Vísperas santafesinas

santa-feEn estos días uno no puede leer a los columnistas políticos – ni tampoco tomar un café con alguien del punteraje, en realidad – sin escuchar cualquier cantidad de fascinantes hipótesis sobre cómo se van a llenar los casilleros en las boletas para vicepresidentes, gobernadores, cabezas de listas de legisladores… Se siente como un gran juego de Tetris, sólo que en las fichas están pintadas las caras de candidatos con una sonrisa ansiosa.

Lo siento. Estoy obligado a insistir en algo que debería ser obvio: Es la realidad la que determina los planes. No son los planes los que determinan la realidad. Sería un aporte de este blog a la politología, sino hubiera sido dicho mucho antes, en diversas formas. Por ejemplo, por Perón: “Los hombres sólo fabrican una montura para poder cabalgar la evolución“.

En este caso: ¿alguien puede creer que aquellos que están en condiciones de influir en el armado de listas que se presentarán a las PASO nacionales – de la Presidente para abajo – no van a tomar en cuenta los resultados de mañana en la provincia de Santa Fe?

Entonces, entre “aquellos que están en condiciones de influir” hay que contar, inevitablemente, a los más de dos millones y medio de santafesinos que van a elegir gobernador y las otras autoridades provinciales.

Empecemos con los datos concretos. Y luego los no tan concretos:

De las elecciones primarias del 19 de abril nos informa Andy Tow los resultados;

PRO 32,07 %; Frente Progresista 31,87 %; Frente Justicialista para la Victoria 21,83 %; Frente Renovador 7,85 %

El informado blog de José Rubén Sentís, portal de noticias K, nos acerca tres encuestas distintas.

1ro. Miguel Lifschitz 30.5%
 2do. Del Sel 29.1% 
3ro. Perotti 24.9%,
Fuente: Nueva Comunicación.
1ro. Miguel Torres del Sel 29.10%

2do. Omar Perotti. 26,80%. 
3ro. Miguel Lifschitz con 24,60%, 
Fuente Poliarquía.

1ro. Del Sel 33%.

2do. Lifschitz 29%.
3ro. Perotti 26%
Fuente Isonomia

Cada encuestadora está vinculada a una de las tres opciones principales, por supuesto. Pero, a días de la elección, a ninguna de ellas les interesa aparecer como chantas. Por eso, creo que puede hablarse de un electorado dividido a grandes rasgos en tercios, con Del Sel (PRO) y Lifschitz (socialismo) con las mejores chances, y un crecimiento de Perotti (peronismo) que le permite ilusionarse.

La primer conclusión salta a la vista: la imagen de “ganador” de Mauricio Macri y por ende sus chances en agosto y en octubre dependen en alguna medida del triunfo o no de su candidato en la provincia, Miguel Del Sel. Lo que a su vez pesa en la estrategia de su adversario, el Frente para la Victoria.

Esto es así no solamente por el humano exitismo. Hay un elemento objetivo. hasta ahora el PRO no es más que otro partido vecinal. Con gran visibilidad y muchos recursos, porque gobierna la ciudad más rica de la Argentina. Si se confirma el triunfo que ya logró en las PASO del 19 de abril – que lo ayudó a instalarse como el principal opositor… No tiene que ver en este escenario la composición de la legislatura local, ni las dotes que tenga Del Sel para gobernar. Eso es para después del 10 de diciembre.

Hay otro dato, menos visible pero importante, que se empezará a saber con certeza mañana después de las 18. Santa Fe es una provincia muy particular (todas lo son). Es la única provincia argentina gobernada por el socialismo, desde 2007 (Y ya en 2003, su candidato, Hermes Binner, fue el más votado. Perdió por la Ley de Lemas). Es, como se ha dicho, la provincia argentina, además de la Capital, donde el PRO es una de las fuerzas mayoritarias. Y donde, como en Córdoba y Mendoza, hay un peronismo diferenciado en dos sectores.

En la provincia del Brigadier López, esta división ha sido superada, en la superficie. Después de forcejeos, renunciamientos y abandonos, el PJ está formalmente unido. Pero en una parte considerable de su dirigencia territorial, y sus candidatos, aunque apoyan públicamente a la Presidente, su entusiasmo kirchnerista es… menos visible.

No es como en Córdoba, porque ahí el peronismo… cuestionador del nacional gobierna la provincia. Y no es como en Mendoza, donde el poder nacional pudo sellar un arreglo en el que participaron todos los sectores. En Santa Fe hubo un desgajamiento importante que se sumó al PRO, y otro menor que ensayó con el Frente Renovador.

En estos meses, el candidato, Omar Perotti, se puso la tarea al hombro y, consiguió una unidad aceptable. Tuvo en esto la fundamental ayuda de Agustín Rossi, referente del peronismo más comprometido con el proyecto nacional, que decidió que el rival a vencer estaba fuera del peronismo. Está claro que esa fue la estrategia de la Presidente.

Pero la militancia K más ardiente se queja, con razón, que la figura de Cristina Kirchner no ha tenido en la campaña el lugar que ocupa en la de otras regiones argentinas. Esto no se debe a cuestiones personales, a que esos dirigentes son menos kirchneristas que otros. Ha sido una evaluación – que ya tiene algún tiempo – que “no conviene” insistir demasiado en Santa Fe con lo K. El acierto o el error de esa opinión se sabrá mañana.

Anuncios

3 respuestas a Vísperas santafesinas

  1. Ñandú dice:

    Y …sí
    En Mendoza, el peronismo es conservador popular 2/3 y K 1/3, por eso Padilla dice que es la tierra de del mendo cinismo

  2. Carlos Boyle dice:

    Abel, el PRO de Santa Fe es el reutemismo con un candidato taquillero. Como PRO no existe, lo que si existe es la gran pelea entre peronistas de izquierda y lo sultraconservadores menemistas que conjugan perfecto con el proyecto PRO.
    Perotti hizo una tarea titánica para emprolijar a los K y casi moja, los socialistas tienen su kiosco bien armado, el PRO lo tiene a Del cel y algo de estructura peronista.
    ¿Se traduce esto a lo nacional, no no tiene nada que ver? A Santa fe como el resto del interior del país se lo hizo a un lado como chiripiá pa mear en las nacionales. Tres candidatos de la provincia que todo el interior odia. Los resultados son inciertos.
    Por ahora el pulso de las nacionales lo sigue marcando la única no candidata con sus aciertos y yerros.
    La teoría de redes nos ha enseñado que ante una gran disperción en el tramado de la red, altamente distribuida, la posible jerarquización de la misma es alta mente favorable a que aparezca. En términos políticos, ante la gran dispersión de votos en el 2003, le fue muy facil a NK establecer hegemonía.
    Santa Fe no es ajena a este proceso, ante una posible distribución tripartita de las voluntades, será el Socialismo el que más facilmente podrá hegemonizar la instancia. Lo que no significa que a nivel nacional ocurra todo lo contrario

  3. Mariano T. dice:

    Perotti va a ser una buena elección justamente porque no es el repudiado Rossi. Y porque es un buen intendente y K light.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: