Scioli-Zannini, desde el costado

dos

(robado a Bruno Bauer y panamá revista)

El ritmo de la política argentina es tan rápido, que la sorpresiva fórmula presidencial del oficialismo – acaba de cumplirse una semana desde que la conocieron más de tres personas; quizás, más de una – una semana, repito, y ya es un dato que se descuenta en los análisis. En el blog ya me enfoqué en Mendoza, Córdoba, Grecia… Y si no lo hice con Río Negro y Tierra de Fuego es porque no tenía material ni datos que no estuvieran en los medios.

Bueno, creo que vale la pena agregar algunas miradas que no sean el – algo patético – esfuerzo por despertar paranoia de los medios opositores, pero tampoco las explicaciones voluntariosas de la militancia K. Ni mis improvisados comentarios del día siguiente, porque soy oficialista (a veces, crítico). Me interesa acercarles aquí la de alguien que no juega en ninguno de los dos equipos, y claramente no es peronista y menos K.

Luis Tonelli (que no está vinculado al Pablo Tonelli que va como diputado del PRO, ni al Pablo Tonelli que a veces escribe de economía en el blog; la inmigración italiana indiscriminada…) estudió Ciencia Política en la Universidad del Salvador y en la Universidad de Oxford, y enseña ciencia política en la UBA. A pesar de eso, dice cosas sensatas:

El anuncio de la fórmula Daniel Scioli – Carlos Zannini para participar en las PASO del FPV disparó inmediatamente una cadena de reacciones de todo tipo: obviamente, del lado de la oposición se buscó poner el acento en la “imposición” de CFK de nada menos el vicepresidente a Scioli, y del lado K se enfatizó el perfil de Zannini como “soldado kirchnerista”. Nótese que ambas posturas no resultaban contradictorias entre sí.

Mucho de la oposición, especialmente la proveniente de las filas PRO, descorchó champagne ante la noticia. Se sabe que para los “Amarillos” que tienen a Durán Barba como su gurú – entre ellos un tal Mauricio Macri y otro que se llama algo así como Marcos Peña – la gran cesura de la cultura política argentina es entre la Vieja Política y la Nueva Política. Sintéticamente, la Vieja Política no repara en la “G.E.N.T.E” y se basa en la relación de los aparatos con los políticos, mientras la Nueva Política busca una relación directa –aunque mediática- con la ciudadanía-televidente.

De este modo, las dos expresiones más competitivas de la política nacional hoy, por un lado, el Frente para la Victoria y por el otro, Cambiemos, adoptan perspectivas y estrategias electorales completamente diferentes. Por un lado, pese a los consejos de todos los analistas de enfatizar cada vez más la distancia del Gobierno, hace meses ya que las encuestas señalan que no hay ninguna diferencia entre Scioli y el kirchnerismo. Así que la nominación de Zannini en la fórmula no hace más que evitar cualquier estrategia de separación, que se esperaba podía darse en las PASO.

¿Significa entonces que Daniel Scioli ha perdido la partida?. En realidad, si las elecciones hubieran tenido lugar unos meses atrás, digamos que inmediatamente después de la muerte del fiscal Nisman, la estrategia de mimetización del gobernador de Buenos Aires seguramente lo hubiera hecho perder en segunda vuelta, si era que pasaba a segunda vuelta, ya que quizás la contienda hubiera sido entre Macri y un todavía fuerte Sergio Massa.

Pero mucha agua encuesteril ha corrido desde esos tiempos de borrasca para el kirchnerismo, quien hoy se ha recuperado notablemente en su score frente a la opinión pública. Todas las encuestas marcan un descenso drástico de la opinión negativa contra la Presidenta, mejoran los índices de popularidad del kirchnerismo y se consolida la intención de voto de Scioli. Obviamente, todo esto no se basa en que el Cisne Negro que representó la irrupción del caso Nisman haya podido ser pintado de blanco, especialmente por ese ariete lingual denominado Aníbal Fernández.

La respuesta a la incógnita sobre que pasó es muy simple y está en la economía. No es que haya mejorado, que se haya retomado el crecimiento, que haya aumentado el empleo. No, lo que sucedió de positivo ha sido más bien lo que no sucedió de negativo. Los gurúes económicos auguraron (otra vez!) un apocalipsis que sencillamente (otra vez!) no tuvo lugar. Y de ese modo, la mediocridad – abonada por el gasto público y convertido en consumo sweetmoney  – frente al colapso anunciado y desmentido sabe a paraíso.

Para decirlo directamente, si antes el “cambio” representaba una mayoría de la población, hoy se puede decir que es cada vez más importante un sector intermedio que quiere que se respete la “continuidad” de los fundamentos de lo que ha sido la economía argentina de estos últimos años. O sea, no hay cambio de época, de ninguna manera, y quien capture ese voto en el medio será quien gane las elecciones. Paradójicamente, quien tendría que haber usufructuado más de ese electorado central es Sergio Massa, quien hoy se ha caído en pedazos, más que en las encuestas, políticamente. Pero lo que impera es la polarización, a la que han apostado, tanto el FPV como Cambiemos, y al no encabezar el Frente Renovador las encuestas, simplemente el voto que juega ganador lo fue abandonando, especialmente el de los intendentes y punteros.

La clave de esta elección, entonces, estará dada por cuál de los dos polos se presenta dividido, y esa división permite al otro polo ganar en primera vuelta. Si para algunos, la “imposición” de Zannini como vice, condena a Scioli a la minoría que quiere la continuidad a troche y moche, hay algunos elementos que pueden jugar a favor de la fórmula del FPV y que la oposición debería contrarrestar.

En primer lugar, Scioli ha pasado a ser el candidato a Presidente elegido por la Presidenta. La gran duda era que iba a hacer CFK, y con esta fórmula de integración, la continuidad de la candidatura de Randazzo pierde todo sentido. En segundo lugar, Zannini tiene alto desconocimiento entre el electorado (o sea, no es Máximo Kirchner ni Kiciloff). Y la oposición necesitará un esfuerzo importante para comunicar quien es, su pasado maoísta, su perfil de comisario político, etc., etc.,conveniendole más enfatizar aspectos positivos propios que ir por la negativa. En tercer lugar, el FPV presentará seguramente un voto unificado y la oposición se encuentra dividida en tres candidatos: Mauricio Macri, Margarita Stolbizer, Sergio Massa, a lo que hay que sumarle el candidato de la izquierda, y cualquier punto aquí puede ser decisivo.

Para terminar con humor, la frase que dejó un viejo peronista al enterarse de la nominación de Zannini: “Es la mejor garantía de que a Daniel no le vamos a hacer un juicio político. El peronismo jamás dejará que Zannini asuma la presidencia”.

Anuncios

20 Responses to Scioli-Zannini, desde el costado

  1. Javier Piva Flos dice:

    Oiga, Don Abel, ya creo que es algo vieja la cuestion, pero me pregunto si en realidad “Scioli ha pasado a ser el candidato a Presidente elegido por la Presidenta.”.
    Creo que se puede leer más acertadamente la situación diciendo: “Scioli obliga a la Presidenta a ungirlo”, ya que ha sabido generar un caudal propio en estos años, y la presidenta realmente no ha tenido la capacidad (o quizas la intención) de lograr un sucesor mas afín al kirchnerismo. La ultima oportunidad , a mi modesto entender, fueron las legislativas de 2013, cuando impone a Insaurralde como candidato. Entiendo que ésa instancia hubiera sido la última oportunidad para marcar al “delfin” (y resultó ser un pescado nomás).
    Producto de éstos errores (ya que los conductores se equivocan como cualquier hijo de vecino), es que hoy, debe dar u visto bueno a Scioli, para tratar de colar a alguna tropa propia en las listas.
    Panorama interesante el que se abre, ya que el tiempo y el cambio de quien maneje “la caja” mostraran cuanto de Kirchnerismo ssubsistirá en los próximos tiempos.
    Digo yo, bah. Un abrazo.

  2. Carlos dice:

    Gracias Abel por aclarar lo de los Tonellis. He leido aquí varios posts publicados de Pablo el economista -a quién no conozco-y más tarde ví por TV a Pablo Tonelli, diputado del Pro. quién me produjo una desagradable impresión. Y una cierta confusión respecto a su publicación en el blog, no me cerraba .
    Con respecto al post del nuevo Tonelli, creo que hay más de mejora real en la economía, de bienestar en amplios sectores, que de contrastes con situaciones apocalípticas anunciadas, una y mil veces, y que ahora no se cumplen, decir eso es un poco mezquino, parece una variante del viento de cola, nunca reconocer mérito a la gestión del gobierno. Hasta el chiste del final respecto a Zannini parece una burlona crítica a la elección del vice por parte de Cristina.
    Saludos.

  3. Sergio Robles dice:

    “…… la frase que dejó un viejo peronista al enterarse de la nominación de Zannini: “Es la mejor garantía de que a Daniel no le vamos a hacer un juicio político. El peronismo jamás dejará que Zannini asuma la presidencia”….. Agrego, en mi condición, también de adulto mayor peronista, que “jamas” cubre toda hipotesis de reemplazo (cualquiera fuera la causa).
    De donde resulta que Zannini es ( a futuro) tan util -a quien lo entronizó- como puede serlo el timbre de una bóveda o la bocina de un avión.
    Y más aun cuando uno llega a un lugar “….porque otro/a lo puso…” . Es de manual que para sobrevivir tiene que responder a una pregunta crucial .-que es la que se hace a todos los que . como él,empujamos el lapiz y apenas merodeamos la política- “…Usted: ¿qué hace aqui?”

  4. Chiclana dice:

    Alguno de los participantes sabe: ¿Zannini fue preso durante un gobierno peronista?

  5. Esther dice:

    Gracias por la aclaración de los Tonelli (también estuve confusa, jaja) y por el artículo, que expresa justo lo que decís, Abel: una mirada desde afuera, tendiente a analizar escenarios electorales y no desde el interior de la minoría intensa (¿así se dice, no?). Al fin y al cabo, si el FPV ganará lo hará con votos que no son de su tropa.
    Rescato algunas frases:

    «… mientras la Nueva Política busca una relación directa –aunque mediática- con la ciudadanía-televidente».
    (Posmodernismo…)

    «es Sergio Massa, quien hoy se ha caído en pedazos, más que en las encuestas, políticamente».
    Buena diferenciación, que muchas veces se pierde de vista; por lo menos en la PBA Massa mantiene una alta intención de voto pese a todos los garrochazos inversos y las idas y vueltas. Eso debe indicar algo con respecto a los votantes (aunque no sé qué, jaja), y muestra a las claras la distancia entre las noticias periodísticas y el mundo real.

    «Y la oposición necesitará un esfuerzo importante para comunicar quien es, su pasado maoísta, su perfil de comisario político, etc., etc.,conveniendole más enfatizar aspectos positivos propios que ir por la negativa.»
    Buen punto.
    (Aunque no necesitan ir por Zannini, con Scioli tienen material de sobra.)

    Sigo descreyendo de que una lista unidad en las PASO es más fuerte que ir con dos o tres precandidatos. El problema que tienen esos análisis es que, sin un estudio a fondo, terminan incluyendo sucesos que nunca existieron porque no tuvieron la posibilidad de existir. Vengo del blog de Sentís, de leer un artículo de Malamud y Calvo en el que incurren en lo mismo; pero, sin datos cualitativos de fondo, no es posible saber cuánto debilitaría una elección con dos precandidatos porque, al no existir el segundo, su potencial votante en las PASO no lo votó; no es posible contabilizar la fuga o no fuga de un voto inexistente.

    Abrazo,
    Esther

  6. Silenoz dice:

    Estuve viendo y escuchando ayer el debut del tándem en Córdoba y … ¡¡¡que’ quere’ que te diga!!!….

    Para momentos que se necesite “rockear” , pioli correte y dejalo al cro. maoista…

    En los cierres y “bises” lamentablemente hay que cambiar de frontman si no… nos dormimos todos ehhh ja ja…

  7. Politico Aficionado dice:

    Para Aníbal, ”Lousteau es Horacio Rodríguez Larreta con rulos”

  8. Scioli tiene miedo que Zannini termine actuando como Gonzalo Jara.

  9. Politico Aficionado dice:

    Mientras jueguen para el mismo equipo no tiene nada que temer.

    • Algo similar a la teoría del cerco, de los 70:
      ¿Qué piensa usted acerca de la fórmula presidencial Scioli y Zannini?
      Todavía estoy analizando, pero sigo pensando lo mismo de Scioli, no he cambiado mi opinión. Sin embargo, me encanta Zannini. Él es una gran persona. Él me ayudó mucho, yo no necesito una entrevista para hablar con él, puedo ir directamente a él.
      Pero cree usted que hace una administración probable Scioli más positiva?
      Por supuesto, porque Scioli no será capaz de ir en cualquier dirección, se le rodeaba. El vice-presidente y el congreso serán del Frente para la Victoria (FPV). Es como poner una cerca alrededor del árbol que plantaste
      para que crezca de una manera determinada.

      http://www.buenosairesherald.com/article/192259/bonafini-%E2%80%98scioli-will-be–surrounded-by-vp-congress%E2%80%99

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: