Massa y la polarización, según Clarín

massa

En posteos recientes volví a plantear una vieja opinión mía: que se debe leer a los columnistas políticos de los diarios más para descubrir su agenda del momento que por la información que puedan tener; y una nueva observación: que Clarín le estaba recortando el apoyo a Sergio Massa.

Pero no voy a dejarme llevar por el dogmatismo. Esta semana, por ejemplo, Julio Blanck escribió una columna lúcida sobre la situación en la provincia de Buenos Aires. Es cierto que sus palabras de aliento sobre Massa lo hacen pensar a uno en los médicos cuando dicen «Está todo lo bien que se puede esperar«; es cierto que, aunque reconoce el vigor electoral del oficialismo y el rol central de CFK, lo hace con una mirada clarinista (el título de la nota es Odio, celos y traiciones en la Provincia). Igual, es un resumen interesante.

Como Clarín ha adoptado una política idiota que exige inscribirse con Gmail o Facebook para leer sus notas en la Red, la subo aquí. Además, la encuesta del posteo sobre las PASO porteños parece indicar que un 60 % de mis visitantes es kirchnerista – que se supone no leen al Enemigo… Sobre todo, me da oportunidad de agregar al final un aspecto importante en el que no estoy de acuerdo.

«Sergio Massa no está terminado. Su vigor político parece algo debilitado pero su voluntad y su ambición están intactas. En una reunión de su mesa chica, no hace mucho, alguien le planteó si no era prudente estudiar la posibilidad de bajar a la candidatura a gobernador bonaerense, para hacer pie firme de cara al futuro. Los gritos de Massa se escucharon hasta los confines de Tigre. No se baja.

Es cierto que se quebró el triple empate entre él, Daniel Scioli y Mauricio Macri, que algún sondeo –en el que pocos creyeron– detectó hace ya ocho meses. Es cierto que desde entonces Scioli se mantiene, Macri crece y Massa va en retroceso. Es cierto que se achicó el bolsillo de empresarios que habían prometido lubricarle la campaña, y que por momentos desaparece del radar del poder. Pero la construcción de su hecatombe también es, en parte, una operación de sus rivales, que buscan rapiñar los retazos de electorado que va dejando por el camino. 

Las circunstancias no lo ayudan. Ante una creciente polarización social, no resulta sencillo mantener cierta equidistancia entre las ideas de continuidad y cambio. No hay dónde pararse, literalmente. Massa necesita esquivar esa polarización que lo está acogotando.

La continuidad es Scioli, podría ser Florencio Randazzo. Es la oferta de un Gobierno que conserva centralidad después de doce años. Porque tiene en la Presidenta al actor político principal y porque la economía, con su depresión estabilizada, evitó los augurios de catástrofe y promete no empeorar demasiado de aquí a las elecciones.

El cambio parece ser cada vez más Macri. Es quien ha ido avanzando sobre las franjas de la sociedad, quizás mayoritarias, que pretenden un nuevo orden político, económico e institucional. 

Dirigentes importantes del Frente Renovador protestan por la instalación negativa de su jefe. “Sergio está en 20 puntos de intención de voto y el que va primero le lleva menos de 10. Falta mucho y nosotros seguimos competitivos”, aseguran. El que va primero, según qué encuesta miren, puede ser Macri o puede ser Scioli. Una sola encuesta en circulación da a Massa segundo y por encima del 20%; las demás lo ponen tercero bordeando el 15%. 

Las noticias recientes no fueron buenas para Massa. Se le escabulló Carlos Reutemann, que se abrazó con Macri. Enseguida apostó y perdió en la Convención de la Unión Cívica Radical. Los radicales decidieron aliarse a Macri y alejarse de él porque ven hoy al jefe del PRO como un vehículo más apto para que los lleve hacia el poder. Los demás argumentos del radicalismo son apenas justificaciones para esconder ese duro pragmatismo.

Massa necesita con urgencia una estrategia de recuperación. Tiene un punto de apoyo decisivo: su gravitación en la provincia de Buenos Aires. Allí logró el 43,8% de los votos cuando ganó las legislativas de 2013 y desbarrancó para siempre el proyecto de re-reelección de Cristina. Según dirigentes de su entorno, su intención de voto en la Provincia estaría hoy en alrededor de la mitad de aquel resultado fenomenal. Se puede ver como una pérdida enorme. O como una base muy sólida desde la cual intentar recomponerse. 

El problema es que Massa tiene revolucionada a su tropa bonaerense. Lleva demasiados días preciosos dedicados a tratar de ordenar una interna en la que abundan odios, celos y traiciones. Algunas rencillas son naturales de la política, otras quizás obedezcan a su modo de conducir.

Hasta hace poco tenía media docena de candidatos a gobernador. Tener tantos es tener ninguno. Su fue Gustavo Posse, anda amagando con irse Jesús Cariglino. Quedan cuatro. Massa querría sólo dos.

Francisco de Narváez, el último en llegar pero con capacidad de pagarse una campaña bien robusta, puntea entre ellos en intención de voto. Pero casi no le saca ventaja a Darío Giustozzi, que es socio fundador del massismo. Giustozzi encabeza el pelotón de los “puros” y “originales”. Quiere llevar de candidata a vice a Malena Galmarini, la mujer de Massa. O a Gabriel Katopodis, intendente de San Martín, massista desde la hora cero. Como todos los demás, está un poquitín cansado de tanta franela y a veces se le vuelan los pájaros.

Felipe Solá y Mónica López, los otros dos precandidatos provinciales, sienten que los llevan gratis al pelotón de fusilamiento. Y patalean. Dicen cosas horribles de todo el mundo massista: nadie queda a salvo. 

Las cosas no van bien y para enfriar tanta calentura Massa tiró la pelota afuera. Creó una comisión para que dentro de un mes defina quiénes serán los dos o tres precandidatos. Siempre fue un tipo optimista.

Sería injusto, con todo, suponer que solamente en el massismo se cuecen habas. Allí donde se pelea poder los ánimos se encrespan en vísperas de tiempo electoral. Así, otro lugar donde si se pincha sale sangre es el peronismo kirchnerista. ¿Dónde bullen de verdad las pasiones si no en el peronismo, oficialista u opositor? Y en ningún otro lugar ese hervor iguala al de la Provincia.

La pulseada por la candidatura a gobernador oficialista fue lanzada por una jugada fuerte de Cristina: bajó a Julián Domínguez de la grilla nacional y lo mandó a competir en la Provincia. “Es el candidato de la Señora”, asegura un fiel intendente del Gran Buenos Aires. Habrá competencia, posiblemente. Pero a los demás anotados en esa carrera les hace menuda gracia esa preferencia presidencial.

Cuentan que el ministro Julio De Vido enfureció al conocer una encuesta de la consultora de Artemio López, que le da a Domínguez, titular de la Cámara de Diputados, una intención de voto del 20,7 %, en un escenario con más de un precandidato por fuerza. La encuesta se difundió a poco de que Cristina pusiera su dedo mágico en Julián. Fue una contrariedad para el buen De Vido, que viene regando con amor la plantita de Los Octubre, colectivo de intendentes que pretende colocar a Patricio Mussi, de Berazategui, en esa candidatura. 

Tampoco le sobra alegría a Diego Bossio, jefe de la ANSeS, que había empezado a mover el amperímetro después de mucho trajín y mucho contacto con la estructura peronista. Ni a Fernando Espinoza, jefe del PJ bonaerense y patrón de La Matanza, que reclama un lugar en el podio provincial.

Otro anotado es Sergio Berni, quien recuperó sus ganas de ser candidato después de una prudente salida de escena tras su intervención en el departamento de Puerto Madero la noche en que mataron al fiscal Alberto Nisman. Berni anduvo un par de semanas trabajando de alto directivo de Interpol en Lyon y Viena, antes de regresar al país y reaparecer justo cuando la Justicia desestimaba las denuncias en su contra.

Esta semana la Presidenta jugueteó con su ambición: “A vos Berni, verte con ese traje, estás de candidato”, le dijo durante la videoconferencia desde la Casa Rosada. Rápidos para interpretar el lenguaje de gestos del palacio, hubo quienes vieron una bendición de Cristina cayendo sobre el enfático secretario de Seguridad. ¿Será así?

También está anotado Fernando “Chino” Navarro, jefe del Movimiento Evita, la principal fuerza movilizadora del kirchnerismo provincial. 

Pero a los intendentes, dueños de las comarcas electorales, la cuestión del gobernador parece importarles bastante poco. 

Jefes comunales de peso se reunieron con el diputado Jorge Landau, apoderado del oficialismo. Dejaron constancia de que quieren ir a las PASO colgados por igual de las boletas de Scioli y de Randazzo. Y de cualquier otro precandidato.

Lo que tira de la urna, dicen, es el postulante a presidente. En elecciones generales “el candidato a gobernador puede ayudar a perder votos, nunca a ganarlos”, especulan sin pizca de piedad. ¿Odio, traición? Apenas instinto de supervivencia.

Landau escuchó y anotó. La palabra final la tiene Cristina. Como en todo«.

En general, estaría de acuerdo en la evaluación que Blanck atribuye a los intendentes peronistas: que el candidato a gobernador es menos importante en Buenos Aires que el candidato a Presidente, cuando las elecciones son simultáneas. Eso se vio en 1983, cuando ganó un desconocido Armendáriz arrastrado por la victoria de Alfonsín. Pero… lo que puedo apreciar en el monitoreo de las redes sociales, lo que empieza a verse en algunas encuestas, es que esta vez no es así.

Será por la disconformidad, en una ancha franja, con la gestión actual; será porque es difícil separar en la percepción de los bonaerenses hoy cuando piensan en el «gobierno» al nacional del provincial; … No puedo decirlo con certeza. Pero me siento confiado en afirmar que esta vez, a quien aspire a llegar a la Presidencia le conviene estar acompañado por un buen candidato a gobernador.

12 Responses to Massa y la polarización, según Clarín

  1. Matias dice:

    Y cual es el candidato a gobernsdor del niño Macri?

  2. Jose dice:

    «pretenden un nuevo orden» me da repelús

  3. cinebraille dice:

    Ricardo Tascher observó que en el 43% de Massa de 2013 estaba el voto macrista, de modo explícito por cierto. A lo mejor no es descenso, simplemente el voto macrista vuelve a su cauce. O al menos vuelve por ahora: Macri se manejó con bastante torpeza con sus nuevos aliados radicales, a quienes en realidad no les propone unión sino una especie de Anschluss.
    Es gracioso ver al massismo quejarse de que el Círculo Rojo les soltó la mano de los apoyos financieros: a ver si todavía terminan haciendo campaña corriendo al kirchnerismo por izquierda.
    Lo único seguro es que aún falta mucho, y el resultado es abierto.
    Saludos

  4. victorlustig dice:

    la pregunta implicita es que define a un buen candidato a Gobernador

  5. Xanadu dice:

    En el FPV tal vez hubo-hay demasiados egos.
    Mi equipo hubiera sido:
    -Presidente/Vice: Scioli-Urribarri
    -Pcia BA: Randazzo/Bossio
    -CABA: Recalde/Ceruti

  6. Particulares 30 dice:

    No sé si el marketing político “Todolopuede” como receta para construir un buen producto… Las realidades son distintas según la ubicación del voto…El concepto de “cliente satisfecho” funciona diferente… Los intendentes de las periferias lo saben… Cuando van a inaugurar una red de agua son recibidos con el reclamo de lo pendiente, para cuando la próxima obra… Steve Jobs de Apple, decía sobre ciertos tips impuestos como verdades…”No basta con preguntar a tus clientes lo que quieren y dárselo, para cuando lo hayas conseguido ya querrá algo nuevo”.

    Pareciera que los acuerdos que se firman cuando se creen asegurados, inmediatamente se transforman en blancos móviles por acción de la mecánica que los genera…Los acuerdos cupulares en vista a las elecciones, cuando se los quiere implementar se topan con la realidad…Huelen a encuentros copulares… Quien culea a quien y yo como actor que papel me toca… El estar de acuerdo con la ley de matrimonio igualitario no implica aceptar que a uno le toquen el culo… Una cosa es hacerse el boludo y otra es serlo… Es el momento en que agujero negro actúa bajo sus instintos y termina morfandose a sus dirigentes.

  7. walter dice:

    Anschulls, una buena para que Nito Artaza tuite.

  8. Norberto dice:

    Alguna vez y hace bastante, un poco tiempo después de las elecciones 2013 dije que había un componente PRO no menor al 15% y algo así como un 5% o mas de Unen y del Colo en el voto FR de la PBA, que migrarían en caso de tener un gorila mas auténtico, lo que hoy queda en el FR es el peornismo opositor y K críticos, y que estos últimos con la nariz tapada votarán FPV ante la alternativa Macri, lo doy por muy probable, por lo que sumaría esos puntitos, algo así como 5% de PBA al candidato que salga de nuestra interna.
    Nunca menos y abrazos

  9. OMIX dice:

    1ro.- No nos quejamos. Lo ponemos en evidencia. Tampoco recibimos plata de narcos, blaqueadores de fondos de los narcos (bingueros) ni construcción (lavadores). tambien lo queremos hacer notar.

    2do.- El 43% hay q demostrar que se ha ido, lo mediremos recien en agosto. El que sospecho ido del todo y en franco descenso es el 54% de 2011, reconvertido en 30% de 2013 y calculo que 20% en 2015 del FPV

  10. Alfre dice:

    «Ponen en evidencia» hoy lo «desmentido» ayer. Teniendo en cuenta que ese es su modus operandi, me pregunto si lo de los narcos, etc., en tu comentario, no será un adelanto de otra «puesta en evidencia» para más adelante.

  11. Leandro dice:

    Te mandaron saludos «mi sangre» y Walter Mosca, Omix.

    Dicen que cuando salgan se comunican con tu jefe para arreglar lo del dinerito ese que le pasaron para la campaña de 2013.

  12. fernando dice:

    Para leer clarin sin registrarse hay que desactivar javascript y santo remedio, o si usan adblock agregar dos lineas de bloqueo, es bastante torpe el metodo que usaron.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: