El voto de las ciudades

Elecciones-1920

Los resultados de ayer en la Capital Federal obligan a darse un baño de humildad a todos los encuestadores. Que, seamos sinceros, debe mojar a nosotros, los analistas. Ninguno previó que en un padrón de casi dos millones de votantes, el PRO conservaría el gobierno de la ciudad donde venía triunfando desde hace diez años, por unos mínimos cincuenta mil votos.

Esto no significa, sostengo, que las encuestas y los análisis no sirven. Después de todo, las tres fuerzas políticas mayoritarias, el orden en que iban a quedar, y por eso, las dos que se iban a enfrentar en la 2da. vuelta, fueron previstas. Y también se acertó con el ganador. Pero el hecho que fuera por una diferencia tan pequeña, tiene consecuencias políticas casi tan importantes como las habría tenido una derrota del PRO. Y nos recuerda a los que estamos en este asunto de la política, y creemos que nos las sabemos todas, que “El camino es fatal como la flecha   Pero en las grietas está Dios, que acecha“.

Entonces, a tener presente, de aquí al 9 de agosto, y después, que nada está escrito. Pero, aunque sepamos que la realidad siempre nos va a sorprender, debemos tratar de entenderla. Ya les acerqué mis reflexiones inmediatas sobre el asunto, y ahora esperaré los movimientos de nuestra nueva estrella local, el Rulos.

Ahora les traigo un análisis académico que hizo hace unos días Luis Tonelli, politólogo del Salvador, de Oxford, y de la UBA, (y discretamente opositor) del escenario nacional. Que divide en tres sectores distintos. Es interesante, y me da pie para agregar algo sobre uno de esos sectores: las grandes ciudades.

“… (Para) encontrar algún punto intermedio entre lo que es la particularidad del voto en cada comarca, y la generalidad de que todo votante es lo mismo, y todo político también, como si la política fuera el mercado de agua mineral, parece que tiene sentido considerar al electorado como dividido en tres áreas geográficas, unos tercios que se corresponden grosso modo con el porcentaje de electores.

Un tercio corresponde al conurbano bonaerense y cada uno de sus cordones. Otro tercio está compuesto por las grandes ciudades, CABA, Córdoba, Santa Fe, Mendoza y el interior de la provincia de Buenos Aires. Y el último tercio comprende a las provincias interiores. Obviamente, una mayoría se compone haciendo una combinación de esos tercios, y fundamentalmente, dividiendo lo que queda entre el resto de los competidores.

Cada tercio está dominado por una lógica económica. La del conurbano, gira alrededor de los subsidios; la de las provincias interiores, por la del empleo público y la de las grandes ciudades por el consumo y el valor del dólar.

Por ejemplo, y siempre de modo “impresionístico”, la coalición ganadora del Alfonsinismo en 1983 hizo pie en las grandes ciudades y en el conurbano; la del Menemismo maduro y la de la Alianza tuvo su base en las provincias interiores y las grandes ciudades; mientras que la del Kirchnerismo ha ostentado como su base electoral-territorial, la yunta conurbano-provincias interiores. La sección 2 y 3 del conurbano le aportaron al voto K más votos que los que obtuvo en las grandes ciudades.

Las derrotas del oficialismo en el 2009 y del 2013 en las elecciones de renovación parlamentaria, se dieron debido a la dispersión del voto K, especialmente en el conurbano bonaerense. Asimismo, las derrotas de la oposición tuvieron lugar en la consolidación del voto K en el conurbano y en las provincias chicas. Por supuesto que la dispersión del voto en una pléyade de candidatos fue clave para la hegemonía de CFK en la escena política nacional.

Asimismo, en términos de estabilidad electoral, las provincias interiores aparecen como muy estables, siendo hegemonizadas por el peronismo, le sigue el conurbano, con un comportamiento estratégico de sus intendentes, que surfean los humores de sus electores, jugando con los candidatos k, o bien con el peronismo opositor en épocas de mufa anti-oficialista.

Sin embargo, el peso desmesurado que tiene la Ciudad de Buenos Aires en la formación de la opinión pública, transmite esa sensación de inestabilidad, de que todo es posible y de que impera la anti-política. Sin embargo, en el resto de las grandes ciudades o el interior de la provincia de Buenos Aires, donde allí el radicalismo sigue sentando sus reales, tampoco se dan grandes cataclismos.

Los patrones de voto en las elecciones de este año en Santa Fe, Córdoba y La Rioja, más allá del triunfo de los oficialismos, también exhiben una persistencia en los patrones de voto. Allí donde el peronismo aparece dividido, gana la coalición opositora. Donde el peronismo se encuentra unido, pierde la coalición opositora. El voto a del Sel, más que un voto Pro, fue tributario, como elecciones pasadas, del peronismo anti K formado en las épocas del conflicto por la 125. La elección de Omar Perotti, como candidato K a la gobernación “saltó” esa divisoria, al provenir de Rafaela, una zona oleaginosa por excelencia. De ese modo, más que avanzar el PRO sobre votos radicales, en realidad lo que sucedió fue una división del voto peronista que no pudo compensar la figura de Reutemann.

Lo mismo sucedió en Córdoba, el candidato a gobernador K, Eduardo Acastello, no dividió mayormente el voto peronista –mayoritariamente anti K – si no que dividió a la coalición opositora, abrevando fundamentalmente en lo que había sido anteriormente el voto que cosechaba Luis Juez.

Valgan estos ejemplos para ir desbrozando de yuyos el campo del análisis, y para entender que nadie está condenado ni al éxito ni al fracaso, si no que todo candidato es artífice de su destino“.

El problema con estos análisis “impresionistas” es que cuando uno examina los datos concretos de cada situación, encuentra que no coinciden con la pintura general que nos dan. Igual, creo que esta división en tres sectores tiene base en la realidad, si se tiene presente que no son homogéneos, que Villa Crespo no es lo mismo que el Cerro Las Rosas, y que Chubut y Tucumán son muy diferentes.

Y también si se deja de lado la superficialidad un poquito gorila de esa “lógica económica” ¿Así que el conurbano gira alrededor de los subsidios? ¿También los countries y barrios cerrados? ¿O se refiere al subsidio a la energía eléctrica y al “dólar ahorro”?

En el voto de las ciudades, que es el tema de este posteo, también son necesarias precisiones. Hay que hablar, por ejemplo, de “distritos políticos urbanos” y ahí tiene sentido apuntar a los tres más poblados de Argentina: la Ciudad Autónoma, Córdoba y Rosario (porque si no lo definimos así, Buenos Aires es el Área Metropolitana, y estamos hablando de algo muy distinto).

Entonces, vemos que estos tres núcleos urbanos están gobernados por un partido diferente: el PRO, el radicalismo, el socialismo. Pero los tres son opositores al gobierno nacional, y los tres tienen una historia de enfrentamiento con el peronismo.

Por eso me inclino a pensar que es inevitable que ECO llegue a un acomodamiento con el PRO, o – si Durán Barba completa lo que parece su misión histórica – lo reemplace. Y, por la inversa, el peronismo y sus aliados del Frente para la Victoria sólo pueden crecer en la Capital Federal si incorporan a una parte de los votantes que se expresaron el 5 de este mes, en la primera vuelta, votando por Martín Lousteau.

Anuncios

22 respuestas a El voto de las ciudades

  1. victorlustig dice:

    mmm, yendo a lo local me da la impresion que la ciudad le facturo el olvido del oeste de la misma a Macri, los mapas de Andy son muy elocuentes al respecto

  2. Charrua dice:

    El fallo en las predicciones no es TAN extraño, don Abel. Hay demasiado pocos antecedentes de ballotage en Argentina (y menos en la CABA) como para que se pudiera predecir de manera más o menos confiable que iba a hacer el votante de Recalde.
    La diferencia entre el primero y el segundo NO es demasiado importante en el ballotage.
    Importan más cúan cerca estaba el primero del 50%+1 y el porcentaje de los votantes que quedaron “afuera” que puede esperar ganar el segundo.
    Lo que si sorprendió fue el grado de motivación de los votantes de Recalde, algo que no se notaba demasiado en la previa.

    • Silenoz dice:

      Estimado suponga que Nacional juega una final de campeonato con un equipo que no sea Peñarol, y que la hinchada de éste último tenga alguna chance importante de arruinarle la fiesta ¿que suponés que harían los carboneros? ¿intervendrían o se abstendrían?

      No se en Uruguay pero acá es muy claro para una mayoría/minoría más grande de la hinchada ponele….

      • Charrua dice:

        Obvio, pero no había ninguna orden oficial de votar a Lousteau e incluso en los blogs militantes las opiniones aparecían divididas.
        En lo personal nunca dudé de que la gran mayoría de los votantes de Recalde iban a votar al Rulos, pero en el entorno del 60% al 70%, ponele, no del 90% que fue lo que pasó.
        Ojo que ese número no es frecuente: incluso cuando la dirigencia llama a votar a tal y hace campaña y aparece en los actos y todo suele NO conseguir esa adhesión para el ballotage.

      • Silenoz dice:

        Es que el Peronismo obra de maneras misteriosas ja ja..

        Saludos

  3. guido dice:

    Creo que sos excesivamente amable con el análisis “impresionista” de este Tonelli (más simpático que el del PRO pero menos que tu amigo). La idea de los tres tercios es más que simplista: es rotundamente equivocada y llena de premisas que no resisten datos de ningún tipo. Ya mencionás vos dos o tres de las más groseras y podríamos seguir todo el día ¿Los parques industriales del conurbano viven de subsidios; la incidencia del empleo público en la CABA y grandes capitales (asiento de las burocracias públicas de todos los poderes y de las autárquicas) es nula; La Pampa -provincia con menos NBI- sigue la misma lógica económica que Formosa -con más-; el “interior de la PBA” tiene una homogeneidad tal que Torquinst es igual que Mar del Plata; etc. etc.?

    Felíz día a todos!

  4. Silenoz dice:

    Hoy Locatti (referente radicha en 3deF) llenó de pegatinas la “ciudad” con un:

    Locatti – escudito boina y abajo “CORTÁ BOLETA”

    Y nada más ja ja….

    Y sí… ¡¡¡Felíz día para tod@s!! o no tanto para algunos

  5. Esther dice:

    Dice Luis Tonelli, intentando analizar el electorado según tres grandes tercios (repito, está intentando analizar el electorado, o sea, todos los que votan):

    «Cada tercio está dominado por una lógica económica. La del conurbano, gira alrededor de los subsidios; la de las provincias interiores, por la del empleo público y la de las grandes ciudades por el consumo y el valor del dólar».

    No entiendo. En Argentina, ¿nadie trabaja o produce fuera de los empleos públicos en las provincias interiores? ¿De qué lógica económica habla? ¿Realmente cree que mayoritariamente los votantes del conurbano votan por los subsidios o los de las grandes ciudades y el interior de la PBA por el consumo y el valor del dólar?

    De verdad, no entiendo la lógica del autor del artículo.

    Será porque no vivo en el conurbano, quizás, pero para mí el conurbano es un corredor de fábricas, pymes o grandes, de todo tipo y color, pero un inmenso corredor de fábricas.
    Será porque vivo en el interior de la PBA, pero por estos lares hay un montón de ciudades pequeñas cuya lógica económica está dominada por la actividad agropecuaria.

    Con respecto al empleo público: como siempre, ¿a qué se refiere? Y sí, hay muchos sitios donde el empleo público prima, ¡por supuesto!: el sistema de salud, el educativo, el bancario, la seguridad, son estatales. Como empleados públicos, ¿se refiere a maestros, empleados del cementerio, policías, médicos, empleados de los bancos nacional o provincial, recolectores de residuos domiciliarios, etc.? Si se refiere a ellos, estoy de acuerdo con que en muchos lugares el empleo público es dominante (y no sólo en las provincias interiores).
    Me queda la duda de si no utiliza el término “empleo público” en forma peyorativa…

    ¿De qué me estoy perdiendo que no comprendo?

    Abrazo,
    Esther

  6. ariel dice:

    Claramente el cuco de la derecha se esfumo, Macri_ Massa dos paquetes, que no le van a ser competencia al giro a la derecha que es tener como candidato del FPV a Scioli. Ayer y hoy TN y Clarín le dio claramente el apoyo velado al Manco, con solo poner la TV o leer hoy Clarín lo puede ver.

  7. Abel B. dice:

    Estimados:

    Me meto aquí para marcar un error editorial mío: debí suprimir del texto que copié ese parrafito sobre la “lógica económica”, en cambio de clasificarlo como “superficialidad un poquito gorila”.

    Igual funcionó como trapo rojo para dos comentaristas que hacen aportes valiosos, Guido y Esther. ´Ta bien, ese párrafo muestra el razonamiento “intelectual”: los votos se consiguen a cambio de prebendas (salvo el de los “intelectuales”, claro).

    Pero me parece que el punto central es ese concepto de las tres regiones (no original de L. T.). Dije que es “impresionista” (en mi barrio dicen “chanta”), pero me parece que va en una dirección necesaria: ubicar geográficamente al electorado, y no quedarnos en explicaciones locales para cada elección.

    Abrazos

    • Esther dice:

      Jaja, entonces mi “no entendimiento” tiene sus razones (ay, ese razonamiento de los “intelectuales”, supuestos intelectuales…).

      Acuerdo con que es interesante ubicar geográficamente al voto.
      Abrazo,Esther

  8. Esther dice:

    Abel, decís que:

    «Por eso me inclino a pensar que es inevitable que ECO llegue a un acomodamiento con el PRO, o – si Durán Barba completa lo que parece su misión histórica – lo reemplace. Y, por la inversa, el peronismo y sus aliados del Frente para la Victoria sólo pueden crecer en la Capital Federal si incorporan a una parte de los votantes que se expresaron el 5 de este mes, en la primera vuelta, votando por Martín Lousteau».

    Yo quedé tan sorprendida por los resultados de ayer como, supongo, la gran mayoría. No esperaba tan poca diferencia. Más allá de la alegría por el golpe que significó para Macri (su insólito discurso de apoyo a las políticas del FPV creo que da cuenta de eso), se me ocurre que a futuro abre un panorama interesante para el FPV. Lousteau no es el gran ganador, obviamente, aunque haya festejado como si lo fuera.
    Ahora la CABA tendrá un poder ejecutivo macrista (pero golpeado), una legislatura con primera minoría macrista (y no tan de ECO), 9 de 16 comunas en manos de ECO… Y un gran revoltijo entre el macrismo y los múltiples integrantes de ECO, que son diferentes pero no tanto y cada uno con sus propias ambiciones de poder a futuro.
    Hay un revuelo de cartas que obliga a muchos a barajar y dar de nuevo, y que posiblemente llevará, luego del 10 de diciembre, a muchas situaciones conflictivas en la relación entre el macrismo y ECO y dentro de ECO. Y no estoy contando con la inefable presencia de Lilita, ¿eh?

    Todo esto en el marco de una situación interesante: sin lugar a dudas los votantes del FPV, que salió tercero, son los que “hicieron” las elecciones de ayer, dando vuelta la esperada victoria aplastante de Larreta. Sin embargo, habiendo sido tan decisivo, el FPV no tendrá responsabilidades de gobierno en la CABA por los próximos dos años.

    Creo que es un escenario de lo más favorable al FPV en los años que vienen. Si hace un buen análisis de situación y tácticas y estrategias políticas, por supuesto, y si se labura fuerte. El río está y estará revuelto en la CABA y el FPV puede convertirse en el pescador más importante.

    Abrazo,
    Esther

    • Abel B. dice:

      Una observación, Esther: las comunas, igual que la legislatura, se votaron el 5/7. Ayer se votó solamente al Jefe de Gobierno.

      Igual, las comunas, y sobre todo la legislatura, son una realidad muy fluida, que no queda fija en el origen. Pueden ser desde dóciles instrumentos de un ejecutivo fuerte, hasta destructores de un ejecutivo débil. Tomada, y el resto del bloque del FpV, tienen un rol clave.

      • Esther dice:

        Es cierto, Abel, un error mío. De acuerdo con que las comunas representan una realidad fluida… el FPV tiene oportunidades más que interesantes en ese espacio.

        Abrazo,
        Esther

  9. Norberto dice:

    Creo terciar contra cierto determinismo, en la CABA, veremos una elección extraña en octubre, cuando se enfrenten buitres contra defensores, si hay algo que vengo diciendo desde hace rato es que el principal problema del FPV es y fue hablar para un electorado porteño que no existe, el pobre de la ciudad.
    Ese pobre porteño no existe en la mente de ninguno de sus habitantes, y menos en los que están en condiciones de votar, porque así vivan en las villas, que hoy mas bien son barrios pobres, y con clientes que cobran todo lo que venga, pero pagan a quien mejor controla, en este caso los punteros PRO, pero volviendo, ese pobre por aspiración e incluso por la mejora de su entorno, se siente de clase media baja y con posibilidades de ascenso social y económico, lo segundo por propia capacidad y no por las posibilidades que les brinda las políticas nacionales, y lo primero por lo que esas mismas políticas le generan a su prole.
    La mayoría de los habitantes tiene empleo reconocido, por lo tanto escasa necesidad de hospital, y la destrucción de la educación pública generada entre un gremio reconocidamente gorila, sus integrantes, y las autoridades, hizo que esta se evitada en cuanto se cuenta con algo de capacidad económica familiar, generando un circulo vicioso de “élites” de pertenencia, es decir grupos de individuos despreciando otros grupos de individuos donde en el fondo del tarro están aquellos que no tienen mas remedio que recurrir a la educación pública.
    Sin embargo, el enemigo común une, sobre todo cuando está a la vista su poder de daño, y todos saben que arreglar con los buitres significa entrar en el circulo de endeudamiento, con la consecuencia de ajuste que eso significa, y aunque eso beneficia a minorías, el futuro inmediato y mediato de las mayorías es Grecia de aceptar esos arreglos, por lo que tengo bastante fe de techo en el enfrentamiento de Kici contra Pato, que por supuesto no se verá en las PASO de agosto, pero que aparecerá con fuerza en octubre.
    Tal vez allí se encuentre el abrupto cambio de discurso del aspirante presidencial PRO que tanto descolocó a sus simpatizantes este domingo a la noche.
    Nunca menos y abrazos

    • Chiclana dice:

      Cuando mandas un Recalde no le hablás al pobre, le hablas al usuario de Aerolíneas que es clase media alta. con lo único que le hablas al pobre de CABA desde el oficialismo es desde la AUH.

      • Silenoz dice:

        Eso…. encima hablan de AUH y no saben a cuántos se la dan

        ¡¡¡UCA y OSO no se mueran nunca!!!!

  10. Mariano T. dice:

    No hubo ningún motivo para que un K de Capital no hubiese votado a Recalde en primera vuelta, así que ese es el número, 21%
    El votante de Lousteau en 1ra vuelta se va a dividir entre Macri y Margarita en Octubre.

    • victorlustig dice:

      dudo, va a aplicar la teoria del mal menor, y, la del voto util, cuanta mas propaganda haga Scioli de ya gano, peor va a ser, el miedo es mal (o buen) consejero, o lo vota a Massa o a Macri

  11. Juan el Bautismo dice:

    visto este resultado, que hara el peronista picaron, camandulero, pirata, despreocupado, optimista y compinche, con su voto PASO ya teniendo sus candidatos Zannini/Scioli decididos.
    No se les vaya ocurrir jugar en la interna Macri/Sanz eh. No, que sino se enojan

  12. En una de esas el “triunfo” de Lousteau le viene bien a Macri, y los muchachos lo perdonan, y no le aplican la doctrina nacional de inteligencia:
    http://www.minutodecierre.com/macri-es-el-culpable-de-fomentar-una-corrida-cambiaria/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: