Una idea, brasileña, para el Estado y la industria

mirada brasileña

El debate sobre estrategias de industrialización, retomado en estos días en el blog de Abel aquí y aquí, estimuló un desafío conceptual. Un nuevo y entusiasta bloguero (y tuitero), Gonzalo Bustos, propone en su Optimus Subprime «El Estado logístico, ¿opción para Argentina?» Es un concepto desarrollado en Brasil y entre nosotros lo expuso en la Universidad Nacional de Rosario uno de sus propulsores, el profesor Amado Luiz Cervo.

Muy resumida, la idea que subyace es la concertación entre el Estado y los liderazgos no gubernamentales. Un concepto muy tradicional en el pensamiento peronista. Pero la dirección que propone imprimir desde ese punto de partida tiene raíces en la práctica brasileña desde hace bastantes décadas y es ajena a nuestra experiencia, salvo el ensayo, frustrado, durante el gobierno de Frondizi: moverse en los marcos del proyecto liberal hacia el exterior, a cambio de consolidar hacia dentro el proyecto desarrollista.

Gonzalo expone la idea a partir de su concepción que «el neodesarrollismo argentino que viene, si el gobierno que viene lo trae, debe superar definitivamente al postneoliberalismo como modus vivendi perpetuo«. Vale la pena leer ese posteo, aunque reconoce que necesita una elaboración mucho más amplia, si se quiere que sea algo más que una frase. Promete completarlo con desarrollo sobre Brasil, Chile y BRICS.

Por mi parte, estoy de acuerdo que el rechazo a la experiencia neoliberal ya no alcanza como guía. Se necesitan nuevas ideas. Y, sobre todo, estrategias. Sobre el «Estado logístico» espero más precisiones de Gonzalo, muy al tanto de lo que se discute en Brasil, antes de opinar. Pero tengo una reserva básica: aunque la lucha política es en Brasil tan dura como entre nosotros, sus poderes fácticos son más estables que los nuestros y no adolecen de la cultura cortoplacista que impera aquí. En Argentina, la competencia por quien ocupará la presidencia influye también – mucho más que en nuestros vecinos – en como se repartirá el poder en los otros sectores de la sociedad.

Más allá de esta duda, y de la dificultad de asimilar «liderazgos no gubernamentales» con las empresas multinacionales, actores inevitables en nuestra economía y en cualquier proyecto regional, hay una realidad que me parece que es necesario enfrentar: Argentina y Brasil, los socios hegemónicos hasta ahora en el MERCOSUR, coinciden en preservar un proyecto industrial para sus sociedades. Pero deben hacerlo en un sistema global que se rige, y que impone a los miembros que no son lo bastante poderosos para eludirlo, la lógica del capitalismo tardío. Con la que se mueven hacia afuera, no nos engañemos, también nuestros amigos de los BRICS.

24 Responses to Una idea, brasileña, para el Estado y la industria

  1. Alcides Acevedo dice:

    ¿Perdón? ¿cuál es el proyecto industrial de Argentina?
    ¿El enclave de Tierra del Fuego? ¿la industria automotriz?

    Brasil por otra parte hace rato quiere cerrar con la Unión Europea un acuerdo de libre comercio, Argentina, por supuesto, se opone…

    Pero vamos a lo importante: ¿Quieren industrializar? les pongo un ejemplo cercano, el de Mexico.

    Más allá del NAFTA los tipos son consistenetes (o son consistentes a la fuerza), la productividad por empleado en la industria automotriz mexicana más que duplica a la de Brasil y Argentina:
    http://eleconomista.com.mx/industrias/2014/07/02/mexico-duplica-brasil-productividad

    No extraña el aluvión de inversiones en Mexico: sólo es superado en costos/beneficio por China e India ¿lo sabían?

    Claro el salario promedo en Mexico es de 4 dólares la hora (de los más bajos del planeta):
    http://www.jornada.unam.mx/2014/07/01/politica/013n1pol

    Sumemos a esto que en el caso argentino los costos de logística son abrumadores, traer un auto de Oriente al Barsil cuesta más barato que llevarlo desde una planta en Córdoba.

    ¿Vieron qué fácil? esto es más interasnte a la hora de discutir que el «estado logístico» o las «elites iluminadas paulistas?

  2. Silenoz dice:

    Lo que pasa es que a vos no te da el balero por donde pasa la preocupación de la industrialización…

    Pero bueno ya que estamos y a cuenta del «detalle» de los «4 dólares la hora (de los más bajos del planeta):»

    ¿El TLCAN ayudó a México? Una valoración tras 20 años

    Fijate, se tomaron el trabajo de traducirlo al castellano… no se si lo vas a entender por que no mide el consumo y producción de hierro y acero (el del carbón supongo que tampoco por que, que yo sepa, asaditos los charros no morfan… Ahhh pero porái si la barbacue)

  3. handicapepe dice:

    Gracias por la referencia y los comentarios, Abel.
    Efectivamente, debo completar el post, lo que haré en los próximos días.
    En cuanto a Alcides, lamento su encono. La idea de debatir no es desestimar la opinión ajena sino responderla y superarla, si se puede. No tengo la menor duda de que Argentina tiene que avanzar seriamente en un debate por la productividad. Pero no podemos desconocer los procesos históricos y las realidades singulares de cada país, a la vez que como bien demostró Abel con su post sobre Invap (y el interior) Argentina tiene varios ejemplos de potencial liderazgo industrial. El modelo mexicano, tan lejos de dios y tan cerquita de EEUU, no es el mejor para emular acá, sencillamente porque está absolutamente desbordado por una variable geopolítica abrumadora. Haciendo esa salvedad, entiendo que se pueden considerar todas las opciones y en tal sentido me parece bien debatir la experiencia mexicana. Por otro lado, no es lo mismo Tierra del Fuego que el complejo automotriz. No es lo mismo la elite industrial paulista que la elite intelectual de Brasilia o la elite diplomática de Itamaraty. No estemos tan enojados, no hace bien. Ayuda a mezclar todo.

    Saludos.

  4. Silenoz dice:

    Yo creo don Abel que le pone muchas fichas a lobby paulista y a mi me da la sensación que su ideología no difiere demasiado de la de nuestros schumpeterianos que, por supuesto, se rige a su vez por la ideología de época del “capitalismo tardío”

    Y ‘ña Dilma le cabe –al igual que al kernerismo- cierta ingenuidad respecto al tratamiento de los ”liderazgos no gubernamentales”
    El problema entonces más que el cómo moverse afuera es cómo mover antes a los de adentro.

  5. Silenoz dice:

    El caso mexicano es curioso por que Canadá, en menor medida, también estuvo «desbordado por una variable geopolítica abrumadora». y, si vamos al caso, por doble vía

    En el fondo y practicamente desconociendo la historia mexicana, me atrevo a pensar que la diferencia estuvo en las luchas de poder internas que no dejaron ver las «ventanas» si es que las hubo, y que podrían haber aprovechado para estar, al día de hoy, en una situación similar a la de los canadienses

  6. victorlustig dice:

    el problema argento quizas es que las 3 elites que se mencionan en general son aliadas, aca solo por excepcion

  7. Alcides Acevedo dice:

    La verdad es que no entiendo: hablan de debatir y nunca debaten nada.

    Dicen: «El modelo mexicano no es aplicable»
    «el modelo de los países del sudéste asiático no me gusta»
    «hay realidades geopolíticas que no sé cuanto…»

    Eso sí cuando les conviene no tienen reparos para hablar de las «corn laws», de Bismark y List o de la «guerra civil» de Estados Unidos hace 200 años, pero les cuesta mucho hablar de realidades concretas y de números actuales.

    ¿Por qué no es lo mismo la Industria Automotriz que en enclave de Tierra del Fuego?

    Según Pignanelli de SMATA tienen 250 mil afiliados y el año pasado (año récord) se produjeron menos de 800 mil unidades… ¿qué promedio da por trabajador? ¿cuál es el salario?
    Encima el déficit consolidado del sector automotriz es de 10 mil millones de dólares, hagan las cuentas, con 10 mil millones se podrían importar un millón de autos completos.

    De eso hay que debatir: números puros y duros.

  8. Silenoz dice:

    Ja…

    Bueno cuando te rajen de tu laburo y te embarques en un emprendimiento o si tu «emprendimiento actual» hace agua, hablamos de «números puros y duros.»

    Recordá que tenemos experiencia formando universitarios entrepeneurs en el ramo de los tacheros

  9. handicapepe dice:

    Es cierto. Pero también podríamos pensar que las ventanas de México quedaron bastante tapiadas cuando perdió una guerra con EEUU, justamente por los territorios que permitieron la acumulación originaria de EEUU mediante el oro, y luego el salto con el petróleo. Canadá, en cambio, contó con el apoyo de GB. De todos modos, lo de México es singular como pocos. Está partido en dos socialmente, pero su gente será la primera minoría estadounidense en poco tiempo. En cierto sentido, esa misma variable geopolítica que lo condenó puede llegar a serle favorable en otro sentido.

  10. handicapepe dice:

    Yo creo haber aceptado el debate. En todo caso, sos vos el que propone desestimar posiciones en bloque. Yo lo que te pedí es que clasificaras mejor tus argumentos. Y sugerí que el enojo que te moviliza te nubla el juicio para priorizarlos o distinguirlos.

    Tierra del Fuego no es lo mismo que el complejo automotor porque el primero es una zona franca y el segundo una cadena de valor. Y si el balance del primero es claramente deficitario cuando se lo compara con las zonas francas brasileñas, como Manaos, el balance del segundo no deja mucho mejor parado a Brasil. Y eso porque en ambos casos se trata de una cadena de valor global en la cual se inserta nuestra industria, en alianza con empresas multinacionales, en primer término obteniendo una fuente de empleo importante, y en segundo término una apuesta al interés conjunto con Brasil. No obstante, está claro, de nuevo, que Argentina debe dar un salto en productividad, tanto en esta industria como en otras, y que la cuestión de los componentes nacionales necesita una respuesta fuerte.

    En cuanto a México, creo que quedó bastante claro ya que me parece un modelo válido para cualquier tipo de enseñanza, pero que no puede ser trasladado sin más. Prefiero, insisto, hablar de los países vecinos. Dicho eso, todas las experiencias pueden ser comparadas, siempre que se haga con cierta rigurosidad.

    Finalmente, te comento que las comillas se usan para utilizar citas textuales, no para interpretar y menos aún para interpretar mal. Hay una evidente diferencia, que tu encono no te deja ver, entre “El modelo mexicano no es aplicable” y «El modelo mexicano, tan lejos de dios y tan cerquita de EEUU, no es el mejor para emular acá».

    Saludos.

  11. Abel B. dice:

    Estimados:

    Una observación al último comentario de Silenoz: No soy taaan experto en Brasil como para pontificar con seguridad sobre el lobby paulista. Me baso en datos concretos de su infraestructura vial y su producción industrial: A mitad del siglo pasado estaban al nivel de Argentina en general: más desarrollados en algunos campos, menos (mucho menos) en otros.
    Hoy también puede decirse esto, eh (ver coments. de Daniel Arias, por ej.). Pero en infraestructura y producción, son tres veces Argentina.
    Algo han hecho bien en 60 años. Los números («puros y duros») parecen indicar que las diferencias principales entre su crecimiento y el nuestro se dan en el período de los gobiernos militares. Los de ellos, aparentemente, fueron menos idiotas.

    Algo más general: Autorizo los coments. del inefable Alcides porque presenta un desafío conceptual importante: Es cierto que la industria automotriz, fundamental en Argentina y en Brasil desde hace 50 años, no es eficiente. En el sentido que se podrían conseguir autos más baratos importando todo. Eso sirve para poner de relieve que conseguir autos más baratos no es un objetivo para un país.

    (Mientras escribía esto, Handicapepe (G. Bustos) respondió en forma más completa. Se ha puesto animada la columna, para un viernes a la noche).

    Abrazos

  12. Silenoz dice:

    Y si, cuando te ponen el pie en la cabeza…

    Y contó no sólo con el apoyo de GB, cuando ésta cierra sus intercambios comerciales con el el Commonwealth debido a la pérdida de mercados frente a USA y Alemania, los yanquis le hicieron entrismo a su majestad con productos con estampilla Made in Canada, evidentemente los canadienses han manejado bien la IED de su vecino aprovechando la «ventana» (en forma positiva) pre existente y habriendo una nueva al incorporar progreso técnico

  13. Norberto dice:

    Me parece que se parte de un concepto de eficiencia brasileña en el tema automotriz, que no es tal, como tampoco lo es la maquila, y tal vez lo sería la unión de dos, Brasil y Argentina, o tres sumando México, para formar un frente común ante las multis del sector, al fin y al cabo somos un mercado de cinco a diez millones de vehículos en conjunto, y podemos imponer condiciones para que nuestro balance entre autopartes y automóviles no sea deficitario, si esto no es así, no es precisamente porque nuestro gobierno no haya intentado poner coto, sino porque el vecino neolib con caja PAN necesita el flujo de dolares que entran y salen equilibrado y se encuentra en situación de debilidad relativa, tanto que eso se extiende a todo, como por ejemplo el soterramiento del Sarmiento, con crédito acordado pero nunca hecho efectivo por el BNDES.
    Nunca menos y abrazos

  14. Particulares 30 dice:

    El Brasil de Lula como emergente político se dedicó a “balancear las tensiones históricas preexistentes” potenciando los consensos… Sumó la tradición de la diplomacia brasilera de Itamaraty (herencia del Barón de Rio Branco) con sus dos núcleos el liberal-internacionalista y el nacional-desarrollista, que le aportó proyección en la esfera global… Con la energía de la élite industrial Paulista con sus capítulos del Servicio Nacional de Aprendizaje Industrial (SENAI) y el Servicio Social de la Industria (SESI)…. Y a la intelectualidad desde la Universidad de Brasilia con la impronta de su Rector el Profesor Darcy Ribeiro.
    Un trabajo nada fácil.

    Acá se pretendió «superar todo» incluyendo al propio Perón. Una inspiración muy difícil.

  15. Silenoz dice:

    Hablando de eficiencia automotriz… a algunos parece que les afloró el animal spirit sumadas las cajas a China de hace unos días…

    Y otra ya que estamos, por acá a ver si arrimamos a los u$s 1200 la Tn de morfi

  16. Capitán Yáñez dice:

    Si hablamos de «industrialización» en serio, mi siempre muy estimado blogger en jefe, entre muchas otras cosas alguna vez hemos de plantearnos seriamente a qué se debe ese fetichismo sudaca que es la «industria automotriz». Ni Cavallo le aplicó su liberalismo a ultranza. ¿Por qué? ¿Por qué se destrozó a las autopartistas pero no a las terminales?
    Vaya uno a saber.
    Y, en fin: «el inefable Alcides» es un sujeto que (en consonancia con Miguel Del Sel) propuso en un blog ultraliberal esterilizar a la mujeres pobres (léase «negras») después del segundo hijo. El ultraliberal bloggero dio por sentado que tal planteo era una ironía… pero no lo era. Nuestro viejo y querido ayj (o victorlustig… o yo qué sé) participó del grotesco, así que puede ser testigo de mi aserto. Por lo tanto, Abel, y sin desafiar, desde ya, tu carácter de blogger en jefe, me permito disentir : tal energúmeno no está en condiciones de «presentar desafío conceptual» alguno.
    Finalmente, «la concertación entre el Estado y los liderazgos no gubernamentales» no sólo es un concepto tradicional en el pensamiento peronista. Es, ni más ni menos, el «contubernio» a partir del cual un tal Otto von Bismarck erigió la Alemania que hace babear a más de uno en nuestros dias.
    Por cierto… uno de sus productos fue Hitler… pero esa es otra cuestión (que los babeadores prefieren obviar, huelga aclararlo).

  17. Silenoz dice:

    » ¿Por qué se destrozó a las autopartistas pero no a las terminales?»

    Precisamente don Capitán…. se fundieron a las autopartistas nacionales en favor de aquellas satélites, asociadas, dependientes y sou on de las terminales

    Y respondiendo a la lógica de negocios global de, precisamente, las automotrices o sea: «liberalismo a ultranza» a favor de las terminales como debe ser

  18. Alcides Acevedo dice:

    Señor handicapepe:

    Decís que aceptaste el debate pero no ponés un sólo número ¿Manaos es mejor que Tierra del Fuego? en todo caso pagarán menores salarios… no: Manaos es un desastre igual que TdF.
    A ver, no sé a qué te decicás, yo soy ing electrónico (además técnico electromecánico) y desde muy chico me interesa la economía, no es que quiera aplicar el principio de autoridad, pero me parece que mucha gente no tiene claro como funciona la «industria» a nivel global.

    Por ej: ¿cómo es el mercado de la electrónica? laptops, celulares, tablets, televisores, etc, etc ¿quién los fabrica? te paso una lista de los principales fabricantes a nivel global: Compal, Quanta, Wistron, Inventec, Foxconn .

    Esto es: cuando uno compra una computadora o un celular marca Samsung el fabricante es Compal o Foxconn, Samsung terceriza el diseño y la fabricación y hace branding… lo mismo que Apple, aquí un documento que lo explica:

    Haz clic para acceder a FengLu_ODMPractices_2012.pdf

    Foxconn tiene 1,2 millones de empleados, repito: 1,2 millones.

    ¿Cómo entra Manaos en esa estructura? ¿Y TdF?

    El sector automotor argentino es inconsistente de base: hay 11 terminales.

    Aquí un modelo alternativo:
    http://en.wikipedia.org/wiki/Automotive_industry_in_Iran
    Resulta que el 94% del mercado en Irán se lo reparten dos marcas nacionales ¿se entendió?

    No es muy exitoso que digamos, pero es un modelo alternativo desde lo conceptual al de Brasil y de Argentina (que son idénticos salvo la escala).

    Nadie pidió tomar a Mexico como modelo, pero no veo como Argentina va a competir y exportar con números que no cierran por ningún lado.

  19. Norberto dice:

    Como referencia adicional es interesante observar como sigue funcionando «la tablita» brasileña, de Datos Duros llegamos a



    http://www.eleconomista.com.ar/2014-09-la-deuda-soberana-en-la-region/

    es esto lo que tiene atada de píes y manos a Dilma, y el Gobierno, que por otra parte se metieron en ello, solo los intereses anuales representan aproximadamente U$S90000 millones, y la relación entre porcentajes de deuda interna y externa no es virtuosa como la argenta, donde los acreedores internos son organismos del Gobierno, allí son dolares que entran en función de la tasa interna para salir con tasas en dólares que multiplican por varias veces las tasas de referencia de USA y Europa. Bajar esa tasa interna, Selic, debe mantenerse alta para evitar la corrida hacia el dólar, pues implicaría una demanda mayor a U$S1200000 millones en divisas diferentes del real, o sea un equilibrio muy inestable, que impide medidas de fondo mas allá de la Bolsa Familia.
    Nunca menos y abrazos

  20. ricardo j.m. dice:

    se es refacil ser un explotador, lo dificil es ser un obsecuente de explotadores como lo sos vos, mascota. asi que te felicito. mascota

  21. Gerardo González dice:

    Siempre me asombra la gente que se toma en serio la «industria argentina».
    Tanto el sector automotriz como los diez sectores industriales mas importantes, son expresas extrajeras, que remiten sus ganancias a las casas matrices.
    La industria no es argentina. Y las pymes suman muy poco al PBI y a la ganancia.
    Por otra parte, solo sugerir que la productividad de una industria está en relación con los bajos salarios es una estupidez superada hace décadas. ¿Qué porcentaje de los autos mejicanos son salarios?
    En el sector en blanco del país, conformado mayormente por empresas extranjeras, el salario promedio mensual es de U$ 1000, tomando una paridad de $10. Es mediano, ni alto ni bajo, a nivel internacional.
    Si hubiera una explosión popular neodesarrollista, la decidirían los foráneos, no los argentinos a secas. Y ellos propondrían modelos que les permitieran ganar mas, para mandar las ganancias a papá.
    El gobierno se declara, muy de vez en cuando, desarrollista, pero respeta de modo sacrosanto las ganancias de las empresas extrajeras.
    Dicho de un modo mas antiguo: somos una factoría.
    Y la política aullidos de perros a la luna.

  22. Silenoz dice:

    La verdad que su comentario es un bálsamo de realismo… mira vo’… menos mal que nos prendió la luz ante tanta oscuridad ignorante…

    Tan sólo marcar que los salarios son un costo (hay otra acepción pero no creo que Ud. la entienda) por lo tanto el negreo propicia mayores ganancias y NO productividad

    La productividad se refiere a la producción resultanto a partir del uso de distintos factores dentro de los cuales el trabajo es uno de ellos. Y el aumento de a productividad depende del desarrollo tecnológico que sobreviene a partir de la inversión.

    Saludos darwinistas

  23. handicapepe dice:

    Comparto. Buena síntesis.

  24. […] Una idea, brasileña, para el Estado y la industria […]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: