La crisis en Brasil

operacao-lava-jato

Lo que está pasando ahora en Brasil es lo bastante grave para afectarlos no solamente a ellos: También a toda la América del Sur. Especialmente a nosotros, por los vínculos económicos y políticos que tenemos – quieras que no – con nuestro vecino del Norte. El tema ha estado en los últimos días en los medios. Y sin embargo – podemos notarlo en ese termómetro de la atención colectiva que son las redes sociales – no tiene por ahora mucha repercusión entre los argentinos.

Hay pocas dudas que el motivo principal de esta desatención es que estamos en medio de una campaña electoral. Pero créanme, amigos: El desenlace de esta crisis puede influir en nuestro destino tanto como nuestra elección presidencial. Quizás, antes de octubre.

Es cierto que hay otro motivo para que los politizados entre nosotros no le demos tanta importancia: Asumíamos, en forma inconsciente, que se trataba de algo parecido a lo que vemos todos los días en nuestro país; una ofensiva de medios opositores, con hechos reales e inventados, contra un gobierno “populista” (en este caso, uno que tiene algunas políticas sociales masivas, mantiene una modesta política industrial, y que está enfrentado con grupos económicos poderosos). Digamos, el Grupo O Globo en el lugar del Grupo Clarín.

Esa puede haber sido la realidad al comienzo de esta ofensiva. Ya no es así: Hay una posibilidad significativa que sea una versión brasileña de la “mani pulite”, el proceso judicial, y de relaciones de poder, en Italia que a comienzos de los ´90 destruyó el sistema político que la había gobernado por casi 40 años, desde el final de la 2da. Guerra Mundial. Y se cargó a toda esa generación de políticos, de paso. Lo que es seguro es que en los próximos meses o semanas se decidirá si el Partido de los Trabajadores continuará siendo la fuerza principal en la política brasileña. O será destruído = desacreditado.

Adelanto que no tengo la respuesta. La idea es un repaso breve de los últimos hechos, para recordarnos dónde están parados nuestros hermanos brasileños. Y alguna esquirla que, dicen, puede tocarnos a nosotros. Más adelante, trataré de subir algo sobre las respuestas en el PT.

El viernes pasado, 19/6, la Policía brasileña detuvo a los presidentes de Odebrecht y Andrade Gutierrez, dos gigantes de la construcción que trabajan en la infraestructura olímpica de Rio-2016, por el escándalo de corrupción en Petrobras.

En una operación que incluyó 220 efectivos, las fuerzas de seguridad realizaron arrestos en Sao Paulo, Rio de Janeiro, Minas Gerais y en Rio Grande do Sul. Entre ellos, el de Marcelo Odebrecht, al frente de la firma que lleva su apellido, y el de Otávio Azevedo, jefe del conglomerado Andrade Gutierrez.

Esta nueva fase de la “Operación Lava Jato”, que reveló una gigantesca red de sobornos que le costó más de 2.000 millones de dólares a Petrobras, investiga los delitos de “formación de cartel, fraude en licitaciones, corrupción, desvío de fondos públicos y lavado de dinero”, según un comunicado divulgado por la Policía. El escándalo tiene bajo investigación de la fiscalía a dos gobernadores, 13 senadores y 22 diputados en funciones.

Y ahora, a grandes empresarios: Se detuvo a 12 ejecutivos de dos de las principales constructoras de Brasil, incluidos sus poderosísimos presidentes. El titular de Odebrecht, Marcelo Odebrecht, y el de Andrade Gutierrez, Otávio Marques de Azevedo, fueron arrestados y acusados de ser una parte fundamental de “la mayor trama de corrupción de la historia reciente de Brasil”. El operativo estaba bautizado Erga Omnes (en latín, “vale para todos”)

El juez federal Sergio Moro ya había dictado en noviembre pasado el arresto de una treintena de ejecutivos de otras grandes compañías -entre ellas, Camargo Correa, OAS, Mendes Junior, IES, Engevix, UTC y Queiroz Galvão, pero esta vez la decisión de ir detrás de los presidentes de Odebrecht y Andrade Gutierrez sorprendió al ambiente empresarial y produjo escalofríos en el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff.

Varios de los detenidos en ese momento, además de algunos ex directivos de Petrobras, llegaron a acuerdos con la justicia para delatar a otros involucrados en la compleja trama que sacude al país. Fue así como en abril fue detenido el entonces tesorero del PT, João Vaccari Neto, hasta ahora la figura más próxima al gobierno que ha sido implicada en el caso. Sin embargo, el Tribunal Superior Federal autorizó en marzo la investigación de medio centenar de otros políticos oficialistas. “No tenemos duda alguna de que Odebrecht y Andrade Gutierrez capitaneaban un esquema de cartel dentro de Petrobras”, apuntó el fiscal Carlos dos Santos Lima.

Para que los argentinos tengamos claro la dimensión del asunto, pensemos que no es como si en Argentina hubieran detenido a Lázaro Báez y a Nicolás Caputo, y, de paso, a Franco Macri, Vila y Manzano. No. Es como si estuvieran en cana, además, Aldo Roggio y Paolo Rocca.

En realidad, ya La Política Online, siempre insidiosa, publicó “Pánico en Techint por la detención de empresarios involucrados en el “Lava Jato”. El operador Luis Betnaza está preocupadísimo por la participación del grupo en el caso. Es que el grupo de Paolo Rocca cerró contratos millonarios con Petrobras, investigado por la Justicia pro presunto pago de coimas millonarias y sobreprecios, en el marco del “Lava Jato”, el caso de corrupción más grande de la historia del Brasil que tiene contra las cuerdas a Dilma Rouseff y amenaza con liquidar el legado de Lula“.

Dejemos de lado los alarmismos: Esta pelea se está dando en Brasil (con alguna repercusión en Miami y en Cuba, donde Odebrecht está encarando grandes proyectos). Y se juegan intereses poderosos, acordes al tamaño de la economía brasileña, unas tres veces mayor que la nuestra.

La lección más inmediata para nosotros es que no importa lo prudente que sea un gobierno y las buenas relaciones que procure mantener con el poder económico; si se debilita, los tiburones lo atacarán. Y las denuncias de corrupción en sus funcionarios y dirigentes son un arma inevitable en la sociedad moderna, donde todas las grandes y medianas empresas constructoras, en todo el mundo, tienen fondos reservados para aportes a la política.

Anuncios

30 respuestas a La crisis en Brasil

  1. Mariano T. dice:

    No es esa la conclusión. Si un gobierno se debilita, más vale que tenga la cola limpia. Si además de ladrones son débiles, se lo tienen merecido.
    Otro punto es que la figura del arrepentido es un arma letal para estos casos. Acá no existe,.

  2. Norberto dice:

    Esto no se entiende a menos que se tomen en cuenta las declaraciones de Jose Serra de quitar la exclusividad del presalt a Petrobras, e inclusive dividirla o venderla, con apoyo de algunos de los líderes del partido conservador aliado al PT , el PMDB.
    Y eso que como muestra la caricatura están todos metidos en el barro, aunque por supuesto el multimierdos brasileño y sus cómplices solo hace centro en los que pertenecen al partido de Lula, e incluso sobre él.
    Nunca menos y abrazos

  3. Chiclana dice:

    Lula basó toda su carrera electoral en denunciar a los corruptos en el gobierno de turno, lo menos que puede esperar es la devolución de gentilezas.
    ¿Se puede ser progre y corrupto? ¿no le están sacando dinero al pueblo y al Estado?
    Sobre el último párrafo en todo el mundo hay corruptos, la diferencia es que pasa cuando te agarran.

    • Raúl C. dice:

      El que más distribuye es el que menos roba. Y viceversa.
      Simple aritmética.

      • victorlustig dice:

        no, depende del tamaño de la torta, eso es a torta de tamaño constante (y, tampoco es tan cierto)
        ah, cierto, la propiedad privada es un robo, me habia olvidado

      • David (idu) dice:

        No. De ningún modo.

        Puede distribuirse (y mucho) robando a manos llenas.

        Lo único que se requiere son recursos. Simple aritmética.

        Y de eso, en la Argentina sobra: somos un país de abundancia, y una parte casi mayoritaria de esa abundancia la capta la Monarquía Distribuidora.

        El tema es que con la debilidad de Brasil, su “mani pulite”, y la caída del Mercosur, pueden llegar a pasar cosas muy interesantes aquí, si se produjera (ojalá) algún “efecto contagio”.

        ¡Larga vida a Latinoamérica!

      • Raúl C. dice:

        Me obligan a decir obviedades: la masa de dinero que se distribuye NO está disponible para robarla.
        La que no se distribuye, sí lo está.
        Ya sé que quieren que venga lo que les gusta a ustedes: un gobierno que gobierne para ‘los mercados’ y que no distribuya (eso, populismo, caca).
        Espero que tengan una buena demostración de que los que no distribuyen… no roban. Soy todo ojos.

      • Mariano T. dice:

        No hace falta esa demostración, son dos temas no correlacionados per se. Lo que si puede haber es más oportunidad de robar cuanto mayor sea el gasto administrado por el Estado, por un simple tema de probabilidades, nada ideológico.

      • Raúl C. dice:

        En los noventas el Estado ‘gastaba menos’ porque había privatizado casi todo. Pequeño detalle: se endeudó (nos endeudó) hasta la manija. Y gran parte de la deuda fue a parar a determinados bolsillos.
        Durante el Proceso desaparecieron en la estratósfera alrededor de 30.000 millones de dólares.
        Aquí hay otra punta del asunto: roba menos el que distribuye más y el que se endeuda menos.
        El gran problema suyo es intentar que nos olvidemos de lo que roban los que -ADEMÁS- no distribuyen y nos hipotecan con la deuda. Vano intento.

      • Raúl C. dice:

        victorlustig: no me venga con esos chascarrillos de ‘la propiedad privada es un robo’, cosa que -una vez más- nunca dije. A usted también le aviso que la Guerra Fría terminó.

      • David (idu) dice:

        Raúl:

        Como ejemplo de lo que dice Mariano:

        Los 700 palitos “distribuidos” via Hebe – Shocklender, facilitaron (parece) algún vueltito “non sancto”.

        Que no se comprobará nunca, obviamente.

        Es solo una presunción.

        Por eso los dineros públicos deben manejarse con extrema cautela, para que necios como el suscripto no hagan “presunciones”.

        Buena gente. Muchos palitos.

      • Raúl C. dice:

        Repito una vez más porque algunos se hacen los desentendidos: 30.000 millones de dólares ‘desaparecidos’ durante el Proceso.

        Es decir, tomados en préstamo y no traducidos en obras públicas ni en ninguna otra cosa mostrable. Desaparecidos.

        Hasta ahora, el gobierno de Martínez de Hoz-Videla tiene el récord de corrupción. Porque esa cifra no fue igualada por ningún otro gobierno.

        Ah, me olvidaba, era un gobierno anti-populista.

      • David (idu) dice:

        Sin embargo por el Ministerio de Infraestructura pasaron 10 veces esa cifra (300 mil millones). durante la “década ganada”.

        Aclaro que prefiero que se evapore 10 veces más plata en un gobierno democrático que en una dictadura.

        Igual, ambos populistas (remember “las locas de la Plaza”, el festejo por el Mundial `78, el patriotismo malvinense…)

      • Raúl C. dice:

        Yo no hablé de gasto que se reflejó en obras.
        (En todo caso, demuestre que no hay una escala lógica entre el uno y las otras).
        Hablé de gasto que no se reflejó en nada mostrable.
        Y sí, Martínez de Hoz, la Rural, el Consejo Empresario Argentino y el Jockey Club eran todos peronistas…
        Del ridículo no se vuelve.

      • Mariano T. dice:

        Hubo obras, se acuerdan de Yacireta y las autopistas de Cacciatore?. De todos modos, como es usual acá, gran parte fue deglutido por el deficit fiscal, parte del cual fue causado por la garantia los depósitos de bancos vaciados. Y por gasto publico en exceso de los recursos, a los milicos también les gustaba gastar y jugar con empresas estatales(se las repartían por arma).
        El robo no depende del tipo de gobierno. En el gobierno de Isabel se robó mas que en el de Allende, en el proceso mas que con Pinochet, y asi sucesivamente. Es medio geográfico.

      • Raúl C. dice:

        Siempre se hacen los desentendidos.
        Al restar del aumento de la deuda el valor de una autopista y el comienzo de otra, algún estadio para el Mundial y cositas menores, resulta la cifra estimada de 30.000 millones de dólares esfumados.
        Le echan la culpa solamente a la estructura estatal. Qué caradurismo.
        Lo que se llevaron las empresas ¿dónde está?
        Tomaron préstamos en divisas, no los devolvieron, y los importes nos los encajaron a nosotros con la estatización de la deuda privada.

      • David (idu) dice:

        Bueno, Raúl:

        Para la evaporación de recursos púbicos SIEMPRE se necesitan empresas.

        Sean propias o ajenas.

        Del “establishment” o del “capitalismo de amigos”.

        Legales o truchas.

    • Silenoz dice:

      ¡¡Eso!!!…. encima con la inmensa cantidad de pobres que SEGURAMENTE tendrá Brasil… Pss

      Aunque menos que acá Mjmmm

  4. […] me parece importante que sigamos de cerca la pelea en Brasil. Por sí misma, por supuesto (ver posteo anterior), pero también por lo que nos enseña sobre las dificultades de un gobierno razonablemente popular […]

  5. O Globo e Itamaraty tienen dos objetivos comunes, uno económico y otro geopolítico. El económico es liquidar el monopolio de Petrobras sobre el pre-sal. El geopolítico es terminar de desguazar el Mercosur.

    Sí, por supuesto, también hay un ánimo evidente de terminar con las políticas de promoción social de Lula, que en realidad empezaron -es raro pero real- en épocas de Cardoso. Bueno, también el Mercosur fue lanzado con Sarney, épocas del PMDB, 1986. Los años previos a la caída de la URSS parecen haber creado deseos de autonomía regional en las burguesías y las clases políticas brasucas, pero se han evaporado. Hoy Itamaraty se babea por integrarse a ese bloque de triunfadores, la Unión Europea.

    Claro que sí, Abel, tenés toda la razón y sos uno de los pocos que se dan cuenta. Brasil es una fuerza cósmica en la región. La fosa que le están cavando al PT, no sin la enorme ayuda del PT, nos va a marcar la cancha por décadas. Nos va a escribir el libreto en forma mucho más drástica que la letra chica del armado electoral criollo.

    El Cono Sur todo parece listo para una nueva vuelta al Paleolítico. Por ahora, los malos vienen ganando, porque los buenos no logran ser lo suficientemente buenos.

    • David (idu) dice:

      Es cierto:

      Imposible pensar en el Lula que conocimos sin haber pasado antes por Fernando Henrique Cardoso.

      Un grande (Cardoso): lo más progresista (de verdad) que hubo en las últimas décadas en el Cono Sur.

      Y Brasil, la 5ta economía del Mundo.

      Si encima depuran su corrupción, son imparables.

    • Raúl C. dice:

      Argentina se va a hundir en el infierno por la corrupción.
      En cambio Brasil naaaah… arregla en tre minuto el asuntito de la corrupcioncita como quien se sacude una pelusa, y listo: ¡el cielo es el límite!
      Tanta pavada taraba al titán…

      • David (idu) dice:

        Naaaa! La Argentina es indestructible.

        Lo prueba la sucesión de gobiernos desastrosos, y aquí estamos, comprando dólares azules y admirando a Les Luthiers.

        “Vivir a pan”

  6. Siempre queda la sensación de que en Brasil, la lucha contra la corrupción está bien vista, y que tanto el congreso como la justicia no se asustan cuando se les advierten que están poniendo en peligro el modelo.

    • Raúl C. dice:

      Claro, qué viveza, el Congreso y la justicia (y O Globo) ‘no se asustan’ porque buscan implantar el ‘otro’ modelo: el neoliberal. Como si hubiera sido exitoso en algún lado.

  7. […] Cunha están a la derecha de López Murphy, Y en cuanto a los empresarios acusados… Como les decía hace un mes en el blog “Para que los argentinos tengamos claro la dimensión del asunto, pensemos que no es como si […]

  8. […] buena parte de su clase empresaria, y la Presidente Dilma Rousseff. De eso ya hablamos aquí, pero Falak rastrea un texto, de 2004, del juez hoy a cargo de la investigación, donde muestra su […]

  9. […] buena parte de su clase empresaria, y la Presidente Dilma Rousseff. De eso ya hablamos aquí, pero Falak rastrea un texto,de 2004, del juez hoy a cargo de la investigación, donde muestra su […]

  10. […] buena parte de su clase empresaria, y la Presidente Dilma Rousseff. De eso ya hablamos aquí, pero Falak rastrea un texto,de 2004, del juez hoy a cargo de la investigación, donde muestra su […]

  11. […] Por mi parte, siguiendo mi vieja idea que las “noticias” son salpicaduras en corrientes más profundas, les acerco algo que subí al blog en junio del año pasado: […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: