El kirchnerismo y Messi: cuando el crack no está

wally

De vez en cuando subo las columnas que me envía Marcelo Padilla. A veces, por la información de Mendoza, el ancla occidental de la Región Centro. Otras, como ahora, porque expresan un kirchnerismo emocional (una de sus variantes).

Este blog se ha ido volcando a lo largo de los años cada vez más, en lo político, a la defensa de este gobierno y al respaldo, con críticas puntuales, de la conducción que ejerce Cristina Kirchner. Pero no se me ocurre considerarme un “kirchnerista emocional”. Supongo que es porque estuve en el peronismo mucho antes que comenzara la experiencia kirchnerista, y, si llegara a concluir antes que yo, pienso seguir estando.

Pero en la militancia hay un fuerte componente emocional; los que nos creemos “realistas” nos engañaríamos si no lo tenemos en cuenta. Existe, para bien, porque le da fuerza y mística a la lucha política, y para mal, porque a veces la lleva a enfrascarse en pavadas. Digo esto porque uno percibe que muchos militantes K – no los que trabajan en el territorio, porque tienen otras cosas que hacer; pero sí los que se expresan en los blogs, en Facebook y en Twitter – estaban enganchados hace pocos días en la épica o la condena a Randazzo, y ahora se apasionan y llenan páginas discutiendo si se debe votar o no a ¡Lousteau! Aún los que no votan en Capital, eh. Subí un posteo bastante superficial – porque los datos son que Larreta gana, cómodo, hagan lo que hagan unos pocos miles de militantes – sobre el asunto y se llenó de visitas y ya anda por los 34 jugados comentarios.

Como un gesto de simpatía, les acerco esta columna en que Padilla se pregunta ¿Dónde está el kirchnerismo? Me parece un tema más interesante para los militantes K. Y no les digo para los que no lo son. Al final, aporto un comentario personal.

Para empezar, se me ocurrió esta pregunta, la del título. Luego de los resultados de las elecciones en los últimos meses, creo, es una pregunta para hacerse. Para compartir. En las grandes capitales y provincias importantes el kirchnerismo perdió. Más menos, cerca o lejos, el kirchnerismo puede decirse que ganó exclusivamente en Tierra del Fuego. Bueno…, si queremos le sumamos Salta y La Rioja, más peronistas que otra cosa, provincias chicas que no mueven la aguja electoral nacional, más allá de las fotos que sirven cuando se gana. Santa Fe, Córdoba, Mendoza y la CABA son las que valen en términos de tracción de votos. Está bien, son elecciones provinciales y eso no significa el traslado automático a la nación. Peeeerooo… marcan. Van mellando. Multiplica el efecto anti. La verdadera o la definitoria será la nacional en octubre. Con Scioli y Macri.

En ese marco, en esa proyección de escenario entre dos candidatos que representan dos proyectos polarizados, el kirchnerismo quedará diluido. A muchos puede molestarles esta afirmación pero los números son contundentes. Como los penales contra Chile, con Messi, únicamente, no se gana. Con un Messi desganado, menos. Se me ocurre la analogía de Messi con el kirchnerismo. Agarrada de los pelos si quieren. Es más, yo me agarro de los pelos primero y luego escribo, más calmo. Messi es el mejor del mundo. El kirchnerismo lo sería también en tanto desde hace doce años ha marcado la diferencia en la Argentina. Más o menos el mismo tiempo que Messi lleva levantando trofeos como mejor jugador del mundo. El kirchnerismo levanta copas como un jugador brillante, pero le escapa a lo colectivo a veces, en términos de armado político.

Los logros del proceso en estos doce años son indudables para los sectores populares pero lo cierto es que el kirchnerismo juega en un equipo que se llama Peronismo. El kirchnerismo puso incomodo al peronismo desde que Néstor saliera a jugar a la cancha como un desconocido y la descosiera. El problema somos los que depositamos en Messi la gloria o la derrota y le cargamos las tintas. Yo lo he hecho más de una vez, digo… para hacerme cargo de entrada. No me gustan las estrellas. Me gusta el cielo estrellado. Me parece que los que le hacen mal al kirchnerismo son los propios kirchneristas. “Messificados, los kirchneristas se han messificado”. Ustedes verán la relación. Pero el tema es el equipo. El equipo es… bien, mejor me tomo un mate largo. Paro, me fumo un pucho y pienso un rato. Le doy aire a la reflexión.

La bronca. Pienso en la bronca. Bronca que yo he tenido por perder en Mendoza las elecciones. Bronca por perder la final en Chile contra los chilenos. Bronca por tener a Messi y al kirchnerismo y no ganar. La culpa. La subestimación. Chile, la gente que vota. Es una contradicción. Admito tener contradicciones porque no me caben los discursos justificatorios. A veces me salen a mí. Pero la verdad, hay que mirarse al espejo. El kirchnerismo y Messi se han diluido. Están, son un reservorio del talento y la brillantez. Pero… ¿y con eso? No sé…, quiero tratar de pensar más. De pensar o buscar nuevos modos de pensamiento. Clarín, la oposición, todos ellos son lo que sabemos. Pero no basta explicar derrotas con eso. El árbitro y Martino no son los chivos. Jugamos mal. ¿O no?

Recalde en Capital Federal, Carmona en Mendoza, La Cámpora, Rossi, Filmus, los puros. Los segundos, los terceros, los no sé qué. Estoy tirando al voleo. En Mendoza, el kirchnerismo casi que no puede hablar, al igual que el ciurquismo. Todo es un quilombo. Se están acomodando en sus futuros. ¿Y quién construye? Miren: pierdo a veces la paciencia. Aquí los que construyen son los anónimos. Muchos militantes anónimos. ¿Dónde está Guillermo Carmona? ¿Qué dice, que hace, que va a hacer? ¿Construirá más allá de sus salidas personales, comunes ya en todos estos años?

La Cámpora Mendoza. Ilardo, Sagasti. Una pareja. Los que manejan La Cámpora. ¿Decapitarán a los que no piensan como ellos? ¿Nos quedamos todos callados? ¿Ese es el mensaje? El silencio. Quedarnos callados. Acusarnos. Por abajo. Todo esto irá decantando. Scioli será la esperanza de los más puros. Esos que negaban a Scioli, lo defenestraban, lo crucificaban, lo ponían del lado de Macri, lo desideologizaban, lo mataban. Y a quienes cuestionábamos algo, nos trataban de conservadores, panqueques, traicas.

El kirchnerismo, ya lo he dicho en muchos otras notas, se debe una autocrítica profunda. Por empezar: la soberbia de los que se las creen saber todas (como Messi). Y yo me considero kirchnerista. Y yo me tendré que hacer cargo también de esa autocrítica como columnista. Hemos sido soberbios. Y eso nos ha hecho tapar muchas veces el bosque luminoso de los logros. Logros que son… peronistas en última instancia.

Van a chuparle (…) a Scioli todo. Porque ahora, más allá de la imagen de la presidenta que se va y acompaña, el candidato es Daniel Osvaldo Scioli: el alien bueno“.

Lo pensé mejor. La primera minoría, por mucho, de los visitantes a este blog son kirchneristas. Empiecen a discutir ustedes – más alguno de los trols cipayos destituyentes, si son bien educados 🙂 Hoy quiero acostarme no tan tarde. Me reservo para un posteo sobre el asunto y les dejo la imagen de arriba. Del juego “Donde está Wally?“.

16 respuestas a El kirchnerismo y Messi: cuando el crack no está

  1. jose dice:

    Digo esto porque uno percibe que muchos militantes K – no los que trabajan en el territorio, porque tienen otras cosas que hacer;

    ¿Trabajar, por ejemplo?

  2. Juan el Bautismo dice:

    …insufrible el compañero Padilla.
    Perdonavidismo, buenudismo, finalmente colapajismo. 3 pecados capitales no ya del kirchnerismo parece ser, de cualquier faccion de peronismo que lidere algun periodo de conquistas reales mas o menos significativas. En todos los ordenes, institucional, en lo comunicativo, incluso en lo informal de cualquier blog. Desde el dia 1 de 1945.
    Quizas es alguna falta o incomprension de equilibrio wu-wei. Por eso aqui en el barrio se practica en busqueda de la sintesis taoperonista.

  3. Esteban dice:

    Hmmm creo que este señor Padilla deberá ir a terapia. Yo como peronista y Kirchnerista estoy cansandome de la subdivisión de beines morales e ideologicos, pseudo derrotistas que estan haciendo varios. Este señor por ejemplo. El FPV es uno solo. Y algo del peronismo no quiere entrar. El resto que lo hablen en un bar entre 4 amigos grapa de por medio. En SALTA si mira el video de Urtubey despues de ganar que me venga a decir que no ganó el kirchnerismo. Creo confunde MUCHAS cosas. Y se stan olvidando que el movimiento esta primero, no el gustito personal por uno u otro puros o no puros…por favor…

  4. victorlustig dice:

    como dije hace un tiempo (y disculpeme la autorreferencia) llega el tiempo del XX Congreso.

    Ahora, es comica la mutacion, desde ser el kirchnerismo el estadio superador del peronismo, como he leido y mucho aca, o, el peronismo es parte del kirchnerismo, tambien a, —el kirchnerismo juega en un equipo que se llama Peronismo—

    Parafraseando un viejo dicho español, a cada chancho le llega su San Martin

  5. Gabriel Medina Ernst dice:

    Una característica muy generalizada de los grandes liderazgos populares es considerar que la sola memoria de sus hechos garantizará el voto a cualquiera que sea designado su sucesor. Pienso que desde el primer día de un mandato popular, se debe tender a institucionalizar el movimiento, mostrando cuadros políticos comprometidos desde el origen para llevar adelante un proyecto de país. En el caso del kirchenerismo, quienes tenían posibilidades de ir creando esa institucionalidad y cuadros políticos, se dedicaron a colaborar muy eficientemente con la presidenta, quien ejerció un tipo de mando exageradamente radial, olvidando (ellos y ella) que ella no sería eterna. ¿Qué hacer ahora, sobre el hecho de que no se hizo nada y ciertamente se nota cierta dilución del kirchnerismo frente a la ausencia de la Jefa? Si se gana con Scioli, algo esperable, será una oportunidad para desarrollar tal estrategia, intensamente, con vistas a múltiples objetivos, entre ellos 1) garantizar que el nuevo presidente se mantenga integramente dentro del proyecto iniciado, 2) mantener una razonalbe influencia de Cristina (para reforzar el punto anterior); 3) separar a los oportunistas dentro del movimiento, que los hay; 4) democratizar el proyecto, rediseñándolo con aportes de participación de afiliados (no con asambleas formales, sino vinculantes); 5) ir generando, desde el principio, una mesa de varios “presidenciables” con reglas de mutuo respeto para competir en las PASO; 6) elaborar un plan de gobiernos que pueda atraer a las clases medias urbanas (harto dificl, pero no imposible si se conocen los mecanismos de la tilinguería tan estudiada por Jauretche. La lista queda abierta, naturalmente.

  6. Capitán Medibacha dice:

    Disculpe don Abel si la sigo un poco más con el tema de si debemos votar a Lousteau o en blanco.- Ud. sugiere que el tema no da para más debates porque “los datos son que Larreta gana, cómodo, hagan lo que hagan unos pocos miles de militantes”.-

    Semejante afirmación constituye una profecía autocumplida.- Rodríguez L. ganará “cómodo” precisamente porque muchos votantes del FPV votarán en blanco o anularán su voto.- Esa premisa es la que lleva a los encuestadores a pronosticar el triunfo del PRO.- Pero junto con la profecía autocumplida se pretende eludir el debate respecto de la razonabilidad del voto en blanco porque, total, de todos modos es “seguro” que el 19 gana el PRO siendo “imposible” que sea derrotado por Lousteau.-

    El modo más seguro para perder en cualquier cosa es comenzar pensando que el objetivo planteado imposible de lograr y que el adversario tiene la victora ya asegurada.-

    Restan 9 días para el balotaje en la CABA.- Me encantaría que el PRO pierda.- Ese es mi objetivo.- Sé que es muy difícil, pero no es imposible de lograr.- Si los 400.000 votos del FPV se juntaran con los 500.000 del ECO les ganarían a los 800.000 del PRO.-

    Desde ya tengo muy claro que existe solamente una posibilidad remota de que algo así se dé, especialmente porque un segmento importante de mis compañeros del FPV piensan que hay que votar en blanco.-

    Ello no quita que durante estos 9 días que restan hasta el balotaje, lo único que tengo a mi alcance para que esa remota posibilidad ocurra, es continuar debatiendo y exponiendo las razones por las que pienso un error votar en blanco.-

    Saludos

    • Abel B. dice:

      Estimado capitán, trato de no meterme en las discusiones de la columna de comentarios. Y en especial en esta discusión.

      Pero tengo que corregirle algo: NO creo que sea una discusión sin sentido porque no afecta el resultado. Dije en ese posteo que lo que haga cada uno con su voto tiene que ver con sus valores y sus prioridades. No está mal que lo discuta entre los que tienen compromisos afines. Lo que se puede criticar es que lo encare como si fuera una obligación moral del conjunto.

      Igual, mi punto es que esa discusión no le importa al electorado. No le importa, ni la conoce, la inmensa mayoría de los votantes del FpV. Muchos van a votar x Lousteau, otros votarán en blanco, y hasta algunos votarán a Larreta porq por algún motivo personal le tienen bronca al Rulos (¿no hay que cogerse a las embarazadas por otro, tal vez?).

      Los militantes son una pequeña minoría. Cumplen un rol valioso para instalar un candidato, que después la mayoría vota o no. En esta elección los militantes K no tienen candidato, así que esta discusión no importa.

      Abrazo

  7. el carlo dice:

    “…Empiecen a discutir ustedes – más alguno de los trols cipayos destituyentes, si son bien educados…”

    Ud(s) no aprende(n) nunca…

    Pero bueno, no hay peor ignorante que el que no quiere aprender.

    Seguramente como es su costumbre no me va a publicar.
    No espero otra cosa de Ud.

    Eso si, preparese, que el presente que Ud nos dedico sera su futuro
    y el de muchos kirchneristas: El ninguneo y el olvido.

    Lo increible es que piense tener una agencia de comunicacion con una socia teniendo estos “metodos’ de comunicacion.

    Tenga cuidado hombre, la vida le puede dar sorpresas,
    a Ud y a su socia.
    Puede haber “lugares” donde ud no pueda ejercer su censura.

    Por suerte hay un pais nuevo que esta naciendo…
    Tenga por seguro que Uds no seran los protagonistas.

  8. Silenoz dice:

    “la verdad queee” (ja ja…) cierto kernerismo emocional que está padeciendo el fin de ciklo + algunos soldados de Cristina me tienen con las p… al sopi.. pero, por si fuera poco, tenemos que consolar alguna viuda perdida porái….

    Laburemos para ir hacia una institucionalización, para que “la conducción” haga peronismo no por su propia iniciativa o convicción sino por que hay una estructura partidaria y una base que lo obliga a respetar un patrón referencial que, afortunadamente, hemos recobrado o mostrado a aquellos que hasta los K no tenían demasiada idea del P.

    En fin, no es fácil de llevar a cabo la vocación “frentista” para llegar a la “densidad nacional” pero muchachos… pongamos un poco de buena voluntad… digo… miremos pa’ delante

    Saludos

    • Esther dice:

      De acuerdo, Silenoz, de acuerdo ☺☺☺.

      Abrazo,
      Esther

      Otro sí: gracias por tus respuestas a mi ignorancia en economía, las leí igual que las de Norberto, y les responderé, ¡aunque no ahora!

  9. ricardo j.m. dice:

    esto es como contar un pollo al horno en el desierto, no hay pollo.

    no dan los numeros. igual es ficcional todo, una puesta.
    hay que terminar la farsa, pueyrredon, sta fe, el rio, garay. distrito federal todo lo demas pba, que lo resuelvan con posse y espinoza.

    siempre por razones sofisticadas terminan en una pavada las elecciones en la fantastica ciudad autonoma.

    batman no puede ser un psicologo clasista.

    yo entiendo, es dificil ser una sociedad de la que emergen dos paletos a cuerda para gobernarla. ya participamos. preparemos el proximo carnaval a ver si circunscribimos el corso y los payasos a las fechas de calendario festivo.

    ponele libertador en vez de sta fe y bernardo de irigoyen en vez de pueyrredon que esas son cosas de kunkel.

    ya dije que en estas circunstancias solo queda reir. pero bueno de paso una caricia al experpento

  10. Buenas noches! desde Rosario, Santa Fe, un saludo a todos los que gastamos días y noches, leyendo y escribiendo blogs y respuestas. Y un abrazo al amigo Abel B, que nos incentiva! y quizás de alguna de las mejores maneras posibles, retándonos (como en duelo) a discutir o debatir en los mejores términos. Para nuestro gusto Padilla, uno de los más emocionales K de la grilla, que escupe desde las tripas, cuestiones que molestan a los que acompañando al proyecto nacional, vivimos en territorios donde se pierde en las votaciones locales, salvo la anomalía de Mendoza en 2011, y por error de los que nos confrontaban. En Santa Fe, vamos por la tercera derrota provincial, pero con pronóstico de triunfo para el 2019, por los tremendos errores e ineficiencia del gobierno de un frente que integra a socialistas y radicales que sistematicamente adversaron al gobierno nacional, no solo desde el discurso, sino también con los votos de sus legisladores en el congreso de la nación. Son tan solo, supuestos progresistas que han acompañado, las leyes donde cuestiones del poder económico no han estado en juego. En lo que respecta al poder judicial, ni hablemos. Si en Santa Fe, creyéramos que es una derrota, que Perotti haya sacado más votos que Obeid o que Rossi, suponiendo que estos representaran mejor al kirchnerismo, estaríamos negándonos la posibilidad de gobernar una provincia, que no ha tenido un mejor gobierno en manos de Binner y Bonfati que en los gobiernos anteriores. Pero, además tanto en 2007, como en el 2011, a pesar de perder en las elecciones provinciales, el electorado ha hecho que el FPV triunfe en ambas elecciones. Y es muy probable que vuelva a hacerlo en 2015 con la candidatura de Scioli. Porque no comemos vidrio, y eso es bueno.
    Si no logramos construir otro candidato que sea más de nuestro gusto, en lo nacional, no invalida al que hemos convalidado.
    Y la construcción local (provincial o municipal), es algo que sigue en discusión, y dependerá del esfuerzo de los que participamos, aún suponiendo que el kirchnerismo, no contará en esta etapa con la ventaja de los recursos que el gobierno nacional ha volcado en estas tierras.
    La alusión a Messi, se parece más a una cuestión generacional, de quienes no han conocido la diferencia entre ser los mejores según la cátedra, a ser CAMPEONES, con todo lo que ello implica, como Maradona. En ese sentido, el Diego muestra el camino…

  11. Esther dice:

    Hace rato que no comento, aunque algo he venido leyendo. Un poco por falta de tiempo y otro poco por falta de ganas (parafraseando a Abel, no circulo por la blogosfera por razones laborales sino simplemente por gusto…). Esa falta de ganas tiene que ver justo con lo que Abel señala: el construir debates épicos (y virulentos, adiciono) sobre temas que no sirve ser vueltos ni épicos ni virulentos.

    Lo veo desde afuera, claro, no soy peronista ni, en estricto sentido, kirchnerista (no milito). Y haré algo horrible: me autoreferenciaré con el “¡se los dije!”. En fin, de vez en cuando todos tenemos derecho, ¿no?

    Hace rato que vengo diciendo que pase lo que pase con el FPV, nadie podría dañar, frenar o hacer perder al FPV salvo el propio FPV. Está en la posición de las últimas fechas del campeonato dependiendo sólo del resultado de los partidos que él juega.

    Y hace rato que eso me preocupa, me da un poco de miedo. El FPV enfrenta una situación peculiar: nació, creció y se consolidó en tiempos de poder y gloria, pero eso se terminó, porque, pase lo que pase en octubre, a partir del 10 de diciembre ya no estará Cristina en el gobierno.

    Y digo peculiar porque ¿hay algún antecedente? Perón en el exilio y la feroz persecución desatada por la Libertadora apoyaron una épica de Resistencia.

    ¿Cuál es la épica si no hay interrupción democráctica, si el líder (en este caso, Cristina) continúa haciendo política como todos los días y, quizás, el gobierno sea del mismo palo, y si no lo es habrá muchos del mismo palo en el PL o en las provincias?

    La única épica posible es el Proyecto. Ajá. Pero para defender el Proyecto cuando no sos gobierno necesitás mucho más que un líder: necesitás organización política de bases. Hay que cambiar el chip de la cabeza.

    Padilla lo describe bien:

    «El kirchnerismo levanta copas como un jugador brillante, pero le escapa a lo colectivo a veces, en términos de armado político».

    Esas jugadas brillantes surgieron de Néstor y Cristina y/o aquellos en los que ellos decidieron apoyarse. Lo colectivo requiere de armado político de las bases.

    ¿Qué clase de armado político se construyó en estos doce años para sostener esta nueva situación? Si tengo que guiarme por la blogosfera K y los medios de información, diría que falta bastante. Claro, es lo que conozco, sé que es poco, pero no puedo hablar de lo que no conozco.

    Justificar el alejamiento de Randazzo con la frase: “si Cristina lo decidió está todo bien, hay que ser un soldado de Cristina y el que no lo es que se vaya” es, políticamente hablando, bastante pobre; es confundir la necesaria unidad de acción con la obediencia a ultranza y dejar en manos de la conducción toda decisión.

    Me desayuno, en las PASO de la CABA, que el Pro tiene presencia en las villas gracias a militantes que alguna vez fueron peronistas y ahora son macristas. Increíble. ¿Cómo puede ser que se haya abandonado hasta tal punto la calle y el barrio? La CABA siempre fue reacia al peronismo, pero eso es una cosa y no patear las calles semana tras semana mes tras mes año tras año es otra cosa muy distinta.

    En las elecciones de Mendoza también me desayuno de muchas cosas que me hacen preguntarme: ¿y qué armado político se hizo en los últimos años?

    Veo que aflora una especie de pelea entre peronistas kirchneristas progres y no sé qué más. Esa pelea debe haber estado latente, claro (y no la percibí), saltó porque las elecciones son un momento ideal para que estas cosas salten. Después del 10 de diciembre, gane quien gane, ¡todas las situaciones serán ideales para las peleas internas! ¿De qué forma se manejará esto, o la cosa pasará por pelearse cada vez más hasta las fracturas o hasta expulsar en movimiento rotatorio a la mayor cantidad posible de adherentes?

    En síntesis: mucho se ha hablado (también yo) sobre quién sería el sucesor de Cristina y por qué después de estos años no hay un sucesor bien cristinista.

    Pero eso es pensar en términos de individuos, lo cual no está nada mal, pero te quedás corto. La cuestión más importante es otra: ¿qué se ha hecho estos años y qué se hará para consolidar un movimiento de verdad, con la estructura y el debate político necesarios?

    (¿Qué era aquello de que sólo la organización vence al tiempo?)

    Abrazos,
    Esther

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: