Boletas bonaerenses: la madre de todas las internas

boletas

(cliquear encima para ampliar)

En las últimas semanas escribí sobre toda clase de temas, y toda clase de internas. Salvo la que puede dar más sorpresas, y pesar más en la definición de las otras. En las PASO de Buenos Aires, en menos de un mes, el 9 de agosto, se miden los proyectos nacionales, y nada indica en las encuestas que los resultados allí van a cambiar mucho la perspectiva nacional. Pero también compiten – dentro de cada proyecto que no armó una lista única – diferentes listas. No se apartan de sus respectivos proyectos, no. Pero quién gana… cambia la relación de fuerzas en su interior. Y uno de quienes compiten, será después del 10 de diciembre el gobernador de Buenos Aires. El segundo núcleo de poder estatal en la Argentina.

Por eso, subí las boletas que van a encontrar en los cuartos oscuros – además de los de cada sección – y esta nota de Pablo Ibáñez que da un pantallazo del asunto. Y al final agrego una encuesta de Ricardo Rouvier, un encuestador serio.

Aníbal Fernández posa en soledad, bajo el sello “Aníbal es Buenos Aires”. Julián Domínguez resigna la exclusividad y comparte la marquesina con su vice, Fernando Espinoza, y se presentan como “Peronismo para la Victoria”, con emblemático naranja, el color político de Daniel Scioli que el candidato casi ya no usa.

La ausencia de Martín Sabbatella en la boleta es tan sintomática como la inclusión de Espinoza. El quilmeño se atuvo a un hábito: que sólo figure el candidato top, de hecho Cristina de Kirchner no estampó a Amado Boudou como Scioli no coló a Gabriel Mariotto en 2011 ni incluye, esta vez, a Carlos Zannini.

Así y todo, Sabbatella es una figura visible y su ausencia en la tira -que, juran en Nuevo Encuentro, no fue motivo, siquiera, de planteos- se destacó porque Domínguez puso, casi inevitablemente, a Espinoza en la papeleta, porque el matancero pidió estar y porque, con un Domínguez con bajo conocimiento, el comando que pilotea Alberto “Cucho” España quiso poner un reflector para, sobre todo en La Matanza, dejar claro en qué tira está el jefe del pago.

Picardías, nomás, de entendidos y campañólogos, un festival de diván sobre los egos y protagonismos. Y, claro, interpretaciones: Aníbal no sentó a Sabbatella a la mesa con el caciquerío del PJ del conurbano que lo visitó porque implicaría torearlos por la inquina, casi milenaria, que acumulan contra el dirigente de Morón.

Domínguez, a su vez, cede espacio en la boleta para que aparezca Espinoza con cardigan naranja, pero se queda con el protagonismo central en el spot que puso a rotar en TV, promocionado por la Mesa Sindical de Carlos Kunkel, y donde el matancero figura 2 segundos a lo largo de los 45 que dura el aviso.

En los modelos de boleta que se terminaron de dibujar esta semana, las del FpV no son las únicas con competencia interna: el FIT tiene internas en todo el país y anota por separado a Néstor Pitrola (PO) y Christian “Chipi” Castillo (PTS) para la butaca de gobernador. Castillo va con el lema “Renovar y fortalecer el Frente de Izquierda” y Pitrola bajo el título “Unidad”.

La izquierda, con su rojo -o colorado- de todos los tiempos, presenta diseños y matices sobre esa misma variedad: además de las dos tiras del FIT, aparecen también la de que anotó el MST que encabeza Vilma Ripoll para la gobernación y el MAS, que anota a Héctor “Chino” Heberling.

Hay una fiebre de dobles candidaturas: Pitrola y Castillo van, también, primeros en la lista de diputados nacionales de sus versiones fiteanas, lo mismo que Heberling del Nuevo MAS. Ripoll, a su vez, es vice en la fórmula presidencial de Alejandro Bodart, del MST.

Hay otras versiones de rojo/colorado. Progresistas, el frente que postula a Margarita Stolbizer, integrado por el GEN, el socialismo y Libres del Sur, anotó dos listas, una encabezada por Jaime Linares, bajo el nombre “Igualdad y Decencia”, y otra por Jorge “Huevo” Ceballos, con el lema Creo. Este último va, también, como primer diputado nacional.

Después del FpV, Progresistas y el FIT -ampliada, como colectora a otras izquierdas-, lo demás es menú único: María Eugenia Vidal, con Daniel Salvador como vice, es la boleta del pacto Macri-Sanz-Carrió con el sello distinto de la provincia, para estampar la frase “Cambiemos Buenos Aires”.

Felipe Solá, postulante exclusivo y excluyente de UNA, para la provincia, replica los colores que usan Sergio Massa y José Manuel de la Sota. Lo mismo ocurre con Eduardo Donofrio, ministro puntano, que aparece como candidato a gobernador en Buenos Aires por Compromiso Federal, la alianza entre Adolfo Rodríguez Saá y Raúl Castells.

La continuidad ocurre, también, con el Frente Popular que anota a Adolfo “Fito” Aguirre, en la papeleta que en la presidencial encabeza Víctor De Gennaro.

La única oferta de gobernador que no tiene equivalente nacional, es decir que no lleva postulante presidenical, es Patria Grande, espacio formado por expresiones de la militancia universitaria y de organizaciones sociales, que postula a Manuel Bertoldi como candidato para ocupar el lugar que dejará vacante Scioli el 10 de diciembre“.

Y ahora la encuesta de Rouvier: Coincide, en el orden de los candidatos más favorecidos, sino en los porcentajes, con las otras que circulan. Eso sí, falta un mes para las elecciones. Pueden pasar muchas cosas, y van a pasar.

A gobernador:
,
FpV sumatoria de los dos candidatos 36.6%
PRO Vidal 26.4%;
Anibal F. 20.7%.
Dominguez 15.8%.
Frente Renovador. F. Sola 14.1%.
-Indecisos 13.8%
Anuncios

3 respuestas a Boletas bonaerenses: la madre de todas las internas

  1. El FpV corre el riesgo de dormirse en un distrito clave como es la PBA. Que una candidata tan floja como Vidal tenga solo 10% menos del FpV y supere individualmente a los dos precandidatos es algo que debería preocupar, y mucho.

    • Sergio Robles dice:

      Déjeme decirle que el primer preocupado -y lo bien que hace-es Don Abel que pone al FpV “al cuadrado” (una vez por sigla y otra por candidatos.). Como si no supiera, tan luego él, que en política es prácticamente nula la posibilidad de que puedan sumarse -así como así- los guarismos de dos candidaturas. Debe ser la influencia del mago Artemio.

  2. Politico Aficionado dice:

    Falta un mes todavía. El FPV va a terminar en un entorno del 50% en la PBA.

    Lo que no sabemos es si con eso le alcanza para derrotar al PRO en segunda vuelta en las presidenciales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: