolescencia y lleva a comprar más equipos. La competencia se focalizaría en tarifa.
    No se detiene porque hay una demanda real de nuevas prestaciones pero no le estaríamos agregando el empuje del subsidio o plan de pagos.

  3. Esther dice:

    Dice Kicillof:
    «–Hay un cambio cultural, y los celulares se producen en uno o dos países del mundo. Entonces todo el mundo está sometido a comprar celulares que se producen en el extranjero. Si te ponés a producir un modelo, mientras lo estas diseñando ya es viejo, cambió la tecnología y es más chiquito y más veloz. Hay que sustituirlos cada vez más rápido y este dinamismo en las marcas pasa también con los televisores. Es una fiebre de consumo vinculada a un cambio cultural y tecnológico que hace más vulnerable la economía del país».
    La intersección entre electrónica y comunicación ha dado lugar a una muy rápida evolución de los productos, como señala.
    Ahora bien, ¿qué hicieron o hacen los países que fabrican celulares para que a ellos sí les funcione fabricar cosas que están en el mercado un año y luego son obsoletas? (Celulares o lo que fuese).
    Si uno, dos o cinco países lo hacen, entonces es posible hacerlo. ¿Cómo lo hacen?

    Abrazo,
    Esther

    • Andrés dice:

      Buenas Esther,

      En parte por políticas de estado (fuerte promoción pero disciplinamiento a grupos económicos como los keiretsus japoneses o los chaebols coreanos, porque si no colapsan tanto el estado como los conglomerados), en parte por ventajas geopolíticas (a USA no le convenía que a Japón o a Corea del Sur les hubiese ido mal en su desarrollo económico durante la guerra fría) y en parte por la idiosincracia de dichas sociedades, donde el culto al trabajo se pasa de rosca y la presión por sobresalir llega a niveles patológicos.

      Por un lado, quisiera que la Argentina pueda tener una productividad y unaguante estilo coreano, pero por el otro nuestro pueblo se volvería triste y miserable. No por nada hay una alta tasa de jóvenes coreanos y japoneses que se suicidan leugo de fracasos en el trabajo y en la universidad.

      Hay una película interesante en youtube, en francés, sobre el tema. Fijate el ritmo de vida del ingeniero de Samsung, que resume bien esa cultura.

      Saludos,

      Andrés

    • Silenoz dice:

      Agrego a lo de Andrés disintiendo pofundamente con el factor cultural que él marca, aclaro.

      En resumen: se nos pasó el tiempo, los 2 o 5 países ya hundieron su costo, tienen el know how ampliamente desarrollado por el “learning by doing” kaldoriano de décadas y no tiene sentido recrear una curva de aprendizaje que ya hicieron otros encima la casi nula chance de alcanzar mercados para llegar a una escala de producción necesaria para competir.

    • Esther dice:

      Hola, Andrés, Silenoz, gracias por la respuesta…

      Tras quemar mi única neurona en el esfuerzo de comprender, llegué a unos elementales principios:
      a) La discusión de base, la más importante de todas, la que tiene verdadero valor es: ¿en el centro de la economía ponemos al dinero o al ser humano? Sin definir eso el resto carece de sentido.
      Tomo posición: el ser humano.
      b) El video da escalofríos ya de entrada.
      c) Las cosas se resumen en tener políticas de Estado bien pensadas, sólidas y a mediano y largo plazo, y en eso estamos en deuda… ¿desde cuándo?

      En líneas generales, entiendo que se trata de:

      a) Necesitamos asegurar más pueblo trabajando, y al hablar de trabajo hablamos de trabajo, no de esclavitud (sea la trágica que conocemos en los talleres clandestinos o en los ingenios azucareros, o la más moderna que pasa por la tecnología y la riqueza mal entendidas).

      b) Tener en cuenta nuestra propia historia, geografía y cultura. Los desarrollos económicos no se producen en el vacío de espacio y tiempo.

      c) Hay una sustitución de importaciones que puede ser considerada “general”: en toda industria es posible mejorar la producción local, eso de seguro. Que cada quien elija lo que le conviene más o le resulta más fácil. El Estado sólo tiene que intervenir forzando a que los privados (o estatales) lo hagan.

      Hay otra sustitución de importaciones que puede ser considerada “de valor estratégico”, porque, de alguna forma, afecta a un entramado productivo, ya sea por los insumos en sí mismo o ya sea por el valor en conocimiento que genera. Esta clase de sustitución tiene que ser evaluada por el Estado, definido cuál o cuáles convienen y tener una política de apoyo agresiva.

      Y, por último, hay que crear nuevos horizontes. Aquí, ya no se trata de sustituir importaciones sino de generar cadenas productivas, aprovechando lo que hay o que sean totalmente de novo, lo que mejor convenga. Aquí, sin el Estado, no hay nada que hacer.

      Teniendo la decisión política y la capacidad de resistir las campañas en contra (siempre las habrá porque siempre se pisarán callos) el resto es cuestión técnica: el qué y el cómo son cuestiones técnicas, que resolverán “los que saben”. De eso tenemos mucho, no hay que salir a buscarlos.

      Claro, pensar de esta forma a dos, cinco, diez y veinte años… Qué desafío, ¡qué desafío!

      Otro sí: es evidente que hay que tener en claro para qué sirve cada cosa. Desarrollar un área que produce divisas pero escaso empleo no está mal. Lo malo sería que, en simultáneo, no se desarrolle otra área que, aunque no impacte en las divisas, sí produzca mucho empleo. Eso sí, si la función es producir divisas para el país, tienen que producir divisas para el país. Si la función es producir empleo, tienen que producir empleo.

      Abrazo,
      Esther

  4. Diego dice:

    Sí, habla básicamente del fracaso del modelo que se pretendió industrializador durante estos años. Miles de millones de dólares puestos por el Estado para que los dueños de esos montadores de piezas importadas se ganen fortunas vendiendo autos, celulares, televisores a precios superiores al que se consigue en Miami o en Madrid. Parte de ese “efecto bonanza” le tocó a la clase media alta que visitó Europa y le festejó los 15 a la nena en Disney. 17%, ese es el dato concreto. Nosotros importamos el 83% de estos millones de autos vendidos durante la década. Chile importa el 100%. Allá es todo más tecnológico y más barato. Alguienes se beneficiaron acá agarrados de la cola de ese 17%. No se sustituyó nada, cuando aumentó la demanda aumentaron los dólares que se requerían para importar el 83%. Ahí está el déficit fiscal.

    P.D.: Ni la Europa de pos-guerra, ni Corea del Sur ni China en lo que fue su primera etapa hacia la industrialización agolpaban los aeropuertos para vacacionar en el extranjero ni para ir a los Mundiales de Fútbol, esto es típico de los veranitos argentinos, fugaces pero llenos de fotos (quién te quita lo bailado).

    • guido dice:

      Estoy de acuerdo con tu idea de cerrar militarmente las fronteras para evitar que la gente se vaya de vacaciones entre otras estrategias chinas tan exitosas (fusilar gente, comer perros y prohibir las trenzas masculinas) pero me parece que tendría un toque de resistencia social.

      A lo mejor si asumimos que la realidad (social, política) existe y que no hay política de estado viable que no lo asuma pueden entenderse algunos aspectos de las políticas económicas desplegadas en el mundo real y le podemos entrar a una crítica -que supone un conocimiento de la cosa criticada- que no se parezca demasiado sospechosamente a una queja de verdulería porque los tomates no son amarillos.

      • Diego dice:

        Ante todo, estimado Guido, como dato fáctico al que habría que adaptarse, una vez descartada la épica de la revolución socialista, es el mercado mundial y los niveles tecnológicos que imperan en cada rubro. Si acá, -así como en la época de “la plata dulce” de Martínez de Hoz y en los 90’s con el 1 a 1 de Cavallo -se sobrevaluó la moneda y como resultado tenemos un enorme déficit fruto de: 1)viajes al exterior con fines de turismo, 2) productos para el hogar y automóviles vendidos a precios muy por encima de los que se consiguen por ejemplo en Chile, 3)energía regalada para todos y todas aún una vez perdida la soberanía energética, habiendo obtenido a cambio tan sólo el 17% de producción local para la industria manufacturera más fuerte que tiene este país, es como un rotundo fracaso, no sólo de las políticas que aplicó el kirchnerismo, basadas en un cortoplacismo electoralista y no en el desarrollo a largo plazo, sino de ciertas conceptualizaciones de la cuestión económica, por ejemplo los modelos que confían en que una demanda sedienta hará por sí sola que se generen ríos en el desierto.

        Saludos,

        P.D.: El desarrollo implica sacrificio y responsabilidad. Desarrollo y fiesta al mismo tiempo no camina.

  5. Sergue dice:

    Lo que me llamó la atención del reportaje es que en gran parte se dedicó a criticar y explicar cuestiones finas de política industrial ,que dependerían del ministerio de industria y no de economía, sin referirse para nada a su responsable (antes y ahora) la ministra de industria Débora Giorgi.

    • el carlo dice:

      El “keynomarxista” esta aprendiendo un poco de como funciona el lado de la oferta en la economia. Tarde, muy tarde y a un precio altisimo para todos nosotros.
      Batalla perdida entes de empezar a hablar con este “modelo economico”.

      Con respecto a los celulares, cuando argentina termine de discutir que hacer con ellos habran sido reemplazados por los relojes inteligentes tipo AppleWatch.

    • Andrés dice:

      Si dependieran solamente de políticas industriales, sería fenómeno, pero la generación de empleo y el consumo juegan fuerte.

      Importar todo no es sostenible, y sustituir aguanta un tiempo hasta que llega la disyuntiva de invertir a mayor escala para sustituir lo difícil marginando un poco el consumo (perder votos) o mantener el ritmo de consumo pero soslayando las inversiones críticas requeridas para dar un paso de calidad.

      Me parece que también impacta (y mucho) la inmadurez empresaria propia. En USA, Corea o Francia ya se hubieran deshecho de los empresarios que, ante las dificultades competitivas, sólo atinan a pedir devaluación y disminución del gasto público. “Inversión de riesgo, qué es eso? Con qué se come?”

      Saludos,

      Andrés

      • Mariano T. dice:

        No e en Corea, pero en los países democráticos nadie se “deshace” de nadie.En todo caso son reemplazados por mejores empresarios que venden mejores productos, o más baratos.

      • victorlustig dice:

        Me permito correguirte, los empresarios son iguales en todos lados, la inmadurez del empresario es, de por si, una cosa risible solo de escucharla.
        Segun esta defincion de inmadurez, el que es inmaduro es aquel que trata de resguardar via remision de utilidades al exterior su ganancia, mientras trata de conseguir todos los subsidios posibles aca.
        lamente informarte que en USA es lo mismo, en Inglaterra tambien y asi siguiendo
        sino no existirian los tax heavens, las discusiones por las ganancias de las empresas de Software, Delaware, y podria seguir citandote un monton de cosas mas.

        Sin animo de ofender, me parece naive esto de la inmadurez empresaria, me da la impresion que la inmadurez aplica a otro estamento (y no hablo de cronologica)

        Por ejemplo, tenes idea de cuanto y como se pagan las licencias de software en este pais? por citar solo una cosa del ramo nomas, y, si las grandes las pagan en este pais, ponele, tributaran IIBB?

      • Andrés dice:

        OK, corrijo “inmadurez” por “falta de inventiva para encontrar soluciones que no jodan tanto a los otros”

      • Silenoz dice:

        No seño’… una vez más y como bien dice Andrés, una de las grandes fallas es la casi nula capacidad de nuestra burguesía en embarcarse en actividades que requieren inversión y riesgo

        O sea, la caracteristicas rentista de ella atentan a cualquier proceso industrial a pesar que el “medio ambiente” relativamente tienda a la inversión en procesos productivos antes que a la timba.

        Y el rentismo es un característica típica que tiende a potenciarse en países donde la abundancia de recursos y su consecuente “abaratamiento” en la producción permiten obtener ganancias a más bajo costo. Este fenómeno es muy claro en toda Ameríca Latina. Los ingleses con el descubrimiento del petróleo es un ejemplo más allá que su pérdida de competitividad viene desde fines del S XIX

        Además en nuestro caso hay cuestiones culturales a lo largo de un poco más de un siglo que insuflan este rentismo, la inestabilidad politica que no atendieron la mirada al mediano y, menos aun, largo plazo en las políticas industriales y, sobre todo la desindustrialización artera propiciada por los milicos y largamente conseguida en los ’90 agravado con una creciente extranjerización, ñatos foráneos que les importa un soto nuestro desarrollo con lo cual su inversión SIEMPRE es retaceada

        Además tampoco se tiene en cuenta que, por ej. el “weltanschauung” alrededor de los 30 años dorados del capitalismo giraba en torno a la producción y NO A LA TIMBA Y FUGA como ahora, en un ambiente donde NO HABÍA LIBRE CIRCULACIÓN DE CAPITALES, los giros de utilidades estaban fuertemente regulados/prohibidos o se nacionalizaban las bancas.

        Todas estas cuestiones normales y que no se discutían para la época, hoy son más que herejías.

        Y no, NO TODOS LOS EMPRESARIOS SE COMPORTAN IGUAL EN TODOS LADOS, andá a romper los huevos con el blue o con algún tipo cepo -aka regulación- que los hay en China o algo por estilo

        Y buehhh vo’ Marianote no sabe’ lo que no te conviene…. por ejemplo que de 40M de Tn de soja al 2012 se pasó a 60M y con toda la “patria” fundida…. para el Guinness… si claro los ROE y la shegua ¿no? ahhh.. y el polémico secretario en el ostracismo italiano

      • guido dice:

        AyJ tiene razón. El argumento “cultural” relativo a cuestiones económicas es poco más que una confesión del tipo “no tengo idea de que es lo que pasa”. (Ver una versión reciente en un librejo de divulgación del -habitualmente razonable- economista conservador Levi Yeyati, que dice que el problema argentino es “psicológico” (!!!)).

      • Mariano T. dice:

        Miopia, este año tenemos 10 millones de tn regaladas por el papa Francisco que hizo llover al pelo, y otro tanto que la soja le robo a los cultivos regulados por el gobierno.
        Como vas a ver en 8 meses, la tendencia real es hacia abajo, porque todos los indicadores de ventas de insumos y bienes de capital lo estan marcando desde el año pasado. Termino el estancamiento. Y con eso tenemos mas restricción externa. Va a estar muy divertido.

  6. cinebraille dice:

    En UK la integración es del 36% y están preocupados, pero nótese que existe “the Automotive Council, the joint government and industry liaison body charged with mapping the future of the industry”.
    http://www.telegraph.co.uk/finance/newsbysector/industry/10424177/UK-car-production-boom-could-be-stalled-by-parts-shortage.html
    Por lo demás, y salvando las obvias distancias, está nota acerca del proceso de desindustrialización en el Reino desde 1979 (desde Maggie) puede ser de lectura útil para nosotros, que vivimos un proceso similar y más o menos desde la misma época.
    http://www.theguardian.com/commentisfree/2015/jul/13/britain-economy-labour (“Gran Bretaña no se recuperará mientras su economía esté dominada por el pensamiento mágico”, que es como el autor llama al neoliberalismo). Hasta hay nostalgias similares a las nuestras acerca del país anterior, que se perdió, y críticas al fracaso de las privatizaciones, a la extranjerización de la economía, al festival de subsidios a las corporaciones de servicios públicos y al verso de la economía posindustrial.
    Saludos

  7. cinebraille dice:

    El racionamiento de dólares para las importaciones imprescindibles no puede durar infinitamente porque es una traba importante al crecimiento. La compra de dólares para ahorro no me importa tanto, por mí que dure lo que sea, siempre y cuando se abra alguna alternativa interesante de ahorro en pesos, porque la alternativa del ladrillo dinamizará la construcción, pero presiona al alza los alquileres y el valor de los inmuebles y termina generando tantos problemas como los que resuelve.
    Volviendo a los dólares para importar: tal vez sea el momento de calmarse con el desendeudamiento, que es un objetivo valioso de política económica y diría geopolítica, pero es uno más en un tablero donde hay otros objetivos. Y eso tal vez lleve a algún tipo de negociación con los buitres en 2016, lo siento porque me disgusta profundamente. Y probablemente a tocar las retenciones también.
    Saludos

    • Andrés dice:

      Si bajan las retenciones, el excedente empresarial se transfiere 2 milisegundos más tarde a una cuenta al extranjero y el estado se desfinancia gratuitamente.

      Si se arregla con los buitres, éstos encontrarán la quinta pata al gato para forzar un sobreendeudamiento o para imponer políticas económicas según un libreto que les acercarán. De inversiones genuinas, nada por ese lado.

      La guita que tiene que venir para inversiones no pasa por fondos especulativos. Si éstos pueden hacerse unas cuantas fiestas con GM, Detroit, Puerto Rico, Grecia, Argentina, etc, extorsionando exitosamente, para qué invertirían en productos o servicios que pueden fracasar y cuya masa potencial de consumidores será cada vez menor?

      Hay alternativas al dólar (acciones, por ejemplo) que dan buenos rendimientos, pero la promoción y la educación en esos temas todavía no se ha aprovechado en su potencial.

      Saludos,

      Andrés

      • el carlo dice:

        “..La guita que tiene que venir para inversiones..”
        Asi que la “guita tiene que venir” ?
        Y como la vas a hacer venir contame, a la fuerza…?
        A vos te parece que con este gobierno y con este modelo economico van a venir las inversiones que argentina necesita ?
        Yo diria que la realidad muestra un poquito lo contrario.
        Sos tan gracioso…

      • Mariano T. dice:

        Si bajan las retenciones, puede ser que se revierta lo que estamos viendo este año: Una caida del área sembrada de todos los cultivos (en algunos casos >al 30%) y un descenso abismal en la tecnología empleada para ahorrar gastos.
        En 2016 vamos a tener menos divisas que este año

      • victorlustig dice:

        Mientras existan en las acciones las condiciones que hacen que el minoritario sea el convidado de piedra, olvidalo, hay casos comicos, Aluar ponele, que es un clasico de eso.

      • el carlo dice:

        Ud se preocupa por las condiciones en las que se trata al accionista minoritario ? pero por favor…! yo me preocuparia por las condiciones en las que se trata al accionista. Punto.

        En 1960 habia mas de cuatrocientas empresas cotizando en la Bolsa de Buenos Aires, hoy el panel lider no tiene mas de diez. Y todas sino fuertemente reguladas por el gobierno (telefonia, bancos) directamente en manos del gobierno como YPF.

        Olvidese de la bolsa. En un par de decadas mas Buenos Aires no tendra mas bolsa como ocurrio con la Bolsa de Montevideo.

      • Andrés dice:

        La guita ya viene, Carlo. Escuchaste hablar de los fondos chinos y rusos para las obras de infraestructura (represas Cepernic y Kirchner, centrales nucleares)?

    • cinebraille dice:

      No estoy proponiendo volver a la fiesta del endeudamiento, sino simplemente proponerse un objetivo más modesto, como mantener el nivel de deuda en relación al PBI, o bajarlo pero a plazos más relajados. No es que el desendeudamiento me parezca un objetivo erróneo, es que entra en conflicto con objetivos igual de valiosos.
      Bajar las retenciones, aunque sea algunas y no todas, ocasiona otro tipo de problemas, desde fiscales hasta de costo de vida, pero por ejemplo ahí están los subsidios al consumo de gas y electricidad a la clase media porteña, muertos de risa. Y el impacto en precios del alza de las retenciones se puede devolver a los deciles más bajos, aunque sea en parte, vía Argenta, SUBE o algo similar.
      Saludos

      • guido dice:

        Guillermo, la inversión en ladrillos no aumenta la oferta porque, de no venderse o alquilarse se mantienen vacías ad eternum preservando su valor (el metro cuadrado no encuentra techo…por ahora) y prácticamente sin gastos debido al carácter irrisorio del impuesto inmobiliario (eludible además mediante técnicas contaduriles varias). No es una gran inversión desde el punto de vista financiero (aunque lo fue para el que compró cuando empezó el ciclo) pero la probabilidad de perder es baja, el valor se mantiene, sale casi gratis y los biribiri legales te permiten mantener lejos a la AFIP.

      • guillermo dice:

        Guido, edificios vacíos no producen beneficio, el motivo esencial para invertir. Puede ser que alguien metido en algun esquema impositivo sutil construya para tener el edificio vacio, pero en casi 50 anios de estar cerca del tema en Argentina nunca oí de alguien que construya para no vender. Para eso, quien tiene plata como para hacer un edificio la saca a USA, compra algo en NY o Miami y lo alquila, manteniendo valor en moneda dura, y beneficio.

    • guillermo dice:

      Cinebraille, la inversión en construcción, i.e. aumentar la oferta, presiona el precio de alquileres y el valor de la propiedad hacia arriba? Debe ser el único país del mundo en que pasa eso.

      La inversión en construcción es menos beneficiosa a largo plazo que inversión en actividades que generan empleo continuo, exportaciones, etc, pero no puede tener el efecto que decís.

    • guido dice:

      Otro problema del ahorro en ladrillos es la calidad de lo constrído por fideicomisos ante la fiebre por captar ahorros que no van al dólar. En no más de dos décadas no sería demasiado raro que veamos edificios inviables por la degradación acelerada de su pésima construcción convertir un tugurios zonas céntricas de las ciudades.

    • Silenoz dice:

      Lo que dice don Cine está prefecto, no hay que ser dogmáticos, tanto el endeudamiento como la IED son herramientas válidas para industrializarse pero la condición es que ambas generen condiciones totales/parciales de repagos.

      El desendeudamiento logrado y su relativo mantenimiento te da aire para lograr soberanía política => menos chances que te “tumben” pero también para invertir en actividades o proyectos generadores de divisas ya sea en forma directa o indirecta como puede ser la obra pública.

      En el caso de la IED también pero además de la exigencia anterior, se debe propiciar el ingreso de empresas que se asocien con empresas locales o el estado para chapar know how y crear tejido industrial alrededor de ésta por que si no los tipos terminan metiendo un enclave prescindente de todo excepto de personal de maestranza o seguridad. Por eso es imprescindible cambiar las leyes de inversiones extranjeras y regulacion de entidades financieras

      Y las retenciones son un arma valiosa para chapar renta extraordinaria que, determinados sectores, tienden a fugar y/o gastarse en consumo suntuario de clases altas europeizadas y como inductor digamos para que se direccionen a otras actividades consideradas estratégicas, debidamente promovidas y que generen “valor agregado”

      Sí no mezclaría las retenciones con el gasto público por que si bien con el primero se financia parte del segundo, el problema de la restricción obedece al estadio de nuestra industria.

      Y éste problema NO SE SOLUCIONA con una macro en orden o equilibrada, no niego su importancia en las expectativas que influyen en la inversión e inflación por devaluación ponele pero tener un déficit no es tan problemático como te quieren hacer creer los gurúes que nos deben muchas explicaciones

    • jose dice:

      No hay ni puede haber alguna alternativa interesante de ahorro en pesos a mediano plazo, Todas las que intentaron fracasaron. Además este modelo económico es una bicicleta en la que no se puede dejar de pedalear, necesita que la gente no ahorre sino que consuma.

      • Silenoz dice:

        Estimado Ud. confunde “cualuncamente”… no es lo mismo consumo y ahorro ni tampoco es uno u otro

        El ahorro es residual y aumenta conforme se incrementa el ingreso cosa que se pudo ver a lo largo de la ´decada deprededa. O sea a medida que se incrementa tu salario en algún momento se presentarán sobrantes que te hacen mirar más allá de la semana que viene.

        La finalidad de esta acumulación es para que se vuelque la mayor parte a financiar producción y ésta parte es la que está fallando por que los bancos pa’ idioteces consumistas no tienen ningún problema de financiarte a un par de años entre el 60 y 100% o andar especulando con papelitos del gobierno y amenazando con dolarizar cartera, pero no te tiran ni un misero cobre aunque se trate de bulones.

        A unos de los circuitos le falta cerrar un tramo…. éste es otro frente a cerrar

  8. victorlustig dice:

    Me alegra que ahora hagan transparente lo de los precios de transferencia, en un tema tan intangible como las computadoras de los autos (30% del costo)

    Me parece que, tiempo, estan descubriendo que la tecnologia no es meramente armar piezas, como en TdF, dejo de lado la discusion poblacion etc, que se genero al calor de eso, ahora y en los 80s.

    Creo que el pais se merece una discusion profunda del tema tecnologia, que, y como, no dejarselo a cenaculos iluminados (hasta uso palabras de La Nacion).

    El camino, quizas, no es generar estructuras que contengan la mano de obra, la ocupacion es consecuencia del camino elegido, por el gobienro y por el publico (por no usar la palabra mercado), el conjugar ambos forma parte del arte de gobernar.

    Una pequeña correccion a los comments
    Inglaterra eligio el financiaero pre 1ra guerra, luego solo fue decayendo en eso, con la consecuencias de preveer, el mismoq ue se eligio en USA post 1950, por los costos de mano de obra basicamente, unos entraron en servicios otros en industrias nacionalizadas y desnacionalizadas por Maggie, hace menos de 1 mes cerro la ultima mina de carbon que operaba en Inglaterra, cerrando una epoca, es mas barato el importado.

    Last, but not least, el dolar turismo es el subsidio a la clase media para que este contenta haciendo viajes, cualquier parecido con los 81s se los dejo. La fiesta habra que pagarla, y, como menciona Cine, alguien debera arreglar alguna vez con los buitres, desmontar la parafernalia de subsidios, algo de eso hay, el precio de la nafta vis a vis cualquier indicador de inflacion en los ultimos dos años lo demuestra.

    Quien sea elegido debera mostrar muñeca para eso, y para ahcerlo gradual con el menor costo social posible, la baja de petroleo probablemente lo ayude con la energia, e, increiblemente el acuerdo USA – Iran que hara tender a la baja mas aun el tema, con efectos indeseados, los productores de pistacho en San Juan por ejemplo

    • Mariano T. dice:

      Eso del precio de transferencia, que ya es escandaloso, es consecuencia directa del cepo, el doble mercado cambiario, y la restricción al giro de dividendos. Si eso se desactiva, el problema de precios de transferencia disminuiría mucho, se iría al nivel mundial en el que solo se hace por temas impositivos.

      • Diego dice:

        ¿Querés decir que si se termina el cepo el precio final al consumidor de los autos que se ensamblan en el país debería bajar??

  9. Mariano T. dice:

    Si maniatan al sector que más producción neta de divisas tiene, el efecto es profundizar la restricción externa, que tiene bastante camino para agravarse más. Eso, junto a la irresponsable política energética entre 2005 digamos, y 2012, explican buena parte del apuro.
    La política económica actual de dolar crecientemente barato aumenta la demanda de artículos transables (que se importan ellos o sus insumos), y hace más inviable su producción en el país.
    Si alguien eligiera un país de Latinoamérica para fabricar celulares para toda la región, porqué elegiría a Argentina?
    Es una gran macana, y lo anticipé cuando empezó el régimen, el tema “armado” de notebooks en Tierra del Fuego. Al principio se encarecieron para estar más caras que en USA, hoy ya estan 50-60% más caras que en Europa o en Brasil. Eso incide en la productividad de toda la economía, lo mismo que el precio inflado que tiene cada pituto electrónico que usa la industria.
    Mi hijo se compró una notebook argentina cuando se mudó a Brasil en Marzo de 2013. Fue básicamente, a precio muy parecido, por las cuotas en $, el IVA que yo recuperaba, etc. Hoy la decisión (y por mucha diferencia) sería al revés.

  10. victorlustig dice:

    de pasada para que, un offtopic, vean como influye

    http://www.wired.com/2015/07/hackers-remotely-kill-jeep-highway/

    no importa tanto la nota y su por que sino por la integracion

  11. casiopea dice:

    ¿O sea que financiamos con millones de dólares una “industria” que produce autos armados como Legos, y packaging de celular más caros que el celular mismo? ¡Y dicho por el mismísimo ministro de economía! ¿Qué clase de “líder de la economía” es este estado entonces? Dos más dos, que Dios nos ayude. Lo único seguro es que se han enriquecido mucho algunos privilegiados amparados por ese engendro de política, y que se llevarán la plata afuera cuando el sistema ya no dé más.

    • Abel B. dice:

      Casio:

      Que Ud., alguien informado y con herramientas de análisis, pregunte eso, es una indicación de la forma en que los distintos “relatos” ideológicos, aunque estén enfrentados, colaboran en velar la realidad.

      Por supuesto que Argentina “financia” con millones de dólares desde hace más de 65 años a la industria automotriz, por ejemplo. Aún con gente tan poco “nac&pop” como Alsogaray, Krieger Vasena y Cavallo (con diferentes niveles de eficacia, eso sí).

      Los beneficiarios directos son ejecutivos, empresarios autopartistas, y también obreros, que ganan muy buenos salarios. Los beneficiarios indirectos, y los que pagan el costo correspondiente, son todos los argentinos, por la ventaja de tener una industria y una sociedad algo más dinámica e igualitaria.

      ESO ES EL CÁLCULO QUE HACEN TODOS LOS PAÍSES QUE DECIDEN INDUSTRIALIZARSE.

      La diferencia, y el desafío, es que industrias se protegen y con qué resultados. Hasta ahora la Argentina tiene pocos ejemplos válidos. Muy pocos para lo invertido.

      Pero eso no es la culpa de Kicillof. O digamos que comparte las culpas por los últimos meses.

      Abrazo

      • casiopea dice:

        Exactamente, es repetir y repetir una mala asignación de recursos, que da sueldos (por ahora) y genera grandes fortunas fugables sobre bases no sustentables. Lo triste es que gente que se llena la boca con lo de “rol del estado”, un concepto que me parece ineludible en cualquier economía moderna, no agrega la segunda parte de la ecuación que es que el estado se asegure de que los recursos que asigna estén BIEN asignados. Y ahí van a elegir industrias que cualquiera que lea el diario se da cuenta de que van a estar más y más robotizadas en el mediano plazo, es decir, van a necesitar menos trabajo y más teconlogía. Tristemente para nosotros, esas tecnologías van avanzando por nanosegundos en los países con sistemas educativos competitivos y políticas industriales coherentes con su cultura y sus recursos, y siempre nos dejan atrás. Desde ya que Argentina no es China ni Corea. No tenemos esa mano de obra ni queremos que los chicos se suiciden a los 14 años. Eso no quiere decir que la solución sea lo que estamos haciendo.
        No digo que Kicillof tenga la culpa. Él es joven, encontró el sistema así y encima trabaja para el gobierno, pero este engendro se correponde con lo que él cree. Ahora se queja de que le faltan divisas, chocolate por la noticia, porque bajaron los commodities y no tiene cómo reemplazarlas amén de haber minado sistemáticamente a ese sector de la economía, que está produciendo menos (ergo, menos divisas). Y se olvida de agradecer que haya bajado el precio del petróleo, si no estaríamos peor todavía.
        Lo que yo creo es que todos los que están en ese atmósfera enrarecida del poder, sean la Merkel, o Tsipras, Macri o la brigada K, pierden contacto con la realidad y piensan que “esta vez es diferente” porque el que maneja la cosa soy “yo”. Pero la única verdad es la realidad, como decía aquel gran prócer. Y la realidad es que esta política industrial, dicho por el mismísimo ministro de economía, aunque quizá no en un 100%, es un tiradero de divisas a un barril sin fondo.

    • Silenoz dice:

      Casiopea:
      El teorema de Baglini es aplicable a lo económico también
      En Corea ya no viven más explotados por un mísero plato de arroz, independientemente de que su peculiar “estado de bienestar” asimilable al japonés, oriental en general, que tiene particularidades atávicas y que les sirven a ellos
      Yo te puedo asegurar que no hay nada más “real” que rosquear con Ratazzi, Aranguren, don Paolo, u otros grandotes similares para que “sustituyan importaciones” o inviertan en procesos productivos cuando el objetivo no va muchos más allá de amarrocar rúcula en alguna roca perdida por los mares, con el agravante de las espaldas que tienen para forzar situaciones…
      Y no puedo dejar de resaltar el “minamiento” al poroto donde de las 40M de TN promedio hasta el 2012 se pasó a 60M y con super proliferación de “gusanos”

      Que se yo.. si fuera tan fácil

      • casiopea dice:

        Nadie dijo que sea fácil, el desarrollo implica sacrificio, voluntad, liderazgo, compromiso, etc., etc. El poroto siguió propagándose (a expensas de otros cultivos como el trigo y de la carne, o sea que lo que sumaste de un lado lo restaste del otro) mientras los precios lo permitieron. Ahora no acompañan ni los precios ni las pestes ni el clima, con lo cual se patentiza aun más la pobreza de las políticas y se atenta contra una producción “bien hecha” para los suelos y el futuro. Es algo más tan viejo como el homo sapiens, que no por casualidad es el único bicho que tropieza dos veces con la misma piedra.
        Gente como los que mencionás hay en todos lados (aun mucho peores, imaginate lo que es lidiar con el mandamás de JP Morgan, aun cuando está en quiebra), pero no en todos lados hay esta combinación de inflación, déficit, subsidios locos y mala asignación de recursos. Si me decís que locura hay en todos lados, esa te la tomo, porque si mirás el salvataje de Goldman Sachs vía AIG nosotros parecemos escrupulosos discípulos de Ayn Rand. Pero aun con todos los recientes colapsos y payasadas del Primer Mundo, el guiso argentino siempre tiene un sabor único, que es exclusivamente nuestro y siempre termina mal.
        Mirá que yo no soy K, pero en esto los K están en buena compañía y no son nada originales. Como bien dice Abel, son variantes de las mismas políticas de décadas atrás, con algunos puntos y comas aquí y allá (me refiero a lo macro, y solamente a la economía). Mientras te escribo, en algún lugar están volviendo obsoleta la tecnología que estoy usando para mi diatriba (perdoname), y nosotros seguimos pagando para empaquetar celulares importados.

  12. Daniel E. Arias dice:

    Nuestras exportaciones industriales son demasiado importadas, en suma. Y es que son pseudoindustriales.

    El país maquila no funciona, ni aquí, ni en Inglaterra ni en México.

    Sugieron cadenas de agregación de valor que la Argentina podría transformar en exportaciones casi libres de importaciones ocultas, pero a condición de que el estado ponga dos cosas que los industriales locales no exhiben: plata y huevos.

    * Maquinaria agrícola, a la cabeza. De los más de 200 fabricantes que teníamos en épocas pre-Cavallo, quedan 60. Son darwinianamente fuertes, están agrupados geográficamente en el cinturón Rosafe, han formado clusters, tienen clientela al pie, sus productos son de gran calidad y EXPORTAN. Obviamente, aunque la OMC se indigne, hay que apoyarlos como sea y ponerle barreras aduaneras y pseudo-aduaneras a John Deere (lola, Alcides), Massey Ferguson et. al.

    * Aparatos médicos con componentes opto-electrónicos o quimio-electrónicos para tratamiento y diagnóstico. Hay todo un nicho de mercado en los hospitales de alta complejidad de los países muy desarrollados pero con poblaciones pequeñas (Suecia, Suiza, etc.) donde no necesitan aparatos capaces de analizar 10.000 muestras de sangre simultáneas, sino 500 o 1000. Si el Programa Nuclear nos hizo dominar bien el circonio, podemos ser maestros en los reemplazos óseos hechos con su hermanito químico, el titanio; desde implantes dentales a reemplazos más biónicos, como marcapasos inteligentes. La expectativa de vida de los nacidos hoy en tales sitios anda por los 103 años, de modo que ahí hay una frontera económica en expansión permanente: desde los 50 en adelante, todos empezamos a necesitar aparotología de diagnóstico y repuestería. Y los

    * Los anticuerpos monoclonales los co-inventó un argentino, y la Argentina tiene el mejor diseño de reactor de fabricación de radioisótopos de diagnóstico y tratamiento. Con el RA-10 construido, supongo que de aquí a 7 años, dominaremos el 20% del mercado mundial del tecnecio-99m., que vale 2500 millones de dólares/año. Si a la capacidad de fabricar radioisótopos le sumamos la de fabricar nuevos anticuerpos monoclonales específicos de patologías oncológicas o incluso inmunes, es el equivalente médico de unir misiles inteligentes con cargas explosivas. El mercado a crear es ilimitado. Y con un 60% del mercado farmacológico local en manos de empresas argentinas, y 3 o 4 de ellas (Biosidus, por dar un ejemplo) probadamente aventureras en Investigación y Desarrollo, hay que unir estas dos puntas en las que la Argentina descuella como política de estado: lo nuclear y la innovación en biotecnología.

    * Software: en 2006, la Argentina estaba exportando más software que autos, medida la cosa en plata. Y cuando hablo de software hablo de desarrollos autónomos. ¿Por qué a fecha de hoy no somos el gigante regional? Respuesta: porque estamos demasiado ocupados perdiendo dólares en armar autitos y telefonitos. Lo único que necesita la industria del software para volar es un enorme esfuerzo educativo en creación de nuevos recursos humanos. Los mercados externos ya existen, y compran.

    * Carnes con calificación ecológica o “humanitaria”, o con denominación de origen. Con excedentes de cosecha de soja y maíz criollos, podríamos jugar ventajosamente en los dos extremos del mercado de carnes. En lo intensivo, podríamos criar aves o porcinos en ambiente controlado los innumerables sitios desérticos del país, donde su consumo de antibióticos y hormonas podría reducirse o eliminarse por la baja prevalencia local de patógenos humanos en esos lugares. Eso permitiría exportar carnes poco objetables a altos precios. En la otra punta, la desdichada expansión de la frontera sojera en las llanuras pampeana y chaqueña semiáridas expulsó la cría extensiva de ganado hacia sus periferias más secas. En esos sitios suele haber agua subterránea pero con contaminantes geológicos (desde cloruro de sodio a flúor y arsénico). Es purificable con un gran gasto de energía, pero tenemos el reactor nuclear perfecto para trabajos de ósmosis inversa, el CAREM. Eso permitiría crear oasis de cría extensiva de vacunos, carne “premium” y mucho mejor que la de feedlot, fácilmente calificable como “ecológica” ya que no hay campos cercanos donde se usen agroquímicos, y cuyo precio de competencia es la del ganado Longhorn criado a campo abierto y a pasto en Texas. Los beneficios secundarios pueden ser interesantes: en un país que está perdiendo suelos por desertización y dólares por importación de fertilizantes (especialmente fosfatos), podrían revertirse todos estos problemas con el nitrógeno y el fósforo de las heces de todos estos bichos. Esto puede ser excelente para las economías regionales de La Pampa, San Luis, Noroeste de Córdoba, Sur y Oeste de Buenos Aires, y siguen las firmas.

    * Cría extensiva (muy diferente del cultivo intensivo) de pejerreyes en las crecientes lagunas saladas y encadenadas de la Pampa Deprimida. En sitios que el cambio climático está volviendo imposible la cría extensiva de vacunos, porque pasan cada vez más años/década inundados, el pejerrey puede prosperar en terrenos privados y bajo condiciones de bajísima arficialidad: control de predadores exóticos, como la carpa china, y techando las lagunas con redes, para evitar la predación por gaviotas. Mercado principal: sudeste asiático. Japón, tras tres décadas de esfuerzo por aclimatar la especie a condiciones de encierro, produce pejerrey argentino en granjas ultraintensivas, pero el precio… es japonés. Aquí se lo podemos vender mucho más barato, con marbete ecológico y con denomiinación de origen.

    * Hacer una causa nacional de exportar la centralita nuclear CAREM. Se la puede fabricar en gran escala, con componentes estandarizados, y exportarla a decenas de sitios donde se necesita crear “oasis energéticos” (mayormente, minas en medio de desiertos) u “oasis hídricos” (si hay aguas subterráneas o marinas a desalinizar). Por supuesto, con 2,8 millones de km2 de territorio que en su 70% responden a esta descripción, podemos ser el “leading case” mundial de este tipo de ventas, y hacer nuestro primer esfuerzo serio por revertir el desastre demográfico argentino, el país más urbanizado de la región. Mayor cliente posible: Indonesia, con una población gigante repartida en miles de islas desparramadas a lo largo de 5000 km. de mar, e imposibles de interconectar entre sí con redes de alta tensión.

    * Armas inteligentes, desde drones hasta cualquier otro sistema bélico informatizable. El viejo cañón argentino de 155 mm. que se fabricaba en las acerías de FM en Zapla, y del cual bastaron dos ejemplares para volverle la vida muy difícil a la Task Force en 1982, podría ser un arma del siglo XXI si se le añade un sistema de fuego rápido y control de tiro por radar. El viejo Pucará podría volverse un centro de comando y control aéreo de enjambres drones a hélice de bajo precio, dotados de radares y/o armamentos, y capaces de poner zonas enteras bajo interdicción aérea. No podemos atajar al F-22 Raptor, pero podemos crearle cielos horriblemente hostiles, el equivalente aéreo de un campo minado para un tanque. Y esa sería capacidad exportable. Dejémonos de pavadas, como comprar Daggers israelíes hechos bolsa tras 40 años bajo el sol del Neguev, o modernizar en Israel el tonto y viejo TAM, en realidad un Leopard alemán de principios de los ’60.

    * Armas bobas, pero valiosas: ¿me pueden explicar cómo BERSA fabrica una de las mejores pistolas 9 mm. de precio mediano, y no existe una ley de compre nacional para que toda municipalidad, provincia, fuerza de seguridad y fuerza armada argentina LA ADOPTEN OFICIALMENTE? Cuando llegó el Proceso, teníamos aproximadamente 20 fábricas de armamento liviano privadas y una estatal, FM. Ahora nos queda una privada, la estatal no atina a fabricar un fusil de asalto de diseño propio, y la privada sobreviviente, pese a su excelencia, carece de todo apoyo estatal dentro del país, y no hablemos de exportar. Y sin embargo, exporta.

    Bueno, podría seguir la mañana entera. Creo que Kiciloff y El Perro Verbitsky dicen cosas interesantísimas como análisis del presente.

    Pero es un presente muy malo, como admite el Kici, y gente, el futuro es el sitio donde deberemos pasar el resto de nuestras vidas. Hay que inventarlo un poco.

    • José G. dice:

      Coincido 100 % y quería dejarlo asentado. Solo agregaría algo sobre las economías regionales. Pero es muy parecido a lo dicho sobre la carne, así que ni me gasto.

    • Chiclana dice:

      Te estaba por agregar el tema de carnes, problema generado por Moreno que nadie se calentó en arreglar, pero queda poco por agregar.
      Antes del 2000 en las jornadas de Fundación Export.Ar a China, un comprador chino les explico a todos los presentes que tenía que vender nuestro país a esa China que empezaba a acelerar. “ustedes no tienen que vender carne, tiene que vender carne saludable”, nada de feedlot, carne criada a campo.

    • Mariano T. dice:

      Lo de la carne que decis es claramente un problema mal enfocado. Por suerte la realidad es bastante mas sencilla de lo que pusiste. Es el tipico problema de los que opinan sin saber la realidad del sector y sin conocimiento tecnico.
      Lo de la maquinaria agrícola tambien cae fuera del tarro en algunos aspectos.Argentina exporta sembradoras de sbra directa y pulverizadoras. John Deere, para poner un ejemplo, produce tractores y cosechadoras.Ahi, lo mismo que con otras fabricas, hay que avanzar en acuerdos tipo el automotriz con Brasil, donde estan ubicadas las fabricas mas grandes.
      Hoy la maquinaria agricola esta en crisis, manteniendo el personal con subsidios del Estado. En el mercado interno las ventas se desplomaron, y estan muy caros para exportar por el tipo de cambio.
      Del resto de los temas no se, asi que no opino, espero que esten encarados con mas seriedad.

    • Politico Aficionado dice:

      Muy interesante su data Daniel Arias.

  13. Juan el Bautismo dice:

    aguante Latindata

  14. Silenoz dice:

    Lo que pasa es que ambos temas requieren una mirada que vaya más allá de lo estrictamente económico. Y el caso emblemático es el régimen de Tierra del Fuego.

    La promoción de esa región se remonta a los ’70 y curiosamente ningún gobierno –con sus distintos pelajes- ha intentado eliminarla más allá de un intento fugaz de desinflarla en los ’90, con lo cual se puede decir que su sostenimiento es, al menos virtualmente, una “política de estado” ponele. Hay razones geopolíticas de peso (que todos imaginamos y otras que desconocemos probablemente) que justifiquen tener algo ahí con un rol mucho más importante que el que pudieran cumplir bases militares por ej.

    Como dicho régimen no es una maquila (su objetivo NO ES la exportación) consecuentemente sus precios dependerán del dinamismo y poder adquisitivo de nuestro mercado interno, eso permite que se puedan pagar determinados salarios que justifiquen la estadía de gente en ese lugar y sus precios podrán o no corresponderse con los internacionales, o sea su precio interno relacionado al internacional no es condición fundamental. Y si, lo pagamos todos ¿quién sino?

    Por supuesto, a pesar de la queja de peluquería de algunos que “creen ser lo que nunca serán”, a pesar de esto, en general, “laggente” no se privó en lo más mínimo de comprar los Core, todo lo contrario. Pero bueno, aconsejo que luqueen a algún viejeime con la Argenta, saquen pasajes en un 12 y buehhh.. romper el colchón, recategorizarse o sacudir arbolitos.. en otras cómodas opciones.

    Pero bueno, no hay forma que este régimen sea superavitario ya que si transforma en una maquila NO se pueden pagar los sueldos que se pagan actualmente además de contar con una localización que no parece ser optima, tampoco hay chance de intentar hacer algo parecido a los autos ya que la guita a hundir para fabricar cualquier componente no se justifica por la escala de producción.

    Igual el gran “aujero” se debe al crecimiento más que exponencial desde el 2011 de los celulares, la línea blanca, aires y TV no presentan un rojo tan pronunciado ojota ehhh (después me fijo bien con los otros chirimbolos)

    Con lo cual a mi entender, se mantiene a pérdida o se cambia por otro tipo de industria

    Respecto a las automotrices ahí si tenemos un régimen cercano a la maquila, por esta razón el tano Ratazzi chilla con el “atraso cambiario” (costo de mano obra) y existen posibilidades de lograr una mayor integración y/o que los procesos de mayor valor agregado se realicen en el país. Pero el gran inconveniente es que esta necesidad nuestra NO se condice con la estrategia global del sector donde divide mundialmente la producción de acuerdo a las ventajas comparativas del lugar y su costo ya hundido.

    Pero aumentos persistentes de los salarios reales obligarán a que se rajen o que se comiencen a fabricar determinadas partes cuyo valor agregado/margen de beneficio sea mayor que es en última instancia lo que permite salarios más altos

    A todo esto, no es menor tener en cuenta, repito, el efecto multiplicador en la economía que producen 110.000 puestos de trabajos, unas 330.000 personas ponele (10.000 en T. del Fuego y 100.000 en las automotrices creo) además, si se quiere fletar a estas industrias, algo hay que hacer con toda esa gente.

    Con todo, el sector automotriz tiene chance de mejorar al tejido industrial general a través de la sustitución de ciertos componentes que necesariamente deberán ser los de mayor valor agregado, la contra cara es que probablemente nunca se obtendrá un balance sectorial superavitario o equilibrado pero bueh…. todo no se puede.

    Estas dos industrias presentan ciertos problemas “estructurales” que requieren mucho esfuerzo pero como cita el artículo de Costa el problema del rojo está en los bienes de capital y repuestos del cual mucho no se habla a pesar que es el mayor, triplica al energético. Y en éste es dónde se debe hacer énfasis no sólo por cerrar su brecha sino por el progreso técnico que implica “fabricar máquinas que fabrican máquinas”.

    Además, éste sector esta largamente conformado por PyMES que son las que más sufren la puja distributiva ya que su margen de beneficio está presionado por todos lados:

    -arriba por que no pueden aumentar sus precios ya que todas tienen competencia
    -por abajo por que sus proveedores son grandes empresas + las subas salariales.

    Esta doble presión en su margen de beneficio impide o frena la posibilidad de inversión necesaria para bajar el costo unitario que, en definitiva, es el que les permite mantener su margen de beneficio sobre todo ante las pocas chance de aumentar precios

    Y acá es donde se debe trabajar profundamente, ya que además del progreso técnico intrínseco del sector, son en su gran mayoría –o todas mejor dicho- nacionales, todas tienen aspiraciones y el único que puede apuntarlas es el estado o sea debería haber plena coincidencia de intereses. Éste es un sector, sin lugar a dudas, con el cual se puede aumentar la “densidad nacional” necesaria y en el que, me parece, hace falta una mayor atención del estado

    O sea:

    T. del Fuego: casi nada o muy poco por hacer, lo seguiremos garpando todos

    Las automotrices: bastante por mejorar pero con condiciones estructurales del sector difíciles de “torcer”

    Bienes de capital (sector del cual no se habla en el posteo) : con un altísimo potencial de desarrollo desde todo punto de vista ya sea en el sustitutivo, progreso técnico, impronta nacional, con aspiraciones exportadoras y que necesitan del estado; y éste podrá pedir “rendición de cuentas” a cambio de la ayuda prestada

  15. guido dice:

    Nunca termina de soprenderme la facilidad conque se tira así como si nada que autos y TdF es un “fracaso” asumiendo implíta o explícitamente la necesidad de liquidarlo y a otra cosa mariposa. No es que se pretenda negar sus problemas que son unos cuantos (están en la nota y en los comentarios), por dió. Pero hablamos de decenas de miles de puestos de trabajo directos, bien pagos, más otros tantos y de una estrategia de desarrollo de décadas. Si la querían cortar lo hubieran dicho hace 50 años, caramba.

    Repit avec muá: “no hay nada más importante que el empleo, no hay tragedia social, económica y política más seria que el aumento del desempleo, mantengamos/aumentemos el empleo que lo demás no importa nada, empleo, empleo, empleo”. Si se entiende esto se pueden entender también las “excentricidades” macro de la última década (en especial los últimos cuatro años) e incluso sus límites (por que TODO lo que “hace falta” -subsidios, tipo de cambio, cepo, reten, etc.- impacta sobre el empleo). El que no le entienda se indignará por tonterías, pensará que se gobierna 12 años un país siendo un idiota y, Manitú no lo quiera, mirará perplejo como el hipotético gobierno de sus sueños huye carpiendo de una casa de gobierno incendiada.

  16. Alcides Acevedo dice:

    Bueno, llego un poco tarde pero me parece interesante para los que quieran entender un poco más:

    México duplica a Brasil en productividad

    Las plantas automotrices en México producen el doble (93.6%) de automóviles en promedio que las de Brasil por cada trabajador en esa industria, reveló un estudio de la consultoría McKinsey.
    Esto ocurre incluso cuando las fábricas mexicanas tienen una mucho más alta participación de automotores medianos y largos, mientras que sus pares brasileñas se enfocan al ensamble de autos pequeños. En México se produce una media de 53 vehículos por trabajador en una planta de armado, mientras que esa media es de 27 en Brasil.

    La productividad de México, sin embargo, es menor que la de su vecino del norte, puesto que las plantas estadounidenses ensamblan un promedio de 62 unidades por cada trabajador.

    ¿Cuál es la productividad en Argentina? más o menos como en Brasil, pero con salarios en dólares mucho más altos, veamos qué dice Página 12 acerca de los salarios industriales en Argentina:

    En 1997, el costo laboral por hora por era de 7,55 dólares y, en 2012, llegó a los 18,87 dólares con una remuneración promedio por todo concepto en el sector privado registrado de 1863 dólares. La suba fue del 150 por ciento, mientras que en Brasil mejoró 59 por ciento y en México, 83 por ciento.

    Interesante número de 2012…. ¿cuánto ganan por ejemplo en Polonia?

    The German car manufacturers association statistics prove Polish competitiveness in the production of cars.

    It states that the cost of labour in car production in Great Britain is €25.31 per hour, where in Slovakia it is €10.57. Poland is less than 35% the cost in Great Britain, at only €8.79
    – See more at:
    http://www.neweuropeinvestor.com/news/slovakia-poland-compete-for-jaguar-land-rover-10430/#sthash.mXbbtfhs.dpuf

    No sé si se entiende…. en Polona menos de 10 dólares la hora…. en Argentina hace tres años (los salarios crecieron en dólares) casi 19.

    Les recuerdo que Polonia queda en Europa y tiene fronteras con Alemania… espero que se entienda.

    • Raúl C. dice:

      Con Martínez de Hoz y con Cavallo el atraso cambiario era re-cool. Ahora es insoportable. Ambas cosas dichas por los mismos.

      No puedo entender qué sentido o utilidad tiene comparar salarios en dólares entre países con realidades tan distintas. Salvo para ayudar al lobby devaluador de los que no están conformes con lo que ganan y quieren ganar todavía más. (Y, de paso, hacerles pagar los costos políticos a los políticos que no les gustan).

      La inelasticidad de las exportaciones argentinas al tipo de cambio es harto conocida, demostrada, tabulada y graficada.

      • Alcides Acevedo dice:

        ¿Qué sentido tiene comparar los salarios en dólares de Argentina con los del resto del mundo? mamita, ¿y a vos qué te parece?

        Las exportaciones argentinas están CAYENYO, este año van a terminar 20 mil millones por debajo que en 2011, liderada esa caída largamente por aquellas de mayor contenido de mano de obra, no veo cómo vamos a diversificar nuestra “matriz productiva” con esos niveles de salarios, no digo poder de compra, porque es sabido que los precios en Argentina en dólares son también siderales.

        El caso es que los salarios en dólares en Argentina son demasiado altos y corregidos por productividad insostenibles, creo haberlo ilustrado suficientemente con los links que posteé, ¿cómo hará Argentina para superar el 17% de contenido nacional de su industria automotriz? no entiendo la lógica Nac&Pop.

      • Mariano T. dice:

        Hablar de exportaciones industriales con este tipo de cambio, encima con dos o mas precios del dolar, es ciencia ficción, este tipo de cambio es primarizador. El desarrollo industrial que vas a ver es para vendernos entre nosotros, e importar insumos. Cada escalon para atras en la cadena de insumos implica mayor necesidad de escala, que es la que no podemos tener con 40 millones de habitantes. Hay que meterselo en la cabeza, con dolar barato podes tener industria de mercado interno, ensambladores, etc. Pero nunca desarrollo industrial.

      • Silenoz dice:

        Ja ja…

        Don Raúl no se caliente demasiado con ciertos especímenes… que encima creen que exportan los que tienen precios más baratos emergidos del cruce de las curvas de oferta y demanda

        Pero más allá de que nos falta y mucho gracias a los M. de Hoz y viudas perdidas como los que comentan por acá, gráfico mata galán
        http://4.bp.blogspot.com/-hLC0900DI7U/Ur5heuAVJlI/AAAAAAAACqw/hv2BJN_UbQ0/s1600/conceptos+de+demanda+global.bmp

        Saludos

      • Raúl C. dice:

        – Bai de buei, lo que se ve es que ellos no creen en los gráficos ‘porque el país no tiene estadísticas, entonces yo digo lo que se me dé la gana’…

        – Lo que también se ve es que La Oficina ya dejó bien atrás a Boudou, Nisman, Fayt, Bonadío, Báez et al.
        ***El tema del mes es devaluar, devaluar y devaluar***.
        TODOS por aquí con el mismo tema.
        Uno con los diferentes salarios en dólares, otro con el precio del ristretto en un bar de Croacia, otro más con la crítica ‘moral’ al turismo al extranjero de la clase media, el de más allá comparando con Martínez de Hoz…
        No quiero caer en la troskeada de ‘son lo mismo’, pero todos tiran para el mismo lado y apuntan al mismo blanco.

  17. casiopea dice:

    Alguien tendría que calcular alguna vez los costos de oportunidad de no haber hecho en 10 años algunas de las cosas que con tanto tino sugieren los comentaristas, pero el que lo haga va a sufrir. Y considerando el viento de cola de los precios agrícolas hasta hace poco, no es una década cualquiera, sino una de esas que se dan cada muerte de obispo.

  18. Silenoz dice:

    Con respecto a las sugerencias muy buenas de don Arias y si, fundamental el gasto autónomo gubernamental estimulando sectores a través de sus compras como el gasto militar con todo el progreso técnico que genera el desarrollo de armamento además del ahorro de divisas.

    Si tengo mis “caveats” como dice don victor con respecto al tema de la carne, de ninguna manera objeto su realización pero las tensiones que surgen y se concretan en dichos tipo “la mesa de los argentinos” y que se yo, serán difíciles de extirpar.

    Tensiones que surgen por promover exportaciones de nuestros bienes salarios y su afectación en el costo sistémico argentino más aún en una situación de industrialización. Esto es lo que nos diferencia con Chile u otros “países modelos” ya que estos como los peruanos no morfan cobre, los venezolanos y ecuatorianos no morfan petróleo, los brazucas no tienen a la carne dentro de su canasta básica. Algo similar con otros cereales fuera del poroto

    La dificultad pasa por balancear la promoción de exportaciones de “bienes salarios” con la necesidad de mantenerlos a la vez relativamente baratos en el mercado interno ya que un alza en las mismas afectan el costo salarial de todas las actividades, generando un tipo de inflación llamada estructural según don Olivera

    Por eso, cualquier gobierno siempre tratará de regular los precios de los bienes salarios para evitar despelotes internos y descalzarlos de la dinámica internacional sobre todo al alza, en síntesis buscar como sea su seguridad alimentaria y acotar costo laboral consecuente. Las políticas que se implementen serán mejores o peores lamentablemente para algunos, pero es indiscutible su regulación, la “mano invisible del mercado patriótico” se encontrará muy probablemente con dificultades de supervivencia

    A esto es importante sumarle los benditos subsidios, que todos putean pero casi nadie renuncia, ambos conceptos: bienes salarios + servicios (ambos baratos) operan sobre el “salario de subsistencia” que, apelando a su definición a partir de los clásicos (Smith, Ricardo, Marx) es más que la mera reproducción biológica de los trabajadores, y que opera sobre el costo de reproducción de la fuerza laboral, que los industriales no discuten ya que es equiparable al costo de reposición de cualquier otro factor.

    El problema con el costo salarial se refiere a la parte que NO ES de subsistencia y sobre la cual presionan a través del eufemismo “atraso cambiario”

    Yo le daría pa’delante cómo no, pero la “patria” seguirá rezongando a mi entender

    • victorlustig dice:

      esta es una discusion que atrasa, y mucho
      Uds se reian de los robots, bueno, en Japon ya pusieron hoteles atendidos por eso, tareas simples, si, just begin
      cuando el robot salga lo mismo que un año de sueldo, chau sueldo

      de los recursos humanos y su pago y faltante habria mucha tela para cortar, lo mismo que del software y los pagos de impuestos

      pero, no tiene solucion, si, despues de 12 años descubrimos que los autos tienen computadoras (y 3? en el ministerio) y los precios de transferencia son oscuros, luego, se dara cuenta que su Excel no tributa nada de impuestos

      Silenoz, si, es dificil, se lo puedo asegurar, no le quepa duda, pero es dificil no tanto por los de enfrente, sino por los de al lado

    • Mariano T. dice:

      Pavadas. Que algunos bienes salario se exporten es un privilegio para el consumidor argentino que pocos paises tienen.
      Basicamente porque su costo queda, aun sin retenciones, por debajo del internacional, que actua como techo. Para el resto de los paises, el precio internacional es piso.
      Comparemos con los bienes salario que no exportamos por falta de competitividad, por ejemplo la ropa, el calzado, etc. Son mas caros aca que en el exterior para el trabajador porque el privilegio de que sean exportables no existe.

    • Silenoz dice:

      Si claro Marianote pero ante una disparada de los Timberland y Polo (versiones La Salada) no creo que los Calo, Yaski, Moshano y el filósofo gastronómico jodan demasiado.

      En cambio no se va a quedar moscas si lo que se dispara es el asadito, lo’ bife, el pan, lo’ dofide o la “pulenta” como se vió pa’l 2007/8… piso techo y te olvidaste de la periferia

      Por supuesto victor los del lado “rentista”… ‘tamo’ de acuerdo

      • victorlustig dice:

        no se equivoque Sile, no es el lado rentista el mio, lo que si, explicar que el gas puede ir y volver por un caño a los de este lado lo he pasado, por ejemplo

      • Mariano T. dice:

        La disparada mas grande en decadas fue la de la carne en 2010, con exportaciones cerradas y retenciones, la mas fulgurante del pan y fideos fue en 2013 con las mismas limitaciones.
        Nunca van a aprender que el mercado interno esta mucho mas defendido con alta producción que con baja producción. Te encargo el susto que van a tener con el trigo a fin de año.

  19. David (idu) dice:

    Casiopea:

    Los países bendecidos por Dios, por su abundancia, como el nuestro, pueden darse estos lujos.

    A no desesperar: “con dos buenas cosechas nos salvamos”.

    Y como si eso fuera poco, también volverán las décadas geniales para nuestra tierra feraz. En el medio morirán algunos obispos, seguramente.

    Futura riqueza que será nuevamente dilapidada por la dirigencia que bien representa nuestra idiosincracia (¿O era “indio sin gracia”?).

    Campeones morales. Pero cada vez más lejos del Mundo Competitivo del Conocimiento.

  20. Capitán Yáñez dice:

    Obviemos el chicanaje berreta y el cualunquismo ya decididamente ridículo de algunos “comentaristas”.
    Algo sobrevuela los dichos del “Kici” (dicho sea de paso: este muchacho escribió un voluminoso libro sobre Keynes y estudia alemán… para leer a Marx en alemán -las traducciones, mi siempre muy estimado blogger no más en jefe, suelen ser farragosas e inexactas… lo digo por experiencia)… “un fantasma sobrevuela…”, digamos. Ese “algo” es, por cierto, muy inquietante para el cualunquismo neoclásico: es lo que los marxistas más lúcidos denominan “áreas de valor”. Y que remite, sin más, a la compleja teoría del valor-trabajo. O “teoría objetiva del valor”, si se prefiere. Ricardianos y marxistas nos deben una actualización al respecto, acorde a los tiempos que corren, que no son, huelga decirlo, los de Ricardo y Marx.
    “La cuna de la industria automotriz en Estados Unidos hoy no produce más autos…” dice Kicillof y es una verdad irrefutable. ¿Porqué? Simple: el “secreto” de Honda se resume en que con una lámina de acero Triumph y Harley-Davidson hacían una moto. Honda hizo dos. Después lo trasladó a los autos. ¿Qué tiene que ver el asunto con la “teoría subjetiva del valor”?. Nada. Absolutamente nada.
    Eso -lo de Honda,digo- es productividad bien entendida y aplicada. Lo demás es vulgar brutal baja de salarios. Que no otra cosa el la “productividad” mexicana, indonesia y afines. Esto, creo, está fuera de discusión.
    Como peronista “doctrinario” me cago -con perdón de la expresión, blogger no más en jefe- en el “desempleo natural” de Friedman y adláteres, y por lo tanto en la “productividad” como eje rector de la economía. Cuando no tengamos un solo desocupado hemos de preocuparnos de la “productividad”.
    Y que, si no les gusta, los liberales se vayan a la …
    Creo, en suma, que si nos dejamos de hinchar las pelotas con “el vaso de agua en el desierto” -sambenito que justifica la teoría económica neoclásica que justifica la teoría política neoliberal- y nos ponemos a pensar -seriamente- en Honda… andaremos bien rumbeados.
    “La cuna de la industria automotriz en Estados Unidos hoy no produce más autos…” dice Kicillof y es una verdad irrefutable.
    “No hay más graneros del mundo”… podríamos agregar.
    A pensar, muchachos/as.
    A pensar.
    Honda pensó. ¿Habrá leido a Marx?. ¿Y si la teoría objetiva del valor es cierta?
    Las innovaciones -como la de Honda- son parte del “trabajo”. El intelecto es “trabajo”, no “capital”.

    • victorlustig dice:

      Capi
      Le recomiendo leer a los que estuvieron en Japon entre 1949 y 1950 y algo? Deming y todo eso.
      Despues, ya actualizado, con mis disculpas, podemos hablar de productividad, ah, recuerde, los japoneses no se preocupan por la productividad, usan robots.
      No se por que, siempre tengo la impresion que muchos de los que andamos aca tenemos libros desactualizados, que se yo, el Gosplan nunca funciono, salvo por los gulags, luego pasaron a intercambiar trigo por zapatos entre los PC regionales

  21. Politico Aficionado dice:

    El crecimiento de la producción de YPF en los próximos años seguramente representará un alivio que nos permita buscar un acuerdo aceptable con Griesa y sus carroñeros amigos.

    La reaparición en escena del transporte ferroviario de cargas, permitirá bajar costos. BTW necesitamos volver a fabricar rieles en nuestro país.

    • victorlustig dice:

      No, Iran tirara petroleo a mansalva con lo cual el barril quedara en los 40 quizas, bah, lo que sea necesario para que siga subsistiendo el fracking en USA, no aca, con lo cual guita de expo de petroleo no mucha, lo bueno, impos menores

      Si, pero ojo el punto de equilibrio de distancias y el cambio de ciclo climatico a seca, bah, de eso sabe mas Mariano que yo, pero daria la impresion que las lluvias bajaran a futuro

  22. […] alentado por el interesante debate que provocó el reciente posteo sobre la (débil) industrialización argentina, quiero plantear un aspecto del asunto alejado de la campaña en curso. Pero que va a pesar en el […]

  23. Mientras se discute sobre más Estado o menos Estado, o sobre la derecha o la izquierda, buena parte de nuestra “realidad” pasa por esto:
    “Coincido en eso, pero intuyo que tenemos diferencias en dos temas importantes: independencia y democratización. Hay una idea de independencia que ambos criticaríamos, que la ve exclusivamente preocupada por el poder político, olvidándose de los poderes fácticos. El problema es que esa visión es hija de una sociología política de los años 60 que pone al Estado y a los poderes económicos uno enfrentado al otro, cuando en realidad, hay demasiados vasos comunicantes entre poder político y poder económico. Y si uno pierde de vista este entramado de túneles, se corre el riesgo de terminar favoreciendo el poder concentrado a secas, que hoy es el poder estatal-privado.”
    http://www.lanacion.com.ar/1811286-la-justicia-frente-al-poder-politico-alejandro-slokar-y-roberto-gargarella

  24. julio dice:

    Abel y comentaristas, como les va?
    éste artículo -sobre todo los comentarios-
    es lo más interesante de 2015 -por datos, geopolítica, finanzas y Propuestas-;
    desde ya, les estoy agradecido a Todos,
    es un gran espacio virtual de formación.
    Abrazos muchachos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: