“Gorila” Pride

gorila1

El título, con una palabra en inglés, hace referencia a la tendencia en las sociedades modernas (posmodernas, más precisamente) de hacer visible, institucionalizar, un “orgullo” por una identidad que estaba reprimida.

Leía hoy este reportaje a Silvia Mercado en Clarín, y me preguntaba si se viene el Día del Orgullo Gorila. No quiero que se lea aquí un ataque a Silvia Mercado: como periodista, está entre las coherentes y articuladas, en una profesión donde el promedio – lo siento, amigos – da muy bajo en esas dos categorías. Y esa coherencia – repito, dentro de lo que es posible a los periodistas, después de todo trabajadores en relación de dependencia – ha sido en pinchar globos peronistas.

Entonces, su libro reciente El Relato Peronista recopila mitos fundacionales: “Creemos que el 17 de octubre fue una movilización espontánea para sacar a Perón de la cárcel, que el 22 de agosto Evita renunció en un “Cabildo abierto” a la postulación a la vicepresidencia, que Perón y Evita realizaron 10 años de felicidad absoluta“, y trata de desmentirlos.

Nada mal en eso, en sí mismo, es un ejercicio intelectual como cualquier otro, y si algunos razonamientos son muy débiles y se contradicen – “la lógica peculiar que da el odio“, decía un gorila ilustre, Borges -… bueno, las editoriales tienden a inundar el mercado local en tiempos electorales con libros de ocasión. No está entre los peores, ni los más ofensivos, de la oferta reciente.

Creo que puede servir para que los muy numerosos estudiosos y comunicadores peronistas aporten lo suyo, en investigación y en afirmación de su identidad. Espero que no lleguen a asegurar – un amigo mío está cerca de eso – que “Perón y Evita realizaron 10 años de felicidad absoluta”. Eso se llama “Paraíso”, y es un mito distinto, cuestionado por otros.

Lo que me parece interesante, desde la política, es que el gorilismo (= antiperonismo visceral) está “saliendo del armario”. Me dirán, de inmediato, y con razón, que nunca estuvo encerrado – basta mencionar los editoriales de La Nación – y que, en todo caso, este libro no es “Viaje al fin de la noche” de Céline. Tienen toda la razón, pero… insisto que en este reportaje, en Clarín, veo un síntoma de un desarrollo político en marcha.

Ante todo, es necesario tener en cuenta que fueron los antiperonistas quienes se llamaron a sí mismos gorilas por primera vez, y en tono de orgullo. En los trágicos días de 1955, se escuchaba una cancioncita tonta “Deben ser los gorilas, deben ser“, que terminó siendo una señal de identidad.

Pero el antiperonismo visceral, muy lentamente, fue perdiendo respetabilidad intelectual (es esa, básicamente, la queja de Mercado). Dieciocho años después, en 1973, ya estaba reservado a un sector – nunca mínimo, eso sí – de odiadores fanáticos. Y, a pesar de otras trágicas experiencias y de una represión feroz a partir de 1976, nunca recuperó legitimidad en el discurso político público y en la gran mayoría del académico.

Aún la victoria de Alfonsín en 1983, que debía una parte sustancial – probablemente mayoritaria – de sus votos al rechazo al peronismo, no logró cambiar este hecho. Y la presidencia de Menem volvió más difícil articular con eficacia política un gorilismo: un presidente peronista llevaba adelante el programa soñado por los sectores de la sociedad donde había arraigado desde el comienzo, y se había mantenido con más fuerza, la hostilidad al peronismo… No les “cambiaba la cabeza”, claro, pero los confundía.

Mi impresión, entonces, que comparto aqui con ustedes, es que eso está cambiando. Porque hay una percepción que se extiende en esos sectores – y en buena parte de la oposición a este gobierno – que el peronismo en su conjunto, como fuerza política – sería irrecuperable para su proyecto de país. El “buen peronismo” se muestra irrelevante en términos políticos.

Atención: en democracia, el gorilismo auténtico es inviable para el discurso de un candidato que aspire a sumar votos (como ningún candidato Republicano en EE.UU. con chances suscribiría los puntos más delirantes del Tea Party, por ejemplo). Mauricio Macri, entonces, reivindica las “banderas peronistas”, al mismo tiempo que su estrategia se apoya principalmente en el rechazo al peronismo.

Pero el discurso antiperonista vuelve a tener, creo, un lugar en el discurso político argentino. Tiene un costado peligroso, por el “odio fácil” que existe en Argentina (en casi todos los países, en esta etapa anómica de la civilización moderna, en realidad). Pero, si se mantiene en límites civilizados, es positivo: menos hipocresía y “corrección política”. Y para los kirchneristas que han llegado recientemente al peronismo, puede ayudar a tranquilizarlos a propósito de futuros gobiernos peronistas.

Anuncios

26 Responses to “Gorila” Pride

  1. Raúl C. dice:

    La frase de Borges es la definición más exacta y sintética del gorilismo en general y del cacerolismo actual.

    • Raúl C. dice:

      Y el apellido de la autora es otro punto interesante.

      • Capitán Yáñez dice:

        No se meta con el apellido, che. El Gabi Mercado fue campeón con el glorioso Estudiantes de La Plata en 2010. ¡Ojo al piojo!

  2. Chiclana dice:

    Ya leíste el libro?
    A mi ver lo más interesante de las entrevistas que dió Mercado en estos días es como marca el uso y abuso del termino gorila para terminar cualquier discusión, con vos no discutimos porque sos gorila, ergo tus argumentos no tienen sustento porque la policía del pensamiento peronista decide etiquetarte de esa manera.

    • Silenoz dice:

      Eso… encima no saben cuanto pobres hay psss…

      • Chiclana dice:

        Si saben, no quieren decirlo, nos mienten como culaquier gobierno neofascista. Como con los muertos de la La Plata, como con la represión y los desaparecidos durante un gobierno peronista. No quieren.

      • Norberto dice:

        “Argentina es el país de la región que más redujo la cantidad de pobres

        Junto a Uruguay, es el país con menor cantidad de pobres e indigentes, y con el mayor nivel de igualdad tomando en cuenta la redistribución de la riqueza, concluyeron dos informes distintos, uno del BID y otro de la ONU.

        Argentina y Uruguay son los países de América Latina con menor cantidad de pobres e indigentes, y con el mayor nivel de igualdad tomando en cuenta la redistribución de la riqueza, concluyeron dos informes distintos, uno del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y otra de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

        Además, destacaron que Argentina es el país de la región que más redujo su cantidad de pobres e indigentes en la última década, haciendo que más 12 de millones de argentinos dejen esa condición; y también fue el que más aumentó sus clases media y alta, incorporando 15 millones de ciudadanos a la primera y un millón a la segunda.

        De acuerdo con el BID; la pobreza en Argentina alcanza a 4,7% de su población; y la indigencia, a 1,4%, con datos tomados hasta 2013.

        En pobreza le siguen Chile, con 7,8% y Uruguay, con 11,5%; en tanto que en indigencia, los uruguayos ostentan el indicador más bajo, con 0,5%; la Argentina se ubica segunda y el país trasandino tercero, con 2,5%.

        Por su parte, Brasil tiene 15,1% de pobres y 5,5% de indigentes; Paraguay, 24% y 10,2%; Colombia, 30,6% y 9,1%;. y Venezuela, 31,8% y 8,8%.

        Argentina también fue el país que más aumentó sus clases media y alta, incorporando 15 millones de ciudadanos a la primera y un millón a la segunda De esta manera, la Argentina redujo en un 92% su indicador de pobreza de 2002, que había sido de 57,5%; y bajó en 94% su indigencia, que llegó a 24,7% ese mismo año.

        Aun si se toman otras mediciones realizadas por el BID, en base a paridad de poder adquisitivo y empleando datos del Banco Mundial, la Argentina registra 10,8% de pobreza, ubicándose entre los tres países con menores indicadores de este tipo, detrás de Uruguay, con 7,1% y Chile, con 7,5%.

        En cuanto a la indigencia, la misma medición alternativa del BID, ubica a la Argentina nuevamente tercera, con 4,2%, en tanto que Uruguay está segundo, con 2,5% y Chile primero, con 2,3%.

        En estos casos, Brasil registra 20,4% de pobres y 10,8% de indigentes; Paraguay, 20,5% y 8,1%; Venezuela, 29,4% y 13,4%; y Colombia, 30,8% y 15,3%.

        El Banco también comparó la distribución del ingreso en la región, con cifras a 2013, a través del coeficiente de Gini, donde 0 indica la mayor igualdad y 1 la más alta desigualdad, y estableció que Argentina, con 0,420, es el tercer país más igualitario, detrás de Venezuela, con 0,398; y Uruguay, con 0,384.

        En este rubro Chile, con 0,531, se ubicó entre los tres países más desiguales de la región, solo superado por Colombia, con 0,539; y Honduras, con 0,553.

        En la misma materia, Brasil tiene un coeficiente de 0,527; Ecuador, 0,485; Paraguay, 0,478; y Perú, 0,447.

        Esta baja en la pobreza y la indigencia de Argentina en la última década, y su ubicación entre las tres naciones con menor cantidad de pobres e indigentes, también la refleja la ONU, en sus bases de datos.

        Allí da cuenta que Argentina en 2012 alcanzó un nivel de 10% de pobreza, del cual 6% era indigencia; lo cual posicionó al país en segundo lugar, junto con Chile, ambos detrás de Uruguay.

        En el caso de pobreza, Argentina y Chile registran 10% y Uruguay 7%; pero si se toma la indigencia, los charrúas mantienen el indicador más bajo, con 5%, los argentinos se ubican segundos con 6%; y los chilenos terceros, con 7%.

        Nuevamente Argentina fue el país de la región que más fuertemente redujo su pobreza, con 89%, haciendo en la última década que 12 millones de argentinos dejen de ser pobres.

        Esta contracción de la pobreza, según la ONU, fue consecuencia de un crecimiento de la clase media de 183% entre 2002 y 2012, incorporando a 15 millones de argentinos a ese estrato social, y además incrementando su clase alta en un 208%, con el agregado de casi un millón de nuevos ricos.

        En tanto, Brasil registró una pobreza de 23%, de la cual 11% es indigencia; Venezuela, 28%, con 16% de pobres extremos; Colombia, 31%, con 15% de indigentes; y Paraguay, 32%, con 14% de pobreza extrema.”

        http://www.telam.com.ar/notas/201507/111214-bid-onu-argentina-pobreza.html

        Es de suponer que para el Sr Chiclana, que no puede ser el de Borges por su falta, crea que la Argentina por medio de su Presidenta, ha comprado informes laudatorios respecto a la pobreza en la FAO, el Banco Mundial, el BID y la ONU, todos organismos de muy diversa ideología.
        Nunca menos y abrazos

  3. Silenoz dice:

    Ja ja…

    Mire don Abel si el gorilismo intenta tener un “discurso político argentino” relativamente creible supongo insistiendo con esa suerte de hipnósis que el P aplica a la mayoría y/o confabulaciones y/o “relatos” tipo:
    “había jornada de 8 horas, aguinaldo, voto femenino y las mujeres podían ser electas”….. pero ¡¡¡en Uruguay!!!!! (a menos que se hable del P uruguayo o algo así)….. ‘tan fritos y condenados a ser una secta.. así parece ser noma’ con el republicanismo hipócrita

    Saludos

  4. El del Sur dice:

    Estimado Abel, la ex compañera Mercado ya nos había anticipado algo en su libro sobre Apold, donde en un abundante abuso de potenciales y fuentes desconocidas nos dojo que el creador del peronismo no fué Perón sino…Apold. Digo es porque ella explica que al descubrir este engaño ella dejó de ser peronista (por ahi tengo otro libro suyo, circa 1984 donde hablaba y analizaba la pérdida de la mayoría por parte del peronismo) cuando culminé el libro de Apold me dediqué a buscar alguno que diga que Ford y Ferrari no tienen que ver con sus autos.
    Un gran abrazo

  5. Gustavo Villa dice:

    Si el peronismo es una mentira, que casi no existe, sino que es un invento de unas pocas mentes afiebradas? porque, entonces bombardearon plaza de mayo, fusilaron en jose leon suarez , tambien a Valle y Cogorno , desaparecieron a miles y miles de compañeros en los setenta ? No sera que lo que necesita esconder es su complicidad con hector huergo, su ex marido, cuando vaciaron al INTA, de todos los desarrollos en especies como la soja de secano, y se la “regalaron” a monsanto , con el inmenso perjuicio economico que esto significo para el pais? esto es lo que son estos gorilas distinguidos e importantes : unos chantas falsificadores.

    • Jose dice:

      ¿No sería a los que “el gran líder” echó de plaza de mayo? ….”desaparecieron a miles y miles de compañeros en los setenta”

      • Norberto dice:

        El “Gran Líder” nunca hecho a nadie de la Plaza, solo respondió con bronca a los cantos de la fracción que se retiró por su cuenta, de la que no fuí simpatizante en su momento, pero tampoco oponente.
        Nunca menos y abrazos

      • Capitán Yáñez dice:

        ¿Y qué mierda tiene que ver la echada de la Plaza con las desapariciones?
        Hijo de puta.

      • Gustavo Villa dice:

        Bien dicen : ” no hay pilcha que no se parezca al dueño”, vos ,Jose, debes ser alcahuete de la turra gorila. No contestas lo que yo dije, solamente destilas veneno. Tiene razon el Capitan Yañez ; sos un hijo de puta!!!

  6. Capitán Yáñez dice:

    “-¿En qué se identifican el relato del kirchnerismo y el del peronismo original?

    -Hay puntos en común: la vocación de imponer una voz única, de intentar utilizar los medios para replicar la misma propaganda que sale del aparato gubernamental, no dialogar con la oposición, dividir a la sociedad en amigos y enemigos.”

    Que una empleada del “gobierno de la ciudad” diga esto en Clarín – Cablevisión – TN, etc. es irrisorio.
    No creo que tenga que ver con Día del Orgullo Gorila alguno. Es, simplemente, más del mismo cinismo expresado con un toque “científico” (“llevo treinta años investigando”).
    Forma parte de la campaña del patrón Mauricio, bah.

  7. http://artepolitica.com/comunidad/hoy-como-ayer-deben-ser-los-gorilas-deben-ser/
    Una lástima que no podamos disfrutar ahora de los comentarios, salvo que David los haya guardado.
    Artepolítica deberá habilitar nuevamente los comentarios, por lo menos los de antes del cepo.

      • No creas que no han evolucionado, muchos lo han hecho, y aquí tienes un buen ejemplo de ello:
        “(..) Creo que este razonamiento es pertinente para examinar con su óptica la empresa política kirchnerista. El control de calidad de toda política de transformación es que ésta sea sustentable al ser juzgada para determinar si afecta o no el medio ambiente de la democracia, es decir, sus reglas de juego y el pluralismo político. Y bien, cuando aplicamos este criterio se comprueba a mi juicio que el desempeño del proyecto promovido desde el gobierno ha dejado mucho que desear.
        Ocurre, sin embargo, que este déficit de calidad institucional suele estar incluido en sus cálculos. Y lo está porque ese proyecto se presenta como una tentativa audaz por cambiar la correlación de fuerzas con vistas a desplazar el punto de equilibrio desde el lugar en que quedó ubicado en los años noventa –el polo de las derechas y sus corporaciones- hacia el polo de las fuerzas en sintonía con una transformación progresiva del país. Por lo tanto quienes son sus defensores proclaman, a la vista de la magnitud de la tarea que tienen por delante, que no es el momento de andar con vueltas: para hacer una tortilla hay que romper huevos. Y si esos huevos son las reglas institucionales y la convivencia pluralista ya llegará el momento de prestarles atención, Una vez que se haya alterado la correlación de fuerzas, pero por cierto nunca antes, se harán las enmiendas necesarias para dar respuestas a las preocupaciones por “el buen gobierno” democrático.
        ¿Qué decir, pues, frente a este argumento que se esgrime desde las filas del kirchnerismo ilustrado, en el mejor de los casos? Al respecto se me ocurre un comentario erudito y una observación empírica. El comentario erudito descansa en el concepto de “la inercia de la trayectoria”, hoy en día muy popular en la ciencia política. Este concepto afirma que las decisiones que se toman hoy condicionan las decisiones que se harán mañana debido a que tienden a generar hábitos e intereses creados que restringen, llegado el caso, la libertad para cambiar el rumbo de la nave de gobierno. Vistas desde este ángulo, las formas de hacer política promovidas desde el vértice del poder presentan un riesgo previsible. Me refiero al riesgo de su reproducción en el tiempo. Si esta es una hipótesis plausible es muy probable que se bloquee la posibilidad misma de introducir enmiendas, como esas que se prometen a futuro. La observación empírica a la que hice referencia resulta de concentrar la atención sobre la actuación de quienes ocupan las posiciones de gobierno. Y al hacerlo no puedo evitar una constatación: cuando “rompen huevos” parecen hacerlo más por las pulsiones de una mentalidad autoritaria bien consolidada que por un cálculo táctico adecuado a las circunstancias. Esta es una razón adicional por la que no me termina de convencer la justificación de las transgresiones de hoy en nombre de las correcciones a realizarse en el día de mañana
        http://seminariogargarella.blogspot.com.ar/2015/06/juan-carlos-torre-la-travesia-hacia-el.html

  8. Norberto dice:

    Puedo confirmar que como dice Mercado, que apellido bien llevado, sobre todo recordando lo que ella y su izquierdozo ex hicieron, soy una ilusión óptica que hizo el secundario y una carrera universitaria como cientos de miles de niños y jóvenes de la época gracias a las condiciones que Perón y Evita dieron para las clases media y obrera en esos años, que mis viejos pasaron de una casita modesta a un chalecito como cientos de miles, en nuestro caso por el Hipotecario, en muchos otro por planes de vivienda del Estado, que pudimos aprovechar el turismo social por las hoteles y rutas que por primera vez estuvieron al alcance, pero es cierto que fuimos una ilusión que permitió que como yo, multitudes tuviesen una vida mejor, hasta que gente como ella pudieron tomar revancha, sangrienta por cierto, destruyendo a como dio lugar la industria que impedía la pérdida total de esos derechos, esos del nunca menos de mis cierres.
    Otra cosa Big Chief, la línea editorial de La Nazzi ON ha sido, es y será la de sus cartas de lectores, que por algo seleccionan, aunque últimamente la hayan ampliado para incluir algo de la cloaca de los comentarios de su edición electrónica, sus editores y periodistas responden sin chistar a esa línea, e intente exponer su otridad en cualquiera de esos sitios y encontrará una barrera, porque la censura que nosotros no aplicamos en ellos goza de muy buena salud.
    Nunca menos y abrazos

  9. Nando Bonatto dice:

    Solo digo una cosa,maldita sea la puta hora que me reuni con la archigorila de Mercado para aportar información acerca del primer periodo peronista y el periodismo de acuerdo a los recuerdos que tenía sobre la actividad de mi padre en esos tiempos.

  10. German Masat dice:

    oia ¿esa tal Mercado no es servicio, onda chucky Mainhart, Cherashny y toda esa mersa? yo la tengo como tal

  11. Abel B. dice:

    Estimados:

    Decidí interrumpir los comentarios en este posteo.

    Era previsible que – sobre todo en uno donde se habla de la vigencia política del gorilismo, y hasta en algún sentido de su legitimidad – comentaran. Y, después de una breve reluctancia, así lo hicieron.

    Habituales comentaristas del blog, incluyendo la categoría del hijo de puta asumido, reconocido como tal por otros comentaristas.

    Pero decidí no autorizar más, porque este tema – previsible, como digo – los ha embalado. En algún caso, al punto de (más) delirio. Uno de los no autorizados comparaba el desplazamiento del monumento a Colón con la destrucción por los talibanes de piezas arqueológicas (Teléfono p Patricia Bullrich ¿podrá conseguir que la Unesco lo declare Patrimonio cultural de la Humanidad? Se hace con tantas cosas…).

    Alguno – por ejemplo el de guillermo – no estaba tan mal, salvo por su ¿necesidad? de creer que los peronistas creemos que Perón y Evita eran eternamente infalibles. Se necesita una ceguera selectiva frente a la abundantísima literatura de origen peronista, pero…

    Sucede que si lo autorizaba, también tenía que hacerlo con las contestaciones, y esto se volvía una de esas columnas interminables. Por eso, los antiperonistas viscerales deberán venir a discutir con los peronistas viscerales en otros posteos, si – como siempre advierto – no son insultantes o repetitivos, en mi juicio.

    O pueden ir a los foros de La Nación, donde no se coartará su libertad de expresión. Un lugar – ahora se me ocurre – que puede ser reivindicado como una experiencia de posporno político.

    Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: