Semana para especuladores

Todos-Ponen

Todas las semanas lo son, en realidad. La especulación es la actividad distintiva de la actual etapa del capitalismo, si la medimos, en estricta lógica capitalista, por las sumas de dinero que mueve. Sucede que la que comienza hoy tiene cierta repercusión en el ámbito global por el antecedente que marcaría: un estado soberano está siendo impedido de pagar títulos que ha emitido y reconoce, por el fallo de un juez neoyorquino . Y en nuestro espacio, en Argentina y en los mercados donde se cotizan nuestros valores (todos los importantes), se abren ocasiones para hacer diferencias con la suba o la baja o ambas – una un día y la otra al siguiente – de los bonos argentinos.

Tal vez ustedes señalen que no hay nada nuevo: hace varias semanas que se producen a diario alzas y bajas en esos valores, y sin duda hay jugadores que se han beneficiado (en las mismas sumas que otros han perdido, por supuesto). Pero esta semana, en que se vence el plazo (según los usos del mercado; no hay una ley que lo determine) que permitiría – si no se llegara a un acuerdo de último momento – a algunas calificadoras de riesgo anunciar un default argentino, y a algunos tenedores de bonos reestructurados iniciar acciones legales si así lo encontraran conveniente, tiene una carga especial.

Y se ha extendido más allá de los mercados de valores. En estos días se nota una disminución en las operaciones inmobiliarias, sobre todo en campos. Los que tienen sumas importantes (en dólares, claro) y los que tienen propiedades para vender, están vacilando sobre el precio. Eso también es especulación, ya sea para ganar o para no perder.

Sobre esto, no tengo mucho más para decir. Ya expuse en posteos anteriores mis opiniones y preferencias. Personalmente, me abstengo de especular, lo que también implica una apuesta, forzosa, a que los cambios no serán demasiado grandes, en un sentido o en el otro. Sí quiero agregar un consejo: el éxito del que se decida a hacerlo, en esta oportunidad, va a depender mucho más de nervios firmes que de información interna. Porque antes que una situación en sí – el default, si se produce, va a ser más un tema para abogados que un hecho material – lo que producirá pérdidas y ganancias serán las reacciones de los tenedores de esos bonos reestructurados, de las empresas que decidirán o no seguir con sus planes actuales, y de «los mercados» (esos mismos apostadores). Ni siquiera alguien que junte la información de Cristina Fernández, Paul Singer y Thomas Griesa podría estar seguro de las consecuencias.

Eso mismo indica, me parece evidente, que hay algo superficial en la tensión de estos días. Mi entrenamiento como contador me lleva a mirar más los «fundamentals», los datos de la estructura económica de un país, más que los de la coyuntura. Y si bien el crédito es un elemento fundamental de la economía moderna… Argentina hoy no tiene acceso significativo a los mercados de capital ni a las instituciones financieras internacionales. Sólo puede perder las expectativas que, aparentemente, el gobierno mantuvo de lograrlo.

(Que estaba interesado en conseguirlo, no me caben dudas. Lo demuestra el mismo dato que indica que ponía límites al precio político que estaba dispuesto a pagar para lograrlo: Este tanteo de arreglo, frustrado, con Paul Singer a través de Goldman Sachs en octubre del año pasado, que relata Carlos Burgueño, es elocuente).

Aparte de lo que yo piense, me parece interesante echar un vistazo breve a otras evaluaciones. No es sorprendente que el más K de mis comentaristas, Norberto, nos acerque este dato del informado Escriba: Richard Deitz, vicepresidente segundo de la Reserva Federal de Nueva York, sugiere que «los holdouts podrían aceptar una extensión de tres meses del stay, a cambio de que se ejecute la sentencia«. En un posteo anterior, el mismo destacado bloguero había citado a Spencer Abraham, ex secretario de Energía de los Estados Unidos durante el gobierno de George W. Bush, que está preocupado porque un default argentino podría cerrar oportunidades de inversión en el sector a empresas yanquis y abrir el camino a sus competidoras rusas y chinas.

Esto podría verse como un esfuerzo de los partidarios del oficialismo para encontrar elementos positivos entre la catarata de mala onda que los medios del Atlántico Norte vuelcan sobre el gobierno argentino (y sus antecesores). Pero es Lucas Llach, un economista ingenioso y bien anti K, el que marca en su blog un dato curioso: el «riesgo país» – es decir, la diferencia entre el interés que deben pagar los bonos argentinos comparado el de un bono del Tesoro norteamericano – está hoy en el valor más bajo desde diciembre de 2011, cuando iniciaba su segunda presidencia Cristina Fernández. Los mercados, parece, no temen el «default técnico». O no lo toman muy en serio.

Tal vez las declaraciones más interesantes – también desde un punto de vista político – son las de dos conocidos economistas que no tienen, digamos, mucha afinidad con el kirchnerismo: Jorge Remes Lenicov, ex ministro de Economía de Duhalde, tiene la desgracia de estar asociado a un período especialmente negro de la economía argentina, pero no cabe duda que de consecuencias de un default conoce, y nos dijo “Si el país no paga la semana próxima, no pasa nada”.

Y nada menos que Roberto Lavagna, también ex ministro de Economía de Duhalde y de Kirchner, y ahora consejero de Massa, afirma que, si bien es preferible evitar el default, «Argentina debe cumplir como lo ha venido haciendo desde 2005, debe privilegiar al 93% que aceptó una quita y no hipotecar su futuro por cumplir con una decisión judicial muy controvertida«.

Pienso que el resumen más ajustado a la realidad es que, más allá de la importante campaña del lobby de los fondos que litigan contra Argentina, a la que se suman los opositores enconados al gobierno actual, dispuestos en principio a acompañar cualquier ataque contra él, en este tema se juegan intereses, y ambiciones muy diversos. Uno no tiene que estar convencido de la sabiduría de las políticas actuales para confiar que la firmeza y la serenidad de quienes gobiernan consigan las mejores condiciones posibles.

Y un elemento que la honestidad intelectual (no es alusión, Manolo) me fuerza a señalar: Un gobierno que es acusado por sus opositores de corrupción en sus niveles más altos, se ha mostrado dispuesto a enfrentar a un fondo de inversión que en el pasado, y ante otros países, no ha vacilado en buscar irregularidades y delitos para desprestigiar a los mandatarios y justificar su accionar.

21 Responses to Semana para especuladores

  1. Rogelio dice:

    Algunos están anotados desde hace tiempo.

  2. ana dice:

    Don Abel ,creo que ud borró mis comentarios.Por lo menos hace como cuatro años que LE AVISO que una organización financiera está sugiriendo organizar fuga de capitales diciendo que ARGENTINA TERMINA.
    Fíjese en otra cosa PARECE QUE CLARIN TN vuelve a sus antigüos enemigos.Sonó de nuevo el cura GRASSI.
    Otra novedad la BBC parece que opina que nosotros no somos los DEFAULTEADORES COMPULSIVOS ,que eso en realidad son los USA.
    QUE PASA LOS ENEMIGOS SE REPLANTEAN?.
    sI NO NOS AVIVAMOS VAMOS A SEGUIR EN LO MISMO ,DON ABEL.

  3. Abel B. dice:

    Ana, piense que borrándole nueve de cada diez de sus intervenciones, aún así está entre los comentaristas frecuentes. Este no es un foro de LaNación, y estoy en contra de la inmigración indiscriminada (de comentarios).

    Además, conozco a esa organización que desde hace seis años publicita en Internet el inminente derrumbe de Argentina.
    En mi opinión, los imbéciles que todavía pueden hacer caso a esos avisos, después de todo este tiempo, se merecen perder su dinero en las inversiones para bobos que proponen. Darwin es justo.

  4. Norberto dice:

    Están pasando cosas que uno imaginaba y escribía, pero otros consideraban fiebre ultraK

    «La lectura del medio gráfico apunta además a que un posible default de la Argentina derribaría las posibilidades de ingreso de privados estadounidenses a Vaca Muerta, dejando el camino allanado a la nueva relación de Argentina con Oriente. «Otro default argentino no sólo sería un problema para Argentina. Sino que sería una pérdida estratégica para Estados Unidos, teniendo en cuenta el potencial hidrocarburífero de Argentina.»
    Por estas razones, la publicación afirma que «ayudar a la Argentina a superar un supuesto default en los próximos días debe estar al tope de las prioridades de la administración de Barack Obama» ya que «los rivales geopolíticos de Estados Unidos están preparados para sacar ventaja de tan gran error estratégico».»

    Quien escribe esto no soy yo, es Foreign Policicy

    http://beta.tiempo.infonews.com/argentina

    Nunca menos y abrazos

  5. guillermo dice:

    Esto que decís al final:

    «…Uno no tiene que estar convencido de la sabiduría de las políticas actuales para confiar que la firmeza y la serenidad de quienes gobiernan consigan las mejores condiciones posibles

    se contradice con lo que pusiste antes:

    «… Este tanteo de arreglo, frustrado, con Paul Singer a través de Goldman Sachs en octubre del año pasado, que relata Carlos Burgueño, es elocuente)…»

    Por lo que dice la nota, ese arreglo via Goldman Sachs no avanzó porque CK se opuso a cerrar. Lo que describe la nota hubiera resuelto el problema, a términos probablemente bastante mejores que los que se pueden conseguir ahora.

  6. Abel B. dice:

    No hay contradicción, Guillermo, salvo si da como un hecho indiscutible lo que es una evaluación suya, o suposiciones periodísticas: «hubiera resuelto el problema, a términos probablemente bastante mejores que los que se pueden conseguir ahora»

    Es una evaluación plausible. No es absurda. Pero es evidente que el gobierno tiene otra evaluación. Tiene, además, mejor información, pero eso no es lo decisivo: Lo fundamental es que alguien debe tomar esas decisiones, y el único mecanismo adecuado es un gobierno elegido constitucionalmente.

    Por supuesto, se pueden criticar. Y al final la reallidad dará la última palabra.

  7. guillermo dice:

    Abel, por supuesto que si uno es oficialista y el otro no, vamos a tener opiniones divergentes sobre lo que viene. Pero los hechos del pasado son verificables.

    1) En un proceso que lleva casi diez anios, el gobierno tuvo una serie de fallos en contra en New York,nunca a favor.

    2)En los últimos tres intensificó las críticas al juez Griesa y su sistema judicial, llegando a decir que si Argentina perdía el caso, desacataba el fallo.

    -1) hace dudoso que Argentina sacara un fallo favorable a esta altura, 2) no iba a ayudar a revertir la cosa.

    Esa era la situación. A CK se le dió, hace un anio, la posibilidad de llegar al acuerdo que – ahora – se menciona como la mejor alternativa posible (suponiendo que se lo ofrecieran en los mismos términos).

    La situación ha llegado al fallo jurídico y a la posibilidad del default porque CK no quiso negociar entonces.

    Que el gobierno tenga ‘otra evaluación’ del futuro y el resultado de su actitud, a lo mejor. 1) y 2) no son evaluaciones, son hechos.

  8. Abel B. dice:

    Estimado, lo que Ud. cita como 1) y 2) son hechos. ¿Y? ¿Qué tienen que ver con su punto anterior sobre «las mejores condiciones posibles» q el acuerdo con G. Sachs habría posibilitado?

    No recuerdo haber dicho en ningún momento que el manejo del juicio fue impecable. Sí puede decirse – aunque yo no lo hice – que CUALQUIER arreglo previo al 31/12/14 implicaba un riesgo.

    Pero eso sirve sólo para mostrar que hay, necesariamente, un tema de criterio en las decisiones. El único «hecho» definitivo son las consecuencias, y esas son siempre a posteriori.

    Reconozco que mi ecuanimidad ante el asunto, por ejemplo, se debe a que no considero una buena idea que Argentina vuelva a endeudarse en moneda extranjera. Pero esa es mi opinión, no necesariamente la del gobierno.

  9. Norberto dice:

    Es recomendable que lea todo el artículo de Burgüeño antes de emitir opinión Guillermo, y que sepa que se rechazó esa posibilidad, aunque se dejó la puerta abierta, porque en ese momento no estaba el rechazo de la Suprema Corte a tomar el caso y se esperaba la decisión de la misma, haber tomado esa oferta era meterse en un juicio por «Falta a los Deberes de Funcionario Público».
    Nunca menos y abrazos

  10. […] deforma las facciones del ministro de Economía. Sobre lo que dice ahí… como queda claro del posteo anterior, estoy de […]

  11. Rogelio dice:

    Estimado Abel:

    En mi humilde apreciación, los hechos que es conveniente tener en cuenta no son tanto las pretensiones de Mr. Singer & Asociados ni tampoco las decisiones del juez Griesa.
    Conviene «abrir el foco» y percatarnos del contexto para darnos cuenta que sobre todo están en juego cuestiones estrictas de poder, no sólo una chicana o picardía procesal.

    Tres referencias para ampliar el enfoque
    1 – Por sus implicancias de fondo, lo que llama poderosamente la atención es la falta de intervención definitoria (¿intervención por omisión?) del Poder Ejecutivo y de la Corte Suprema de USA en los momentos clave de toda esta situación desgraciada.
    Tampoco nos pasa por alto que esta “ausencia” de USA coincide con las visitas a Argentina de figuras políticas ruso-chinas de peso.
    Y también coincide con situaciones bélicas que se están generalizando en Europa Oriental y Medio Oriente a las que, por ejemplo, ayer se refirió Francisco, click ACÁ.

    2 – Cristina en teleconferencia del jueves pasado (inaugurando una planta industrial en Chaco) decía:
    ”No se trata de un problema ni financiero, ni jurídico ni económico, sino de un modelo de dominación”.
    Y hacía referencia al antecedente de una ley interna de USA que tuvo vigencia en el pasado y prohibía la compra especulativa de papeles fallidos durante la restructuración de una quiebra, click ACÁ.

    3 – También sirve para “abrir el enfoque” dedicarle unos minutos a escuchar la exposición del viernes pasado del ministro de Economía ante el “Consejo Suramericano de Economía y Finanzas de UNASUR” reunido en Buenos Aries, click ACÁ

    Saludos

  12. Capitan Medibacha dice:

    Francamente no entiendo bien a qué se refieren los comentaristas (en este blogg, en los medios públicos y hasta en sus discuros públicos, como p.ej. Binner) cuando se lamentan porque el Gobierno no arregló «antes» con los buitres.- Es una argumentación manifiestamente falaz.- No se podía arreglar «antes» por exactamente el mismo motivo por el que no se puede arreglar «ahora»: porque hasta el 31/12/14 se corre el riesgo de gatillar la cláusula RUFO.- Ese riesgo lo tenemos ahora y lo teníamos el año pasado y hace 4 años.- La diferencia es que si ahora logramos estirar las cosas algunos meses más, caduca esa cláusula y desaparece tan grave escollo para negociar.-

    Es verdad que tenemos en contra un fallo judicial firme y definitivo del Juez Griesa de los EEUU.- Ello no implica que debamos obedecer sin más ese fallo.- Si una sentencia judicial me ordena suicidarme, lo pensaría muy bien antes de obedecerla.-

    Creo que una vez que se despeje la situación y lleguemos al 2015 sin que haya caído la reestructuración de la deuda del 2005/2010 y sin que se haya gatillado la cláusula RUFO, el Gobierno debiera convocar a un referendum, estilo Beagle, para que el pueblo argentino decida si tenemos que acatar el fallo de Griesa y pagarles a los buitres la totalidad de sus reclamos, o bien obedecer las leyes argentinas y no pagarles un peso (dólar) más que al restante 92,4% de los acreedores que aceptaron la reestructuración de sus créditos.-

    Sería el broche final a la saga de la deuda externa y de nuestro default, cuestión que marcará seguramente varias generaciones de argentinos.- Me parece una cuestión ideal para que sea decidida por el voto popular.- Entre otras cosas, porque creo que habría un abrumador apoyo en que no acatemos el insensato fallo de Griesa y ello haría muy difícil a los Massas, Macris o Binners del futuro (también a Scioli) contradecir semejante pronunciamiento popular y hocicar frente a Singer y sus compinches.- Probablemente esto los induciría a aceptar entrar en la reestructuración del 2005/2010, cosa que hoy no hacen porque piensan que en el 2015 vendrá un nuevo Gobierno (Macri, Massa o los restantes de la oposición) del que lograrían obtener mejores condiciones y ventajas que con los K.-

    Sobre este punto me impactó lo que hizo Islandia con su plebiscito y lo que no le dejaron hacer a Grecia.- El voto popular es una arma muy poderosa.- Un abrazo

  13. Gerardo González dice:

    Creo que el gobierno está siguiendo la mejor estrategia porque debe afrontar cuatro tipos de deuda bien diferenciadas:
    -La de los buitres de Griesa.
    -Los que no entraron al canje.
    -Los que si entraron.
    -Los futuros tomadores de deuda soberana argentina.
    El gobierno debe direccionar la línea resultante de estos cuatro tenedores, para posicionarse de la mejor manera con cada uno.
    El buitre cobrará porque es inevitable, tiene sentencia firme a favor.
    Los que no entraron al canje, como los de Nicola Stock, negociarán el pago en bonos y a futuro.
    -Los que entraron seguirán igual.
    -Los futuros tomadores obtendrán una excelente tasa después de tanto barullo.
    Si el país coloca U$20.000 millones de dólares de nueva deuda, el avión estabiliza su vuelo y tendrá un buen aterrizaje.
    Adhiero a lo que dice Rogelio, y ya lo dije. Obama y la Suprema Corte se hicieron los boludos con esto; nos castigaron.

  14. Silenoz dice:

    Don Capitan en el caso del conspicuo guillermo anche otros conspicuos se trata bascicamente de dos cuestiones:
    1) Es un gobierno peronista
    2) El discurso incendiario, las malas formas e «irrespeto» al entogado pretor del imperio propinados por la shegua montonera et al .

    Si las formas no hubiesen sido las que fueron, esto tendría otro desenlace

    Saludos

  15. Mariano T. dice:

    Si Cristina paga el 100%, tu propuesta queda en offside, no?

  16. guillermo dice:

    Es una pena que tras anios de intercambios sigas sin entender nada respecto a mi posicion:

    1) No me molesta que sea un gobierno peronista. Me molesta que sea corrupto (suficiente evidencia al respecto) inepto (absolutamente ningun aspecto de la situación económica del país está igual o mejor que en 2008, cuando asumió la Sra) y que haya manejado/maneje pesimamente todas las renegociaciones a su cargo.

    2) Las ‘formas’ son la forma en que se hace lo que se hace. Si dan buenos resultados, son buenas. Si no, no.

    Ya te he dicho muchas veces que entiendo tu odio a las formas, la pequena burguesia, etc, tras la triste experiencia de la medianera, los primos lejanos, etc. Pero tu tragedia personal no puede ser el metro patrón de la politica del estado.

  17. Capitan Medibacha dice:

    No lo creo así, Mariano T.- El voto popular me sigue pareciendo el mejor camino.- Ya sea Cristina, Massa o Scioli, el que piense que la mejor alternativa es obedecer a Griesa y pagar el 100% a los buitres, me gustaría que explique previamente a los argentinos las ventajas de dicha decisión y las contras que tendría no pagarles, para que sea el pueblo quien decida con su voto.- Con un mes de campaña resultaría más que suficiente.- Los que, por el contrario, piensen que no se puede pagar más a los buitres que a los restantes acreedores, también podrán fundamentar su posición.- Confío plenamente en la madurez de nuestro pueblo y en que sabría decidir lo mejor.- No estoy para nada de acuerdo en que la cuestión tiene que quedar reservada exclusivamente para la opinión de los «técnicos» y «especialistas» porque ellos «saben».- Además, estoy totalmente convencido de que Cristina no va a pagar el 100% a los buitres.- Saludos.-

  18. guillermo dice:

    Norberto, lo había leído. Si Argentina tiene una ley por la que no se puede resolver por negociación conflictos que afecten al gobierno sin que se le haga juicio a los funcionarios involucrados, o la ley es un disparate o su interpretación de la ley no puede ser correcta.

    Es sabido que, en temas legales complejos, una solución por negociación es siempre preferible a un juicio, en el que es posible, como en este caso, perder 100%. Un gobierno que tiene esa oportunidad, y la deja pasar, y pierde, se equivoca en su gestión del problema. Y creer, como dice el artículo, que contratar a un lobbyist resuelve un problema que ha llegado a la Corte Suprema es de ingenuo o de quien no sabe mucho (cosa entendible dado el deterioro vertical del servicio exterior bajo los Kirchner, que han llenado las embajadas de cortesanos partidarios desastrosos en sus gestiones). Los lobbyists, por razones obvias, pueden ayudar (si pueden) cuando actuan fuera del ojo público. Cuando un caso ha llegado a la Corte Suprema de los USA, suponer que porque se contrata un lobbyist con contactos políticos van a cambiar mucho las cosas, es pensar que Santa Cruz y Washington funcionan de la misma forma.

  19. guillermo dice:

    Vos estás cambiando los términos de la situación. Si no querés suicidarte, no vayas a un juez a pedirle que decida que hacer con tu vida, porque eso incluye la posibilidad de que te diga que te mates. Si te lo dice y, comprensiblemente no te gusta, pero no te suicidás (según las reglas de ese sistema bastante raro en que el juez puede decidir eso) estás en desacato y vas a la cárcel. Con lo cual hiciste un pésimo negocio yendo al juez, porque supongo que no hubieras incluido ir a la carcel entre las posibles soluciones de tu vida. Si Argentina eligió ir a un sistema judicial que funciona con principios distintos a los que se maneja, corre el riesgo de que pasen cosas que no le van a gustar. Por eso, una solución negociada hubiese sido preferible a llegar a esto.

    Lo de la RUFO es el taparrabos de la política del gobierno de tratar de no pagar si o si, mucho mas redituable políticamente que tener que tragarse las consecuencias de haber apostado a un fallo favorable cuando nunca hubo uno en las muchas etapas del proceso judicial. La RUFO aplica si el arreglo es voluntario. Un pago por sentencia no es un pago ‘voluntario’. La palabra ‘voluntario’ cubre la posibilidad de que se pierdan juicios, que los iba a haber, y en ese caso se pague mas de lo que se paga a los que acordaron. Si la intención de la clausula fuese que cualquier pago mayor a algunos tenedores es inadmisible, no hubiera sido necesario incluir ‘voluntario’.

  20. guillermo dice:

    Lo que dice Cristina Kirchner en tu punto 2), o no entiende de lo que habla, o plantea una economía sin mercado de capital, incluyendo la Bolsa. La idea del mercado de capitales como inversion ‘productiva’ financiando actividad industrial o comercial es cierta en la primera colocación de acciones o títulos, a partir de ahí se convierten inevitablemente en herramientas de especulación, a vender en cuanto se piense que ha logrado ganancia suficiente/posible. Si alguien compra acciones de algo porque le parecen que van a subir, y las vende si empiezan a bajar, o las compra porque estan por el suelo y tiene motivo para suponer que van a subir, no agrega a la capacidad productiva de la compania, especula en acciones. Que es lo que hace el 999/ooo de quienes hacen el mercado de la Bolsa. Que tambien proveen el capital para nuevas empresas cuando toman las acciones. No podés tener lo segundo sin lo primero.

    Con los bonos es lo mismo, mas aún que con acciones. Nadie compra bonos argentinos o tailandeses para ‘invertir’ en Argentina o Tailandia, sino como herramienta de especulación financiera. Ahora o hace un siglo. Los buitres son un tipo de especulador, entre muchos. Especular es hacer un calculo de riesgo/ganancia en una inversión.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: