Adiós a Elsa Oesterheld

hgo, elsa y las hijas

Ayer murió Elsa Sánchez, la viuda del guionista de historietas Héctor Germán Oesterheld, y quiero despedirla aquí, porque como esposa y madre ha sido, es, testimonio de la tragedia argentina.

Sus cuatro hijas, Estela, Diana, Marina y Beatriz, que están de niñas en la foto de arriba con sus padres. muchachas veinteañeras se sumaron, como tantas y tantos otros de su generación. a la Tendencia Revolucionaria del peronismo en los tempraños ’70 del siglo pasado, y pasaron a integrar la organización guerrillera Montoneros. Fueron secuestradas y asesinadas.

Su padre, el marido de Elsa, el gran H. G. Oesterheld, se politizó y se incorporó a la orga, por el ejemplo de sus hijas. Uno recuerda que hubo muchos casos como el suyo en ese tiempo. Fue capturado por efectivos del Ejército en abril de 1977 y luego trasladado a Campo de Mayo. Sobrevivientes de los centros clandestinos de detención aseguran haberlo visto con vida, torturado, en el centro clandestino de detención de El Vesubio, y se cree que lo asesinaron en la localidad de Mercedes.

Queda de la familia, hasta donde yo sé, un hijo de Estela, que también fue secuestrado como bebé y luego entregado a su abuela para que lo criase.

Oesterheld – como otros grandes artistas, no importa el medio que usen, fue un creador de mitos. Tengo muy presentes sus historias que leía de pibe. Bull Rockett y sus dos amigos, Bob Gordon y Pig, fueron las primeras, en la vieja Misterix. Luego sus personajes crecieron, y uno creció con ellos. El sargento Kirk, Randall, Ernie Pike, Ticonderoga, Sherlock Time, Mort Cinder,… La saga del Eternauta, aquí en Buenos Aires.

Ellos lo buscaron y marcharon – en su mundo de papel – cuando estaba desaparecido. La chica del saloon, la amiga de Kirk, se puso el pañuelo blanco, como la mujer de Juan Salvo. Creo que esta vez se reunieron de nuevo.

h.g.o.

Anuncios

5 respuestas a Adiós a Elsa Oesterheld

  1. Voces dice:

    Hermoso homenaje Abel.

  2. VA dice:

    Abel, cuantos recuerdos !!!

  3. Chiclana dice:

    el mejor de esa época, no paraba de leerlo cuando la Skorpio salía en papel ilustración con Alvar Mayor, el Eternauta, Bárbara…

  4. Daniel E. Arias dice:

    Cuando lo mataron a Oesterheld yo ya tenía 24 años. Tardé en enterarme. ¿En qué tumba anónima quedó todo aquel cacho de mi infancia?

    Creo que parte de la ética de héroes grises y sin ganas de serlo a la que nos condena la vida, algunos argentos de mi edad la aprendimos de Oesterheld. Daba una propuesta mucho mejor acerca de cómo ser un hombre en las malas que las de Sálgari, Superman o James Bond.

    Los circunstanciales guerreros de Ernie Pike, en general yankis, a veces alemanes, estaban mucho más cerca de nuestro Martín Fierro: no aspiraban a perfectos, metían la pata seguido, pero a la hora de las decisiones límite eran esclavos de su propia conciencia y ésta los metía en quilombos con el enemigo (que bien podía ser la propia cadena de mando) que terminaba matándolos, o dañándolos sin regreso.

    La Argentina, país caníbal, se come a sus mejores hijos. Maldita la novedad. Lo trágicamente lindo es que sigue produciendo mejores hijos, y alguna vez serán más en cantidad y calidad que sus verdugos.

    Mi saludo a la señora Elsa Sánchez, la última heroína gris de don Oesterheld.

  5. Politico Aficionado dice:

    H.G.Oesterheld fue un grande, sus héroes con dimensión humana tuvieron mucho que ver con la formación de varias generaciónes de argentinos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: