El libro que Cristina le regaló al Papa Francisco

los-estados-continentales-el-mercosur-alberto-methol-ferre

Me pareció significativo que, como cuenta aquí Gabriel Fernández, un libro que la Presidente argentina regaló a Francisco en su reunión de este domingo fue uno del pensador Alberto Methol Ferré, “Los Estados Continentales y el Mercosur“.

No particularmente porque hace pocos días un periodista militante – que con tacos altos le llegaría a los talones a Methol – lo haya atacado en un periódico vinculado al oficialismo argentino. Es posible que eso haya sido un factor – ella es, después de todo, una dirigente política y él es un jesuíta – pero el motivo fundamental es otro.

Alberto Methol Ferré – argentino oriental – es el autor que expresa la continuidad entre los grandes pensadores de la unidad latinoamericana, Ugarte, Haya de la Torre, Perón, … y los procesos y luchas actuales. Y también es el laico que ha hecho más por dar ese mensaje desde la Iglesia católica. Ese libro es el resumen de su pensamiento geopolítico.

Me siento orgulloso que un largo resumen de ese libro está en el blog desde hace noviembre de 2009, cuando armé la página la Patria Americana. Fue una conferencia que dio para el Foro San Martín en 2002. Como hay allí otros textos casi tan largos, subí lo de Methol por separado a Google Drive, aquí. Pueden imprimirlo, o leerlo en la PC.

Pero eso es lo de menos. Lo significativo a que me refiero es algo que leí ayer en el Vatican Insider, de La Stampa: “Salida al mar de Bolivia: la apuesta del Papa por la unidad latinoamericana. Desde Argentina parte una iniciativa que busca acabar con rencillas del pasado y abrir una nueva etapa de unidad entre Chile, Perú y Bolivia, de la mano de dos amigos del Papa Francisco“.

16 respuestas a El libro que Cristina le regaló al Papa Francisco

  1. chofer fantasma dice:

    Gracias por la mención y el link a una conferencia de Methol Ferré. No lo habia leido, es muy interesante.

  2. Una alegría empezar el día con Morgado, ex-cumpa del Benemérito Convictorio Carolingio. Su conjunto funciona mejor que el Mercosur porque él, que como capo y guitarrista, en lugar de brasilear y hacer la suya le da pie de protagonismo al maravilloso violín de Condomí, al bandoneón de Castro, y -cosa excepcional en instrumentos de acompañamiento- también al contrabajo de Hurtado y eventualmente al rol de quien le toque hacer de percusionista.

    Es más, Morgado y Hurtado no están que se mueren por firmar un Tratado de Libre Comercio con ningún conjunto europeo, porque apuestan a la milonga de por aquí. Eso tranquiliza mucho a Condomí y Castro, y les dejan hacer cosas maravillosas.

    Ojalá don Francisco le sugiera a Tabaré que se deje de darle servicios de puerto y “blanqueo de carga” a la flota de 500 o 600 barcos que se llevan 1000 toneladas diarias de calamar Illex argentinus para el mercado español, bajo licencia kelper, y con tripulación en condiciones de esclavitud. Los chilenos y los brasileños se niegan a recibirlos, por motivos de solidaridad regional sin duda residual, pero el hecho es que no los reciben y se pierden unos mangos, sin duda.

    Me gustaría saber qué cabronada le estamos haciendo nosotros a los yoruguas: siempre hay alguna. ¿Asuntos de puertos y dragados, tal vez?

    Pero está bien empezar el día con Morgado. No hace falta que el Papa lo convenza de que se quede con su conjunto. A Morgado, tan criticado por algunos tangueros puristas, le alcanza con ser uno de los mejores músicos argentos. Sabe que a su cuarteto no le tocó la suerte de los Beatles -reinventar la música popular en el mundo- porque están parados en otro lugar, y lo prefiere. Sus discos los distribuye su esposa, para malhumor de las discográficas. No es millonario pero se divierte.

    Prometo leer a Methol Ferré, Abel, pero no creo que darle salida al mar arregle los dos problemas básicos de Chile para jugar en el Mercosur, que son sus TLCs con EEUU y su firme vocación antiindustrial. Me pregunto también cómo un país número 5 por superficie y número 7 por PBI como Brasil está copiando los desplantes antirregionalistas de Chile y Uruguay.

    ¿Los zombies contraatacan? Falta que aquí vuelva Cavallo y se rearma la fiesta noventista.

    • Silenoz dice:

      Muchos brasileños (heteros) se hacen las mismas preguntas y hay un “consenso” especulativo que sugiere que dichas medidas de ajuste responden a la necesidad de no perder el “investment grade” que está íntimamente relacionado con las tasas y la financiación del los rojos de cta. cte. de dicho país

      Lo que pasa es que este fenómeno que se ve en Brasil hoy no es un hecho aislado, es algo que viene desde el 2011 a partir de la implementación de lo que la cra. Dima y su equipo denomínó “medidas macroprudenciales” (basicamente racionalizar los créditos) fundadas en un diagnóstico -errado- en cuanto al endeudamiento privado y un consenso por el cual el crecimiento logrado al 2010 debía ser liderado por los privados, implementando así medidas de estímulos a la oferta para favorecer la inversión. Lo cuál, por supuesto y como siempre, no funcionó.

      Todas las medidas de ajuste que se implementaron/implementan actualmente, no parecen tener otro fin que satisfacer los parámetros evaluativos del FMI y calificadoras de riesgo, cuestiones que siempre estuvieron presente inclusive con Lula.

      La diferencia entre Lula y Dilma es que bajo el primero y debido al “viento de cola” tuvo más aire dentro del marco de metas de inflación para hacer una política fiscal mucho más expansiva que la segunda

    • Matias dice:

      “Me gustaría saber qué cabronada le estamos haciendo nosotros a los yoruguas: siempre hay alguna. ¿Asuntos de puertos y dragados, tal vez?”…el dragado del río Uruguay hasta Concepción del Uruguay-Paysandú viene empantanado, R-O.U. quiere que lo pague Argentina ya que ellos son “pobres”

  3. Lita Argirio dice:

    Abel, ¿a que periodista oficialista y a que nota se refiere usted?.
    Aqui hay una nota de H.V. donde le reconoce dos rasgos notables:

    1) ser uno de los mas geniales pensadores de Nuestra América
    2) haber sido un eficaz atacante de la teologia de la liberacion y un defensor del integrismo tradicionalista y paranoico en el que se apoyaron nuestros militares para edificar el terrorismo de estado.

  4. Sabiendo que H.V. no quiere para nada a Francisco, el que a su vez simpatiza con el pensamiento del escritor uruguayo:
    http://www.metholferre.com/reconocimiento/testimonios/detalle.php?id=38
    no es extraño que siempre le haya pegado a ambos:
    https://books.google.com.ar/books?isbn=9500741032
    ¿Sabía la presidenta algo sobre este tema antes de regalarle el libro?

    • Raúl C. dice:

      Una cosa es que el gobierno aproveche el bagaje de información de HV y tenga intereses en común (tema DD. HH.). Eso no significa que HV le baje línea (o algo parecido) a Cristina, ni antes a Néstor.

    • CV dice:

      Eduardo Reviriego (Daio):

      Llegué hasta el tomo 1 (perdón, tengo otras muchas cosas que leer!). Lo que a mí (también!) realmente me sorprende es que los católicos “tradicionalistas” ponderan esa obra de Verbitsky:

      ttp://caminante-wanderer.blogspot.com.ar/2013/08/el-dilema-por-ludovicus.html
      (ver comentarios)

      • CV:
        Con esfuerzo comencé el tomo 2, y luego abandoné. Todo muy conocido, salvo el particular sentido que le da el autor según sus “convicciones”.
        Que los “tradicionalistas” ponderen la obra de H.V. no es de extrañar: los une el mismo enemigo, no es necesario leer a Ludovicus para darse cuenta. Uno podría pensar, qué más tradicionalismo que volver a las enseñanzas de Jesús, como hace Francisco, pero no lo aceptan, la teología les ha destruido las neuronas y dejaron de lado las sabias advertencias de Santo Tomas.

  5. Abel B. dice:

    Estimados:

    Respondí en forma muy concisa a la pregunta de Lita Argirio porque ya me lleva bastante tiempo libre el blog. Pocas veces tengo el suficiente para contestar comentarios.

    Ahora puedo expandirme: Decir que Methol Ferré era “un defensor del integrismo tradicionalista y paranoico” es una estupidez indigna de un periodista informado como es Verbitsky.

    Atribuyo su hostilidad a que se identifica, desde afuera, con una interna feroz en el seno de la iglesia católica y de los laicos vinculados a ella. Porque fue en seno de la “Santa Madre” (así se le decía con ironía en ese tiempo) que surgieron mentores y cuadros de la guerrilla urbana (Por supuesto, otro origen era el marxismo revolucionario. Pero en Argentina fue minoritario).

    Los partidarios de la lucha armada se enfrentaba con la parte de la Jerarquía más conservadora. Pero odiaban más que a nadie a los que cuestionaban la vía armada desde la Iglesia comprometida socialmente.

    Considero que la “vía armada” mezclaba megalomanía y soberbia. Pero puedo respetar el coraje de los que dieron su vida por sus convicciones.

    Al que, luego de engancharse y promover esa “vía armada”, encontró la oportunidad, en esos años, de colaborar con el “Cadete” Güiraldes (buen tipo, en lo personal) en un libro sobre la Fuerza Aérea, no.

    La pregunta de Daio, sobre si “¿sabía la presidenta …?” me hace pensar en Leuco preguntándose si el Papa sabe que Cristina hace política.

    Saludos

    • El libro de Methol Ferré se publicó en Buenos Aires en el 2009, siendo Francisco un conocedor de sus obras, debe haberlo tenido en su biblioteca que quedó en Buenos Aires, en una de esas le pidió a Cristina que le consiguiera un ejemplar.
      No se si Leuco sabe o no sabe, lo que demostró con su carta al Papa es que es un desubicado. Por favor que algún amigo se lo haga saber cuanto antes, para que no siga metiendo la pata..

    • guido dice:

      Lo interpreté en términos bastante parecidos, es decir, creo que HV no comprende demasiado la lógica interna de la iglesia católica y la interpreta por medio de una extrapolación de un esquema izquierda/derecha que deja demasiados puntos oscuros. Sin ir más lejos: el propio Romero a quien dedica esa columna estaba bastante lejos de ser un marxista o partidario de la guerrilla.

      Sin saber mucho de Methol…resucitar un debate entre la “teología de la liberación” y la “teología del pueblo” solo puede ser del interés de historiadores. El regalo del libro…no creo que sea casual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: