Las definiciones del Superdomingo – 3ra. y última

superdomingoTengo que confesarles que mis conclusiones pendientes en este posteo, las que se refieren al oficialismo nacional en la etapa de aquí a octubre, ya habían sido adelantadas – en sus rasgos generales – por la Redacción de El Estadista hace dos semanas, antes de las elecciones locales del Superdomingo. Con un enfoque aséptico y un poquito arrogante, eso sí.

Entonces, con la humildad que nos caracteriza a los blogueros, se las copio. Después corrijo con reflexiones mías, faltaba más.

El FpV se consolida

… Hubo decisiones políticas que resultaron clave. La Presidenta advirtió que no designaría a su sucesor y que el candidato era “el proyecto”. De esa manera les abrió a todos la posibilidad de “jugar por adentro” y evitó las fugas hacia otros espacios. Otra decisión personal de Cristina fue no ser candidata. Así logró desairar a la oposición que durante mucho tiempo sostuvo que la elección de representantes para el Parlasur se hacía para que ella tuviese fueros luego del 10 de diciembre. Además, al no ser candidata la sociedad no la ve formando parte de la pelea electoral y deja de ser el centro de la crítica opositora. Esos factores ayudan a mejorar su imagen.

La aceptación de Daniel Scioli –hacia quien siempre tuvo reparos– como candidato único del FpV no habrá sido fácil para la Presidenta. Sin embargo, lo aceptó porque es el candidato más competitivo, con lo cual demuestra que juega a ganar y aquella teoría, tantas veces invocada, que prefería que gane Mauricio Macri para intentar volver dentro de cuatro años demostró no tener sustento. Pensar en la “gran Bachelet” no es viable en el peronismo, que suele ser impiadoso con los que pierden.

Cristina tuvo que aceptar que era mejor desde el punto de vista electoral conformar una coalición entre el PJ tradicional y el kirchnerismo que ir a una primaria en la cual Scioli le hubiese ganado con amplitud a Florencio Randazzo. Esa primaria hubiese fracturado a la coalición oficialista, mientras que la fórmula Scioli-Zannini la galvaniza. Desde el punto de vista político la fórmula del FpV es muy potente y fue un acierto en términos electorales. En las listas de legisladores hay muchas figuras de peso, lo cual deja en claro que se piensa en un Congreso con mayor protagonismo, y como muchos son funcionarios, está claro que se descuenta que con Scioli llegará un elenco nuevo.

Finalmente, la Presidenta corrió de la escena a dos personas muy deterioradas. César Milani pasó a retiro y, si esa figura existiese para los civiles, hizo lo propio con Amado Boudou.

La oposición tiene tiempo para recuperar terreno porque los deseos de cambio están presentes en la sociedad y hay razones para ello. Pero un primer paso que debe dar es el de no precipitarse a lecturas apresuradas del escenario político. Anticipar cosas que luego no se cumplen –veto a Scioli, Cristina candidata, crisis económica, preferir que gane Macri, etcétera– le restan credibilidad al mensaje de los candidatos opositores“.

Ya les dije que coincido con la gente de El Estadista en el “cuadro de situación”. Pero hay un supuesto básico en el que estamos en desacuerdo: que había un riesgo que una primaria Scioli vs Randazzo “hubiera fracturado a la coalición oficialista“. Daniel Scioli no es el “PJ tradicional”, no más que Florencio Randazzo es el “kirchnerismo”. Un mínimo conocimiento de sus historias personales y sus estrategias a lo largo de sus carreras políticas lo desmiente.

Es cierto que DOS es el candidato preferido del PJ territorial, y Flopy podría haber sido el del kirchnerismo – muchos militantes K lo apoyaban -… si Cristina Fernández lo hubiera preferido a él. Pero esa interna no “fracturaría” nada; los dirigentes y activistas se ubicarían de acuerdo a sus pasiones, sus intereses locales y lo que les ofrecieran en sus listas, y los votantes harían lo que quisieran, como siempre.

La relación entre “peronistas tradicionales” y “kirchneristas” – para ser más precisos, entre peronistas más y menos comprometidos emocionalmente con la experiencia K – es más sutil y diversa que cualquier clasificación de periodistas o de politólogos. Y varía según vivan en Tucumán, Río Cuarto, Avellaneda o la Capital. Quedan peronistas anti K por tradicionales, seguro, pero cada invierno frío son menos: las tablas actuariales son implacables. Puede ser que en el futuro haya corrientes internas en el peronismo que se definan por su valoración de la experiencia K, pero ciertamente no es la realidad actual.

Al punto: en mi opinión, la decisión – que no me gustó, pero tampoco me consultaron – de evitar las primarias presidenciales en el FpV tuvo que ver conque había un clarísimo ganador en el ámbito nacional – ahí vuelvo a estar de acuerdo con el análisis que copié – y que hubiera complicado el decisivo armado bonaerense (ya lo complica bastante la interna Aníbal-Julián). Y que el peronismo necesitaba contar con un candidato, porque la oposición ya lo tenía, Mauricio Macri (A mis amigos massistas les duele aceptar esto, que parecen atribuir a una conspiración de Bergoglio y/o de Guardia de Hierro, pero en 32 días lo sabremos).

Chicanas aparte, la elección de Daniel Scioli como único candidato presidencial – “rubricada” públicamente por CFK con la presencia en la fórmula de Carlos Zannini y aceptada con asombrosa velocidad por los dirigentes territoriales del peronismo y las estructuras de centro izquierda incorporadas al FpV – indica sí una voluntad de ganar, y también la conciencia que decisiones equivocadas podían llevar a la derrota (a pesar del discurso triunfalista “Ya ganamos“).

Una anécdota que refleja muy bien esta voluntad, muy peronista, de construir una mayoría con los elementos de la realidad y con construcciones teóricas es el llamado de Cristina a Schiaretti, el nuevo gobernador cordobés, para felicitarlo por su triunfo, el de un peronismo “disidente”. El intercambio de saludos, esa misma noche del “Superdomingo”, entre Schiaretti y Scioli, son movimientos dentro de la misma partitura.

Entonces, el Frente para la Victoria, el peronismo y sus aliados, que compite en la próxima elección presidencial incorpora dos realidades poderosas que nunca había tenido que articular en su historia: el liderazgo político de la Presidente actual, refirmado por los doce años de la gestión K y por su conducción en este proceso de transición, y el poder que siempre se proyecta hacia el futuro, hacia el candidato a Presidente. Esos dos polos refirman una heterogeneidad que siempre ha estado presente, por la historia del peronismo y la actualidad argentina. Por ahora, hay lugar para todos: los aparatos territoriales, el sindicalismo “del palo”, la militancia K, los intelectuales y “manipuladores de símbolos”,… Hasta el randazzismo doctrinario y el lacanocookismo, con presencia significativa en el mundo digital. Es lo que hay.

Anuncios

12 respuestas a Las definiciones del Superdomingo – 3ra. y última

  1. messi dice:

    “primaria en la cual Scioli le hubiese ganado con amplitud a Florencio Randazzo”

    Puro relato, si cristina apoyaba a Randazzo ganaba este.

    Interna fpv:

    OPSM-27/5- 51,5% Scioli vs 42,5 Randazzo
    CEIS-5/6- 49% Scioli vs 42% Randazzo

    Segun Artemio Lopez el 9/6 esta abierta la interna: https://twitter.com/1190America/status/608417576830529537

    tambien esta esta de marzo que dice que la interna la gana randazzo 37,1% a 35,8% http://www.perfil.com/politica/Segun-una-encuesta-Randazzo-supero-a-Scioli-20150311-0007.html

    fuentes:
    http://www.seccionpolitica.com.ar/encuesta-de-opsm-polariza-entre-scioli-y-macri-aid27337.html
    http://www.ceisconsultora.com.ar/blog/nacional-jun-15.pdf

  2. victorlustig dice:

    justo la duda, el kirchnerismo no sera como el cookismo? para todos las tablas actuariales funcionan, me parece.
    las 20 verdades persisten, pero Cooke es casi una nota al pie, junto con Paladino, mas creeria que este ultimo creeria.
    Pero, el que viva lo vera

  3. Edgardo dice:

    Sobre lo antedicho “…en mi opinión, la decisión – que no me gustó, pero tampoco me consultaron – de evitar las primarias presidenciales en el FpV…”, a mi tampoco me consultaron, y está bien, porque las decisiones estratégicas no siempre se deben consultar.La conducción reune la información, la mantiene en secreto (para que el contrincante no la conozca) y actúa por sorpresa.Esto es básico en conducción, sea esta militar o política.

    • ricardo j.m. dice:

      no, claro. las desiciones estrategicas, pero esto es peronismo aca se toman escuchando. y lo que se critica ahora es que no lo hicieron asi por que lo que se escuchaba era que se queria votar entre dos candidatos a ver quien ganaba y no ganaba el que ellos querian.

      como si el “ERROR” de votar a randazzo en caso de serlo y se pagara perdiendo las elecciones lo fueran a pagar ellos con algun tipo de deterioro de si calidad de vida.

      tenemos clavada la economia en el cuello de botella politico que se expresa claramente en la tasa de desempleo planchada hace años. años en los cuales el direccionamiento del dnero a las clases empresarias y medias supuestamente generadoras de empleo por fue feroz.

      la respuesta es scioli un conserva instrumentador, de que? no se sabe.

      escuchemos los silencios muchachos o lo que era imperativo cuyo silencio…

  4. Amilcar dice:

    Messi: el verso de las encuestas se acaba cuando le dan bien al candidato que queremos.
    En fin… las encuestas que se publican no son confiables. Las que tenía Cristina, Scioli, los gobernas e intendentes sí. Aunque no resuelven todo. Son auxiliares importantisimas para tomar desiciones como las que se tomaron.
    Slds

  5. ricardo j.m. dice:

    el randazzismo doctrinario jajajajaja

  6. guido dice:

    En las encuestas más recientes que he visto, vis a vis las pre oficialización de listas, no se observa un crecimiento sustancial de Scioli una vez convertido en candidato único. La bajada de Randazzo, que implica la bajada de toda la maquinaria construida a su alrededor (ejercicio: cotejar las listas por sección electoral con la lista de dirigentes que habían expresado su apoyo a Floro. Carnicería total) dejó un montón de heridos y ni el “sciolismo” (los dirigentes que apoyan a Scioli) ni el “kirchnerismo” (los que siguen indicaciones de de Pedro u Ottavis) ha dado muestra alguna de pasar con la ambulancia. Nada nuevo en la lógica electoral de Cristina (y antes de Néstor) salvo el nada sorprendente gustito que le encontraron a la lapicera varios de sus críticos más enconados en elecciones pasadas. Queda un grupo, si que minoritario pero relevante, de dirigentes y militantes, peronistas pero sin un municipio a su cargo, kirchneristas pero poco afectos a ingerir kilometrajes de lo que ustedes saben, que han sido literalmente dejados afuera de la campaña (ya no digamos de los cargos: de-la-cam-pa-ña). No dudo que el efecto en el cortísimo plazo (es decir estas elecciones próximas) va a ser menor. Después de todo a alguien hay que votar, las otras opciones son terroríficas…y hablamos de una minoría dentro de la minoría activista. A partir del 10 de diciembre comienza la carrera por el 2017, va a estar bueno.

  7. jose dice:

    “aceptada con asombrosa velocidad por los dirigentes territoriales del peronismo y las estructuras de centro izquierda incorporadas al FpV ”

    Será por la estructuras rentadas, supongo, aquellas que dependen de contratos, aportes, becas y subsidios del estado nacional.

  8. “Una anécdota que refleja muy bien esta voluntad, muy peronista, de construir una mayoría con los elementos de la realidad y con construcciones teóricas es el llamado de Cristina a Schiaretti, el nuevo gobernador cordobés, para felicitarlo por su triunfo, el de un peronismo “disidente”. El intercambio de saludos, esa misma noche del “Superdomingo”, entre Schiaretti y Scioli, son movimientos dentro de la misma partitura.”
    Es , más o menos, lo que Durán Barba siempre le dice a Macri. ¿Será realmente así?

    • Silenoz dice:

      Y no se… ¿a vo’ qué te parece?

      Ya que estamos con la suelta de pavadas (muy republicanas eso sí) ¿qué me cuenta de las volteretas del ballenato, que voy que vengo, me vota pero no lo voto o al verre…Yacobitti y el rulo?

      ¿qué hacemo… ballenato, (in)San(zato) o el tirifilo? de tim marín de do pingüe…. que encrucijada ¿no? ja ja…

      • Silenoz:
        Ninguna encrucijada ni pavadas. Simplemente falta de costumbre. Parece que existiera una ley no escrita, que mandara que todos los que integran un frente deben pensar igual, y si así no fuere, el que tiene la manija por el mango debe freír al díscolo, como ocurrió en el FPV con el “contador” Randazzo.
        Vivir en una República no es fácil, y todos (y todas) deben hacer el aprendizaje, sin excluir a nadie, tropa propia, tropa ajena.
        No agrego nada más hasta que termine de leer el decreto 1311/2015, especialmente ahora que no solo se confirmó que nos están espiando, sino que también Cristina ha decretado que es legal hacerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: