Tercer paro nacional contra Cristina Kirchner

moyano y barrionuevo

Tomo el titular y la foto de la nota online de La Nación, porque creo que esta vez sintetiza muy bien el hecho. Todo paro de alguna dimensión es un hecho social y también un hecho político. Pero al repetirse – y la vez anterior fue hace menos de 5 meses – ya no conmociona tanto. El gobierno, y sus militantes, lo cuestionan con más dureza, sin las restricciones que imponían viejas alianzas. Y los dirigentes que llevan adelante el paro son más directos en sus ataques al gobierno y a la Presidente.

Por eso – porque las cartas están sobre la mesa – me voy a limitar a copiar algunas reflexiones que hice en la oportunidad anterior. No sobre el paro en sí, sino sobre los actores: el gobierno, las otras fuerzas políticas, el sindicalismo, sus dirigentes.

El sindicalismo tiene un vínculo de setenta años con el peronismo. En un plano más concreto, los sindicatos industriales estaban en la lona en 2001, y los otros no se encontraban mucho mejor. En los largos años K recuperaron afiliados, ingresos, protagonismo en las paritarias… A la vez, el gobierno encontró allí los apoyos institucionales más sólidos fuera del Estado. En realidad, aún los encuentra allí; eso sí, con menos gremios de su lado y sin el empuje característico del Negro Moyano.

En el otro lado, los sectores sociales y los ideales de sociedad que pueden expresarse en las fuerzas opositoras con alguna chance de gobernar, o de formar parte de un gobierno – aquí no incluyo al troskismo – no tienen afinidad con el poder sindical más tradicional. Lo hace muy claro el hecho que las únicas propuestas que enarbolan para el sindicalismo son proyectos de las reformas que les gustaría hacer.

Hay otro hecho importante – bastante obvio – pero que es necesario recordar porque a menudo queda fuera del discurso político convencional: Las organizaciones gremiales ya no representan – como cuando irrumpieron en la Plaza de Mayo un 17 de Octubre – a los grupos más humildes de nuestra Argentina, a los “de abajo”.

Hoy los de abajo son – como en la mayoría de las sociedades modernas – los precarizados, los tercerizados, los que están “en negro”, los desempleados, los marginados. Que les resulta mucho más difícil hacer huelga; lo suyo son los piquetes. El peronismo, como los Populares en la Roma de la República, lleva en su ADN ser el partido de los de abajo. Y durante las gestiones Kirchner hubo avances visibles en su reconocimiento y, hasta cierto punto, su empoderamiento. Los movimientos sociales – por ejemplo: el Movimiento Evita, que es el que tiene mayor presencia política y cierta capacidad de estrategia autónoma – son una prueba de ello.

Pero… las estructuras con mayor poder económico propio y por ende autonomía, capaces de defender, aún frente al Estado, los intereses de los trabajadores, son los sindicatos. Que hoy un porcentaje muy importante de sus afiliados sean parte por sus ingresos, y su cobertura social, de los grandes sectores medios argentinos, que estén por encima de mucho de la clase media tradicional, aún que algunos de ellos puedan ser descriptos con más precisión como pequeños empresarios o contratistas… es cierto pero irrelevante. A la hora de defender el bolsillo del trabajador, el gremio puede tener muchas falencias. Pero es lo que hay. No existe otro instrumento mejor, en ningún país del mundo (Salvo en los pocos que quedan con socialismo de Estado, donde los sindicatos son parte del aparato gubernamental).

Ahora, vale la pena reiterar otra verdad muy obvia – que sólo el auto engaño de los ideologizados puede ocultar – es que los seres humanos nos reunimos, participamos, en estructuras – sindicatos, partidos, países – con las que nos identificamos y esperamos que nos defiendan. Sucede que necesariamente, todas ellas tienen dirigentes. Que ya no se mueven, es inevitable, en la misma realidad de las bases. Eso pasa en los sindicatos, en los partidos y en el Estado.

Entonces, los dirigentes sindicales tendrán sus propios proyectos políticos. O se repartirán en varios, en una metodología que el sindicalismo peronista conoce a fondo. Eso sí, hay que tener claro que es muy difícil – pese a la cantinela idiota de “burocracia sindical”, como si dirigencia y burocracia no fueran juntos en toda sociedad moderna y compleja – que esos dirigentes puedan impulsar un proyecto que vaya en contra de los intereses o de los prejuicios de sus afiliados (los que no están afiliados, ya no les importa tanto).

Hay una famosa escena, que todos la recordamos de películas, novelizaciones o libros de historia: Evita discutiendo con los trabajadores ferroviarios “¡Cómo le van a hacer una huelga a Perón, compañeros! Cómo no ven que los oligarcas se mueren de risa! Que es una huelga contra ustedes mismos!“. La militancia kirchnerista le gustaría identificarse con esta historia. Pero tengamos presente que los ferroviarios le hicieron nomás la huelga a Perón.

Entonces, Moyano y Barrionuevo están tratando de demostrar al gobierno, y a los que aspiran a serlo en 2015, que sus aparatos gremiales y los de los troskos, están en condiciones de parar la mayoría de las actividades.

Pero el paro termina, y la realidad sigue. Y nada habrá cambiado mucho, sobre todo en relaciones de poder. Los paros de Ubaldini no causaron la débacle del gobierno de Alfonsín, sino sus propios errores y falta de firmeza. Y la heroica – aquí el adjetivo está bien empleado – lucha gremial de fines de los ´70 y comienzos de los ’80 no derribó a la dictadura del Proceso, aunque por cierto también contribuyó a su desgaste. El gobierno de Cristina Fernández, además de la legitimidad democrática, sigue contando con el manejo del aparato del Estado y sus recursos, que todavía son muy grandes. Ha mostrado, a lo largo de toda su gestión, la decisión de emplearlos.

Por todo eso, no me parece que este paro le obligue a modificar sus políticas. Ni le da incentivos para ello. No es que yo crea que sus políticas son acertadísimas. Sucede que no veo que las direcciones en que se mueve la dirigencia que motorizó este paro y las alianzas que pueda tejer estén en condiciones de empujar una alternativa viable (Esta afirmación sí incluye al troskismo, por el absurdo).

Es cierto que hay una inflación alta. No desbocada, pero afecta seriamente el humor y el bolsillo de los argentinos. Ahora, el “ajuste” que está ahí con la inflación en las cosas contra las que se proclama esta huelga, es la forma habitual con que se modera o controla. Y si bien estamos en medio de un ajuste – ni los kirchneristas inteligentes, al menos los que no son funcionarios, lo niegan – es mucho más moderado y heterodoxo del que previsiblemente plantearían las fuerzas políticas opositoras.

Por supuesto, lo niegan en sus discursos ¿quién sería lo bastante estúpido para anunciarlo? Pero antecedentes, figuras, propuestas… la historia de las últimas décadas es bastante clara. Y los votantes pueden no son idiotas. Mi opinión, falible, por supuesto, es que la mentada “derechización” de la sociedad no llega al bolsillo. Y los que aspiran a que los voten el año próximo deberían tenerlo claro y esforzarse en convencer que ellos no ajustarían más. O rezar para que sea este gobierno el que se vea forzado a hacerlo.

Termino aclarando que no estoy diciendo que el paro no tiene importancia. Expresa, además de la fuerza de los aparatos, además del fastidio de alguna dirigencia con la Presidente, también el humor y la disposición de muchos trabajadores. Eso resulta evidente de lo que recordé más arriba, que las huelgas no se llevan adelante contra la voluntad de los afiliados. Lo que están diciendo es que no quieren que el ajuste – moderado o no, eso lo siente cada uno – recaiga en sus bolsillos. Y están dispuestos a presionar para impedirlo“.

Anuncios

8 respuestas a Tercer paro nacional contra Cristina Kirchner

  1. Humberto Garin dice:

    Estimado Abel, he leído con cierto detenimiento tu blog, tu interés, no sé si también tu propósito es el de hacer una radiografía, pretendidamente objetiva de la situación en Arg. Pero esto no quiere decir que adoleces de una falta de posición sobre la mayoría de las cosas objeto de tus análisis, en particular levantas la orfandad de la representación de “los de abajo”,( título de una novela de Marianao Azuela, un médico mexicano exiliado que volvió ya tarde para evitar las traiciones y la burocratización de la rev. mexicana). Tienes al parecer un odio viceral por los troskistas, que en mi modesta opinión son buenos luchadores por los de abajo, no hablemos de su dirigencia, a Posadas lo conozco desde que quería hacer alianza con los marcianos por allá del correr de los años 1972-73, y también como Moyano, Barrionuevo y su camarilla, tienen sus proyectos políticos explícitos y se montan sobre sus representados para llevarlos a cabo, como en este caso del paro, que levanta banderas muy sentidas y justas de la clase trabajadora y del resto de los de abajo. Pero es un paro evidentemente político-partidario- un paro contra el gobierno, economicista y porque no abarca a la clase obrera en su conjunto ni tiene visos de ser una verdadera “huelga política de masas” para usar el término de R. de Luxemburgo. El problema de la representción sindical, sea peronista o la que fuera, adolece de una concupiscencia histíórica con la política partidaria, esto nació ya en el siglo XIX, cuando las primeras union en Inglaterra se “sometieron” a la cosntitución del labour party y de la socialdemocracia en el resto de Europa. Es hora de que digas que hay que gestar alternativas en y desde los de abajo, alternativas democráticas que permitan la intervención y la propaganda de todos los partidos, pero que no se conviertan por ello en apéndice político de los mismos, que mantengan su independencia, que se respeten a las minorías y que haya sobre todo participación de todos los afiliados, que los delegados se elijan por asamblea y voto abierto y directo, que las comisiones obreras sean el motor de la participación y el organo colegiado que dirija el gremio basado en la profesionalidad y defensa de sus afiliados, que esto es la lucha por la ampliación de la democracia, que comienza por la sociedad civil y así logrará algún día democratizar el poder político en la esfera de la sociedad de los representantes políticos. En definitiva, estos paros políticos contra el gobierno de turno, y con propósitos políticos específicos, que esconden las verdaderas intenciones de los representantes burocráticos, deben terminar, la clase obrea debe marchar por los suyo con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de ellos. Y en particular la burocracia no es ningún mal necesario, como lo planteas en tu blog, ningún mal es necesario según lo indica la logica elemental, la burocracia es una creación del capitalismo que ahora discurre o quiere hacerlo volviendo a sus orígenes,al capitalismo salvaje, donde ninguna institución se oponía a la abierta y genocida explotación de la fuerza de trabajo, sin ninguna garantía de estabilidad ni de salubridad, ni de convenio colectivo alguno. Es ahora donde las organizaciones de defensa de los de abajo adquieren una importancia sin igual, pero estan deberán ser ágiles, democráticas, abiertas y fuertes ya que no sólo hay que volver o recuperar las conquistas obtenidas con años de lucha obrera, sino que es necesario avanzar, democráticamente o sea con participación masiva para contrarestar la fuerza de la llamada globalización capitalista. Que no abaraca por cierto la libre circulación de la mercancía más preciada del sistema, léase la fuerza de trabajo. Te saludo atentamente Humberto Garin

  2. Abel B. dice:

    Estimado Humberto, su coment. está bien desarrollado. En realidad, es una declaración en sí mismo, y puede apreciarse separado de mi posteo.

    Igual, creo q corresponde q haga algunas aclaraciones: 1) No. Mi propósito no es “hacer una radiografía, pretendidamente objetiva de la situación en Argentina”. Soy peronista, y apoyo al actual gobierno. Eso no me priva, en absoluto, de señalar macanas del gobierno, y hasta algunas históricas del peronismo (en 70 años juntamos una buena colección). Pero analizo la realidad desde ahí. Es inevitable.

    2) Por eso mismo, no “levanto la orfandad de la representación de “los de abajo””. Están representados políticamente por el peronismo. Que esa representación ha sido muy mala en algunas épocas, y que nunca fue perfecta, lo tengo claro. Nada es perfecto. Pero desde hace 70 años los de abajo se han representado en él, como lo han mostrado, insistentemente, con sus votos.

    3) Y no tengo un odio visceral por los troskistas, por Dios! (y por León!). Los cuestiono muchísimo menos q lo q ellos hacen con la bloguería peronista, incluso esta humilde página. Bien considerado, este posteo es un reconocimiento. Si bien estimo que la conducción política de este paro son Moyano y Barrionuevo, creo q hoy los troskistas son un aporte significativo. Eso no habla bien del paro para mí, claro, pero, reitero, es inevitable desde mi mirada.

    Saludos cordiales

  3. victorlustig dice:

    perdon

    Lo de los ferroviarios es casi equivalente a Moyano, y, como bien dice, le pararon a Peron, que, si mal no recuerdo, mando al ejercito en algun momento.

    Hay un parrafo absolutamente demodee, la mercaderia mas preciada del sistema no es el trabajo, ya no, y ahi esta el error probablemente

  4. Voces dice:

    Por que creo que tiene relación con el post, transcribo si me permite Abel, un post de Artemio de hoy, escrito con ironía y buen humor.

    “Con 33 puntos ya inelásticos de informalidad laboral, la estructura productiva reprimarizada, un pentágono de Centrales de Trabajadores – dos de ellas abiertamente fraudulentas en su conformación – al menos once millones de ciudadanos bajo planes sociales, el Movimiento Obrero Organizado (MOO) ya no es , ni puede ser “la columna vertebral” de una experiencia populista argenta en el sxxi.

    Decimos que el MOO estructuralmente ya no puede ni podrá encarnar un revival de aquello que “dicen que fue” a partir de la segunda mitad del siglo pasado bajo el impulso del formato populista bautismal. Los “paros nacionales “, entonces, tampoco serán nunca más lo que fueron.

    Un fantasma recorre la Argentina, el Paro Nacional , mejor activo, general, por tiempo indeterminado y hasta que las velas ya no ardan. Na.

    Aderezado now con una risible línea de producción fordista de piquetes, poblados de insólitos “luchadores” escarlatas siempre dispuestos a encarnar la revolución proletaria que todos sabemos está ahí, ahí, la dirigencia sindical opositora argentina y peronista ofrece hoy una máscara.

    Se trata de un montaje, – superior al ya muy trajinado y bicentenario pum para arriba! que nos ofrece Javier Grosman, hay que decirlo – , que a la medida de un zoo metropolitano resulta también una gran oportunidad para que los padres puedan llevar a sus críos a que imaginen ( son de imaginación fácil) lo que fueron estos animales sueltos en épocas de populismo laborioso , sustitución de importaciones feten feten, pleno empleo e informalidad laboral de un dígito. Ojo a la repre Berni, estás cebado y hay niños acá!

    A no perdérselo, vale la pena chic@s que en la eurozona ya no se consigue!”

  5. ana dice:

    Me impresionaron los medios de transporte vacios ,desesperada la clase media(empleados ,propietarios ,obreros especializados todos en la misma bolsa) que se den cuenta DE GOLPE que llámese como se llame (sea gobierno u contra organizada) el golpe del sistema LA TIENE BIEN EN LA MIRA A ELLA.
    QUE notable el APARATO DE PRENSA aparentemente en contra del gobierno le RESTO IMPORTANCIA AL PARO.

  6. Desde Mompracem dice:

    ¿Sorel 2.0? ¿Vamos hacia un Lenin de entrecasa o hacia un Che Benito Mussolini? Talvez el problema es que el MOO dejó de ser movimiento y está fracturado en su organización. Cohabita con otras representaciones ante el Estado (no en el Estado, es decir, las instituciones representativas, que son cadáveres exquisitos para que diserten los veteroconstitucionalistas), en constante movilización, pero que ya no se pueden plantear estrategias sino meras tácticas para ganarse el día a día (un plus en el subsidio inmediato a cambio de cortar una autopista). La comunidad organizada, un gran proyecto, sin duda, se quedó en un discurso pronunciado en un Congreso de Filosofía, allá en Mendoza en 1949, por un militar que había acudido a buenos textos y buenas fuentes y del que fue oyente el que una chica joven, de nombre María Eva, bostezaba lo más discretamente que podía

  7. ricardo j.m. dice:

    ajustaron 500mil viejos hace dos dias y hace un año, y para todos los años y los ricos. bajaron el impuesto a las ganancias un 20×100.

    es un ajuste raro pero como todo en la realidad real unica concreta y medible que es la del lenguaje si todos decimos que esto y no lo otro pues es esto y no lo otro.

    igual el esfuerzo que haces abel por enmarcar lo de ayer dentro de la racionalidad, que es lo que mal llamamos realidad cuando la nombramos. cuando no es mas que un compendio de miserias humanas imbecilidades de chetos y resentimiento de pobres de espiritu es loable.

    hay que decirlo muchachos en concreto el sindicalismo argentino no logro nada por si mismo , todo lo que tiene se lo debe o a peron o a nestor, despues panza casas y eternizacion en el poder para sus dirigentes es lo unico que hizo.

    despues de cuanto 100, 150 años desde que patrocito nos necesitaba brutos y para hacer fuerza , hoy tenemos sindicatos brutos que para lo unico que sirven es para hacer fuerza y encima transmutados mercenarios.

    no se puede vivir con 20000 dijo uno y es real porque lo dijo pero es irracional y por lo tanto no verdad porque se puede y no se puede ser tan imbecil y pelotudo para decir una cosa asi tanto como se puede vivir o o con esa suma.

    pero a su vez , es racional que en un pais donde se considera a vagas llosa un intelectual en sentido estricto cuando no es mas que un gerente del pensamiento, se considere a barrionuevo o el sombrero sindicalistas.

    morimos de a millones , el genocidio mas grande de la historia de la humanidad en continuo de una clase sobre otra y despues de casi dos siglos barrobodenuevo, soretero y montado por el jefe son lideres sindicales de los trabajadores junto con altamira que no le pongo nombre porque ese ya tiene todo lo imbecil arrogante que puede tener un nickname.

    que va ser como ia se a dicho es lo que hay . los colores son reales si tenes con que verlos y con ojos y cerebro no alcanza dice mi perro que es bastante real , de hecho aca esta.

  8. […] salvo detalles de esta circunstancia, a lo que me extendí en agosto del año pasado Tercer paro nacional contra Cristina Kirchner. Y ya ahí incorporaba conceptos anteriores. Sugiero que lo lean, si tienen tiempo; como siempre, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: