El mejor cuadro del kirchnerismo

lagarde

Una frase usual en la fauna politizada (nosotros) es: “Lo mejor que tiene el kirchnerismo son sus enemigos“. Es superficial y cínica, como mucho de la discusión politizada, pero apunta a algunas realidades muy concretas (eso también es frecuente).

El sentido más obvio es que la presencia de algunas figuras y algunos intereses en la “vereda de enfrente” de este gobierno, hace que para muchos que cuestionamos algunas de sus políticas y de sus métodos, resulte más fácil – y más legítimo – apoyarlo. Un ejemplo, importante pero uno más en una larga lista: Si sabemos – es público y notorio – que el fondo buitre Elliott Management financia ataques a esta administración, dentro y fuera de Argentina, el contenido de esos ataques queda desvalorizado. No sólo por la asociación con el que los paga – una variante particularmente corrupta y depredadora del negocio financiero – sino además porque resulta evidente que van a manipular los datos y sesgar sus conclusiones de acuerdo a sus intereses. Y nadie tiene tiempo y recursos para investigar en detalle todas las acusaciones.

Otro aspecto de lo mismo es la repetición por algunos figurones y por los medios opositores de las mismas profecías de desastre económico, o de ataques berretas (Sabsay gritando “¡Que la Presidenta me muestre su título de abogada!“; a los que conocemos un poco de la política en otros países nos recuerda a los que exigen que Obama muestre su partida de nacimiento).

Dejando de lado el rencor histérico que despierta en no pocos “lo K”, y más allá de la validez o no de los argumentos económicos, es extraño que los profesionales de la comunicación de ese lado no se den cuenta que la repetición obsesiva del mismo mensaje lo convierte en un ruido de fondo, le va restando eficacia en el tiempo. Probablemente ha contribuido a crear, es cierto, en los argentinos hostiles o indiferentes al gobierno una especie de vago consenso sobre lo malo que es. Pero esa atmósfera colectiva influye muy poco en sus actos. Las manifestaciones de protesta, los cacerolazos, se diluyen al poco tiempo. Y en lo decisivo, el voto… los resultados electorales del 2011 debieron haber sido muy claros para marcar los límites del ruido mediático. Nadie cree que el 54 % de los argentinos son kirchneristas fervientes, no?

Resulta evidente que ese año votaron por Cristina Fernández muchos que en sus casas hablaban mal de su gobierno. Estoy razonablemente convencido que este año sucederá lo mismo con el candidato del Frente para la Victoria. Porque el empeño que ponen sus adversarios en demonizar al kirchnerismo, aparentemente les impide percibir que más importante es convencer que hay una opción mejor (Creo que hay motivos para esto, pero eso será para otro posteo).

Hay otro sentido, más profundo, que está detrás de la frase “Lo mejor que tiene el kirchnerismo son sus enemigos“. La experiencia kirchnerista forma parte, por su origen y por sus apoyos fundamentales, de la historia del peronismo. Y comparte necesariamente su “desorganización organizada”, la ausencia de estructuras formales y de criterios estrictos de pertenencia. A mi amigo Manuel Barge le gusta compararlo con un enjambre.

Ahora bien, esa experiencia kirchnerista está muy alejada en el tiempo, y en las circunstancias de la Argentina y del mundo, del peronismo fundacional. Desde la Constitución de 1949 a la naturaleza del liderazgo, resulta imposible reproducir elementos básicos de la experiencia de 1945/55.

Es real que ser el “Partido de los de Abajo”, que sus votos vienen, en su gran mayoría, de los sectores más pobres y desprotegidos de nuestra sociedad, condiciona su naturaleza. Pero no asegura los objetivos – recordemos la experiencia menemista – ni mucho menos determina los instrumentos. Para dar un ejemplo: el gobierno K ha avanzado muy poco, y eso en la etapa más reciente, en la creación de Empresas del Estado, que fueron herramienta esencial del peronismo histórico.

El planteo que estoy haciendo es que han sido sus enemigos, o circunstancia adversas, los que forzaron al kirchnerismo a sus avances más significativos y también a forjar sus propias herramientas. La nacionalización del sistema previsional y la estatización de los fondos de las AFJPs, se da en noviembre 2008, a cinco años y medio de haber accedido al gobierno. Es conocido que la relación con el Grupo Clarín fue un largo idilio, cuyo punto culminante fue la prórroga de la concesión de las licencias de radio y TV para CableVisión. Fue cuando Clarín ataca al gobierno durante el enfrentamiento con las patronales rurales en 2008, que se inicia el proceso que lleva a la Ley de Medios.

Fue el fracaso del – bastante irresponsable – experimento con la inclusión del Grupo Petersen en Repsol lo que llevó a la recuperación de YPF. Y la política con los ferrocarriles – que tanto impacto tiene en el escenario actual – es hija directa de la tragedia de Once, en febrero 2012, y sus repercusiones.

Esto da para mucho más, pero ya es un posteo largo. Lo que quiero señalar antes de cerrar es algo con consecuencias prácticas. Y que me permite hacer una recomendación profesional para la campaña presidencial, y hasta para las locales, como la que ahora se reanuda en la Capital.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) acaba de anunciar que la Argentina deberá aplicar un programa de reducción fiscal y devaluación del tipo de cambio para retormar la senda del crecimiento económico.

Es por eso que digo que su Directora Gerente, Christine Lagarde, que nos sonríe desde el encabezamiento, debe ser considerada el mejor cuadro del kirchnerismo. Al margen de, como dije antes, de las medidas que se tomen. Estamos hablando de la campaña electoral.

Porque el oficialismo, que está convencido que encarna la justicia social y el amor por los pobres, entre otras cosas, debe tomar en cuenta dos elementos: que algunos argentinos no comparten esos valores. Y que otros no creen que el kirchnerismo sea eso. Y que entre esos dos sectores suman bastantes, cómo no.

Entonces, para polarizar, debe elegir cuidadosamente en torno a qué. Si quiere hacerlo desde el “kirchnerismo puro”, podrá juntar aproximadamente un 10 % de los votos totales.

En cambio, si hay algo que la mayoría de los argentinos tiene grabado en su memoria con carga negativa, son las palabras “ajuste”, “devaluación”, y similares. Y el Fondo Monetario Internacional no despierta buenos recuerdos, tampoco.

No es que los candidatos de la oposición saldrán a agitar esas banderas. No son tan idiotas, al menos la mayor parte de ellos. Pero les cuesta rechazarlas con firmeza, por temor a los intereses mediáticos que los sponsorean.

Y la experiencia kirchnerista puede mostrar legítimamente que se resiste a recurrir a esas medidas. Y que, cuando recurre a ellas – porque devaluar está devaluando y nunca ha dejado de hacerlo – lo hace con moderación, para los antecedentes argentinos, y procurando atenuar sus consecuencias.

Recomiendo, entonces, a los candidatos del oficialismo el identificarse con el rechazo a las políticas que favorece públicamente la compañera Lagarde. Aún donde es muy difícil el triunfo, como en la Capital, es la identidad más solida para la construcción política.

Anuncios

41 Responses to El mejor cuadro del kirchnerismo

  1. Norberto dice:

    Y lo mas interesante para este post es repetir el gráfico del blog Hache de Hernán Herrera, que simplifica de manera poco habitual los conceptos de uno y otro lado en lo que hace a la distribución entre aquellos que dedican casi todo, sino todo, su ingreso al consumo, que comprende a casi todo el espectro social de este y cualquier país, incluyendo su clase media alta con sus sofisticados consumos.


    Cliquear para ampliar

    http://yaesta.blogspot.com.ar/2015/04/los-circulos-del-infierno-y-el-cielo.html

    Si el Círculo, casualmente Rojo, no se asemeja a las políticas recomendadas por el FMI para cualquier situación social de un país, y no nos recuerda el proceso sufrido en esos años, entonces estamos entre aquellos que en el 2003 votaron al riojano y hoy se embanderan con aquellos que proponen la misma receta y seguramente se justificaran con estas recomendaciones del FMI instrumentadas por Dilma en Brasil con resultados a la vista en su espiral, en realidad barrena, descendente.
    Nunca menos y abrazos

  2. Daniel E. Arias dice:

    Buen consejo.

  3. guillermo dice:

    Por partes:

    – Es inevitable que a una figura publica de 1a linea sea cuestionada, por buenos o malos motivos. La diferencia entre Obama y CK es que Obama mostro su certificado de nacimiento, o fue hecho publico, para acallar dudas o maledicencia. Es posible que el diploma de CK este colgado en alguna pared de Santa Cruz y sea tan discreta que no quiere hacerlo publico, pero es raro que nadie se haya ganado una changa con Tiempo Argentino recordando compartir el examen final y la alegria de recibirse junto con Cristina en La Plata, etc

    – Voto en 2011: Desde 2008/2009 en Argentina se bombearon los salarios a tasa bastante superior a la inflacion, hasta 2011. No recuerdo las cifras precisas, pero para el momento de la eleccion, con el dolar anclado, a la gente le habia aumentado el ingreso, en terminos reales, el 40 o 50% en tres anios. Ante ese milagro, que es absolutamente insostenible a largo plazo (y parte de la razon del problema actual), hasta Caligula seria invencible en elecciones democraticas. Tu teoria de que ahora va a pasar lo mismo, que la gente que protesta va a poner la boleta cristinista en el cuarto oscura, deja de lado el pequeno detalle del cambio brutal de situacion.

    – FMI, etc: como dijo Krugman, el hecho de que ciertas ortodoxias sean contraproducentes no significa que todas esten equivocadas. Lo que llevo a Argentina al desastre de 2001 no fueron las politicas en si (hay infinidad de ejemplos de esas politicas dando resultados), sino la forma en que se aplicaron y – fundamentalmente- que se aplicaran a rajatabla indefinidamente, hasta que se cayo todo. Cosa que pasa si se aplica una politica economica sin correcciones, cuando se hacen necesarias. Cosa que es bastante obvia pasa ahora con el milagro del modelo y su anti-ortodoxia.

    Se entiende que los kirchneristas incondicionales como vos siempre refieran todo a 2001, porque es parte de la mitologia que fue el genio de Nestor el que saco al pais del agujero, olvidandose de que Lavagna y Duhalde lo hicieron, y que en cuanto los Kirchner tomaron el control economico, la economia empezo a dar marcha atras. Pero suponer que cualquier medida para controlar la inflacion o el gasto publico desbocado invariablemente va a llevar a eso es como comer solamente proteinas porque los carbohidratos engordan. A la larga te va a ir peor que si comes un poco de esto y otro de aquello. Pero supongo que para fanaticos acerrimos la idea de flexibilidad mental es dura de entender.

    • Norberto dice:

      La mayor parte de las quiebras y cierres de empresas, fabricas y negocios se debió a la culminación de la crisis generada por la adhesión al Consenso de Washington y los consejos del FMI, y esa culminación fue la liberación del tipo de cambio que llevó a una Megadevaluación del 400% en conjunto con el corralito/corralón, que dejó sin medios de pago y crédito a la mayoría y transfirió a las grandes empresas y exportadores esa pérdida de los medianos y pequeños.
      Si ese es el remedio para Ud Guillermo, mas bien den debería cambiar su nombre a Adolfo, y esa solución fue impuesta por Anne Krueger, aceptada por Eduardo Duhalde e instrumentada por Remes Lenicov con el aplauso del “industrialista” Mendicurren, que hoy comparte espacio con Lavagna que no se atrevió a ninguna medida en contra de lo que le bajaban de Washington hasta que Nestorn le puso la p… en el c…. para sostener las posiciones que recataron a la Argentina de la espiral descendente.
      ¿Que es lo que tiene mala Guillermo, la memoria o la leche?
      Nunca menos y abrazos

      • guillermo dice:

        Norberto 1) nunca dije que “eso” fuese la solucion 2) lo que dije es que “eso” fue el resultado de la aplicacion desmedida y sin juicio de una politica 3) que es el resultado de la ineptitud de quienes la aplican, no de los principios. Que pueden ser cuestionables en situaciones puntuales, pero hay que ser muy obtuso para no ver que no han dado los mismos resultados en todos lados ni en todas las situaciones.

        Uno de los problemas serios de Argentina es el bajisimo nivel intelectual y profesional de su clase politica, en todos sus sectores. Lo que hace que la ortodoxia o la-no ortodoxia economica invariablemente terminen en enchastre a arreglar. Se puede navegar a vela o a motor, pero si no se tratan de evitar los arrecifes no importa cual propulsion se use.

        Lo de mala leche, etc, es parte (supongo inevitable) de un problema al que me he referido bastante en estos comentarios.

    • Leandro dice:

      El que sostenga que en este pais no se hacen ajustes a las herramientas economicas, tirando la idiotez de que “se aplica una politica economica sin correcciones”, deja en evidencia varias cosas:
      – Vive en el exterior probablemente.
      – No tiene ni la menor idea de economia
      – No lee noticias economicas, o si las lee no las interpreta.

      Las herramientas, valores, intensidades de aplicacion, de las distintas herramientas que constituyen la politica economica ho, no tienen nada que ver con las mismas de hace seis meses, ni hablar de hace un par de años. No hace falta ser economista, basta leer los diarios para ver el tipo de acciones y herramientas aplicadas a lo largo del tiempo, y particularmente como se han ido cambiando en funcion de la coyuntura. Hay que ser muy fanatico para insistir en ese mito de “no corregir” cuando casi diariamente se ven correcciones de todo tipo y para todos lados. En fin.

      • guillermo dice:

        Leandro, ni la cotizacion artificial del dolar, ni la financiacion del descontrolado gasto publico por emision, dos de las principales causas del problema actual, han sido corregida ni limitadas. Corregir lo no esencial es el famoso reacomode de las reposeras en la cubierta del Titanic.

        No hago juicio ni comento tus capacidades o limitaciones. Te sugiero hagas lo mismo, y dejes la animalada de descalificaciones personales para cuando te reunas con gente afin a vos en ese aspecto.

    • Rodrigo dice:

      Creo que “mostrar el título” o “no mostrar el título”, e incluso darle importancia a esas giladas, es seguir la agenda mediática. Es invertir la carga de la prueba: yo te injurio y vos tenés que probar que lo que yo digo no es cierto. Es lo que propone Guillermo, en una de sus habituales diatribas que suelen ser ríos de orina fuera del tarro.
      Ese tipo de discusiones son interesantes para el blog de Quintín.
      Me gusta el posteo. El debate “ortodoxia” vs “hetrodoxia” fue, es y será largo. Posiblemente de ambos lados haya buenas y malas razones. Yo adhiero más a la “heterodoxia”: Keynes, “New Deal”, ciertas conquistas del peronismo, Stiglitz, etc.

  4. Capitán Yáñez dice:

    El mejor… no se. El más feo… seguro.
    La manía de esa gente por los “ajustes” ya es patológica.

  5. Diego dice:

    Después de 12 años de gobierno tienen que hablar de Uds, no hay escapatoria. De lo contrario suenan como una Iglesia que despotrica contra el diablo y para combatirlo recomienda seguir rezando el rosario, diez padres nuestros y un ave maría. Lo mismo hizo Fidel hablando mal de EEUU y diciendo que ahí estaba la resistencia digna y todo eso hasta que el cuerpo no le dio más y se puso los yoggings. No se ve norte por esa vía, es más, lo que se genera es una atmósfera tediosa que por eso mismo hace que la gente busque aire en cualquier formato que se lo ofrezcan. En términos económicos diría que cerrándose en la “resistencia al mundo financiero capitalista” se le facilitan las vías a esas posiciones de la ortodoxia neoliberal que tras la crisis de 2001 fueron alojadas en el oscuro cajón de los traumas de la patria con los que ya nadie quería tener nada que ver.
    En resumidas cuentas, si la cosa se airea, revienta, y para airear una habitación hay que abrir las ventanas, dejar salir toda la mugre y plantarse lo más sinceramente posible frente al electorado. Va a ser difícil que el kirchnerismo lo haga dado que una medida de higiene política adecuada sería mandar al cadalso a Guillermo Moreno, a Julio de Vido y a Amado Boudou. Decir: No tenemos nada que ver con esta gente ni con las políticas que aplicaron, soy joven, celeste, educado en el Nacional Buenos Aires, voy a comer con mi mamá en su depto de Puyerredón y Guido todos los domingos y quiero un futuro mejor para todos los argentinos. Pero entiendo que es difícil, a veces hay condiciones materiales que condicionan el discurso.

    • Silenoz dice:

      Una pregunta:
      Cuando te referís a iglesias, salmos y rezos varios ¿también tenés en cuenta a la del “Honestismo del Santo Sepulcro”? o es una secta

    • Voces dice:

      Pareciera que opinas que no hay que resistirse “al mundo financiero capitalista”, hay que ceder y aceptar lo que tratan de imponernos.
      No se que edad tienes, pero yo, como muchos visitantes de este blog, ya estoy en tiempo de descuento, y siempre que escuché los consejos que nos dieron, independientemente de quien aplicó las medidas, nos empomaron mal.

      Este gobierno, como todos, ha cometido errores, hay funcionarios que se han enriquecido, tiene corrupción, y agreguemos todo aquello que tanto disgusta a los “republicanos”. Pero, sabe que?, ha sido capaz de mantener un rumbo favorable a las mayorías, sin chocar el barco, por eso tiene niveles de aceptación mayoritarios luego de 12 años y a 8 meses de entregar el mando.
      Desde el 2008 el mundo ha cambiado y también han cambiado los paradigmas económicos y me parece muy bien que el Gobierno intente caminos distintos a aquellos, que siempre nos sumergieron en la pobreza.
      Trata de que el árbol y los arbustos no te impidan ver el bosque.

      • Diego dice:

        Voces, creo que me entendiste mal. Justamente lo contrario a favorecer el regreso de políticas de corte neoliberal crudo como las que reinaron durante los 90’s es lo que quiero. Pero, lo que específicamente señalo, es que el gobierno al cerrarse férreamente sobre sí mismo y no reconocer los “errores” de todo tipo, lo que favorece es que el cambio dado el tedio que se vive pueda ser hacia esas zonas de ajuste impiadoso que tanto Uds como yo conocemos. En criollo, el kirchnerismo tal como viene, no va más, ni desde lo económico ni desde lo político. Va a haber un cambio, lo que digo es que si desde adentro no se favorece un diálogo con los discursos y por ende con las fuerzas políticas que están afuera cosechando voluntades, la renovación del poder político puede ser hacia zonas que se den el lujo de desechar aquellas cosas que el kirchnerismo hizo bien durante estos 12 años. En cambio, si desde el propio kirchnerismo se hace la limpieza de aquello que no da para más, el diálogo y por ende la transición tendrá chances de preservar mucho de lo bueno que pasó en estos años. A eso voy.

        Saludos

  6. ricardo j.m. dice:

    o sea que no hay que confrontar con el neoliberalismo para que este no salga del oscuro cajon de la historia, sali vos del cajon. el neoliberalismo es el sistema de gobierno mundial en funciones pibe.

    que aca gobierne un partido o agrupacion politca del peronismo que no lo haga desde las premisas del neoliberalismo ortodoxo no significa que no vivamos en un neoliberalismo ortodoxo.

    por lo menos para cualquiera que use el cerebro para algo mas que mover el cuerpo , no mucho alcanza. tampoco es que hay que ser del color del exterotipo de moda.

    justamente la realidad de que la dirigencia empresarial y la patria propietaria se niega a abandonar el neoliberalismo es el unico y real problema de la economia argentina, todo lo demas es chamuyo, la inflacion, el crecimiento y lo que hay que hacer o no, todos sabemos que quiere la oposicion y lo que quiere es un gobierno que acepte los costos sociales del sistema en que vive y no como este que se opone y tracciona en la construccion de una alternativa.

    por eso se lo critica, por no haber garroteado sin piedad a estos parasitos tipo coto o buzzi o etchevere o ratazzi, por no decir paolo roca o perez compang , por haber tratado a estos miserables basuras igual a cualquier otro ciudadano honesto, o mejor inclusive cediendo ante su poder y justificandose en no se que chamuyo donde de repente la derecha fundamentalista tiene una epifania y se vuelve pragmatica.

    que dicho sea de paso es lo unico que los puede salvar de que el peronismo los siga gobernando durante toda su vida.

    mientras el unico fundamento y razon de toda accion y proceso de pensamiento de la derecha sea esta imbecilidad afuncional de que la ganancia es el unico objetivo de la exstencia humana lo unico que va a decir la opo argentina son estupideces de obsecuente formateado para el servilismo.

    asi hablen del clima o del kirchnerismo

    • Diego dice:

      Ojalá todo fuese relaciones de poder y no hubiese condiciones materiales de producción. De ser así, Perón no hubiese flexibilizado las inversiones extranjeras durante su segundo gobierno ni Raúl Castro se hubiese ido a dar la mano con Obama el mes pasado.
      En algún momento hay que equilibrar lo que se produce con lo que se consume de lo contrario te vas al tacho. Y en la Argentina, falta aumentar el nivel de producción para así poder importar más productos al exterior y así conseguir mayor cantidad de dólares con los que bancar el nivel de consumo interno que tiene hoy el país. Esto como opción de mínima, imaginate la cantidad de inversiones que se requieren si se pretendiese aumentar en un futuro ese nivel de consumo que hoy por hoy no podemos bancar.
      Hay una situación económica compleja aunque no terminal. Por lo que yo abogo es por un cambio que no tire el bebé con el agua sucia. Pero para eso hay que tener una mano de cirujano tanto en lo político, como en lo económico y también en lo discursivo.

      Saludos

  7. Carlos Boyle dice:

    Creo que el post está bueno y que debería formar parte de la estrategia electoral del kirchnerismo, baja linea durísima al final. los comentarios van en ese sentido tb, pero hay un reduccionismo a lo local del problema de la economía.
    Así como Menem – De la Rua, nos dejaron la granada sin la espoleta de la deuda social y el colapso de la economía interna, el kirchnerismo nos va dejar la misma situación respecto del orden externo, ya no por cuestiones de deuda-pago-apriete del FMI sino por un evidente defasaje en el tipo de cambio que hace a la argentina tanto carísima en dolares como no rentable( desde adentro).
    No es una cuestión de Estado o privado es una previsible caida del comercio exterior si no se acomoda la economía para que sea competitiva para afuera, más por el hecho que Brasil se está disiplinando en ese sentido.
    Entiendo tus razones, Abel pero creo que no se puede antagonizar allí, entre los que quieren volver al pasado de los ajustes constantes y los que pretenden resistir una economía en manos privadas y sin fuerzas armadas que defiendan esas posiciones. Porque no es cierto que la soberanía es una voluntad solo interna, acaso el modelo de Venezuela se sostendríasi se le corta el petróleo a EEUU. ¿Nuestro Shale gas, còmo juega en la economía global para que nosotros no podamos atender ese juego?
    En un mundo posnacional las economías no son de las naciones sino de las empresas, los gobiernos ya no juegan a favor de la nación, esa idea abstracta de pueblo pero idea al fin, sino que velan (y delegan) a las empresas privadas el bienestar social convirtiéndose en lobistas de de las empresas transnacionales.
    El resto es ombliguismo o atraso

  8. Raúl C. dice:

    Respecto al comercio exterior: en teoría un tipo de cambio más alto favorece un aumento de las exportaciones. Es una idea muy razonable. El problema es que los datos estadísticos desmienten esto.
    El tipo de cambio más alto puede mejorar el saldo comercial por desalentar importaciones y puede alentar alguna sustitución, pero no se ha demostrado en la práctica que aumente el volumen de las exportaciones.

    • Diego dice:

      Depende del tipo de importaciones que se trate. Si tienen competencia con productos similares producidos en otros países o no. Por algo Brasil, al ver el parate de su industria decidió hacer los ajustes de tipo de cambio que se vienen viendo hace ya unos cuantos meses. Y esos movimientos de tipo de cambio, están pegando de alguna manera en la industria automotriz argentina que ya no es tan barata como lo era antes a los ojos de un mercado mundial que puede comprar autos de características similares fabricados en el Mercosur, en México o en el Sudeste Asiático.

    • victorlustig dice:

      a veces creo que los ultra K y los austriacos en economia son como creyentes de diferentes religiones, a ambos la empiria no les gusta, y si no,cambian los datos y listo
      Brasil, por no ir mas lejos crecio asi, con barreras a impo, proteccion de mercado interno y moneda barata, cuando fue caro, empezo el festival, digamos el periodo de Lula, que, ahora, estan pagando
      lo bueno, pasamos de decir, el dolar no esta barato, a decir, el dolar barato no impide expos, ergo, el dolar esta barato
      luego, pasaremos de decir, las LEBAC no generan cuasifiscal a decir, no importa el cuasifiscal
      despues, la deuda intraestado no importa (ANSESS-Bco Nacion) a decir, hay que capitalizar el ANSESS
      ya pasamos de desendeudarnos a reducir la velocidad de desendeudamiento, matematicamente, pasamos de derivada de un signo al otro

      en fin

      PD lo mejor, a Repsol no le vamos a pagar nada, nos debe por pasivos ambientales, a pagarles

    • Raúl C. dice:

      Y sigue con lo de Repsol, eh…

      – Kicillof hablando de pasivo ambiental NO era un tipo que está negociando fuerte, era un estúpido.
      – En cambio, Brufau pidiendo 10.000 millones de dólares no era un fanfarrón, era un hombre justo pidiendo lo justo.

      Final:
      – Argentina paga 5000 millones: Kicillof era un charlatán porque dijo que no iba a pagar nada.
      – Repsol cobra 5000 millones: Brufau capo, dijo 10.000 para negociar desde una posición de máxima, genio.

      Es decir, lo que TODO el mundo sabe acerca de lo que es una NEGOCIACIÓN, usted quiere convencernos de que no lo sabe.
      Si fuera así (aunque no creo) es problema suyo, aprenda.

      Quiere parecer un librepensador, pero el porcentaje de sus copypaste de Clarín-La Nación está creciendo de manera alarmante. Ya casi colma todo su discurso.

      • victorlustig dice:

        lejos de mi La Nacion y Clarin, negociando fuerte? como el Club de Paris? o el CIADI? ponele.
        NK negociaba fuerte, por que para negociar fuerte tenes que tener la caja llena atras, but, estos la vaciaron, ergo, bajamos la velocidad de desendeudamiento…….

        Yo dije charlatan? donde puse un calificativo de valor?
        de paso
        de lo otro nada?

      • Raúl C. dice:

        ‘Lo otro’ forma parte, junto con lo de Repsol, del paquete rezongón ‘primero dicen una cosa y después otra’.
        Es decir, de que hacen lo que todos los políticos con responsabilidad de gestión ante circunstancias fluctuantes.
        Pero ojo, somos ingenieros, se supone que sabemos diferenciar entre lo constante y lo variable, entre el fondo y la contingencia. Yo no veo cambios en el concepto de fondo.
        Me pueden discutir si van a fracasar con lo de ‘muero con la mía’, pero no me pueden decir que abandonaron las ideas básicas.

        Y con Repsol… la única realidad: se pagó la mitad de lo pretendido por ellos. Y en vez de efectivo, en bonos y a los premios, con los pagos bien diluidos en los ingresos de la petrolera de los próximos años. Muy bien negociado, diría yo.

      • guillermo dice:

        5000 millones es el monto nominal de los bonos con que se pago. Al interes altisimo acordado (mas del doble del return de bonos equivalentes en ese momento) el monto que Argentina pago son los 10000 millones de Brufau.

        A diferencia de los relatos, los hechos son verificables.

  9. Silenoz dice:

    La verdad que es difícil luchar contra la incredulidad aunque la adornen con frases relativamente bien construidas sintácticamente…… Y esto NO SE TRATA de una batalla cultural es sencillamente ver los hechos y antecedentes

    La cuestión acá es discernir si el “ajuste” es inminente como bien ya ha sido “meloneado” el “republicanismo” en sus distintas versiones sectarias presentes en este lista de comentarios desde el “hipócrita” pasando por el “libre-bien pensante” finalizando con el “liberal de izquierda” (por estricto orden de arriba hacia abajo) (Será por esto sus sistemáticas claudicaciones debidas a taras de origen)

    Antes que nada aclaro: ¿hay que tener un tipo de cambio competitivo? Si es MUY NECESARIO

    Ahora bien frente al vital y consecuentemente inminente ajuste para recrear el necesario “clima de negocios” y aflore la inversión o sea solucionar al afamado “atrasado cambiario”:

    Había pasado estudios, papers con grafiquitos y to’o que demuestran que nuestras exportaciones son INELÁSTICAS AL TIPO DE CAMBIO ¿qué significa esto? Que aunque se deprecie el tipo de cambio –baja el costo de producción y nada más- dichas exportaciones NO AUMENTAN

    Ahora bien ¿por qué catzo es así? Y la respuesta es que esto se debe al tipo de inserción exportadora que tenemos en el mundo y de acuerdo a nuestra especialización (legada del modelo de país del ’80 o sea stop&go neoliberalmente reconvertido)

    La composición de nuestras exportaciones desagregado por grandes rubros se conforma de la sgte. manera:

    1) MOA: 39%
    2) Productos Primarios: 19%
    3) Combustibles y energía: 5%
    4) MOI: 42%

    Del 1) al 3) representan el 63% que, por ser commodities, somos tomadores de precios En consecuencia una devaluación del dólar NO HACE QUE LOS PRECIOS DE DICHOS PRODUCTOS BAJEN y así motorizar entonces, mayores ventas, que son las hdeptuces que nos quieren vender y que ciertos comentaristas al menos ya compraron por que ha sido bien “meloneados”.

    Es más la ventas suben en épocas de pum para arriba, en depresiones/estacamientos como el actual estas caen a pesar de algún que otro remate. O sea que en términos “keynesianos NO descafeinados” las ventas dependen de la demanda, en este caso la situación económica del país cliente antes que cierta falta de competitividad en sectores que YA son exportadores.

    Es más, dentro de las MOI estas se encuentran dominadas por el complejo automotor cuyos precios son rosqueados al nicho sudamericano con lo cual tampoco entra la cuestión de falta de competitividad por un “precio alto”. U otros rubros como las chapas/fierros que hace el kernerista –alguna vez desenfrenado- don Paolo donde el costo del salario andaría alrededor del 5% ponele.

    De acuerdo a la composición de arriba entonces un “atraso cambiario” en realidad lo que afecta es el margen de ganancia de sectores -que conforma largamente la mayoría de nuestras exportaciones- en su reducción respecto al costo laboral.

    Ahora bien yo pregunto ¿el margen de ganancia de los sectores mayoritariamente exportadores incluido la mayoria del MOI pone en riesgo la viabilidad de sus empresas dejando así de ser “rentables?
    ¿están las cerealeras (cadena integrada verticalmente desde el poroto al aceite con puertos, trenes y todo lo que haya en el medio), los grandes productores terratenientes, las automotrices, don Paolo, en esa situación?

    Creo que los problemas están focalizados en algunas economías regionales al borde de la subsistenca (pero que requieren una urgente reconversión productiva) y ciertos PyMES exportadoras (que son minoritarios no meuven el amperímetro en la generacion de divisas pero ojota: causalmente son superavitarias ehhh)

    Por todo esto es que devaluar NO soluciona el problema de fondo, además con el tipo de cambio sólo ayudas a un sector NO mayoritario, y a todos lo demás le ampliás el margen de beneficio sin que por ello aporten significativamente más divisas y sin que lo necesiten para la viabilidad futura de sus empresas. De ahi la necesidad entonces de focalizar el “atraso cambiario”

    Bajo este cuadro de situación de nuestras exportaciones, para que la devaluación sea exitosa se requiere que los salarios no se corrijan o se corrijan muy por debajo del porcentaje devaluado aliviando así el otro frente necesario y origen del problema (“la restricción externa”) que es la “caída de las importaciones” ya que históricamente no aumentan en forma significativa las exportaciones

    Por último hay que aflojar significativamente con los cacareos de moda, totalmente gaseosos y contradictorios como uno por acá por antonomasia:
    ” Así como Menem – De la Rua, nos dejaron la granada sin la espoleta de la deuda social y el colapso de la economía interna, el kirchnerismo nos va dejar la misma situación respecto del orden externo” y después casi esquizofrénicamente rescata el desendeudamiento

    Y no, primero ni de asomo estamos como el 2001 y el desendeudamiento conjuntamente con el saldo de balanza NO SON CUESTIONES MENORES O POCO RELEVANTES.

    Precisamente las recurrentes crisis en América Latina se debieron a crisis en las balanzas de pago y elevado endeduamiento.

    Y para los “repúblicos” que debidamente “meloneados” compraron el ajuste para caer en lo mismo de antes y después decir “no supo, no quiso, ni pudo” pero tenía buenas intenciones ¡cómo no!: DOS DE LOS CONDICIONANTES QUE SUFRIÓ EL PROCER ALFONSO YA NO ESTÁN (lo cual no significa que se hayan erradicado)

    Otra proclama claramente darwinista, conformista y claudicante:

    ” las economías no son de las naciones sino de las empresas, los gobiernos ya no juegan a favor de la nación, esa idea abstracta de pueblo pero idea al fin, sino que velan (y delegan) a las empresas privadas el bienestar social convirtiéndose en lobistas de de las empresas transnacionales.”

    Esto no es así, y para no delirar por que este comentario se está haciendo muy largo. China a pesar que no son desarrollados pero irán a eso supongo, las economías nórdicas son un claro ejemplo al contrario que demuestran que una fuerte intervención/regulación estatal se puede sostener. China con su “keynesianismo chabón” las ET no pueden hacer lo que quieren y no precisamente por que viven en un sistema carcelario

    Y claro frente a semejantes pensamientos republicanos será que los peronistas son los únicos en garantizar cierto orden y autonomía, por eso no les queda otra que volcarse a la derecha, como están haciendo bai de uei

    En fin, para los debidamente meloneados sólo les queda negociar el exceso de consumo propiciado por la década depredada populista:
    devolver todo junto o en cuotas

    “Bienpiénselon” con Broda, Melconian et al…

    Saludos

    • Raúl C. dice:

      Silenoz:
      Bien desarrollada la idea base: la inelasticidad de las exportaciones (volumen) al tipo de cambio.

      Y no olvidemos que los que claman por devaluación son EN SU MAYORÍA los mismos que fueron acérrimos partidarios de la convertibilidad y despotricadores contra la deva de 2002.

      ¿Qué hay en común entre esos dos momentos? ***La búsqueda de la maximización de la ganancia***, antes con manejos de especulación financiera y ahora con exportación de commodities. Nada que ver con los intereses de la Argentina ni mucho menos de la gente.

      • Silenoz dice:

        Y claro Raúl pero lo fundamental es decodificar el verdadero sentido, el “significante NO vacío” del “atraso cambiario” que en realidad frente a la caída de las exportaciones en realidad lo que se reclama es “hacer algo” para frenar la pérdida de ganancias

        O sea el problema de los exportadores se refiere a:
        1) pérdida de ganancias por menores ventas
        2) presión en el márgen de beneficio o mark up frente a aumento de costos, principalmente -únicamente bahhh- el laboral

        Esto es lo que los tipos reclaman, lo que pasa es que no es “progre” y muy hipócrita decir que están casi en un nivel de subsistencia

        Como las ventas NO van a aumentar por que nuestros clientes están estancados, con tendencia a la recesión o desacelerándose entonces buscan compensar en algo lo que están dejando de ganar debido a 1) y 2)

        Y el éxito de esta estrategia está en que ante la deva los salarios NO se ajusten lo cual parece bastante difícil de conseguir al menos sin un grado de conflicto social bastante importante a mi entender debido a la baja desocupación, con lo cual recrear el “virtusiosismo” duhalde-nestorista-lavagnista es imposible además de no deseable ¿no?

        Y arriesgo: aquel gobierno que lo intente para, de paso, equilibrar la “macro” a partir de diciembre veremos si no termina con una espiralización onda la del alfonso con sus “13 paros” y si bancarse este despelote social se justifica para recomponer esa “macro” o los “superavit gemelos”

        Vuelvo aclarar: todo esto no implica dejar todo como está sino atacar de otra forma el “atraso cambiario”, considerándolo como debe ser un problema de costos

        Y si Raúl, y a los “seguidores pendulantes” regurgitadores 2.0 de los “acérrimos partidarios” que citás, que los cure un siquiatra o grupos de apoyo

      • Norberto dice:

        Tal vez, lo necesario es ir a fondo Erkekjetter, porque la productividad, la “estrella polar del ¿Perón? de Macri”, y aquí pongo muchas dudas conociendo mucho del Viejo, tiene varios componentes, pero el principal es la inversión en el proceso productivo, por caso es muy diferente hacer una carrocería con martillo, aguantador y soplete de hacerla con balancines de corte y estampado automáticos y soldada por robots.
        Cuando hay U$S20000 millones en la linea de largada esperando el disparo para ser fugados, que se podrían aplicar a inversiones que eleven la famosa productividad, me parece poco serio que traten de corregir el tipo de cambio para aumentar la competitividad de expos que ni aún con baja de precios tendrían mercado por el derrumbe de las economías que deberían ser receptoras.
        Y quienes parecen haberlo entendido no son argentos, mucho menos de Luxemburgo que desmantelaron Somisa y con dinero de aquí invierten en el mundo, los que lo han entendido son los ponjas, con sus inversiones en productos automotrices para el mercado interno y expos mundiales, dando respaldo a integraciones muy superiores a las existentes para esa industria.
        Nunca menos y abrazos

    • Diego dice:

      Estimado, esto de las importaciones es matemático. Si somos tomadores de precios significa que tenemos que producir por debajo de ese precio establecido por el mercado mundial de X producto para poder intentar colocar allí (después y no menor es el tema de la calidad del producto, pero por ahora mantengámonos en el eje de la cuestión del precio y del tipo de cambio). Sigamos, hay que producir por debajo del precio en dólares que establece el mercado mundial. Que el tipo de cambio vaya haciéndose menos competitivo significa a la vez que producir acá adentro se va haciendo más caro. Muchas economías regionales sufren por no poder alcanzar rendimiento mirando ese precio dado por el mercado mundial hoy en día. Además, hoy en día el Estado Nacional acaba de sacar un bono que paga el 9% anual, eso le pone piso a la ganancia empresaria. ¿Alguien se va a mandar a planar naranjos calculando que si todo sale bien sacará un 5% de ganancia? Al tema del tipo de cambio hay que sumarle el problema del financiamiento que tienen tanto los privados como el Estado. O sea, al principio el kirchnerismo vivió del tipo de cambio alto dándose el lujo de evitar los canales de financiamiento, eso se fue acotando con la inflación y con el atraso cambiario. Ahora, con los dos bagajes encima, la lanchita empieza a complicarse…¿Entendés por qué no es joda tener un tipo de cambio bajo?
      Lo recién descrito va para los commodities, productos con calidad homogénea y con un precio dado. Después, los productos se diferencian. No es lo mismo un vino chileno que un vino argentino o que un vino francés. Y si ahí te ponés carito… Lo mismo con el turismo, en donde el turista globalizado tiene el mapamundi para elegir.
      Seguro que devaluar no va a solucionar ningún problema de fondo, es solamente sacar al ahogado del mar y ponerlo en la playa, después él tendrá que hacer su vida, conseguir trabajo, buscarse una pareja, tener hijos y todo así.

      • Raúl C. dice:

        Se hizo en 2014 y no resultó.
        La única devaluación ‘exitosa’ (frase de Lavagna) fue la de 2002, con mucha gente sin empleo y en la lona, sin capacidad de consumo. Ahí sí, el ‘pastrú’ se demoró mucho y la deva ‘sirvió’.
        Pero para que ‘funcione’ se necesita bastante miseria, otra vez.
        Lo que no dicen los devaluacionistas es que: o hacemos 2014 o hacemos 2002.
        Con las economías regionales se puede ayudar de otras maneras que la devaluación universal.

      • Diego dice:

        Yo creo que no sólo con amplia miseria serviría una devaluación (que repito, es algo que mejor o peor la Argentina va a tener que terminar haciendo porque ya tiene muchos años de consumir más de lo que produce), se me hace que si se consigue crédito amplio en el exterior cosa de que los mercados vean que si juegan contra el peso después de que se hizo la devaluación van a perder porque el Banco Central tendrá con qué sostener el precio acordado a la moneda.
        La clave sería devaluación y crédito. Coincido con vos en que devaluación sola no sirve para nada por más “pro mercado” que quiera presentarse el nuevo presidente que toque.

      • Norberto dice:

        Que raro Diego que su receta de devaluación y endeudamiento coincida tanto con la de la oposición y de los gurúes locales e importados, algunos por ¿ofis? como Marangoni, y no por la receta, sino por la falta de otras ideas que no sean permitir la compra libre de divisas por parte de quienes las necesitan para las remesas negras que ayuden a sus casas matrices y quienes la fugan a sus guaridas fiscales, se sabe que hace unos pocos meses esa cifra ascendía a U$S20000 millones, por casualidad la cifra de endeudamiento propuesta tanto por gente PRO como FR, por supuesto que adicionando las comisiones y sus retornos.
        Hasta ahora la regulación de venta de divisas ha demostrado ser eficiente en la asignación de las mismas reduciendo en forma significativa la fuga, lo demuestra la cantidad de pesos esperando convertirse en dolares para protagonizar esa película, aunque con algunas dificultades que por supuesto deberían subsanarse puntualmente, como también debe buscarse las soluciones puntuales para los problemas de las economías regionales.
        Entonces mas que toma indiscriminada de deuda para aquellos que la requieren en función de sus intereses externos, la administración de toma de deuda en pequeña cantidades en relación al PBI y para procesos productivos, incluyendo inversión social, que es lo que está haciendo el Gobierno Nacional en acuerdos con RUSIA, China e inclusive el mercado aunque la tasa sea alta, no por dificultades de repago, sino por el castigo que nos infieren a falta de otros las calificadoras de riesgo con su discriminación por razones de disciplinamiento.
        Nunca menos y abrazos

      • Diego dice:

        Norberto, se me hace que el kirchnerismo te está llevando a la esquizofrenia. Criticas lo que yo digo respecto de la toma de deuda pero festejás cada migaja que el gobierno va consiguiendo por el mundo poniéndole a cada inversionista la carita que más les gusta.
        A mí no me parece del todo mal la recolecta de fondos que el gobierno viene haciendo ofreciendo reservas energéticas, asegurando rentabilidades y condiciones especiales en materia impositiva y de salida y entrada de capitales, pero lo entiendo como medidas “especiales” en un momento en donde la macroeconomía está haciendo agua. El gobierno ya viene haciendo lo que yo sugiero pero lo hace yendo puerta por puerta rongando monedas y a mí me gustaría que pudiese lanzar un bono al mercado con el que pueda tomar 20.000.000 de dólares a 20 años a una tasa no mayor al 5 o 6 %. A mí me gustaría llenarle el tanque al auto; el gobierno viene rogando un bidón de nafta en cada pueblo por el pasa.
        Y la devaluación ni hablar. Hace 15 meses este gobierno devaluó un 50% gratuitamente. ¿Te pensás que lo hizo por gusto o porque efectivamente hay desequilibrios en la economía? Esos problemas siguen, por eso lo que digo es que esta vez la devaluación debiera hacerse con mucho más cuidado y con un buen respaldo atrás cosa que no cualquiera le salga a timbear al Banco Central.
        Toda la moral que puede indignarse con los capitales que quieren volver a sus casas matrices desde la periferia, lo podría compartir pero reconociendo que esas son las leyes del juego en esto que se llama capitalismo. Los chinos, los rusos y todos los que te están prestando ahora a este punto lo tienen más pendiente que nadie. Parte del manejo de la salida de la crisis deberá consistir en un armado financiero para que esos capitales que vos mencionás no se vayan todos juntos.

      • Norberto dice:

        Es que a mi y creo que a una mayoría de comentaristas nos interesa mantener la deuda en esos niveles de migajas, de manera tal que para pagarla no sea necesario aceptar condiciones como las impuestas por la troika.
        Mientras esas migajas sean lo necesario para mantener andando la rueda, no creemos que deba tomarse deuda para que fuguen efectivo.
        Por otra parte no se de que entrega habla Diego, son convenios de mutuo beneficio donde el país mantiene el control logrando inversiones de infraestructura que no estamos en condiciones de momento de solventar.
        Lo otro, lo suyo, son políticas que probamos y nos llevó por etapas al estallido 2001/2002 donde estuvimos a punto de desaparecer como nación, así que agradezco su preocupación porque me quedo con las migajas, pero como dijo el Gran Capitán, si es necesario pelearemos en pelotas, pero seamos libres que lo demás no importa.
        Nunca menos y abrazos

      • Diego dice:

        Norberto, esas migajas que te permiten aguantar le están saliendo caras al país, ya sea en la entrega de recursos naturales escasos así como en la concesión sin lo que hubiese podido ser un concurso transparente de calidades técnicas y tiempos de obra, amen de la participación de industrias argentinas en las mismas. Además, lo que vos llamás como mantener andando la rueda no es otra cosa que trapos que tapan una balsa ahuecada en el fondo. ¿O es llegar a diciembre para poder chapear que “el ajuste no lo hice yo”? El debate político-económico en este país debería ir dejando de lado esos premios simbólicos sin correspondencia con la realidad.
        ¿Los bancos son jodidos? Sí. Mucho peor es ir a pedirle al prestamista de la vuelta… Ese te hace firmar una noche con tu hermana por cada semana que te demorás en las cuotas…

      • Norberto dice:

        “De no haberse incrementado a partir del 2011 las restricciones a la compra de divisas al sector de mayor poder adquisitivo del país, se hubieran necesitado 53.000 millones de dólares de nuevo endeudamiento, consignó un informe de la Gran Makro.

        “Esto hubiese revertido el proceso de desendeudamiento en marcha desde 2003, ya que la relación Deuda Externa/PBI de representar el 26,9% en la actualidad, hubiese pasado al 34,8%, un nivel similar al de 2007″, sostuvieron los economistas Alejandro Robba, Emiliano Colombo y Nicolás Bertholet.”

        http://www.ambito.com/noticia.asp?id=788972

        Nunca menos y abrazos

  10. Rodrigo dice:

    Lo digo redondamente: NO QUIERO QUE MACRI SEA PRESIDENTE. Escucho “la inflación afecta a los más pobres”, y me tienta responder: el uno a uno afectaba a los más pobres, la desocupación afecta a los más pobres, LA POBREZA AFECTA A LOS MÁS POBRES. En el debate económico “ortodoxia” vs “heterodoxia”, estoy del lado de la “heterodoxia”. Lo digo para aclarar los tantos de entrada, aunque reducir todo a ese debate es una forma de economía de pensamiento, no más que eso, ya que sabemos que la realidad es más compleja que cualquier cosa que podamos decir de ella. La ortodoxia te dice poco más o menos que la inflación es el peor de los males posibles, pero las recetas para combatirla me suelen parecer peor que el supuesto mal (descarto la discusión con lobbistas onda Melconián o Broda, que son sátrapas que responden a intereses que jamás serán los míos). Es como si te dijeran “si usted no se corta una gamba se va a morir”. “¡Pero doctor, tengo dolor de muelas! ¿Cómo carajo me pide que me corte una gamba?” Está claro que no existen medidas de economía política sin contraindicaciones.Hay gente que te dice “me encanta comer carne y lo pienso hacer hasta que me muera” y acto seguido “estoy en contra de la matanza de animales”. Esas frases son fruto de la imposibilidad de relacionar variables.

    Discutiendo sobre el artículo de Tonelli que posteó Don Abel, el amigo Bosnio respondía lo siguiente, que me pareció atinado.

    .
    Abro comillas y hago una síntesis de sus palabras:

    “Pocas cosas han perdurado más durante la década kirchnerista que la inflación, a excepción de DeVido. Con inflación hemos tenido años de crecimiento, muchos años de aumento en la inclusión. ¿Cómo asegurar que no es un efecto colateral “feo” pero inevitable o una variable hermana -que debe coincidir en el tiempo- de un proceso virtuoso?
    Imaginemos a alguien que valore las paritarias que mejoran el poder adquisitivo de los salarios pero que vea como un problema a reparar el hecho de tener sindicatos fuertes. Nadie valora los sindicatos fuertes en sí, pero ya entendimos que es un fenómeno inseparable del proceso virtuoso de mejoras salariales. Nadie podría sostener en un mismo párrafo que le gusta los resultados pro salario de las paritarias pero que el gobierno no tuvo éxito en debilitar a los sindicatos sino eliminarlos por completo.
    El problema energético es definido como un problema. Bajo esta mirada, el progreso tiene un sinnúmero de problemas. El aumento en el consumo de carnes, de celulares, de autos, etc… son “problemas” como el energético. Si consumiéramos menos carne podríamos exportarla y aliviar nuestra restricción externa. Si no consumiéramos 800.000 autos no necesitaríamos importar las muchas partes que poseen, liberando dólares para otros menesteres.
    El aumento de consumo de energía es un dato que acompaña todo proceso de crecimiento y/o inclusión. Todo aumento de consumo de algo, energía en este caso, implica inevitablemente reducir la cantidad exportable de ese algo (si lo tenemos) o aumentar la cantidad a importar de ese algo (si no lo tenemos). Lo que es cuasi indiferente cuando se trata de comodities. Si la argentina hubiese estado exportando gas por us$ 6Billones y tuviese que dejar de exportarlos porque aumentamos lo consumido, tendríamos un “déficit” de 6 Billones en nuestro flujo habitual. ¿Sería eso un problema energético?
    Problema es cuando no se tiene solución. Tengo un problema alimentario cuando no puedo comprar la comida que necesito.
    Como pasa en todo crecimiento la clave es si tenemos con qué solventar el aumento de gastos que implica. El aumento de consumo hasta hoy se logró solventar. Cruje, hay stress, gente que protesta, etc… Pero es inevitable en todo proceso de cambio.
    El colapso energético es otro de los mega dramas asintomáticos que tiene la Argentina. Un país con un grave problema energético desde hace 8 años, crece ininterrumpidamente. Convengamos que es inusual.
    Se dice que el déficit fiscal influye sobre el proceso inflacionario pero se omite comentar que también sobre el proceso de poder adquisitivo de los ciudadanos y sobre el crecimiento. Si el estado no emitiese todo aquello que hace con esos pesos que emitió no se haría. Sean rutas, escuelas, sueldos, asistencias o bombas, eso que hace no lo haría.
    No entiendo la supuesta incapacidad de hacer frente a las importaciones con la oferta exportable: estamos lejos de esa situación. Nuestras exportaciones nos permiten pagar todas las importaciones. Y no solo eso, nos deja un puchito incluso para cancelar deuda. Solo no nos permiten satisfacer la demanda de dólares de los coleccionistas locales de dólares (ahorristas) y la demanda de dólares de los viajeros por el mundo (coleccionistas de recuerdos en el extranjero).
    Pero siento que ambas demandas son muy elásticas con el poder adquisitivo, no veo situación estable en la que logremos mejorar la situación económica de nuestra población sin restringirle su deseo de coleccionar dólares o recuerdos en el exterior.
    Se habla del cepo y se dice que afecta la tasa de inversión, sin mencionar que la fuga de divisas -aquello que el cepo logró detener en seco- afectaba la tasa de inversión aún más.
    Yo podría decir que los controles en el aeropuerto afectan la apetencia por viajar en avión. Y omitir que los atentados que esos controles evitan, también los afectarían. Y así dejar instalada la idea que un gobierno que no elimina los controles actúa contra el viajero o decir “El gobierno no ha tenido éxito en eliminar los controles de valijas y pasajeros en los aeropuertos”.
    La frase acerca que el gobierno no resolvió antes que el fallo de Griesa el conflicto con los buitres es probablemente una frase digna de cualquiera que diga “yo lo habría hecho antes y mejor”. Porqué razón podemos imaginar a Singer arreglando por la guita del canje cuando tenían en Griesa un aliado (el fallo puede sorprendernos a nosotros, pero Singer lo había pedido y conocía a Griesa o al menos soñaba con este fallo). La idea que antes de esto y sin bravuconadas alguien podría haber hecho aceptar a Singer el deal del canje (sino estaríamos planteando arriesgarnos a disparar la cláusula Runfo) es como los que creían que sin las provocaciones de la juventud bulliciosa, ni Videla ni Martinez de Hoz habrían dado el golpe.
    No puedo asegurar que nadie podría haber logrado que Singer aceptara la quita del canje un año antes del fallo de Griesa, porque es una afirmación contra fáctica, pero estoy lejos de suscribir a alguien que afirma lo contrario, que se podría haber logrado y que el gobierno erró porqué no lo logró.
    Yo creo que de haber gatillado la cláusula runfo por una oferta superior al canje o de haberle pagado a Singer una oferta extraordinaria, estaríamos hablando del error del gobierno en haber cedido ante Singer y como queman el futuro del país y las arcas del próximo gobierno por un poco de paz inmediata.
    Que la creación del IPC no sirvió para despejar las dudas es como decir que nada de lo hecho redujo la sensación de vivir en una dictadura que tiene Alfredo Leuco.
    El IPC de hoy es un dato que mide correctamente (tanto como cualquiera) la inflación. Sirve para estimar valores constantes.
    Tener dudas y temores es un derecho humano que la Argentina concede y de la cual la mitad del país utiliza. Lo gracioso es que esa mitad suele despejar sus dudas con el índice que Patricia Bullrich confecciona en el congreso con la ayuda de una calculadora y una silvapen.
    La devaluación de 2014 fue sin duda un error. Fue sin planear, abrupta, etc… y pagamos las consecuencias. Pero decir de modo acrítico que devaluar es en sí mismo bueno ya es otra cosa. No tanto, no así, pero hay que devaluar para mejorar la competitividad de la industria y del interior. ¿Porque la devaluación del 2014 es un error y no mejoró la industria pero otra lo haría?
    La productividad es un término que requiere todo un tratado para ser concensuado. No hay dos definiciones iguales en toda la bibliografía.
    Creer que un dólar más devaluado ayudaría per se a las economías regionales es no conocer los tiempos y las trabas de un proceso productivo y, sobre todo, comercial.
    Es creer que el mundo es un mercado perfecto de comodities. Con una moneda mas devaluada un fabricante de bulones de Argentina comienza a venderle a Toyota en Japón desplazando a un competidor de China. Quizás no en un día, pero si en 2. ¿Por qué los productores de limones de Tucumán no logran vender en Bélgica sus limones? ¿Por el precio? ¿Porqué creer que las barreras que hoy detienen nuestros limones más baratos no detendrían nuestros motores cuando sean mas baratos? ¿O los países serian otros?
    Incluso si los países cambiaran y en el rubro bulones nos dejaran competir mano a mano a todos por precio, ¿estamos dispuestos a ser el país más barato? El país más barato tiene los salarios más baratos, las leyes ambientales más livianas, los niveles de seguridad e higiene más económicos, etc…
    Yo creo que por suerte el mundo no es un mercado perfecto ni las mercancías un comodity. En eso, el gobierno hace mucho más para el comercio internacional armando tratados estratégicos bilaterales que presionando por un dólar más alto.
    Alguien tiene que alambrar una cancha por nosotros o limitarnos a competir en productos relacionados a la soja, donde tenemos un precio subsidiado en la materia prima gracias a las retenciones.
    EEUU logra más por la colocación de sus productos teniendo la IV flota bien activa que reduciendo el valor de su moneda.
    La idea que los billetes deben tener una contraparte en creación de riquezas debería explicársela a la FED. En un país que destruyó valor y emitió como nunca, su moneda se revaloriza hoy ante el mundo. La explicación es más compleja.
    La única contraparte de los billetes es la inflación que genera y el costo de la tasas. Esa combinación debe ser satisfactoria para un país y hay un sinnúmero de combinaciones posibles. Solo elegir cual de ellas es la más conveniente. Las combinaciones posibles dependen de un sinnúmero de variables, la política no es una menor.
    La exégesis que muchos medios hacen sobre las reservas es interesante para instalar que tenemos reservas crecientes pero que son de mala calidad, como los votos que no ganaba Pino.
    El mundo tiene este tipo de reservas, de dudosa calidad.
    ¿Tenés yuanes que es la moneda en la que compramos al principal país del cual importamos porqué es menos importante que tener dólares? ¿O alguien vislumbra en el corto plazo una Argentina que no importe nada de China?
    Que las importaciones no pueden bajar no incorpora el hecho que la producción de YPF va en aumento. Es esperable en los próximos años que logremos el autoabastecimiento en petróleo y gas. O al menos, es difícil suscribir que nada cambiará en ese rubro.
    La Argentina se endeuda sin problemas y lo viene haciendo, compra trenes, plantas nucleares, motores, etc todo a crédito. Incluso emite deuda sin problema. Se compró YPF con deuda emitida hace 2 años y acaba de emitir más deuda. No entiendo el vaticinio que anuncia que el gobierno deberá hacer, algo que ya hace y hace tiempo.
    El mayor ganador desde el 2003 puede ser Pérez Companc (quizás lo sea, pero lo tomé como ejemplo al azar) pero eso no quita que los asalariados hayan subido mas de 10% su participación total en un PBI. PBI que además se cuasi duplicó.
    El ganador, sea un individuo o un sector, puede ser estigmatizante para ese individuo o sector, puede hablarnos de que falta presión fiscal sobre él pero no habla de la distribución.
    Así como implementar un proceso que deje en la ruina a Amalita no implica forzosamente que ha mejorado la PAM.
    No concuerdo con quienes creen que la industria no ha sido favorecida. El gobierno negocia a brazo partido un cancha alambrada para las automotrices y autopartistas, para poder venderle a Brasil en condiciones que le permiten no ser arrasadas por China.
    Les entrega energía a precios irrisorios. Créditos a tasas reales negativas.
    Frena en la aduana a miles de importadores sometiéndolos a papelerío burocrático que no es más que un filtro para arancelario.
    Y sobre todo, un modelo que cuasi duplica el PBI basado en el consumo interno es el sueño de todo industrial.
    La industria es un medio para mí. Como el comercio o los servicios.
    Industrializar al estilo tierra del fuego no me gusta. No lo apoyo. Y sin embargo aumenta el índice de industrialización.
    La industrialización es una forma más de lograr el PAM. Mucho mejor que la asistencia, sin duda, pero no mejor que los servicios o que el comercio.
    Hemos convivido hace algo más de 10 años con un largo periodo de inflación cero y personalmente no extraño para nada esa época.
    Ahora en cambio, tenemos un largo proceso con inflación y pareciera que la ciudadanía espera poder repetir estos años.
    No comparto la facilidad con la que se tilda la inflación de negativa. A menos que miremos la variable solo en el laboratorio y afirmemos “Quiero todo igual, pero con inflación cero”. Como quien dice quiero comer bife pero que nadie mate un animal.
    Esa idea de variables que se mueven inconexas es una de las ideas matrices que no suscribo.
    No hubo en argentina un solo proceso de 4 años o más de crecimiento con inflación cero. Ni uno. Es al menos llamativo.
    Y todos los procesos de crecimiento del siglo XX que tuvimos fueron con procesos de alta inflación.
    ¿Quiere crecimiento? Parece que va a tener que tolerar inflación.
    A mi me gusta mucho el desendeudamiento. Y no me gusta el endeudamiento con los mercados. A dos procesos iguales, prefiero el que lo haya logrado con menos deuda o con mas desendeudamiento.
    A dos endeudamientos iguales, prefiero el que lo haya hecho en moneda local.
    A dos endeudamientos iguales prefiero el que lo haga con estados y por financiación de activos o financiación de exportaciones.
    No rechazo todas las deudas. Y no rechazo un proceso porque use la tarjeta de crédito un ministro.
    Miro el carácter del proceso. ¿Es un proceso que se endeuda como parte de su esencia? ¿Qué lo hace con los mercados y en moneda extranjera?
    Eso me produciría mayor rechazo.
    Este no es el caso. Se vienen desendeudando a grandes pasos, han pesificado la deuda, han incorporado estados en los prestamistas, han orientado el crédito a la adquisición de compañías como YPF o grandes inversiones como usinas, ferrocarriles.
    Preferiría que lo lograsen cobrando el impuesto a la herencia, por supuesto.
    Pero no salto como leche hervida porque un gobierno que se desendeuda a un ritmo de 10 billones al año coloque deuda por 1,5 Billones. Así como cuando Menem cancelaba una deuda de 200 dólares yo no salía a apoyar un cambio de rumbo hacia el desendeudamiento.
    El carácter de los procesos requiere de un análisis menos volátil.
    Estamos peor que en 2011 porque este año CFK debe dejar el cargo.
    Pero en líneas generales, para la familia que mantiene su ingreso, sus empleos, aunque no haya aumentos en el poder adquisitivo. por dos años más en un país donde la memoria está aún muy marcada por el desempleo y la falta de ingreso, es una mejora.
    Sería mejor si el proceso de inclusión acelerada que tuvimos al bajar de 24% de desocupado a 7% siguiera al mismo ritmo. Seria mejor si el aumento del PBI que llevó a duplicarlo en 10 años siguiera al mismo ritmo. Y que el proceso de aumento del PAM siguiera al mismo ritmo.
    Si lo hubiéramos hecho seriamos hoy Alemania. Como no desearlo.
    Un mediocre conservador como yo, sigue creyendo que este proceso es inusualmente bueno. Y temo que otro lo hubiera podido hacer mejor. En cambio muchos de las ideas que se sostienen para hacer este proceso extraordinariamente bueno uno mucho mejor nos habrían hundido”.

  11. Silenoz dice:

    NO DIEGO:
    1-Ser tomador de precio significa que el precio de los yuyos (nuestra especialización) lo definen otros aka Chicago
    Y no, para vender estos yuyos no necesitamos ser más baratos sino ser lo suficientemente productivos para tener ganancias con el precio que OTROS disponen, ésta es, en todo caso, la cuestión matemática

    2- Ser el más barato no es la única forma de competencia, de hecho cada vez es mayor la competencia por diferenciación o sea, “no soy el más barato pero mis productos te ofrecen además esto, esto, etc” si sólo se venden los más baratos deberíamos dar por aceptada la pelotudez ortodoxa del homo economicus, no tendrían razón de ser las marcas, el “pertenecer tiene sus privilegios”, “caro pero el mejor” (quizás alguno se acuerde del Grundig) conductas comerciales varias, etc. Además sería frustrante por que ¿cómo hacés para empardar la productividad china?

    3- hay un consenso en que la tasa de interés es un piso de ganancia, lo llamado costo de oportunidad, pero no hay que mezclar el rendimiento de un activo en moneda dura con el margen de beneficio produciendo un producto con destino al mercado interno o externo sin tener en cuenta disponibilidad de recursos e inflación. Además yo no creo que los márgenes de las industrias sean tan escasos que no sobre pasen un 10% y te digo más: plantar naranjos NO ES industrializar un país con lo cual ciertas lógicas y actitudes deberán reconvertirse (es lo que comento respecto a la urgente productividad que necesitan ciertas economías regionales) la idea precisamente es salir de ese tipo de producción, yo las puedo bancar mientras se reconvierten pero a futuro NO SIRVEN ¿se entiende?

    4-NO los “canales de financiamiento” se agotaron por el crecimiento del mercado interno y no tener un política clara de sustitución de importaciones + otra política industrial desarrollando a futuro sectores estratégicos. Agravado por la caída de los términos de intercambio y esa puja por volver al “país normal” o cambiar la “estructura productiva desequilibrada”

    Hoy estamos algunos discutiendo estas cuestiones lo cual para mi es un gran avance por que te acerca a lo que yo al menos deseo: industrializar este país que tomará varias décadas (China por tomar el último ejemplo: 30 años de preparación y “learning by doing” para despegar hace 10 años o sea un ciclo de 40 años, similar a otros como los mismos yanquis, alemanes o coreanos)

    Consecuencia de todo esto entonces el atraso cambiario no preocupa por lo que vos pensás o, mejor dicho preocupa a aquellos que creen en el rol que nos cabe dentro de la división internacional del trabajo y con concepciones erradas sobre la competencia en los bienes industriales. Así su “progresismo” es funcional a la “derecha”.

    Por eso es que yo considero que el “atraso cambiario” debe arreglarse pero NO en términos ortodoxos

    Precisamente si devaluar no soluciona el problema de fondo cuestionate la utilidad de la misma cosa que no hacés (de hecho todo lo contrario) con tu anterior speech ¿?

    Entonces ¿en qué quedamos? ¿quién es el esquizofrénico? ¿vas a negociar con Broda et al devolver tu exceso de consumo?

    • Diego dice:

      Total acuerdo en que lo que faltaría en la estructura económica argentina es un gran aumento de la productividad así en lugar de importar naranjas importamos el futuro “i-pad gaucho” que compita con el de Apple y con el de Samsung. Me encantaría. ¿Pero sabés cuál es el único camino para mejorar la productividad? Aumentar la inversión, que es lo que yo estoy pidiendo. Pero es una ingenuidad pensar que vendrán capitales a invertir en plantas con tecnología de punta si el flujo para entrar y salir del país no se aligera.
      No lo dudes, productividad es igual a cantidad de dinero puesto durante años. Lo de la devaluación y todo eso sería solamente para manejar la contingencia y posibilitar una cantidad de flujos de capital hacia el país que vaya sedimentando niveles de productividad que nos permita en principio no tener que recortar los niveles de consumo actuales y después ir subiéndolos de a poco sin locuras como las de los 90s que nos depositen en una nueva crisis de balanza de pagos.

      P.D.: Ser baratos es ser productivo. ¿Sabés cuánto cuesta producir una tonelada de soja en Zurich? Mucho más que en la Pampa Húmeda, como te imaginarás. Por eso Argentina está en el mercado mundial de soja y Zuiza no. Después, en productos diferenciados si no sos el que la tiene más grande, tenés que hacer la diferencia por precio. La mejor birome descartable es la Pilot, que sale 10 veces más que una china que no escribe tan lindo pero que fue por la que yo opté ayer cuando fui a la librería. Argentina más allá del bife de lomo de novillito en nada más se destaca por calidad por sobre el resto de los países. Ni hablar de lo todo lo que es intrínsecamente industrial. Ahí tenés que competir con los chinos que son muy baratos y muy obedientes, imaginate el márgen que tenemos para hacernos los locos con un tipo de cambio que nos permita hojear Despegar.com .

      Saludos,

  12. Arielle dice:

    Yo los leo y me digo, pero que inteligente son estas personas, y lo son, no lo digo en forma sarcástica. Pero a mis sesenta años, con una jubilación paupérrima, habiendo visto de todo, nacido en la semana que cayó Perón y con mi padre peronista en la cárcel, habiendo transcurrido la facultad entre ametralladoras y amigos desaparecidos. Luchado denodadamente por tener un empleo y que jamás faltara lo básico en casa, creo que el grave problema de los argentinos es aferrarse con uñas y dientes a ser eternos clientes de una vieja escuela de políticos. No importa que rumbo tenga este país, oficialismo u oposición, tienen sus vidas aseguradas, las de sus hijos y nietos por su perpetuidad de años y años en el poder. Seguimos siendo caciques e indios, aferrados al totem y lo único que no nos hace devorarnos unos a otros mientras los que gobiernan dirigen, es que no somos africanos ni orientales…porque sólo eso nos completaría como país lleno de facciones que sólo ven la propia verdad cuando la verdad, la verdad señores, no tiene versiones, la verdad es una sola. Sí fuéramos capaces de aceptar ver la verdad cada uno de nosotros, no la que nos guía dogmáticamente, sino la que te lleva por la luz, aunque duela y la que te da un futuro esperanzador aunque no sea más que para las generaciones futuras… seríamos la mejor versión de nosotros mismos, entre tanto sólo somos eso…facciones al servicio de unos pocos que hace tiempo se tiran con munición como hacen los chicos, sólo para hacernos creer que son diferentes. Y no lo son…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: