De Néstor Kirchner

nestor-kirchner

No quiero dejar pasar este 27 sin mencionarlo. N. K. no es una “efemérides” más. Al mismo tiempo, tampoco tengo algo nuevo para decir. Su lugar definitivo en la historia se lo dará la historia que escribamos en las próximas décadas.

Por eso, repito algunos párrafos que ya escribí en el blog. Empiezo enlazando algunos posteos que escribí el día de su muerte y el siguiente: éste, éste, éste y éste.

A los dos años, quise hacer un esbozo de su trayectoria en la política nacional:

Néstor Kirchner llegó a la presidencia en forma casual. Gobernador de una provincia petrolera, contaba con los recursos mínimos que son necesarios para un intento de proyección nacional, pero todavía no era conocido salvo a un círculo pequeño de políticos profesionales. Resultó ser, sin embargo, el candidato que el aparato bonaerense del P. J., el más poderoso que quedaba en pie en el 2003, podía plantear como alternativa a la candidatura de Carlos Menem, que habría llevado al peronismo a la derrota, inevitablemente.

Lo llamo casualidad. Quizás Hegel habría hablado de la “astucia de la historia”. Porque Kirchner tuvo la lucidez para percibir algo tan obvio que el otro candidato que el peronismo anti menemista había ensayado en ese año, José Manuel de la Sota, no pudo ver: que la modernización capitalista que Menem enarboló había terminado en un fracaso tan doloroso que era ilevantable, aunque nadie atinaba a definir la alternativa.

También percibió otra realidad política que al peronismo en general, por razones históricas, le resultaba difícil de asumir: que una alianza sólida con la izquierda del peronismo y del no peronismo que se habían alejado de él por la experiencia menemista, le permitiría recuperar el espacio político y la mayoría indiscutida… en tanto conservara la adhesión del votante peronista.

Supo mantenerla, con algún altibajo. Nuevamente, la audacia y unas convicciones testarudas le sirvieron para llevar adelante políticas que estimulaban el consumo interno y la creación de empleo. Es cierto que las circunstancias del mercado internacional y el “colchón” creado por la Gran Devaluación del 2002 lo ayudaron, pero también hay que tener presente la firmeza con que enfrentó a intereses nacionales e internacionales y – tal vez lo más difícil – a la “racionalidad” y al sentido común aceptados por la inmensa mayoría de los “formadores de opinión”, esa racionalidad que años después se mostraría suicida ante la Crisis global desatada desde el 2008.

Esto está necesariamente simplificado. Nada es tan lineal en la práctica. Pero las líneas generales, estimo, son ciertas. Como también lo es que ni Kirchner ni Cristina, al comienzo de su mandato, plantearon modificaciones profundas al sistema económico vigente. Después de la débacle del Estado planificador y empresario, que empezó mucho antes de Menem, Argentina se aferró a un sistema de capitalismo prebendario y servicios tercerizados. Kirchner negoció. pulseó y arregló con los Eskenazi, los Bulgueroni, los Cirigliano, tanto como con actores más establecidos y poderosos como las mineras, Cargill, las automotrices y el holding que encabeza el  licenciado en ciencias políticas Paolo Rocca.

No puedo afirmar que se podría haber hecho algo muy distinto, salvo en las ensoñaciones de troskistas, discípulos de la Escuela Austríaca, y otros teóricos. Por mi parte, estimo que se podría haber hecho con más conciencia de los límites de este esquema. Lo cierto es que esos límites – los de un Estado deteriorado y no reconstruído, de un sistema económico en el que en áreas numerosas y claves hay pocos actores y cartelizados – han aparecido en la gestión de Cristina“.

En otro aniversario, hice una evaluación más breve y, creo, evidente:

Kirchner fue el conductor más importante hasta ahora que ha tenido el peronismo, después de Perón. Con esta calificación lo pongo por delante de nombres muy diversos e importantes, pero tiene un sentido práctico que el mismo General habría aprobado: Conductor es el que conduce“.

7 respuestas a De Néstor Kirchner

  1. Rogelio dice:

    Abel, suscribo tu evaluación del párrafo final que – por su carácter práctico – acaba por ser irrefutable: “Conductor es el que conduce”.

  2. Carlos G. dice:

    El 27 de octubre tiene para mí dos significados, uno, el más antiguo, entre alegre y melancólico ya que es el aniversario del nacimiento de mi lejana y segunda hija.
    El otro, más reciente, de tristeza por la muerte de NK.
    Un tipo al que no conocí hasta que llegaron las elecciones del 2003 y al que voté porque, a diferencia de los otros candidatos, me generaba más dudas que certezas.
    Y, desde su discurso de asunción del mando, comprendí que no me había equivocado.
    La noticia de su muerte el 27 de octubre de 2010 me encontró solo en mi casa (mi esposa, docente, estaba trabajando en el censo) y recuerdo haberme sentado sobre la mesada de la cocina con una sensación de miedo corriendome por dentro.
    Miedo como un chico que de pronto se encuentra solo.
    Lloré con los ojos cerrados.
    Ayer no quise ver las noticias de los actos recordatorios, pero al final del día me quedé viendo unos reportajes a Estela de Carlotto y a una Madre de Plaza de Mayo que le regaló su pañuelo a Cristina en el funeral, y al fotógrafo de la casa de gobierno contando de esa foto donde se ven sólo el féretro y a Cristina y la bandera y los pañuelos de las madres.
    Escenas de la ceremonia, gestos de adios y de tanto dolor de gente común.
    No pude evitar, de nuevo, un nudo en la garganta y las lágrimas en los ojos.
    No hay dudas de que políticamente hablando “conductor es el que conduce”, pero para generar tanto amor y reconocimiento, tanta bronca de que se haya ido, se requiere, me parece, mucho más.

  3. Gerardo González dice:

    No estoy de acuerdo.
    Los gobiernos de Néstor y Cristina pasarán a la historia como una larga década de transición entre la década de Domingo Cavallo (Menem-De la Rúa) y lo que viene. Los Kirchner han sido y ahora son mas chapuceros, improvisadores, malos pragmáticos que un régimen con un proyecto propio. El tan cacareado modelo no existe ni nunca existió. La extraordinaria recuperación económica del país se debió al abandono de las políticas de Cavallo, no a metas estratégicas del gobierno. La devaluación, los superávits gemelos de los primeros años se iniciaron en el interinato de Duhalde.
    Los cónyuges han sido sí políticos puros, en el peor sentido nacional. Nunca construyeron nada afuera de la presidencia de la Nación.
    Así terminan su ciclo, con una país empantanado en la recesión y una peligrosísima inflación, debida a sus malos gobiernos.
    Lo que venga, sea Scioli o algún opositor, será mejor que este régimen rígido, incapaz, encerrado en sí mismo.

  4. victorlustig dice:

    Gerardo
    Alfonsin fue la transicion a la democracia
    Carlito fue la transicion al fin de la historia
    Duhalde fue la transicion desde el fin de la historia
    NK y CFK la transicion desde Cavallo

    lamentablemente, todos son transiciones, y, puedo remontarme 50 años, por que todos creen ser fundacionales, la verdad, ninguno lo es, las corrientes de la historia son mas fuertes (si Asimoviano) y como pareceria ser que nos embarcamos a un futuro con deflacion, quizas sea hora de pensarlo en ese paradigma, pero eso es todo otro tema, de pensamiento estrategico, que, hasta el proximo fundacional nadie pensara probablemente

    • Rogelio dice:

      Estimados Abel, Víctor, Gerardo:

      Asimoviano
      “El mundo viene evolucionando y los hombres creen que son ellos los que lo hacen evolucionar; son unos angelitos.
      Los hombres somos el producto de la evolución, no la causa.
      El mundo evoluciona por factores de determinismo y fatalismo histórico. Hay muchos factores que no los controla el hombre; lo único que éste hace, cuando lo puede hacer, es que cuando se presenta esa evolución fabrica una montura para poder cabalgar en ella y seguirla”
      ; click ACÁ para una referencia previa a este mismo debate.

      Saludos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: