Adiós a Jorge Álvarez

jorge álvarez

Se fue ayer a la madrugada, y necesito despedir a un argentino importante, en serio. Ya lo hizo bien Julieta Roffo, así que tomo sus datos. En 1963, a los 31 años, fundó la Editorial Jorge Alvarez: debutó con Cabecita negra, de Germán Rozenmacher. En los siguientes cinco años publicó Los oficios terrestres, de Rodolfo Walsh; La traición de Rita Hayworth, la primer novela de Manuel Puig; Responso, la primera de Juan José Saer; Invasión, con los cuentas de Ricardo Piglia; y Los pollos no tienen sillas, el único libro de Copi que salió en Argentina mientras vivía. Lo convenció a Quino que las tiras de Mafalda se compilaran en libros; se reunió con Roland Barthes para publicar en español El grado cero de la escritura. Como dice J. R., logró que en las librerías los compradores preguntáramos por el nombre de su editorial más que por el de los autores.

En 1966 fundó De la Flor, con Daniel Divinsky. Pero, muy argentino, no tuvo continuidad con el esfuerzo editorial, o eso dicen.  En 1968 se volcó a la industria discográfica, y fundó Mandioca. Ahí impulsó a Manal, Almendra, Sui Generis y Pappo’s Blues.

En los ´70 tuvo que exiliarse a España, también muy argentino. Allí se quedó hasta 2011. De vuelta en Buenos Aires, editó la colección Jorge Álvarez para la Biblioteca Nacional: publicó las obras completas de Germán Rozenmacher y Tres historias pringlenses, de César Aira. En 2013, publicó su autobiografía Todo está guardado en la memoria. Uno espera que sea así.

De todos modos, lo que él hizo hace medio siglo contribuyó en mucho a lo que somos los argentinos hoy. Lo saludo con Manal.

Anuncios

6 Responses to Adiós a Jorge Álvarez

  1. Raúl C. dice:

    Uh, si habré leído los libros y escuchado los discos que editaba… También uno estaba pálido de cultura en ese entonces.

    • Raúl C. dice:

      Hoy en P/12 lo consideran un representante de la contracultura argentina.
      Como suele ocurrir, el prefijo ‘contra’ se va esfumando con el tiempo.

  2. victorlustig dice:

    contracultura? que sesentista es eso, fue un representante de la cultura, punto, y, es una pena

    bueno el recuerdo Abel

  3. Daniel E. Arias dice:

    Éste sí que construyó identidad. Y de la buena.

  4. Chiclana dice:

    El rock en estas tierras le debe muchísimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: